Está en la página 1de 1

Explicación del esquema de información compartida “Zara”

La principal característica de Zara es que repone sus productos dos veces a la


semana, y por lo que debe tener una cadena de suministro muy bien
estructurada y definida. Para ello, al final de cada jornada el gerente o
responsable de cada tienda debe enviar por vía electrónica el volumen de ventas
que se ha producido en ese día para cada producto.

Entonces, de acuerdo al esquema, la empresa pide productos desde el almacén


para reabastecerlo, el flujo de información que existe es por los encargados de
cada área que reportan la cantidad de ventas que hubieron durante la semana, de
este modo el dinero circula por las tiendas y posteriormente se envían a la sede
central donde se toma la decisión de volver a reabastecer el almacén al igual que
las plazas.

Las flechas demuestran donde se entregaron todos los productos, de la misma


forma todos están perfectamente clasificados por tipo de producto, color, talla, etc.
Gracias a su tecnología perfectamente coordinada, hacen posible que, cruzando
los resultados de venta de cada tienda y las existencias que tienen en el almacén,
pueden empaquetar y tener preparados en los camiones todos los pedidos de
manera rápida y eficaz. Cada uno de los productos se queda en el almacén
solamente unas pocas horas siendo el proceso de llegada y entrega casi
automático.

Ninguna estación esta desconectada de la otra, es decir que, siempre existe la


comunicación entre una plaza y la sede central, gracias a esta práctica es que
ZARA puede ofrecer diversos productos a un costo accesible sobre otras
empresas.