Está en la página 1de 1

LA FALTA DE PROYECCIÓN EN EL COLEGIO

“Los jóvenes somos el futuro del país”. Esta frase se ha vuelto muy común para los colombianos en los últimos
años, pero, ¿Cómo quieren que seamos el futuro del país, si el país no nos prepara para un futuro? Duramos casi
trece años estudiando y “preparándonos” para cuando llegue el momento de graduarnos y continuar con nuestra
vida fuera del colegio, pero eso es lo que pongo en duda. ¿En verdad nos preparan para una vida fuera del colegio?
¿Para un futuro o una carrera? No, la realidad es que no nos preparan para el futuro que en realidad quisiéramos,
uno bueno y de calidad; Nos preparan para vivir el día a día, una rutina cansona que nos va consumiendo y que
no nos permite abrir la mente y proyectarnos, nos vendan los ojos y no nos dan la posibilidad de ver otras
perspectivas. Cuando salimos a la “vida real” es como si nos aventaran a un tanque lleno de tiburones hambrientos
listos para acabar con nosotros sin compasión alguna, el totazo, como dirían muchos al salir es por varios factores
que se presentan a lo largo de nuestra vida en el colegio.

En el caso de los colegios públicos vemos materias que son impuestas, obligatorias, materias que seguramente no
nos gustan, no entendemos o simplemente no nos interesan, estamos sometidos a notas, para muchos maestros no
es importante el conocimiento individual de sus estudiantes, basta con un trabajo “gordito” y lleno de palabras
para ganar un cinco, así tu mente esté vacía. Tal vez es por esto que junto con otros factores seguramente no
nos va bien, porque finalmente no aportaran nada a lo que en realidad queremos estudiar y hacer en nuestra vida,
por esto es que a la hora de presentar una prueba de admisión es tan complejo y en muchos casos no son admitidos.
Cabe mencionar que Colombia está entre los últimos puestos del ranking de educación según el programa Pisa el
cual analiza el rendimiento de los alumnos de 15 años en asignaturas como matemáticas, lenguaje y ciencia, a
partir de unas pruebas a las que son sometidos los escolares de los 65 países.

El colegio carece de una buena orientación, pero que no sea una orientación profesional faltando dos o tres
meses para graduarnos como bachilleres. La orientación profesional debería ser al menos desde el comienzo del
bachillerato, es decir desde grado sexto, para que así en el transcurso de los años te vayas enfocando en lo que
realmente te gusta y quieres, si esto fuera así, ni siquiera tendrían que recurrir a los cursos pre universitarios
externos, porque no habría la necesidad, ya que desde el colegio estaríamos lo suficientemente preparados para
entrar a la carrera finalmente escogida, así el golpe del colegio a la universidad no sería tan fuerte.

Todo esto es muy grave, conozco varios jóvenes que han pasado o están pasando por esta problemática y llegan
hasta tener crisis emocionales por no saber qué hacer con su vida y estar llenos de dudas, además de eso se le
suma la presión constante de su familia. ¿Duro, no? Gran parte de esta problemática se da porque Pasaron tanto
tiempo cumpliendo con lo que les exigían, que en realidad no pensaron en lo que serían resto de su vida.
Seguramente algunos eran buenos para dibujar pero no pudieron hacerlo por tratar de encontrar el binomio
cuadrado perfecto. Quizás lo suyo era la música pero no tuvieron tiempo para practicarla, por hacer trabajos y
tratar de entender diversos temas que no les gustan. Así se pasan los días las horas y los años y cuando por fin se
gradúen del colegio ya no sabrán ni para qué son buenos, ni que estudiar o hacer con su vida porque perdieron el
tiempo, las ganas y gran parte de tu vida.

Intereses relacionados