Está en la página 1de 13

1.

Derecho Procesal Penal


El derecho procesal penal, es el conjunto de normas, instituciones y principios
jurídicos que regulan la función jurisdiccional, la competencia de los jueces y la
actuación de las partes, dentro de las distintas fases procedimentales, y que tiene
como fin establecer la verdad histórica del hecho y la participación del imputado
durante la substanciación del proceso penal; para luego obtener una sentencia justa.
El derecho procesal penal es un método de razonamiento que se desarrolla
coordinadamente con el objeto de obtener una sentencia justa ordenada por la ley,
y que es referente a la propia constitución; ya que es la fuente por excelencia del
ordenamiento jurídico y del proceso penal y porque disciplina la defensa de la
sociedad ante el ataque de sus bienes fundamentales, de tal modo que aquél
protege también al individuo; en cuanto asegura su defensa durante la
substanciación del proceso Instaurado como instrumento de justicia y le otorga
garantías de seguridad y estabilidad.
“El derecho procesal penal es el conjunto de normas que regulan la actividad
jurisdiccional del Estado para la aplicación de las leyes de fondo, y su estudio
comprende; la organización del poder judicial, la determinación de la competencia
de los funcionarios que lo integran, la actuación del juez y que las partes deben
seguir en la sustanciación del proceso”
“El derecho procesal penal, es una disciplina jurídica que forma parte del derecho
interno del Estado de Guatemala, cuyas normas instituyen y organizan los tribunales
de justicia y que cumplen la función jurisdiccional”.
Características
a. Es un derecho de carácter público: consiste en una rama del derecho público,
debido a que se trata de una parte de la universalidad jurídica de que está
integrada la legislación de Guatemala. En ese derecho público, se enmarca la
función de tipo jurisdiccional del Estado; que se encuentra ejercida a través
de los tribunales de justicia del país.

b. Es un derecho autónomo: como disciplina jurídica, cuenta con carácter


autónomo, debido a que tiene sus principios e instituciones propias, y posee
autonomía legislativa; jurisdiccional y científica.
2. Para que sirve El Derecho Procesal Penal
El derecho procesal penal es el conjunto de normas jurídicas correspondientes al
derecho público regula el proceso judicial, es decir, que regula los requisitos, el
desarrollo y los efectos del proceso.
El derecho procesal es el conjunto de normas relativas a la estructura y funciones
de los órganos jurisdiccionales penales, o sea, de los órganos del orden
jurisdiccional; de los presupuestos y efectos de la tutela concerniente al derecho
penal y a la forma y contenido de la actividad relativa a dispensar dicha tutela.
La ciencia del derecho procesal penal se proyecta muy principalmente sobre el
conjunto de normas jurídicas, y a su vez, los trabajos científicos están presentes en
mayor o menor medida; en un sentido y en otro en la interpretación de esas normas
y en la labor legislativa que las crea y modifica.
Tiene un carácter primordial como un estudio de una justa e imparcial administración
de justicia, la actividad de los jueces y la ley de fondo en la sentencia. Tiene como
función investigar, identificar y sancionar (en caso de que así sea requerido) las
conductas que constituyen delitos, evaluando las circunstancias particulares en cada
caso y con el propósito de preservar el orden social. El derecho procesal penal busca
objetivos claramente concernientes al orden público.
regulan cualquier proceso de carácter penal desde su inicio hasta su fin entre el
Estado y los particulares. Tiene un carácter primordial como un estudio de una justa
e imparcial administración de justicia, la actividad de los jueces y la ley de fondo en
la sentencia.
El derecho procesal es una rama del derecho público que incluye al conjunto de
actos mediante los que se constituye, desarrolla y determina la relación jurídica que
se establece entre el juzgador, las partes y las demás personas intervinientes. Dicha
relación jurídica tiene como finalidad dar solución al litigio planteado por las partes,
a través de una decisión del juzgador basada en los hechos afirmados y probados,
y en el derecho aplicable
3. Sistemas Procesales Penales
Sin tema Inquisitivo, Acusatorio Y Mixto
3.1 Acusatorio
En relación a este tópico Herrarte se pronuncia así: "Este sistema es el más antiguo
y su denominación proviene del vocablo acusativo. Tuvo sus orígenes en la época
antigua, en Grecia, y fue mejorado en Roma. El acusador debía ofrecer las pruebas
y el imputado podía solicitar un término para su defensa, no obstante estar
autorizada la tortura. El debate era público y oral.
El sistema acusatorio es aquel sistema de persecución penal en el cual se encuentran
separadas las funciones de investigación, acusación y resolución de un hecho ilícito,
asegurando con aquello la imparcialidad, independencia, igualdad y legalidad del
actuar punitivo del Estado.
La prueba es la evidencia sometida a la publicidad y contradicción en el debate oral.
La prueba de referencia es la declaración realizada por fuera del juicio oral, destinada
a 91 probar algún elemento sustancial del juicio, y que es imposible que se practique
en él. Su admisibilidad es excepcional.
3.1.1 Importancia
La evidencia es lo que tiende a probar la existencia o no existencia de algún hecho.
La evidencia pertinente o relevante es la que se refiere directa o indirectamente a
los hechos y circunstancias motivo del proceso penal, haciéndolos más o menos
probables. La evidencia directa es la evidencia de la cual el juzgador capta
inmediatamente su valor probatorio
3.1.1.2 Características acusatorio
 En este sistema concurren los principios de publicidad, oralidad y
contradicción, imperando además los principios de igualdad, moralidad y
concentración de todos los actos procesales;
 El procedimiento penal se inicia a instancia de parte, dándole la vida a la
acción popular, ya que se da derecho de acusar, no sólo a la víctima, sino a
cualquier ciudadano;

3.2 Inquisitivo
Es aquel procedimiento en el que el juez procede de oficio a la averiguación del
delito, lleva a cabo la instrucción y por consiguiente la acusación,
En este sistema el Juez, es el que, por denuncia, por quejas, por rumores, inicia el
procedimiento de oficio, se dedica a buscar las pruebas, examina a los testigos, todo
lo guarda en secreto. No hay acusado, la persona es detenida y colocada en un
calabozo. Este sistema tuvo su origen en Roma y su denominación proviene del
vocablo inquisito.
El proceso inquisitorio es cruel y viola las garantías individuales.
En este sistema los magistrados o jueces son permanentes; el juez es el mismo
sujeto que investiga y dirige, acusa y juzga; la acusación la puede ejercer
indistintamente el procurador o cualquier persona. La denuncia es secreta; es un
procedimiento escrito, secreto y no contradictorio en el que impera con relación a la
valoración de la prueba el sistema legal o tasado. Finalmente, en relación a las
medidas cautelares la prisión preventiva constituye la regla general del acusado que
era la pieza fundamental, y en ocasión las de los testigos, las pruebas eran
valorizadas a través del sistema de prueba legal o tasada;
3.2.1 Características inquisitivo
 El procedimiento se inicia de oficio, es de naturaleza escrita y secreta,
admitiéndose incluso para iniciarlo la denuncia anónima lo que resuelve la
falta de acusador;
 La justicia penal pierde el carácter de justicia popular, para convertirse en
justicia estatal;
3.3 Mixto
El sistema mixto ha nacido de una aspiración, o mejor dicho, de una necesidad. Esta
es la de conciliar hasta donde sea posible los dos principios fundamentales del
sistema acusatorio e inquisitivo; es decir, el interés individual del procesado y el de
la sociedad como ofendida, que se considerada facultada para castigar al
delincuente. Con esa conciliación, como es natural se persigue la finalidad de buscar
la manera de que no se sacrifique un principio en favor de otro. Por esa causa es
que, dentro del sistema procesal mixto, se combinan los caracteres del acusatorio y
del inquisitivo para garantizar de ese modo, en forma equitativa, los derechos de la
acusación y la defensa."
3.3.1 características
 Es una combinación del sistema inquisitivo que aporta la fase de instrucción
y del sistema acusatorio, que aporta la fase del juicio denominada también
debate, plenario o decisiva;
 Su principal objetivo es equilibrar los intereses del individuo con los intereses
de la sociedad
4. Sistema Que Sigue Nuestro Ordenamiento Procesal Penal
Sistema mixto con tendencia acusatoria
5. Jurisdicción Y Competencia
5.1 Jurisdicción
La jurisdicción es la potestad dimanante de la soberanía del Estado, ejercida
exclusivamente por jueces y tribunales independientes de realizar el derecho en el
caso concreto, juzgando de modo irrevocable y promoviendo la ejecución de lo
juzgado.
5.1.1 Definición
La jurisdicción es una potestad, es decir, una derivación de la soberanía que atribuye
a sus titulares una posición de superioridad o de supremacía respecto de las
personas que con ellos se relacionan, llevando ínsita una fuerza de mando capaz de
vincular el comportamiento de los demás; incluso acudiendo al uso de la fuerza”.
El Artículo 203 de la Constitución Política tiene el claro acierto terminológico al
señalar la potestad: “Independencia del Organismo Judicial y potestad de juzgar. La
justicia se imparte de conformidad con la Constitución y las leyes de la República.
Corresponde a los tribunales de justicia la potestad de juzgar y promover la ejecución
a los tribunales al auxilio que requieran para el cumplimiento de sus resoluciones
La potestad jurisdiccional se ejerce por órganos específicos, por los juzgados y
tribunales, lo que implica que éstos dentro del Estado tienen el monopolio de su
ejercicio; no pudiendo atribuirse a órganos distintos.
La exclusividad del ejercicio de la potestad de juzgar se encuentra regulada en el
Artículo 57 de la Ley del Organismo Judicial, Decreto 2-89 del Congreso de la
República de Guatemala: “Justicia. La función jurisdiccional se ejerce con
exclusividad absoluta por la Corte Suprema de Justicia y por los demás tribunales
establecidos por la ley, a los cuales corresponde la potestad de juzgar y promover
la ejecución de lo juzgado”
La jurisdicción como potestad sólo puede ser una: siendo conceptualmente imposible
que un Estado como el guatemalteco tenga más de una jurisdicción. Cuando se
habla de jurisdicción ordinaria o especial, civil o penal, se está partiendo del
desconocimiento de lo que la jurisdicción sea
Otro acierto, es el regulado en el Artículo 58 de la Ley del Organismo Judicial,
referente a que la jurisdicción es única: “La jurisdicción es única. Para su ejercicio
se distribuye en los siguientes órganos:
a) Corte Suprema de Justicia y sus Cámaras.
b) Cortes de Apelaciones.
c) Sala de la Niñez y Adolescencia.
d) Tribunal de lo contencioso-administrativo.
e) Tribunal de segunda instancia de cuentas.
f) Juzgados de primera instancia.
h) Juzgados de paz o menores.
5.2 Competencia
La competencia es la facultad que tiene el tribunal o juez para ejercer la jurisdicción
en un asunto determinado.
La competencia es el conjunto de pretensiones sobre las que un órgano jurisdiccional
ejerce su jurisdicción, con referencia al órgano jurisdiccional que es la facultad de
ejercer su función con relación a pretensiones determinadas, y con referencia a las
partes es tanto el derecho de que sus pretensiones y resistencias sean conocidas
por un órgano determinado, como el deber de someterse al mismo.
La competencia es la medida de la jurisdicción asignada a un órgano del Poder
judicial, a efecto de la determinación genérica de los procesos en que es llamado a
conocer por razón de materia, de cantidad y de lugar.
La competencia es el límite de la jurisdicción, es la medida como se distribuye la
actividad jurisdiccional entre los diferentes órganos judiciales. La jurisdicción la
ejercen todos los jueces en conjunto, la competencia corresponde al juez
considerado en singular. “Todo juez tiene jurisdicción, pero no todo juez tiene
competencia”, en referencia a la generalidad de la
jurisdicción y la especificidad de la competencia. La competencia para Jaime Guasp,
es la atribución a un determinado órgano jurisdiccional de determinadas
pretensiones con preferencia a los demás órganos de la Jurisdicción[
Determinar la competencia en el inicio del proceso es fundamental y el juez tiene
obligación de establecerla, es así como la Ley del Organismo Judicial, regula que los
tribunales sólo podrán ejercer su potestad (debe entenderse jurisdicción) en los
negocios y dentro de la materia y el territorio que se les hubiere asignado (art. 62)
y faculta (diría obliga) a los jueces a conocer de los asuntos de su competencia (art.
94) y los obliga a abstenerse de conocer, si de la exposición de hechos, aprecie que
no es competente (art. 116) y en caso de duda, la Corte Suprema de Justicia, a
través de la Cámara en este caso civil debe resolver (art. 119). Quiere decir lo
anterior, que ES UNA OBLIGACIÓN DEL JUEZ determinar su competencia en los
casos sometidos a su conocimiento
CAPITULO II
6. La Persecución Penal
La persecución penal es la acción que desarrolla el Ministerio Público como ente
investigador del Estado, para perseguir a la persona que ha participado en la
comisión de un hecho delictivo de acción pública, aportando los medios de
investigación y la prueba correspondiente para llevarlo a juicio penal para buscar
una condena por el ilícito cometido
La persecución penal estratégica constituye una política criminal que tiene por objeto
definir los hechos criminales que se van a perseguir, partiendo de una selectividad
racional: el grado de afectación social de la conducta y el análisis de patrones
delincuenciales.
El Ministerio Público está obligado, de oficio, a iniciar la persecución penal cuando
tenga conocimiento de haberse cometido un delito de acción pública.
El Artículo 8 del Código Procesal Penal, estipula “El Ministerio Público, como
institución goza de plena independencia para el ejercicio de la acción penal y la
investigación de los delitos en la forma determinada en este código,
as decisiones políticas de persecución penal entonces tienen una dirección clara,
destinatarios bien identificados y propósitos definidos. Esto permite además dedicar
los recursos necesarios para la intervención, puesto que cada operativo de
investigación debe ser planificado cuidadosamente. A este tipo de persecución penal
también se le conoce como persecución penal inteligente, en la medida que se basa
en inteligencia criminal.
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_11311.pdf
7. La Acción Publica
Son las de ejercicio obligatorio, encontrándose ésta a cargo de un órgano judicial
del Estado que no puede discernir oportunidad o conveniencia para promover y
perseguirla.
Como concepto genérico, la acción pública se define como la potestad pública que
tiene el Ministerio Público, de perseguir de oficio todos los delitos de acción pública,
y exigir ante los Tribunales de justicia la aplicación de la ley penal contra la persona
sindicada de un hecho punible.
El delito penal pública es aquel cuya acción es ejercida de forma exclusiva,
excluyente y de oficio por el ministerio público, o el juez, según de que normativa
procesal se trate, para la persecución de un delito.
Atendiendo el carácter público del derecho penal, se establece como regla general,
que deberán iniciarse de oficio las acciones penales, determinando que el Ministerio
Público, actúa en representación de la sociedad, por lo cual debe actuar en busca
de la verdad y transitar por un debido proceso, pues su misión no es de condena
sino de justicia. Debido a que el delito en general es una agresión al interés
público, en estos casos la voluntad de los particulares, independientemente que sean
o no ofendidos, es jurídicamente irrelevante, es imperiosa la actividad del Estado.
El Ministerio Público en ejercicio de la acción penal pública, persigue esclarecer la
verdad a través del debido proceso, cumpliendo su actuación con autonomía y
objetividad, para lo cual debe realizar la investigación de los hechos concretos que
se le presenten, a fin de determinarlos en forma precisa y circunstanciada , así como
lograr la identificación del responsable y sobre la base de haber realizado una
investigación seria con los medios de convicción obtenidos, presentar su acusación
y continuarla durante el juicio, aportando pruebas útiles e idóneas que permitan
demostrar su hipótesis y en caso de no probarla atendiendo al principio de
objetividad que debe privar en el ente acusador, pedir incluso el sobreseimiento,
clausura provisional, la imposición de penas leves.

8. Acción Pública Dependiente De Instancia Particular


Por la naturaleza de los delitos, el Estado ejerce el impulso procesal de oficio, por
iniciativa propia, ante cualquier hecho que revista características de delito, ya que
los mismos lesionan el interés público, ante lo cual la voluntad de los particulares
resulta irrelevante, pues la efectiva protección del interés público vulnerado, se
logrará mediante la actuación de los órganos instituidos para el efecto.
En el caso de la acción penal pública, dependiente de instancia particular, el Estado
condiciona excepcionalmente el ejercicio de la acción, a una manifestación de acción
penal, no el ejercicio de la acción, por lo que el inicio del proceso se condiciona a la
denuncia del ofendido, la cual implica su interés en que el mismo se lleve a cabo, la
instancia de parte, es una condición que debe concurrir, antes de que la acción
procesal sea ejercida, constituye un acto anterior al proceso, con el cual se subordina
el interés público al particular.
Por motivos de política criminal, la ley concede al ofendido en los casos del Artículo
24 ter, del Código Procesal Penal, una facultad singularísima, pues únicamente al
expresar su voluntad de iniciar el proceso al formular su denuncia o promover la
acción, se pone en movimiento el aparato estatal para perseguir delitos.
El ejercicio de la instancia de parte, puede hacerse a través de la denuncia, la
querella o cualquiera otra forma de expresión, que indique el interés de que se lleve
a cabo el procedimiento, lo cual conlleva la obligación de la acción penal por parte
del Ministerio Público, pero a la vez permite la posibilidad de solucionar el conflicto
a través de una conciliación, para aplicar el criterio de oportunidad, o la conversión
de la acción pública en privada.
En estos casos el interés individual condiciona la satisfacción del interés público, ya
que sólo en el momento en que el particular legitimado provoca el ejercicio de la
acción, este interés se convierte también en interés público. Es decir que si el
interesado no manifiesta su voluntad de iniciar el proceso, sería un obstáculo para
el ejercicio de la acción penal.
Se denomina delito de acción pública previa instancia particular o delito semipúblico,
en Derecho procesal penal, a un tipo de delito que, por sus especiales
características, exige que medie al menos una denuncia por parte de
la víctima como condición indispensable para que los poderes públicos puedan
perseguir el delito y enjuiciar al acusado. Una vez interpuesta la denuncia, ya no es
necesaria la intervención de la víctima en el procedimiento. No es necesario, por
tanto, que medie una querella, como ocurre en los delitos de acción privada o delitos
privados.
http://www.biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_7527.pdf
9. Acción Privada
Son las que tienen en cuenta el interés del particular ofendido por el delito, interés
que nace del alcance del compromiso que provoca en la comunidad la lesión al bien
jurídico tutelado. Por su irrelevante trascendencia en el campo social, la ley
circunscribe la promoción, ejercicio e impulso de la acción al exclusivo ámbito de su
titular que es aquel a quien damnifica la comisión del delito.
En este tipo de acción prevalece la voluntad del agraviado, por cuanto a éste le
corresponde el derecho de poner en movimiento al órgano jurisdiccional, y el
ejercicio de la persecución penal contra el imputado.
La ley confiere al agraviado o a su representante, de forma exclusiva la facultad de
provocar la decisión jurisdiccional, la persecución penal en estos delitos corresponde
con exclusividad a la víctima o a su representante, el conflicto gira alrededor de los
involucrados, ya que en el mismo no interviene el Ministerio Público, como en los
delitos de acción pública.
En este tipo de acción el Estado confiere al particular agraviado el poder y la decisión
de actuación, no existiendo actividades de investigación, fuera de las realizadas por
el querellante a quién compete hacer sus requerimientos, comprobaciones y
alegaciones
Este tipo de acción tiene semejanza con el procedimiento civil, ya que el agraviado
tiene el poder de disposición del proceso, por lo cual puede o no iniciarlo, otorgar
el perdón, conciliar, desistir, abandonar el proceso, etc., es decir, tiene el dominio
absoluto de la acción.
10. Criterio De Oportunidad
Procedimiento mediante el cual el Ministerio Público, tiene la decisión de poder
abstenerse, de la acción penal pública, en virtud de la manifestación expresa del
agraviado de aceptar el pago de los daños y perjuicios de que fuera objeto por parte
del agresor, contando con la aprobación del juez jurisdiccional.
Para que este procedimiento cumpla a cabalidad con los objetivos deberá llenar
ciertos requisitos establecidos por la ley. El Artículo 25 del Código Procesal Penal
Cuando el Ministerio Público considere que el interés público o la seguridad
ciudadana no están gravemente afectados o amenazados, previo consentimiento del
agraviado y autorización judicial, podrá abstenerse de ejercitar la acción penal en
los siguientes casos:
El criterio de oportunidad a que se refiere los numerales del 1 al 5 de este Artículo
no se aplicará a hechos delictivos cometidos por funcionarios o empleado público
con motivo o ejercicio de su cargo.
Barrientos Pellecer, con relación al Criterio de oportunidad expresa: “Estamos frente
a delitos calificados como de bagatela, en que la responsabilidad del autor es mínima
y ante conductas normalmente encuadradas en la legalidad, que no representan
peligrosidad social, donde hay arrepentimiento del sujeto activo del delito y un
resarcimiento aceptado por la víctima del daño provocado”
http://www.biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_5663.pdf

11. Suspensión De La Persecución Penal


Conforme lo preceptuado por el Artículo 27 del Código Procesal Penal, el Ministerio
Público, a solicitud del interesado, tiene la facultad de proponerle al Juez de Primera
Instancia suspender por un tiempo no menor de dos años ni mayor de cinco, el
ejercicio de la acción penal, si a su criterio el imputado no revela peligrosidad y si
concurren los requisitos del Artículo 72 del Código Penal, en lo que fuere aplicable.
Si al vencer el período establecido, el imputado ha cumplido las condiciones
señaladas se tendrá por extinguida la acción penal; en caso contrario, si
injustificadamente deja de cumplir con las condiciones impuestas o comete un nuevo
delito, en el primer supuesto el juez podrá ampliar el plazo hasta cinco años y en el
segundo, el beneficio le será revocado y el proceso continuará su curso.
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_7640.pdf
Para que proceda la suspensión condicional de la persecución penal se requiere que
lo proponga el Ministerio Público cuando:
 Se trate de delitos cuya pena máxima no exceda de cinco años de prisión;
 Se trate de delitos culposos;
 El beneficiario no haya sido condenado con anterioridad por delito doloso;
 El beneficiario no sea reincidente;
11.1 procedimiento
El Juez de Primera Instancia con base en la solicitud del Ministerio Público, cuando
ha sido otorgada una medida sustitutiva, podrá disponer la suspende
 Manifestada conformidad admitiendo la veracidad de los hechos que se le
imputan (entendemos que son los que se le formulan en el auto de prisión
preventiva o en el auto de procesamiento). Debe considerarse lo preceptuado
en el artículo 16 de la Constitución Política de la República; y, Sion condicional
de la persecución penal. Para concederla, el imputado debe haber:
 Reparado el daño correspondiente o afianzado suficientemente la reparación,
a juicio del juez, incluso por acuerdos con el agraviado o bien que asumiere
o garantizare la obligación de repararlo.

12. Régimen De Prueba


Es el medio de mayor confianza para el debido descubrimiento de la verdad, y
también la mejor garantía forma adecuada e idónea que puede existir en nuestra
sociedad guatemalteca para la eficaz eliminación de arbitrariedades en las decisiones
judiciales
La prueba sirve para el descubrimiento de la veracidad en relación a los hechos que
son investigados y respecto a los que nuestra ley sustantiva vigente en Guatemala
pretende llevar actuaciones. Dentro de nuestro sistema jurídico y de las resoluciones
judiciales solamente pueden admitirse como ya acaecidas, todas aquellas
circunstancias y hechos que se hayan acreditado previamente a través de pruebas
que sean objetivas, lo cual limita que las mismas se funden en elementos de carácter
subjetivo
El fin inmediato del proceso penal guatemalteco es la búsqueda de la veracidad, la
cual debe de ser desarrollada llevando a cabo una adecuada reconstrucción de orden
conceptual del acontecimiento sobre el que versa. La misma, es el único medio
confiable que existe para alcanzar dicha reconstrucción anteriormente mencionada
de manera demostrable y comprobable. Todo ello es determinante para la convicción
de la culpabilidad que se necesita para poder condenar basándose en la prueba que
se encuentre incorporada al proceso
12.1 Definición doctrinaria
“Demostración de la verdad de una afirmación, de la existencia de una cosa o de la
realidad de un hecho
La prueba es todo aquello que puede ser de utilidad para poder descubrir la
veracidad relacionada a los hechos que dentro del proceso penal guatemalteco se
investigan y en relación de los que se pretende una actuación de nuestra ley
sustantiva. Es el único medio eficaz para el descubrimiento de la verdad, y también
la mejor garantía en contra de todas aquellas arbitrariedades existentes de las
decisiones judiciales existentes en el país
12.2 Definición legal
Para nuestra legislación procesal penal vigente, la prueba es todo aquello actuado
dentro del juicio oral, mientras que aquel material que se haya reunido en el
transcurso de la investigación es tomado en cuenta únicamente como elemento de
convicción. Pero, la normativa de la legalidad y de la valoración de la prueba es
imperante para aquellos elementos de convicción.
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_7536.pdf

13. Extinción De La Persecución Penal


En sentido amplio extinguir significa, cesación, término, conclusión, desaparición de
una situación o relación de sus efectos y consecuencias. Extinguir es hacer que cesen
o acaben las cosas, si se trata de la vida, es sinónimo de muerte, si de una
obligación, ocurre el pago.
Penalmente, la acción y la pena se extinguen por el transcurso del tiempo, mediante
la institución de la prescripción. La responsabilidad penal desaparece (se extingue)
por la amnistía, el indulto, el perdón judicial; por el matrimonio con la víctima en los
delitos contra el honor y, obviamente, con la prescripción. La muerte del autor
extingue la acción contra él emprendida.
Las causas de la extinción de la responsabilidad penal son determinadas
circunstancias que sobrevienen después de la comisión del delito y anulan la acción
penal o la pena.
En el Código Penal guatemalteco (Decreto 17-73 del Congreso de la República de
Guatemala), en su Artículo 101 se establece que la responsabilidad penal se extingue
por: 1. Muerte del procesado o del condenado; 2. Amnistía; 3. Perdón del ofendido
en los casos que la ley lo permita expresamente; 4. Por prescripción. 5 Por
cumplimiento de la pena.
Como se puede notar dentro de estas causas de extinción de la responsabilidad
penal no se incluye El indulto, sino que lo enmarca únicamente dentro de causas de
extinción de la pena contenidas en el Artículo 102 del Código Penal, lo cual obedece
a que en nuestra legislación el indulto hace desaparecer la pena, pero no el delito,
en cambio la amnistía aparte de hacer desaparecer la pena extingue por completo
la pena y todos sus efectos, de conformidad con el Artículo 104 del Código Penal

De igual forma, como el caso de la suspensión de la persecución penal, la extinción


de la responsabilidad penal y de la pena son desarrollados simultáneamente tanto
dentro del Código Penal, como en el Procesal Penal.
Establece además la ley sustantiva que la muerte de quien ha sido condenado,
extingue también la pena pecuniaria impuesta pendiente de satisfacer y todas las
consecuencias penales de la misma.
La amnistía extingue por completo la pena y todos sus efectos. En cambio, el indulto
sólo extingue la pena principal. Recuérdese que el Indulto debería ser dictado por el
presidente de la República, quien al resolver favorablemente evita la ejecución del
condenado a muerte, y la sustituye por la pena de prisión de máxima duración
asignada al delito. En el caso especial de Guatemala, se carece de legislación al
respecto. No es posible resolver sobre el indulto, por tanto, no se puede ejecutar a
muerte al condenado. Se ha buscado restablecer esta figura, lo cual no ha sido
posible.
El perdón del ofendido extingue la responsabilidad penal y la pena si ya se hubiere
impuesto, por delitos solamente perseguibles mediante denuncia o querella. En los
delitos cometidos contra menores o incapacitados, el tribunal podrá rechazar la
eficacia del perdón otorgado por los representantes de aquéllos, ordenando que se
continúe el proceso o el cumplimiento de la condena, a solicitud o con intervención
del Ministerio Público
https://hectorberducido.files.wordpress.com/2008/08/extincion-de-la-
persecucion-penal.pdf
http://redusacunoc.tripod.com/PROCESAL_PENAL.html