Está en la página 1de 13

Marcos Pérez Jiménez.

Nace en Michelena estado Táchira el 25 de abril de 1914 y


muere en Alcobendas, España el 20 de septiembre de 2001.
Fue un político y militar venezolano. Alcanzó el grado de
General de División del Ejército de Venezuela; y designado
Presidente de facto de Venezuela de manera provisional por
la «Junta de Gobierno» sustituyendo a Germán Suárez
Flamerich desde el 2 de diciembre de 1952 hasta el 19 de
abril de 1953. En esta fecha la Asamblea Nacional
Constituyente lo proclama Presidente Constitucional para el
período 1953-1958. El gobierno de Pérez Jiménez continuó
las obras que habían sido planificadas por los gobiernos
anteriores y culminó muchas de ellas en pocos años. Este
gobierno se caracterizó por el gran crecimiento económico de
Venezuela, sobre todo del sector construcción. Su gestión ha
sido una de las más controversiales de Venezuela.

Biografía.
Marcos Evangelista Pérez Jiménez fue bautizado así por sus
padres, Juan Pérez Bustamante y Adela Jiménez. Inició su
carrera militar en 1931, al ingresar a la Escuela Militar de
Venezuela, egresando como Subteniente en 1933 con las
más altas calificaciones. Es importante destacar que el
promedio más alto en la Academia Militar de Venezuela es el
de Marcos Pérez Jiménez que no ha sido superado. Luego en
1941 realiza cursos de especialización en la Escuela Militar
de Chorrillos, en Lima, Perú, junto al que fuera Ministro de
Fomento y Obras Públicas el General de División José del
Carmen Cabrejo Mejía durante el gobierno militar del General
Manuel A. Odria, siendo ascendido a capitán a su regreso.
Su primera figuración pública ocurre con su participación en
el derrocamiento del gobierno del General Isaías Medina
Angarita el 18 de octubre de 1945. Tres años más tarde, tras
un período regido por una Junta Cívico Militar, es elegido
Presidente el escritor Rómulo Gallegos, posteriormente
derrocado el 24 de noviembre de 1948 por un movimiento
liderado por Pérez Jiménez.
El 30 de noviembre de 1952 la Junta de Gobierno llamó a
elecciones para elegir una Asamblea Nacional Constituyente
que debía sancionar una nueva Constitución y dar fin al
gobierno transitorio. Pero cuando los primeros resultados
mostraron que el partido Unión Republicana Democrática
(URD) dirigido por Jóvito Villalba y Mario Briceño Iragorry iba
a ganar las elecciones, el partido oficialista Frente Electoral
Independiente (FEI) (promovido por Pérez Jiménez)
desconoció el triunfo y nombró a Pérez Jiménez como
Presidente Provisional de Venezuela.
El mismo día de las elecciones el Consejo Supremo Electoral
suspendió los escrutinios y el 2 de diciembre Marcos Pérez
Jiménez proclamó su victoria electoral. Con URD y otros
partidos ilegalizados o en el exilio, y el COPEI dividido entre
nuevos perezjimenistas y opositores, el 17 de abril de 1953
Pérez Jiménez es proclamado presidente constitucional para
el período 1953-1958.
El programa de gobierno de Pérez Jiménez tuvo como base
el crecimiento de la economía a raíz del auge del sector
construcción. Caracterizado también por una ambiciosa
política en infraestructura, la cual se pudo ejecutar a la
perfección, y dio como resultado obras públicas de gran
envergadura.
Presidencia (1952-1958).

El 2 de enero de 1954, el gobierno ordena la libertad de más


de 400 detenidos políticos e invita a regresar a los exiliados.
Con Pérez Jiménez, en 1953 el Congreso aprobó una nueva
Constitución Nacional en la cual se le cambió el nombre al
país de Estados Unidos de Venezuela (nombre que tenía
desde 1864) a República de Venezuela, sin embargo se
suprimieron algunos derechos sociales establecidos en la
Constitución de 1946.
El gobierno de Marcos Pérez Jiménez consagra como
Semana de la Patria los días que concluyen con el 5 de julio.
Los destina a rendir homenaje a los héroes de la
nacionalidad, en una combinación de actos en los cuales se
mezclan la exaltación de los libertadores y las realizaciones
del gobierno, como la reedición de nuevos tiempos dedicados
a engrandecer la patria.

Economía y la deuda de Venezuela.


La academia venezolana ha considerado que la década de
1950 fue una burbuja económica que se fundamentaba en la
producción petrolera y en la construcción de obras públicas.
La producción petrolera pasó de 1,80 millones de barriles
diarios, cotizados a 2,14 dólares, a 2,77 millones de barriles
diarios (cotizados a 2,65 dólares), según datos del Ministerio
de Energía y Minas. A su vez, según la División de
Estadística de las Naciones Unidas en su Anuario Estadístico
de 1964, el crecimiento de la economía venezolana de 1952 a
1958 fue el más alto del hemisferio occidental, por encima de
potencias como Estados Unidos, y el Reino Unido.
Los indicadores económicos de Venezuela durante el
gobierno de Marcos Pérez Jiménez mostraban crecimiento en
algunos sectores de la economía (la construcción, por
ejemplo), baja inflación y altos niveles de empleo, aunque la
balanza de pagos y las finanzas gubernamentales mostraban
un preocupante desorden fiscal. La deuda de Venezuela
creció más de 25 veces y pasó de 175 millones a más de 4
mil 500 millones de bolívares en apenas 5 años
(aproximadamente 13 mil millones de dólares de 2018, con
una población que no llegaba a los 7 millones de habitantes).
La expansión de la economía venezolana tuvo como base el
endeudamiento de la nación venezolana y esa fue una de las
causas de la crisis económica de la Venezuela de los años
sesenta.
Algunos periodistas venezolanos han señalado que el bolívar
venezolano llegó a valer más que el dólar Según algunas
notas publicadas en el medio Caraota Digital, el bolívar
venezolano llegó a ser la primera moneda de reserva del
mundo y superó al dólar estadounidense estadounidense.

Ciudad vacacional los Caracas.


La Ciudad Vacacional Los Caracas fue originalmente una
comunidad agrícola para los enfermos de lepra que debían
estar aislados, como parte de los Planes Sanitarios del
Ministerio de Sanidad. Marcos Pérez Jiménez le cambió su
uso y convirtió la Colonia Agrícola-Leprosario en una ciudad
vacacional, perjudicando a los enfermos.
Continuidad en los proyectos de infraestructura.
Marcos Pérez durante su gobierno utilizo el lema “Nuevo
Ideal Nacional” y dio principalmente continuidad a los
proyectos de infraestructura.
Los medios de comunicación y el aparato de propaganda
perezjimenista han difundido que Pérez Jiménez realizó las
grandes obras en infraestructura que existen hoy en día en
Venezuela.

Las obras del gobierno de Marcos Pérez Jiménez fueron las


siguientes:

El Paseo Los Próceres. Si bien la expropiación de los


terrenos había comenzado en el año 1948 (Trienio Adeco), el
Golpe de Estado de ese mismo año cambió la dirección del
proyecto.
El Hotel Humboldt
Las Urbanizaciones obreras 2 de Diciembre (hoy Parroquia
23 de Enero), 24 de Noviembre (hoy 10 de marzo en
Maiquetía), Ciudad Tablitas, Artigas, Lomas de Urdaneta,
Propatria, etc.
Las obras que fueron culminadas por los gobiernos
democráticos, posteriores al gobierno militar de Pérez
Jiménez:

El Teleférico de Mérida "El más alto y segundo más largo del


mundo". Culminado por Rómulo Betancourt, a pesar de la
crisis económica que generó la deuda de Pérez Jiménez.
El Hipódromo La Rinconada.
Algunos de los proyectos que fueron planificados e iniciados
por Eleazar López Contreras, Isaías Medina Angarita y el
Trienio Adeco, pero que Pérez Jiménez continuó:

La Autopista Caracas - La Guaira.


El Centro Simón Bolívar y las Torres del Silencio
La Autopista Regional del Centro.
La Autopista Valle-Coche.
La Avenida Urdaneta.
La Avenida Abraham Lincoln (convertida en el bulevar de
Sabana Grande en 1983)
La Avenida Francisco de Miranda.
La Avenida Libertador.
La Autopista Francisco Fajardo
El Teleférico de Caracas.
El Círculo Militar de Caracas.
La Ciudad Universitaria de Caracas (ejecutada entre 1943 y
1970). Es un ejemplo excepcional del movimiento moderno
arquitectónico inspirado en la Bauhaus. Agrupa una gran
cantidad de edificios organizados en un conjunto limpiamente
interrelacionado y enriquecido con piezas maestras de
artistas.
Ciencia y tecnología.

En la década de los años 50 se continuó la producción de


conocimiento científico sistemático, proyecto financiado por el
Estado Venezolano, las organizaciones de salud extranjeras y
en menor medida, las empresas privadas nacionales. La
continuidad del proyecto de Eleazar López Contreras e Isaías
Medina Angarita, permitió que Venezuela fuera el primer país
del mundo en erradicar la malaria en la década de los
setenta, luego de finalizar la dictadura militar. En el gobierno
de Rómulo Betancourt, Venezuela fue uno de los países más
exitosos en la lucha contra las grandes enfermedades, pero
esto se logró gracias a la continuidad de los proyectos
sanitarios que se venían desarrollando.
El 29 de abril de 1954 fue fundado el Instituto Venezolano de
Neurología e Investigaciones Cerebrales (IVNIC) en los
terrenos de Altos de Pipe bajo la dirección de Humberto
Fernández-Morán. Fueron contratados varios investigadores
extranjeros principalmente especializados en la investigación
biomédica, así como también se contrató la compra e
instalación de un Reactor Nuclear del Centro de Física, el
primero en su tipo en Latinoamérica.

La continuidad de la inmigración.
La inmigración a Venezuela se intensificó durante los
gobiernos de Eleazar López Contreras e Isaías Medina
Angarita, aunque anteriormente ya habían existido pequeñas
olas de inmigrantes. Si bien la inmigración continuó durante el
gobierno de Marcos Pérez Jiménez y los posteriores
gobiernos democráticos, estos no recibieron las primeras
grandes olas de inmigrantes. El gobierno de Eleazar López
Contreras recibió varios barcos de judíos provenientes de
Europa, a pesar de las críticas provenientes desde el
extranjero y algunos sectores de Venezuela.
Con el fin de la Segunda Guerra Mundial y de la Guerra Civil
Española, numerosos europeos se vieron en la necesidad de
abandonar sus hogares en busca de libertad. Unos querían
hallar un nuevo horizonte, otros evadir el hambre y muchos
buscaban un lugar donde rehacer sus vidas. Estos
inmigrantes se embarcaron en gran parte hacia Venezuela.
Los más importantes fueron los italianos, portugueses,
españoles, búlgaros, alemanes, húngaros, holandeses y
rusos, entre otras colonias de la Europa devastada por la
hambruna y la Guerra.
Con los gobiernos militares de López Contreras, Medina
Angarita y Pérez Jiménez, se aplicó política de «puertas
abiertas, que atrajo un número significativo número de
españoles, italianos y portugueses, estos últimos con alto
grado de concentración en la región capital. Los inmigrantes
traen voluntad de trabajo, desplazados como estaban en la
Europa de posguerra. Se dedican a la construcción, el
comercio, especialmente panaderías, restaurantes,
cafeterías, agricultura, industria y obras públicas.

Plebiscito de 1957
El período constitucional de Marcos Pérez Jiménez finalizaba
según la misma constitución elaborada por su gobierno a
finales de 1957. Pérez Jiménez opta por organizar
rápidamente un órgano electoral que convocaría un
Referéndum o plebiscito el 15 de diciembre de 1957 para
decidir sobre si la población aprobaba o rechazaba la
reelección del gobierno Perezjimenista para el período 1958-
1963 de aprobarse no solo se ratificaría al presidente en su
cargo sino a todos sus candidatos al Congreso Nacional,
Asambleas legislativas estadales y concejos municipales de
manera automática.

23 de enero de 1958
El primero de enero de 1958 se produjo el primer intento de
rebelión militar contra Pérez Jiménez, a raíz de la crisis
económica que se avecinaba, la posición adversa de la
Iglesia Católica, los problemas del sector privado nacional, los
privilegios de las transnacionales, las violaciones a los
derechos humanos, la baja inversión en educación, salud y
servicios públicos, etc.9 Las deudas contraídas por la
dictadura militar habían escandalizado a los militares
venezolanos, los cuales le retiraron su apoyo.
El movimiento encabezado por el Coronel Hugo Trejo contó
con la participación de un buen número de oficiales de la
guarnición de Caracas y de Maracay, principalmente de la
Fuerza Aérea. Este levantamiento militar fracasó y sus
principales dirigentes fueron. Sin embargo, a partir del
primero de enero la crisis interna del régimen se hizo cada
día más grave. Se produjeron nuevos brotes insurreccionales
en las fuerzas armadas y el movimiento popular se manifestó
con más vigor en la lucha contra Marcos Pérez Jiménez.
Detenidos por el gobierno.
Se acentuó la represión; las cárceles se llenaron de presos
políticos; fueron cerrados los liceos y reprimido el movimiento
estudiantil. Pero el movimiento popular iba en ascenso.
Densos sectores sociales se incorporaban activamente a la
lucha: intelectuales, médicos, abogados, profesores,
ingenieros, suscriben manifiestos de denuncia contra el
régimen. Esto significaba pérdida de prestigio en la institución
armada que aparecía comprometida de hecho con los
desmanes del régimen. En las calles se suceden
manifestaciones y motines. A mediados de enero la Junta
Patriótica llamó a la huelga general para el día 21. El 21 de
enero comienza la huelga de prensa y horas después de
esta, la huelga general convocada por la Junta Patriótica. El
paro se cumplió a cabalidad y en muchos sitios de Caracas
se produjeron enfrentamientos con las fuerzas del gobierno.
El 22 se reúnen altos jefes militares en la Base Naval de
Mamo y en la Comandancia General de la Marina en el
Centro Simón Bolívar para considerar la situación. Sus
deliberaciones concluyen formando una Junta Militar de
Gobierno que pide la renuncia a Pérez Jiménez.56 Para la
noche del día 22, la Marina de Guerra y la Guarnición de
Caracas se pronunciaron contra el régimen; y Pérez Jiménez,
privado de todo apoyo en las Fuerzas Armadas, huyó en la
madrugada del 23 de enero, rumbo a Ciudad Trujillo (hoy
Santo Domingo). Huye en su avión presidencial llamado “La
Vaca Sagrada”.
Ese día, turbas enardecidas salieron a las calles, en todo el
país, a celebrar la caída del régimen y a tratar de acabar con
los funcionarios que se habían ensañado en la persecución
política.
Exilio.
Estados Unidos recibió la solicitud de extradición de Pérez
Jiménez el 21 de agosto de 1959 y fue detenido el día 25.58
El 16 de agosto de 1963, el gobierno venezolano presidido
por Rómulo Betancourt en convenio con el estadounidense
obtuvo la extradición de Pérez Jiménez. El 17 de agosto fue
extraditado a Venezuela.59 Encarcelado y sentenciado a
cuatro años de prisión por peculado y malversación de
fondos, se le confinó en la Cárcel Modelo de Caracas.
Durante cinco años estuvo encarcelado, al final de los cuales
fue liberado al dictársele sentencia por un período menor al
de su tiempo de reclusión. Luego se residenció en España
aunque, al poco tiempo, en las elecciones generales de 1968,
fue postulado senador por la agrupación política de derecha
Cruzada Cívica Nacionalista (CCN) y fue elegido en ausencia;
sin embargo, la Corte Suprema de Justicia invalidó su
elección.

Últimos años.
Pérez Jiménez sufre un derrame cerebral que le sobrevino el
domingo 7 de febrero. Los informes médicos indicaron que el
paciente, que para entonces tenía 84 años, estaba en franca
recuperación y se recuperaba en la clínica luz en la ciudad de
Madrid, España.62 Aunque el general fue despreciado
durante mucho tiempo en Venezuela, los cargos de asesinato
en su contra fueron levantados el 12 de febrero de 1999,
donde un tribunal venezolano decidió anular la medida
jurídica donde el expresidente Pérez Jiménez le era prohibido
estar en el territorio venezolano.6257 Pérez Jiménez estaba
acusado de ser el autor intelectual del asesinato del teniente
León Droz Blanco, perpetrado el 10 de junio de 1954 en
Barranquilla (Colombia), hecho por el que se dictó el 5 de
septiembre de 1972 una auto de detención contra él.62

Finalmente el polémico expresidente y General de División


retirado, Marcos Pérez Jiménez, falleció el 20 de septiembre
de 2001 en Alcobendas, España tras un ataque al corazón y
el haber perdido la consciencia en sus últimas semanas.6014
Su cuerpo fue incinerado el viernes 21 de septiembre. Sus
familiares expresan la esperanza de devolver sus restos a
Venezuela".

Aspectos.
Políticos:
Con Pérez Jiménez, en 1953 el Congreso Nacional aprobó
una nueva Constitución Nacional en la cual se le cambió el
nombre al país de Estados Unidos de Venezuela (nombre
que tenía desde 1864) a República de Venezuela.
Su tendencia fue derechista, conservadora y militarista, no
aceptó la discusión de las ideas políticas y prohibió algunos
partidos políticos, como Acción Democrática, Partido
Comunista de Venezuela y limitó a Unión Republicana
Democrática y COPEI, e impuso censura y cierre a la prensa,
la radio y la televisión.
Pérez Jiménez tenía intenciones en permanecer en el poder
mediante un plebiscito, lo que produjo un fraccionamiento en
las Armadas que lo habían apoyado hasta entonces y que
concluyeron con su derrocamiento por un movimiento cívico
militar.

Social:
Se ratifican los postulados del “Nuevo Ideal Nacional” y son
inauguradas grandes obras públicas que mejoran la vida
social de los venezolanos, tales como autopistas, teleféricos,
entre otros, los cuales dan un avance tecnológico al país.
También se ejecutó en Caracas un plan dirigido a erradicar
los ranchos de los cerros y reubicar a sus habitantes en
viviendas adecuadas.
Intensificó el nacionalismo militar, En consecuencia, se
puede afirmar que en el movimiento cultural venezolano,
surgieron características de desarrollo bien marcadas entre
las que figuran: la educación, la ciencia, el arte, las letras, la
música, el teatro, la radiocomunicación y la televisión.

Económicos:
La economía venezolana avanzó a pasos agigantados
durante el gobierno de Pérez-Jiménez Venezuela alcanza la
cima del desarrollo económico americano y se inició un Plan
Nacional de obras civiles, que logró el pleno empleo nunca
antes visto en Latinoamérica. Tal fue la dinámica económica
que se logró con esta política de la construcción impulsada
por Pérez Jiménez, que hubo necesidad de abrir las fronteras
para que los extranjeros cubrieran las plazas vacantes, ya
que el país gozaba de "Pleno Empleo".