Está en la página 1de 11

Expediente : N° 748-2017

Especialista : Margareth Noriega


Escrito : 01
CON LA FINALIDAD DE SALVAGUARDAR EL
DEBIDO PROCESO Y NO SE MATERIALICE
ABUSO DE DERECHO DE LA DEMANDANTE SE
APERSONA AL PROCESO Y DEDUCE NULIDAD
DE LO ACTUADO DESDE LA NOTIFICACIÓN
DE LA RESOLUCIÓN N° 01 EN ADELANTE,
SOLICITANDO UN DEBIDO EMPLAZAMIENTO.

SEÑOR JUEZ DEL SEGUNDO JUZGADO DE PAZ LETRADO DE TRUJILLO:

YURI ALEXEI VILCA BEJARANO, identificado con


D.N.I. N° 41648783, con domicilio real en el Jirón
San Martin No. 367–– Distrito y -Provincia de Trujillo,
señalando domicilio procesal en Jr. San Martin N°
367, interior N° 01 y con Casilla Electrónica No.
53359 ante Usted respetuosamente me presento y
expongo:

I. PETITORIO:

Que, en el ejercicio pleno de mis derechos de defensa consagrado en el

artículo 139° inciso 14 de la Constitución Política concordante con el artículo

3° del Código Procesal Civil y al amparo del artículo 171° del Código

Procesal Civil, invocando tutela jurisdiccional efectiva, acudo ante vuestro

Despacho, APERSONÁNDOME en el presente proceso y en la

primera oportunidad que tengo para realizarlo deduzco la NULIDAD DE


TODO LO ACTUADO desde la notificación de la Resolución N° 01 en

adelante, a efectos que, en salvaguarda del debido proceso, se retrotraiga

el proceso hasta el estadio previo a la notificación de admisibilidad de la

demanda, DECLARANDOSE NULO TODOS LOS ACTOS PROCESALES

EFECTUADOS desde la notificación a mi persona de la referida

Resolución admisoria en adelante y se me realice un debido

emplazamiento; por cuanto, se ha trasgredido gravemente el debido

proceso y la accionante pese a conocer plenamente cuál es mi real domicilio

ha proseguido con el trámite del proceso ocultando la información sobre mi

real dirección domiciliaria al juzgador; NULIDAD que pido al juzgador la

DECLARE FUNDADA, conforme a los fundamentos fácticos y jurídicos que

expondré.

II. ACREDITACIÓN DEL PERJUICIO DE LOS ACTOS

PROCESALES VICIADOS

2.1. En primer lugar, me veo precisado a manifestar que como lo

establece el artículo 7 párrafo primero del TUO de la LOPJ, “En el ejercicio

y defensa de sus derechos, toda persona goza de la plena tutela

jurisdiccional con las garantías de un debido proceso…”.

Así la jurisprudencia nacional respecto al instituto del debido proceso, ha

dejado establecido: “El concepto de debido proceso, está definido como el

derecho fundamental de los justiciables, el cual no sólo permite acceder al

proceso ejercitando su derecho de acción (o contradicción), sino también a

usar los mecanismos procesales preestablecidos en la ley con el fin de


defender su derecho durante el proceso y conseguir una resolución emitida

con sujeción a ley”. (CASACIÓN N° 318-2002-Lima, El Peruano, 01-07-

2002, p. 8970). Citamos también la siguiente jurisprudencia: “El debido

proceso, constituye una garantía que en su aspecto adjetivo tutela el curso

regular de la administración de justicia imponiendo a sus operadores,

reglas y formas cuyo fin es la protección de los derechos individuales”

(CASACIÓN N° 1196-2000-Lima, El Peruano, 01-03-2001, p. 7001).

En consideración a lo antes expuestos, tenemos que el artículo IX del Título

Preliminar del Código Procesal Civil establece que las normas procesales

contenidas en dicho Código son de carácter imperativo y del mismo modo la

jurisprudencia nacional ha dejado establecido “Las normas que garantizan

el debido proceso, son de orden público y de ineludible cumplimiento,

destinadas a garantizar los derechos de las partes en confrontación judicial

y asegurar la expedición de sentencias en justicia y no arbitrarias”.

Igualmente es menester expresar que la Constitución Política del Estado en

su artículo 103 parte final establece: “La Constitución no ampara el abuso

del derecho”; de igual modo, el artículo II del Título Preliminar del Código

Civil prescribe: “La ley no ampara el ejercicio ni la omisión abusivos de

un derecho…”; y frente a ello sendas jurisprudencias nacionales ya han

establecido:

 “La figura del ejercicio abusivo del derecho, contempla en el artículo

II del Título Preliminar del Código Civil, se encuentra dentro del

ámbito de las limitaciones al ejercicio del derecho subjetivo. En


efecto, entendido el derecho subjetivo como una situación de poder

que el ordenamiento jurídico le concede a una persona (para la

realización de sus intereses digno de tutela); se entiende que esta

situación de poder debe encontrar limitaciones, ya que de lo contrario

las arbitrariedades habrían encontrado su justificación”. (Vid.

CASACIÓN N° 37-2006-Lima; Sala Civil Permanente de la Corte

Suprema; 04 de mayo del 2007).

 “Sobre el particular, debe recordar este Tribunal que la cláusula

constitucional que proscribe el abuso del derecho, aplicada al ámbito

de los derechos fundamentales, supone la prohibición de

desnaturalizar las finalidades u objetivos que sustentan la existencia

de cada atributo, facultad o libertad reconocida sobre las personas

(Cfr. Sentencia recaída en el Expediente N.º 05296-2007-PA/TC,

fundamento 12). Los derechos, pues, no pueden utilizarse de una

forma ilegítima o abusiva, como ocurre en el presente caso, en que

la empresa Telefónica S.A.A. pretenda obtener un doble beneficio por

una misma causa, lo que a todas luces resulta inconstitucional” (Vid.

Sentencia del Tribunal Constitucional en el EXP. 00037-2012-

PA/TC-Lima; Fundamento 69; 25 de enero del 2012).

2.2. Conocemos que de conformidad a lo establecido en el artículo 109° incisos


1 y 2 del citado Código adjetivo concordante con el artículo 8° del T.U.O. de

la L.O.P.J., Son deberes de las partes procesales intervinientes en un

proceso: Proceder con veracidad, probidad, lealtad y buena fe en todos


sus actos e intervenciones en el proceso y además de no actuar

temerariamente en el ejercicio de sus derechos procesales. Y HAY

ACTUACIÓN TEMERARIA o DE MALA FE, conforme lo establece el artículo

112° incisos 2 y 4; Cuando a sabiendas se aleguen hechos contrarios a

la realidad; y Cuando se utilice el proceso o acto procesal para fines

claramente ilegales o con propósitos dolosos o fraudulentos.

Precisamente señor Juez, luego que vuestro Despacho pueda advertir los

actos de temeridad procesal y mala fe que viene realizando la demandante

establecerá que indudablemente ha contravenido gravemente sus deberes

procesales antes referidos y ha buscado sorprender a este órgano

jurisdiccional con la exposición de hechos falsos y totalmente contrarios a la

realidad al dar una dirección domiciliaria que no me corresponde e instaurar

de ese modo este proceso para buscar obtener un indebido lucro a mérito

una maliciosa pretensión procesal.

2.3. Señor Juez, la demandante sabe plenamente cual es mi real domicilio y lo


que ha hecho es ocultar esa información a vuestro Despacho; pues tengo

que precisar que mi real domicilio conocido por la demandante, es el ubicado

en el Jr. San Martín No,. 367-Distrito y Provincia de Trujillo; conforme lo

acredito con mi Ficha RENIEC, mi D.N.I. y mi Certificado Domiciliario.

Conociendo con exactitud cuál es mi real domicilio, que como sabemos

según el artículo 33° del Código Civil, “El domicilio se constituye en la

residencia habitual de la persona en un lugar”; en el presente caso, la

accionante maliciosamente no ha brindado esa información al juzgador y he


tomado conocimiento de manera extraoficial que se me ha venido

notificando en un domicilio totalmente distinto a mi domicilio real; la

explicación ante tal malicioso accionar de la accionante, es que ha

pretendido mantenerme en un estado de indefensión total para que no

pueda de este modo ejercer válidamente mi derecho de defensa y no

permitirme que dé a conocer a su Despacho cual es la verdadera realidad

de los hechos materia de la presente litis y más bien ha hecho en autos un

ejercicio abusivo del derecho de acción.

2.4. El artículo 7° del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder
Judicial, que a tenor dice: “EN EL EJERCICIO Y DEFENSA DE SUS

DERECHOS, TODA PERSONA GOZA DE LA PLENA TUTELA

JURISDICCIONAL, CON LAS GARANTÍAS DE UN DEBIDO PROCESO”;

pido al A-quo declarar FUNDADA mi nulidad de actuados desde la

notificación de la Resolución N° 01 en adelante y en el ejercicio de su

facultad prevista en el artículo 51° inciso 2 del Código Procesal Civil en aras

de preservar el debido proceso, disponga se me realice un debido

emplazamiento en mi real domicilio antes indicado. Más aún si también

reitero se debe considerar que la demandante conociendo cual era mi

domicilio real. le correspondía me notifique con su pretensión en mi real y

único domicilio real sito en el Jr. San Martín No,. 367-Distrito y Provincia

de Trujillo y así debió manifestarlo y consignarlo en su demanda; para de

este modo dentro de un debido proceso, ejercer válidamente mi derecho de


defensa; y, como maliciosamente no lo ha realizado, ha sorprendido de este

modo al juzgador actuando con temeridad o mala fe procesal.

III. PRECISIÓN DE LA DEFENSA QUE NO PUDO

REALIZARSE COMO CONSECUENCIA DIRECTA DE LOS

ACTOS PROCESALES CUESTIONADOS

3.1. Es menester precisar que El derecho de defensa se encuentra reconocido


en el artículo 139 inciso 14 de la Constitución, cuyo texto establece: "el

principio de no ser privado del derecho de defensa en ningún estado

del proceso"; siendo que al respecto el Tribunal Constitucional en diversas

jurisprudencias, como en la STC 5871-2005-PA/TC, ha establecido:

 “el derecho de defensa se proyecta como un principio de

contradicción de los actos procesales que pudieran repercutir en la

situación jurídica de algunas de las partes de un proceso o de un

tercero con interés. La observancia y respeto del derecho e defensa

es consustancial a la idea de un debido proceso, propio de una

democracia constitucional que tiene en el respeto a la dignidad

humana al primero de sus valores. Por su propia naturaleza, el

derecho de defensa es un derecho que atraviesa transversalmente a

todo el proceso judicial, cualquiera sea su materia. La posibilidad de

su ejercicio presupone, en lo que aquí interesa, que quienes

participan en un proceso judicial para la determinación de sus

derechos y obligaciones jurídicas tengan conocimiento, previo y

oportuno, de los diferentes actos procesales que los pudieran afectar,


a fin de que tengan la oportunidad de ejercer, según la etapa procesal

de que se trate, los derechos procesales que correspondan”.

En el caso concreto, al habérseme realizado un emplazamiento inválido por

el accionar malicioso, temerario y de mala fe procesal de la parte

demandante, ha ocasionado que no tome conocimiento oportuno de la

pretensión de la accionante y no me ha permitido ejercer oportunamente mi

derecho de contradicción y de defensa haciendo uso de los diversos medios

de defensa que me faculta el ordenamiento procesal; pues dicha justiciable

al no haber consignado mi real domicilio ha propiciado que se me haga un

erróneo emplazamiento de su pretensión procesal, pese a conocer

plenamente que mi domicilio se encuentra ubicado en el Jr. San Martín No,.

367-Distrito y Provincia de Trujillo y he llegado a tener conocimiento por

el Jefe de Recursos humanos del área de Es Salud –Hospital II de Huaraz

–Ancash que se me ha ordenado un descuento del 30% de mis ingresos y

demás beneficios por motivo de la medida cautelar-Asignación Anticipada

de Alimentos que se ha interpuesto en mi contra por orden del presente

Juzgado, entonces no se puede convalidar tales vicios procesales y permitir

el ejercicio abusivo del derecho de acción de la demandante, permitirle

también que vulnere gravemente los deberes procesales de probidad,

lealtad, veracidad y buena fe y se estará entonces contraviniendo

gravemente el debido proceso; por lo que, su Despacho deberá en

salvaguarda del debido proceso, Declarar FUNDADA mi Nulidad desde la

notificación de la Resolución N° 01 en adelante y se proceda a realizar un

debido emplazamiento en mi domicilio real establecido y acreditado


mediante este escrito, esto es en Jr. San Martín No,. 367-Distrito y

Provincia de Trujillo.

IV. INTERES PROPIO Y ESPECÍFICO CON RELACIÓN A LA

PETICIÓN DE NULIDAD

Nuestro interés propio y específico en la presente petición de nulidad, es

buscar que en primer lugar se respete el debido proceso, que no se me siga

manteniendo en un estado de indefensión, que se me permita ejercer

válidamente mi derecho de defensa ante el ejercicio abusivo de un derecho

que está manifestando la demandante; que no se permita además que siga

la accionante vulnerando los deberes procesales de probidad, veracidad y

buena fe máxime si se ha ordenado la Retención del 30% de mis haberes

mensuales y demás beneficios a favor de un menor alimentista teniendo el

recurrente otras cargas familiares que atender conforme lo acreditaré con

las respectivas partidas de nacimiento al momento de ejercer mi defensa.

De este modo pido a vuestro Despacho que con estricta observancia del

debido, tenga a bien declara fundada mi nulidad de actuados, por ser justicia

que espero alcanzar.

V.- MEDIOS PROBATORIOS

5.1. DOCUMENTALES.-

1. Documento Nacional de Identidad del recurrente.-


Con dicha documental acredito cuál es mi real domicilio, que se

encuentra ubicado en el Jr. San Martín No,. 367-Distrito y

Provincia de Trujillo; y es en ese lugar donde debió notificarse

con la demanda, sus recaudos y todas las Resoluciones que se

han expedido en este proceso.

2. Certificado Domiciliario del recurrente.-

Con dicho documento se acredita indubitablemente cual es mi

domicilio real, que es muy distinto al que maliciosamente ha

consignado la demandante según la información que me ha

brindado el área de notificaciones de Módulo de Justicia y es en

dicho domicilio donde la demandante debió indicarlo en su

demanda y no sorprender al juzgador con sus acciones de

temeridad y mala fe procesal.

3. Ficha RENIEC del recurrente.-

Con dicha documental se acredita igualmente de manera

indubitable mi domicilio real ubicado en Jr. San Martín No,. 367-

Distrito y Provincia de Trujillo, que es muy distinto al que ha

indicado maliciosamente la accionante y de este modo se me ha

sumido en un estado de indefensión total.

VI.- ANEXOS

1-A.- Copia de mi D.N.I.

1-B.- Ficha RENIEC del recurrente.

1-C.- Certificado Domiciliario de recurrente.


1-D.- Constancia de habilidad de letrado.

1-E.- Tasa judicial por Nulidad.

1-F.- Dos cédulas de notificación.

PRIMER OTROSÍ.- Otorgó las facultades generales de representación procesal

previstos en los artículos 74° y 80° del Código Procesal Civil, al letrado que suscribe

el presente escrito; señalando como mi domicilio procesal y Casilla Electrónica los

indicados en el exordio, precisando que dicho letrado conoce los alcances de la

representación procesal que le confiero.

SEGUNDO OTROSÍ.- Solicito se me extienda copias simples de todo lo actuado

en este proceso a efectos de que mi abogado defensor realice una debida defensa

ante la maliciosa pretensión de la demandante y de este modo no se restrinja mi

legítimo de derecho de defensa y no se siga persistiendo por parte de la demandante

en mantenerme en un estado de indefensión.

POR TANTO:

A Usted Señor Juez, pido acceder a mi petición declarando

fundada la nulidad de los actos procesales cuestionados, en salvaguarda del debido y

es justicia que espero alcanzar.

Trujillo, 09 de Enero del 2018.

_______________________________
YUREI ALEXI. VILCA CRUZ
DNI N° 41648783

También podría gustarte