Está en la página 1de 1

Proceso complicado: es necesario distinguir las dos historias que constituyen y

dan forma a todo relato policial de enigma, la primera historia: historia del
crimen, y la segunda historia: historia de la investigación.
La historia del crimen es simple: madre e hija de buena posición social son
brutalmente asesinadas en su propia casa. Dupin y el narrador conocen esta
historia por lo que dicen los diarios.
Historia de la investigación: Dupin decide investigar los hechos por su cuenta
para hacerse su propia idea. En su investigación se encuentra con tres indicios
que le permiten llegar a la verdad.
1°) Ninguno de los testigo, que son de distintas nacionalidades, son capaces de
decir a que nacionalidad pertenece la voz del asesino. Se trata de una voz
áspera.
2°) La increíble forma de escapar de una habitación que está en un segundo
piso, lo que da cuanta de una agilidad y fuerza terrible.
3°) Los extraños pelos que no eran humanos.
Estos tres indicios, sumados a la falta de motivos (no hubo robo), permiten a
Dupin dar con el culpable, mediante la formulación de una hipótesis.

Solución: la voz irreconocible, la fuerza y agilidad única, no eran de un ser


humano. Se trataba de un orangután que había escapado de la mano de su
cuidador, un marinero francés. En su huida (en la que es perseguido por el
marinero) entra en la habitación donde estaban las dos señoras y con una
navaja las mata. El marinero, que había visto todo, no quería contar nada por
miedo.