Está en la página 1de 2

ANÁLISIS DE “EL CORPUS CHRISTI EN SEVILLA” DE LA SUITE “IBERIA” DE

ALBÉNIZ

RITMO
El ritmo de esta pieza viene determinado por el aire de procesión que
pretende evocar. Se trata, por tanto, de un ritmo binario, regular y constante.
Usa el compás de dos por cuatro, cuya unidad es la negra. El tempo es un
Allegro grazioso, es decir, moderadamente rápido y con garbo. Es interesante
destacar que cuando aparece el motivo de la saeta en los bajos, lo hace en
compás de cuatro por cuatro, a la vez que, por encima, el motivo de las
campanas sigue sonando en de dos por cuatro. Así se consigue dar idea del
ritmo más libre y expresivo de la saeta, intensificado además por la colocación
de calderones cada dos compases y la indicación de un tempo molto rubato.

MELODÍA
El tema, a modo de marcha, que domina la sección A está tomado de la
conocida canción popular La Tarara. Tiene un esquema muy simétrico. Es una
melodía que abarca dieciséis compases, divididos en dos períodos de ocho. En
la primera aparición de esta melodía, su interpretación en staccato le da un
cierto aire inexpresivo, casi de autómata, que sugiere el paso del destacamento
militar encabezando la procesión. Como contraste, el motivo de la saeta, que
aparece a continuación, en octavas graves, presenta una melodía muy
solemne y expresiva. En toda la partitura, las indicaciones de matiz son muy
minuciosas y adquieren el tono de acotaciones escénicas (muy vago;
difuminado; muy dulce y muy lejano). Desde el punto de vista tonal, podemos
decir que la melodía está armonizada en la tonalidad de fa sostenido menor,
pero en sí misma tiene un carácter modal, como la mayoría de las antiguas
canciones populares. Este carácter modal de la melodía se manifiesta sobre
todo en que en ella el séptimo grado no aparece alterado.
TEXTURA
La textura es homofónica, pues, sustancialmente, se trata de melodías
acompañadas armónicamente. En el tema A encontramos la transparencia de
textura que Albéniz toma de su admirado Scarlatti, con alguna leve sugerencia
de contrapunto, como la que aparece en los compases séptimo y octavo de
dicho tema. El tratamiento dinámico, tenso, que hace de la disonancia en esta
sección también parece ser un eco de Scarlatti. Algún crítico ha sugerido que la
cantidad de disonancias por acumulación de segundas mayores y menores en
esta sección pretende “pintar” la ejecución estridente y desafinada de una
banda que desfila por las calles de Sevilla. La aparición del tema de la saeta
introduce un tratamiento distinto de la textura homofónica, basado en la
“armonía envolvente” al estilo de Chopin, con largos arpegios lanzados como
olas y el revuelo de campanas figuradas por acordes que ascienden sobre la
grave melodía en octavas.
TIMBRE
Aunque esta pieza está instrumentada para piano sólo hay en ella una
intención descriptiva confiada, en parte, a ciertos recursos tímbricos del
instrumento. Así, por ejemplo, el “rataplán” inicial representa el redoblar de
tambores que oímos al aproximarse la procesión; las disonancias en la
armonización del tema A describirían, como ya se ha dicho, la imperfecta
ejecución de una banda procesional; el redoblar de las campanas y el bullicio
del gentío se sugieren vivamente con una profusión de acordes en
semicorcheas que producen un contraste tímbrico con la poderosa melodía de
la saeta. Esta, a su vez, por estar doblada en octavas graves, adquiere la
solemnidad y el tono heroico de los trombones. Al final, un tañido “muy lejano”
de campanas se superpone a un fa sostenido pedal que evoca la quietud de la
noche andaluza.
FORMA
Esta pieza forma parte de una suite para piano. Presenta una estructura
ABA, con una pequeña introducción de ocho compases y una coda, si bien la
repetición de A no es exacta, sino más elaborada, y concluye con una animada
transformación en tres por ocho (aunque este dato no es apreciable en la
grabación, por estar incompleta).
GÉNERO
Música instrumental, descriptiva. Por otra parte, esta pieza es la única de
toda la suite que, al describir minuciosamente el desarrollo de la procesión con
sus distintos episodios (aparición de los tambores que abren la marcha;
entrada del cuerpo militar; saeta; vuelo de campanas; gentío; salida de la
procesión, que se pierde a lo lejos) podría inscribirse también en el género
programático.

PERÍODO ARTÍSTICO
Nacionalismomusical.

CRONOLOGÍA
Primera década del siglo XX.

TÍTULO
Procesión del Corpus en Sevilla, perteneciente a la suite Iberia.
AUTOR
Isaac Albéniz.