Está en la página 1de 2

Carmen M. Mirete IES.

La Flota

TEMA 20 LA CREACIÓN DEL ESTADO FRANQUISTA: FUNDAMENTOS


IDEOLÓGICOS Y APOYOS SOCIALES.
I. INTRODUCCIÓN.
Tras ganar la Guerra Civil, Franco gobernó España hasta su muerte en 1975. Lo hizo de modo
dictatorial sobre un país arruinado por tres años de guerra.
- En la década de 1940, tras la derrota de las potencias fascistas en la IIª Guerra Mundial, Franco
sufrió la condena de los países democráticos y de la ONU por el apoyo dado a dichas
potencias. Este aislamiento internacional obligó a Franco a seguir una política autárquica que se
tradujo en terribles años de escasez, racionamiento y mercado negro.
- En la década de los sesenta la situación cambió: en el contexto de la Guerra Fría contra el
comunismo, el régimen franquista, con el apoyo de Estados Unidos, empezó a ser reconocido a
nivel internacional y se inició un proceso de modernización y expansión económica debido al
Plan de Estabilización (1959-1973) y la crisis final de la dictadura (1973-1975).
II. DESARROLLO: CREACIÓN DEL ESTADO FRANQUISTA. APOYOS SOCIALES Y
FUNDAMENTOS IDEOLÓGICOS.
El régimen franquista fue una verdadera dictadura personal. Franco, tuvo todos los poderes en
su mano, pretendió crear un nuevo Estado totalitario, opuesto al liberalismo, a la democracia y
al comunismo. Se caracterizaba por la sumisión a un caudillo, la represión, la negación de las
libertades básicas, la falta de garantías jurídicas, crítica superficial al capitalismo y la
celebración de grandes concentraciones de militantes uniformados con sus organizaciones y sus
saludos y gritos de corte fascista.
- El unipartidismo (Falange Española Tradicionalista y de las JONS), impidiendo mediante la
represión cualquier tipo de pluralismo político y sindical.
- Un régimen militar, el Ejército gozó de prerrogativas muy amplias, participaba del poder, los
militares ocupaban los principales ministerios, representaba la esencia de la nación. Al mismo
tiempo, se configuró un estado policial (Policía Armada y Guardia Civil) que garantizaba el
orden público y perseguía a la oposición.
- Nacional–catolicismo, es decir, el catolicismo y la Iglesia fueron un apoyo fundamental del
régimen, era un Estado confesional católico. La iglesia apoyó al bando franquista en la guerra
civil calificándola de “Cruzada”. A cambio, obtuvo privilegios y control del sistema educativo.
- Nacional–patrioterismo o visión heroica del pasado imperial. La unidad de la patria y para ello, se
resaltan la Reconquista, el gobierno de los Reyes Católicos (de cuyo escudo Franco tomó las flechas y
el yugo) o de Carlos V. Frente a ello, Franco rechazaba las autonomías y las lenguas de las
nacionalidades históricas, abolió sus estatutos de autonomía, fomentó el centralismo.
- La exaltación del líder carismático, un caudillo, Franco era presentado como un «caudillo»
enviado por la providencia divina para salvar al pueblo español. El propio Franco se consideraba
a sí mismo “el centinela que velaba por el bien del país”. En las monedas aparecía “Francisco
Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios”.
LOS APOYOS SOCIALES DEL RÉGIMEN FRANQUISTA.
El franquismo duró casi 40 años gracias a la represión, la propaganda del régimen y, sobre
todo, a los apoyos institucionales y sociales, entre los que destacan:
- La oligarquía financiera, industrial y terrateniente que consiguió la restauración de su poder
político y su hegemonía como clase social.
Las clases medias urbanas y los propietarios agrarios, sobre todo en el norte y en ambas
Castillas, de filiación derechista. Los funcionarios de la administración, así como maestros y
militares ascendidos para compensar las depuraciones realizadas al término de la guerra civil.
- Los tres pilares fundamentales del régimen fueron: la Falange, el Ejército y la Iglesia, sobre
todo la corriente del Opus Dei.
- Otros grupos de apoyo fueron: los carlistas o tradicionalistas y los monárquicos.
Todos los grupos sociales presentaban unos rasgos comunes: mentalidad conservadora
defensora de la familia, la propiedad privada, la religión católica y el orden público y la necesidad
de eliminar la conflictividad laboral por la vía de la fuerza. Los que rechazaban este régimen
fueron: los jornaleros, el proletariado industrial y buena parte de las clases medias urbanas.
Además, fue importante la actividad guerrillera de los “maquis” finalizada la guerra.
- Los jóvenes también jugaron un papel importante en el aspecto político. Se crearon

1
Carmen M. Mirete IES. La Flota

organizaciones como el Frente de Juventudes, de pertenencia obligatoria, que organizaba


campamentos, concentraciones y ciclos educativos de formación política. La rama femenina del
Movimiento era la Sección Femenina de FET y JONS, se encargaba de organizar un servicio social
para las mujeres, equivalente al servicio militar de los varones. Otras instituciones similares eran
Educación y Descanso, y Auxilio Social.
INSTITUCIONES DEL RÉGIMEN.
El régimen franquista tenía el poder legislativo, con la posibilidad de establecer o modificar en
cualquier momento leyes y estructuras políticas. Este conjunto de leyes se denominaron Leyes
fundamentales. Destacan las siguientes:
- El Fuero del Tabajo (1938). Pretendía reglamentar las relaciones laborales. Establecía un
sindicato único obligatorio, vertical, bajo el control de Falange, inspirándose en el fascismo
italiano.
- La Ley Constitutiva de las Cortes (1942). Establecía una cámara única elegida por sufragio
indirecto entre las corporaciones y Franco. Simplemente, tenían capacidad de deliberación
sobre los proyectos de ley que llegaban del gobierno. No representaban la Soberanía Nacional.
- El Fuero de los Españoles (1945). Solo en apariencia era una declaración de derechos y
deberes de los ciudadanos, que en la práctica no tenía garantía alguna, se hizo para tratar de
enmascarar el carácter autoritario del régimen.
- La Ley de Referendum Nacional (1945). Establecía que los españoles podían ser consultados a
través de plebiscitos.
- La Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado (1947). Definía el régimen como un “reino” y
autorizaba a Franco a proponer a su propio sucesor.
- La Ley de Principios del Movimiento Nacional (1958). Al ser muy ambigua todos los sectores del
régimen la aceptarían.
- Ley Orgánica del Estado (1967). Terminará de regularizar la dictadura y el Estado. Una novedad
fue la separación de los cargos de Jefe del Estado y Presidente del Gobierno, aunque se aplicará
en 1973.
La construcción del nuevo Estado se inspiró en el Estado corporativista italiano que organizaba
la participación popular en tres unidades: familia, municipio y sindicato. Este sistema se llamaba
“democracia orgánica”. En 1969 Juan Carlos será nombrado sucesor de Franco a título de Rey.
SITUACIÓN INTERNACIONAL DEL RÉGIMEN.
a) La posguerra entre el 1939-1951. La actitud del régimen ante la II Guerra Mundial fue
cambiando entre la no beligerancia, la neutralidad y la colaboración con los nazis, enviando
material estratégico y una unidad de voluntarios la “División Azul” y el acercamiento a los
aliados.
Después de la Guerra, se produce un aislamiento y rechazo internacional del franquismo por
parte de los vencedores.
b) Primera apertura hacía el exterior (1951-1959). Se normalizan las relaciones internacionales,
con la firma del Concordato con la Santa Sede y se restablecen las relaciones con EEUU,
estableciendo las bases militares norteamericanas en España a cambio de ayuda militar y
económica. Con la llegada de la Guerra Fría, EEUU comparte con España el anticomunismo. En
1955, entrada en la ONU. La admisión de España en el contexto internacional había dado un respiro
al franquismo, pero muchos de los problemas internos seguían sin resolver. España, entre 1960 y
1972 experimentó una gran transformación económica; esto produjo un profundo cambio en la
sociedad, creciendo el sentido crítico y el deseo de participación política y social.
III. CONCLUSIÓN.
A lo largo de casi 40 años, el régimen dictatorial permaneció inalterable en sus principios:
concentración de poderes de manos de Franco, y ausencia de Constitución, de sufragio, de
libertad de partidos y de derechos democráticos individuales y colectivos. Su única legitimidad
provenía del hecho de haber ganado la Guerra Civil. Franco tuvo que crear un Estado nuevo,
pretendía dar una imagen de legalidad, promulgando una serie de Leyes Fundamentales y
creando unas Cortes: “democracia orgánica”.

Textos: 26. Algunos artículos del Fuero de los Españoles 1945. 27.- El convenio defensivo entre
EEUU y España, 1953. (Realizad el texto 27). 28.- Concordato entre España y la Santa Sede, 1953.