Está en la página 1de 32

[Título del documento]

[Subtítulo del documento]

Descripción breve
[Dibujar su lector con un resumen de la participación. Normalmente es un breve resumen del
documento.
Cuando esté listo para agregar contenido, haga clic aquí y empiece a escribir.]

[Nombre del autor]


[Dirección de correo electrónico]
TABLA DE CONTENIDOS

INTRODUCCION .............................................................................................................. 2
5 . ELECTROQUIMICA .................................................................................................... 4
5.1 CONCEPTOS BASICOS ......................................................................................... 7
5.2 CELDAS ELECTROQUIMICAS ............................................................................ 9
5.3POTENCIAL DE ELECTRODO ............................................................................ 11
5.4 PROCESOS ELECTROLITICOS .......................................................................... 14
5.5 CORROSION ......................................................................................................... 22
5.6. PROTECCION CATODICA ................................................................................. 25
CONCLUSION ................................................................................................................. 28
BIBLIOGRAFIA .............................................................................................................. 30

1
INTRODUCCION

Este trabajo comprende los principios básicos de la electroquímica básica, como son:
reacciones que ocurren en la celda electroquímica, efecto catalítico de los electrodos,
influencia de los disolventes, selección de materiales para los electrodos, así como algunos
tipos de celdas electroquímicas de uso industrial, como son: las celdas electroquímicas
intermitentes o tipo batch, continuas de tanque agitado, de flujo o diversas celdas
especializadas ya existentes las cuales se diseñan de acuerdo al producto que se quiere
obtener.
La electroquímica está ocupando lentamente un lugar importante en la industria, debido
principalmente a los grandes beneficios que aporta la influencia de la energía eléctrica,
como son: mayor pureza de las sustancias obtenidas y eficiencia de producción con
temperaturas menores durante el proceso. Los principales inconvenientes de esta técnica,
especialmente a escala industrial, radican en el diseño de las celdas electroquímicas, en los
problemas para alcanzar una elevada eficiencia de la corriente y en las reacciones
secundarias de los reactivos empleados como intermediarios.
La electroquímica es una parte importante de la química. A nivel académico, encuentra su
hueco en la mayoría de los temarios, tanto de cursos generales de gradosen divers as
ciencias experimentales como en el propio grado de química. Las reacciones químicas con
transferencia de electrones aparecen en numerosas situaciones de la vida cotidiana y
constituyen un aspecto muy importante de las reacciones biológicas. A pesar de su
importancia, la electroquímica suele ser recibida por los estudiantes con dificultad (y
muchas veces con desagrado). La mayor parte de las veces, los temas de electroquímica se
limitan a explicar las pilas en equilibrio y su relación con la espontaneidad de las reacciones
de transferencia electrónica (reacciones redox). En muchas ocasiones se fracasa en
transmitir la verdadera importancia de esta ciencia y sus implicaciones en otras ciencias,
así como sus aplicaciones en la vida real. Esto ha hecho que, tradicionalmente, el
conocimiento sobre electroquímica en los egresados y egresadas de grados de química y
2
otras ciencias experimentales sea con frecuencia inferior al que debería corresponder con
la importancia de la materia.

3
5 . ELECTROQUIMICA

El desarrollo de la Electroquímica comenzó a partir del año 1800 con la


elaboración de la pila de Allessandro Volta y Galvani, después se incrementó
notablemente con la celda galvánica de Daniels y con los estudios cuantitativos
de los procesos electrolíticos de Michelle Faraday, que dieron origen a sus leyes,
siendo éstas:
1a. El cambio químico que se efectúa en los electrodos de la celda electrolítica,
es directamente proporcional a la cantidad de corriente eléctrica que fluye.
2a. Una corriente eléctrica de 96500 Coulombios (26.806 Amperes por hora)
ocasionan un cambio químico de un equivalente de substancia.
La corriente eléctrica en la celda electrolítica es el movimiento de iones, y se llama
corriente iónica; los iones positivos o cationes, se mueven hacia el electrodo
negativo o cátodo, mientras que los iones negativos o aniones se mueven hacia
el electrodo positivo o ánodo.
Estas leyes están basadas en las experiencias obtenidas en medias celdas
coulometricas∗ , las cuales se toman como referencia para poder ser aplicadas
posteriormente a celdas convencionales como lo es la celda de Daniels.
Electroquímica es una rama de la química que estudia la transformación entre la
energía eléctrica y la energía química. En otras palabras, las reacciones químicas
que se dan en la interfase de un conductor eléctrico (llamado electrodo, que puede
ser un metal o un semiconductor) y un conductor iónico (el electrolito) pudiendo
ser una disolución y en algunos casos especiales, un sólido.
Electroquímica parte de la química que trata de la relación entre las corrientes
eléctricas y las reacciones químicas, y de la conversión de la energía química en
eléctrica y viceversa. En un sentido más amplio, la electroquímica es el estudio de

4
las reacciones químicas que producen efectos eléctricos y de los fenómenos
químicos causados por la acción de las corrientes o voltajes.
Es por ello, que el campo de la electroquímica ha sido dividido en dos grandes
secciones. La primera de ellas es la Electrólisis, la cual se refiere a las reacciones
químicas que se producen por acción de una corriente eléctrica. La otra sección
se refiere a aquellas reacciones químicas que generan una corriente eléctrica,
éste proceso se lleva a cabo en una celda o pila galvánica.
Si una reacción química es conducida mediante una diferencia de potencial
aplicada externamente, se hace referencia a una electrólisis. En cambio, si la
caída de potencial eléctrico, es creada como consecuencia de la reacción química
, se conoce como un "acumulador de energía eléctrica", también llamado batería
o celda galvánica.
Si dos conductores eléctricos, llamados comúnmente electrodos, son inmersos en
un medio líquido eléctricamente conductor y se induce corriente directa a través
del medio, tienen lugar transformaciones químicas conforme a las leyes de la
electrólisis de Faraday.
Aunque la presencia de iones es necesaria para transportar la corriente a través
de la solución, los iones no necesariamente son generados de los electrodos, ya
que, provienen
también de alguna otra sustancia que permite el intercambio de electrones con la
superficie del electrodo. La corriente es el resultado del campo eléctrico aplicado,
que es inducido por las transformaciones químicas. Sí las reacciones químicas no
fueran posibles, los electrodos sólo se polarizarían por el voltaje externo aplicado,
es decir los electrones no fluyen al otro lado de la interface electrodo - solución.
Al efectuar una síntesis orgánica, es necesario tener los reactantes en solución
junto con el electrólito para que sea posible el intercambio de electrones, ya que
las sustancias orgánicas son muy poco ionizables y por lo tanto no conducen la
corriente eléctrica.

5
Entre los inconvenientes que limitan la síntesis orgánica electrolítica, tenemos:
1. La baja capacidad de la pila electrolítica debida a la pequeña velocidad de
despolarización y al gran espacio en la superficie que, en consecuencia, se
requiere.
2. La baja solubilidad de muchas sustancias orgánicas en electrólitos acuosos.
3. El elevado costo de la energía eléctrica.
4. La necesidad de regulación del voltaje, para obtener la corriente deseada, y
5. La complejidad y valor del equipo.
Reacciones redox
Las reacciones químicas donde se produce una transferencia de electrones entre
moléculas se conocen como reacciones redox, y su importancia en la
electroquímica es vital, pues mediante este tipo de reacciones se llevan a cabo
los procesos que generan electricidad o en caso contrario, son producidos como
consecuencia de ella.
En general, la electroquímica se encarga de estudiar las situaciones donde se dan
reacciones de oxidación y reducción encontrándose separadas, físicamente o
temporalmente, se encuentran en un entorno conectado a un circuito eléctrico.
Esto último es motivo de estudio de la química analítica, en una subdisciplina
conocida como análisis potenciométrico.
En dichas reacciones la energía liberada de una reacción espontánea se convierte
en electricidad o bien se puede aprovechar para inducir una reacción química no
espontánea.
Ajuste de ecuaciones Redox
Las reacciones electroquímicas se pueden ajustar por el método ión-electrón
donde la reacción global se divide en dos semirreacciones (una de oxidación y
otra de reducción), se efectúa el ajuste de carga y elemento, agregando H+, OH−,
H2O y/o electrones para compensar los cambios de oxidación. Antes de empezar

6
a balancear se tiene que determinar en que medio ocurre la reacción, debido a
que se procede de una manera en particular para cada medio

5.1 CONCEPTOS BASICOS

Pilas: Que son reacciones de oxi-reducción capaces de generar corriente


eléctrica.
Electrólisis: Que son reacciones de oxi-reducción producidas por el pasaje de la
corriente eléctrica

Pila de Daniell. La Pila de Daniell nada más es que la experiencia realizada


anteriormente con el zinc y cobre, solo que la transferencia de electrones ocurre
a través de un cable externo.

Electrodo: Barra metálica, pedazo de grafito e inclusive un pedazo de cable


pelado.

Semicelda: conjunto formado por el electrodo y la solución iónica de la pila.

Ánodo: Semicela que emite electrones para el circuito externo. Es el polo negativo
de la pila, donde ocurre el proceso de oxidación.

Cátodo: Semicelda que recibe electrones del circuito externo. Es el polo positivo
de la pila, donde ocurre el proceso de reducción.

7
Celda Electroquímica: Conjunto completo que constituye una pila. Está formada
por dos semiceldas.

8
5.2 CELDAS ELECTROQUIMICAS

Es el dispositivo utilizado para la descomposición mediante corriente eléctrica de


sustancias ionizadas denominadas electrolitos. También se conoce como celda
galvánica o voltaica, en honor de los científicos Luigi Galvani y Alessandro Volta,
quienes fabricaron las primeras de este tipo a fines del S. XVIII.
Esquema de la Pila de Daniell. El puente salino (representado por el tubo en forma
de U invertida) contiene una disolución de KCl permitiendo la interacción eléctrica
entre el ánodo y el cátodo. Las puntas de éste deben estar tapadas con pedazos
de algodón para evitar que la disolución de KCl contamine los otros contenedores.

Las celdas electroquímicas tienen dos electrodos: El Ánodo y el Cátodo. El ánodo


se define como el electrodo en el que se lleva a cabo la oxidación y el cátodo
donde se efectúa la reducción. Los electrodos pueden ser de cualquier material
que sea un conductor eléctrico, como metales, semiconductores. También se usa
mucho el grafito debido a su conductividad y a su bajo costo. Para completar el
circuito eléctrico, las disoluciones se conectan mediante un conductor por el que
pasan los cationes y aniones, conocido como puente de sal (o como puente
salino).
Los cationes disueltos se mueven hacia el Cátodo y los aniones hacia el Ánodo.
La corriente eléctrica fluye del ánodo al cátodo por que existe una diferencia de
potencial eléctrico entre ambos electrolitos. Esa diferencia se mide con la ayuda
de un voltímetro y es conocida como el voltaje de la celda. También se denomina
9
fuerza electromotriz (fem) o bien como potencial de celda.1 En una celda
galvánica donde el ánodo sea una barra de Zinc y el cátodo sea una barra de
Cobre, ambas sumergidas en soluciones de sus respectivos sulfatos, y unidas por
un puente salino se la conoce como Pila de Daniell. Sus semi-reacciones son
estas:
Reacción anódica Zn(s)= Zn 2+ (ac) + 2 e-
Reaccion Catódica Cu2+ (ac) + 2e- = Cu(s)
Reacción total Zn (s) + Cu2+ (ac) = Zn2+ (ac)+ Cu (s)
La notación convencional para representar las celdas electroquímicas es un
diagrama de celda. En condiciones normales, para la pila de Daniell el diagrama
sería:
Zn(s)/Zn2+ (ac)//Cu2+(ac)/Cu(s)
Este diagrama esta definido por: ánodo --> cátodo Electrodo negativo/electrolito //
Electrolito/electrodo positivo (el / indica flujo de electrones y el // significa puente
salino)
La linea vertical representa el limite entre dos fases. La doble linea vertical
representa el puente salino. Por convención, el ánodo se escribe primero a la
izquierda y los demás componentes aparecen en el mismo orden en que se
encuentran al moverse de ánodo a cátodo.

10
5.3POTENCIAL DE ELECTRODO

El potencial de electrodo, o potencial reducción de electrodo de un elemento, se


representa como Eº, es la diferencia existente entre el potencial que tiene una
celda, formada por un electrodo, y un electrodo conocido como, estándar de
hidrógeno, cuando la actividad llevada acabo por los iones que participan en el
proceso, es de 1 mol/L, a una presión de una atmosfera, y con una temperatura
de 25ºC ( 298ºK).
El potencial de electrodo (normal), se suele representar con la letra Eº, midiéndose
en voltios (V), siguiendo el Sistema Internacional de Unidades.
En una célula electroquímica, se lleva a cabo siempre una reacción de tipo redox,
dividida en dos semirreacciones:

Semirreacción de oxidación, en la cual se produce una pérdIda de electrones, y


tiene lugar en el anodo, siendo éste el electrodo negativo.
Semirreacción de reducción, donde se produce una ganancia de electrones, tiene
lugar en el cátodo, o electrodo positivo.
A causa de la diferencia de potencial entre los electrodos, se genera electricidad.
Dicha diferencia se produce como resultado de la diferencia de potencial existente
entre los electrodos, con la participación del electrolito, también conocido como
disolución, donde los electrodos se encuentran introducidos. De esta manera, el
potencial que tendrá la célula será la diferencia entre el potencial del cátodo y el
potencial de ánodo.
Ecel = E+ – E- = Ecat – Eano
El potencial que tiene una célula, se puede medir, pero no existe ninguna regla
simple, que con cierta precisión nos permita calcula el potencial que posee uno
sólo de los electrodos. Este potencial eléctrico, se ve afectado por la temperatura,

11
la concentración y la presión. Los potenciales de las semirreacciones de oxidación
y reducción, tienen el mismo valor, pero con distintos signos, lo que nos es de
utilidad para poder calcular los potenciales, sea cual sea. El potencial normal de
un electrodo (estándar), generalmente, y por convenio, se representa como el
potencial de reducción ( estándar) para el electrodo en cuestión.
Empíricamente, no se puede obtener los valores para los potenciales de los
electrodos. Debido a que es imposible calcular el valor de un electrodo
aisladamente, es necesaria la utilización de un electrodo que nos sirva de
referencia (electrodo normal de hidrógeno), que posee un potencial definido y
estipulado mediante convenio. De este modo, al combinar dicho electrodo de
referencia con uno, con valor a determinar, pudiendo fácilmente conocer su valor,
pues el electrodo de referencia tendría un valor conocido.
Generalmente a los potenciales de electrodo, se los conoce como potenciales de
reducción, el signo que se obtiene en le oxidación, se debe invertir al calcular el
potencial general ( el de la pila), y es por esto, que lo encontraremos con signo
negativo.
Los potenciales de electrodos, no tienen nada que ver con la transferencia de
electrones, de esta manera, los potenciales de electrodo se pueden combinar para
conseguir un potencial general en la celda, restando el de mayor valor con el de
menor potencial, aunque sean distintos el número de electrones que participan en
ellos.
Para realizar la medición práctica del electrodo, se debe conectar éste al
electrómetro, concretamente al terminal positivo, a la vez que el electrodo normal
de hidrógeno, o de referencia, se deberá conectar al terminal negativo.
Siguiendo esta manera de cálculo se han conseguido tabular los potenciales
normales, siempre a una temperatura de unos 25 ºC, lo que es útil para predecir
los funcionamientos de otras células electroquímicas.

12
En una pila, cuando se produce una reacción espontánea de tipo redox, ésta
produce una corriente eléctrica, debiendo tener una energía libre de Gibbs ( ΔGº)
negativa, siguiendo la ecuación:
ΔGºcel = -n FEºcel
De donde, n, hace referencia al número de moles.
F, es la constante de Faraday
-Si la Eºcel es mayor que cero, el proceso es de carácter espontáneo ( se da en
células galvánicas o pilas)
-Si la Eºcel es menor que cero, la reacción no será espontánea ( se da en celdas
electrolíticas).
Con la finalidad de obtener una reacción espontánea, la Eºcel, deberá ser positiva:
Eºcel = Eº cátodo – Eº ánodo
De donde, Eºánodo, es el potencial del ánodo ( al cual se le ha invertido el signo)
y Eº cátodo, es el potencial del cátido (estándar).

13
5.4 PROCESOS ELECTROLITICOS

La electrólisis consiste en la descomposición química de una sustancia por medio


de la electricidad (electro = electricidad y lisis = destrucción).
El paso de la corriente eléctrica as través de un electrólito (en disolución o
fundido), por ejemplo, NaCl fundido, nos demuestra que en el cátodo o polo
negativo el catión sodio (Na+) se reduce a Na0 por ganancia, en cambio en el
ánodo o polo positivo los aniones cloruro (Cl-) entregan sus electrones oxidándose
a Cl2 (gaseoso).
En resumen, el proceso de electrólisis se caracteriza porque:
a) Es un fenómeno redox no espontáneo producido por una corriente eléctrica
b) La reducción se lleva a efecto en el polo negativo o cátodo y la oxidación en el
ánodo o polo positivo.
El proceso electrolítico se realiza debido a que, la corriente eléctrica circula desde
el cátodo hacia el ánodo, siempre que entre ellos esté presente una sustancia
conductora (electrólito)
En algunas electrólisis, si el valor de la diferencia de potencial aplicada están sólo
ligeramente mayor que el calculado teóricamente, la reacción es lenta o no se
produce, por lo que resulta necesario aumentar el potencial aplicado. Este
fenómeno se da, sobre todo, cuando en algunos e los electrodos se produce algún
desprendimiento gaseoso. El potencial añadido en exceso en estos casos recibe
el nombre de sobretensión.
La cantidad de producto que se forma durante una electrólisis depende de los 2
factores siguientes:

a) De la cantidad de electricidad que circula a través de la pila electrolítica.


b) De la masa equivalente de la sustancia que forma el electrólito.

14
La cantidad de electricidad que circula por una cuba electrolítica puede
determinarse hallando el producto de la intensidad de la corriente, expresada en
amperios por el tiempo transcurrido, expresado en segundos. Es decir, Q
(culombios) = I · t.
Tras efectuar múltiples determinaciones, Faraday enunció las 2 leyes que rigen la
electrólisis y que son las siguientes:
a) Primera Ley de Faraday: La cantidad de sustancias que se depositan (o altera
su número de oxidación) en un electrodo, es proporcional a la cantidad de
electricidad que pasa por el sistema.
Lo anterior significa que a mayor Faraday mayor cantidad de sustancia
depositada. Así, por ejemplo, para libera 96 gramos de oxígeno se necesitan 12
Faraday de electricidad.
Se denomina equivalente electroquímico de una sustancia a la masa en gramos
de dicha sustancia depositada por el paso de un culombio.
De a cuerdo con esta definición podemos escribir la expresión:
m =___PIt___
n · 96500
Donde:
m : masa en gramos que se ha depositado
P : peso atómico del elemento
n : número de electrones intercambiados
I : intensidad de la corriente expresada en amperios
t : tiempo en segundos
96500 : factor de equivalencia entre el Faraday y el culombio, ya que 1F = 96500C.

b) Segunda Ley de Faraday: La cantidad de diferentes sustancias depositadas o


disueltas por una misma cantidad de electricidad, son directamente
proporcionales a sus respectivos pesos equivalentes.

15
Por ejemplo, si la corriente eléctrica se hace pasar por una serie de celdas
electrolíticas que contienen distintas sustancias, la cantidad de electricidad que
circula a través de cada electrodo es la misma y las cantidades de elementos
liberados son proporcionales a sus respectivos pesos equivalentes.
Como la cantidad de electricidad en Coulomb es igual al producto de la intensidad
de la corriente I en ampere por el tiempo t en segundos que ha pasado la corriente,
combinando las dos leyes resulta que la masa m de material depositado o disuelto
en cada electrodo será igual a lo siguiente:
m =___ItA___
Fn
Donde:
I: ampere.
t: tiempo en segundos.
A: peso atómico.
F: Faraday.
n: valencia.
Significado del número de Avogadro en la electrólisis:
La carga del electrón es 1.602x10-19 coulomb absolutos de electricidad. De aquí
96500/1.602x10-19= 6.02x1023 que es el número de electrones en 1 Faraday. En
otras palabras, 1 Faraday de electricidad está asociado con un número de
Avogadro de partículas de carga unitaria, correspondiente a la carga de un
equivalente-gramo de sustancia, que serán electrones que les falta si se trata de
cationes o de electrones que les sobre en cada caso de aniones.
Un Faraday es un número de Avogadro de electrones, de la misma manera que 1
mol es número de Avogadro de moléculas. La determinación experimental del
valor del Faraday y la carga del electrón, proporcionó uno de los mejores métodos
para determinar el Número de Avogadro.
Aplicaciones de la electrólisis:

16
La separación de los elementos de los electrólitos (disueltos o fundidos) se utiliza
industrialmente para obtener gases puros como el hidrógeno y el oxígeno y
obtener metales refinados como el hierro, cobre, aluminio, magnesio, potasio, etc.
Otra aplicación importante se encuentra en la galvanoplastia y galvanostegia:
a) La galvanoplastia: Consiste en obtener copias metálicas de algunos objetos,
con huecos y relieves. Entre los productos que se pueden citar para esta técnica
podríamos señalar lozas y porcelanas.

b) La galvanostegia: Consiste en recubrir los metales de una capa metálica


resistente para darles un mejor aspecto o para aumentar su duración y resistencia
a la corrosión. Entre las aplicaciones podemos citar el galvanizado (cincado),
cobreado, latonado, plateado, dorado, etc.
El cobre electrolítico consiste en una placa de cobre catódico, en donde los iones
Cu++ de una solución se han reducido y adherido al cátodo de una celda
electrolítica. La semirreacción del cobre catódico es:

Cu++ + 2e- (cátodo)---> Cu0


Galvanizado: Técnica electrolítica que se realiza con el fin de cubrir metales con
una capa de cinc. Por ejemplo, las planchas para techados de construcciones.
Cobreado: Técnica que se emplea para recubrir de cobre algunos objetos (se
utiliza CuSo4 como electrólito). El siguiente esquema ilustra un sistema de
cobreado de una cuchara:
Cobre electrolítico: el proceso de obtención del cobre electrolítico es una
derivación de la técnica de cobreado.
Afinación del cobre: Los ánodos de cobre en bruto se suspenden en un baño de
sulfato cúprico acidulado con ácido sulfúrico. Los cátodos son láminas delgadas
de cobre puro recubierto de grafito, para que el metal depositado por la corriente
eléctrica pueda separarse después fácilmente; las láminas se suspenden

17
alternativamente con los ánodos en el mismo baño. Cuando pasa la corriente, los
iones cobre se descargan en el cátodo, que va engrosando gradualmente por el
metal puro adherido, a la vez que en el ánodo se disuelve una cantidad
equivalente de cobre, formando iones cúpricos. Si las impurezas del cobre son de
elementos mas activos, situados encima de él en la serie electromotriz de los
metales, pasan a la disolución y quedan en ella. Si están por debajo del cobre en
dicha serie, no se disuelven, y caen al fondo del as cubas, debajo de los ánodos,
como barro anódico, del que se recuperan el oro, la plata y el platino, muchas
veces en cantidades suficientes para pagar el proceso de afinación.
Algunos ejemplos de electrólisis:
1. Electrólisis del Cloruro de Sodio fundido.
2. Electrólisis de una solución acuosa de Cloruro de Sodio.
3. Electrólisis de una solución acuosa de ácido sulfúrico.

Electrólisis de soluciones en agua


a) Si el catión en un metal muy activo, como los del grupo alcalino (Na, K, Li, Cs),
no se deposita el catón durante la electrólisis y se libera hidrógeno en el cátodo
(caso del Cloruro de Sodio)
b) Si el catión es un metal como cobre, plata, oro, platino, aceptará electrones en
el cátodo y se depositará como metal libre.
c) Si el anión tiene sólo una atracción débil por los electrones: F, Cl, Br, I, los iones
pierden sus eletrones en el {ánodo como elementos libres (caso del Cloruro de
Sodio).
d) Los aniones que tiene una atracción fuerte por los electrones, como el SO-2 y
NO-, no pierden sus electrones en el ánodo, y se libera oxígeno como
consecuencia de la reacción del agua (caso del ácido sulfúrico)

Procesos industriales de electrólisis

18
La industria moderna no podría funcionar como lo hace hoy en día sin las
reacciones de electrólisis. Muchos elementos se producen casi exclusivamente
por electrólisis, por ejemplo, el aluminio, el magnesio, el cloro y el flúor. Entre los
compuestos químicos producidos por electrólisis están el NaOH, K2Cr2O7,
KMnO4, Na2S2O8 y gran número de compuestos orgánicos.
Afino electrolítico
El afino electrolítico de metales, implica el depósito de metal puro en un cátodo, a
partir de una disolución conteniendo el ión metálico. El cobre que se obtiene por
tostación de sus minerales tiene bastante pureza para algunas aplicaciones como
tuberías, pero no las suficientes para aplicaciones que requieren una gran
conductividad eléctrica. Para estas últimas hace falta cobre con una pureza
superior al 99,5%.
Se toma como ánodo un trozo de cobre impuro y como cátodo una lámina delgada
de cobre metálico puro. Durante la electrólisis el Cu2+ producido en el ánodo se
desplaza a través de una disolución de ácido sulfúrico y sulfato de cobre hasta el
cátodo, donde se reduce a Cu(s). el cátodo de cobre puro aumenta su tamaño,
mientras que el trozo de cobre impuro se consume.

Depósito electrolítico
En el depósito o baño electrolítico se deposita un baño de un metal sobre otro
metal por electrólisis. Este procedimiento se lleva a cabo por motivos decorativos
o para proteger de la corrosión al segundo metal. Los cubiertos de baño de plata
por ejemplo, consisten en una base de hierro con un recubrimiento fino de plata
metálica. En un proceso de depósito electrolítico el objeto a bañar constituye el
cátodo de la célula electroquímica. El electrólito contiene iones del metal que
constituyen el baño. Estos iones son atraídos hacia el cátodo, donde se reducen
a átomos metálicos.

19
El electrólito suele ser sulfato de cobre en el caso de un baño de cobre y
K(Ag(CN)2)(aq) en el caso de un baño de plata. La concentración de ión plata libre
en una disolución del ión complejo [Ag(CN)2] (aq) es muy pequeña y el baño
electrolítico en estas condiciones proporciona un depósito del metal
microcristalino y muy adherente. El cromado o baño de cromo es muy útil por su
resistencia a la corrosión, así como por su belleza con fines decorativos. El acero
puede cromarse mediante una disolución acuosa de CrO3 y H2SO4. Sin embargo,
el baño obtenido es fino, poroso y tiende a resquebrajarse. En la práctica primero
se baña el hacer con una capa fina de cobre o níquel y después se aplica el baño
de cromo. Las piezas de maquinarias pueden hacerse resistentes al agua
mediante un baño de cromo o cadmio. Algunos plásticos también pueden bañarse,
primero debe hacerse conductor al plástico recubriéndolo con polvo de grafito. El
proceso de reposo electrolíticos de cobre sobre plásticos ha sido importante para
mejorar la calidad de algunos circuitos microelectrónicas. Los baños electrolíticos
se utilizan, en el sentido literal del término, para hacer dinero. La moneda
americana de un centavo actual, sino que se hace bañando con cobre un núcleo
central de zinc y a continuación se graba esta pieza con baño de cobre.
Electrosíntesis
La electrosíntesis es un procedimiento para producir sustancias por medio de
reacciones de electrólisis. Resulta útil para algunas síntesis que requieren un
control cuidadoso de las condiciones de reacción. El dióxido de manganeso se
presenta en la naturaleza en forma pirolusita, pero el pequeño tamaño de los
cristales y las imperfecciones de la red hacen que este material no sea adecuado
para algunas aplicaciones modernas, como las baterías alcalinas. La
electrosíntesis de MnO2 se lleva a cabo en una disolución de MnSO4 en H2SO4
(aq). El MnO2(s) puro se forma por oxidación del Mn2+ sobre un electrodo inerte
(como el grafito). La reacción catódica es la reducción de H+ a H2(g) y la reacción
global es:

20
Mn2+ (aq) + 2H2O(l) --------> MnO2(s) + 2H+(aq) + H2(g)
Electrólisis de una disolución acuosa de cloruro de sodio: proceso cloro-sosa
Reacción global:
2Cl (aq) + 2H2O(l) ---------> 2OH-(aq) + H2(g) + Cl2(g) Eº= -2,19 V
Cuando esta electrólisis se lleva a cabo a escala industrial se la denomina proceso
cloro-sosa atendiendo a los nombre de los productos principales cloro y la sosa
NaOH (aq). El proceso cloro-sosa es uno de los procesos electrolíticos más
importantes.
Galvanotecnia
Proceso electroquímico por el cual se deposita una capa fina de metal sobre una
base generalmente metálica. Los objetos se galvanizan para evitar la corrosión,
para obtener una superficie dura o un acabado atractivo, para purificar metales
(como en la refinación electrolítica del cobre), para separar metales para el
análisis cuantitativo o como es el caso de la electrotipia, para reproducir un molde.
Los metales que se utilizan normalmente en galvanotecnia son: cadmio, cromo,
cobre, oro, níquel, plata y estaño. Las cuberterías plateadas, los accesorios
cromados de automóvil y los recipientes de comida estañados son productos
típicos de galvanotecnia.
En este proceso, el objeto que va a ser cubierto se coloca en una disolución (baño)
de una sal del metal recubridor, y se conecta a un terminal negativo de una fuente
de electricidad externa. Otro conductor, compuesto a menudo por el metal
recubridor, se conecta al terminal positivo de la fuente de electricidad. Para el
proceso es necesaria una corriente continua de bajo voltaje, normalmente de 1 a
6 V. Cuando se pasa la corriente a través de la disolución, los átomos del metal
recubridor se depositan en el cátodo o electrodo negativo. Esos átomos son
sustituidos en el baño por los del ánodo (electrodo positivo), si está compuesto
por el mismo metal, como es el caso del cobre y la plata. Si no es así, se sustituyen
añadiendo al baño periódicamente la sal correspondiente, como ocurre con el oro

21
y el cromo. En cualquier caso, se mantiene un equilibrio entre el metal que sale y
el metal que entra en la disolución hasta que el objeto está galvanizado. Los
materiales no conductores pueden ser galvanizados si se cubren antes con un
material conductor como el grafito. La cera o los diseños de plástico para la
electrotipia, y las matrices de los discos fonográficos se recubren de esta manera.

Para asegurar una cohesión estrecha entre el objeto a ser recubierto y el material
recubridor, hay que limpiar el objeto a fondo, ya sea sumergiéndolo en una
disolución ácida o cáustica, o bien utilizándolo como ánodo en un baño limpiador
durante un instante. Para eliminar irregularidades en las depresiones de la placa
y asegurar que la textura de su superficie es de buena calidad y propicia para el
refinado, hay que controlar cuidadosamente la densidad de la intensidad de
corriente (amperios por metro cuadrado de superficie de cátodo) y la temperatura.
Con frecuencia se añaden al baño ciertos coloides o compuestos especiales para
mejorar la uniformidad de la superficie de la placa.
Algunos metales, en concreto el cromo, tienen poco poder desprendedor, es decir,
tienden a recubrir excesivamente las protuberancias y dejan las grietas del ánodo
completamente desnudas.

5.5 CORROSION

La corrosión es un fenómeno espontáneo que afecta prácticamente a todos los


materiales procesados por el hombre. Es una oxidación acelerada y continua que
desgasta, deteriora e incluso puede afectar la integridad física de objetos y
estructuras. Esta degradación de los materiales puede llegar a provocar

22
interrupciones en los procesos de fabricación de las empresas, reducción en la
eficiencia de los procesos, contaminación ambiental, pérdida de productos,
mantenimientos muy costosos y la necesidad de rediseñar equipos y procesos
industriales.
Desde el punto de vista económico, la corrosión ocasiona pérdidas muy elevadas,
Solamente hablando del acero, de cada diez toneladas fabricadas por año se
pierden dos y media por corrosión.
Por esta razón, cada día se desarrollan nuevos recubrimientos, se mejoran los
diseños de piezas y estructuras, se crean nuevos materiales, se sintetizan mejores
inhibidores, en un esfuerzo permanente por minimizar el impacto negativo de la
corrosión.
TIPOS DE CORROSIÓN
La corrosión de los metales se puede producir de dos formas:
− Oxidación química, que se da cuando un metal se combina con el oxígeno
(pierde electrones), transformándose en un óxido.
− Corrosión electroquímica, que se produce por la aparición de una pila
electroquímica, en la cual el metal actúa como ánodo y, por tanto, se disuelve
CORROSIÓN ELECTROQUÍMICA O GALVÁNICA
La corrosión electroquímica o galvánica es la que se produce cuando dos metales
de diferente electronegatividad se encuentran en contacto. El metal con mayor
electronegatividad se oxida (ánodo), dando lugar a su progresivo deterioro y
desprendimiento desde la superficie metálica, en presencia del segundo (cátodo).
Este tipo de reacción es un caso particular de unos sistemas químicos conocidos
como pila galvánica.
La pila galvánica está formada por una zona anódica, que es la que se va a
corroer, y una zona catódica, que es la que se va a reducir. Los metales de cada
zona son distintos y poseen electronegatividades diferentes.

23
Ambas zonas están en contacto eléctrico a través de un medio que permite la
transmisión de los electrones llamado electrolito. Por ejemplo: el agua
condensada de la atmósfera o el agua del mar.
Al establecer el contacto eléctrico se observa que el metal más electronegativo
actúa como ánodo, oxidándose, y el menos electronegativo se reduce. Aparece
así un flujo de electrones desde el ánodo al cátodo y se crea la pila
Los procesos de corrosión son procesos electroquímicos produciéndose en la
superficie del
metal “micropilas galvánicas”, en las cuales la humedad actúa como electrolito y
el metal es el ánodo (polo positivo) que se disuelve.
Todos los metales presentan una tendencia a oxidarse (perder electrones) que se
cuantifica por medio de este potencial de oxidación o electronegatividad; cuanto
más alto sea este valor, más noble es el metal, es decir, se oxida con mayor
dificultad. La tabla en la que se representan estos valores se conoce como serie
galvánica, y es de gran utilidad a la hora de seleccionar un material para una
aplicación específica.
Los metales menos electronegativos actúan como cátodos, mientras que los más
electronegativos se comportan como ánodos, corroyéndose. El efecto corrosivo
es tanto mayor cuanto más separados se encuentren los dos metales en la tabla
de electronegatividad.
La corrosión electroquímica o galvánica puede clasificarse en los siguientes tipos:
1. Corrosión por metales líquidos.- es la degradación de los metales en presencia
de ciertos metales líquidos como el zinc, mercurio, cadmio. Es el caso de ataque
a las disoluciones químicas, o de las aleaciones entre metales.
2. Corrosión por altas temperaturas.- algunos metales expuestos a gases
oxidantes en condiciones de muy altas temperaturas, pueden reaccionar
directamente con ellos sin la necesaria presencia de un electrolito. También se

24
llama empañamiento y puede incluir otros tipos de corrosión como la oxidación,
la sulfatación, la carburización.
3. Corrosión localizada.- se caracteriza por que la degradación del metal en áreas
concretas o localizadas. Al igual que la general/uniforme, la corrosión localizada
se subdivide en otros tipos de corrosión, siendo los más destacados.
4. Corrosión por fisuras (crevice).- se produce en pequeñas cavidades o grietas
formadas en las zonas de contacto entre una pieza de metal y otra igual o diferente
a la primera, o entre un metal y un elemento no metálico. En las fisuras de ambos
metales se acumula la solución que provoca la corrosión de la pieza. También se
le llama de ánodo estancado.
5. Corrosión por picadura (pitting).- ocurre como un proceso de disolución anódica
local donde la pérdida de metal se acelera debido a la presencia de un ánodo de
pequeño tamaño y un cátodo mucho mayor, y produce pequeños cráteres en las
piezas afectadas. Está muy localizada.

5.6. PROTECCION CATODICA

Cuando un metal está expuesto a un electrolito, por lo general, sufre un procesos


de corrosión, en el cual el metal perderá cualidades físicas y químicas. El
fenómeno de corrosión tiene la particularidad de suceder sólo en algunos puntos
del metal, llamadas regiones anódicas, en contraposición con las regiones
catódicas del metal, que no sufrirán el procesos de corrosión. En las regiones
anódicas, lo que sucede es un proceso de oxidación, el material cede electrones,

25
se oxida y se disuelve, mientras que en las regiones catódicas, sucede el proceso
de reducción, se aceptan esos electrones y no sucede corrosión.

Por ejemplo, si una pieza metálica importante debe estar enterrada, sufrirá
corrosión al estar en contacto con el suelo. El grado de corrosión que sufrirá
dependerá de ciertas características del suelo, como humedad, pH, y composición
química de dicho suelo. Habitualmente se usa la medición de la resistividad
eléctrica del suelo para determinar su potencial de corrosión. En suelos con baja
resistividad, debido a alta composición de cloruros por ejemplo, habrá un gran
potencial de corrosión, ya que los electrones tendrán facilidad para transportarse.

Para proteger piezas que deben funcionar enterradas o sumergidas, uno de los
procedimientos posibles para su protección es la llamada protección catódica.
Este procedimiento consiste en transformar esa pieza en el cátodo de una celda
electroquímica, conectándola con otro metal que tanga más facilidad de corrosión,
que cumplirá la función de ánodo y conectándola también a una corriente eléctrica.
Mediante este mecanismo se logrará el transporte de electrones hacia la pieza
metálica que se quiere proteger, desde el ánodo colocado para este fin.

Además, la pieza a proteger se revestirá con pinturas especiales, que colaborarán


con la protección. Para lograr una buena protección catódica hay que tener en
cuenta los siguientes parámetros: cantidad de corriente eléctrica necesaria,
resistividad del electrolito que rodeará la pieza que se pretende proteger, número
de ánodos necesarios y resistencia eléctrica del sistema.

La protección catódica se utiliza con frecuencia para proteger piezas hechas de


acero de la corrosión de agua de mar, por ejemplo. En la figura de abajo

26
observamos el timón de un barco, protegido por una serie de ánodos “de
sacrificio”, que serán los que sufrirán la corrosión en lugar del timón.

Los ánodos de sacrificio están compuestos habitualmente por aleaciones de zinc,


magnesio y aluminio.

El fenómeno de protección catódica fue descubierto por Sir Davy, en el entorno


del año 1824. Una de sus primeras aplicaciones fue en un barco, el HMS
Samarang. En este barco se colocaron una serie de ánodos de hierro, para
proteger la plancha de cobre del casco, en la zona que queda sumergida. El nivel
de oxidación del cobre se redujo muchísimo, pero como contrapartida, el casco se
llenó de algas. Esto sucedió debido a que en la oxidación del cobre se generan
productos que actúan como anti algas. Entonces se decidió que era mejor opción
permitir que el cobre se oxidara.
En los aceros galvanizados, la capa de zinc metálico recubre el acero,
protegiéndolo de la corrosión. Pero cuando esta capa es rayada o degradada de
alguna manera, dejando el acero expuesto, la capa de zinc continúa protegiendo
el acero, ya que es capaz de actuar como ánodo de sacrificio, protegiendo así la
zona expuesta.
Se trata de evitar la corrosión de un metal haciendo que se comporte como cátodo
respecto al otro. Esto se puede conseguir de dos formas:
• Por ánodos de sacrificio.- se utiliza un metal cuyo potencial es muy negativo, por
ejemplo el magnesio.
En este caso el ánodo de sacrificio (más electronegativo) se oxida comunicando
los electrones liberados al metal a proteger. A través de esta reacción el ánodo se
va corroyendo y acaba destruyéndose, por lo que cada cierto tiempo tiene que ser
sustituido. Se emplea para proteger depósitos y tuberías de acero, así como
cascos de barcos.

27
• Por diferencias de potencial eléctrico.- junto a la pieza a proteger se entierra una
masa metálica sin valor, por ejemplo, chatarra de hierro, y ambas se conectan a
una fuente de alimentación de CC. La chatarra será el polo positivo con lo cual
cederá electrones y se oxidará.

CONCLUSION

La electroquímica, entendida como la relación entre energía química y eléctrica,


o más general, las reacciones de oxidación y reducción, interviene en un enorme
grupo de procesos que han acompañado el desarrollo de las sociedades
modernas en los últimos siglos.

Muchos de esos procesos actualmente se presentan en dispositivos tan comunes


en nuestras vidas que seguramente ignoramos que en su funcionamiento
participan activamente procesos electroquímicos.
28
Nuestra vida actual sería sin duda muy diferente sin estos sistemas. No solo en el
medio ambiente o la industria podremos encontrar ejemplos de sistemas
electroquímicos, estos están presentes en campos tan disímiles que van desde la
medicina, las naves espaciales, los submarinos hasta los teléfonos celulares.
El estudio de las relaciones existentes entre la energía eléctrica y las
transformaciones químicas ha resultado ser muy interesante en sus aplicaciones
prácticas, y de gran importancia para el desarrollo de las ideas modernas sobre la
naturaleza fundamental de los átomos. Las investigaciones electroquímicas
amplían las aplicaciones prácticas que resultan de la investigación directa entre
las energías química y eléctrica. La electroquímica estudia la conversión de la
energía eléctrica a energía química, así como la conversión de la energía química
a energía eléctrica. Es decir, es el estudio de las relaciones químicas que
producen efectos eléctricos y de los fenómenos químicos causados por la acción
de las corrientes o voltajes.

La energía eléctrica es transportada a través de la materia mediante la conducción


de cargas eléctricas de un punto a otro, fenómeno que se denomina corriente
eléctrica. Para que se produzca esta corriente son precisos portadores que
conduzcan las cargas a través de los cuerpos materiales, así como que haya una
fuerza capaz de ponerlos en movimiento. Tales portadores pueden ser los
electrones, como en el caso de los metales ( conducción metálica), o los iones
positivos y negativos, como sucede en las soluciones de electrolitos y en las sales
fundidas (conducción electrolítica). La fuerza eléctrica que obliga a las cargas a
desplazarse suele ser suministrada por un generador de energía eléctrica. Toda
región del espacio en la que operan fuerzas eléctricas se denomina campo
eléctrico.

29
Este campo eléctrico produce una fuerza electrostática con la cual se produce una
fuerza en el sistema que contrarresta y compensa la fuerza electrostática. Se
define entonces lo que se llama fuerza electromotriz (fem), que es igual en
magnitud y tiene dirección contraria. La fuerza electromotriz es la fuerza externa
que efectúa un trabajo para mover una unidad de carga positiva de un lado a otro
en el campo. Su símbolo es E y su unidad es el volt (V). La fuente de energía que
produce una fem puede ser mecánica, térmica, química o electromagnética. La
fuente más conocida de fem es la pila, que convierte la energía química en energía
eléctrica.
Es decir, la fuerza electromotriz es la fuerza con la cual se mueven los electrones
a través de un alambre en una celda galvánica.

BIBLIOGRAFIA
http://quimicaredox.blogspot.mx/2007/11/procesos-electrolticos.html
https://quimica.laguia2000.com/general/potencial-de-electrodo
Química General Rafael León Editorial Ciencia y Educación
Química Inorgánica Tomo I Editorial Ciencia y Educación

30
Borisov,E. Y Z Piantnova: Los secretos de los Semiconductores. Traducido del
ruso por justo Noriega . Editorial Mir, Moscú, s/a.

31