Está en la página 1de 2

Carmen M. Mirete IES.

La Flota

TEMA 22 LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA (1976-1982)


I. INTRODUCCIÓN
En los años 60 y 70 la sociedad española estaba cambiando en la forma de vida, en los
comportamientos sociales y en la economía. Sin embargo, el régimen de Franco permanecía con
una estructura política fosilizada. El 20 de noviembre de 1975 se produce la muerte de Franco,
se contemplaba la continuidad del régimen con la monarquía no democrática. Pero se produjo la
transición a la democracia, impulsada desde el poder. Se pensaba que la monarquía, para
afianzarse, necesitaba democratizarse. El rey impulsor del cambio político, optó por la vía
reformista que consistía en reformar el sistema político a partir de las instituciones y de las
leyes franquistas, hasta alcanzar la democracia plena . Adolfo Suárez, Presidente del Gobierno,
llevó a cabo una profunda reforma política: la legalización de los partidos políticos y
sindicatos, amnistía, el reconocimiento de las instituciones propias del País Vasco y de
Cataluña y la creación de la Constitución de 1978. España abandona el franquismo y empieza a
funcionar con un sistema democrático.
II. DESARROLLO: LA TRANSICIÓN A LA DEMOCRACIA, EL GOBIERNO DE ARIAS NAVARRO Y
LA REFORMA POLÍTICA DE ADOLFO SUÁREZ.
El 22 de noviembre 1975 Juan Carlos fue proclamado rey. El primer gobierno de la monarquía
fue presidido por Arias Navarro (confirmado en su cargo por el rey para no alarmar a los fieles
seguidores del dictador). Al mismo tiempo, el monarca colocó a Torcuato Fernández Miranda, su
antiguo profesor de Derecho, como presidente de las Cortes y del Consejo del Reino, confiándole
la tarea de transformar la dictadura que había recibido en un régimen parlamentario.
En el primer gobierno, entraron algunos ministros considerados aperturistas (Fraga, Areilza...,).
Se inicia una tímida apertura, legalizando las llamadas “asociaciones políticas” o partidos
políticos, el derecho de reunión y asociación, libertad de prensa y la reforma de las Cortes, pero
nunca pensó en una verdadera democracia.
Los principales partidos democráticos de izquierdas, reclamaban una ruptura política con el
régimen franquista y, con este gobierno, pedían: “amnistía, libertad y Estatuto de Autonomía”.
En marzo de 1976, los dos principales organismos de la oposición, la Junta Democrática,
impulsada por el Partido Comunista y la Plataforma Democrática, organizada alrededor del PSOE y
Felipe González, se fusionan en la “Platajunta”. Se produjeron manifestaciones en demanda de:
mejoras sociales y libertad, respondiendo el gobierno con gran represión (Vitoria: 5
trabajadores mueren por disparos de la policía).
En julio de 1976, Arias Navarro presentó su dimisión, pues no contaba con el apoyo del rey.
Juan Carlos dio el paso decisivo hacia la democracia nombrando jefe de gobierno a Adolfo
Suárez. Con él hubo mayor tolerancia. Incorporó al general Gutiérrez Mellado para la reforma de
las Fuerzas Armadas.
El punto principal del programa del nuevo gobierno fue la Ley para la Reforma Política,
elaborada por Torcuato Fernández Miranda. Esta ley reconocía la soberanía popular y creaba
unas Cortes democráticas con dos Cámaras, elegidas por sufragio universal. Con esta ley se va
a intentar pasar del régimen franquista a un sistema democrático, sin saltarse los requisitos
legales que las leyes de Franco establecían. Fue aprobada por las Cortes y después se sometió a
referéndum el 15 de diciembre de 1976 hubo un alto porcentaje de participación (77%) y un 94%
de votos afirmativos, lo que indicaba el deseo de cambio en el país, a excepción de un reducido
grupo de franquistas. Con esta Ley empezó la supresión de las instituciones franquistas.
LAS PRIMERAS ELECCIONES DEMOCRÁTICAS 15 DE JUNIO de 1977.
En los primeros meses del 1977 hubo una dificil situación: la extrema derecha asesinó a 5
abogados laboralistas “la matanza de Atocha”. Las manifestaciones por la muerte de estos
abogados, vinculados al PCE y al sindicato Comisiones Obreras, fueron numerosas. En el otro
extremo, ETA (grupo vasco independentista) y GRAPO (grupo revolucionario antifascista)
secuestraron a militares y asesinaron a miembros de la policía y de otras instituciones. El
gobierno intentó salvar la situación y no se dejó arrastrar por las provocaciones del terrorismo
extremista. En 1976 el PSOE celebró su 27 Congreso, siendo aceptado. Se legalizaron los
sindicatos Comisiones Obreras y UGT. A pesar de la fuerte oposición, en la primavera, Suárez
legalizó el Partido Comunista de España (PCE), los comunistas, por su parte moderaron sus
posiciones y aceptaron la reformas e incluso la monarquía.

1
Carmen M. Mirete IES. La Flota

El 15 de junio de 1977, se celebran las primeras elecciones democráticas, presentándose gran


cantidad de partidos. En ellas votó el 80%: 18 millones de españoles. El triunfo fue para la UCD (Unión
del Centro Democrático). Su líder, Adolfo Suárez, 34% de los votos y 165 escaños, Este partido
estuvo formado por una coalición de 15 grupos diferentes de centro, socialdemócratas,
democristianos... PSOE con Felipe González 29% y 118 escaños; PCE, Santiago Carrillo 9.2% 20
escaños y la derecha con Alianza Popular con Manuel Fraga 8% 16 escaños; el Partido
democrático de Cataluña de Jordi Pujol 11 escaños y Esquerra de Cataluña, 1 escaño, el PNV con
Xabier Arzalluz, 8 escaños... El Gobierno y las Cortes elegidas, tenían una serie de tareas
históricas: dar al país una Constitución y unas leyes que permitiesen la democracia; por otro
lado, realizar una política económica que hiciese frente a una crisis internacional aparecida
desde 1973 por la subida del precio del petróleo. También se había de hacer frente a una
descentralización del Estado para dar solución a las aspiraciones autonomistas de
nacionalidades y regiones. Para llevar adelante estas tareas, se consiguió un consenso político,
es decir, un acuerdo entre las fuerzas políticas parlamentarias para establecer unos mínimos
aceptables para todos, fueron “los Pactos de la Moncloa” (octubre 1977). Estos acuerdos, se
realizaron entre el Gobierno, empresarios, partidos políticos y sindicatos. Reducir la
conflictividad laboral, la inflación, el paro, acometer la reforma fiscal, la de la Seguridad Social y
la empresa pública. Los resultados de este primer pacto fueron positivos.
El parlamento nombró una comisión, con representantes de todas las fuerzas políticas, para
elaborar el borrador de la nueva Constitución. El texto se debatió en el Congreso y en el Senado.
El 6 de diciembre de 1978 fue aprobada la Constitución por referéndum. El 27 de diciembre el
rey juraba la Constitución en una sesión conjunta Congreso y Senado. El texto define: un Estado
como una monarquía parlamentaria con un sistema plenamente democrático, limitaba las
facultades de la Corona y garantizaba a las Cortes el poder legislativo y Estado no confesional,
aunque establece relaciones de cooperación con la Iglesia Católica. Restituía el poder a las
regiones y nacionalidades.
LA DIMISIÓN DE SUÁREZ Y EL 23 F.
Diversos factores contribuyeron a un debilitamiento del gobierno de la UCD, a lo largo de 1980.
La unanimidad alcanzada por Suárez en las grandes cuestiones, se deshizo al llevar la democracia a
la vida de los ciudadanos. A lo largo de 1980, tuvo que cambiar tres veces su gobierno por
desacuedos entre ellos. Los gobiernos de UCD demostraron una clara incapacidad para
resolver problemas como: la democratización de la Administración, el Ejército, la Policía o los
medios de comunicación... La estrategia socialista de acoso a UCD, aunque no consiguió la
moción de censura, desgastaron la imagen de Suárez en la opinión pública. El proyecto del
Gobierno de legalizar el divorcio reavivó la crisis, el sector democristiano del partido se opuso
al socialdemócrata.
Al comienzo de 1981 existían muchos rumores sobre presiones militares para destituir a
Suárez. Debido a las tensiones internas, en 1981, Adolfo Suárez presentó su dimisión al país,
Dijo: “ Mi marcha es más beneficiosa para España que mi permanencia”. Leopoldo Calvo Sotelo,
que había sido ministro en los gobiernos de Suárez, fue propuesto como nuevo presidente. El 23 de
febrero de 1981, durante la sesión de investidura de Calvo Sotelo, tuvo lugar un intento de
golpe de Estado, con la ocupación del Congreso por guardias civiles a las órdenes del teniente
coronel Tejero, mientras Valencia era tomada por los tanques del capitán Miláns del Bosch. Pero
la intervención del rey abortó la intentona.
La política del gobierno estuvo marcada por los efectos del 23-F. El Congreso de los Diputados
aprobó una progresiva Ley de divorcio. UCD perdió la tercera parte de sus diputados, incluso
Suárez la abandonó, creó el CDS (Centro Democrático Social). Sin esperar agotar la legislatura,
Calvo Sotelo adelantó las elecciones al 28 de octubre 1982. El PSOE obtuvo la victoria en las
elecciones.
III. CONCLUSIÓN.
Con el gobierno socialista en 1982, se puede dar por concluida la transición política. Se llevó a
cabo la modernización del país y el estado de bienestar. En Europa, se iba perdiendo la imagen
folclórica de España y aparecía en el itinerario cultural del mundo, recuperando su libertad e
ingresando en 1985 en la CEE.
Texto 29.- ADOLFO SUÁREZ EXPLICA LA TRANSICIÓN. 1985.