Está en la página 1de 4

Las mezclas asfálticas se emplean en la construcción de pavimentos, ya sea en

carpetas de rodadura o en carpetas inferiores. Su función es proporcionar una


superficie de rodamiento cómoda, segura y económica a los usuarios de las vías,
facilitando la circulación de los vehículos. Además, éstas deben ser aptas para
transmitir las cargas debidas al tráfico. Las mezclas asfálticas, están constituidas
principalmente por bitumen asfáltico y agregados pétreos, cuyas proporciones
volumétricas dependen de la naturaleza de los mismos y del cálculo de un diseño
de mezcla que cumpla los criterios para garantizar la estabilidad y la durabilidad.
Normalmente, las mezclas asfálticas son producidas a temperaturas mayores a 150
°C, obteniendo así mezclas asfálticas en caliente (HMA) [24].

El desarrollo de la infraestructura vial, en especial la construcción, mantenimiento y


uso de las carreteras trae consigo un impacto negativo sobre el medio ambiente?
por un lado el consumo de recursos naturales como los agregados pétreos, asfalto
y combustibles o energía eléctrica y, por el otro, el mezclado y compactación de
mezclas asfálticas requiere someter el asfalto a altas temperaturas, ocasionando la
emisión de gases contaminantes como el dióxido de carbono (CO2), monóxido de
carbono (CO) y compuestos orgánicos volátiles (COV). En 1997, el protocolo de
Kioto sobre el cambio climático, pactó reducir las emisiones de seis gases que
causan el calentamiento global, lo que hizo necesario buscar la forma de reducir las
emisiones de las mezclas asfálticas. Es por esto que, en la actualidad, el sector de
la construcción vial se ha enfocado en la disminución de las temperaturas de
producción y compactación de las mezclas asfálticas. De esta manera, se han
desarrollado las Mezclas Asfálticas Tibias (WMA, por sus siglas en ingles), cuyas
tecnologías están basadas en diferentes principios. Estas se describen como
aquellas que se producen a temperaturas menores que las mezclas en caliente, es
decir entre 100°C y 135°C, pero con el mismo desempeño.

La reducción de las temperaturas de mezclado y compactación de mezclas


asfálticas tibias genera grandes beneficios como la reducción de las emisiones de
gas carbónico (30%40%), óxido de nitrógeno (60%70%), dióxido de azufre (35%),
compuestos orgánicos volátiles (50%) y las partículas de polvo (25 55%) [25]? la
reducción del consumo energético en la producción de mezcla asfáltica hasta de un
30% [22]? reducción de la viscosidad del asfalto y/o aumento de la trabajabilidad de
la mezcla asfáltica aumentando, por consiguiente, la compactabilidad de las
mismas. Y, por último, reducir la temperatura de mezcla hará que disminuya la
velocidad de enfriamiento de las mezclas dado que la diferencia entre la mezcla y
la temperatura ambiente es menor. Esta disminución de la velocidad de enfriamiento
permitirá distancias de transporte más largas, y más tiempo para la compactación
de las mezclas, lo que sería beneficioso en condiciones climáticas extremas y puede
ayudar a prolongar la temporada de pavimentación [24].
Los mismos mecanismos que permiten a las tecnologías WMA mejorar la
trabajabilidad a menores temperaturas, también les permite actuar como agentes
de compactación. La compactación mejorada o las mayores densidades
conseguidas in situ tienden a reducir la permeabilidad y el envejecimiento del asfalto
lo que, en general, se traduce en una mejora del rendimiento de las mezclas en
términos de resistencia a la fisura y sensibilidad a la humedad [22].

AGENTES MEJORADORES DE ADHERENCIA EN MEZCLAS ASFÁLTICAS

El daño por humedad es el resultado de la interacción de la humedad con la


adherencia entre el agregado y el ligante asfáltico en una mezcla asfáltica. Esta
interacción puede causar una reducción de la adherencia entre el ligante asfáltico y
el agregado, llamado "stripping" o desprendimiento del cemento asfáltico, el cual
puede conducir a varias formas de falla de los pavimentos asfálticos, incluyendo
"raveling" o desprendimiento gradual de los agregados de la superficie debido al
paso constante de los vehículos, ahuellamiento y agrietamiento por fatiga [52]. El
daño por humedad puede deberse a falla por cohesión en la estructura interna del
mástico y que involucra la fuerza de cohesión del asfalto, y a falla por adhesión, que
más bien tiene que ver con la fuerza de interacción entre el agregado y el asfalto
[53]. No obstante, dentro de las metodologías de diseño de uso común, estas
propiedades no se consideran al nivel de detalle que realmente se requiere.

ADHESIÓN LIGANTE ASFÁLTICO AGREGADO


En general, la susceptibilidad a la humedad aumenta por cualquier factor que
aumente el contenido de humedad en una mezcla asfáltica y, por ende, disminuya
la adhesión del ligante asfáltico a la superficie del agregado pétreo. Existen cuatro
teorías que intentan explicar la adhesión ligante asfáltico agregado [54]:
 Teoría mecánica (Física): El ligante asfáltico entra en las irregularidades
superficiales y poros del agregado y se endurece produciendo un enlace
mecánico. La humedad sobre el agregado puede interferir con la penetración del
ligante asfáltico en el agregado y disminuir el enlace mecánico, incrementando
así la susceptibilidad al desprendimiento del cemento asfáltico.

 Teoría de la reacción química: Una reacción química entre el ligante asfáltico


y la superficie del agregado se lleva a cabo, ocasionando la adherencia química.
En general, los agregados con superficies ácidas no reaccionan tan fuertemente
con el ligante asfáltico. Esta reacción más débil puede que no sea lo
suficientemente fuerte como para contrarrestar otros factores del daño por
humedad.
 Teoría de la energía superficial: La fuerza entre el ligante asfáltico y el
agregado en la línea de contacto (cuando una gota se extiende sobre una
superficie, el borde de la gota es la "línea de contacto") es generalmente menor
que la fuerza entre el agua y el agregado. Por lo tanto, si los tres están en
contacto (asfalto agua agregado), el agua tenderá a desplazar al ligante
asfáltico. Esto puede resultar en una pobre mojabilidad de la superficie del
agregado por el ligante asfáltico y conduce al "stripping". Esta tensión interfacial
entre el ligante asfáltico y el agregado varía con el tipo de ligante asfáltico, tipo
de agregado y rugosidad de la superficie del agregado.

 Teoría de la orientación molecular: Cuando las moléculas del asfalto entran


en contacto con el agregado, ellas tienden a orientarse en relación con los iones
sobre la superficie del agregado, esencialmente creando una atracción débil
entre el ligante asfáltico y la superficie del agregado. Si las moléculas de agua,
que son dipolares, son más polares que las moléculas del ligante asfáltico, ellas
pueden satisfacer preferencialmente las demandas de energía de la superficie
del agregado. El enlace ligante asfáltico agregado resultante se debilita y puede
conducir al "stripping".

MECANISMOS DE FALLA ASOCIADOS AL DAÑO POR HUMEDAD DE LAS


MEZCLAS ASFÁLTICAS

Teoría de la Energía Superficial


La adhesión se define como la fuerza de atracción entre moléculas diferentes que
hace que distintos materiales se peguen. Entre las teorías que intentan explicar la
adhesión se encuentra la teoría de la Energía Superficial [54]. La Energía libre
superficial de un material se define como la cantidad de trabajo necesario para crear
una unidad de área de una nueva superficie de ese material específico en el vacío
[63]. Cuando el asfalto moja una superficie de un agregado pétreo tiene lugar un
cambio en la energía, denominado tensión de adhesión, que depende de la cercanía
del contacto y la afinidad mutua entre el cemento asfáltico y el agregado. Si la
tensión de adhesión del agregado es mayor con el agua que con el asfalto, el agua
desplazará al asfalto si estuviese presente en la interfaz entre el ligante asfáltico y
el agregado [61].
La energía superficial libre (ESL) es una propiedad fisicoquímica inherente a todos
los materiales. La teoría ácidobase [64] explica que la ESL total está definida por la
contribución tanto del carácter no polar o dispersivo del material, como del carácter
polar del mismo. Este último parámetro se divide a su vez en dos componentes, a
saber, el componente ácido de Lewis y el componente básico de Lewis. A partir de
la ESL es posible estimar el trabajo de adhesión [65] entre el agregado y el asfalto.
Este, por definición, representa la energía necesaria para romper la interfase
agregadoasfalto que se forma eventualmente. El trabajo de adhesión está
relacionado con el cambio en la energía libre de adhesión de Gibbs, que permite
predecir termodinámicamente si la interacción entre el asfalto y el agregado es
favorable o no [66]. Los valores negativos del cambio en la energía libre de Gibbs
indican que el proceso de adhesión se da de manera espontánea: entre más
negativo sea ésta, más favorable será la adhesión entre el agregado y el asfalto.

Posibles objetivos.

Realizar una Caracterización termodinámica de la adhesión entre cementos


asfálticos y agregados.

Evaluar de la susceptibilidad al daño por humedad de mezclas asfálticas


empleando propiedades termodinámicas.