Está en la página 1de 18

UNIVERSIDAD DE GUAYAQUIL

FACULTAD DE CIENCIAS MÉDICAS


ESCUELA DE MEDICINA

MORFOFISIOLOGÍA DEL SISTEMA NERVIOSO


Integrantes: Jovy Álvarez y Vanessa Arias
Docente: Dr. Chong Loor
Grupo: 6

INTRODUCCIÓN AL SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso, uno de los más complejos e importantes de nuestro organismo, es un conjunto
de órganos y una red de tejidos nerviosos cuya unidad básica son las neuronas. Las neuronas se
disponen dentro de una armazón con células no nerviosas, las que en conjunto se llaman neuroglia.
Organización del sistema nervioso

Está formado por dos divisiones principales:

- Sistema nervioso central (SNC): Está formado por el encéfalo y la médula espinal. Recibe la
información y la procesa para controlar las funciones corporales.

- Sistema nervioso periférico (SNP): Está formado por ganglios o grupos de somas neuronales y
por nervios, ubicados fuera del sistema nervioso central, pero conectados a este. Su función es
transmitir información sensitiva hacia el sistema nervioso central e información motora, desde este
hacia los músculos y las glándulas.

a) Neuronas sensitivas: El componente aferente del SNP son células nerviosas


llamadas neuronas sensitivas o aferentes. Conducen los impulsos nerviosos desde los receptores
sensitivos de varias partes del organismo hasta el SNC y acaban en el interior de éste.
b) Neuronas sensitivas: El componente eferente son células nerviosas llamadas neuronas
motoras o eferentes. Estas se originan en el interior del SNC y conducen los impulsos nerviosos
desde éste a los músculos y las glándulas.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL


EL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema nervioso central está integrado por el encéfalo y la médula espinal. Además, está
protegido por un conjunto de membranas, llamadas meninges y el líquido cefalorraquídeo.

EL ENCÉFALO
Es una masa nerviosa que se conoce como el centro de control del cuerpo. Dentro de él existen más
de 100 mil neuronas, que organiza la información entrante y guían al cuerpo en sus acciones.

Meninges: El encéfalo está protegido por tres membranas, o meninges. La interior es la piamadre,
que está pegada a la superficie del encéfalo. Fuera de ella está la aracnoides, separado por un espacio
subaracnoideo parecido a una red. Finalmente, la membrana exterior, llamada duramadre, es la capa
más fibrosa y resistente de las meninges, pues su función es formar tabiques en el cráneo que ayudan
a mantener en su posición las distintas partes del encéfalo. En la columna vertebral, la duramadre
forma el espacio epidural, que contiene grasa que protege la médula espinal de lesiones.

Líquido cefalorraquídeo: Es producido en su mayoría por una especialización de la piamadre


llamada plexos coroideos, que cubre las cavidades encefálicas llamadas ventrículos, desde los cuales
fluye hasta el canal vertebral. En él flota el sistema nervioso central y sirve como amortiguador ante
eventuales golpes. Además, es el encargado de transportar nutrientes y desechos a lo largo del
sistema nervioso central y mantener la presión constante entre cerebro y médula espinal.

El encéfalo consta de tres partes:

- Cerebro
- Cerebelo
- Tallo cerebral o tronco encefálico

a) Cerebro

El cerebro es la principal estructura del encéfalo, tanto por su tamaño como por la complejidad de
sus funciones. Lo integran el diencéfalo o cerebro medio y los hemisferios cerebrales izquierdo y
derecho.

Su superficie presenta numerosos repliegues, llamados circunvoluciones y ranuras


llamadas surcos. Las ranuras profundas se llaman cisuras y una de esas atraviesa el centro del
cerebro, dividiéndolo en los hemisferios derecho e izquierdo. Otros surcos y cisuras delimitan las
cinco áreas funcionales o lóbulos (parietal, occipital, frontal, temporal e insular) en cada lado del
cerebro.
 Diencéfalo: Se encuentra en el centro del cerebro, está formado por :

- El tálamo: Recibe casi todos los impulsos sensitivos y motores provenientes de otras estructuras
del sistema nervioso central, y los distribuye a zonas específicas de la corteza cerebral.

- El hipotálamo: Se encuentra por debajo de del tálamo. Su función es regular los procesos
fisiológicos, como las necesidades de alimento, bebida y sexo, controlando también el sistema
endocrino, constituido por una serie de glándulas que segregan hormonas y que están distribuidas
por distintas partes del organismo.

- El epitálamo: Pertenece al sistema límbico, y tiene relación con los instintos y las emociones y
contiene a la glándula pineal, que regula los estados de sueño y vigilia.

Existen 3 Cisuras (De Rolando, De Silvio y Parieto-Occipital) que separan los hemisferios
cerebrales en 4 lóbulos visibles y 1 oculto:

1. Lóbulo frontal: Está delante de la cisura de Rolando y de Silvio.


2. Lóbulo parietal: Está detrás de la cisura de Rolando y sobre la de Silvio.
3. Lóbulo temporal: Está debajo de la cisura de Silvio.
4. Lóbulo occipital: Ocupan los polos posteriores cerebrales.
5. La ínsula: quinto lóbulo (Islas de Reil), no visible desde fuera del cerebro y está localizado
en el fondo de la cisura de Silvio.

Los hemisferios cerebrales por otro lado, están formados por la sustancia gris y la sustancia blanca.

Sustancia gris:
Forma la corteza cerebral. Está hecha de grupos de neuronas, que corresponden a núcleos nerviosos,
en los que se genera y procesa la información relacionad con el control muscular, las percepciones
sensoriales (visión y audición), la memoria, las emociones y el lenguaje.
La corteza cerebral recibe la información procedente de los órganos de los sentidos y elabora las
órdenes de respuesta. Asimismo, almacena y procesa la información.

Sustancia blanca:
En la zona interna se encuentra la sustancia blanca. Está compuesta por axones cubiertos de mielina
o fibras nerviosas, que se extienden desde los cuerpos neuronales. Se encarga de transmitir la
información sensorial del resto del cuerpo a la corteza cerebral y de la regulación de las funciones
autónomas (involuntarias), como son la temperatura y la frecuencia cardíaca.

Componentes del sistema ventricular


Existen un total de cuatro ventrículos cerebrales, interconectados entre ellos por diversos canales y
aperturas.
Ventrículos laterales: Ubicados en la parte superior y justo debajo del cuerpo calloso, se encuentran
a lo largo de los hemisferios cerebrales. Es en estos ventrículos en los que podemos encontrar en su
mayoría los plexos coroideos, donde se genera la mayor parte del líquido cefalorraquídeo.
Tercer ventrículo: Los ventrículos laterales se comunican a través el orificio interventricular o de
Monro con el tercer ventrículo, el cual se sitúa por debajo del tálamo. Finalmente, el tercer y cuarto
ventrículo (localizado entre el tronco cerebral y el cerebelo) se comunican mediante el acueducto
cerebral o de Silvio.
El cuarto ventrículo: Se conecta con la médula espinal a través del canal ependimario, el cual
recorre la totalidad de la médula y permite que el líquido cefalorraquídeo fluya a través de ella hasta
su fin en el conocido como ventrículo terminal.
El cuarto ventrículo también se conecta a través de los orificios de Luschka y Magendiecon
la aracnoides, permitiendo de este modo que el líquido cefalorraquídeo se distribuya a lo largo del
encéfalo.
Sistema límbico
Es una unidad funcional que se encuentra en el cerebro y está constituido por un conjunto de
estructuras cuya función está relacionada con las respuestas emocionales, el aprendizaje, la atención
y la memoria. Está formada por partes del tálamo, hipotálamo, hipocampo (memorial), amígdala
(alimentación, rabia), mesencéfalo, corteza cingulada, entre otros.

Los cuerpos mamilares: Son una profusión del fondo del encéfalo en el extremo posterior del
hipotálamo. Se encargan de la recepción de los impulsos procedentes de la amígdala y del hipocampo,
y el reenvío de estos impulsos hacia el tálamo.

Hipocampo: Es una estructura del prosencéfalo, situada en el lóbulo temporal. Es la primordial


estructura ligada al hipotálamo en la regulación de los procesos básicos de nuestra supervivencia y el
principal encargado de la memoria emocional.

Amígdala: está situada en el ventrículo lateral del lóbulo temporal, en concreto en el interior del
lóbulo temporal rostral. Su principal función es la de integrar las emociones con los patrones de
respuesta correspondientes a nivel fisiológico y conductual. Está compuesta por tres núcleos
principales: núcleos basolaterales, núcleo central y núcleos corticomediales.
Fórnix o Trígono
Es un haz o conjunto de axones en forma de arco que conecta el hipocampo con otras regiones
encefálicas. Destaca, para el funcionamiento del sistema límbico, su conexión con los cuerpos
mamilares y con el hipocampo. Así, este arco es el principal encargado de la transmisión de
información entre las principales estructuras del sistema límbico.
Corteza límbica: Se localiza en el lóbulo temporal medial de nuestro cerebro. Muy relacionada con
la memoria, en concreto, con la consolidación y recuperación de memorias declarativas: tanto
episódicas como semánticas.
Circunvolución del cíngulo: proporciona una vía desde el tálamo hasta el hipocampo y está
asociada con la memoria olfativa y el recuerdo del dolor.
Área septal: Participa en la inhibición del sistema límbico y el nivel de alerta cuando la atención
selectiva así lo requiere. Además, interviene relacionando la memoria, motivación, emoción y el
estado de alerta, modulando las sensaciones placenteras y los estados de activación externos.
Área tegmental ventral: Considerada uno de los centros del refuerzo por excelencia, interviniendo
así en la regulación del placer y las adicciones.
Corteza prefrontal: Silencia o para los impulsos emocionales provenientes del mismo. Es la que
se encarga de controlar nuestros impulsos y su desarrollo es uno de los que más tarde se completa
en el desarrollo de nuestro cerebro. (González, 20017)

b) Cerebelo
Tiene forma ovoide, ligeramente aplanado y con una hendidura central. Coordina los movimientos
de los músculos al caminar, ayuda a mantener el equilibrio, entre otras actividades motoras.
Consta de tres partes: Dos hemisferios o lóbulos laterales conectados por el vermis del cerebelo

Pedúnculos cerebrales: Son unos cilindros cerebrales compuestos en su totalidad por nervios. Cada
uno de los tres pares (superior, medio e inferior) que entran y salen del cerebelo. El superior se dirige
al mesencéfalo; el medio, al puente, y el inferior, al bulbo.

c) Tronco encefálico o tallo cerebral

Consta:

Bulbo raquídeo: Interviene en el control de la presión sanguínea, a través de la regulación de la


frecuencia y fuera del latido cardíaco y del diámetro de los vasos sanguíneos, interviene en el control
de la frecuencia del ritmo respiratorio. Controla la deglución, vómito, estornudo, tos y el hipo.

Protuberancia anular o puente: Contiene los núcleos que controlan los movimientos respiratorios,
y recibe información sensorial del gusto e información táctil de la cara y el cuello, pues, envía
información motora que controla la expresión sensitiva. A través de la sustancia blanca que contiene,
conduce información sensitiva y motora desde y hacia los centros superiores del encéfalo.

Mesencéfalo o cerebro medio: Controla los movimientos de los globos oculares, así como también
la contracción de la pupila, pues, presenta núcleos que participan en funciones sensoriales de la
visión y la audición, ya que contiene centros reguladores de reflejos de los ojos, la cabeza y el cuello.

LA MÉDULA ESPINAL

Recorre el canal raquídeo de las vértebras, desde la base del cráneo hasta la primera vértebra lumbar,
un poco más arriba de la cintura. Tiene una función de centro elaborador de reflejos y conductor de
impulsos nerviosos desde y hacia el encéfalo.

El cono medular es la parte final de la medula espinal es el cono medular. El cono medular comienza
cerca de la salida de los nervios lumbares (L1). Después de que la medula termina, los nervios
espinales continúan en raíces nerviosas suspendidas. Esta cola terminal de raíces nerviosas se conoce
con el nombre de “cauda equina” o “cola de caballo”.

La médula espinal tiene distintas partes que la constituyen entre ellas se encuentran:

1. Las raíces ventrales o anteriores: Que corresponden a vías eferentes que contienen axones
motores del sistema nervioso somático y del sistema nervioso autónomo.

2. Las raíces dorsales o posteriores: Que corresponden a vías aferentes que contienen axones
sensitivos procedentes de la piel, los músculos y las vísceras.

3. La sustancia gris: En donde es posible identificar dos astas dorsales, que contienen los núcleos
sensitivos, y dos astas ventrales, que contienen núcleos mores.

4. La sustancia blanca: Que tiene muchos axones que se reúnen formando cordones dorsales,
laterales y ventrales, en donde muchos ascienden con información sensitiva hasta el encéfalo, y otros
descienden con información motora.

5. Los ganglios espinales o raquídeos: Que contienen somas de neuronas pseudounipolares, por las
cuales se transmite información sensitiva hacia el sistema nervioso central.
6. Los nervios espinales o raquídeos: Que son 31 pares de nervios formados por la unión de las
raíces dorsales y ventrales, por lo que contienen axones sensitivos y motores.

DIVISIÓN DEL SISTEMA PERIFÉRICO

a) El sistema nervioso entérico: Es una red neuronal que controla la actividad de la musculatura
del tubo digestivo en la digestión de los alimentos, y además, es responsable de las emociones que
se sienten en el estómago, pues, está conectado con el sistema límbico, como por ejemplo, “las
mariposas en el estómago”.

b) El sistema nervioso simpático: Está relacionado con actividades que requieren energía, pues,
actúa frente a situaciones de alerta o estrés, como las que se dan frente a una pelea o a una huida,
preparando al cuerpo para combatir o correr.

c) El sistema nervioso parasimpático: Está relacionado con acciones que conservar la energía, ya
que, se conecta a los mismos órganos que el sistema nervioso simpático, pero sus acciones son
opuestas, es decir, vuelve al organismo a la condición de reposo y menor consumo de energía. (Dr.
Ananya Mandal, 2017)

BIBLIOGRAFÍA
Dr. Ananya Mandal, D. E. (16 de Noviembre de 2017). NEWS MEDICAL LIFE SCIENCES.
Obtenido de El Sistema Nervioso: https://www.news-medical.net/health/What-is-the-
Nervous-System-(Spanish).aspx
González, L. V. (23 de Mayo de 20017). La mente es maravillosa. Obtenido de Sistema límbico:
¿qué es y cómo funciona?: https://lamenteesmaravillosa.com/sistema-limbico-funciona/
DESARROLLO TEMPRANO DEL SISTEMA NERVIOSO CENTRAL
Antes de la formación del sistema nervioso en el embrión, se diferencia 3 capas celulares
principales, el endodermos, que da lugar al tubo gastrointestinal, pulmones, hígado y páncreas,
entre otros. El mesodermo da lugar a los tejidos musculares, conectivos y al sistema vascular. La
tercera capa, la más externa, el ectodermo, formada por epitelio cilíndrico, da lugar a la totalidad
del sistema nervioso central.

Durante la tercera semana de desarrollo, el ectodermo sobre la superficie dorsal del embrión entre
el nodo primitivo y la membrana bucofaríngea se engruesa para formar la placa neural. La placa
piriforme y más ancha en su parte craneal, se desarrolla un surco neural. El surco se hace ahora
profundo de modo que por ambos lados está limitado por los bordes neurales.
Al proseguir el desarrollo, los bordes neurales se fusionan, convirtiendo el surco neural en el tubo
neural. La fusión consta de 5 puntos de cierre, de modo que en el estadio más temprano la cavidad
del tubo permanece en comunicación con la cavidad amniótica a través de los neuroporos anterior
y posterior. El nueroporo anterior se cierra primero, y 2 días después se cierra el nuero poro
posterior posterior. Así normalmente el cierre del tubo neural se completa en el día 28. Mientras
tanto, el tubo neural se ha hundido por debajo de la superficie del ectodermo.

Durante la invaginación de la placa neural para formar el surco neural, las células que forman el
borde externo de la placa no se incorporan al tubo neural, si no que forman una tira de células
ectodérmicas que se sitúan dentro del tubo neural y la cubierta del ectodermo. Esta tira de
ectodermo recibe la denominación de cresta neural, posteriormente a este grupo se células migran
en sentido ventrolateral a cada lado alrededor del tubo neural. En último término, las células de la
cresta neural se diferencian en ganglios espinales, ganglios sensitivos de los nervios craneales,
ganglios autónomos, las células de la medula suprarrenal y los melanocitos entre otros.
Mientras tanto la proliferación de células en la extremidad cefálica del tubo neural hace que se
produzca una dilatación y se formen 3 vesículas encefálicas: cerebro anterior o prosencéfalo; el
cerebro medio o mesencéfalo y el cerebro posterior o romboencéfalo. El resto del tubo se elonga
y permanece con un diámetro más pequeño, que formara la medula espinal.

NOTAS CLÍNICAS
RELACIÓN DE LOS SEGMENTOS DE LA MEDULA ESPINAL CON LOS NUMEROS
DE LAS VERTEBRAS.
Dado que la medula espinal es más corta que la columna vertebral, sus segmentos no se
corresponden numéricamente con las vértebras que se hayan situadas al mismo nivel.

REGLA DE CHIPAULT

VÉRTEBRAS SEGMENTO MEDULAR

Vértebras Cervicales Añadir 1

Vértebras Dorsales Superiores (T1-T6) Añadir 2

Vértebras Dorsales Inferiores (T7-T9) Añadir 3

Décima Vértebra Dorsal Segmentos Medulares L1-L2

Undécima Vértebra Dorsal Segmentos Medulares L3-L4

Duodécima Vértebra Dorsal Segmento Medular L5

Primera Vértebra Lumbar Segmentos Medulares Sacros y Coccígeos


LESIONES DE LA MEDULA ESPINAL Y EL ENCÉFALO.
La medula espinal y el encéfalo se hallan bien protegidos. Ambos se encuentran suspendidos en
líquido cefalorraquídeo y están rodeados por huesos de la columna vertebral y el cerebro.

LESIONES DE LA MÉDULA ESPINAL


El grado de lesión de la médula espinal en los diferentes niveles vertebrales depende en gran
medida de factores anatómicos. En la región cervical son frecuentes la luxación y la fractura-
luxación pero el gran tamaño del conducto raquídeo a menudo impide una lesión grave de la
médula espinal.

En las fracturas-luxaciones de la región torácica el desplazamiento a menudo es considerable y,


debido al pequeño tamaño del conducto vertebral, ocurre una lesión grave en esta región de la
médula espinal.

En las fracturas-luxaciones de la región lumbar dos hechos anatómicos pueden ayudar al paciente.
En primer lugar, la médula espinal del adulto se extiende hacia abajo sólo hasta el nivel del borde
inferior de la primera vértebra lumbar. En segundo lugar, el gran tamaño del foramen vertebral en
esta región da amplio espacio a las raíces de la cola de caballo. Por consiguiente, la lesión nerviosa
puede ser mínima en esta región.
LESIONES DE LOS NERVIOS ESPINALES
Los forámenes intervertebrales dan paso a los nervios espinales y a las pequeñas arterias y venas
segmentarias, todas estructuras incluidas en tejido areolar. Cada agujero está limitado por arriba y
por abajo por los pedículos de las vértebras adyacentes, por delante por la porción inferior del
cuerpo vertebral y por el disco intervertebral, y por detrás por las apófisis articulares y la articulación
entre ellas. En esta situación el nervio espinal es muy vulnerable y puede sufrir compresión o
irritación por la alteración de las estructuras circundantes.

HERNIA DE LOS DISCOS INTERVERTEBRALES

La hernia del disco intervertebral ocurre con más frecuencia en aquellas regiones de la columna
vertebral en las que una parte móvil se une con una parte relativamente inmóvil.
Las hernias de los discos cervicales son menos frecuentes que las de los discos lumbares. Los
discos más susceptibles a este trastorno son los que se encuentran entre las vértebras cervicales
quinta y sexta, y entre la sexta y la séptima

Las hernias de los discos lumbares son más frecuentes que las de los discos cervicales. En general
los discos afectados son los ubicados entre las vértebras lumbares cuarta y quinta y entre la quinta
vértebra lumbar y el sacro

PUNCIÓN LUMBAR.
La punción lumbar puede efectuarse con el propósito de extraer una muestra de líquido
cefalorraquídeo para el examen microscópico o bacteriológico o para inyectar fármacos con el fin
de combatir una infección o inducir anestesia.

La aguja atravesará las siguientes estructuras anatómicas antes de entrar en el espacio


subaracnoideo: (1) piel, (2) fascia superficial, (3) ligamento supraespinoso, (4) ligamento
interespinoso, (5) ligamento amarillo, (6) tejido areolar que contiene el plexo venoso vertebral
interno, (7) duramadre y (8) aracnoides. La profundidad hasta la cual debe llegar la aguja puede
variar desde 2,5 cm o menos en un niño hasta 10 cm en un adulto obeso.
ANESTESIA CAUDAL.
Los obstetras utilizan este método de bloqueo nervioso para aliviar el dolor del primero y el segundo
estadios del trabajo de parto. La ventaja es que cuando se administra con este método el
anestésico no afecta al niño. La anestesia caudal también puede utilizarse en operaciones en la
región sacra, como la cirugía anorrectal.

TRAUMATISMOS DE CRÁNEO
Un golpe en la cabeza puede provocar un simple hematoma en el cuero cabelludo; los golpes
fuertes pueden determinar que el cuero cabelludo se desgarre o se corte. Aunque la cabeza esté
protegida por un casco, el encéfalo puede resultar gravemente dañado incluso en ausencia de
indicios clínicos de lesión del cuero cabelludo.

FRACTURAS DE CRÁNEO.
Los golpes fuertes en la cabeza a menudo generan un cambio de la forma del cráneo en el punto
del impacto.
Los objetos pequeños pueden penetrar en el cráneo y producir una laceración local del encéfalo.
Los objetos más grandes aplicados con gran fuerza pueden romper el cráneo y los fragmentos de
hueso pueden introducirse en el encéfalo en el sitio de impacto.
Las fracturas de cráneo son más frecuentes en el adulto que en el niño pequeño. En el lactante,
los huesos del cráneo son más elásticos que en el adulto y están separados por ligamentos
sutúrales fibrosos. En el adulto la tabla interna del cráneo es particularmente frágil. Además, los
ligamentos sutúrales comienzan a osificarse durante la edad media de la vida.

LESIONES ENCEFÁLICAS
Las lesiones encefálicas se producen por el desplazamiento y la distorsión de los tejidos
neuronales en el momento del impacto. El encéfalo, que no es compresible, puede compararse
con un tronco empapado que flota sumergido en el agua. El encéfalo flota en el líquido
cefalorraquídeo en el espacio subaracnoideo y es capaz de cierto nivel de movimiento deslizante
en sentidos anteroposterior y lateral.
El movimiento anteroposterior está limitado por la inserción de las venas cerebrales superiores en
el seno sagital superior. El desplazamiento lateral del encéfalo está limitado por la hoz del cerebro.
La tienda del cerebelo y la hoz del cerebelo también limitan el desplazamiento del encéfalo.

HEMORRAGIA INTRACRANEAL.
La hemorragia intracraneal puede ser resultado de un traumatismo o de lesiones vasculares
cerebrales. Aquí se considerarán cuatro variedades:
 La hemorragia epidural (extradural) es consecuencia de lesiones de las arterias o las venas
meníngeas. La división anterior de la arteria meníngea media «s la arteria que por lo común
resulta dañada.
 La hemorragia subdural es resultado del desgarro de las venas cerebrales superiores
donde ingresan en el seno sagital superior. Por lo general la causa es un golpe en la parte
anterior o posterior de la cabeza que produce un desplazamiento anteroposterior excesivo
del encéfalo dentro del cráneo. Este trastorno, que es mucho más frecuente que la
hemorragia por ruptura de la arteria meníngea media, puede ser producido por un golpe
súbito de menor intensidad.
 La hemorragia subaracnoidea es secundaria a la filtración o ruptura no traumática de un
aneurisma congénito en el círculo arterial cerebral (polígono de Willis) o, con menor
frecuencia, a una malformación arteriovenosa.
 La hemorragia intracerebral espontánea es más frecuente en los pacientes con hipertensión
y en general se debe a la ruptura de la arteria de pared delgada denominada arteria
lenticuloestriada, una rama de la arteria cerebral media.

SÍNDROME DEL NIÑO SACUDIDO.


El traumatismo de cráneo infligido es la causa más frecuente de muerte traumática del lactante. Se
considera que la desaceleración súbita que se produce cuando se sostiene a un lactante por los
brazos o el tronco y se lo sacude o se golpea su cabeza con fuerza contra una superficie dura es
la causa de las lesiones encefálicas.
La mayoría de los casos ocurren durante el primer año de vida y suelen limitarse a niños menores
de 3 años. Los síntomas más frecuentes incluyen somnolencia, irritabilidad, crisis comiciales, tono
muscular alterado y síntomas que indican hipertensión intracraneal, como deterioro de la
conciencia, vómitos, anomalías respiratorias y apnea. En los casos graves es posible que el niño
no responda, hay abombamiento de las fontanelas y puede haber hemorragias retinianas.
LESIONES OCUPANTES DENTRO DEL CRÁNEO.
Las lesiones que ocupan espacio o se expanden dentro del cráneo incluyen tumores, hematomas
y abscesos.
Dado que el cráneo es un receptáculo rígido de un volumen fijo, estas lesiones pueden aumentar
el volumen normal del contenido intracraneal.
Una lesión expansiva comienza con la expulsión de líquido cefalorraquídeo de la cavidad craneal.
Luego las venas se comprimen, se observa interferencia en la circulación de sangre y líquido
cefalorraquídeo y comienza a aumentar la presión intracraneal.

TOMOGRAFÍA COMPUTARIZAD A (TC)


La tomografía computarizada (TC) se utiliza para la detección de lesiones intracraneales. El
procedimiento es rápido, seguro y preciso. La dosis total de radiación no es mayor que la de una
radiografía de cráneo convencional.
La TC se basa en los mismos principios físicos que las radiografías convencionales porque las
estructuras se diferencian entre sí por su capacidad para absorber energía de los rayos X. El tubo
de rayos X emite un estrecho haz de radiación a medida que pasa, en una serie de movimientos
de barrido, a través de un arco de 180° alrededor de la cabeza del paciente. Después de haber
atravesado la cabeza los rayos X son recogidos por un detector especial. La información pasa a
un ordenador que la procesa y la presenta como un cuadro reconstruido en una pantalla similar a
la de un televisor. Esencialmente, el observador ve la imagen de un corte fino a través de la cabeza,
que puede fotografiarse para evaluarla después.
RESONANCIA MAGNÉTICA (RM)
La técnica de la resonancia magnética (RM) se basa en las propiedades magnéticas del núcleo de
hidrógeno excitado por emisión de radiofrecuencia transmitida por una bobina que rodea la cabeza.
Los núcleos de hidrógeno excitados emiten una señal que se detecta como corrientes eléctricas
inducidas en una bobina receptora. La RM es absolutamente segura para el paciente y como
permite una mejor diferenciación entre sustancia gris y blanca puede ser más reveladora que la
TC.

TOMOGRAFÍA POR EMISIÓN DE POSITRONES (TEP)


Esta técnica utiliza isótopos radiactivos que se desintegran con la emisión de electrones con carga
positiva (positrones) para mapear los procesos bioquímicos, fisiológicos y farmacológicos que
ocurren en el encéfalo.
El isótopo apropiado se incorpora a moléculas de comportamiento bioquímico conocido en el
encéfalo y luego se inyecta. De esta manera se puede estudiar la actividad metabólica del
compuesto mediante la formación de imágenes tomográficas del corte transversal del encéfalo con
los mismos principios que en la TC.
La obtención de una serie de imágenes de secuencia temporal en diferentes sitios anatómicos
permite estudiar las variaciones del metabolismo encefálico en esos sitios.