Está en la página 1de 9

Internet funciona a través de protocolos, que son combinaciones numéricas que

establecen conexiones entre computadoras. Cuando alguien inicia la conexión a


Internet, miles de números y direcciones mantienen esa conexión online, lo que
permite seguirles el rastro para poder intercambiar datos con ellas.

Los protocolos IPv4 e IPv6, todavía causan ciertas dudas a los usuarios de Internet. Es
preciso saber que la norma IPv4 nació junto a la red y ahora está siendo sustituido
por el IPv6 pero, ¿en qué consiste cada protocolo? Precisamente esto es lo que
intentaremos explicar a lo largo de este post.

Por qué se está reemplazando el protocolo IPv4 con el


protocolo IPv6
IPv4 significa Internet Protocol Version 4, o versión 4 del Protocolo de Internet. Es
la tecnología que permite que los equipos puedan conectarse a Internet, cualquiera sea el
dispositivo que utilicemos para ello como PC, notebooks, smartphones, tablet y demás.
Cada uno de estos dispositivos en el instante que se conecta a internet, obtiene un
código único, para poder enviar y recibir datos con otras conexiones.

Como sabemos, el protocolo IPv4 transfiere direcciones de protocolos de 32 bits. Con


este tipo de arquitectura puede administrar aproximadamente 4,29 billones de IP
alrededor del mundo, pero la explosión de usuarios de Internet en los últimos años ha
provocado un problema de difícil solución: El sistema está al borde de no soportar
más direcciones IP.

En vista de este hecho se hizo palpable la necesidad de encontrar un reemplazo, y


recayó en el protocolo IPv6, la sexta revisión de los protocolos de Internet y el
sucesor natural del IPv4. Esencialmente, cumple la misma función, pero en 128 bits.
Cómo resolverá el problema de las direcciones el
protocolo IPv6
El nuevo sistema soportará aproximadamente
340.282.366.920.938.000.000.000.000.000.000.000.000 de direcciones. Un número
prácticamente difícil de alcanzar. Esto asegura que el sistema logrará soportar la
demanda del crecimiento de Internet por muchos años más. Esta posibilidad de
crecimiento se debe a que el protocolo IPv6 trabaja en 128 bits, una clara ventaja con
respecto a IPv4, que trabaja en 32 bits.

¿Cómo se va a realizar el cambio de protocolos?


Los protocolos ya comenzaron a ser sustituidos, es más, los dos sistemas funcionan
paralelamente. Google, Facebook y otras grandes compañías realizan constantes
pruebas para conocer cómo funcionará IPv6 cuando comience la migración
definitiva.

¿Cómo afectará esto a los usuarios?


En primera instancia, no afectará a ningún tipo de usuario. Los sistemas operativos
como Windows, Mac OS X. Linux y otros cuentan con soporte para IPv6, el
problema está en los routers que deberán ser sustituidos por modelos más actuales para
poder servir a las conexiones.
Ahora que sabemos cómo se resolvió la problemática de la eventual falta de
direcciones IP, te contamos qué es IPv6 más en profundidad para que podamos ir
haciéndonos una idea de su funcionamiento, sus ventajas y desventajas y en qué
mejorará nuestra conexión a Internet.

¿Qué es IPv6?
Desde su creación, internet sufrió diversos cambios, sin embargo ninguno de ellos fue
suficiente para evitar el fin de sus direcciones de 32 bits. Internet, desde su concepción
hasta los días actuales, ha sido una herramienta de extrema importancia para el mundo
de los negocios, además de contribuir con otros ámbitos como el científico, el educativo
y por supuesto el entretenimiento. Sin embargo, si continuara con su capacidad de
direccionamiento comprometida por el agotamiento del IP versión 4, sería vista como
un recurso viejo y de crecimiento limitado.

Con el desarrollo del protocolo IPv6, internet está preparada para la llegada de una
verdadera innovación tecnológica, con nuevos modelos y escenarios posibles debido al
aumento de capacidad de direccionamiento.
Beneficios del protocolo IPv6
IPv6 tiene como objetivo sustituir el estándar anterior, el IPv4, que sólo soporta cerca
de 4 billones (4 x 109) de direcciones, mientras que IPv6 soporta 3.4 x 1038
direcciones. En vista al crecimiento de los usuarios de Internet, y los servicios que se
ofrecen y dependen de ella para funcionar, la transición de la versión de IPv4 a IPv6 fue
el paso necesario para conseguir el crecimiento natural de la red de redes.

En líneas generales el protocolo de Internet IPv6 permite:

 Mejor Performance
 Mayor Seguridad
 Conectividad P2P real
 Auto-configuración
 Movilidad con eficiencia

Este escenario permitirá también la creación de diversas aplicaciones y nuevos


productos con mucha mejor eficiencia y menores costos. Aplicaciones que varían
desde añadir funcionalidades a dispositivos móviles, Video On-demand basado en
Multicast IPv6 (e-Television), Voz sobre IPv6 (VoSix) hasta nuevos mecanismos de
VPN basados en IPSec (SINC).

Con el surgimiento de nuevos dispositivos que necesitan de una conexión IP para


mayor aplicabilidad y libertad, se refuerza cada vez más como tendencia, el uso de la
capacidad actual de Internet, haciendo necesario tener nuevos horizontes tecnológicos,
que permitan una libertad de elección entre el presente y el futuro previsto.
IPv6: El nuevo estándar de Internet
Si no somos entusiasta de la tecnología, y sólo usamos nuestra computadora para
chatear, navegar o escribir mails, lo más probable es que no nos hayamos enterado que a
nivel mundial se está reemplazando el protocolo con el cual funcionar Internet. Si
queremos saber qué sucederá con los usuarios y los alcances del protocolo IPv6, lo
único que tenemos que hacer es continuar leyendo el resto del artículo.

Conectarse a Internet es tan simple como ejecutar Firefox, Opera, Chrome o el


browser que usamos habitualmente y acceder a la página que deseamos acceder.
Pero detrás de esta simpleza de funcionamiento se esconde un complejo sistema que
está a puno de terminar su ciclo.

En el momento en que nos conectamos a la red de redes, nuestro router recibe


inmediatamente un número, más precisamente una dirección, llamada dirección IP, que
es la que permite mantenernos unidos a Internet.
El problema, y eje principal del cambio de estándar, es que el actual sistema IPv4,
utilizado por más de 30 años, permite asignar hasta 4.294.967.296 (232) direcciones
IP, cupo que ahora está por terminarse.

Para contrarrestar los posibles problemas que podría llegar a suceder en caso de que esto
suceda, se ha trabajado en su reemplazo por muchos años, logrando llegar a este
nuevo estándar llamado IPv6, que provee de una serie de mejoras, además de permitir
la asignación de hasta 340 sextillones de direcciones.

Si bien la aplicación de este nuevo sistema ha sido bastante lenta, lo cierto es que
conforme pasa el tiempo, nuevas aplicaciones y dispositivos se suman a las listas de
compatibilidad con el nuevo estándar.

¿Cómo luce una dirección IPv6?


A diferencia del antiguo sistema, en el cual las direcciones consisten en cuatro tercetos
de dígitos decimales que van de 0 a 255, las direcciones IPv6 contiene ocho grupos de
cuatro dígitos hexadecimales.
Ejemplo de dirección IPv4:

192.168.0.1

Ejemplo de dirección IPv6:

2001:0db8:85a3:0000:0000:8a2e:0370:7334

También es posible que los grupos de ceros se omitan de la cifra, quedando de la


siguiente manera:

2001:db8:85a3::8a2e:370:7334

Debido al conocido problema de navegación y el signo dos puntos, las direcciones


IPv6 deben ponerse entre corchetes al ser introducidas en la barra de navegación
de cualquier navegador, y deberían tener esta apariencia:

http://[2001:db8:85a3:8d3:1319:8a2e:370:7348]/

Compatibilidad de routers y programas con el


protocolo IPv6
En el caso de que deseemos migrar hacia el nuevo sistema de direcciones, debemos
tener en consideración primero ciertos puntos. El más importante es, sin duda alguna, si
nuestra operadora soporta IPv6.

Esta duda puede ser despejada llamando al soporte técnico de la empresa que nos brinda
el servicio.
Otro punto importantísimo es comprobar si nuestro router es compatible con el nuevo
estándar IPv6. Para ello, podemos acceder a la página del proyecto IPv6, en donde
podremos encontrar nutrida información al respecto.

En el caso del software, lo cierto es que no todas las aplicaciones hoy en día ofrecen
soporte al nuevo estándar. Pero afortunadamente en el sitio de Wikipedia, podremos
encontrar un extenso listado de software compatible con la nueva versión del sistema.

Si bien quizás nos encontremos que los programas o dispositivos que utilizamos
habitualmente no son compatibles, no debemos desesperar, ya que es probable que sus
desarrolladores o fabricantes lancen al mercado actualizaciones o firmwares para
cumplir con el protocolo IPv6.

¿Windows es compatible con el protocolo IPv6?


Definitivamente sí. En el caso de que todavía tengamos instalado Windows XP como
sistema operativo, estaremos en posición de usar el protocolo IPv6 solo con
habilitarlo desde la línea de comandos. Para ello ejecutamos el símbolo de sistema y
escribimos el siguiente texto:

ipv6 install
En el caso de estar utilizando Windows 7, Windows 8 o Windows 10, no tendremos que
realizar ninguna acción en especial, sólo configurarlo, ya que están preparados para
ser compatibles con el protocolo IPv6.