Está en la página 1de 5

EL JUEGO COMO UNA ESTRATEGIA DIDACTICA EN LA EDUCACION INFANTIL

MARIELA GARCIA SERRANO Código 1611025838


SANDRA MILENA RAMIREZ VALENCIA Código 1611982227
MARIA PATRICIA TUNJO NEUTA Codigo 1611022581
FRANCY LAZMIN WELASQUEZ TELLEZ Código 1611025821

Trabajo presentado al tutor EDGAR LOPEZ en la asignatura INVESTIGACION Y


EDUCACION INICIAL

BARRANQUILLA

2018
¿Qué función desempeña el juego como una estrategia didáctica en la educación

infantil?

Cuando tenemos cuando al niño y la niña relacionándose con sus compañeros, les

permite establecer sus propias reglas, creando autonomía, independencia, libertad,

respeto por la opinión del otro, haciendo del aprendizaje algo social, tal como lo plantea

Vygotsky (citado por González-Moreno, Solovieva, y Quintanar-Rojas, 2009), en su

artículo titulado: “La actividad de juego temático de roles en la formación de

pensamiento reflexivo en preescolares”, en donde se puede deducir que el juego ofrece

múltiples ocasiones de aprendizaje, ya que brinda la posibilidad de poner en marcha

nuevas habilidades y desarrollar otras ya aprendidas.

Los niños aprenden mucho más a medida juegan, por lo que esta actividad debe

convertirse en el eje central del programa. Según lo expresa Flinchun (1988) menciona

una investigación en la que se reportó que entre el nacimiento hasta los 8 años

aproximadamente, el 80% del aprendizaje individual ya ha ocurrido, y dado que en este

tiempo el niño lo que ha hecho ha sido jugar entonces se debe reflexionar sobre el

aporte que tiene el juego en el desarrollo cognoscitivo. Bruner refuerza esta teoría y

expone que también contribuye al proceso memorístico (Bequer, 1993)

Como también lo expresa Abad (2008) en su tesis, en la cal expresa, que el juego

debe de ser considerado como un grupo de operaciones que coexisten o interactúan en

un determinado momento, por las que el niño o niña logran satisfacer sus necesidades

transformando objetos y hechos de la realidad por una parte y de la fantasía por otras.
También encontramos que Huizinga (1972), se interesa mucho más por la

estructura del juego como tal que por su sentido y lo define como una ocupación libre,

que se lleva a cabo dentro de unos límites temporales y espaciales determinados, con

unas reglas absolutamente obligatorias, aunque aceptadas de manera libre, acción que

tiene su fin en si misma, y va acompañada de tensión y alegría y de la conciencia de

ser otro modo que en la vida corriente.


REFERENCIAS

 Flinchun, B. (1988) “Early Childhood Movement Programs. Preparing Teachers


forTomorrow”. Journal physical Education, Recreation and Dance.

 Bequer, G. (1993) Juegos de Movimiento. Unidad Impresora José Huelga. Cuba:


INDER.

 Abad, J. (2008). Iniciativas de Educación artística a través del arte contemporáneo


para la escuela infantil. (Tesis doctoral). Universidad complutense de Madrid.
Recuperado de http://eprints.ucm.es/9161/abad.pdf (Consulta: 21 de marzo de
2012).

 Huizinga, J. (2000). Homo ludens. Madrid: Alianza.

 González-Moreno, C., Solovieva, Y. & Quintanar-Rojas, L. (2009). La actividad de


juego temático de roles en la formación del pensamiento reflexivo en preescolares.
Magis, Revista Internacional de Investigación en Educación, 2 (3), 173-190.