Está en la página 1de 14

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

Calidad, Pertinencia y Calidez

UNIDAD DE CIENCIAS AGROPECUARIAS


CARRERA DE INGENIERIA

Nombre: Luis Roberto Macharé Rodríguez Curso: Primer Semestre “B”

Docente: Bioq. Sayda Noemí Herrera Reyes Materia: Química Inorgánica

Realizar una investigación bibliográfica de los siguientes temas:

El Átomo

Se define como átomo a la estructura de la materia más pequeña que conserva las

características de un elemento químico de la tabla periódica, el cual ya no es posible dividir

por métodos químicos. Proviene del latín atomum que a su vez procede de un vocablo griego.

A indica “sin o ausencia de” mientras que tomo “divisible” por tanto lo definimos como una

partícula indivisible. (Garriga C. , 2008)

Estados de la materia

La materia puede encontrarse en diferentes estados tales como:

Estado Líquido.- Podemos decir que los elementos que están compuestos por esta

materia no tienen una forma específica, sino que adoptan la del recipiente dentro del cual se

encuentran. Esto se debe a la fuerza de cohesión entre las moléculas que componen esta

sustancia. Este estado es el que menos abunda en su forma natural, ya que solo está presente

en el agua, el petróleo y el mercurio.


Estado Sólido.- Tiene forma y volumen. Esto se debe a que sus moléculas se atraen

fuertemente haciendo predominar la energía cinética o de movimiento. Estas cualidades se

modifican cuando el elemento es expuesto a cambios de presión o de temperatura.

Estado Gaseoso.- Son un estado de la materia que no tiene ni forma, ni volumen. Tienen

la característica que se mezclan entre sí cuando se ponen en contacto. Para medir sus

cantidades y propiedades debe estudiarse su volumen, temperatura y presión. (Garriga, 2008)

El plasma.- Al igual que un gas es un estado fluido de la materia que llena completamente

el recipiente que lo contiene y se diferencia de un gas en que las partículas que conforman

dicho estado poseen un gran contenido energético y se encuentran en forma de átomos

ionizados, es decir como iones altamente cargados. (sabino, s.f.)

Condensados Bose-Einstein (CsBE).- En honor a Satyendra Nath Bose y Albert

Einstein, quienes predijeron su existencia en 1920 son superfluídos enfriados a temperaturas

muy cercanas al cero absoluto. Estos condensados están formados por bosones, los cuales son

átomo con un número par de electrones + protones + neutrones. A este quinto estado de la

materia se le profetiza una serie de aplicaciones: los condensados Bose-Einstein harán aún

más exactos instrumentos de medición y relojes atómicos, y podrá almacenar información en

las futuras computadoras cuánticas. Su aplicación mayor, sin embargo, será en un “láser

atómico” que, en lugar de fotones, emita un rayo de átomos vibrando en el mismo estado

mecánico cuántico. Tal láser atómico podría, por ejemplo, permitir construir pequeñísimas

estructuras con precisión hasta hoy inédito, técnica de la cual podrían aprovecharse la

nanotecnología y la industria de computadoras.


Condensados Fermiónicos (CF).- Tan recientes que la mayoría de sus propiedades básicas

son desconocidas. Ciertamente, son fríos. Y ellos probablemente fluyan sin viscosidad, los

investigadores aún están aprendiendo. Los condensados fermiónicos están relacionados con

los CsBEs. Ambos están compuestos de átomos que se unen a bajas temperaturas para formar

un objeto único. En un CBE, los átomos son bosones. En un CF los átomos presentan un

número impar de electrones + protones + neutrones. Una de las posibles aplicaciones de un

condensado fermiónico, es la creación de superconductores, que utilicen estas temperaturas

para conducir la electricidad sin apenas resistencia. Un fenómeno relacionado estrechamente

es la superconductividad. (sabino, s.f.)

El estado supersólido.- Cuando la materia se enfría casi al cero absoluto, surgen

fenómenos intrigantes. Entre ellos, el estado supersólido, donde estructura cristalina y flujo

sin fricción están juntos. Los investigadores de ETH Zurich han logrado este estado extraño

experimentalmente por primera vez. Sólido, líquido o gas son los tres estados claramente

definidos de la materia. Es difícil imaginar que las sustancias pudieran exhibir

simultáneamente propiedades de dos de estos estados. Sin embargo, precisamente este

fenómeno es posible en el campo de la física cuántica, donde la materia puede mostrar

comportamientos que parecen mutuamente excluyentes. (Butler, 1992)

Existen otros posibles estados de la materia; algunos de estos sólo existen bajo

condiciones extremas, como en el interior de estrellas muertas, o en el comienzo del universo

después del Big Bang o gran explosión:


 Superfluido

 Materia degenerada

 Materia fuertemente simétrica

 Materia débilmente simétrica

 Materia extraña o materia de quarks

 Superfluido polaritón

 Materia fotónica

 Líquido de spin cuántico

El Átomo

Un átomo es la unidad constituyente más pequeña de la materia que tiene las

propiedades de un elemento químico. Cada sólido, líquido, gas y plasma se compone de

átomos neutros o ionizados. Los átomos son muy pequeños; los tamaños típicos son alrededor

de 100 pm (diez mil millonésima parte de un metro). No obstante, los átomos no tienen

límites bien definidos y hay diferentes formas de definir su tamaño que dan valores diferentes

pero cercanos. Los átomos son lo suficientemente pequeños para que la física clásica dé

resultados notablemente incorrectos. A través del desarrollo de la física, los modelos

atómicos han incorporado principios cuánticos para explicar y predecir mejor su

comportamiento. (Gold)
Orbitales atómicos

Los orbitales atómicos es el lugar en donde tenemos una mayor probabilidad de

encontrar al menos un electrón, esta definición parte de la ecuación planteada por Erwin

Schrödinger.Se dice que cada electrón ocupa un orbital atómico que se define por una serie

de números cuánticos s, n, m, l, m, s .En cualquier átomo cada orbital puede contener dos

electrones. Es posible, que gracias la función de los orbitales el aspecto que podamos tener

los átomos sea la de una nube difusa. (Gold)

Número atómico y número másico.

Cada elemento químico se caracteriza por poseer un número determinado de protones,

que se denomina número atómico y se representa por la letra Z. Como los átomos son

entidades eléctricamente neutras, el número atómico también indica el número de normal de

electrones. El número másico (A) es la suma de protones y neutrones del núcleo del átomo.

Para representar esquemáticamente un núcleo, se escribe el símbolo del elemento y se añaden

dos índices en el lado izquierdo, uno en la parte superior (A) y otro en la parte inferior (Z). .
A
La representación sería: zX

Elemento químico

Elemento químico, o solamente elemento, es una sustancia formada por átomos que

tienen igual cantidad de protones en el núcleo, este número se conoce como el número

atómico del elemento. Los elementos químicos no pueden ser descompuestos, mediante una

reacción química, en otros más simples. Estos se representan por símbolos. (Gold)
Molécula

Se encuentran formadas por dos o más átomos. Los átomos que forman las moléculas

pueden ser iguales (por ejemplo, la molécula de oxígeno (Dioxígeno), que cuenta con dos

átomos del elemento), o distintos (la molécula de agua, que tiene dos átomos de hidrógeno y

uno de oxígeno). Cada molécula de una sustancia compuesta constituye la porción más

pequeña de materia que conserva las propiedades químicas de dicha sustancia.

Las dimensiones de la molécula dependen de las características y del número de los

átomos que la forman, y pueden ir desde 2,4 angstrom (molécula de hidrógeno) hasta

longitudes perceptibles a simple vista (moléculas orgánicas o macromoléculas). La masa de

las moléculas es extremadamente pequeña, ya que guarda relación con sus dimensiones, lo

que hace evidente la necesidad de recurrir a unidades de masa especiales, tales como la

molécula gramo o mol (Asimov, 1965)

Mol

Cantidad de sustancia que contiene el mismo número de unidades elementales

(átomos, moléculas, iones, etc.) que el número de átomos presentes en 12 g de carbono 12.

Cuando se habla de un mol, se habla de un número específico de materia. Por ejemplo si se

dice una docena se sabe que son 12, una centena 100 y un mol equivale a 6.022x 10. Este

número se conoce como Número de Avogadro.

Una muestra de cualquier elemento con una masa igual al peso atómico de ese

elemento (en gramos) contiene precisamente un mol de átomos (6.02 x 1023 átomos). Por

ejemplo, el helio tiene un peso atómico de 4.00. Por consiguiente, 4.00 gramos de helio
contienen un mol de átomos de helio. También se puede trabajar con fracciones (o múltiplos)

de los moles. (Asimov, 1965)

Sustancia.

Es aquella materia que no está mezclada con otra u otras y posee propiedades

constantes a una temperatura y presión determinadas o a una de estas dos magnitudes.

Todos los cuerpos están constituidos por una o más sustancias. Son ejemplos de

cuerpos los siguientes: un clavo, un conductor eléctrico, un hueso y un papel. Estos están

formados por sustancias: el clavo, por hierro y carbono, el conductor eléctrico, por cobre, el

hueso, por fosfato de calcio, y el papel, por celulosa. En general, cuando en química se hace

referencia a las sustancias, se supone que estas son sustancias puras.

En realidad, las sustancias no existen ciento por ciento puras en la naturaleza y su

obtención es una tarea muy compleja y difícil. El problema no solo radica en eliminar las

impurezas que ellas tienen, sino también en evitar, durante ese proceso, la adición de nuevas

sustancias “extrañas”. Y si esto se lograra, no sería fácil conservarlas en ese estado de pureza,

pues numerosas sustancias absorben vapor de agua y otros gases del aire.

No obstante, existen métodos para obtener sustancias extrapuras o de pureza casi

absoluta, como los semiconductores de silicio y de germanio, muy empleados en la técnica

moderna.Se conocen varios millones de sustancias, muchas de las cuales existen en estado

natural. Unas son de origen vegetal: la sacarosa, la celulosa; algunas de origen animal: la

manteca de cerdo, la albúmina; y otras de origen mineral; el agua, los metales.

Entre las miles de sustancias que han sido obtenidas por el hombre están el poliéster,

el polietileno, el rayón, el celuloide, el cemento, muchos medicamentos y fertilizantes, pero la


mayoría no son sustancias puras. Aunque hay un gran número de sustancias y esa cantidad se

incrementa a diario, ninguna es igual a otra, aunque pueden tener similitudes.El estado de

agregación, el color, el olor, el sabor, la solubilidad en agua (o en otras sustancias), la

densidad, la temperatura de fusión y la temperatura de ebullición, entre otras, son propiedades

físicas de las sustancias Una o varias propiedades físicas no siempre son suficientes para

caracterizar una sustancia y distinguirla de otra. Por ejemplo, el estado de agregación sólido,

el color blanco y la solubilidad en agua son propiedades físicas comunes a numerosas

sustancias, como ocurre con el cloruro de sodio y la sacarosa.

Por lo general, las propiedades físicas de las sustancias se determinan a una

temperatura de 25 ºC y una presión de 100 kPa, o a una de ambas. Estas condiciones se

conocen como temperatura y presión estándar ambiente: TPEA. Muchas sustancias pueden

existir en los tres estados de agregación, aunque no se encuentren así en la naturaleza, en

dependencia de los valores de temperatura y presión. Por ejemplo, a 100 kPa el agua se

congela a 0 ºC y hierve a 100 ºC. Es decir, a 0 ºC y por debajo de esta temperatura el agua es

sólida (hielo), mientras que a 100 ºC y por encima de esta se encuentra en estado gaseoso

(vapor de agua). (Asimov, 1965)

Tabla periódica.

La Tabla Periódica de Elementos Químicos clasifica, organiza y distribuye los

distintos elementos químicos, conforme a sus propiedades y características. La misma se le

atribuye al químico ruso Dimitri Ivanovich Mendeléiev, quien ordenó los elementos

basándose en la variación manual de las propiedades químicas, si bien Julius Lothar Meyer,

trabajando por separado, llevó a cabo un ordenamiento a partir de las propiedades físicas de

los átomos. La forma actual es una versión modificada de la de Mendeléiev, fue diseñada por

Alfred Werner.
Ya desde la antigüedad eran conocidos algunos elementos químicos, siendo los

alquimistas los artífices fundamentales de estos conocimientos químicos antes de llegar a

definirse esta ciencia como tal. El oro (Au), la plata (Ag), el plomo (Pb) y otros elementos

como el mercurio (Hg), el azufre (S), el arsénico (As), el estaño (Sn) y otros desde épocas

antiguas, hasta descubrimientos más actuales como el fósforo (P) en 1669. Esto permitió

que Antoine Lavoisier escribiera una lista de sustancias simples de 33 elementos, pero

en 1830 está lista estaba ampliada a 55 elementos simples la cual se amplió con la invención

del espectroscopio.

El estudio de las propiedades comunes y su clasificación, el surgimiento de la noción

de masa atómica fueron formando los cimientos bajos los cuales se hizo posible el

descubrimiento de la periodicidad de los elementos químicos en base a su número atómico y

propiedades químicas teniendo como base un número suficiente de elementos individuales de

la misma. (Cotton, 1996)

Primeras Tablas

Ya en el siglo XVIII aparecen las tablas de afinidad, en un intento de entender la

composición química y ordenar los elementos. Además permitió diferenciar en esa época que

sustancias eran elementos químicos, y cuáles no, así como sus propiedades y como

obtenerlos.

Atomismo de Dalton

A principios del siglo XIX, comienza el desarrollo de una nueva concepción del

atomismo gracias a los trabajos de John Dalton. Los mismos se integraban a la definición de

elementos dada por Lavoisier y otras leyes obtenidas empíricamente en aquellos tiempos.

Dentro de ellas las leyes de las proporciones fueron utilizadas por Dalton para suponer como
se combinaban los átomos estableciendo como unidad de referencia la masa de un átomo

de hidrógeno (H) (además de usar como referencia la masa de un átomo de hidrógeno se

utilizaron otros). Y partir del mismo cálculo el resto de las masas o pesos atómicos, por

medio de esto pudo construir un sistema de masas atómicas relativas. (Cotton, 1996)

Clasificaciones de los Elementos Químicos

Clasificación de Lavoisier

El propio Lavoisier dio la primera clasificación de elementos agrupando los mismos en:

 metales

 no metales

 metaloides o metales de transición

El cual fue rechazado producto de que existían muchas diferencias entre las propiedades

físicas como químicas de los elementos agrupados.

Triadas de Döbereiner

Otro intento por agrupar los elementos químicos con propiedades similares, fue dado

por el químico alemán Johann Wolfgang Döbereiner, el cual puso de manifiesto el parecido

que existía entre las propiedades de ciertos grupos de tres elementos, con una variación

gradual del primero al último, llamando a estos elementos triadas, hallándose en 1850 hasta

20 de estas manifestando la existencia de cierta regularidad entre los elementos químicos.

(Cotton, 1996)

Hélices de Chancourtois
En 1864, Chancourtois construyó una hélice de papel, en la que se estaban ordenados

por pesos atómicos los elementos conocidos, arrollada sobre un cilindro vertical. Se

encontraba que los puntos correspondientes estaban separados unas 16 unidades. Los

elementos similares estaban prácticamente sobre la misma línea vertical, lo que indicaba una

cierta periodicidad, pero su diagrama pareció muy complicado y recibió poca atención.

Ley de las Octavas de Newlands

En 1864 el químico inglés John A. Reina Newlands creo la ley de octavas, al

percatarse que al ordenar los elementos en orden creciente de sus pesos atómicos (obviando

el hidrógeno), el octavo elemento a partir de cualquier otro tenia propiedades muy similares

al primero a partir del cual se contó.Esta regularidad permitió la ordenación de los elementos

en familias o grupos con propiedades muy parecidas entre sí y en periodos formados por ocho

elementos cuyas propiedades iban variando progresivamente.

Tabla Periódica de Mendeleiev

En 1869 Mendeleiev publicó su primera tabla de elementos en Alemania, un año

después lo hizo Julius Lothar Meyes.En esta tabla los elementos se colocaron por orden

creciente de sus masas atómicas, así como en un mismo grupo los elementos con propiedades
comunes como la valencia. La primera clasificación periódica de Mendeliev no tuvo buena

acogida al principio. Después de varias modificaciones publicó en el año 1872 una nueva

Tabla Periódica constituida por ocho columnas desdobladas en dos grupos cada una, que al

cabo de los años se llamaron familia A y B. En su nueva tabla consigna las fórmulas

generales de los hidruros y óxidos de cada grupo y por tanto, implícitamente, las valencias de

esos elementos. Esta tabla fue completada a finales del siglo XIX con un grupo más, el grupo

cero, constituido por los gases nobles descubiertos durante esos años en el aire. Cuando,

debido a su inactividad química (valencia cero), se les asignó el grupo cero, la Tabla

Periódica quedó más completa.

El gran mérito de Mendeliev consistió en pronosticar la existencia de elementos. Dejó

casillas vacías para situar en ellas los elementos cuyo descubrimiento se realizaría años

después. Incluso pronosticó las propiedades de algunos de ellos: el galio (Ga), al que llamó

eka–aluminio por estar situado debajo del aluminio; el germanio (Ge), al que llamó eka–

silicio; el escandio (Sc); y el tecnecio (Tc), que, aislado químicamente a partir de restos de un

sincrotrón en 1937, se convirtió en el primer elemento producido de forma

predominantemente artificial.

Además de su tabla, Mendeleiev propuso la ley periódica donde se establecía

que: Todos los elementos deben acomodarse en forma ascendente a partir de su masa

atómica, sin embargo, ésta presentó problemas, pues algunos elementos no parecían tener

lugar adecuado en la tabla de acuerdo a sus masa atómicas, ya que sus propiedades no eran
similares a las de los elementos que les precedían o eran diferentes a los de los elementos del

grupo que les correspondía.

Tabla de Elementos Químicos

La tabla o sistema periódico es la forma gráfica de la Ley periódica, es el esquema de

todos los elementos químicos dispuestos por orden de número atómico creciente y en una

forma que refleja la estructura de los elementos. Su base es la "Ley Periódica", la cual

establece que las propiedades físicas y químicas de los elementos tienden a repetirse de forma

sistemática conforme aumenta el número atómico. Todos los elementos de un grupo

presentan una gran semejanza y, por lo general, difieren de los elementos de los demás

grupos.
Bibliografía
Asimov, I. (1965). Breve historia de la química . En I. Asimov, Breve historia de la química . New York:
Doubleday & Co.

Butler, I. S. (1992). Quimica Inorganica: principios y aplicaciones. En I. S. Butler, Quimica Inorganica:


principios y aplicaciones. Wesley.

Cotton, F. A. (1996). Química inorgánica básica. En F. A. Cotton, Química inorgánica básica. Limusa.

Garriga, C. (2008). Notas sobre la historia de la voz átomo. . Revista de investigación lingüística, 95-
124.

Gold, V. (s.f.). Gold Book. En V. Gold, Compendium of Chemical Terminology. IUPAC .

sabino. (s.f.). web del profesor. Obtenido de


http://webdelprofesor.ula.ve/farmacia/sabino/publicaciones2/cuantos_estados_de_la_mat
erial_existen.pdf