Está en la página 1de 3

Psicología del Trabajo

Autora

Dr. María de la Fe Rodríguez Muñoz


Master en Psicología Clínica
Profesora de Psicología de las
Organizaciones de la UNED

La incorporación
a las
organizaciones
E
l trabajo es uno de los campos más im- económico, oportunidad de relaciones sociales,
portantes en el desarrollo de la per- creación de identidad personal, estructura del
sona. El número de horas al día que se ciclo vital, etc.) nos hablan de esta importancia.
le dedica, además de las funciones que En la actualidad, el nuevo mercado de trabajo
cumple (prestigio, autoestima, aporte hace que, cada vez exista más rotación de in-

50 Negocio al día Abril 2008 Nº 11


dividuos que cambian de organización bus- voco o sentirse incómodos y desorientados. Por
cando puestos de trabajos mejores. Cuando un todo ello, es aconsejable la puesta en marcha
individuo se incorpora a una organización tras de un programa que, de manera explícita, di-
haber sido elegido como candidato óptimo en señe las etapas a seguir, las personas respon-
el proceso de selección, aparecen toda suerte sables de cada una de ellas, la información que
de dudas e inquietudes, sobre el nivel de des- se debe facilitar etc.
empeño y el grado de adaptación del individuo
a la empresa. La socialización organizacional El objetivo general de todo programa de socia-
es el proceso por el cual el candidato que ha lización es el de lograr la integración efectiva y
sido escogido es integrado en la empresa, en real de la persona en el puesto. Como objetivos
su departamento y en su puesto de trabajo. específicos que deben ayudar a cumplir este
Más concretamente por socialización organi- objetivo general se señalan los siguientes:
zacional se entiende como un proceso en el
que la persona aprende las normas, clima y • Darles a los nuevos empleados una visión
cultura y las conductas que se esperan de él, global de la compañía y su posición actual
además de los componentes sociales para en el mercado.
poder participar activamente dentro de la or- • Describir las funciones generales de la
ganización. compañía, la de los distintos departamen-
Muchas son las razones que llevan a plantear tos así como las funciones específicas del
una buena socialización organizacional. En un puesto de trabajo a desempeñar, expli-
buen proceso de socialización el empleado se cando la estructura organizacional.
siente bien tratado y mejora su rendimiento. • Señalar la importancia de cada empleado
Pero esta situación no sólo es beneficiosa para para alcanzar las metas de la compañía,
el individuo sino también para la organización, buscando el nivel óptimo de motivación la-
por muchas razones, por ejemplo Bauer, Wolfe boral.
y Roberts (1988) han señalado las siguientes: • Describir las prestaciones y los servicios a
que tienen derecho los empleados.
• Menor tiempo y dinero invertido. Una buena • Esbozar las normas de rendimiento de la
incorporación supone menores costes a la compañía, las reglas, el reglamento, las po-
empresa que hacerlo sin estructuración líticas y, por supuesto, la cultura de la orga-
• La socialización organizacional en términos nización, describiendo la filosofía de la
correctos, conserva las normas, el clima y organización, sus metas y objetivos.
la cultura de la organización
• Promoción de la política organizacional y
las dinámicas de poder ya establecidas.

Cuando se produce el encuentro de la persona


con su puesto de trabajo, por un lado existirá
mayor ajuste cuanto más realistas sean las ex-
pectativas del trabajador y el trabajador intenta
acaparar la mayor información posible, con el
objetivo de reducir su incertidumbre y poder
controlar más y mejor su puesto de trabajo. Si
se proporciona una imagen realista de puesto
de trabajo se facilita la aparición de expectati-
vas apropiadas sobre dicho puesto (Gómez-
Mejía, Balkin, Cardy, 1997).

Es aconsejable la puesta en marcha de un
programa que, de manera explícita , diseñe las
etapas a seguir, las personas responsables de
cada una de ellas, la información que se debe
facilitar
Habitualmente, la socialización suele realizarse
de manera informal, con escasa planificación.
Cuando la socialización se realiza de esta ma-
nera los empleados pueden mal interpretar los
objetivos de la organización tendiendo al equí-

Negocio al día Abril 2008 Nº 11 51


Psicología del Trabajo

FASES EN EL PROCESO DE INCORPORACIÓN

1. FASE DE FIRMA

1.1 Llamada telefónica. La incorporación a la organización comienza cuando la empresa se pone en con-
tacto con el empleado para comunicarle que ha sido elegido como candidato para desempeñar un puesto des-
pués de haber pasado el proceso de selección. Esta comunicación suele hacerse habitualmente mediante
llamada telefónica.

1.2 Firma del contrato. Además de la firma, se confirmará con el trabajador la fecha de inicio de la activi-
dad laboral, la hora de entrada y de salida y el nombre del superior con el que se tiene que poner en con-
tacto. Dependiendo del tipo de puesto a cubrir las condiciones pueden estar detalladas (ej: mozo de almacén)
o ser más flexibles (ej: puestos de responsabilidad).

1.3 Cuestiones adicionales. Una vez firmado el contrato, algunas empresas, realizan las llamadas cuestio-
nes adicionales, éstas incluyen:
Manual del empleado, en este manual del empleado se puede incluir cuestiones como historia de la em-
presa, actividades que se desarrollan, organigrama de la empresa, estructura de su unidad, personas que com-
ponen su unidad, vacaciones, descansos en la jornada laboral, gestión de días de asuntos propios, acciones
y política social de la empresa

• Reconocimiento médico
• Entrega del vestuario, si el puesto lo requiriera
• Entrega de taquilla junto con sus llaves
• Entrega de tarjeta de identificación que le servirá para realizar la entrada y la salida de la empresa

2. ENTRADA EN LA EMPRESA

2.1 Primer encuentro. En esta fase, el trabajador toma contacto con su puesto de trabajo real, es interesante
que el supervisor, a través de una visita guiada, muestre su espacio de trabajo, los lugares comunes, las
zonas de descanso, los diferentes departamentos y secciones. De esta forma se facilita una primera toma de
contacto y el conocimiento del espacio físico donde va a trabajar.

2.2 Período de prueba. En algunas ocasiones se considera pertinente realizar un contrato de prueba antes
de contratar definitivamente al candidato
Cursos de formación De forma general, la empresa deberá elaborar algún tipo de programa de orientación
para nuevos empleados que tengan como objetivos enseñar las prácticas, políticas, normas y procedimien-
tos de la empresa. Sería interesante que este programa de formación se distribuyera en el tiempo con el ob-
jetivo de no sobrecargar al trabajador, ya que el nuevo empleado necesita tiempo para asimilar la información
suministrada. La distribución de los cursos podría ser la siguiente:

• Curso general de cultura de la empresa


• Curso de prevención de riesgos laborales
• Curso específico del puesto de trabajo

3. INCORPORACIÓN DEFINITIVA AL PUESTO DE TRABAJO

Una vez acabado el período de prueba, y si se han cumplido las expectativas, tanto por parte de la empresa,
como del propio trabajador, comienza la incorporación definitiva al puesto de trabajo. Facilitar la unión de
intereses, disponibilidades y potencialidades entre empresa-individuo e individuo-empresa es la clave para
emprender con éxito la total integración y el buen desarrollo de la persona incorporada. 

52 Negocio al día Abril 2008 Nº 11

También podría gustarte