Está en la página 1de 11

LEY DE TRANSPARENCIA

Ley N° 27806

I. El acceso a la información pública:

El acceso a la información pública constituye un derecho fundamental a solicitar y


recibir información que posee o reproduce cualquiera de las entidades estatales,
salvo los datos que se encuentran exceptuados por la ley. Ahora bien, es
importante resaltar que toda información que posea el Estado se considera
pública, con excepción de Los rubros contemplados en la ley. Además, según lo
establecido en el artículo

10° de la Ley N° 27806, información pública será todo tipo de documentación


financiada por el presupuesto público que sirva de base a una decisión de
naturaleza administrativa y también las actas de reuniones oficiales. El Tribunal
Constitucional se ha manifestado al respecto de la siguiente manera:

“Lo realmente trascendental, a efectos de que


pueda considerarse como “información pública”,
no es su financiación, sino la posesión y el uso que
le imponen los órganos públicos en la adopción de
decisiones administrativas, salvo, claro está que la
información haya sido declarada por ley y como
sujeta a reserva.”

Es imperativo también subrayar que cualquier ciudadano puede ejercer su


derecho de acceso a la información pública a través de dos formas:

a) Accediendo a la información que se encuentra publicada en los portales


electrónicos de las instituciones públicas.

b) Mediante una solicitud formal ante la autoridad o funcionario público de la


institución de la cual desee obtener información.

La primera forma de acceder se encuentra relacionada a lo que se denomina


“transparencia activa”. Esta consiste en que los órganos de la Administración
Pública tienen el deber de poner a disposición del público en general y de manera
proactiva, mediante sus portales electrónicos, determinada información
actualizada (por ejemplo, organización, funciones, marco normativo, etc.).

Por otra parte, la segunda forma de acceso a la información ya mencionada, se


encuentra vinculada a la “transparencia pasiva”, la cual consiste en brindar a los
ciudadanos la información de actos y resoluciones de los órganos de la
administración estatal que aquellos soliciten por propia iniciativa.

Según nuestra legislación, cuando un ciudadano realiza un pedido de información,


la unidad receptora de la entidad debe dar respuesta a dicha solicitud dentro de
los siete días útiles siguientes.
ll. ¿En qué se diferencian información, soporte, documento y registro?

Veamos estas diferencias:

 La información es el conjunto de datos de diversa naturaleza albergados en


un determinado soporte. La información puede estar registrada a través de
escritura, gráficos, imágenes o sonidos (una grabación, por ejemplo) o
cualquier otra forma.
 El soporte puede ser físico o virtual:
» El soporte físico típico es el papel, en el cual se puede tener un
documento, un plano, un gráfico o una foto. Otros tipos de soporte físico son
casetes, cintas de video, CD, DVD, USB, etc.
» El soporte virtual es aquél que, a diferencia del anterior, permite transmitir
la información a través de internet.
 El documento es solo una forma de registro de información que puede
encontrarse en un soporte físico (como una fotocopia del Informe Anual del
Órgano de Auditoría Interna al Concejo Municipal) o en un soporte virtual
(como el mismo Informe subido en el Portal del gobierno local).
Conforme a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública (art.
10), las entidades públicas, en consecuencia los gobiernos regionales y los
gobiernos locales:
“Tienen la obligación de proveer la información
requerida si se refiere a la contenida en
documentos escritos, fotografías, grabaciones,
soporte magnético o digital, o en cualquier otro
formato, siempre que haya sido creada u
obtenida por ella o que se encuentre en su
posesión o bajo su control”.
 El registro es definido como “lugar donde se puede registrar o ver algo” o
“asiento que queda de lo que se registra”. Implica dejar constancia de una
información cualquiera, ya sea de forma escrita (a través de libros,
cuadernos de registros, etc.) o de forma mecánica, haciendo uso de bases
de datos o tecnologías de la información. Puede estar contenido en los
soportes físicos o virtuales, explicados anteriormente, e integrado por datos
e informaciones sobre hechos producidos por la gestión pública.

lll. El derecho de acceso a la información pública en el ordenamiento nacional e


internacional

El acceso a información pública constituye un derecho fundamental que se


encuentra contemplado en nuestro ordenamiento jurídico interno en el artículo 2°
inciso 5 que establece lo siguiente:

“Artículo 2°.

Toda persona tiene derecho:


(…)

5. A solicitar sin expresión de causa la información


que requiera y a recibirla de cualquier entidad
pública, en el plazo legal, con el costo que
suponga el pedido. Se exceptúan las
informaciones que afectan la intimidad personal y
las que expresamente se excluyan por ley o por
razones de seguridad nacional. (…)”

En nuestro ordenamiento también se ha previsto el proceso de Habeas Data como


mecanismo de garantía. Se trata de un proceso constitucional cuya finalidad es la
tutela jurisdiccional del derecho de acceso a la información. De esta manera, Perú
cuenta con un proceso judicial por el cual se puede solicitar que se garantice el
derecho de acceso a la información cuando consideremos que éste se ha visto
vulnerado. Este proceso constitucional se encuentra previsto en el artículo 200°
inciso 3 de la Constitución:

“Artículo 200°.-

Son garantías constitucionales:

(…)

3. La Acción de Hábeas Data, que procede


contra el hecho u omisión, por parte de cualquier
autoridad, funcionario o persona, que vulnera o
amenaza los derechos a que se refiere el artículo
2°, incisos 5 y 6 de la Constitución.”

Asimismo, este proceso de garantía constitucional se encuentra desarrollado, en


sus aspectos procesales, en título IV del Código Procesal Constitucional (Ley N°
28237). Por otro lado, en el plano internacional este derecho se encuentra
reconocido a través de diversos instrumentos internacionales de los cuales el Perú
es parte. Así podemos encontrar este derecho plasmado en la Declaración
Universal de Derechos Humanos que en su artículo 19° señala que:

“Todo individuo tiene derecho a la libertad de


opinión y de expresión; este derecho incluye el de
no ser molestado a causa de sus opiniones, el de
investigar y recibir informaciones y opiniones, y el
de difundirlas, sin limitación de fronteras, por
cualquier medio de expresión.”
lll. ¿Tiene límites el acceso a la información pública?

Ningún derecho es absoluto, todos tienen sus límites en otros derechos o en otros
principios constitucionales. El acceso a la información no es una excepción. La
Constitución concluye que este derecho tiene límites en:

 El derecho a la intimidad.
 La seguridad nacional.
 El derecho al secreto bancario.
 La reserva tributaria (Const., art. 2, inc. 5).
 El derecho a la autodeterminación informativa, denominado también como
derecho “a la protección de datos personales” (Const., art. 2, inc. 6).

El Tribunal Constitucional [1] ha señalado al respecto que el ejercicio del derecho


de acceso a la información “no es absoluto, sino que está sujeto a límites o
restricciones que se pueden derivar, ya sea de la necesidad de armonizar su
ejercicio con otros derechos de la misma clase (v. gr. derecho a la intimidad
personal), o bien por la necesidad de salvaguardar bienes constitucionalmente
relevantes (v. gr. la seguridad nacional), y siempre que éstas hayan sido
expresamente previstas por ley”.

lV. ¿Quiénes son titulares del derecho de acceso a la información?

La titularidad de un derecho nos da cuenta acerca de quién puede ejercer el


derecho, por lo tanto:

 La titularidad individual del derecho de acceso a la información pública se


refiere a que puede ser ejercido por cualquier persona, esto es, por una
“persona natural”, dado que la Constitución reconoce el derecho a “toda
persona”.
 La titularidad colectiva quiere decir que este derecho también es extensible
a las personas jurídicas.

El Tribunal Constitucional [2], con respecto a la titularidad colectiva, ha afirmado


que si bien el derecho de acceso a la información pública suele ser invocado por
las personas naturales como un derecho fundamental, no existe razón alguna para
que este derecho no pueda ser ejercido también por las personas jurídicas que,
estando conformadas por personas naturales, requieren información para cumplir
con determinados objetivos y finalidades.

En consecuencia: Si una persona jurídica debidamente representada solicita una


información al gobierno regional o al gobierno local, estos deben proporcionarla,
sin que pueda constituir argumento de denegación.

[1] 5. Caso Nuevo Mundo Holding, Exp. 1219-2003-HD/TC, f. 7.

[2] Caso Inmobiliaria Las Lomas de Monterrico, Exp. 0644-2004-PHD/TC, f. 3.


V. ¿Quiénes son los sujetos obligados a brindar información?

De acuerdo a lo señalado por la Ley de Transparencia y Acceso a la Información


Pública, son las entidades de la administración pública las obligadas a brindar
información. Estas entidades son las siguientes:

 El Poder Ejecutivo: todos sus organismos.


 El Poder Legislativo, es decir, el Congreso de la República.
 El Poder Judicial.
 Los Gobiernos Regionales.
 Los Gobiernos Locales.
 Los organismos constitucionalmente autónomos como, por ejemplo, la
Defensoría del Pueblo, la Contraloría General de la República, el Ministerio
Público, entre otros.
 Las demás entidades, organismos, proyectos y programas del Estado que
ejercen las denominadas potestades administrativas o poderes específicos
otorgados por la ley y, por ello, están sujetas a las normas de derecho
público.
 Las personas jurídicas bajo el régimen privado que prestan servicios públicos,
por ejemplo, empresas que siendo privadas prestan servicios de luz, agua,
telefonía, entre otras.
 Las personas jurídicas bajo el régimen privado que ejercen funciones
administrativas del sector público, bajo cualquier modalidad, por ejemplo,
instituciones educativas privadas que prestan un servicio educativo en virtud
de una autorización del Estado.

Como podemos apreciar, la administración pública es el sujeto, por excelencia,


obligado a brindar información, ya sea atendiendo las solicitudes que presentan
las personas o a través de la denominada transparencia proactiva referida a la
publicidad de información relevante para la ciudadanía sobre la gestión pública y
la prestación de servicios destinados a garantizar sus derechos. También se puede
advertir que las empresas privadas que prestan servicios públicos son sujetos
obligados a brindar información sobre las características de los servicios públicos
que prestan, las tarifas y las funciones administrativas que realicen.

Vl. Procedimiento administrativos para acceder a la información pública


Vll. Responsabilidad penal y disciplinaria de los funcionarios y servidores por el
incumplimiento de la LTAIP

El incumplimiento de las normas contempladas por la Ley de Transparencia y


Acceso a la Información Pública - LTAIP por parte de las funcionarias, funcionarios
y servidores del gobierno regional y del gobierno local es causal de responsabilidad
penal y disciplinaria de estos.

En este último caso, el mencionado incumplimiento constituye “falta grave” (LTAIP,


art. 4º). En el Reglamento de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información
Pública (art. 7) se precisa que los funcionarios o servidores públicos:

“…incurren en falta administrativa en el trámite del


procedimiento de acceso a la información,
cuando de modo arbitrario obstruyan el acceso
del solicitante a la información requerida, o la
suministren de modo incompleto u obstaculicen
de cualquier manera el cumplimiento de la Ley”.

En consecuencia, los funcionarios y funcionarias o servidores y servidoras del


gobierno regional o del gobierno local incurren en falta en los siguientes casos:

• Obstrucción de acceso a la información de manera arbitraria.


• Suministro incompleto de información.
• Cualquier manera de obstaculización del cumplimiento de la Ley.
La Ley ha establecido que su incumplimiento constituye falta “grave”. La
responsabilidad disciplinaria se determinará concretamente según el
procedimiento que corresponda a cada régimen contractual.

Las sanciones disciplinarias


aplicables a las funcionarias, Al aplicar sanciones disciplinarias
funcionarios y servidores públicos sobre servidores y funcionarios, del
régimen público o privado, deben
son las de cese temporal o
tomarse en cuenta los principios
destitución y en casos de falta de razonabilidad y
grave es el despido. proporcionalidad de la sanción.

Por otra parte las funcionarias,


funcionarios, servidoras o servidores del gobierno regional o del
gobierno local que incumplan la Ley de Transparencia y
Acceso a la Información Pública - LTAIP incurren en la comisión
del delito de omisión, negativa o demora de actos funcionales,
previsto por el artículo 377º del Código Penal. Según esta
disposición:

“El funcionario público que, ilegalmente omite,


rehúsa o retarda algún acto de su cargo, será
reprimido con pena privativa de libertad no mayor
de dos años y con treinta a sesenta días multa”.

Vlll. Importancia del derecho de acceso a la información pública

Si bien el Estado peruano es parte de los instrumentos internacionales anteriormente


citados, no solo esto basta para entender como protegido o garantizado el
derecho de acceso a la información pública dentro de un país. Se necesita
además una ley que desarrolle de manera clara y a detalle los mecanismos,
requisitos y excepciones para que cualquier ciudadano pueda acceder o solicitar
de manera efectiva y eficaz la información que considere pertinente. Así pues, en
nuestro ordenamiento contamos con la ley N° 27806 Ley Transparencia y Acceso a
la Información Pública y su modificatoria la ley N° 27927 junto con el Reglamento
de la ley aprobado por Decreto Supremo N° 072-2003-PCM.

En Latinoamérica varios países ya cuentan con desarrollo legislativo sobre esta


materia, como por ejemplo: Colombia, Chile, Ecuador, Guatemala, Honduras,
México, República Dominicana, Uruguay, entre otros. En Chile, por ejemplo, no solo
se cuenta con una ley de acceso a la información pública (Ley N° 20.285), sino que
también existe un Consejo de Transparencia que es una corporación autónoma de
derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propio. Este consejo tiene
la función de promover la transparencia de la función pública, fiscalizar el
cumplimiento de la legislación sobre esta materia y garantizar el derecho de
acceso a la información. En Perú, hasta el momento, no se cuenta con una entidad
como esta. No obstante la Defensoría del Pueblo se ha manifestado respecto de la
importancia de este tema, haciendo énfasis en que:

“Una característica esencial de todo Estado


Democrático y Constitucional es la publicidad de
sus actos y la transparencia de la administración
estatal en la gestión de los asuntos públicos. Ello
implica que los funcionarios rindan cuentas sobre
las decisiones que adoptan y que las personas
puedan solicitar y acceder a la información
completa y veraz que debe obrar en las entidades
públicas. De esta manera, la transparencia en la
gestión pública contribuye a prevenir la
corrupción, fortalecer el vínculo entre el Estado y
la población, y promover la vigilancia ciudadana.”
[3]

En resumen, el Estado tiene la obligación de brindar la información que los


destinatarios de la gestión estatal soliciten, siempre y cuando no se trate de la
información exceptuada por la ley –como ya fue señalado anteriormente-.

Se trata entonces de una obligación que los funcionarios públicos tienen de rendir
cuentas a los ciudadanos. Dicha obligación supone realizar de manera concreta
un gobierno participativo donde los ciudadanos y los funcionarios públicos se
encuentren en una relación de cooperación para mejorar la prestación de
servicios públicos y la creación de políticas públicas, entre otros aspectos.

La rendición de cuentas por parte del Estado y su Administración Pública hacia los
ciudadanos constituye un mecanismo fundamental para la lucha contra al
corrupción. Y es que cuando los funcionarios públicos saben que son controlados
en sus funciones por la ciudadanía y la sociedad civil, tienen menos espacios para
realizar actos de corrupción dentro de su cargo.

Tal es la importancia de la transparencia en la gestión gubernamental que la


Convención de las Naciones Unidas contra la corrupción contiene dos artículos al
respecto:

“Artículo 10.

Habida cuenta de la necesidad de combatir la


corrupción, cada Estado Parte, de conformidad
con los principios fundamentales de su derecho
[3] Portal institucional de la Defensoría del Pueblo. Disponible en: http://www.defensoria.gob.pe/
temas.php?des=8 Consultado el 28/02/2014 a las 11:40am
interno, adoptará las medidas que sean
necesarias para aumentar la transparencia en su
administración pública, incluso en lo relativo a su
organización, funcionamiento y procesos de
adopción de decisiones, cuando proceda. Estas
medidas podrán incluir entre otras:

a) La instauración de procedimientos o
reglamentaciones que permitan al público en
general obtener, cuando proceda, información
sobre la organización, el funcionamiento y los
procesos de adopción de decisiones de su
administración pública y, con el debido respeto a
la protección de la intimidad y de los datos
personales, sobre las decisiones y los actos jurídicos
que incumban al público;

b) La simplificación de los procedimientos


administrativos, cuando proceda, a fin de facilitar
el acceso del público a las autoridades
encargadas de la adopción de decisiones; y

c) La publicación de información, lo que podrá


incluir informes periódicos sobre los riesgos de
corrupción en su administración pública.”

Finalmente, es relevante recalcar que sentar las bases y construir caminos que
permitan un ejercicio efectivo del derecho de acceso a la información pública es
de suma importancia.

Los ciudadanos tienen una tarea sustancial de cara al correcto ejercicio de la


función pública, pues esta debe garantizar el ejercicio efectivo de los demás
derechos y la satisfacción de necesidades de la ciudadanía. La lucha contra la
corrupción se debe abordar desde distintos frentes y la transparencia de la gestión
estatal y la vigilancia de la sociedad civil constituyen algunos de esos ámbitos. Por
lo demás, el acceso a un tipo de información que dé cuenta acerca de la forma
en la que se están gestionando los recursos públicos genera espacios de control
por parte de la ciudadanía; circunstancia favorable para cualquier gestión
pública.
lX. Conclusiones

o Se puede afirmar que el acceso a la información pública no solo constituye


un derecho fundamental de los ciudadanos, sino que también y como
contracara, es una herramienta de transparencia de la gestión estatal [4].
o El acceso a la información pública es relevante pues es una manera que los
ciudadanos tienen de controlar la gestión gubernamental, participar de
manera activa con el Gobierno y, sobre todo, evita o corta camino a actos
de corrupción por parte de funcionarios públicos.
o Son varias las normas nacionales e internacionales –de las cuales el Perú es
parte- que contemplan el derecho de acceso a la información pública y las
obligaciones del Estado en la materia. Por lo tanto, no debería existir excusa
alguna para que no se tomen medidas orientadas a erradicar la cultura del
secreto y, como contracara, para efectivizar el ejercicio de este derecho
por parte de los ciudadanos.

X. Recomendaciones

o Definir estrategias institucionales para la aplicación de la Ley N° 27927 Ley


de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Modificatoria). La
transparencia y la rendición de cuentas son garantías para un mejor
desempeño del servidor público y del gobierno en general y además,
condiciones necesarias para una efectiva participación ciudadana en la
construcción de una auténtica democracia.
o El Estado debe difundir entre la población su derecho a la información y el
uso de las fuentes de información con los que cuenta el Gobierno Nacional,
Gobiernos Regionales y Gobiernos Locales.
o Establecer el uso de internet específicamente en los Gobiernos Locales
para solicitar información. El sistema de internet es un elemento facilitador
(las municipalidades deben tener diseños gráficos y técnicos en sus sitios
web que sean fáciles de ver y usar) ya que libera a las personas de tener
que ir a las oficinas públicas a pedir lo que necesitan. Entendiéndose en
cuanto mayor sea el conocimiento de los ciudadanos sobre la acción
pública, mayor será su participación en la toma de decisiones y su confianza
en la función gubernamental.

[4] FERNÁNDEZ, Lucía. Transparencia y acceso a la información pública. En: Palestra Portal de Asuntos Públicos
de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Disponible en:
http://ipys.org/sites/default/files/articulo_lucia_fernandez. pdf Consultado el 28/02/2014 a las 03:42pm.
Xl. Bibliografía:

http://idehpucp.pucp.edu.pe/wp-content/uploads/2012/07/comentario-
academico.pdf

http://sgp.pcm.gob.pe/wp-content/uploads/2015/06/F2-Acceso-a-la-
Informacion-Publica.pdf

http://www.minedu.gob.pe/normatividad/leyes/Ley27927.php

http://www.pcm.gob.pe/InformacionGral/sc/2011/informe-transparencia-
2011.pdf

http://www.mef.gob.pe/index.php?option=com_content&view=article&id=83
0%3Aley-nd-27806&catid=298&Itemid=101008

http://www4.congreso.gob.pe/historico/cip/materiales/delitos_omision/ley274
44.pdf