Está en la página 1de 2

Pruebas de Hermeticidad

Las deficiencias en la hermeticidad de los sistemas de alcantarillado pueden ocasionar


infiltraciones y ex filtraciones de líquidos y sustancias peligrosas que provocan daños a
las mismas líneas, al agua subterránea y al propio suelo.
Una prueba hidrostática es la prueba de presión que se realiza a tuberías y equipos para
verificar su hermeticidad, confirmar su integridad mecánica y avalar que estén en óptimas
condiciones de operación, se debe de aplicar al conjunto de elementos que conforman el
sistema garantizando su estanqueidad y hermeticidad tanto al exterior como al interior.
DMI Tuberías ofrece pruebas neumáticas de hermeticidad en campo, contamos con
tapones inflables desde 8 hasta 60 pulgadas, nuestros operadores están capacitados para
ejecutar las pruebas en base al Apéndice A de la norma NOM-001-CNA-1995 para
asegurar el buen funcionamiento del sistema en los proyectos de nuestros Clientes.

Mantenimiento Preventivo
Es el que permite identificar posibles fallas existentes en el sistema, antes de que
estas sucedan, así como también aumentar la vida útil de sus componentes, con el fin
de lograr ahorros de dinero en temas de reparación.
El desarrollo del mantenimiento preventivo debe ser programado de forma
calendarizada en todas y cada una de las acciones que deben ser realizadas, es por
esta razón que permite una gran economía en las empresas. Al mismo tiempo dicho
mantenimiento debe realizarse de manera obligatoria en todos los sistemas, ya que de
esta forma se podrá garantizar el buen funcionamiento de los sistemas a través del
paso del tiempo.
Mantenimiento Correctivo
Consiste en las actividades que se deben ejecutar para restituir el funcionamiento de
una parte o de todo el sistema, como consecuencia de la ocurrencia de una falla.
Este se debe de dar en los siguientes casos: cuando se presenten atoros en donde se
realizará la eliminación de los obstáculos o elementos extraños en los colectores
mediante el empleo de varillas de desatoro o agua a presión a través de las bocas de
inspección de los buzones.
Debido a que los daños y las fallas en las instalaciones y equipos son de naturaleza
variada, y pueden ocurrir inesperadamente y sin previo aviso, el mantenimiento
correctivo no puede ser programado y la política que debe ser utilizada es estar
preparado para enfrentar dicha situación de emergencia, disponiendo de los recursos
necesarios para reaccionar de forma inmediata.
Cabe resaltar que normalmente en cualquier sistema de alcantarillado se observa que la
mayor cantidad de intervenciones en redes y conexiones se presentan durante el
34
mantenimiento correctivo, esto independientemente del nivel tecnológico que tenga la
empresa. Sin embargo, entre los tipos de mantenimiento preventivo que se realizan se
tienen los servicios de cambios de redes y conexiones que presentan constantes fugas y
atoros.

Intereses relacionados