Está en la página 1de 49

1

Modelo
Asistencial y
Educativo

España

Hermanas
Hospitalarias
1
MODELO ASISTENCIAL Y
EDUCATIVO

Madrid 2014
Edita: Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús.
Diseño de cubierta: Escriña
Maquetación e Impresión: ADVANTIA, Comunicación Gráfica, S.A.
PREÁMBULO..................................................................................... 5
INTRODUCCIÓN............................................................................... 9
EL MODELO HOSPITALARIO............................................................ 17
MISIÓN................................................................................................................... 17
VISIÓN.................................................................................................................... 18
VALORES................................................................................................................ 18
LOS ATRIBUTOS DEL MODELO ASISTENCIAL Y EDUCATIVO....... 22
1. ASISTENCIA INTEGRAL A LA PERSONA.................................... 23
Atención integral............................................................................................. 23
Unicidad, globalidad y centralidad de la persona............................... 24
Acogida hospitalaria como elemento diferenciador.......................... 25
Atención a las familias.................................................................................... 25
2. ENFOQUE INTERDISCIPLINAR Y TRABAJO EN EQUIPO.......... 26
Evaluación, intervención, seguimiento y evaluación continua
interdisciplinar................................................................................................... 26
Interdisciplinar.................................................................................................. 27
Integrado............................................................................................................ 27
Trabajo en equipo............................................................................................ 27
3. CALIDAD TÉCNICA Y HUMANA................................................. 29
Integración de técnica y humanidad........................................................ 29
Adecuación de las estructuras y procesos.............................................. 30
Calidad Integral................................................................................................ 30
Modelo de gestión de la calidad de nuestros centros....................... 30
Gestión por procesos...................................................................................... 31
Evaluación y mejora continua..................................................................... 32
4. ENFOQUE ASISTENCIAL. CENTRADO EN LA PERSONA.......... 33
Centrado en la persona sana y enferma................................................. 34
Abarca todas las etapas de la intervención en la enfermedad y
discapacidad...................................................................................................... 35
Continuidad Asistencial................................................................................. 38
Participación de la persona asistida.......................................................... 38
Apoyo e intervención en el entorno como facilitador...................... 39
Lucha contra el estigma y la discriminación.......................................... 39
5. LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO............................................ 40
6. PASTORAL. ATENCIÓN ESPIRITUAL Y RELIGIOSA .................. 41
Atención espiritual y religiosa en la asistencia integral..................... 41
Integración del Servicio de Pastoral en la dinámica asistencial
o educativa de cada centro y dispositivo............................................... 42
Liderazgo propio de esta tarea con apoyo de los distintos
profesionales del centro................................................................................ 42
Acoge y acompaña espiritualmente a toda la comunidad
hospitalaria, según necesidades................................................................. 43
Evaluación de necesidades a nivel espiritual y religioso................... 43
7. VOLUNTARIADO.......................................................................... 43
Gratuidad y solidaridad como características fundamentales........ 43
Integración en la Comunidad Hospitalaria y Modelo Asistencial.. 44
Colaboración a la humanización................................................................ 45
8. PERSPECTIVA DESDE LA  BIOÉTICA........................................... 45
Dimensión ética en toda actuación asistencial y educativa............. 45
Desarrollo de valores éticos en la práctica asistencial y
educativa............................................................................................................. 46
Defensa de derechos...................................................................................... 46
Posicionamiento ético a nivel Institucional............................................ 47
Conciencia y sensibilidad ética en los colaboradores........................ 47
EPÍLOGO............................................................................................ 48
Modelo Asistencial y Educativo 5
Preámbulo

PREÁMBULO
La Congregación en el XX Capitulo general, nos insta a
dar un nuevo rostro a la Hospitalidad, para ello presenta
cinco caminos a recorrer. En el camino 5, bajo el título, “Ha-
cer visible la Buena Noticia en el mundo del sufrimiento
psíquico”, en su línea 5.4, nos propone aplicar el Modelo
Hospitalario según el Marco de Identidad.
Los Capítulos provinciales de España, dentro del proce-
so de reestructuración y revitalización iniciado en 2011, se
propusieron el siguiente objetivo interprovincial: “Desarro-
llar un modelo de gestión asistencial y educativo según el
Marco de Identidad”.
Empezar a concretar nuestro Marco de Identidad por
el Modelo Asistencial y Educativo subraya la importancia
que nuestra Institución concede a las personas vulnera-
bles que atiende, poniendo todo lo demás al servicio de
éstas.
Este documento de referencia representa el esfuerzo
conjunto de muchas personas, hermanas y colaboradores,
para desarrollar un modelo propio y compartido de alta
excelencia que oriente e impulse toda nuestra actividad
asistencial y educativa, aunando ciencia y caridad. Con ello
se da respuesta al objetivo Capitular y se promueve que en
todos los centros de las Hermanas Hospitalarias en Espa-
ña, se siga ofreciendo esperanza a las personas atendidas
y sus familias, a través de una oferta de servicios con tra-
tamientos y cuidados de alta calidad científica, ofrecidos
por profesionales muy cualificados y con una gran cali-
dez y sensibilidad humana, poniendo siempre a la persona
atendida por delante de la enfermedad o la discapacidad,
6 Modelo Asistencial y Educativo
Preámbulo

acogiéndola y tratándola de manera integral, con toda la


dignidad y respeto que se merece.
Que la orientación de este documento nos ayude a re-
crear la Hospitalidad para que acertemos a dar hoy res-
puestas de acuerdo a la identidad que nos es propia.
Comisión Hospitalarias España
INTRODUCCIÓN
Modelo Asistencial y Educativo 9
Introducción

El Modelo Asistencial y Educativo que aquí se presenta


recoge los atributos principales del modo en que se quiere
actuar en favor de la persona que atendemos, el sentido
y el significado profundo que existe detrás de cada acto.
Definimos nuestro modelo como el modo de hacer que
integra los elementos dinámicos y estructurales más rele-
vantes, en orden a dar respuesta a los retos actuales desde
la inspiración del carisma fundacional y conforme a los va-
lores hospitalarios1.
La forma en la que este Modelo Asistencial y Educativo
se entronca en el engranaje de las acciones desarrolladas
en el ámbito social, y en concreto en el de salud y en el de
educación, es desde el contexto histórico, político y social
en el que surge. Nuestro deseo es ofrecer una respuesta
actual a los retos que se nos plantean y por tanto entende-
mos que ha de ser un modelo vivo, abierto a los cambios
y a la búsqueda de soluciones innovadoras dentro de los
signos de los tiempos.
Nuestro modelo se impregna de la historia de la pro-
pia Institución y del humanismo cristiano que la acompaña
que, igualmente por naturaleza, va ligado de forma indiso-
luble a la historia de la asistencia a las personas con enfer-
medad mental, discapacidad intelectual, y otras enferme-
dades, en nuestro país. Quiere esto decir, que este modelo
aglutina, sedimenta y se influencia del largo recorrido del
pensamiento respecto a dicha asistencia, que pasa desde
un modelo asilar o custodial a un modelo clínico-biológi-
co, para luego evolucionar al modelo rehabilitador y co-

1
A lo largo del texto, en formato de caja, pueden leerse breves referen-
cias a los Valores Hospitalarios.
10 Modelo Asistencial y Educativo
Introducción

munitario que hoy reconocemos a nivel global y con el


que se alinea este documento.
Consideramos que todos los seres humanos son crea-
dos libres e iguales en dignidad y derechos, y que toda
persona tiene todos los derechos y libertades sin distin-
ción alguna2.
En este sentido, merece especial mención el desa-
rrollo de la conciencia universal en derechos humanos y
su efecto sobre la atención a las personas afectadas por
trastornos mentales y cualquier tipo de discapacidad. En
los “Principios para la protección de los enfermos men-
tales y la mejora de la atención de la salud mental” del
Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos
(Asamblea General de ONU, 17 de diciembre de 1991)
se dice: “Todas las personas que padezcan una enferme-
dad mental, o que estén siendo atendidas por esa causa,
tienen derecho a la mejor atención disponible en materia
de salud mental, que será parte del sistema de asistencia
sanitario y social”.
Por otra parte, en el ámbito de la discapacidad, Espa-
ña en el 2008 ratificó los acuerdos de la “Convención In-
ternacional sobre los Derechos de las Personas con Dis-
capacidad “aprobada en Naciones Unidas” (ONU, 13 de
diciembre de 2006), comprometiéndose, de esta manera,
a procurar los mecanismos que faciliten que las personas
con discapacidad disfruten de todos los derechos huma-

2
Declaración Universal de los Derechos Humanos, ONU, 1946; Con-
venio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las
Libertades Fundamentales, Consejo de Europa, 1950; Carta Encíclica
Pacem In Terris, Juan XIII, 1963.
Modelo Asistencial y Educativo 11
Introducción

nos y todas las libertades, a la vez que sean respetados por


todos como cualquier otra persona.
Estos notables hitos darán lugar a la aparición en cas-
cada de modelos asistenciales, tanto en el campo de la
salud mental como en el de la discapacidad, con denomi-
nadores comunes que atienden a concepciones modernas
holísticas de la persona, humanistas a la vez que técni-
cas, de justicia, de equidad y respeto a la autonomía entre
otros atributos.
La aparición de nuevos modelos asistenciales se justifi-
ca por la necesidad de un alineamiento estratégico con el
sistema sanitario de los Estados miembros y su adaptación
a la Estrategia del Sistema Nacional de Salud, teniendo en
cuenta los contenidos reflejados en la Declaración Euro-
pea para la salud mental (Declaración de Helsinki3).
En enero de 2005, se celebró en Helsinki la Conferen-
cia Interministerial convocada por la OMS, la Comunidad
Europea y el Ministerio de Salud de Finlandia en torno a la
necesidad de dar un impulso al interés por la salud mental
en Europa y lograr que llegase a ocupar un lugar prioritario
en las agendas ministeriales. La conferencia concluyó con
una Declaración y un Plan de Acciones. Esta declaración
fue tomada como una base sólida para el desarrollo de la
Estrategia en Salud Mental del Sistema Nacional de Salud
de España y por los Planes Directores de Salud Mental y
Adicciones de las Comunidades Autónomas.

3
Declaración Europea de Salud Mental y Plan de Acción en Salud Men-
tal para Europa, Conferencia Ministerial de la OMS para la Salud Mental
(Helsinki, 12-15 de enero de 2005)
12 Modelo Asistencial y Educativo
Introducción

De entre los fundamentos de este consenso destaca la


concepción biopsicosocial y comunitaria de la atención y
el compromiso a nivel europeo en cuatro áreas de impor-
tancia: promoción del bienestar mental, eliminación de los
estigmas, discriminación y exclusión social; prevención de
los problemas de salud mental y atención a las personas
con problemas de salud mental, proporcionando servicios
e intervenciones integrales y efectivas y ofreciendo a los
usuarios de los servicios y a los cuidadores, posibilidades
de elección y de implicación.
La salud mental se convierte en una de las prioridades
de las políticas de salud pública y se reitera el papel esen-
cial de la salud mental para el desarrollo de las personas
y de la sociedad en general, entendiendo que “sin salud
mental no hay salud”.
Este modelo tiene en cuenta la premisa que en la salud
mental de la población influyen múltiples factores: bioló-
gicos, psicológicos, espirituales, familiares, sociales, reli-
giosos, económicos, medio-ambientales, entre otros; pro-
pugnando el abordaje integral e interdisciplinar de la salud
mental como esencial.
Los modelos de atención en salud mental proclaman un
conjunto de principios o fundamentos relacionados con la
concepción del enfermo y sus necesidades en un momento
dado. Algunos entienden como valor en sí mismo ciertos
elementos esenciales (p.ej.: la atención integral), mientras
que en nuestro modelo, el carisma con el que se desarrolla
dicha atención integral, será el verdadero fundamento.
Respecto a la evolución del modelo educativo en nues-
tro país, es interesante reseñar que la “educación especial”
Modelo Asistencial y Educativo 13
Introducción

comienza a generalizarse desde mediados del siglo XX


sustituyéndose un modelo médico-asistencial imperante
por otro pedagógico-rehabilitador. Nuestra Institución es
pionera en la creación de centros específicos para la aten-
ción de niños con discapacidad intelectual en la década de
los años 60. Con ello se ofreció un servicio alternativo al
internamiento en centros de salud mental.
En la línea marcada por los organismos internaciona-
les de referencia en discapacidad intelectual (Asociación
Americana de Discapacidades Intelectuales y del Desa-
rrollo, AAIDD. 1992, 2002, 2010), asumimos que no pode-
mos atender y educar sin prestar atención a la persona en
su totalidad, desde un planteamiento multidimensional,
orientándonos hacia la facilitación de los apoyos necesa-
rios para promover su desarrollo personal, su autonomía e
integración social y laboral.
Actualmente, los servicios que ofrecen nuestros centros
de educación especial están orientados a la normalización
de las personas con discapacidad intelectual y su total in-
tegración socio-laboral, aplicando programas de innova-
ción en los ámbitos pedagógico, técnico y asistencial.
Un lugar, no menos importante, en la realidad de Her-
manas Hospitalarias, lo ocupa el ámbito asistencial de los
Hospitales Generales, que incluyen, entre otras acciones, la
atención a pacientes en situación de fragilidad, compleji-
dad, enfermedad avanzada y fin de vida.
EL MODELO HOSPITALARIO
Modelo Asistencial y Educativo 17
El modelo hospitalario

MISIÓN
En fidelidad a la voluntad de los fundadores, Benito
Menni, María Josefa Recio y María Angustias Giménez, y
de acuerdo con la historia de la Congregación de Herma-
nas Hospitalarias, nuestra Misión consiste en la acogida,
asistencia y cuidado especializado y preferente a las per-
sonas con enfermedad mental, discapacidad intelectual o
física, u otro tipo de enfermedades, teniendo en cuenta los
condicionantes de tiempo, lugar y urgencia, con preferen-
cia hacia los más pobres y olvidados.4
Nuestra Misión se
concreta en un pro-
yecto asistencial y MISIÓN HOSPITALARIA
educativo basado en “Desde una concepción humanista-
el valor de la Hospita- cristiana de la persona, considera su
lidad, así como en una unidad y dignidad inviolables, acoge a
todos como hermanos sin distinción de
concepción humanista raza, cultura, religión, ideología, clase
y cristiana de la per- social o género y les presta una asistencia
sona considerada en integral que incluye los aspectos físicos,
psíquicos, sociales, éticos, espirituales y
su unidad y dignidad religiosos, con un matiz eminentemente
inviolables. La Misión humanizador“
acoge a todos sin dis- Identidad y Misión. Marco de Identidad de la
tinción de raza, géne- Institución, HHSCJ. Roma 2010. Pág. 38
ro, religión, ideología,
o clase social, presta una asistencia integral, teniendo en cuen-
ta, en el caso de las personas con discapacidad intelectual o
diversidad funcional, su educabilidad, con el fin de ofertar to-
dos los apoyos necesarios para alcanzar el conocimiento, las
actitudes y los valores que le permitan desarrollarse.
4
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. Pág. 37
18 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

El centro de la Misión lo constituyen las personas aten-


didas y secundariamente su entorno próximo que es testi-
go de los efectos de la enfermedad o discapacidad; hacia
ellas confluyen todos los recursos de la Institución.
Nuestras actuaciones se caracterizan por la solidaridad,
la búsqueda de la justicia, la respuesta dinámica a las ne-
cesidades de las personas, así como el rechazo a cualquier
tipo de discriminación, con un empeño por conseguir la
mayor calidad profesional y humana.
VISIÓN
Aspiramos a ser una Institución que, en fidelidad a
nuestra historia y valores, responda de forma creativa a los
retos que nos plantea nuestra sociedad en la persona de
nuestros destinatarios y sus familias.
Trabajamos para conseguir la excelencia profesional y
técnica, desde la sostenibilidad y dentro de las múltiples
facetas de nuestra visión integral de la asistencia. Nos dis-
tinguimos por la calidad y la calidez en la atención, al igual
que por la acogida hospitalaria.
VALORES
El Marco de Identidad de la Institución muestra ocho
valores fundamentales, como desarrollo del valor síntesis
de la Hospitalidad, que nos lleva al encuentro con el “otro”,
en este caso el otro vulnerable, y a responder con hechos.
Este servicio se traduce en ofrecerle espacio, tiempo, dedi-
cación, humanidad y recursos.
Los valores de la Institución, de raíz cristiana e ins-
piración evangélica, son reconocidos como valores hu-
Modelo Asistencial y Educativo 19
El modelo hospitalario

manos5. Aunque de
vocación universal, se
reconoce que los va- HOSPITALIDAD VALOR SÍNTESIS
lores se enriquecen La Hospitalidad nos configura
tanto por la encar- “Este valor impregna las actitudes de
nación en diferentes quienes lo practicamos, conforma nuestro
culturas como por su modo de hacer profesional y marca las
obras de nuestra Institución. Por eso,
traducción a la prácti- adjetiva todo lo que nos es propio, lo que
ca cotidiana. somos y lo que hacemos”

Nuestros valores van Identidad y Misión. Marco de Identidad de la


dirigidos al conjunto de Institución, HHSCJ. Roma 2010. Pag. 51
las personas que parti-
cipan de la Obra Hospitalaria. Sin embargo, aunque tienen
carácter multidireccional pueden agruparse en tres ejes, se-
gún el polo fundamental hacia el que se dirigen:
1. Relacionados con los destinatarios de la Misión:
1.1. Salud integral. Engloba los siguientes aspectos:
− Defensa de la vida humana
− Respeto a la dignidad de la persona y a su au-
tonomía
− Abordaje de las diferentes dimensiones de la
salud: biológica, psicológica, social, religiosa y
espiritual.

5
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. Nos 27 y 31. Pág. 47 y 50 respectivamente.
20 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

1.2. Acogida liberadora


No hay hospitalidad sin acogida. No sólo es el pri-
mer acto del proceso de atención, sino también cua-
lidad de toda la actividad asistencial. Nuestra acogida
tiene como fin primordial maximizar la libertad y las ca-
pacidades de las personas que atendemos. Consiste en
la actitud de ofrecer y proporcionar la ayuda necesaria,
a la vez que se potencia la autonomía, la rehabilitación
y la recuperación para que cada persona pueda realizar
su proyecto personal.
2. Relacionados con los profesionales de los Centros:
2.1. Ética en toda actuación
Promoción del diálogo bioético y de los principios y
criterios de la bioética, aplicados tanto a fines como a me-
dios, con atención especial a las exigencias provenientes
de la identidad de nuestro Proyecto, de su sentido y de
sus valores.
2.2. Calidad profesional
La calidad profesio-
nal abarca la adaptación
permanente de nues-
HUMANIDAD EN LA ATENCIÓN tros centros y recursos
Humanización de nuestro hacer asistenciales a las exi-
gencias de las necesi-
“La calidad profesional, además de técnica, dades de las personas,
exige humanidad y ésta nos responsabiliza
de aquella…explicitamos y acentuamos el tiempos y lugares; la in-
valor de la humanidad en la atención” corporación del avance
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la
científico, y la actuali-
Institución, HHSCJ. Roma 2010. Pags. 56-57 zación teórica y práctica
Modelo Asistencial y Educativo 21
El modelo hospitalario

de todos los profesionales; así como al cuidado de las con-


diciones de trabajo de los mismos.
2.3. Humanidad en la atención
Es una característica fundamental de la manera de acer-
carnos a las personas que atendemos. Nos empeñamos
especialmente en la humanización de todo nuestro que-
hacer, colocando a la persona como núcleo de referencia y
valor no instrumentalizable.
3. Relacionados con la Sociedad y la Comunidad
3.1. Servicio a todos los enfermos y necesitados
Mantenemos una
relación interpersonal
de servicio basada en la SENSIBILIDAD POR LOS
centralidad de las per- EXCLUIDOS
sonas atendidas, que Concienciación a favor de los más
ex-cluye utilizar su ne- necesitados
cesidad en nuestro be- “Trabajamos en concienciar a la sociedad y
neficio. Nuestra Obra a sus instituciones a fin de que asuman su
tiene un compromiso responsabilidad social…más aún, nuestra
Obra es un compromiso social para
social para que la asis- que la asistencia llegue hasta aquellos
tencia llegue a todos que estén más marginados, olvidados y
los que la necesitan, empobrecidos”
mediante una concien- Identidad y Misión. Marco de Identidad de la
ciación de la sociedad y Institución, HHSCJ. Roma 2010. Pág. 52

de sus instituciones.
3.2. Sensibilidad por los excluidos
Nuestra Hospitalidad expresa una sensibilidad especial hacia las
personas que están más marginadas, olvidadas y empobrecidas.
22 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

3.3. Conciencia histórica


Consideramos fundamental desarrollar la conciencia
individual y colectiva de formar parte de la Historia Hospi-
talaria, y de proyectarla hacia los retos actuales y de futuro.
LOS ATRIBUTOS DEL MODELO ASISTENCIAL Y EDUCATIVO
De la Misión enunciada anteriormente surge este Mo-
delo Asistencial y Educativo, nuestra Visión indica lo que
queremos ser y nuestros Valores la forma en que quere-
mos hacer nuestra labor; labor cuyos fundamentos son las
premisas irrenunciables del Modelo Hospitalario: defensa
de la propia dignidad, atención a la persona en su inte-
gridad y reinserción en la sociedad. El despliegue de es-
tos fundamentos da lugar a los atributos que conforman
nuestro Modelo con una serie de puntos clave que se de-
tallan a continuación.
Modelo Asistencial y Educativo 23
El modelo hospitalario

1. ASISTENCIA INTEGRAL A LA PERSONA


El Modelo Asistencial y Educativo de Hermanas Hos-
pitalarias se fundamenta en el respeto a la dignidad y au-
tonomía intrínsecas de la persona, considerada en su uni-
cidad y globalidad. Atiende a las dimensiones biológica,
psicológica, espiritual, religiosa y social, las cuales se inte-
gran en pautas de atención y tratamiento personalizados
e interdisciplinares.
Atención integral
Para que la atención
a una persona pueda
llamarse integral, el SALUD INTEGRAL
acercamiento y la com- Comprensión integral de la salud y del
prensión de la misma Proyecto Hospitalario
ha de ser igualmente “Nuestro paradigma de salud, acorde
holístico, en el sentido con la definición de la OMS, abarca una
de ver al otro como un consideración existencial que incluye todas
las dimensiones de la persona según el
ser constituido por di- humanismo de inspiración cristiana y
ferentes dimensiones, procura su armonía”
todas ellas interdepen- Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institu-
dientes e indisolubles ción, HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 55

y que interaccionan
constantemente entre
sí y también con el am-
biente.
Este modelo entiende que dichas dimensiones son la
biológica, relacionada con la anatomía, la fisiología, la
fisiopatología y la interacción con el medio como orga-
nismo vivo; la psicológica, relacionada con la psique, la
introspección, el comportamiento propio e individual, un
24 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

patrón de vivencia interno de relación y comprensión de


sí mismo y de su naturaleza, la forma de relacionarse con
el mundo, y la forma de reaccionar y adaptarse a la enfer-
medad o adversidades; la espiritual en el sentido de ser
transcendente, capaz de ver el significado de la propia vida
y el fin de la existencia; la religiosa como el cúmulo de
creencias compartidas con otras personas que le permiten
dar salida a la autotranscendencia en cohesión con una
comunidad; y social entendiendo que el ser humano, con
todas sus vertientes, forma parte de un tejido, primero fa-
miliar, luego comunitario y más específicamente laboral o
de otros colectivos, con los que interacciona influenciado
por factores como la edad, el sexo y las condiciones socio-
culturales del colectivo al que pertenece.
Unicidad, globalidad y centralidad de la persona
La consideración de la persona enferma o con disca-
pacidad en su unicidad implica que cada persona y cada
circunstancia que le envuelve tienen la característica de su
singularidad, de su particularidad.
La consideración de la atención a la persona en su
globalidad conlleva una atención integral desde los va-
lores hospitalarios y no sólo su mera asistencia. La per-
sona con enfermedad o discapacidad es la razón de ser
de nuestra Institución. Nuestros planteamientos y pro-
gramas están pensados en función de su autonomía y
voluntad. Toda nuestra organización está centrada en
la persona que atendemos, incluyendo de manera se-
cundaria su entorno. El trabajo, que se realiza como una
relación humana de verdadero servicio, supera la estric-
ta relación laboral.
Modelo Asistencial y Educativo 25
El modelo hospitalario

Entendemos que esta visión de asistencia a la persona


desde el respeto a la dignidad, no ha de fomentar una
relación paternalista, sino una relación de iguales, en la
que exista y prospere una responsabilidad compartida. El
respeto a la autonomía del atendido exige que tenga una
participación activa en su propio cuidado y recuperación.
Dicha participación se debe fomentar mediante la infor-
mación acerca de su proceso diagnóstico, terapéutico o
educativo y su consentimiento consciente y activo.
Acogida hospitalaria como elemento diferenciador
El elemento prime-
ro de la Hospitalidad es
la acogida cálida, y tie- ACOGIDA LIBERADORA
ne por finalidad acom- Acoger, primer paso de la atención
pañar a la persona en
el proceso de salud, “No hay hospitalidad sin acogida; no sólo
es el primer acto del proceso de atención
enfermedad, o disca- sino también cualidad de toda actividad.
pacidad para que pue- Su aprecio está más que en el hecho de
da realizar su proyecto recibir, en el modo de acoger”
personal. Una mani- Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
festación de esa aco- HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 53
gida es la atención en
gratuidad como forma permanente de nuestra relación asisten-
cial, en el sentido de dar un plus de generosidad en la atención.
Atención a las familias
Los familiares o cuidadores de las personas atendidas son
partícipes del proceso terapéutico integral y destinatarios de
acciones en el mismo6. Prevalece la idea de intercambio y de

6
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución. 2010. Pág. 28.
26 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

apoyo mutuo, donde las familias son una pieza imprescindi-


ble en el proceso. Son portadores de conocimientos únicos y
soporte imprescindible del círculo de afectividad y apoyo en
los programas terapéuticos centrados en la persona.
Nuestro modelo pone especial énfasis en la escucha
activa, el soporte emocional y el acompañamiento a las fa-
milias, lo que les facilita sentirse comprendidas y aliviadas
en su sufrimiento.
Por otra parte, es frecuente que la competencia para la
toma de decisiones de las personas que atendemos pueda
estar mermada; es por ello que entendemos, que dentro del
marco legal establecido, la familia o su sustituto legal en su
caso, sea también un referente en los procesos asistenciales
concernientes a la persona centro de nuestra atención.
2. ENFOQUE INTERDISCIPLINAR Y TRABAJO EN EQUIPO
La realización de una asistencia que dé cumplimiento
a los estándares de calidad más altos supone, entre otras
exigencias, un acercamiento interdisciplinar. De este modo
todos los profesionales aportan sus conocimientos den-
tro de un trabajo conjunto, con el fin de elaborar planes
de atención adaptados a las necesidades, posibilidades y
requerimientos de cada persona, de manera consensuada,
articulada e integral.
El acercamiento interdisciplinar desde una perspectiva
integral supone:
Evaluación, intervención, seguimiento y evaluación
continua interdisciplinar
Desde nuestra sensibilidad por las personas que pre-
Modelo Asistencial y Educativo 27
El modelo hospitalario

sentan enfermedad mental y/o discapacidad intelectual,


así como otras enfermedades, detectamos y evaluamos sus
necesidades y las de sus familiares, elaboramos un Plan de
Atención Integral, realizamos el seguimiento y evaluamos
de forma continuada los resultados del mismo.

Fases del Plan de Atención Integral


Evaluación integral multidisciplinar inicial:
• Objetivos perseguidos, intervenciones, plazos y responsables de
cada objetivo.
• Comunicación y participación del usuario y/o su representante
legal en el Plan de Atención Integral. En caso de que sea necesario
y en cumplimiento de la legalidad se propondrá la obtención del
consentimiento informado por escrito.
Seguimiento/evaluación continua de la consecución de los
objetivos marcados.
Revisión periódica del Plan de Atención Integral e introducción
de los cambios pertinentes.

Existe una corresponsabilidad de la persona atendida a


través de su participación en su Plan de Atención Integral,
en la medida de sus posibilidades. Este modelo, especial-
mente en las personas con discapacidad intelectual, pre-
tende garantizar el derecho de la persona a ser protago-
nista de su vida.
Interdisciplinar
Supone el trabajo de profesionales de distintas disci-
plinas (multidisciplinar) en un área común, diferenciados
por el tipo de intervención que tienen asignada, pero con
objetivos comunes compartidos y con un sentido de cola-
boración y corresponsabilidad en la planificación y puesta
en marcha del Plan de Atención Integral.
28 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

Integrado
Se corresponde con la sucesión de relaciones interdis-
ciplinares integradas en el marco de un territorio asisten-
cial o educativo. Supone el establecimiento de la trans-
versalidad, corresponsabilidad, e integración entre niveles
asistenciales, educativos y de otra índole, más allá de la
coordinación o continuidad de cuidados.
Trabajo en equipo
Liderazgo del equipo, flexibilidad en el desempeño y
cohesión
El trabajo en equi-
po supone que un gru-
CALIDAD PROFESIONAL po de profesionales de
Colaboración y trabajo en equipo diferentes disciplinas,
con diversas habilida-
“Facilitamos y exigimos el espíritu des y aptitudes, trabaja
de colaboración corresponsable,…la
programación participada y el trabajo en en conjunción y com-
equipo en todas las áreas…” parte unos objetivos
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
comunes claramente
HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 56 identificados. Se preci-
sa un liderazgo claro y
una interacción fluida y cohesionada, a la vez que flexible,
entre sus miembros, lo que permitirá plantear y lograr unos
objetivos comunes de forma consensuada y compartida.
Responsabilidad individual y corresponsabilidad
compartida a nivel institucional
El equipo ha de resultar más que la suma de sus com-
ponentes. El plus de trabajar en equipo, está en relación
con la implicación y responsabilidad individual de cada
Modelo Asistencial y Educativo 29
El modelo hospitalario

profesional en el desempeño de su disciplina, y sobre todo


en la responsabilidad compartida para la consecución de
objetivos comunes.
Consecuentemente, las acciones y decisiones de los
profesionales acreditan una dimensión compartida e insti-
tucional como miembros de una organización y, a su vez,
otra personal que es la clave del trabajo en equipo, y se
basa en dos aspectos determinantes:
− La profesionalidad de las personas en el desempeño
de su disciplina.
− Y la identificación con los valores propios de la or-
ganización.
3. CALIDAD TÉCNICA Y HUMANA
Integración de técnica y humanidad
Una seña inequí-
voca de nuestra iden-
tidad se explicita en el CALIDAD PROFESIONAL
compromiso con la ca- Excelencia profesional
lidad y su mejora con-
“La actitud de servicio, con atención
tinua, integrando las integral, a favor de la salud de nuestros
dimensiones técnicas y asistidos, se hace cualificadamente eficaz si
humanísticas. Todo ello nuestro trabajo alcanza, con rigor, la mejor
calidad profesional”
lleva consigo la incor-
poración de los últimos Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 55
avances científicos en
nuestros procedimientos y al mismo tiempo la conside-
ración holística de la persona, mediante el respeto a su
dignidad y la atención a sus necesidades biopsicosociales,
espirituales y religiosas, de manera que el avance científi-
30 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

co, el progreso técnico y el desarrollo organizativo están al


servicio del hombre.
Adecuación de las estructuras y procesos
Dentro de esta dinámica, es preciso adecuar estructu-
ras y procesos, en un marco de maximización de la eficien-
cia como compromiso social y con una clara orientación a
las necesidades de las personas que reciben atención y sus
familiares.
Calidad Integral
La razón de ser de nuestra Institución es la asistencia y
cuidado de las personas que lo necesiten, por este motivo
la integración de sistemas de calidad es uno de nuestros
ejes vertebradores en la asistencia.
Los Planes de Gestión de nuestros centros definen de
manera prioritaria políticas y estrategias de calidad asis-
tencial y educativa, atendiendo aspectos de análisis, pla-
nificación, actuación y evaluación, en una búsqueda cons-
tante de la excelencia.
Nuestro modelo promueve una atención hacia la cali-
dad total teniendo en cuenta: la efectividad, la eficiencia, la
accesibilidad, la equidad, la competencia técnica, la dispo-
nibilidad, la adecuación, la satisfacción y la seguridad; todo
ello con una visión sistémica y dentro de una dinámica de
mejora continua.
Modelo de gestión de la calidad de nuestros centros
El modelo de gestión de la calidad utilizado por nues-
tros centros se basa en modelos reconocidos y aceptados
Modelo Asistencial y Educativo 31
El modelo hospitalario

internacionalmente, estando alineado con la Misión, Visión


y Valores de la Institución. Su estructura engloba todos los
ámbitos de organización. Su fin será buscar la excelencia a
través de procesos de mejora continua.
El modelo de gestión de la calidad se basa en la centra-
lidad de la persona y, como consecuencia, sus familiares,
a fin de proporcionar una atención integral, personalizada,
no sólo atendiendo a sus necesidades sino también antici-
pándose a ellas, con un trato humano basado en el respeto
y la dignidad de la per-
sona. Nuestro modelo
de calidad añade valor CALIDAD PROFESIONAL
a cada uno de los pro- Eficacia y eficiencia en la gestión
cesos, desplegando las
capacidades de la Ins- “La calidad de nuestros servicios está
garantizada también por la eficiencia en la
titución, teniendo en gestión; por la formación permanente…,;
cuenta la creatividad e por la precisa organización; y por la
innovación, así como as- eficiente asignación de los distintos tipos de
recursos, que para nosotros tienen siempre
pectos que favorezcan el como meta la mejora en la atención.”
desarrollo de un futuro
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
asistencial sostenible. HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 56

La Institución debe contemplar la gestión adecuada de


las alianzas tanto internas como externas; todo ello favo-
reciendo que se implante una metodología que desarrolle
la responsabilidad social corporativa a fin de conseguir un
impacto positivo en su entorno.
Gestión por procesos
La gestión por procesos es un elemento esencial de la
gestión de la calidad en nuestros centros. Plasma y define
la actividad que realizamos.
32 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

La gestión por procesos se basa en una visión transver-


sal y secuencial de las actuaciones dirigidas a las personas,
manteniendo una continuidad asistencial, abarcando to-
dos los ámbitos organizativos. Tiene en cuenta aspectos
que favorecen la asistencia, como son la estructura física,
el confort, la seguridad, la confidencialidad y la intimidad,
así como su autodeterminación.
Las personas que desarrollan su actividad en nuestra
Institución, son el principal recurso de ésta y por ello se
deben articular estrategias para que estén integradas en la
política de calidad, debiéndose potenciar sus capacidades
y conocimientos al máximo.
Para poder desarrollar el proceso de mejora continua
disponemos de objetivos monitorizados y además existen
sistemas para su correcta evaluación y avance.
Todos los procesos están impregnados de los valores
de la Institución, teniéndolos en cuenta siempre en su
creación, implementación y evaluación.
Evaluación y mejora continua
Los procesos deben ser evaluados a fin de establecer
áreas de mejora. Los resultados obtenidos han de respon-
der a los objetivos planteados; son la consecuencia de los
procesos que han desarrollado los profesionales mediante
los recursos disponibles, teniendo en cuenta los grupos de
interés, a saber: los usuarios, la administración pública, los
trabajadores y la sociedad.
Nuestra Institución está orientada a conseguir los re-
sultados definidos en el Plan de Gestión de Calidad dise-
ñado. Es deseable que estos puedan compararse con los
obtenidos por organizaciones del entorno.
Modelo Asistencial y Educativo 33
El modelo hospitalario

Acciones que favorecen la mejora continua de la calidad:


Implementación del Plan de Calidad
Definición de objetivos, acciones y criterios de evaluación.
Elaboración del Mapa de Procesos
Implantación de medidas de eficacia/eficiencia y sostenibilidad
Elaboración del Cuadro de Mandos
Desarrollo de los sistemas de información:
Historia Clínica/Expediente
Historia Clínica/Expediente Compartida/o
Desarrollo de la intranet
Receta Electrónica
Telemedicina
Medicina 2.0
Utilización de las TIC
Promoción del uso del Benchmarking
Implementación de medidas que aumenten la calidad percibida
por los distintos agentes
Potenciación de nuestra presencia en la sociedad
Gestión de los riesgos y la seguridad
Definición de una cartera de servicios
Creación de mecanismos de estímulo y reconocimiento que fa-
vorezcan el compromiso, motivación e identificación con los
valores de la Institución
Diferenciación en base a nuestros valores

4. ENFOQUE ASISTENCIAL CENTRADO EN LA


PERSONA
Habida cuenta que la persona es un fin en sí misma, y
desde su derecho a la autonomía, intimidad e información,
34 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

nuestro enfoque asistencial y educativo presenta caracte-


rísticas propias respecto a la relación con la persona asis-
tida y con su entorno, y respecto a la forma de ofrecer la
atención.
La atención está centrada en la persona en sí, en su
participación y capacitación, fomentando su potencialidad
preservada, oculta o aún por desarrollar o por descubrir;
así como también se centra en el medio, interviniendo en
él para hacerlo facilitador, luchando contra el estigma y la
discriminación. El enfoque asistencial abarca las distintas
fases de promoción de la salud, prevención, tratamiento
y rehabilitación, basado en la continuidad del proceso de
atención o apoyo.
Centrado en la persona sana y enferma
El enfoque asistencial se centra en la persona, no sólo
en la enfermedad o su diagnóstico. Amplía el marco de
comprensión hacia una profunda perspectiva del indivi-
duo. Esto implica recono-
cer su biografía, su expe-
riencia subjetiva de la en-
SERVICIO A LOS ENFERMOS Y fermedad o discapacidad,
NECESITADOS los factores que contribu-
La centralidad de los enfermos y yen tanto a la enferme-
necesitados dad como a la recupera-
“Su persona ocupa la centralidad de ción, los elementos de la
nuestra organización. Ellos son la razón de salud positiva, sus partes
nuestros centros…; la finalidad de nuestra
Institución es su atención y cuidado…En
sanas, sus motivaciones
nuestro proyecto todos y todo está a su e intereses y los recursos
servicio” y potenciales del ser hu-
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
mano, de su entorno, su
HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 52 familia y su cultura.
Modelo Asistencial y Educativo 35
El modelo hospitalario

Abarca todas las etapas de la intervención en la enfer-


medad y discapacidad
El Modelo Asistencial y Educativo de Hermanas Hospi-
talarias abarca la promoción de la salud, la prevención, el
tratamiento y la rehabilitación o reeducación, en su caso.
Es decir, las cuatro etapas en las que es posible incidir en
la salud, las deficiencias o patologías, las necesidades de
apoyo y las diversidades funcionales.
La promoción de la salud suscita el bienestar psicoló-
gico, la capacidad, la fortaleza emocional y crea condicio-
nes y entornos favorables a la vida, ofreciendo los apoyos
necesarios.
El enfoque preventivo, en sus aspectos primarios, se-
cundarios y terciarios, y a partir de la toma en considera-
ción de las causas biológicas y ambientales que influyen en
la aparición y desarrollo de la enfermedad o discapacidad,
realiza actuaciones con el fin de evitar, retrasar o minimi-
zar sus consecuencias. Son necesarios tanto la prevención
primaria, no sólo dirigida a la población general sino selec-
tivamente a individuos vulnerables, como el diagnóstico e
intervención precoces en el inicio de la enfermedad.
La estimulación temprana en personas con discapaci-
dad intelectual o del desarrollo, aporta técnica, y potencia
el desarrollo de las capacidades y habilidades de los ni-
ños en la primera infancia, para corregir trastornos reales
o para estimular capacidades compensadoras.
El tratamiento y los cuidados se fundamentan inicial-
mente en un riguroso proceso diagnóstico que evalúa las
necesidades y capacidades y que culmina en la realización
36 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

de planes individuales e interdisciplinares de tratamiento


integral, preferentemente protocolizados, utilizando téc-
nicas seguras, efectivas y proporcionadas, basadas en las
buenas prácticas dictadas por la evidencia científica y en el
uso racional de los recursos disponibles.
El tratamiento y los cuidados provistos deben ser efec-
tivos, buscando tanto la eficacia en la resolución de los
síntomas como la mejora de la calidad de vida global de
la persona atendida y los efectos sobre los demás miem-
bros de la familia u otros componentes de su red social,
utilizando evaluaciones periódicas de la utilidad de la tera-
péutica. El tratamiento ofertado deberá ser seguro y pro-
porcionado, lo menos restrictivo posible, y aceptable para
el paciente y su comunidad.
Las personas atendidas tienen derecho a la mejor
asistencia disponible, de acuerdo a las buenas prácticas
dictadas por la evidencia científica. La sistematización de
la atención, en forma de protocolos o guías de práctica
clínica, define lo que
hay que hacer para
obtener el mejor resul-
ACOGIDA LIBERADORA tado terapéutico sobre
La búsqueda de la rehabilitación la base de la mejor in-
“Nuestra acogida es liberadora en el formación científica
amplio sentido de la palabra. El propósito, disponible, reduciendo
al recibir a la persona que requiere la variabilidad injustifi-
asistencia, es tender, en cuanto sea
posible, a su rehabilitación para que pueda cada y, por tanto, me-
realizar su proyecto personal y…llegue jorando la efectividad,
a reintegrarse en el entorno de familia, equidad, eficiencia y
sociedad y trabajo...”
calidad global de la
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, atención.
HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 53
Modelo Asistencial y Educativo 37
El modelo hospitalario

La rehabilitación es un proceso consistente en la ad-


quisición, recuperación y potenciación de las habilidades y
capacidades de la persona, así como en la adaptación del
medio en el que vive, dirigida a la mejora de su funciona-
miento psicosocial. La rehabilitación no va separada del
tratamiento, comienza lo antes posible y discurre de forma
simultánea e integrada con éste, siendo un proceso de lar-
ga duración, frecuentemente continuo y no lineal, pudien-
do desarrollarse en régimen de ingreso o ambulatorio.
Los objetivos de la rehabilitación son la promoción de la
autonomía de la persona, su integración, inclusión y educación
social, posibilitando su proyecto de recuperación personal.

Objetivos de la rehabilitación

Potenciar la autonomía
Capacidad de las personas para tomar decisiones acerca de cómo
vivir de acuerdo con las normas y preferencias propias, con el me-
nor nivel de apoyo y restricción que sean posibles.

Promover la reinserción e inclusión social


La reinserción implica la reintegración de la persona en un ambiente lo
más normalizado posible, preferentemente en su comunidad natural.
La inclusión social implica el logro satisfactorio de los derechos de los
ciudadanos a nivel político, jurídico, civil y económico.

Ofrecer información y educación


La información es un derecho de la persona atendida que sirve
como medio para mejorar su implicación en el proceso rehabilitador
y aumentar su autonomía por medio del consentimiento informado.
La información también es parte del proceso de educación como
objetivo en sí mismo.
La educación es el modo de vinculación conductual, cultural, y moral
por el que se transmiten los conocimientos, valores, costumbres y
formas de actuar y que facilita la socialización y normalización.
38 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

Apoyar la recuperación personal


Proceso de cambio y de crecimiento personal, basado en la esperanza,
la autonomía y la afiliación, y en el desarrollo de un proyecto de vida
con sentido y satisfacción, orientado a superar los efectos negativos
en el desarrollo personal, que tienen las enfermedades mentales y
físicas, así como la diversidad funcional.

Continuidad Asistencial
La continuidad asistencial implica la capacidad de la
red asistencial para proporcionar tratamiento, rehabilita-
ción, cuidados y apoyo ininterrumpidamente a lo largo de
la vida (continuidad longitudinal) y coherentemente, entre
los servicios que la componen (continuidad transversal). La
continuidad del proceso de atención ofrece una respuesta
modulada en cualquier estadio, en función de las nece-
sidades existentes, ofreciendo en la medida de nuestras
posibilidades un “itinerario de vida”, acercando a nuestros
atendidos a una ciudadanía de pleno derecho y disfrute.
Participación de la persona asistida
Consideramos un aspecto fundamental promover y fo-
mentar la implicación activa y responsable de la persona
atendida en el control de su propia vida y en el diseño
y desarrollo de los procesos de recuperación, teniendo
siempre en cuenta sus objetivos y planes. La participación
en el proceso de atención y terapia irá desde la implicación
en el diseño de su propio plan individual, hasta su parti-
cipación en la medida que sea posible en los procesos de
mejora de los programas y recursos.
Nuestro Modelo Asistencial y Educativo promueve la
capacitación de los usuarios y su familia, incidiendo en las
Modelo Asistencial y Educativo 39
El modelo hospitalario

habilidades preservadas. No sólo se centra en los déficits,


sino que también identifica, orienta y desarrolla las aptitu-
des y competencias que ya posee la persona, implicando
una actitud positiva acerca de las posibilidades y potencia-
lidades de desarrollo.
Apoyo e intervención en el entorno como facilitador
La intervención y
rehabilitación debe
incidir también en el
SALUD INTEGRAL
medio específico en el
Los centros, ámbitos sanos y sanantes
que vive la persona, de
tal forma que sea se- “…nuestra cultura hospitalaria promueve
guro, accesible y con- la atención necesaria para hacer de
nuestros centros y estructuras, de nuestros
fortable, adaptado a servicios y procedimientos, ámbitos sanos y
sus limitaciones; que sanantes…”
sea rico, aceptable y Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
que satisfaga sus ne- HHSCJ. Roma 2010. Pág. 55
cesidades emocionales
y materiales, así como que sea flexible y con capacidad
de respuesta ante eventualidades. En todos los casos y
especialmente en el terreno de la discapacidad intelec-
tual damos especial relevancia a los entornos de ocio
normalizado.
Lucha contra el estigma y la discriminación
Uno de los objetivos de nuestro enfoque asistencial
y educativo es ayudar a erradicar el estigma, la discrimi-
nación y la minusvaloración asociados a las personas con
trastornos mentales y discapacidad intelectual, tanto en el
ámbito social como en el asistencial y educativo. Para ello
es exigible un lenguaje técnico, sensible y respetuoso en
40 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

los profesionales, así como un posicionamiento claro ante


el resto de trabajadores de otros ámbitos asistenciales.
5. LA GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO
Bajo el término general de gestión del conocimiento,
se engloba el conjunto de tareas y acciones realizadas en
la Institución (investigación, formación, gestión clínica, in-
novación,…) encami-
nadas a generar nuevo
conocimiento, a incor-
CALIDAD PROFESIONAL porar el ya existente y a
Actualización de centros y profesionales difundirlo en todos los

“La calidad profesional abarca la


niveles organizativos,
adaptación de los centros a las exigencias de manera que termine
de las necesidades de las personas, tiempos aplicándose en el día a
y lugares, la incorporación de técnicas y
métodos provenientes del avance científico día de la praxis asisten-
y la actualización, teórica y práctica, de cial y educativa.
todos los profesionales.”
La Institución, de
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
HHSCJ. Roma 2010. Pág. 56 acuerdo con su compro-
miso permanente por la
mejora de la atención, y el desarrollo profesional de sus
colaboradores, potencia las actividades de investigación,
desarrollo, formación y docencia.
La investigación, además de contribuir al avance del cono-
cimiento, permite desarrollar una actitud de permanente cues-
tionamiento científico de nuestra actividad asistencial y educa-
tiva. Por lo tanto, se convierte en una necesidad para nuestros
centros y recursos en la búsqueda de la excelencia. De esta
manera, el servicio a las personas que atendemos es la matriz
de la que surgen requerimientos de formación continuada e
investigación, que mejoran nuestro modo de actuar.
Modelo Asistencial y Educativo 41
El modelo hospitalario

Los fundamentos de la actividad científica en nuestros


centros son el compromiso ético con el avance científico y
la mejora de la calidad asistencial.
La formación continuada, a través de los planes y pro-
gramas correspondientes, permite el crecimiento integral
de las capacidades y de la identidad hospitalaria de los
profesionales, y repercute directamente en su motivación
y en la bondad de la labor asistencial y educativa.
Mediante la docencia, transmitimos a los futuros profe-
sionales no sólo conocimientos técnicos y científicos, sino
también valores y un estilo propio de realizar la atención,
enriqueciendo la pluralidad de formas de entender el ser-
vicio a las personas que atendemos.
La gestión del conocimiento, en nuestra Institución, re-
quiere que se establezcan y consoliden estructuras especí-
ficas de soporte e impulso de la investigación, la docencia,
la formación, el desarrollo y la innovación, como por ejem-
plo, Fundaciones o Institutos de Investigación, como ma-
nera de afrontar eficazmente el desafío que se nos plantea.
6. PASTORAL. ATENCIÓN ESPIRITUAL Y RELIGIOSA7
Atención espiritual y religiosa en la asistencia integral
La Institución, fiel a su tradición y valores, desde el ab-
soluto respeto a la dignidad de la persona, considera la
atención integral a los asistidos un pilar fundamental del

7
Contamos con una bibliografía institucional de referencia en la que
encontramos ampliamente desarrolladas las cuestiones que aborda el
presente documento, por ejemplo: “Pastoral en el mundo del sufrimien-
to psíquico” (Gobierno General, año 2000).
42 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

proceso terapéutico, en el que se incluye el derecho a la


atención espiritual y religiosa.8
Integración del Servicio de Pastoral en la dinámica
asistencial o educativa de cada centro y dispositivo
La atención espiritual
y religiosa es considera-
SALUD INTEGRAL da un recurso benefi-
Comprensión integral de la salud
cioso en la terapia y en
Proyecto Hospitalario la educación, presente
de manera transversal
“Esta perspectiva orienta y vertebra nuestra
actividad y propone, como finalidad de en el ser y hacer de la
nuestro proyecto hospitalario, curar y Hospitalidad. Reclama
cuidar incorporando los progresos de la liderazgo, estructuras y
técnica a una atención humana según
dicha comprensión integral de la persona en recursos humanos de-
cualquier situación de su existencia” dicados, englobados en
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
las dinámicas asistencial
HHSCJ. Roma 2010. Pág. 55 y educativa.
Liderazgo propio de esta tarea con apoyo de los
distintos profesionales del centro
Al Servicio de Pastoral le corresponde ser el punto de
referencia de la atención espiritual y religiosa, trabajando
de manera integrada en la dinámica asistencial y educativa
de cada centro y dispositivo y contando con el apoyo de
los profesionales.

8
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 46, Pág. 66.
Modelo Asistencial y Educativo 43
El modelo hospitalario

Acoge y acompaña espiritualmente a toda la


comunidad hospitalaria, según necesidades
Los destinatarios de la atención pastoral son priorita-
riamente los usuarios y sus familias. No obstante, todos los
que componen la Comunidad Hospitalaria, pueden recibir
esta atención, respetando siempre de forma escrupulosa
el deseo de la persona a recibir o no dicha atención.
Evaluación de necesidades a nivel espiritual y religioso
Atender las necesidades espirituales y religiosas exi-
ge una metodología actualizada y adaptada a la par-
ticularidad de los destinatarios. En consonancia con la
centralidad de la persona, en el marco de una sociedad
plural y secularizada con diversidad religiosa, la Insti-
tución desde su carácter propio, respeta y atiende a la
libertad de conciencia de los usuarios y su derecho a la
libertad religiosa.
7. VOLUNTARIADO
El voluntariado es una de las expresiones más claras
de solidaridad, que mira de forma positiva, que expresa el
respeto pleno por la persona, que hace visible el compro-
miso hospitalario de ayudar a encontrar el propio proyecto
de vida y a conseguir la felicidad.
Gratuidad y solidaridad como características
fundamentales
El voluntariado potencia la atención hospitalaria basa-
da en los principios de gratuidad y solidaridad9. Tiene su
9
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 48, Pág. 68.
44 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

origen en la opción de servir y ayudar gratuitamente a las


personas que sufren.
El voluntariado
hospitalario es un es-
CONCIENCIA HISTÓRICA pacio relacional don-
de se puede vivir una
Protagonismo en el momento presente
verdadera solidaridad
“Hoy consideramos fundamental desarrollar
la conciencia individual y colectiva de
compasiva, en el sen-
formar parte de la historia hospitalaria y de tido de “padecer con”,
ser todos solidariamente protagonistas del humanizadora, y que
momento actual de la Hospitalidad”
acompaña en el pro-
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, ceso de recuperación
HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 59
personal 10.
En los centros de Hermanas Hospitalarias, el voluntaria-
do se convierte en cauce de solidaridad para aquellos que
desean compartir la situación de las personas asistidas y
comprometerse en su atención integral.
Integración en la Comunidad Hospitalaria y Modelo
Asistencial
Los voluntarios son miembros de la Comunidad Hos-
pitalaria y, como miembros de esta familia, se les define
como personas que libre, gratuita y corresponsablemente,
enriquecen con sus dones específicos al servicio hospita-
lario11.

10
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 32, Pág. 51.
11
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 11, Pág. 28.
Modelo Asistencial y Educativo 45
El modelo hospitalario

Colaboración a la humanización
El voluntariado constituye hoy una dimensión que está
presente en la relación individualizada con cada persona
asistida, contribuyendo a la humanización de la asistencia
y a la implicación de la sociedad12.
8. PERSPECTIVA DESDE LA  BIOÉTICA
La bioética se puede definir como la inclusión de los
principios, con sus valores, en la toma de decisiones asis-
tenciales, a fin de aumentar su corrección y calidad.
Dimensión ética en toda actuación asistencial y educativa
Conscientes de los interrogantes nuevos que la ética
plantea en nuestro quehacer diario, la incluimos entre
nuestros valores; la Hospitalidad es ella misma una expe-
riencia ética fundamental y englobante de nuestra misión,
que refuerza la dimensión ética propia de toda actuación
con la persona acogida.
La ética forma parte de toda actuación hospitalaria y
debe ser garantizada tanto en los fines como en cualquie-
ra de los medios.
Nos exigimos ser éticos en todos los campos y decisio-
nes; en la asistencia sanitaria, en la acción educativa y en
la atención social13, promoviendo el diálogo bioético, para
clarificar la implicación de los principios y criterios comu-
nes en la práctica diaria.
12
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 48, Pág. 68.
13
Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución, HHSCJ.
Roma 2010. No 38, Pág. 58.
46 Modelo Asistencial y Educativo
El modelo hospitalario

Para el desarrollo de la dimensión ética en nuestra


actividad asistencial y educativa, son necesarias distin-
tas estructuras: Comités, Comisiones y Grupos de Bio-
ética.
Desarrollo de valores éticos en la práctica asistencial y
educativa 
La ética nos orienta en la toma de decisiones, tomando
como referencia los siguientes criterios:
− El respeto a la dignidad humana: toda persona
merece un trato digno y por tanto ser tratada como
un fin y no como un mero medio.
− La defensa de la vida humana: que permita a
la persona la posibilidad de desarrollarse plena-
mente.
Consideramos cuatro principios éticos en cualquier
toma de decisiones: principio de no maleficencia, princi-
pio de beneficencia, principio de autonomía y principio de
justicia.
Defensa de derechos
El respeto de los derechos humanos y las libertades
fundamentales del individuo deben garantizarse en todos
nuestros centros. Además, desde nuestra responsabilidad
social consideramos que debe promoverse en entornos
comunitarios.
Es por ello que la lucha contra el estigma, habitual-
mente asociado a las personas con trastornos mentales,
discapacidades intelectuales, etc., se convierte no en una
opción sino en un compromiso ético.
Modelo Asistencial y Educativo 47
El modelo hospitalario

Posicionamiento ético a nivel Institucional


La Institución desea que la ética en los centros man-
tenga una identidad común, de forma que ante casos si-
milares se den respuestas similares, y sea coherente con la
identidad propia, generándose sinergias entre ellos.
Conciencia y sensibilidad ética en los colaboradores
El desarrollo de los
Comités, Comisiones
o Grupos de Bioéti-
ÉTICA EN TODA ACTUACIÓN
ca, ha de buscar una
Ética siempre
conciencia ética ante
cualquier actuación, “Consideramos, pues, la ética como
dimensión de toda actuación; la
requiere formación en garantizamos tanto en los fines como
valores y en debate éti- también en cualquiera de los medios…”
co, facilita el desarrollo Identidad y Misión. Marco de Identidad de la Institución,
de las virtudes perso- HHSCJ. Roma 2010. VALORES. Pág. 58
nales y profesionales,
y ayuda a interiorizar los criterios éticos en la toma de sus
propias decisiones. A través de la participación en la ela-
boración de protocolos y guías de actuación, mediante el
análisis ético, contribuye a la mejora de la calidad asisten-
cial y ayuda a prevenir los conflictos éticos.
48 Modelo Asistencial y Educativo
Epílogo

EPÍLOGO
Este documento supone una mirada al futuro, con un
despliegue común, por parte de todos los centros que
constituyen nuestra Institución, respecto al modo en que
queremos hacer las cosas para lograr el fin último de nues-
tra Misión. Aboga por un compromiso compartido para
dar solución a los nuevos desafíos con que nos encontra-
mos, a través de una permanente creatividad en base a los
conocimientos actuales, a la experiencia acumulada y en
consonancia con el entorno social.