Está en la página 1de 8

Digitally signed by SIJ SINOE CORTE SUPERIOR DE PUNO

Date: 2017.03.30 16:11:25 -05:00 Juez: QUISPE LAUREANO ARIEL ANTONIO


Reason: Resolución Judicial Fecha: 28/03/2017 15:17:14
Location: PUNO / SAN ROMAN
Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL
D.Judicial: PUNO/SAN ROMAN
FIRMA DIGITAL

2º JUZGADO CIVIL - SEDE JULIACA


EXPEDIENTE : 01953-2014-0-2111-JM-CI-03
CORTE SUPERIOR DE PUNO
Secretario: IVAN PALOMINO JARA
MATERIA : REIVINDICACION
Fecha: 30/03/2017 16:03:05
Razón: RESOLUCIÓN JUDICIAL
JUEZ : QUISPE LAUREANO ARIEL ANTONIO
D.Judicial: PUNO/SAN ROMAN
FIRMA DIGITAL ESPECIALISTA : IVAN PALOMINO JARA
DEMANDADO : QUISPE CHAMBI, YEISON JOSEPH
DEMANDANTE : PEREZ ORDOÑEZ, KATTY AGRIPINA.

SENTENCIA N°: 65 - 2017

RESOLUCIÓN N° 12

Juliaca, veintiocho de marzo


del dos mil diecisiete.-

VISTOS:

El proceso civil signado con el número 01953-2014-0-2111-JM-CI-03, a


demanda de KATTY AGRIPINA PEREZ ORDOÑEZ sobre Reivindicación y
demolición, en contra de YEISON JOSEPH QUISPE CHAMBI.

& Actos Postulatorios

I.- PRETENSIONES:

Pretensión Principal

Reivindicación del bien inmueble ubicado en el Lote N° 14 de la Mz. N°


23 en la urbanización Programa Habitacional Taparachi, de esta ciudad
de Juliaca.

Pretensión acumulativa, objetiva, originaria accesoria

Demolición de lo edificado

FUNDAMENTOS FÁCTICOS.

AFIRMA principalmente:1) La recurrente es legitima propietaria


conjuntamente con su cónyuge JULIO ULPIANO ESPINOZA del
inmueble materia de Litis, lote N° 14 de la Mz. N°. 23, con un área de
250.68 m2 ubicado en la urbanización Programa Habitacional
Taparachi, cuyos linderos y medidas perimétricas son: por el frente
calle 4, con 9.55 ml., por la derecha con el lote 13, con 26.25 ml., por la
izquierda con el lote 15, con 26.25 ml., por el fondo con el lote 3, con
9.55ml; 2) Adquirido por contrato de compra venta a plazos y mutuo
hipotecario de lotes básicos en habilitación urbana progresiva otorgado
por el Ministerio de la Presidencia-cuenta FONAVI representado por la
Empresa Nacional de Edificación-ENACE, que se efectuó la venta de los
predios signados en conformidad al reglamento de edificaciones
aprobado por D.S. N° 008-92-PRES de fecha 16 de febrero del 1998,
lotes que se encuentran en registrados; 3) Mediante la denominada
invasión, el demandado en forma dolosa y de mala fe toma posesión del
inmueble, el cual en todo momento se ha negado a restituir su bien
inmueble pese a reiteradas solicitudes de forma verbal y vía notarial; 4)
Con el fin de perjudicar el derecho de su propiedad el demandado de
forma ilegal e ilícita ha realizado construcciones precarias de material
rústico, una habitación con broquetas y con techo de calamina con
pleno conocimiento que dicho bien no es parte de su patrimonio y sin
autorización alguna.

FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Ampara y describe la demanda en el dispuesto por los artículos: 70 de


la Constitución Política del Estado, 906, 923, 927, 907, 943 del Código
Civil y los artículos 83, 84, 85, 887, 88 del Código Procesal Civil.

& Actividad jurisdiccional

Admisión de la demanda.- Por Resolución número dos de páginas


treinta y ocho al cuarenta, se admite a trámite la demanda en la vía del
proceso de conocimiento, confiriéndose el traslado por el plazo de
treinta días.

De la rebeldía.- Por resolución número cuatro, de páginas cincuenta se


resuelve declarar en REBELDÍA al demandado YEISON YOSEPH
QUISPE CHAMBI y se declara la existencia de una relación jurídica
procesal valida.

Audiencia de conciliación.- A páginas sesenta y uno y siguientes, se


fijan los puntos controvertidos y se admiten los medios de prueba.

Audiencia de pruebas.- Llevada adelante a páginas setenta y ocho y


siguientes.

Llamada para sentencia.- Mediante resolución número once de página


noventa y tres, se dispone el ingreso de autos a despacho a efectos de
expedir sentencia.

II.- CONSIDERANDO:

& De la tutela jurisdiccional.

PRIMERO: La tutela jurisdiccional constituye el derecho de todo sujeto


de acceder a un órgano jurisdiccional a efectos de pretender la
protección de una situación jurídica que se alega materia de
vulneración o amenaza a través de un proceso dotado de las mínimas
garantías y de exigir una resolución fundada en derecho con posibilidad
de ejecución. Sin embargo, para acceder se han establecido requisitos
de forma y fondo, sean requisitos generales para toda demanda y las
especiales para determinadas. Al respecto el Tribunal Constitucional ha
expresado: “El libre acceso a la jurisdicción.- Conviene recordar que
forma parte del derecho esencial del derecho a la tutela jurisdiccional
reconocido por el inciso 3) del artículo 139 de la constitución. De igual
modo, (…) se ha establecido que el acceso al derecho a la justicia
garantiza el derecho a acceder a los órganos jurisdiccionales para
solicitar se resuelva una situación jurídica o conflicto de intereses”.

&Finalidad del Proceso.

SEGUNDO: El proceso tiene por finalidad concreta resolver un conflicto


de intereses y/o una incertidumbre jurídica, haciendo efectivo los
derechos sustanciales de los justiciables, finalidad que puede ser
alcanzada por las partes mediante la composición o la falta de ella
mediante la sentencia que emite el Juzgador, basada en la convicción
que le han generado las pruebas aportadas por las partes o
incorporadas de oficio, siendo que su base es la actividad dialéctica de
afirmaciones y negociaciones que las defensas llevan al cauce procesal.
La sentencia que se emite en un proceso descansa inevitablemente en la
actividad de las partes y en la convicción del Juez, para alcanzar su
finalidad en forma adecuada.

& Onus probadi

TERCERO: Derecho fundamental.

3.1.- Salvo disposición legal diferente, la carga de probar corresponde a


quien afirma hechos que configuran su pretensión, o a quien los
contradice alegando hechos diversos y todos los medios probatorios son
valorados por el Juez en forma conjunta, utilizando su apreciación
razonada, con la facultad legal de expresar en la resolución las
valoraciones esenciales y determinantes que sustentan la decisión
conforme a lo disponen los artículos 196 y 197 del Código Procesal
Civil.

3.2.- El derecho a probar constituye uno de los elementos esenciales del


derecho a un debido proceso consagrados en el artículo 193 incisos 3º y
14º de la Constitución Política del Perú, en tanto, según la doctrina
entre otras, la desarrollada por Morello (MORELLO, Augusto Mario. La
prueba – Tendencias modernas, Librería Editora Platense – Abeledo-
Perrot. Buenos Aires – Argentina, 1991 y página 219), “sin derecho a
probar no hay proceso justo. Un derecho no es nada sin la prueba del
acto jurídico o del derecho material del que se deriva, solamente la
prueba vivifica el derecho y lo hace útil”.

3.3.- Lo señalado es reafirmado en sus alcances por el Supremo


intérprete de la Constitución, mediante la sentencia que recayó en el
expediente número 6712-2005-HC/TC, (caso Medina Velas y Guerrero
Orellana): Cuando señala que:“Se trata de un derecho complejo que está
compuesto por el derecho de ofrecer medios probatorios que consideren
necesarios, a que estos sean admitidos, adecuadamente actuados, que
asegure la producción o conservación de la prueba a partir de la
actuación anticipada de los medios probatorios y que éstos sean
valorados de manera adecuada y con la motivación debida, con el fin de
darle mérito probatorio que tenga en la sentencia. La valoración de la
prueba debe estar debidamente motivada por escrito, con la finalidad de
que el justiciable pueda comprobar si dicho mérito ha sido efectiva y
adecuadamente realizada”.

3.4.-Finalmente, el Poder Judicial a través de las Salas Civiles de la


Corte Suprema de Justicia de la República, no han sido ajenas en
resaltar respecto a aquél derecho fundamental, entre otras, mediante la
casación Nº 261-91-Lima, su fecha 20 de julio de 1999, (publicada en
“El Peruano” el 31 de agosto de 1999) en el que se señaló que, “El
contenido esencial del derecho a probar consiste en el derecho de todo
sujeto procesal legitimado para intervenir en la actividad probatoria que
se admitan, actúen y valoren debidamente los medios probatorios
aportados al proceso para acreditar los hechos que configuran su
pretensión o su defensa. Por otra parte, es menester mencionar que dicho
derecho es mirado contemporáneamente con un auténtico derecho
fundamental, ya que forma parte de otros dos derechos fundamentales
como son la tutela jurisdiccional efectiva y el debido proceso, su
infracción afectaría el orden constitucional”.

CUARTO: De la Reivindicación.

4.1.- En principio precisa tener presente, que si bien el artículo 927º


del Código Civil Peruano, no efectúa una definición de lo que es la
acción reivindicatoria, sin embargo es posible definirla como: “Una
acción que nace del dominio que se tiene de cosas particulares, por el
cual el propietario que ha perdido la posesión la reclama y la reivindica
contra aquél que se encuentra en posesión de ella1. Por otro lado la
jurisprudencia nacional ha establecido “La acción reivindicatoria es la
acción real por excelencia, pues se protege el derecho real de propiedad,
uno de cuyos atributos, es precisamente la posesión siendo oportuno
señalar que mediante dicha acción el propietario no poseedor de un bien
obtiene la restitución por parte del poseedor no propietario”, (Cas. N°.
3017-2000-Lima El Peruano 05-11-2001). “La facultad de reivindicar o
ius vindicandi, es el derecho del propietario de recurrir a la justicia
reclamando el objeto de su propiedad y evitando la intromisión de un
tercero ajeno” (Cas. 3034-01-Arequipa, El Peruano 02-05-2002); En
consecuencia los requisitos son: a).- La ejercite el propietario que no
tiene la posesión del bien: La acción de reivindicación corresponde
exclusivamente al propietario de bienes muebles como de inmuebles,

1
Conforme a la definición dada en la doctrina argentina por Ricardo J. Papaño y otros, en “Derecho Civil: Derechos
Reales”, Tomo II, Editorial Astrea; Buenos Aires”
tanto al propietario exclusivo como al copropietario (artículo 979 Código
Civil), nace del derecho de propiedad, pero cuyos efectos recaen en la
posesión del bien; b).- Esté destinada a recuperar el bien, no el
derecho de propiedad: Se funda en el derecho de propiedad, que
concede el jus possidendi, es decir el derecho a la posesión, lo cual está
regulado en el artículo 923 del Código Civil. Este derecho a la posesión
es el que se reclama en la acción reivindicatoria. El propietario podrá
ejercer la acción reivindicatoria en cualquier momento. El artículo 927
Código Civil la ha hecho imprescriptible, salvo que el poseedor haya
ganado la posesión; c).- El bien esté poseído por otro que no sea el
dueño: El bien en litis debe estar bajo la posesión de otra persona ajena
al propietario ni tenga título legítimo para la posesión; d).- El bien sea
una cosa determinada: El bien objeto de la reivindicación será
necesariamente una cosa mueble o inmueble y habrá de ser
determinada para que pueda ser identificada2.

4.2.- El artículo 70º de la Constitución Política del estado ha


consagrado al derecho de propiedad como un derecho inviolable,
garantizado por el Estado, que debe ejercerse en armonía con el bien
común y dentro de los límites que la ley establece. Al respecto la
jurisprudencia peruana señala: “La acción reivindicatoria es la acción
real por excelencia, siendo procedente que mediante esta acción pueda
dilucidarse el concurso de derechos reales, cuando dos o más personas
alegan derecho de propiedad respecto de un mismo bien inmueble, en
razón de que el atributo de la reivindicación puede ser ejercido por el
propietario respecto de un tercero ajeno, ya sea frente a un poseedor no
propietario o bien contra quien posea sin tener derecho oponible al
demandante”. “La reivindicación es la acción del propietario no poseedor
contra el poseedor no propietario y quien niegue tal derecho o lo
contradice debe probarlo. Para amparar la acción reivindicatoria, es
necesario que el actor justifique la propiedad del bien reclamado con
documento indubitable de dominio, que demuestre la identidad del bien y
que acredite que los mismos se hallan poseídos o detentados por la parte
demandada”3.

4.3.- Finalmente desde el derecho clásico la reivindicación se define


como la acción que tiene el propietario no poseedor, contra el poseedor
no propietario, (ubi ream meam invenio, ibi vindico), por ello en la
reivindicación el actor debe probar su derecho de propiedad, lo que
importa inclusive un examen de los títulos traslativos de dominio por
un período que cubra el tiempo de la usucapión. Cuando el demandado
poseedor alega tener algún derecho o título sobre la cosa, el juzgador
debe merituar las pruebas que presente este y las del demandado y
resolver en el mismo proceso de reivindicación, reconociendo o negando
el derecho invocado. Constituye una práctica impropia remitir a las

2
Casación N° 3436-2000-Lambayeque. Data 30,000. El Código Civil en su Jurisprudencia.
Diálogo con la Jurisprudencia. Primera Edición. Mayo 2007. Página: 327. Gaceta Jurídica SA
3
Expediente N° 7842-98. Lima. Explorador Jurisprudencial. 2007-2008-Gaceta
Jurídica.
partes a otro proceso, para supuestamente definir el mejor derecho,
cuando lo que se debe hacer es resolver el tema, en base a los méritos
del proceso.

& Del caso en Concreto.

QUINTO: Delimitación del pronunciamiento.

De acuerdo con el contrato de página cuatro y siguientes, se tiene como


vendedor al BANCO DE LA VIVIENDA DEL PERU-BANVIP representado
por la empresa NACIONAL DE EDIFICACIONES ENACE y de la otra
parte como comprador prestatario a los esposos PÉREZ ORDOÑEZ
KATTI AGRIPINA y ESPINOZA AVENDANO JULIO ULPIANO respecto del
lote N° 14 de la Mz. del Programa Habitacional Taparachi con un área
de 250.68 m2 con los linderos y perímetros siguientes: Por el frente con
la calle 4, con 9.55 ml; Por la derecha con el lote 13, con 26.25 ml. Por
el fondo con el lote 3, con 9.55 ml. el cual repentinamente el
demandado YEISON YOSEPH QUISPE CHAMBI de mala fe y de forma
dolosa toma posesión al punto de realizar edificaciones sin autorización
de los propietarios reales, teniendo conocimiento de que él no es el
verdadero propietario.

SEXTO: Del texto y contexto del referido contrato se desprende que


constituye un contrato de compra venta a plazos y muto hipotecario y
de acuerdo a su naturaleza en la cláusula octava se conviene: El
BANVIP de conformidad con lo establecido por el artículo 1583 del
Código Civil se reserva la propiedad del inmueble que se vende
hasta que el precio sea totalmente cancelado.

SÉTIMO: A efectos acreditar los fundamentos fácticos de la demanda, la


pretensora ofrece como medios de prueba documentales: a).- El
contrato compra venta de fecha treinta de mayo de mil novecientos
noventa; b).- Copia legalizada de tres recibos de pago de auto avalúo;
c).- Dos fotografías del bien inmueble materia de litis; d).- Copia
legalizada de la partida de matrimonio expedido por la Municipalidad de
Puno. EXHIBICIÓN que deberá efectuar el demandado del título que
presuntamente ampara su posesión del bien y la declaración de parte
del demandado admitidos en la Audiencia de Conciliación y Fijación de
Puntos Controvertidos de páginas sesenta y uno y siguientes y actuados
en Audiencia de pruebas de página setenta y ocho y setenta y nueve, es
mas se actúa de oficio la diligencia de inspección judicial (folios ochenta
y uno y siguientes).

OCTAVO: Como es de verificar, el contrato de compra venta de fecha


treinta de mayo de mil novecientos noventa, copia legalizada de tres
recibos de pago de auto avalúo, dos fotografías del bien inmueble
materia de litis y la copia legalizada de la partida de matrimonio
expedido por la Municipalidad de Puno materia de actuación (pruebas
documentales), no acreditan en absoluto que la demandante haya
cumplido con el pago total del precio del inmueble, esto es en la forma y
condiciones pactadas en el contrato de venta a plazos, por lo que la
reserva de propiedad del inmueble sub materia en favor de el BANVIP
(persona jurídica diversa a la demandante) se halla vigente, por cuanto
en los contratos de compra venta con reserva de propiedad solo el
comprador adquiere automáticamente el derecho de la propiedad del bien
con el pago del importe del precio convenido como lo establece el literal
in fine del artículo 1583 del Código Civil.

NOVENO: De la concurrencia de requisitos de la acción


reivindicatoria.

En los fundamentos supra se ha desarrollado los requisitos de la acción


reivindicatoria estableciendo que sea ejercitada por el propietario que
no tiene la posesión del bien, esté destinada a recuperar el bien, el bien
esté poseído por otro que no sea el dueño, el bien sea una cosa
determinada. En este orden de determinaciones, no concurren a
plenitud los presupuestos pertinentes y definitorios de la modalidad de
acción judicial (REIVINDICACIÓN) capaz de atribuir a la demandante la
condición personal de propietaria del bien sub Judice y con derecho de
exigir la restitución.

DÉCIMO: CONCLUSIÓN.

No acreditado el derecho de propiedad a favor de la demandante, menos


el derecho a exigir la restitución del bien, la demanda en su pretensión
principal deviene en infundada.

& De las pretensiones acumulativas, objetivas, originarias


accesorias.

DÉCIMO PRIMERO: La demandante al no probar la pretensión


principal y en aplicación contrario sensu del artículo 87 del Código
Procesal Civil, al desestimar la pretensión principal, lo propio
ocurre con las accesorias, pues lo accesorio sigue la suerte del
principal, así corrobora la jurisprudencia nacional: "(…) Con arreglo a lo
previsto en el segundo párrafo del artículo 87 del citado Código Procesal
(Civil), al declararse fundada la pretensión principal, se amparan
también las accesorias, según sea el caso y obviamente al desestimarse
la primera, corresponde igualmente desestimar las accesorias, sin que
sea necesario explicar por qué motivo se declaran infundadas las
pretensiones accesorias que fundamentalmente tienen como conclusión
amparar la principal"4, consecuentemente la demanda en su pretensión
accesoria análogamente deviene en infundada.

4
PRIORIO POSADA GIOVANI, Cien mejores autores Codigo Civil Comentado.Casación Nro. 1360-
98/ Cono Norte, publicada en el Diario Oficial El Peruano el 25 de noviembre de 1998,
página 2099.
DÉCIMO SEGUNDO: Costas y Costos.

Según los artículos 410 y 411 del Código Procesal Civil las costas y
costos están a cargo de la parte vencida, lo cual se ordena pagar en
ejecución de sentencia a cargo de la demandante.

Por los fundamentos expuestos.

Apreciando los hechos y valorando las pruebas en forma conjunta y


razonada y conforme a lo preceptuado por los artículos 138 de la
Constitución Política del Estado y 200 del Código Procesal Civil,
impartiendo justicia a nombre del pueblo de quien emana dicha
facultad y de la jurisdicción que ejerzo.

& Decisión

III.- F A L LO:

3) DECLARAR INFUNDADA la demanda de páginas veinte y siguientes,


subsanada a páginas treinta y cinco y siguientes, interpuesta por
KATTY AGRIPINA PEREZ ORDOÑEZ sobre Reivindicación y demolición
del bien inmueble ubicado en el Lote N° 14 de la Mz. N° 23 en la
urbanización Programa Habitacional Taparachi de esta ciudad de
Juliaca, en contra de YEISON JOSEPH QUISPE CHAMBI.

Así la pronuncio, mando y firmo en la Sala de mi Despacho del Segundo


Juzgado Civil de la Provincia de San Román Juliaca.- T. R. y H.S.--------

También podría gustarte