Está en la página 1de 10

Universidad Rafael Landívar

Carrera: Licenciatura en Ciencias Hortícolas


Curso: Biología
Sección: Primer Semestre sección tal 5

INSTRUMENTOS DE LABORATORIO

Nombre: Díaz Noguera, Roberto Carlos


No. De Carné: 13834-17
MITOCONDRIAS

Las mitocondrias son un tipo de orgánulos localizados en las células, los cuales se
encargan de suministrar la mayoría de la energía que se necesita en la actividad o
respiración celular. Las mitocondrias funcionan como centrales energéticas en la célula,
sintetizando ATP con los carburantes metabólicos, tales como: la glucosa, los ácidos
grados y los aminoácidos.

Las mitocondrias son uno de los orgánulos más conspicuos del citoplasma y se
encuentran en casi todas las células eucarióticas. Observadas al microscopio
electrónico de transmisión (M.E.T.), presentan una estructura característica: la
mitocondria tiene forma alargada u oval de 0,5 a 1 m de diámetro, y entre 1 m y varias
micras de longitud y está envuelta por dos membranas distintas, una externa y otra
interna (la que presentan crestas mitocondriales), muy replegada.

Las mitocondrias son los orgánulos celulares encargados de suministrar la mayor parte
de la energía necesaria para la actividad celular, actúan por tanto, como centrales
energéticas de la célula y sintetizan ATP a expensas de los carburantes metabólicos
(glucosa, ácidos grasos y aminoácidos). Sin mitocondrias, los animales y hongos no
serían capaces de utilizar oxígeno para extraer toda la energía de los alimentos y
mantener con ella el crecimiento y la capacidad de reproducirse. Los organismos
llamados anaerobios viven en medios sin oxígeno, y todos ellos carecen de
mitocondrias.

FUNCIONES

La función principal de la mitocondrias se basa en la oxidación de los metabolitos y la


obtención de Adenosin Trifosfato, lo cual se da por la fosforilación oxidativa, la cual
depende de la cadena que transporta electrones. El Adenosin Trifosfato que produce la
mitocondria supone un porcentaje muy alto en comparación al que es sintetizado por la
célula.
La mitocondria también se encarga de almacenar diversas sustancias, como lo son: los
iones, agua y partículas restantes de virus y de proteínas. Principalmente la mitocondria
se encarga de producir energía, ya que las moléculas simples de la nutrición son
enviadas hasta ella para ser procesadas y que surjan moléculas cargadas, las cuales
se combinan con oxígeno y producen ATP.

También se encarga de mantener una concentración ideal de los iones de calcio en la


célula, dentro de sus compartimientos. Por otra parte, la mitocondria ayuda a crear
partes de los componentes sanguíneos y de las hormonas, tales como la testosterona y
el estrógeno.

Las mitocondrias ubicadas en las células del hígado, contienen unas enzimas con la
capacidad de desintoxicar el amoniaco. La misma también participa en el proceso de la
apoptosis o lo que se conoce como muerte celular programada, donde juega un papel
fundamental, ya que la muerte anormal en las células se da cuando la mitocondria no
trabaja de manera correcta, lo cual afecta el órgano donde se ubica.
VESICULA

La vesícula biliar es un órgano que forma parte del aparato digestivo de los seres
humanos y animales cuadrúpedos (excepto en los caballos y en los ciervos). Está
situada por debajo del hígado. Su nombre en latín es vesica fellea.

La vesícula biliar es una víscera hueca pequeña, con forma de ovoide o pera, que tiene
un tamaño aproximado de entre 5 y 7 cm de diámetro mayor. Se conecta con el
intestino delgado (duodeno) por la vía biliar común o conducto colédoco. Su función es
la acumulación de bilis, contiene un volumen de alrededor de 50 ml de bilis que libera al
duodeno a través de los conductos antes reseñados, y entra en él a través de la papila
y ampolla de Váter. Está adherida a la superficie visceral del hígado.

FUNCIONES

La vesícula biliar actúa como almacenamiento de la bilis, un líquido de color amarillo


verdoso producido en el hígado (concretamente en las células hepáticas o hepatocitos),
el cual es secretado a través del sistema biliar hacia el intestino delgado con el objetivo
de ayudar en la absorción de las grasas y el proceso de la digestión.

Cuando el alimento entra en el intestino delgado se libera una hormona conocida con el
nombre de colecistoquinina, la cual estimula la contracción de la vesícula biliar.

Una vez en el intestino, es capaz de emulsionar a las moléculas de grasa, lo que


permite que tanto las grasas como las vitaminas liposolubles sean absorbidas y pasen
al torrente sanguíneo.
VACUOLA

Las vacuolas son organelas propios y únicos de las células de las plantas y algas. Son
compartimientos cerrados por la membrana plasmática, y contienen distintos fluidos,
como por ejemplo enzimas, junto a azucares, proteínas y otros nutrientes. Las vacuolas
se forman por la fusión de vesículas membranosas y no poseen forma definida, la
estructura varía dependiendo de la función y necesidad del orgánulo.

Una célula vegetal inmadura consta de grandes cantidades de vacuolas de pequeño


tamaño, las cuales con el correr del tiempo aumentan de tamaño, se funcionan y
forman una grande. En células maduras, alrededor del 90% de su volumen puede estar
constituido por vacuolas.
Células epidérmicas de Rhoeo Discolor (Tradescantia) después de la plasmólisis. Las
vacuolas (rosa) se han encogido. Tamaño: Campo de visión ca. 450 μm
Una vacuola es un orgánulo celular presente en todas las células de plantas. También
aparece en algunas células procariotas y eucariotas. Las vacuolas son compartimentos
cerrados o limitados por la membrana plasmática ya que contienen diferentes fluidos,
como agua o enzimas, aunque en algunos casos puede contener sólidos, por ejemplo
azúcares, sales, proteínas y otros nutrientes. La mayoría de las vacuolas se forman por
la fusión de múltiples vesículas membranosas. El orgánulo no posee una forma
definida, su estructura varía según las necesidades de la célula en particular.

La célula vegetal inmadura contiene una gran cantidad de vacuolas pequeñas que
aumentan de tamaño y se van fusionando en una sola y grande, a medida en que la
célula va creciendo. En la célula madura, el 90 % de su volumen puede estar ocupado
por una vacuola, con el citoplasma reducido a una capa muy estrecha apretada contra
la pared celular.
FUNCIONES

La función de las vacuolas está relacionada de forma indirecta a la hidratación y rigidez


de la célula. El contenido de la vacuola, su tamaño y el consumo de nitrógeno del
citoplasma permite que la célula tenga una mayor superficie de contacto entre el
citolasma y su entorno. Todo esto genera el aumento de una presión de turgencia, que
mantiene a la célula hidratada.

Otra función importante de las vacuolas es la desintegración de sustancias y moléculas


para el reciclaje de sus componentes dentro de la célula. Son comparados con los
lisosomas, los organelos animales, debido a su capacidad digestiva, ya que todos los
organelos celulares como ribosomas, mitocondrias y demás pueden ser degradados en
las vacuolas.

Las vacuolas también tiene la capacidad de evitar elementos tóxicos del metabolismo,
como por ejemplo la nicotina.

Se puede distinguir tres tipos de vacuolas diferentes, aunque pertenecen a otros grupos
de organelas, por lo que su función es diferente.

Vacuolas pulsátiles: estas se encargan de extraer agua del citoplasma y expulsarla al


exterior, mediante osmosis o transporte pasivo.

Vacuolas digestivas: se encargan de la digestión de sustancias nutritivas, y eliminación


de productos de desecho al exterior de la célula.

Vacuolas alimenticias: Tienen un función nutritiva, se forman a partir de la membrana


celular u el Retículo endoplasmatico.
LISOSOMA

Los lisosomas son orgánulos relativamente grandes, formados por el Aparato de Golgi,
que contienen enzimas hidrolíticas y proteolíticas encargadas de degradar material
intracelular de origen externo (heterofagia) o interno (autofagia) que llegan a ellos. Es
decir, se encargan de la digestión celular.2 Son estructuras esféricas rodeadas de
membrana simple. Son bolsas de enzimas que si se liberasen, destruirían toda la
célula. Esto implica que la membrana lisosómica debe estar protegida de estas
enzimas. El tamaño de un lisosoma varía entre 0,1-1,2 μm.3 Los lisosomas fueron
descubiertas por el bioquímico belga Christian de Duve en 1974.

En un principio se pensó que los lisosomas serían iguales en todas las células, pero se
descubrió que tanto sus dimensiones como su contenido son muy variables. Se
encuentran en todas las células animales y vegetales.

FUNCIONES

Las enzimas que contienen los lisosomas son capaces de degradar lípidos,
polisacáridos y proteínas, que no van a utilizarse por la célula, por lo que la función de
los lisosomas es principalmente degradación de desechos.

Los productos que ya no son útiles para la célula, son transportados a los lisosomas
para producir la degradación de estos a moléculas simples, para luego devolverlos al
citoplasma y ser reciclados por la célula.

La función primordial de los lisosomas es impedir que sean degradas estructuras


necesarias y fundamentales de la célula.

Las enzimas de los lisosomas tienen la capacidad de digerir bacterias y sustancias que
ingresan a la célula mediante fagositosis, o endositosis según sea necesario.
Gracias a los lisosomas, las organelas de la célula están en constante reposición y
renovación, ya que estos se encargan de degradarlos, proceso llamado autofagia.

Las enzimas más importantes que pueden encontrarse en los lisosomas son, la lipasa,
que se encarga de digerir lípidos, glucosidasas para digerir carbohidratos, proteasas,
para digerir proteínas, y nucleasas para digerir ácidos nucleicos.