Está en la página 1de 1

Este elegante felino color amarillo con gris y salpicado con manchas

negras se caracteriza por ser un animal solitario que tiende a ser agresivo
con otros leopardos que acechen su espacio personal

La silueta de este felino es muy maciza, tiene una cabeza redonda y


una cola larga y fina; sus potentes patas tienen garras retráctiles, teniendo
4 dedos las garras posteriores y 5 las anteriores; el peso de los machos
oscila entre los 37 a 90 kg y el de las hembras de 28 a 60 kg.

En cuanto a sus dimensiones podemos hacer notar que el


leopardo desarrolla una longitud que varía entre 91cm a 1.91 m de
longitud, además de los 58 o hasta 110 cm que puede llegar a medir su
cola. También forman parte de la familia de estos felinos, los leopardos
melánicos mejor conocidos como panteras negras.

Es un felino muy adaptable a diferentes áreas menos a los desiertos;


los principales lugares donde vive el leopardo son los bosques, selvas,
sembrados, sabanas y lugares rocosos de países como Asia, África y Siberia;
siempre y cuando tenga un lugar donde esconderse y suficientes presas
y extensión territorial para cazar el leopardo podrá hacer su hogar en
cualquiera de los lugares a los que se puede adaptar. Se pueden encontrar
también en China y Malasia, aunque en menores cantidades.

Una subespecie de este animal, considerada uno de los animales más


bellos del mundo, se trata del leopardo de las nieves.

De pequeños son mamíferos y conforme van creciendo, van


desarrollando su instinto carnívoro cazador; la razón por la que son tan
buenos cazadores se basa en la astucia para camuflarse en las ramas de los
árboles, se alimenta de varias especies de animales propias de su hábitat.
Su dieta es aún más amplia que la de otras especies del género Panthera y
no tiene preferencia particular por algún animal; es un felino único ya que
consume desde artrópodos hasta antílopes grandes ( monos, chacales,
cerdos, aves, antílopes, etc.)