Está en la página 1de 1

El corazón y los sentimientos

Un día los sentimientos viajaban sin sentido por el mundo, cansados de que todos jugaran con
ellos.

En una ocasión se encontraron con alguien que admiraban, era el corazón. Le preguntaron cómo le
hacía para no estar triste.

El corazón respondió: ¿Acaso me ven contento? Ando vagando por el mundo buscando algunas
cositas para que al fin pueda ser feliz.

Los sentimientos asombrados preguntaron: ¿qué es lo que anda buscando?

El corazón les respondió: “son unas pequeñas pero importantes cosas que necesito para sentir que
puedo seguir latiendo. Se llaman sentimientos”.

Ellos respondieron: “¡nosotros! Y, ¿para qué nos necesitas?”

“Pues, verán”, dijo el corazón. “Sin ustedes no puedo sentir que es amar, qué es ser feliz, qué es
llorar, en fin, sin ustedes no soy nada”.

Los sentimientos asombrados dijeron: “no sabíamos que hubiese alguien que esté triste sin
nosotros”.

El corazón dijo “pues así como yo necesito de ustedes, ustedes necesitan de mí”.

“En todo el mundo siempre habrá alguien que necesite de nosotros, porque sin ayuda de los
demás no podríamos hacer nada”, expresó el corazón.

Así que ya saben, en este mundo, en cualquier lugar que nos encontremos, siempre habrá alguien
para cada uno de nosotros.

Atentamente: El corazón.

Fin.

Autor: Felipe Couoh Nah

Grupo: 2° Agropecuario “AM”