Está en la página 1de 11

Empezar una conversación por WhatsApp de forma efectiva se ha

convertido en un quebradero de cabeza para más de uno. ¿Cuantas


conversaciones se inician y no obtienen respuesta? Si estás soltero o
soltera, seguro que sabes de lo que hablo.

Durante este artículo veremos cómo iniciar conversaciones por


WhatsApp adaptándonos a la situación, y comunicando de una
forma creativa que propicie estados emocionales
positivos. Iniciando así el rumbo hacia una conversación más larga.

Aprende a seducir cómo nunca has imagino


en mi nuevo curso: Seducción emocional.
¡Reserva ahora con un 20% de descuento!

Cómo empezar una


conversación por
WhatsApp
En otros artículos hemos hablado del modelo de Comunicación
Seductora AIDA creado por un servidor. Hagamos un breve repaso,
orientándolo a empezar una conversación por WhatsApp.

Cómo puedes ver en la imagen, el modelo está compuesto por 5


componentes. A lo largo de este artículo iremos explicando cada una
de ellas.

Pero antes de seguir, únicamente citar un pequeño consejo. Antes de


iniciar una conversación por WhatsApp asegúrate de que la otra
persona está disponible para contestar. Si está en el trabajo o
piensas que puede estar muy ocupada, es preferible que busques otro
momento. Si no, todo lo que expliquemos aquí puede reducir
considerablemente su efecto si acaba contestándonos pasadas unas
horas, o nos contesta brevemente porque no puede hablar.
*Nota importante:
Durante este artículo hablaré como si estuviésemos intentando ligar por
WhastApp con una chica, pero es igual de válido para ambos sexos. Los
ejemplos así seguirán siendo, pero pueden invertirse. Las lectoras intentar
imaginar a raíz de estos ejemplos que habrías dicho vosotras a una chico.

Contenidos [Ocultar]
 1 Observación para saber que decir
o 1.1 Empezar la conversación si la conoces de un único encuentro
o 1.2 Empezar la conversación si ya la conocemos
o 1.3 Empezar la conversación tras una discusión
 2 Generar emociones al iniciar la conversación
o 2.1 Charla trivial
o 2.2 Cualificación
o 2.3 Comunicación emocional o romántica
o 2.4 Sexualización
 3 Productos que pueden interesarte:
 4 eBook: Ligar por WhatsApp
 5 #BeBrave #DavidJungle
o 5.1 ¡Suscríbete a Be Brave!
o 5.2 Más post interesantes para ti
o 5.3 Comparte esto:

Observación para saber que


decir
La observación es aquello que nos guía sobre cómo proceder en
cada momento. Este modelo no es un método paso a paso, sino que
somos nosotros con nuestra propia inteligencia quienes decidimos
qué hacer y qué decir en cada momento.

Seguimos así nuestro propio estilo e intuición acordes a nuestra


personalidad. Pero más importante todavía, es que lo que hacemos
responde a necesidades e intereses de la propia interacción,
nuestros, y de la persona a la que queremos seducir. Así, siempre
que vayamos a empezar una conversación por WhatsApp, habrá
motivos que justifiquen nuestro proceder.

Identifica el contexto en el que te encuentras

Es distinto empezar una conversación por WhatsApp con un chico o


una chica con la que ya tenemos confianza, que si apenas la
conocemos. El mensaje así como la comprensión receptiva del
mismo variarán. Por tanto, veamos algunos consejos y ejemplos en
los casos más habituales:

Empezar la conversación si la conoces


de un único encuentro
Este es el más común. Puede que hayas conocido a esa persona en
un discoteca o durante el día, ligando con ella. O que te la hayan
presentado. El caso es que únicamente la has visto una vez, y el
contacto con ella fue lo suficientemente sólido como para haber
conseguido su WhatsApp.

En esta situación tenemos que pensar en qué ha pasado ya antes. No


es lo mismo si ya la hemos besado, o hablado con ella durante horas,
que si nos ha dado su teléfono en 5 minutos de conversación.

Cuanto más tiempo haya invertido en ti anteriormente, más te


conocerá y más posibilidades habrá de que te conteste. Le digas
lo que le digas.

Empezar la conversación si la conocemos muy poco


Imaginemos que nos la ha presentado un amigo, estuvimos hablando
con ella 10 minutos, y le pedimos su teléfono.

En este caso deberemos iniciar la conversación con cautela y


recordando quién somos.

–Hola María. Soy David, el amigo de Juan. Acabo de acordarme de ti


y ni el dios Odín de los Vikingos ha conseguido frenarme ha
preguntarte qué tal llevas la semana.
–Jajaja, si me acuerdo de ti, ¿Qué tal? Mi semana va bastante
aburrida. Muchos exámenes a la vista y muchas horas encerrada.

Empezar la conversación si el primer encuentro fue


relativamente prolongado
Imaginemos ahora que la conocimos nosotros mismos en una
discoteca y le pedimos el número tras estar hablando con ella un buen
rato. Ya hubo conexión entre los dos y la cosa pintaba
bien. También es aplicable este ejemplo en el caso de que
acabáramos besándola.

–Hola Gabriela, soy David. Te tengo que hacer una consulta que me
tiene un poco reflexivo.
–Hola David, ¿qué tal? Si ya me di cuenta de que eras reflexivo de
más jaja. A ver, sorpréndeme.
–Pues verás, necesito una receta tuya. Estoy que no paro de pensar
en cómo me sentía el otro día al mirarte. La profundidad de tus ojos
me ha mermado aún más la sesera. Así que dime cuál es el secreto
para recuperarla.
–Jajajaja. Desde luego que exagerado tampoco eres. Yo creo que con
un poco de limón y sal cada media hora sobre los ojos, en seguida se
te olvida jajaja.
–Mmmmm, creo que soy más de otro tipo de remedios. De los
caseríos no me fío…

A partir de aquí, conforme más especial y significativo fuese el


primer encuentro, con más confianza podríamos y deberías
empezar la conversación por WhatsApp.

Empezar la conversación si ya la
conocemos
Empezar una conversación por WhastApp con alguien con quien ya
hablamos y tenemos cierta confianza, no es ningún gran misterio. Lo
importante en estas conversaciones por WhatsApp es despertar
su interés y saber concertar una cita en el momento
oportuno. Para eso te dejaré dos artículos al final de este.

Retomar un contacto anterior


Habrá situaciones en la que nos interese retomar un contacto. Es
decir, chicos y chicas con las que anteriormente hablamos y la
cosa no funcionó, y ahora queremos volver a probar suerte. Quizá
incluso puede ser nuestra o nuestro ex. O simplemente fue una
interacción que ya no contestaba a nuestro WhatsApp.
En este caso yo recomiendo usar el humor para animarla a
contestar.Estamos reabriendo un caso que parecía cerrado. Y lo que
en los juzgados cuesta, ligando por WhatsApp también.

–Eyyyy, hola Cristina, ¿¿Qué tal estás?? Llevo sin hablar contigo
desde que se extinguieron los dinosaurios. ¡Como hecho de menos a
esos animalejos! ¿Al final conseguiste ese trabajo que querías?
–¡¡Hola David!! Deja a los dinosaurios donde están anda. Bastante
tuvieron con lo que tuvieron jajaja. No, al final no lo conseguí. Pero
bueno, empecé a estudiar un master y la verdad es que estoy muy
contenta. ¡Estoy aprendiendo un montón!

En este ejemplo puedes observar que reducimos defensas con


humor e inyectamos energía en el mensaje. Algunos simplemente
dicen hola que tal, como con miedo. Pero pasar de contestar a un
mensaje así es muy sencillo. En esta situación para empezar una
conversación por WhatsApp con éxito es importante asumir
confianza para retomar la perdida con el paso del tiempo.

Empezar la conversación tras una


discusión
En este caso estamos ante un buen asado. ¿Tienes hambre? Los
malentendidos, batallas de egos y malos rollos en general a veces
suceden. Empezar una conversación por WhatsApp después de una
discusión requiere de intentar cerrar antes la puerta que propició el
daño. Es decir, curar las heridas.

–Hola María. Sé que la última vez que hablamos discutimos, y la


verdad es que le he estado dando vueltas a la cabeza y veo que en
gran parte fue por mi culpa. Te pido perdón. Siempre he pensado que
lo más importante en esta vida es disfrutar nuestro ahora, y que
discutir es una pérdida de tiempo. Pero a veces el orgullo me pierde.
Que sepas además que hecho mucho de menos tu sonrisa traviesa,
esa que pones cuando me estás preparando alguna broma pesada.
Ahora mismo me encantaría verla.
–Hola David. A decir verdad creo que yo tampoco fui una santa. Tú te
pasaste, pero yo también me lo podía haber tomado mejor. Como bien
dices, mejor disfrutar nuestro ahora que es lo importante. Y a ver si a
la próxima en lugar de discutir nos reímos y nos ahorramos disgustos.
En cuanto a mi sonrisa, pronto la verás, porque te tengo una broma
muy pesada guardada para hacértelas pagar jajaja.
En este ejemplo podemos ver cómo pedimos disculpas, matizamos
un fin superior (disfrutar nuestro ahora es lo importante), y
posteriormente rebajamos la tensión cambiando de tema. De esta
forma nos disculpamos y damos una salida a empezar de nuevo a
tener buen rollo entre los dos.

¿Se te ocurre otros contextos interesantes?


Si no sabes cómo empezar una conversación por WhatsApp en tu
situación actual, escríbeme en los comentarios al final de este
artículo y te ayudaré dándote ejemplos. Así de paso podemos ir
ampliando juntos este artículo.

Generar emociones al iniciar


la conversación

Una vez identificado el contexto y nuestro proceder, eligiéremos qué


emociones vamos a generar. Para ello, repasemos las siguientes
componentes del modelo ya citado al inicio de este artículo.

Charla trivial
La charla trivial es comunicación sin emociones. Se diferencia del
resto de componentes en que no cubre ninguna necesidad o
motivación emocional específica. La utilizamos como base para
hablar de cualquier cosa mientras buscamos cualificar, generar una
conexión romántica o sexualizar, de forma que podamos seducir a la
otra persona.

Ejemplos para empezar una conversación con charla


trivial
–Hola, ¿qué tal? ¿Cómo ha ido el día? Yo casi me muero de calor. El
sol está que no perdona nuestros pecados. ¡Como suba se va a
enterar!

–Felicidades, ya he visto por Facebook que has terminado la carrera.


¿Cómo te sientes? Cuando yo terminé la mía casi no me lo creía.

–¡Hola María! ¿Qué tal? La otra noche me encantó conocerte. Estoy


deseando que me des una cita 😉

–La vida me sonríe. ¡He aprobado mi examen del viernes! Soy el


mejor.

Y así nos podríamos alargar hasta el infinito. La idea es iniciar la


conversación de una forma desinteresada. Con sutileza. Muy
frecuentemente haciendo referencia a un contexto actual.

Aquí la clave está de nuevo en ser creativos a la hora de escribir y


llamar la atención. Generar buen rollo ya de entrada. Incluso hablar
del tiempo puede ser divertido (mira el primer ejemplo). Si entrenas
esta creatividad comunicativa siempre se te ocurrirá una forma sutil de
empezar tus conversaciones sin ser común y aburrido.

Cualificación
Cuando hablamos de cualificación nos referimos sobre todo a lanzar
elogios. Es decir, decirle a una persona qué nos gusta de ella. En
este caso a la chica (o chico) con la que empezamos la conversación
por WhatsApp.

Generamos un impacto emocional haciéndola sentir valorada y


apoyada. Si se hace bien, nos garantizamos que nos respondan.
¿Quién le da la espalda a un caramelo? Nadie. Ahora sí, tendrás que
aprender a elogiar de una forma precisa que genere emociones
positivas. Para eso te dejo este otro artículo para que vuelvas a el
más adelante:
Cómo elogiar para seducir y enamorar

Ejemplos para empezar una conversación por


WhatsApp con elogios
–Hola María, ¿qué tal? Acabo de ver tus fotos de Instagram de tu viaje
a Salamanca. La sonrisa y el brillo en los ojos siempre te acompañan
ehh. Casi llamo al diablo para pactar con el que me lleve allí contigo. A
disfrutar Salamanca pero sobre todo a disfrutar de esa alegría que
transmites.…

–Anaaaaaaaaa, ¿qué tal? Me acabo de acordar un montón de ti. No


veas la que he liado en el trabajo. Mi jefe me ha echado un puro…
Pero me he acordado de lo que hablamos el otro día de mantener la
calma, y al final lo hemos solucionado todo y aún me ha valora mi
aplomo. Si no fuese por tu sabiduría emocional a saber que habría
hecho jajaja.

Comunicación emocional o romántica


La comunicación emocional o romántica busca generar vínculos
amorosos. Algo así como encontrar pruebas en las que el universo
diga que estabais predestinados a estar juntos. Para empezar una
conversación con este tipo de comunicación, es evidente que debe
haber ya una conexión romántica ya creada. Este tipo de
comunicación es ideal con chicas o chicos con los que estamos
empezando a tener una relación, o con los que tuvimos un primer
encuentro muy pasional.

Ejemplos para empezar una conversación por


WhastApp con romanticismo
–¡Buenas noches! Espero que estés muy bien Gema. Me he acordado
mucho de ti esta semana. Tus labios, tu forma de mirarme, cómo me
tocabas… Creo que el sábado vivimos un momento muy especial, y
ardo en deseos de repetirlo. Nunca hubiese imaginado sentir algo así.

–Hola Nicole. Creo que por tu culpa estoy perdiendo el sentido de la


orientación. Desde que nos conocimos has roto todos mis esquemas.
Estoy ardiendo en deseos de caminar de nuevo entre esos labios de
caramelo. Dulces, tan dulces como lo eres tú. Toda tú.

Sexualización
Mediante la sexualización comunicamos sexo por WhatsApp
únicamente con nuestras palabras. Utilizamos pequeñas
insinuaciones y cualificaciones con contenido sexual. Incluso una
comunicación emocional con un toque picante. Todo lo que suene a
sexo y genere tensión.

Ejemplos para empezar una conversación por


WhatsApp sexualizando
–Menuda semana llevo. Necesito sumergirme en ese pelo de sirena
tuyo para olvidarme de todo. Si nos vemos este fin de semana te
prometo ser bueno algunos ratos, y malo en algunos otros. En ambos
casos, sin mucho aire que respire entre nosotros.

–Hola Marta, espero contar con tu permiso para decirte que no me


apetece nada ser políticamente correcto contigo. Quiero sentirte. Toda
tú contra mi. Rozar tus muslos. Perderme en tus piernas. Tocar tu
pecho y encariñarme en un plácido juego con tus labios. Quizá esté
siendo muy atrevido, pero más bien me siento sincero :p.

Intereses relacionados