Está en la página 1de 2

GIMNASIA CEREBRAL: MUÉVETE PARA APRENDER

La Gimnasia Cerebral (Brain Gym®) nació en 1986 de la mano del Dr. Paul E.
Dennison y su esposa Gail E. Dennison, educadores y pioneros en el trabajo de la
integración cerebral. Desde entonces, la Gimnasia Cerebral se ha extendido por
más de 40 países y está incluida en varios sistemas educativos como un apoyo
fundamental para el desarrollo de los niños.

Los ejercicios de la Gimnasia Cerebral son una serie de divertidos y sencillos


movimientos del cuerpo que integran la mente para poder pensar con todo el
cerebro. De este modo, creamos un pensamiento global que unifica pensamiento,
emoción y acción. Estos movimientos agilizan el pensamiento, mejoran la memoria,
aumenta la capacidad de mantener y enfocar la atención, incrementan la eficacia y
fortalecen la autoestima.

Tras varias décadas dedicadas al estudio de niños y adultos con dislexia y


dificultadas para leer y escribir, el Dr. Dennison presentó en un programa educativo
denominado Kinesiología Educativa, que engloba a la Gimnasia Cerebral. Este
programa se basa en la relación existente entre el movimiento del cuerpo y el
aprendizaje del cerebro, tal y como sucede en el desarrollo y aprendizaje natural
del ser humano. Esta relación constata que sin experimentar a través del cuerpo, el
aprendizaje no es real.

La Kinesiología Educativa y la Gimnasia Cerebral utilizan movimientos del cuerpo


englobados dentro de sesiones sistematizadas. Estas sesiones fomentan la creación
conexiones neuronales que den lugar a patrones de movimiento más eficaces. De
esta forma, las habilidades físicas requeridas para cualquier tarea escolar serán
reforzadas y mejoradas, resultando en una mayor facilidad en la ejecución de la
tarea y una mejora en la autoestima del sujeto.

El Dr. Paul Dennison seleccionó 26 movimientos básicos para el desarrollo humano


y los encuadró dentro de su programa divididos en 3 grupos que ayudarían a
integrar 3 grandes áreas del cerebro que describe la teoría del Cerebro Triuno del
neurofisiólogo Paul McLean:
el cerebro reptiliano (en el
dibujo zona verde), base de
nuestros reflejos, instintos y
rutinas. El sistema límbico
(zona roja), nido de las
emociones y la memoria. Y
neocortex o nueva corteza
cerebral (zona azul), donde
se acoge el pensamiento
lógico y creativo. Estas tres
áreas son, dentro de la
Kinesiología Educativa, los
centros donde encontramos
la capacidad de enfocar y
centrar nuestra atención
(Cerebro Reptiliano), de
organizar nuestros
pensamientos y motivarnos
(sistema límbico) y conectar
ambos hemisferios para recibir, procesar y expresar la información para
comunicarnos (neocortex).

Para realizar cualquier acción, escribir, leer, recordar, correr, andar, conducir,
rendir en un examen, tocar una pieza de música, ser creativo, mantener la
concentración, manejar el tiempo, priorizar tareas, recordar, memorizar, rendir en
el trabajo, ver los detalles, comprender, centrar la atención… para cualquier
situación nuestro cerebro necesita conectar, activar y coordinar distintas áreas,
creando patrones de acción que serán más o menos eficaces en función de si la
conexión es fuerte y efectiva, es decir, si hemos aprendido bien.

Cada uno de los movimientos de Gimnasia Cerebral activa un área del cerebro y
crea las conexiones neuronales de las áreas del cerebro necesarias para tener un
pensamiento global e integrado en la situación que desees.

Las sesiones de Gimnasia Cerebral constituyen un paso más en la formación de los


patrones de pensamiento, es decir, en la integración de aquellas áreas cerebrales
que necesitan un desbloqueo o una integración reforzada. Durante una sesión
realizamos protocolos de integración que denominamos Balances. Existen 11 tipos
distintos, para integrar la visión, la escucha, la escritura o el movimiento
coordinado del cuerpo, así como las motivaciones internas, la seguridad, la
concentración o las emociones. Para cada situación u objetivo que queramos
trabajar, aplicaremos un balance que ayude a nuestro cerebro a pensar y ejecutar
con mayor facilidad y competencia.

Aprender a realizar estos movimientos es sencillo. El libro “Brain Gym®.


Aprendizaje de todo el cerebro” de Paul E. y Gail E. Dennison ofrece un descripción
detallada de cada movimiento, además de agruparlos los movimientos en función
de las áreas a desarrollar.

En las propias palabras de su creador, la Gimnasia Cerebral te invita a “Aprender a


moverte y moverte para aprender”.