Está en la página 1de 100

15

REVISTA DE MÚSICA
Año XXX - Nº 303 - Enero 2015 - 7’50 €
Año XXX - Nº 303 - Enero 2015

Orfeón
ENTREVISTAS
Neville Marriner
Zubin Mehta
Pamplonés dosier
Guillermo Fernández-Shaw
siglo actualidad
Francisco Alonso
y medio REFERENCIAS
Sinfonía nº 13 de Shostakovich
Antolatzailea Babeslea Laguntzaileak
Organiza Patrocina Colaboran
Informazioa/Información:
Fundación Bilbao 700-III Millenium Fundazioa
Plaza Ensanche, 11 - 1º • 48009 Bilbao • 94.679.04.88 • www.bilbao700.com
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 1

AÑO XXX - Nº 303 - Enero 2015 - 7,50 €

2 OPINIÓN DOSIER
Guillermo
CON NOMBRE Fernández-Shaw 75
PROPIO
Los Fernández-Shaw,
6 Francisco Alonso
Javier Suárez-Pajares una saga de libretistas
José Prieto Marugán 76
8 AGENDA ¿El cinematógrafo,
por qué no?
12 ACTUALIDAD Manuel García Franco 80
NACIONAL El otro teatro
30 ACTUALIDAD Juan Ignacio García Garzón 84
INTERNACIONAL
ENCUENTROS
38 ANIVERSARIO Zubin Mehta
150 Años del Orfeón Benjamín G. Risado 88
Pamplonés
Juan Antonio Llorente EDUCACIÓN
Pedro Sarmiento 92
44 ENTREVISTA
Neville Marriner
JAZZ
Benjamín G. Rosado
Pablo Sanz 93
48 Discos del mes LA GUÍA 94

49 SCHERZO DISCOS CONTRAPUNTO


Sumario
Norman Lebrecht 96
Colaboran en este número:

Julio Andrade Malde, Emili Blasco, Alfredo Brotons Muñoz, José Antonio Cantón, Jacobo Cortines, David Durán Arufe, Pierre Élie Mamou,
José Luis Fernández, Fernando Fraga, Germán Gan Quesada, Manuel García Franco, José Antonio García y García, Juan Ignacio García
Garzón, Fernando Herrero, Bernd Hoppe, Antonio Lasierra, Norman Lebrecht, Juan Antonio Llorente, Fiona Maddocks, Enrique Martínez
Miura, Blas Matamoro, Santiago Martín Bermúdez, Joaquín Martín de Sagarmínaga, Erna Metdepenninghen, Juan Carlos Moreno, Andrés
Moreno Mengíbar, Antonio Muñoz Molina, Pablo del Pozo, Elisa Rapado Jambrina, Arturo Reverter, Josep Pascual, Enrique Pérez Adrián,
Guillermo Pérez de Juan, Javier Pérez Senz, Paolo Petazzi, José Prieto Marugán, Xavier Pujol, Francisco Ramos, Justo Romero, Benjamín G.
Rosado, Pablo Sanz, Pedro Sarmiento, Aurelio M. Seco, Bruno Serrou, José Simó, Christian Springer, Javier Suárez-Pajares, José Luis Téllez,
Eduardo Torrico, Asier Vallejo Ugarte, Pablo J. Vayón, Reinmar Wagner.

Esta revista ha recibido una ayuda a la edición del Ministerio de


Educación, Cultura y Deporte
PRECIO SUSCRIPCIÓN: Esta revista es miembro de ARCE, Asociación de Revistas Culturales
por un año (11 Números) de España, y de CEDRO, Centro Español de Derechos Reprográficos.
SCHERZO es una publicación de carácter plural y, desde el año 2012,
España (incluido Canarias) 75 €. cuenta con la colaboración de la Fundación BBVA, manteniendo su
Europa: 110 €. Con la colaboración de: carácter de revista no adscrita a ningún organismo público ni privado.
Resto de países 130 €. La dirección respeta la libertad de expresión de sus colaboradores. Los
textos firmados son de exclusiva responsabilidad de los firmantes, no
siendo por tanto opinión oficial de la revista.

1
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 2

OPINIóN
EDITORIAL

OPINIÓN SIN PELOS EN LA LENGUA

L
a mesa redonda con la que concluyó, en el marco de ExpoClásica
2014, el Foro Nacional de Programadores de Música Clásica fue un
ejemplo de claridad y una muestra de cómo los diferentes compo-
nentes del sector contemplan una realidad que desmiente con cre-
ces ese mensaje de recuperación que desde el Gobierno trata de transmi-
tirse a una sociedad que no la advierte por ninguna parte. Eso y la evi-
dencia de que, afortunadamente y probablemente también gracias al des-
amor de ese mismo gobierno por la cultura, ya nadie tiene pelos en la
lengua a la hora de decir lo que piensa acerca de lo que pasa y de lo que
le pasa. Faltaría sólo que el consumidor fuera sabiendo lo que le costaría
la cultura caso de que no hubiera ninguna ayuda pública —digamos,
noblesse oblige, que acaba de aprobarse la segunda parte del proyecto
PLATEA— para que el panorama fuera completándose poco a poco de
cara a una realidad que emerge sin ambages: la cultura como servicio
público no interesa a nuestros actuales gobernantes, quienes, al mismo
tiempo, se muestran incapaces de vehicular adecuadamente lo que la
sociedad pudiera hacer como sustentadora de esa misma cultura a la que,
simple y llanamente, tiene derecho, incluso constitucional —pero ya
sabemos que la Constitución se utiliza según y cómo. Es decir: no va a
haber Ley de Mecenazgo.
El Foro comenzó hablando de la necesidad de recuperar, fijar y mante-
ner el patrimonio propio y terminó con el apoyo al creador en un ámbito
que lo reclama como cualquier otro. Naturalmente, apareció la incapacidad
del sector de la música —y no sólo clásica— para unirse y ser de verdad un
elemento de presión —como son los editores de libros— de cara a recupe-
rar el IVA cultural y bajar de ese 21% que resulta ruinoso para los produc-
tores y los consumidores de cultura. Una cultura que es, además, fuente de
puestos de trabajo —siete millones en Europa— y que sería la verdadera
marca España si no fuera porque igual, hoy por hoy, no apetece sumarse a
ella. Y es que, también se dijo, la política tiene sus tiempos y sus intereses
y, cercanas las elecciones, empieza a pensarse en lo demagógico que resul-
taría, por ejemplo, suprimir alguna orquesta, decirle a la gente que por ahí
se iba mucho dinero y que ya ven ustedes cómo al final sabemos gestionar.
Por eso preocupaba también a los programadores la consecución de la con-
tinuidad frente a la presencia de un personalismo que sólo tiene sentido en
tanto en cuanto colabora a ampliar el horizonte de un proyecto que debe
tender siempre a sucederse a sí mismo, a echar raíces en la comunidad.
Y para que todo ello tenga sentido la unanimidad se centró en lo
necesario de que el sector se agrupe sensata y eficazmente, de que par-
tiendo de una transparencia que contraste con la opacidad de sus cifras
—mal común a otros aspectos de nuestra industria cultural—, se llegue a
un diálogo continuo y organizado que acerque a todos los que trabajan
en la música: programadores, editores, agentes, creadores, intérpretes…
Añadamos, además, cosas más prácticas y que tienen que ver con la sen-
satez de la cultura y de los dineros, desde una presencia más habitual de
la música española en las programaciones de las orquestas a unos cachés
que tengan en cuenta cómo está el patio.
La crisis es general, no sólo española, pero daba la sensación escuchando
a las partes implicadas de que aquí el hilo se ha afinado demasiado y la ten-
sión pudiera romperlo en cualquier momento. Lo bueno, repetimos, en ese
encuentro de ExpoClásica es que nadie dejó de decir lo que pensaba, asumió
la realidad y la puso sobre la mesa. Sin paños calientes, sin falsas expectati-
vas y sin hacer del voluntarismo la máscara de un desastre anunciado.

2
303-Pliego 1_207-pliego 1 23/12/14 19:42 Página 3

OPINIÓN

La música extremada
ARTE EN LOS LÍMITES
Diseño
de portada
Argonauta
Foto portada:
Iñaki Zaldua

Edita: SCHERZO EDITORIAL S.L.


C/Cartagena, 10. 1º C
28028 MADRID
Teléfono: 913 567 622

WAYNE SHORTER
FAX: 917 261 864
Internet: www.scherzo.es
E mail:
Redacción: redaccion@scherzo.es
Administración: revista@scherzo.es
Presidente: Santiago Martín Bermúdez

U
REVISTA DE MÚSICA no de mis mejores recuerdos tadas, discontinuas, infalibles. Siendo
Director: Luis Suñén musicales de 2014 será el del ya tan viejo, y con sus fuerzas limita-
concierto que dio en noviem- das, Wayne Shorter tiene la prudencia
Redactor Jefe: Enrique Martínez Miura
bre, en el Auditorio Nacional de administrarlas. Pero esa limitación,
Edición: Arantza Quintanilla de Madrid, el cuarteto de Wayne Shor- que podría ser una insuficiencia, él la
Maquetación: Iván Pascual ter. El virtuosismo de cada uno de los convierte en una ventaja, en un rasgo
intérpretes es tan extraordinario como de estilo. Wayne Shorter hace, admira-
Secciones la manera en la que se conjugan entre blemente, de la necesidad virtud, y en
Discos: Luis Suñén sí, con esa intensidad máxima de inter- eso se parece a esos artistas supremos
Educación: Pedro Sarmiento y
conexiones que tiene algo de prodigio que saben volver a su favor exactamen-
Joan-Albert Serra neuronal, muy semejante al de un cuar- te todo lo que encuentran a mano: la
Jazz: Pablo Sanz teto de cuerda: el resultado de la con- escasez tanto como la abundancia, el
sumada maestría, y también de muchos vigor físico y la falta de salud, lo que a
Consejo de Dirección: Manuel García Franco, años de vida en común, de madurez ojos de otros parece inútil o irrisorio.
Santiago Martín Bermúdez, Barbara McShane, compartida, del aprendizaje de un arte, No es que Wayne Shorter siga tocando
Enrique Pérez Adrián, Pablo Queipo de Llano
Ocaña, Arturo Reverter
que no acaba nunca. Pero lo que más bien o muy bien a pesar de las limita-
me atrajo y me hizo reflexionar del ciones de la edad: es que extrae de
concierto fue la actitud del propio Way- ellas sorprendentes posibilidades
Departamento de publicidad ne Shorter, ese anciano lento y sabio expresivas que de otro modo no habría
Cristina García-Ramos (coordinación)
cristinaramos@scherzo.es de ahora que fue el joven talento des- alcanzado. Igual que en otras épocas
Magdalena Manzanares lumbrador del segundo gran quinteto aprovechó y exploró las posibilidades
magdalena@scherzo.es de Miles Davis, el de los años sesenta, de la elocuencia, ahora se concentra en
y unos años antes de los Jazz Messen- las del laconismo, revelándonos de
Relaciones externas: Barbara McShane gers de Art Blakey. paso lo que con frecuencia se nos olvi-
Suscripciones y distribución: Choni Herrera Tanto Blakey como Davis eran da, que hay tanto mérito en la máxima
suscripciones@scherzo.es maestros exigentes, individualidades simplicidad como las complejidades
Colaboradores: Cristina García-Ramos abrumadoras: Wayne Shorter se formó muy elaboradas, y que la falta de
y se midió con ellos. Que siendo tan medios puede ser una inspiración más
joven los dos líderes le confiaran las poderosa que la riqueza ilimitada.
Impresión
tareas de la composición es un indicio Incluso se podría decir que hay obras
GRÁFICAS AGA
Depósito Legal: M-41822-1985 de su temprana autoridad, de sus facul- maestras de la escasez como las hay de
ISSN: 0213-4802 tades formidables, que incluían un la sobreabundancia: Wagner o Mahler
dominio magnífico de los instrumentos aprovechan todas las dimensiones ya
que tocaba, el saxo tenor y el soprano. casi hipertróficas de la orquesta sinfóni-
Scherzo Editorial, S. L. , a los efectos previstos en el Wayne Shorter se hizo músico en una ca; Stravinski, en L’histoire du soldat y
artículo 32.1, párrafo segundo del vigente TRLPI, se
opone expresamente a que cualquiera de las páginas de era de saxofonistas torrenciales, y fue Petruchka, hace virtud extrema de la
Scherzo-Revista de música, o partes de ellas , sean tan capaz como cualquiera de ellos de escasez de medios y de instrumentos
utilizadas para la realización de resúmenes de prensa. grandes despliegues de fuerza física, causada por la guerra europea y crea
Cualquier acto de explotación (reproducción,
distribución, comunicación pública, puesta a disposición, tan infatigable en la respiración como una música de sonoridades secas y
etc.) de la totalidad o parte de las páginas de Scherzo- en la inspiración. ángulos cubistas. El gran rasgo de origi-
Revista de música, precisará de la oportuna autorización, Ahora, este último noviembre en nalidad del cuarteto sin piano de Gerry
que será concedida por CEDRO mediante licencia dentro
de los límites establecidos en ella.
Madrid, Wayne Shorter es un octogena- Mulligan no tuvo su origen en una
rio un poco encorvado, que camina sin decisión estética, sino en el hecho bien
separar mucho los pies del suelo, que prosaico de que el club de Los Angeles
© Scherzo Editorial S.L. toca sentado. Su vigor pulmonar ya no en el que iban a tocar era tan angosto
Reservados todos los derechos. es el que era: el cuarteto toca temas que no cabía en él ni un piano vertical.
Se prohíbe la reproducción total o parcial por ningún
medio, electrónico o mecánico, incluyendo fotocopias, muy largos, alguno de casi una hora, y
grabados, o cualquier otro sistema, de los artículos él los puntea de frases breves, entrecor- Antonio Muñoz Molina
aparecidos en esta publicación sin la autorización expresa
por escrito del titular del Copyright.

3
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 4

OPINIóN

Música reservata
O NAMELOSE FREUDE!

n el volumen X de la Encyclopédie (aparecido en 1765) comenzado y ya se asiste ahí a una toma de posición en

E se define la palabra mariage (matrimonio) como “unión


voluntaria de un hombre y una mujer contraída por per-
sonas libres”. Las referencias de tipo doctrinal no apare-
cen en la definición sino más adelante, en un amplio des-
arrollo que tiene tanto de religioso como de antropológico.
favor de la naturaleza apolínea del discurso: en ese instante
crucial Beethoven se manifiesta como militantemente anti-
rromántico. Como ya sucediese en la tormenta de la Sinfo-
nía Pastoral, un mismo tema (el que se asocia al inicio de la
lluvia) sirve luego para describir (en valores más largos) jus-
La fecha es significativa: Gluck estrenará la primera versión tamente, el reflujo de la tempestad. Lo que provoca el cam-
de Alceste dos años más tarde, y tanto Calzabigi, su libretista, bio de sentido narrativo no es tanto la aparente caída del
como Giacomo Durazzo, el director del teatro donde se pro- tempo sino, sobre todo, la diferente posición temporal del
duce la première, han sido amigos (y discípulo, en el primer motivo en tanto que inicio y clausura del fragmento. Del
caso) de Voltaire en París. Diecisiete años más tarde, el mismo modo, son los personajes y las palabras que cantan
emperador José II promulga la denominada Ehepatent, la ley lo que modifica aparentemente el sentido de una melodía
que regula lo que hoy denominamos matrimonio civil, que gloriosamente inmutable: nunca se habrá articulado sobre la
establecía para su validez legal tan práctica una reflexión tan radical
sólo el consentimiento de los cónyu- sobre la asemanticidad de la música
ges firmado con testigos ante un nota- como en este episodio memorable.
rio. El decreto provocó fuertes protes- Pero Fidelio es deudora de Mozart
tas de los sectores reaccionarios, pero también en otro aspecto aún más cru-
también contó con un apoyo artístico cial: su feminismo. Leonora se traviste
excepcional: Le nozze di Figaro, la para llevar a cabo acciones que, en
inmarcesible ópera mozartiana, estre- su momento, se consideraban como
nada un año más tarde. El amor con- masculinas, como empuñar un arma
yugal se establecía en el imaginario de contra el opresor (imagen que la, en
la sociedad burguesa potencialmente su día, celebrada interpretación de
revolucionaria como uno de los idea- Wilhelmine Schröder-Devrient queda-
les del pensamiento ilustrado. ría inmortalizada en un grabado
Así, no puede sorprender que famoso). La mujer que protagoniza la
Beethoven tome como tema para su única ópera de Beethoven no es ese
única contribución operística Léonore ser inestable y alienado de las óperas
ou l’amour conjugal, el libreto de belcantistas al que la frustración eróti-
Jean-Nicholas Bouilly que ya había ca sumirá en la insania, sino una figu-
sido transformado en ópera en tres ra activa que luchará por su amor con
ocasiones cuyo argumento, como se determinación y audacia. Un nuevo
sabe, parte de un hecho realmente arquetipo dramático se abre paso ahí,
acaecido en Paris en los Años del el de la mujer capaz de llevar la ini-
Terror: la esposa de René de Samblan- ciativa y enfrentarse a la adversidad.
cay se disfrazó de hombre para facili- Leonora no está lejos de Carmen, la
tar la huida de su marido condenado a mujer libertaria y proletaria, pero
muerte (el personaje equivalente a tampoco de la inolvidable Vienna de
Don Fernando era un oficial enviado por Robespierre apelli- Johnny Guitar (inolvidable encarnación, por cierto, de Joan
dado St. André). El ideal político de libertad y justicia resul- Crawford), el magnífico film de Nicholas Ray. Y la configura-
taba indisoluble de ese Eheliche Liebe que figura como subtí- ción vocal del personaje no es menos significativa: a Beetho-
tulo de la obra en su versión alemana. ven no le interesan las vocalizaciones acrobáticas (al último
Para Beethoven escribir una ópera no era un simple tra- Mozart tampoco: la Königin der Nacht es el personaje nega-
bajo alimenticio, sino una profesión de fe en los principios tivo de Die Zauberflöte), sino un canto expresivo, ocasional-
democráticos que la Revolución de 1789 había materializa- mente elegíaco, pero también un canto di forza, silábico,
do, y de ahí que la altura del empeño le obligase a plantear cuyos escasos, pero muy incisivos melismas, están ahí tan
la elección del código como un problema en sí mismo: al sólo para dar mayor realce y energía a la línea melódica,
elegir el Singspiel como género no solamente se entroncaba como se pone de manifiesto en la grandiosa escena (Komm,
con la línea mozartiana de Die Zauberflöte, sino que aposta- Hoffnung!) de la protagonista en el acto primero.
ba inequívocamente por un modelo de teatro popular autóc- Y como en Mozart también, la música litúrgica hace su
tono a través del cual pudiese hacer llegar su mensaje políti- aparición igualmente trasmutada en portaestandarte de un
co a un público mayoritario. Pero para Beethoven ese ideal mensaje laico y humanista: el sublime coro de los prisione-
político era inseparable de un ideal puramente musical: el ros O welche Lust!, exhibe la grandiosa simplicidad homofó-
sublime cuarteto Mir ist so wunderbar del acto primero es nica de un genuino coral que ha perdido su encarnadura
una proclama de la autonomía de la música más allá de los eclesiástica para configurar un himno en favor de la libertad
elementos argumentales que a través de esa música preten- política. La grandeza de Fidelio, a los dos siglos de su últi-
den trasmitirse. Los cuatro personajes expresan en sus res- mo y definitivo estreno, es la de todas las obras verdadera-
pectivos textos ideas contrapuestas que, paradójicamente, se mente grandes: rebasar su propio código y su tiempo histó-
encarnan en una misma línea melódica que se repite a través rico para proyectarse en un orbe intemporal que a todos
de las correspondientes entradas en canon: todo barrunto de concierne.
realismo ha sido abandonado en favor de reivindicar la
suprema libertad de la propia música. La obra apenas ha José Luis Téllez

4
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 5
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 6

CON NOMBRE PROPIO

CON NOMBRE PROPIO

6
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 7

C O N N O M BARG
E EPNRD
OAP I O
FRANCISCO ALONSO

Vuelve su Luna de miel en El Cairo

FRANCISCO ALONSO

F
rancisco Alonso (1887-1948) fue un hombre que hizo
lo que quiso desde su más tierna juventud. Huérfano
de padre y madre a los 21 años, gozó de una tempra-
na independencia económica y pudo dedicarse por
completo a lo que más le interesó: escribir música para el
teatro lírico popular de su tiempo. Después de unos pro-
metedores comienzos en los teatros andaluces, se estable-
ció en Madrid en 1911 y, tras darse a conocer componien-
do algunos cuplés que cantaron vedettes como Pastora
Imperio, Olimpia d’Avigny o La Bella Chelito, fue entrando
en los círculos de la lírica popular a través de escritores
como el granadino Antonio Paso y Enrique García Álvarez,
los editores Dotesio en plena expansión empresarial, y un
músico como Tomás López Torregrosa con quien firmó
algunas obras y su primer éxito: El bueno de Guzmán
estrenado por Loreto Prado y Enrique Chicote en mayo de
1913. En junio de ese año, murió Torregrosa dejando a
Alonso encaminado por la senda del éxito. Ya en solitario,
acertó con La boda de la Farruca en la temporada 1913-
1914 y con Música, luz y alegría en la temporada siguiente.
Al final de la década, Alonso era un compositor de éxito
que se había ganado el respeto del público y la confianza
de los empresarios pero, con el estreno de Las corsarias en
octubre de 1919, y su célebre Pasodoble de la banderita,
alcanzó un estatus distinto: el de fenómeno de la música
teatral española.
El resto ya forma parte de la historia de la zarzuela del
siglo XX: La bejarana (1924), escrita en colaboración con
Emilio Serrano, con su Pasodoble de los quintos; La calesera
(1925), su primer éxito en el formato “grande” de tres actos
en el que triunfó también con La parranda (1928), La pica-
rona (1930) y Me llaman la presumida (1935); pero su fuerte
seguirían siendo las piezas del género chico y era plenamen-
te consciente de ello cuando declaró: “Sé muy bien, y no me
quejo por ello, que críticos y público me han encasillado en
esa alegría y frivolidad que es eco del alma popular españo- público con obras mucho menos picantes que las que les
la y que la otra modalidad mía no logrará el pleno éxito sino habían dado tantos laureles y tantas perras en las décadas
a fuerza de años y de perseverancia”. Y así, sus mayores inmediatamente anteriores. La vía más transitable para llegar
triunfos en estos años estuvieron una vez en los dominios a este fin pareció entonces un tipo de comedia musical con
más frívolos del género arrevistado con obras como Las cas- libretos imaginativos y enredados, muy visual, con mucha
tigadoras (1927) o Las leandras (1931) —con su Chotis del ropa, humor blanco y un ojo puesto en el cine musical ame-
Pichi y el Pasacalle de Los nardos— que iniciarían y culmi- ricano. Alonso abrió camino en esta dirección con Doña
narían respectivamente el exitoso tándem formado por el Mariquita de mi corazón (1942), un grandísimo éxito que
compositor y la vedette argentina Celia Gámez quien con su revalidó al año siguiente con Luna de miel en El Cairo
voz aniñada, sus chisposos ojos negros y su cálido acento (1943), la obra de este género que con más fuerza se quiere
porteño sedujo a España entera. incorporar al repertorio vivo de la zarzuela después del éxito
Alonso pasó la Guerra Civil en Madrid componiendo que tuvo en su día y de que, cuarenta años más tarde, fuera
algunas obras que fueron estrenadas en los primeros años incluida en la docena de revistas seleccionadas y producidas
de posguerra como Rosa la pantalonera (1939) y Manuelita en 1985 por Televisión Española bajo la dirección de Fer-
Rosas (1941), una zarzuela en tres actos ambientada históri- nando García de la Vega y, ahora que ya es septuagenaria,
camente en la Argentina del siglo XIX con la que albergó la se vuelva a presentar muy renovada en el Teatro de La Zar-
esperanza de poder escapar del Madrid republicano para zuela, al lado de Lady be good de George Gershwin.
estrenarla en Buenos Aires. Acabada la guerra, el descoque
de obras como Las corsarias, Las castigadoras y Las Lean- Javier Suárez-Pajares
dras no tenía sitio en los férreos márgenes de la moral públi-
ca impuesta por el Estado franquista y los reyes de la escena,
que, con el permiso de Federico Moreno Torroba y Pablo Madrid. Teatro de la Zarzuela. 31-I/15-II. Alonso, Luna
Sorozábal, no eran otros que Jacinto Guerrero y el propio de miel en El Cairo. Gershwin, Lady be good. Director
Francisco Alonso, tuvieron que, de alguna manera, metamor- musical: Kevin Farrell. Director de escena: Emilio Sagi.
fosearse en los años cuarenta y tratar de satisfacer a su

7
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 8

AGENDA

CNDM
AGENDA ESTRENOS DE ALBERT GUINOVART Y
TOMÁS GARRIDO

D
os estrenos muy inte-
resantes aparecen en GUTIÉRREZ
la programación de ARENAS
enero del CNDM —
de quien surgió su encar-
go— en sendos conciertos
de alto atractivo. El día 12,
en el Museo Reina Sofía, el
Ensemble Opus 23, dirigido
por Andrés Salado, dará por
vez primera una obra de
Guinovart en homenaje a
Mozart, su Serenata Ama-
deus. Junto a ella, piezas de
Webern —Langsamer Satz—
, Cristóbal Halffter —Pour-
quoi?—, Alban Berg —Suite
Lírica— y Alfred Schnittke
—Moz-Art à la Haydn. El día
David Maroto

20, el dúo formado por


Adolfo Gutiérrez Arenas al
SALADO
violonchelo y Judith Jáuregui
al piano, se enfrentarán a
dos obras de gran repertorio
—las sonatas de Shostako-
vich y Rachmaninov—, la Madrid. MNCARS. 12-I-2015. Ensemble Opus 23.
recuperación de A tientas de Director: Andrés Salado. Obras de Webern, Halffter,
José Luis Greco y el estreno Guinovart, Berg y Schnittke. Auditorio Nacional. 20-I-
mundial de Sonata “De pro- 2015. Adolfo Gutiérrez Arenas, violonchelo; Judith
fundis” de Tomás Garrido. Jáuregui, piano. Obras de Shostakovich, Garrido,
Dos citas para no perderse. Greco y Rachmaninov.

Cuarteto, piano y voz


NACE LA BIBLIOTECA BÁSICA
DE ALIANZA MÚSICA

B
ajo la dirección de
Javier Alfaya, quien
prologa cada volumen,
Alianza Música presen-
ta su Biblioteca Básica, que
quiere ser el complemento,
en el mejor sentido de la
palabra, divulgativo, a su
hermana mayor. Y es que los
tres volúmenes aparecidos
hasta ahora han de servir
igual al neófito que al aficio-
nado de siempre pues su tra-
tamiento así lo permite. Para
ello se ha contado con tres
especialistas que hablan jus- una sociedad ilustrada, Jus- del texto, así como lo ajusta-
tamente de aquello que to Romero de El piano: do de su precio —16
dominan. Así, Cibrán Sierra 52+36 y Laia Falcón de La euros— hacen pensar en
es autor de El cuarteto de ópera. Voz, emoción y perso- que el éxito sonreirá a la
cuerda. Laboratorio para naje. Lo accesible y riguroso nueva colección.

8
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 9

AGENDA

20 años del CGI y 30 de SCHERZO


DUDAMEL, MAESTRO
DE CEREMONIAS

C
omo celebración del vigésimo aniversario
del Ciclo de Grandes Intérpretes y del trigé-
simo de la revista SCHERZO, Gustavo Duda-
mel actuará el día 20 en Madrid dirigiendo
su Orquesta Simón Bolívar. Un acontecimiento que
no ya ningún amigo del Ciclo o de la revista debie-
ra perderse —perdón por la confianza pero son ya
muchos años— sino al que todo melómano debie-
ra acudir. A las 22:30 —nunca es tarde si la dicha
es así de buena— los venezolanos ofrecerán en el
Auditorio Nacional un programa extraordinaria-
mente atractivo: la Quinta Sinfonía de Beethoven
y una selección de fragmentos orquestales de El
anillo del nibelungo de Richard Wagner.

Madrid. Auditorio Nacional. 20-I-2015.


Orquesta Simón Bolívar. Director: Gustavo
Dudamel. Obras de Beethoven y Wagner.
Harald Hoffmann

DUDAMEL

CDMyD
MAPA DEL PATRIMONIO MUSICAL EN ESPAÑA

E
l Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Músi-
ca (INAEM), a través de su Centro de Documentación
de Música y Danza (CDMyD), ha presentado su nueva
publicación electrónica Mapa del patrimonio musical
en España.
El proyecto tiene como objetivo ofrecer un directorio
con cerca de 360 instituciones de todo el territorio español
que tutelan este importante aspecto de nuestra cultura. Así,
el Mapa responde a diversas necesidades de información
que se les plantean a estudiosos y ciudadanos interesados en
el patrimonio musical: dónde se encuentra, cuáles son sus
fondos y colecciones, cómo se accede a ellos y qué biblio-
grafía especializada han generado la catalogación y el estu-
dio de éstos.
Para esta tarea se ha contado con la aportación de los
trabajos realizados por el Repertorio Internacional de
Fuentes Musicales (RISM-España), y de otros más recientes
como el proyecto Access to Music Archives (AMA-Grupo
español) de la Asociación Internacional de Bibliotecas Musi-
cales, Archivos y Centros de Documentación (AIBM / IALM),
dedicado a favorecer el acceso a los documentos de compo-
sitores, músicos, coros, compañías de ópera, conservatorios
de música, editores musicales.

9
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:36 Página 10

AGENDA

En el Ciclo de Grandes Intérpretes


PIERRE-LAURENT AIMARD: VIAJE AL ORIGEN

P
ierre-Laurent Aimard es un clásico ya en el Ciclo de
Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo. Uno de
esos pianistas que se ganan en respeto del público
sin hacer concesiones y que ha viajado en su camino
a la madurez desde el presente hacia el pasado, de los
grandes nombres de nuestro siglo hasta los que lo son casi
desde siempre. Pocos artistas del teclado pueden presumir
hoy de su versatilidad y de su capacidad para leer la histo-
ria de la creación musical como un continuo. El día 13,
Aimard nos ofrecerá su lectura del primer libro de El clave
bien temperado de Johann Sebastian Bach, es decir, una de
esas obras sobre las que hay que volver siempre.

Madrid. Auditorio Nacional. 13-I-2015. Pierre-Laurent Marco Borggreve


Aimard, piano. Bach: El clave bien temperado (Libro I). AIMARD

Del Liceu al Palau

LA ÓPERA SIGUE VIVA EN PERALADA

N
o sabemos durante probablemente la ópera se artístico del Festival Castell estímulo a los talleres del Alt
cuánto tiempo habría extinguido en Perala- de Peralada, Oriol Aguilà, Empordà en la fabricación
podrá mantener el da como lo hicieron los avanzó la programación líri- de la escenografía. Carlos
Festival Castell de dinosaurios de la faz de la ca de su próxima edición. Y Álvarez y Eva Maria Wes-
Peralada su apuesta por la tierra. Resulta mucho más la ópera sigue teniendo un tbroek completan el trío de
ópera. Estrenar una produc- rentable programar aconte- peso considerable. Desta- voces protagonistas y en la
ción y contratar a las mejo- cimientos con grandes figu- can tres espectáculos en el producción actuarán el Coro
res voces del circuito inter- ras del pop, con las estrellas apartado lírico: una nueva y la Orquesta del Gran Tea-
nacional dispara el presu- más mediáticas de la música producción de Otello encar- tre del Liceu bajo la direc-
puesto, y conviene recordar más popular, que montar go del festival al director de ción de Marco Armiliato.
que, a pesar de ser el mejor cualquier ópera del reperto- escena y escenógrafo Paco El regreso de Flórez al festi-
festival del ámbito clásico rio. Da menos quebraderos Azorín; un concierto lírico val tendrá lugar el 6 de
que se celebra en Cataluña, de cabeza y tiene efectos con el tenor Juan Diego Fló- julio: será un concierto bajo
es el que menos subvencio- muchos más beneficiosos rez; y un recital con el tenor la batuta de Espartaco Lava-
nes recibe y, mira por dón- en taquilla. De hecho, hay Klaus Florian Vogt. lle y consagrado esencial-
de, también es el único que otro gran festival en el vera- La gran ópera de Verdi, con mente a las grandes arias
estrena óperas cada año, en no catalán que hace exacta- el tenor estadounidense del repertorio francés, al
su mayoría de compositores mente eso, no se gasta ni Gregory Kunde en el papel que el tenor peruano ha
catalanes, y el único que ha un euro en la creación titular, se representará el 1 dedicado su último disco.
apoyado siempre a las actual, y encima recibe de agosto de 2015 en fun- Por su parte, Klaus Florian
voces y orquestas españo- generosas ayudas económi- ción única: no hay presu- Vogt debutará en Peralada
las, con hechos y convic- cas de un gran banco que puesto para hacer dos fun- con un recital en un marco
ción en el valor de la cante- no parece demasiado inte- ciones. Los más veteranos mucho más íntimo, la Igle-
ra. Lo decimos porque, des- resado en la difusión de la recordarán la primera repre- sia del Carmen, programa-
de hace un par de años, en música clásica y la ópera. sentación de Otello en Pera- do el 31 de julio. Tres
círculos cercanos al festival Pero, al menos de momen- lada, hace 25 años, con Plá- apuestas, y no serán las
ampurdanés se escuchan to, quienes profetizan cido Domingo y la dirección únicas, en un festival que,
voces de alarma sobre el negros tiempos para la lírica musical de Valeri Gergiev pese a quien pese, contra
futuro de la ópera en su en el festival ampurdanés en una producción de la viento y marea, sigue
programación: digámoslo deberán hacerlo en voz Royal Opera House. Ahora teniendo en la ópera su
abiertamente, sin el empeño muy baja, porque el pasado vuelve en una producción principal seña de identidad.
y la pasión de su presiden- 16 de diciembre, anticipán- propia, más modesta si se
ta, Carmen Mateu de Suqué, dose a todos, el director quiere, pero que sirve de Javier Pérez Senz

10
303-Pliego 1_207-pliego 1 22/12/14 12:37 Página 11

AGENDA

Con la ONE
PEHLIVANIAN Y BRUEGGERGROSMAN: ESTRENO Y MÁS

L
a presencia de George Pehlivanian supuso en los años
más duros de la ONE un soplo de aire fresco. Con el
tiempo, y esa tendencia al olvido que nos caracteriza a
veces, Pehlivanian parecería un tanto amortizado por
un público que, en Madrid y al frente de la ONE, tendrá la
ocasión demostrar que sigue siendo un maestro muy a tener
en cuenta. Su programa posee el interés de la originalidad:
Pacific 231 de Honegger, Tapias, concierto para trombón y
orquesta de Francisco Coll —estreno y encargo de la ONE
con Juan Carlos Matamoros como solista— y la Sinfonía nº 3
de Góreki, en la que intervendrá la estupenda soprano cana-

BRUEGGERGROSMAN
diense Measha Brueggergrosman.

PEHLIVANIAN
Madrid. Auditorio Nacional. 16, 17 y 18-I-2015.
Measha Brueggergrosman, soprano. Orquesta
Nacional de España. Director: George Pehlivanian.
Obras de Honegger, Coll y Goreki.

Rossiniana
LAS SABIAS DIVAGACIONES
DE ALBERTO ZEDDA

T
res hurras por la Editorial Turner que, en su colección
Turner Música, publica, en traducción de Carlos Alon-
so Otero, las Divagaciones rossinianas de Alberto Zed-
da, es decir, de uno de los más grandes expertos de
siempre en el Cisne de Pésaro. Un experto enamorado del
objeto de su estudio desde 1956, desde aquel primer Barbie-
ri, a partir del cual nos ha sabido explicar a su autor con
pasión e inteligencia. Desde ese conocimiento ancho y pro-
fundo, Zedda se explaya sobre su Rossini más personal, los
aspectos de su personalidad y de su obra que le interesan
especialmente. Y lo hace con un lenguaje que une la erudi-
ción y la conversación con ese aficionado un poco cómplice
con el que quiere compartir esa felicidad tan especial que
une a los rossinianos que en el mundo son. Un admirable
conjunto de reflexiones por parte de uno de esos músicos a
los que de verdad cabe aplicarles esa palabra a veces tan
gastada: maestro.

Alberto Zedda: Divagaciones rossinianas. Traducción


de Carlos Alonso Otero. Turner, Madrid, 2014. 258
páginas. 23 euros.

11
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 12

ACTUALIDAD
BARCELONA

ACTUALIDAD Excelso reparto vocal

REINAS CELOSAS SON PELIGROSAS


Gran Teatro del Liceo. 19-XII-2014. Donizetti, Maria Stuarda. Joyce DiDonato, Silvia
Tro Santafé, Javier Camarena, Michele Pertusi, Vito Priante, Anna Tobella. Director
musical: Maurizio Benini. Directores de escena: Patrice Caurier, Moshe Leiser.

A. Bofill
La ópera Maria Stuarda
BARCELONA
es un caso de “batalla de
reinas”, celosa y furibun-
da una, orgullosa la otra,
enfrentadas por el amor
de un mismo hombre.
Centrada en la figuras de
Isabel I de Inglaterra y
Maria Estuardo, reina de
Escocia, argumentalmente la
obra presenta una tergiversa-
ción grave de  la verdad his-
tórica. Teatralmente es un
dramón imponente debilita-
do por un final premioso
NACIONAL

que lastra dramáticamente la


obra. Al final, tras tres cuar-
tos de hora despidiéndose
de unos y de otros, el espec-
tador suele acabar deseando
que, por el bien de todos y
especialmente del arte del
teatro, le corten la cabeza de
una vez a aquella pobre des-
dichada. Musicalmente, Ma-
ria Stuarda es belcantismo
químicamente puro y de alta
exigencia fruto de un Doni-
zetti en pleno dominio del
oficio y del estilo.
A Maria Stuarda sólo la
sostiene el canto, no hay otra Javier Camarena, Joyce DiDonato y Silvia Tro Santafé en Maria Stuarda
opción, un canto que debe
ser de primerísimo nivel. En voz y de temple y garra en el bien el coro en todas sus
la Maria Stuarda que se pre- personaje de Elisabetta y intervenciones.
sentó en el Liceo, el reparto supo dotarlo de toda la mal- El montaje, una copro-
era, sobre el papel, óptimo y dad, celos y odio que necesi- ducción del Liceo con varios
acabó resultando ideal, casi ta. El personaje de Roberto, teatros, el Covent Garden,
excelso. Joyce DiDonato, Conde de Leicester, el objeto entre ellos, con dirección
conocedora en profundidad del deseo de las reinas escénica de Patrice Caurier y
del papel de Maria Stuarda enfrentadas, es un papel Moshe Leiser, presenta
está en un gran momento ingrato pues, siendo de alta demasiados altibajos para ser
vocal y superó con belleza exigencia vocal, ofrece pocas globalmente buena y combi-
de sonido, gran control de la oportunidades de lucimiento na finos detalles en la direc-
respiración y de la emisión y al solista. El tenor Javier ción de actores y aciertos en
facilidad para las agilidades Camarena las aprovechó la compleja dramaturgia de
los innumerables escollos de todas y firmó una actuación la escena final, con errores,
una partitura extensa. Ella sobresaliente. soluciones sin gracia y algún
fue la gran triunfadora. Algu- Totalmente convincentes despropósito, no siendo el
nos puristas objetaban que y suficientes Michele Pertusi, menor de ellos hacerle can-
en algunos pasajes se le Vito Priante y Anna Tobella tar un aria dificilísima a Maria
hubiera adaptado la partitura en los papeles de Talbot, Stuardo peligrosamente
un semitono y en algún caso Lord Cecil y Anna Kennedy encaramada en una silla o
un tono entero. Forma parte respectivamente. hacer que Elisabetta, presa
de la tradición interpretativa Tuvo gran merito en el de incontenible furor erótico,
del papel que si lo canta una éxito redondo de la repre- se abalance sobre Leicester y
mezzosoprano se adapte. No sentación la dirección sabia, lo empiece a desnudar en
cabe la objeción. perfectamente belcantista, escena.
La valenciana Silvia Tro meciendo las voces, del vete-
Santafé estuvo muy bien de rano Maurizio Benini. Muy Xavier Pujol
12
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 13

ACTUALIDAD
BADAJOZ / BARCELONA

El concierto mozartiano por Perianes y Albiach

IMPERFECTO, PERO POÉTICO


Palacio de Congresos. 18-XII-2014. Javier Perianes, piano. Orquesta de Extremadura. Director:
Álvaro Albiach. Obras de Mendelssohn y Mozart.
BADAJOZ

Volvía después de varios Mendelssohn, aristada y rica


años Javier Perianes a en colores, y en la segunda
colaborar con la Orques- parte insistió en un Mozart de
ta de Extremadura, y lo articulaciones bien marcadas
hacía en un momento en y fraseo ágil, incluso algo ner-
el que el pianista andaluz vioso, en un Don Giovanni
ÁLVARO ALBIACH

vive un instante especial- adecuadamente dramático,


mente álgido de su brillante que se hizo un tanto atrope-
y prestigiosa trayectoria y el llado en el inicio de la Sinfo-
conjunto que dirige Álvaro nía nº 39 para remansarse en
Albiach se consolida como un Andante al que le faltó un
una formación compacta y toque de sutileza en los mati-
capaz. El Concierto nº 23 de ces para alcanzar esa entraña
Mozart quedó algo perjudi- poética tan típica de Mozart.
cado por un piano sordo, Perianes pudo lucir el lirismo lado, acaso algo rígido al Estupendo y enérgico minue-
que provocó frecuentes pro- y la flexibilidad de su fraseo, principio y con imprecisio- to como puerta a un final bri-
blemas de equilibrio entre la el control del tempo de la nes ocasionales de algunos llante, en el que la OEX mos-
orquesta (que acaso, para obra y su admirable capaci- atriles en el final. Un Mozart tró buen empaste, claridad y
ayudar, podría haber reduci- dad para matizar dinámicas imperfecto, pero con apreciable densidad sonora.
do un poco la cuerda) y el en las gamas más leves, lo momentos bellísimos, de Nuevo éxito de público en el
solista. Fue en cualquier caso que llevó a límites extremos calidez y emotividad muy Palacio de Congresos pacen-
una versión muy poética, en su hermosísima propina cercanas al público. se que parece afianzar el
que destacó principalmente (una de las Piezas líricas de El concierto había empe- papel de la orquesta en la
en el ensoñador Adagio cen- Grieg, materia de su próximo zado con una exaltada y agi- sociedad extremeña.
tral, justo allí donde el instru- disco). Albiach acompañó tada versión de la obertura de
mento ganó protagonismo y con un lenguaje bien articu- Las bodas de Camacho de Pablo J. Vayón

Retiro de una gran cantante

EL ADIÓS BARROCO DE DESSAY


Barcelona. Liceo. 22-XI-2014. Natalie Dessay, soprano; Christophe Dumaux, contratenor.
Le Concert d’Astrée. Directora: Emmanuelle Haïm. Obras de Haendel.
A. Bofill

L
a musicalidad de Natalie musicalidad y buen gusto en
Dessay hizo posible que las ornamentaciones que por
su concierto en el Liceo, el volumen de su voz, muy
en el marco de su gira mun- bien manejada, pero con gra-
dial de despedida fuera una ves muy pálidos.
emocionante velada barroca Le Concert d’Astrée lució
consagrada a las mejores un sonido bello y natural,
arias y escenas de Giulio con el que Haïm recrea
Cesare. Los contratiempos de magistralmente el virtuosis-
salud que ha padecido en los mo, la transparencia y la ten-
últimos años han dejado sión dramática que anima el
huella en su voz, pero la lenguaje de Haendel. Brilla-
expresividad y la emoción ron la pureza y el limpio
del canto siguen intactas. De sonido del concertino David
entrada, Dessay contó con el Plantier, y la elegante finura
respaldo de Emmanuelle Natalie Dessay y Emmanuelle Haïm en el Tearto del Liceo del flautista Sébastien Marq
Haïm, al frente de su exce- en las danzas de la Suite nº 3
lente orquesta, Le Concert la flexibilidad de Haïm, que des arias —la interpretación de la Música acuática; el
d’Astrée, y el contratenor respira con las voces, cuida de Piangerò fue sublime— y único problema es que, este
Christophe Dumaux, con las dinámicas y mima las dio vida teatral a los recitati- tipo de sutilezas y filigranas
quienes ha interpretado la voces. vos con incisividad. La mayor no resultan muy audibles en
gran ópera de Haendel en Dessay pasó apuros en la parte del programa corrió a una sala tan grande como el
París y Nueva York en el emisión y el control del fiato, cargo de Christophe Liceo.
papel de Giulio Cesare. pero alcanzó momentos de Dumaux, excelente cantante
Impresiona la naturalidad y magia expresiva en sus gran- que convenció más por la Javier Pérez Senz

13
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 14

ACTUALIDAD
BILBAO

Temporada de la BOS

ALTOS VUELOS
Palacio Euskalduna. 20-XI-2014. Cuarteto Juilliard. Sinfónica de Bilbao. Director: Erik Nielsen. Obras de
Martinu, Elgar y Dvorák. 14-XII-2014. Nemanja Radulovic, violín. BOS. Director: Michal Nesterowicz.
Obras de Luc, Chaikovski y Grieg.
BILBAO

Martinu es un compositor elegancia que le es propia, enfrentarse a la música, así


muy poco programado una elegancia que proyectó se trate de una obra de la
en nuestras salas de con- con idéntica eficacia sobre la envergadura del Concierto
ciertos y uno de los gran- Introducción y Allegro para de Chaikovski, al que llegó a
des logros del primero de cuarteto y orquesta, op. 47 privar de su esencia dramáti-
estos dos conciertos fue (1905) de Elgar. Erik Nielsen ca. Le salvan una técnica
hacernos ver el error que será el próximo titular de la apabullante y un fabuloso
cometemos al olvidarnos de BOS y confirmó que de sus sentido del canto que, cuan-
su música. La Bagarre (1926) manos se puede esperar lo do sale a la luz, ofrece al
es una exuberante obra pari- mejor: llevó a la orquesta por gran músico que puede lle-
sina que flirtea con varias la senda de la claridad, la gar a ser. Para las dos suites
influencias (desde Stravinski precisión y el fraseo expresi- de Peer Gynt de Grieg va
hasta el jazz) y que lanza, vo, logrando de la Octava de pasando el tiempo y en sus
sin romper drásticamente Dvorák muy alto vuelo en melodías comienzan a verse
con ella, feroces ataques lirismo y en profundidad. síntomas de cansancio, pero
sobre la armonía tradicional. Hu es una bella obra de Michal Nesterowicz supo
El Concierto para cuarteto y María Eugenia Luc que des- ERIK NIELSEN encontrar la fórmula del liris-
orquesta, H. 207 (1932) tiene pliega lentas y serenas olea- mo inmediato para mostrar
más clara su voluntad de cru- das sonoras sin que determi- Radulovic, una de las nuevas que toda buena música (y la
zar el romanticismo para nadas tensiones interiores caras de la Deutsche Gram- de Grieg lo es) merece enve-
buscar las raíces del concer- amenacen su continuidad. mophon, un violinista extra- jecer con dignidad.
to grosso. Lo tocó el histórico Con todo, la estrella de la vagante en su puesta en
Juilliard String Quartet con la noche era el serbio Nemanja escena y en la forma de Asier Vallejo Ugarte

Moreno Esquibel/Teatro Arriaga


Farinelli y doña Bárbara

MENA Y EL CANTO PURO


Bilbao. Teatro Arriaga. 26-XI-2014. Carlos Mena, contratenor.
Mensa Harmonica. Obras de Marcello, Sarro, Vinci y Scarlatti.

F
ue una alegría volver a de dos de los géneros medu-
escuchar a Carlos Mena lares de la época, la ópera y
en el Arriaga, un teatro la cantata, una y otra repre-
que visita con asiduidad y en sentadas por nombres que
el que es siempre bien reci- han llegado con buena salud
bido. Sabemos que no levan- a nuestros días.
ta tantas pasiones como El más importante puede
otros colegas de su cuerda, ser Domenico Scarlatti, que
Jaroussky a la cabeza, pero mantiene su aura mítica por
la musicalidad, la elegancia su extraordinaria colección
en el canto, la voz limpia y de sonatas para clave, pero
esmaltada, la sobriedad su música vocal se ve igual-
expresiva y la pureza estilís- mente revalorizada con el
tica hacen de él uno de los tiempo. En su cantata Doppo
primerísimos contratenores lungo servire y en su termi-
de la actualidad. Lo demos- nal Salve Regina, compuesto
tró con creces en este recital en los últimos días de su
dedicado a la música vocal vida, tiene instantes de enor-
del setecientos italiano, que me fuerza expresiva que
clavaba su mirada en Carlo Mena supo prender desde la Para la ópera comparecieron Mena, ante partituras que
Broschi, Farinelli, y en la línea, el fraseo y el acento, los “napolitanos” Domenico retan al más estilista de los
herencia musical que recibió valores del canto puro. En la Sarro (Il Valdemaro) y Leo- estilistas, lució en ellas color,
de Bárbara de Braganza. De cantata Fonti, voi che al mio nardo Vinci (Il Catone in Uti- reguladores, matices y la
esa forma, Mena, junto a cin- pianto de Benedetto Marce- ca) y sus ideas claras sobre impecable coloratura de los
co estupendos músicos de llo (eterno secundario del el sentido del melodrama, grandes.
Mensa Harmonica, pudo barroco italiano) hay tam- revitalizadas tras el impulso
celebrar la plena actualidad bién música de alta calidad. de Alessandro Scarlatti. Asier Vallejo Ugarte
14
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 15

ACTUALIDAD
BILBAO / LA CORUÑA

Fundación BBVA

ÁNGELES, TRENES, NENÚFARES…


Bilbao. Edificio San Nicolás del BBVA. 16-XII-2014. Cuarteto Bretón. Zuriñe Gerenabarrena,
electroacústica. Obras de Saariaho, Crumb, Quislant y Reich.

S
e llenó el palacete de San las obras de cámara más céle- evidencias de su respeto pro- tidos a un continuo flujo de
Nicolás para escuchar al bres de la posguerra, una de fundo a la música del pasado. tensión, espacio propio en la
Cuarteto Bretón en un esas piezas que marcan la Black Angels, impresionante obra, pero es el uso del ruido
programa de extraordinaria modernidad de una época en en disco, muestra su verdade- de trenes de los años treinta y
potencia. Lo abría Nymphéa la que las técnicas instrumen- ra dimensión cuando se escu- cuarenta (sirenas incluidas),
(1987), de Kaija Saariaho, tales tradicionales comenza- cha en vivo. sumado al empleo de voces
obra de delicada sensualidad ban a agotarse y se trataban Lo mismo se puede decir humanas grabadas en tiem-
que se ve embestida por ven- de redefinir los límites del de Different Trains (1988), de pos del Holocausto, lo que
davales que llevan la música material musical. Crumb juga- Steve Reich, otro gran clásico confiere a la obra un peso
al borde del paroxismo. Bajo ba a placer con los susurros, de las últimas décadas. El abrumador. El bilbaíno Javier
el subtítulo Jardín secreto III, con el sonido de los insectos, Bretón, respaldado por la Quislant, con su interesante
busca evocar la imagen “de la con las estridencias de la electrónica de Zuriñe Gerena- Erinnerungs. Vermögen
estructura simétrica de un cuerda, pero también con los barrena, lo recreó con total (2013), se hizo un sitio entre
nenúfar, flexible, flotando en ecos medievales, con los rit- contundencia. Los procesos tres figuras gigantescas de la
el agua y transformándose”. mos de danzas macabras, con graduales que identifican en creación contemporánea.
George Crumb creó con los cantos rituales y con la buena medida el estilo del
Black Angels (1970) una de poética del lied alemán como norteamericano tienen, some- Asier Vallejo Ugarte

Ciclo de la OSG

MÚSICA DIABÓLICA
Palacio de la Ópera. 21-XI-2014. Pekka Kuusisto, violín. Sinfónica de Galicia. Director: Dima Slobodeniouk.
Obras de Grieg, Fagerlund y Sibelius. 5-XII-2014. Nemanja Radulovic, violín. OSG. Director: Michal
Nesterowicz. Obras de Chausson, Ravel, Pagès y Elgar. 12-XII-2014. Elisabeth Leonskaia, piano. OSG.
Director: Dima Slobodeniouk. Obras de Mozart.
LA CORUÑA

En la primera suite del las necesita: es un espléndi-


Peer Gynt —la que se do artista. La obra de Pagès,
toca casi siempre—, la Desde el fondo del espejo, de
orquesta estuvo espléndi- tímbrica interesante, muy en
da; de manera especial, línea con las tendencias
los arcos en una Muerte compositivas actuales. Lo
de Aase intimista, casi mejor fue sin duda la precio-
susurrada. Magnífico tam- sa versión de las Variaciones
bién el largo crescendo con Enigma, de Elgar, premiada
que se describe la mansión por los oyentes con una ver-
del Rey de la Montaña. Músi- dadera aclamación.
ca diabólica, como el bis que El monográfico de
ofreció Kuusisto, la transcrip- Mozart hubiera requerido
ción de una endiablada pieza mayor exquisitez expresiva y
popular finesa denominada elegancia en el fraseo, tanto
con toda propiedad, Polca en la obertura de Così fan
del Demonio. El joven intér- tutte como en la interpreta-
prete, soberbio; también, ción de la Sinfonía Júpiter.
orquesta y batuta; pero el Elisabeth Leonskaia y Dima Slobodeniouk con la Sinfónica de Galicia Las tuvo, en cambio, en el
extenso concierto de Fager- Concierto para piano nº 25,
lund, intitulado Darkness in ra de la Segunda Sinfonía de contrastes violentos y exce- tal vez contagiados, rector y
Light, tiene menos luces que Sibelius remató la velada. sos en los decibelios para agrupación, por la maravillo-
tinieblas. Versión espectacu- Nesterowicz es uno de lograr más brillo que enjun- sa lectura que realizó Elisa-
lar de una obra de dificultad los más cualificados directo- dia. El bello Poema, de beth Leonskaia, quien
extrema. Maravilloso instru- res emergentes; pero no fue Chausson, estuvo más equili- correspondió al entusiasmo
mento (Guadagnini, 1752), y éste su mejor concierto en La brado que una Tzigane muy del público con una bellísi-
excepcional actuación de Coruña. A una orquesta desajustada debido al tempo ma interpretación del Allegro
violinista —Kuusisto es el como la Sinfónica de Galicia imprevisible (incluso, tratán- assai de la Sonata nº 12 en fa
dedicatario de la partitura—, es preciso extraerle todo el dose de música cíngara) de mayor, K. 322.
agrupación y director. Una refinamiento sonoro de que un violinista al que sobran
muy bella, apasionada lectu- es capaz y no buscar con ella las extravagancias porque no Julio Andrade Malde

15
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 16

ACTUALIDAD
MADRID

Jornadas brittenianas

MORIR, DORMIR…
Teatro Real. 18-XI-2014. Ian Bostridge, tenor. Sinfónica de Madrid. Director: Alejo Pérez. Obras de Britten. 19-XI-
2014. Britten, Muerte en Venecia. John Daszak, Leigh Melrose, Anthony Roth Costanzo, Tomasz Borczyk, Duncan
Rock, Itxaro Metxaka, Vicente Ombuena. Director musical: Alejo Pérez. Director de escena: Willy Decker.
Escenografía y figurines: Wolfgang Gussmann. Iluminación: Hans Toeltsede.
MADRID

Javier del Real


En teatro, en ópera, es Un día antes tuvimos la
raro ver retratos de la suerte de presenciar un pro-
subjetividad; sin duda es grama Britten de semejantes
difícil si no nos ayudamos características en lo vocal y
con alucinaciones, sue- dramático de las líneas, hora
ños, cosas así. Muerte en y media del mejor Britten, el
Venecia, con la delicadeza de de los Cinco Cánticos com-
sus líneas, el hondo dramatis- puestos a mucha distancia
mo nunca enfático, es una temporal uno de otro (de
ópera con elementos subjeti- 1947 a 1974, toda una vida
vos, de ahí que el canto y lo artística); y el Nocturno op.
visual se complementen, y el 60. No es precisamente el
primero ceda a menudo al Britten más conocido. La suti-
segundo la primacía escéni- leza de línea y acompaña-
ca. Para darlo en escena hace mientos es gemela de la de la
falta un excelente director, ópera comentada. Bostridge
pero sabemos que las acota- capitaneó un equipo marca-
ciones pueden dar lugar a lo John Daszak y Leigh Melrose en Muerte en Venecia de Britten do por el exquisito gusto de
contrario, el arbitrio del las líneas vocales y el apoyo
entrometido. Por suerte, embargo traduce con rigor el papel permite por su omni- eficaz en los sentidos dramá-
Willy Decker, en la produc- viaje a la muerte. La puesta presencia vocal y sobre todo ticos de los poemas que, en
ción que viene al Real desde está llena de detalles; por escénica: canta mucho, y los Cánticos, se basan en la
el Liceu de Barcelona, tuvo el ejemplo, Gussmann junta “la está siempre ahí, porque la Biblia, una mistery play, Edith
talento de ahondar en la cri- canalla” en un grupo, siem- acción y las situaciones son Stiwell y Eliott.
sis de Eschenbach entre pre, y en esto en rigor obede- subjetivas, es Aschenbach Fueron dos partes, la pri-
impotencia creativa, sentido ce a la partitura, al chispean- quien mira y quien ve. Das- mera con la maestría de Bos-
exaltado de la belleza, deca- te acompañamiento que así zak, además de excelente tridge acompañada por el
dencia física, homosexuali- parece marcarlo: peluquero, tenor que te hace olvidar gran pianista Julius Drake,
dad latente o manifiesta, via- vendedoras, mendigos, musi- que este papel era para Peter mas también con Costanzo y
je iniciático (iniciático del kanten siempre aparecen Pears (no siempre te lo Rock, ya mencionados por la
final de una vida, que tam- juntos, nunca en su función hacen olvidar) es un actor de ópera, y el acompañamiento
bién requiere aprendizaje), individual. El movimiento una vez. Salvo que conside- del arpa de Michaele Grana-
que Thomas Mann dio a su escénico y la coreografía de remos que el antagonista es dos y la trompa de Fernando
manera, Visconti tradujo a la Klaus Bertisch cobraban tras- Tadzio (Tomasz Borczyk, Puig. Una primera parte
suya y Britten vertió en una cendental importancia en la papel mudo), el antagonista asombrosa, exquisita (tam-
partitura en la que la línea propuesta teatral. en rigor es múltiple, y ahí bién), intimista, que se vio
vocal es firme, a veces inclu- Alejo Pérez, director brilló por voz y por histrio- equilibrada en calidades por
so monótona, en la que se le argentino de excelente carre- nismo Leigh Melrose. el Nocturno, para voz y siete
priva al protagonista de un ra, fue un maestro concerta- Anthony Roth Costanzo fue instrumentos y cuerdas (un
antagonista (Visconti buscó dor espléndido, definidor de una hermosa voz de Apolo total de veinticuatro músi-
el amigo respondón del situaciones, pero con la obli- en una de las escenas en que cos): de Shakespeare a She-
músico, que no literato; gada discreción de esta parti- Gussmann se toma más lley y Keats, de Tennyson a
Myfanwy Piper se centra en tura que huye del acento, de libertades (economía de Coleridge y Wordsworth, más
el soliloquio, las “visiones”, la lo notorio, con lo que puede medios, renuncia a visualizar Middleton y, en fin, el llorado
hostilidad del medio) y en el ganarse mucho en sentidos y el agon), mientras Duncan Owen… Aquí, Alejo Pérez
que el foso desprende un menos en aplausos (aunque Rock, Itxaro Mentxaka y subió desde el foso y se per-
paisaje sonoro tan límpido y ese día el maestro los reci- Vicente Ombuena, entre mitió la misma hazaña de
tan penetrante al tiempo que biera con generosidad por otros intérpretes de un muy refinamiento y sentidos múl-
el aficionado precisa de más un público que había sabido buen reparto, enriquecieron tiples de su Muerte en Vene-
de una lectura para penetrar penetrar en la propuesta). Si con sus voces y talento escé- cia. Una maravilla de con-
algo en el mundo de esta la palabra sutil no estuviera nicos una obra de teatralidad cierto. Ambas sesiones, días
obra del final de la vida del tan desgastada y tuviera tan- increíble (increíble por la antes de Navidad, eran ya
compositor. Decker, con una tos sentidos… Alejo Pérez es escasa teatralidad aparente una fiesta. Distinta, sin duda,
escenografía bella, sabia y sutil como un poema de del material de partida). En a la los aledaños del Teatro
muy sencilla de Gussmann, Omar Jayán. Por decirlo así. fin, uno de los más hermosos Real, una vez más ajeno a la
mueve la acción lejos del Muerte en Venecia es espectáculos del Real desde realidad real, ay, pobres de
tópico o el icono venecianos obra de un protagonista solo, su reapertura, y que conste nosotros, aficionados.
y consigue una secuencia y John Daszak dio de sí que ha habido muchos,
ágil, dinámica, que sin mucho más de lo que este muchos. Santiago Martín Bermúdez
16
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 17

ACTUALIDAD
MADRID

En Romeo y Julieta de Gounod en versión de concierto

ALAGNA VUELVE AL REAL


Madrid. Teatro Real. 20-XII-2014.. Sonya Yoncheva, Roberto Alagna, Marianne Crebassa, Joan-Martín Royo,
Roberto Tagliavini, Diana Montague. Orquesta y Coro del Teatro Real. Director: Michel Plasson. Gounod,
Roméo et Juliette (versión de concierto).

Javier del Real


lagna es un convincente lente ejecución de su delicio-
actor, faceta aún pen- sa cancioncilla. Tagliavini dio
diente de demostrar en mucha presencia vocal al
el Teatro Real, donde ha fraile, pese a algunas notas
regresado otra vez en con- graves que resultaron menos
cierto. Con la voz más pesa- sonoras que el resto de la
da y menos flexible mas gama; Montague demostró su
siempre hermosa, uniforme, clase en su insignificante
seductora y ahora más poten- cometido. El resto del equi-
te, triunfó como el joven ena- po, en general, estuvo a la
morado veronés, dejando altura de lo necesario: Toni
imperecederos momentos de Marsol (Grégorio), Damián
satisfacción en su página del Castillo (Paris), Antonio
solista donde se entregó a Lozano (Benvolio), algo
fondo, y en un acto final menos el inseguro Capulet
especialmente intenso. Hasta de Laurent Alvaro. Merecen
el punto de rozar, tal fue la destacarse el sobresaliente
entrega, el accidente vocal. Tybalt de Mikeldi Atxalanda-
Alagna es un cantante de baso y el Duque de Fernando
esencia romántica y Roméo Radó. Plasson, que eligió
es un personaje que sigue entre las cuatro posibles la
estando a su medida. Yon- Michel Plasson, Sonya Yoncheva y Roberto Alagna en Romeo y Julieta partitura original de 1867, es
cheva es una Juliette trabaja- una autoridad en este reper-
da ya en escenarios, inclu- del vals del inicio y de los ces ocasiones para que un torio, de ahí que su lectura
yendo algunos fragmentos de esplendores líricos de los cantante se luzca. Martín- fuera impecable de concepto
la ópera grabados en compa- dúos al dramatismo final (el Royo ofreció una digna bala- y magnífica de resultados, en
ñía de Grigòlo. Con la voz aria del veneno fue abrevia- da de la Reina Mab y estuvo los que colaboraron tanto la
rica, homogénea y con espe- da). Aunque es la pareja algo apurado en los instantes orquesta como el coro. El
cial brillo aunque a veces con amorosa quien carga con el previos a la muerte de Mer- éxito fue incuestionable.
algún sonido chirriante, pasó mayor peso de la obra, otros cutio. Crebassa, vestida a lo
sin problemas de los alardes personajes cuentan con fuga- Lady Gaga, logró una exce- Fernando Fraga

Ciclo de la ORCAM

JORNADA BRAHMSIANA
Madrid. Auditorio Nacional. 1-XII-2014. Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid. Director:
Christoph Poppen. Obras de Brahms.

R
edundando un poco — pretaban estas obras por pri- a la algarabía en la cita del ción, desprovisto en general
era lógico— en sus pro- mera vez, y hay que decir Gaudeamus. Las treinta y de magnitud el primer tiem-
pias y acertadas notas al globalmente que Brahms no siete voces dispuestas en el po. Sí se estuvo bastante cer-
programa (lástima ese “con- es su especialidad, o no lo es coro dieron rendimiento ca del logro de la cualidad
civió” que se deslizó, ¡ojo al menos bajo esta batuta. excelente en los nueve Lie- rapsódica en el Andante sos-
con la ortografía!, en el Porque la de Poppen se mos- beslieder Walzer arreglados tenuto, con la señalada cola-
comentario a los Walzer) y tró tan competente como la por el compositor a partir de boración de la concertino
que no es su culpa, nuestro de docenas de directores ale- las dos series Op. 52 y 65. Anne Marie North, resultan-
compañero José Luis Pérez manes en este repertorio, Fue en la obra grande, en do un tanto desmayado el
de Arteaga hizo una cumpli- pero sin ninguna cualidad la Sinfonía nº 1 del composi- Un poco Allegretto e grazio-
da introducción verbal al que le aparte de la correcta tor de Hamburgo donde, so, quedando de realce que
concierto, con la maestría y generalidad. para quien firma, se pusieron no es Poppen director que
gentileza de volcar hacia el Pero vayamos por partes. en evidencia las fisuras de trabaje especialmente el
director de la ocasión los Buena concertación y clari- Poppen que, eso sí, fue magma sonoro. A tenor de lo
aplausos que a él correspon- dad en la Obertura para un aplaudido y vertió esos anterior se culminó la ver-
dían por su exordio. festival académico op. 80, aplausos hacia la orquesta al sión sin sacarle total partido
También se señalaba en con buen rendimiento de la final de la interpretación. En al complejo tiempo último.
el programa que los conjun- orquesta hasta que hubo pér- el arranque estuvo ésta falta
tos de la Comunidad inter- dida de empaste y tendencia de grandeza y de palpita- José A. García y García

17
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 18

ACTUALIDAD
MADRID

Acertada reposición

UN CUENTO CON DIAMANTES


Madrid. Teatro de la Zarzuela. 26-XI-2014. Barbieri, Los diamantes de la corona. María José Moreno/Sonia de
Munck, Cristina Faus/Marina Pardo, Darío Schmunck/Carlos Cosías, Ricardo Muñiz, Gerardo Bullón, Fernando
Latorre, Joseba Pinela. Director musical: Óliver Díaz. Director de escena: José Carlos Plaza.

A
fortunadamente no se de Jules-Henri Vernoy de colorido vestuario de Pedro ducidos por el asturiano Óli-
ha dejado que Los dia- Saint Georges, con música Moreno muy aplaudidos al ver Díaz que resolvió con
mantes de la corona de Auber, aunque cambia el final de la representación, habilidad, sin poder evitar
(1854) vuelvan a perderse. desarrollo de las escenas en hacen del espectáculo una algún que otro desajuste, en
Algo más de cuatro años algunos casos. Lo cierto es, disposición al juego y a la la, a veces, compleja concer-
después de su última repre- que con un ingenuo argu- ilusión. tación de Barbieri. Queda
sentación, el Teatro de la mento basado en una leyen- Lució María José Moreno dedicar un merecido comen-
Zarzuela repone la produc- da según la cual la princesa como Catalina, en su canto e tario para el elenco del
ción que supuso, en la tem- María de Braganza habría interpretación teatral, en la segundo reparto que alcanzó
porada 2009-2010, la recu- sido jefe de un grupo de balada del primer acto de un el nivel del primero y acen-
peración de una de las par- bandoleros antes de llegar a perfume melancólico vene- tuaron con acierto la vis
tituras importantes de Fran- ser reina de Portugal, se ciano y en la hermosa y sen- cómica. Sonia de Munck can-
cisco Asenjo Barbieri con desentrama una historia de tida melodía de la romanza tó con lirismo y delicadeza a
texto versificado de Francis- amores romanticones, robos del tercero; discreto Darío Catalina, Carlos Cosías, sin
co Camprodón. La reposi- y falsificaciones de joyas, Schmunck como Sandoval, alardes vocales, acometió un
ción, por tanto, ha valido huidas en carruajes, tormen- superó la romanza Ah, que gracioso y gustoso Sandoval
para poder nuevamente dis- tas atronadoras, bandoleros estalle el rayo, mezcla de y Marina Pardo, papel
frutar de la partitura com- bonachones, que hacen de pasajes de bravura y cantabi- modesto como Diana, hizo
pleta, un Barbieri vital y ale- ello un auténtico cuento le, Cristina Faus en Diana con corrección sus interven-
gre en la que derramó inspi- que tiene al público muy cantó con gusto y finura el ciones más destacadas.
ración con base en fórmulas entretenido. bolero a dos, ejemplo de len- La producción de estos
musicales italianas, pero El trabajo realizado por guaje musical autóctono, una Diamantes de la corona se
introduciendo también bas- José Carlos Plaza en la direc- belleza de página. Defendió ha querido dedicar al des-
tantes dosis de españolis- ción escénica ha vuelto a muy dignamente el papel de aparecido maestro Rafael
mo, dotándola de una exce- gustar; su trabajo con cantan- Campomayor el tenor Ricar- Frühbeck de Burgos en reco-
lente instrumentación y tes y actores queda de mani- do Muñiz en quien Campro- nocimiento de su gran activi-
otorgando a la orquesta fiesto en los detalles, la sen- dón vierte fundamentalmen- dad artística y musical. La
auténtico protagonismo. En sibilidad y talento de su dis- te toda la comicidad. Tam- satisfacción del público se le
algo también contribuye curso, alcanzando momentos bién estuvo bien defendido hizo evidente a este comen-
Camprodón, uno de los de gran comicidad. La esce- el papel de Rebolledo asumi- tarista en una frase que diri-
autores más destacados de nografía de Francisco Leal, do por Fernando Latorre. El gió un espectador a otro que
zarzuela grande, al traducir inspirada en los bocetos his- Coro del Teatro de la Zarzue- resume todo: “Ha merecido
y adaptar Les diamants de la toricistas de Ferri, Soler Rovi- la y la Orquesta de la Comu- el viaje”.
couronne, “opéra-comique rosa, Busato, Ciceri y Percier, nidad respondieron a las exi-
en trois actes” de Scribe y de telones pintados y el gencias de la partitura, con- Manuel García Franco

XXI Ciclo de Lied

GERHAHER, EL CORDIAL
Madrid. Teatro de la Zarzuela. 21-XII-2014. Christian Gerhaher, barítono; Gerold Huber, piano.
Obras de Mahler.

E
l arte de Gerhaher —una conversación, con ese recita- hallarlos y explorarlos. Ger- hecho a ese nivel sin un pia-
feliz costumbre ya para do minucioso, repujado de haher probó que es uno de nista superlativo como
el público madrileño— intenciones, cristalino de los sabios. Cada ciclo —Can- Huber. Suntuoso de sonido,
es esencialmente lo anuncia- articulaciones. Es claro que ciones del camarada errante, equilibrado de volumen,
do: un ejercicio de cordiali- tras esta suerte de sincera- Canciones de los niños muer- variadísimo de fraseo, cantó
dad. Su manera informal y miento sentimental hay tos— y cada pieza suelta de en respuesta a su compañe-
sencilla de aparecer casa mucha ciencia. Hay una voz El cuerno de la abundancia ro, replicó con los bajos el
perfectamente con sus inter- reconocida en todos los parecieron emitidas por per- canto solista, preludió y pos-
pretaciones, como si se sen- registros, un dominio absolu- sonajes diferentes en distin- ludió con tal abundancia de
tara junto a cada espectador to en la regulación de volú- tos momentos de su vida. Así recursos que pareció sacar su
y le cantase confidencial y menes, un fraseo recortado y de abarcante, de magistral, particular orquesta del bolsi-
personalmente su cancione- decidido en cada verso. de generoso y —de nuevo— llo. En fin: tertulia amistosa,
ro. Es así haciendo lo suyo: El programa fue exigente. cordial, estuvo una vez más Mahler en cuerpo y alma.
cantar en la frontera del Mahler tiene recovecos por nuestro amigo Gerhaher.
habla, a la manera de una cientos pero hay que saber Nada podría haberse Blas Matamoro
18
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:35 Página 19

ACTUALIDAD
MADRID

Ciclo de la OCNE

GIGANTISMO
Madrid. Auditorio Nacional. 23-XI-2014. Christine Brewer, soprano; Catherine Wyn-Rogers,
mezzo; José Ferrero, Andreas Conrad, tenores; Albert Dohmen, bajo. Orquesta y Coro Nacionales
de España. Coro de RTVE. Director: Eliahu Inbal. Schoenberg, Gurrelieder.

L
os Gurrelieder pueden lieder no pocos pasajes de que cierra la segunda parte— tribución de la orquesta (con
considerarse como el gran música, pero tampoco fue donde más brilló la vena numerosos refuerzos). Los
punto de no retorno del faltan las desigualdades y expresiva de Inbal, quien solistas vocales no pasaron
crecimiento elefantiásico de una cierta sequedad y caren- también acertó plenamente de lo correcto, destacando la
la orquesta posromántica. cia de chispa, como en la en los aspectos arquitectóni- Tove de Christine Brewer y el
Todo un mundo estético parte del bufón. Es muy posi- cos de su lectura. Consiguió Narrador de Albert Dohmen.
parece a punto de explotar, ble que lo más conseguido dominar la masa de los coros El Waldemar de José Ferrero,
aunque desde luego Schoen- de la enorme partitura sean —el Nacional tan oportuna- pese al heroico esfuerzo del
berg sólo emplea todos los las zonas emparentadas con mente reintegrado a sus fun- cantante, se vio sepultado
descomunales medios reque- el innegable influjo mahleria- ciones tras varios episodios casi siempre.
ridos en algunos momentos no. En esos instantes —como de huelga— y extrajo una tan
concretos. Hay en los Gurre- la intervención de Waldemar poderosa como versátil con- Enrique Martínez Miura

Dos sinfonías rusas

LO PEDAGÓGICO Y LO POLÍTICO
Madrid. Auditorio Nacional. 30-XI-2014. Ariel Hernández, tenor. Orquesta Nacional de España.
Director: Rafael Payare. Chaikovski, Quinta. 14-XII-2014. ONE. Director: James Conlon.
Shostakovich, Séptima.

A Javier del Real


sistimos por primera que se iban sucediendo los nuestro juicio faltó algo de
vez a uno de los con- esquemas y los pasajes más negrura.
ciertos dominicales que relevantes de la Sinfonía, Los glaciales acordes
se encuadran en el apartado tocada, en sus fragmentos —Pérez de Arteaga dixit—
de reciente creación Descu- estratégicos, por la orquesta, que pueblan el Adagio estu-
bre… Se ha hecho hasta aho- gobernada en este caso por vieron en su sitio; como el
ra con la Sinfonía del Nuevo el concertino Mauro Rossi. melodioso pasaje de las vio-
Mundo de Dvorák y se hará Un planteamiento dirigido al las. Conlon, que aquí dejó la
más adelante con la Quinta público aficionado más que batuta, dirigió con mucho
de Beethoven y el Réquiem al conocedor y que parece tacto clarificando las som-
de Mozart. Nos interesa goza de gran apreciación bras. Puede que la exposi-
resaltar el enfoque didáctico, popular. Para nuestro gusto ción del tema principal del
aspecto del que se encarga el sobran las lucecitas de colo- Allegretto non troppo final
profesor del Conservatorio res y el sesgo un tanto folcló- quedara algo emborronada.
de Madrid Luis Ángel de rico. Pero la iniciativa es En todo caso, la ambigüedad
Benito, magnífico comunica- plausible. en la que flota la Sinfonía,
dor —es conocido su progra- El joven venezolano los contradictorios acentos,
ma de Radio Clásica Música Rafael Payare —un talento JAMES CONLON el trasfondo político y crítico
y significado—, que sabe más salido del sistema de fueron estupendamente per-
desentrañar, explicar y anali- Abreu— puso de manifiesto Séptima de Shostakovich. filados con la ayuda de una
zar con rigor cualquier parti- en el podio un gesto claro El canto lírico del oboe Nacional en muy buena for-
tura de manera muy amena y pero algo desgalichado y empezó a despejar las bru- ma, que contribuyó a que la
hasta divertida. Lo demostró una concepción exenta de la mas y el solo de la concerti- versión, que a nuestro juicio
una vez más volviendo del intensidad que predicó De no Birgit Kolar abrió el cami- no tuvo la intensidad de la
revés y aclarando precisa- Benito. No encontramos gran no para que el recurrente y que hace años ofreciera
mente “significados” en esa diferencia entre lo que tocó en apariencia banal tema Bichkov en el mismo escena-
mañana de últimos de la orquesta sola durante la principal ascendiera poco a rio, pueda considerarse muy
noviembre. explicación y lo que sonó poco a través de todas las buena. Al mismo nivel del de
La estructura, las fuentes, después. Mucha mayor den- familias en un majestuoso la Sinfonía nº 10 brindada
los parentescos con y a par- sidad tuvo el conjunto dos crescendo. Un expresivo pia- semanas atrás por Urbanski.
tir de (ese Mon Love de Sina- semanas más tarde bajo el nísimo cerró el movimiento. Se jubilaron en esta mañana
tra basado en la melodía de mando firme, concentrado, Fluido y cálido canto de la dominguera dos estupendos
la trompa, que ilustró aquí el preciso y elocuente de James cuerda en el segundo tema profesores de la Orquesta, el
tenor ligero Ariel Hernán- Conlon, que consiguió una del siniestro Moderato (poco tuba Miguel Carbonell y el
dez), los rasgos melódicos, interpretación brillante y allegretto), que tuvo una clarinete José A. Tomás.
todo fue expuesto con la vigorosa, plagada de los espléndida intervención pos-
ayuda de una pantalla en la necesarios claroscuros, de la trera del clarinete bajo. A Arturo Reverter

19
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 20

ACTUALIDAD
MADRID

Juventudes Musicales

LA NOSTALGIA DE UN ERROR
Madrid. Auditorio Nacional. 26-XI-2014. Joshua Bell, violín; Alessio Bax, piano. Obras de Schubert,
Grieg y Prokofiev.

Lisa Marie Mazzucco


C
uando hay tal carencia americano Rabin —un nom- endeble, disimuló esta condi-
de grandes músicos, bre que reivindicar— aún no ción por la vivacísima lectura
sorprende esta genera- han sido superados! de sus intérpretes, ambos
ción y media de violinistas Hace ya un cuarto de con un fino olfato estilístico.
de alzada. Uno, a fuerza ya siglo que Joshua Bell viaja En la Sonata nº 1 de Proko-
de no esperarla, no supo ver- con su violín a cuestas y, fiev la articulación de Bell
la llegar, salvo apenas en según la nomenclatura vocal, pareció más suelta que nun-
casos puntuales como Repin en ese tiempo ha pasado de ca, enfrentada con frecuencia
o Chang. Hoy, Mutter, Stein- ser un lírico-ligero a un lírico a figuraciones enigmáticas, o
bacher, Hahn, Jansen o Sha- pleno. Lo suyo, de todos a notas muy marcadas, casi
ham el mago, se han meren- modos, siempre ha sido can- un puro martilleo con el que
dado a los Oistrakh, padre e tar con bella voz, con admi- hizo saltar la banca en el II
hijo, y aun al mismo Kulen- rable franqueza, y ese lirismo de los cuatro tiempos. En
kampff, echando sus restos a por fuerza había de aflorar resumen: un gran triunfo

JOSHUA BELL
las gallinas. ¡Qué tonto de en los inspirados pentagra- personal de Bell, que embe-
capirote fui por haberme mas de la Sonata D. 574 de lesó al público, lo que no
equivocado sin oír lo sufi- Schubert. En la primera de quiere decir, y es mera intui-
ciente a las nuevas lumina- las sonatas del a veces ción, pues el arte huye a
rias y cuánto beneficio he denostado Grieg —sin ir más menudo de los cazamaripo-
extraído luego de mi error, lejos, por Debussy—, él y su sas, que este músico supere
que ahora bendigo, pese a acompañante Alessio Bax aromas primaverales y juve- a todos los arriba citados.
seguir creyendo que el mejor regalaron momentos, como niles, lo que viene a ser sinó-
Menuhin o el trágico suicida todo el Scherzo, llenos de nimo. El último tiempo, más J. Martín de Sagarmínaga

Temporada de la ORTVE

ANGLOSAXON WORLD
Madrid. Teatro Monumental. 14-IX-2014. Sinfónica de Radio Televisión Española. Director: Fabio
Mechetti. Obras de Schumann, Barber e Ibert. 28-IX-2014. Ana María Ibarra, mezzo. OCRTVE. Director:
Dima Slobodeniouk. Obras de Haydn, Corigliano y Sibelius. 5-XII-2014. Simone Lamsma, violín. ORTVE.
Director: Carlos Kalmar. Obras de Elgar, Mozart y Turina.

E
Otto van den Toorn

s Meditación y danza de música pero pocas piezas


la venganza de Medea cimeras. No lo es su largo
una obra de Barber sal- concierto violinístico, que dio
pimentada con feroces y dra- conocer a la espléndida
máticos acentos que descan- Simone Lamsma, ¿cuántas
sa sobre una inspiración espléndidas del violín van ya?
indudable, y un cálido lega- También Joaquín Turina tiene
to, quebrado al variar la arti- abundantes músicas de inte-
culación. Terreno abonado rés pero, como Elgar, no
SIMONE LAMSMA

para el nada desvaído anda sobrado de obras maes-


Mechetti, quien al principio tras. Sí lo son las Danzas fan-
lo parecía, pero que tampo- tásticas que nos brindó la
co entusiasmó, aun siendo ORTVE junto al regreso del
respaldado por una dotación mejor Kalmar, con su caracte-
de músicos sólida y amplia. rístico latido impetuoso, con
En Fern Hill, como le el que incide en la rítmica, el
caracteriza, John Corigliano Dylan Thomas. En la aporta- cayó en algún exceso de fraseo impecable y la plena
se desentiende por completo ción de los metales, bien en entusiasmo; ellos mimaron identificación con el acento
del lenguaje de las vanguar- general pero no siempre más las entradas; e Ibarra, en racial y poético, un punto
dias, sin que por ello deje de ajustados, estaba estampado parte casi testimonial, no me afrancesado, de estos penta-
lucir la perfección de su tal vez el mayor sello nortea- hizo feliz ni desgraciado. Slo- gramas. Hasta el toro Osbor-
escritura y el virtuosismo mericano. El coro femenino bodeniouk, que luego se ne asomó sus potentes remos
coral. La obra confiere un planeó con más mesura que mostraría hasta efectista, diri- cuando vio alguna ocasión
tratamiento muy plástico a en los acromegálicos y en lo gió a Corigliano con mano de hacerlo.
las palabras —a menudo estético bifrontes Gurrelieder apacible y sentido del detalle.
oscuras; no aquí— del poeta con la ONE, pero también Elgar compuso mucha buena J. Martín de Sagarmínaga
20
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 21

AECNTTURA
EVL IID
S TAAD
MADRID

Las Voces del Real

UN HILILLO IMPERCEPTIBLE DE VOZ

h
Madrid. Teatro Real. 10-XII-2014. Ensemble Artarserse. Director y contratenor: Philippe Jaroussky.

G
Obras de Vivaldi.

R
N
ingún contratenor lle- se le olvidó añadir que den- mas para poder oírlo, salvo la bellísima Mentre dormi, de
gará a cantar como los tro de dos décadas ningún en algún pianissimo o en el L’Olimpiade, que al francés
grandes castrati del contratenor estará en condi- pizzicato del aria Sento in le debió de parecer muy lar-
XVIII, pero alguno ya levan- ciones de cantar si persisten seno, de Giustino. Vamos, ga y por eso decidió suprimir
ta casi tantas pasiones como en su empeño de hacerlo que lo suyo fue un “hilillo el da capo. Tampoco ayudó
aquellos divos emasculados. ahora en recintos tan inapro- imperceptible” de voz, que una orquesta típicamente de
De entre todos, tal vez sea piados como el Real (sirva diría don Mariano. La prime- bolo, sin empaste ni brío, en
Philippe Jaroussky el fenó- de ejemplo David Daniels, ra parte del programa, total- la cual únicamente Adriano
meno más mediático, capaz que ha arruinado su carrera mente vivaldiano, tuvo carác- Tampieri y Raúl Orellana
de poner el cartel de “no hay de tanto desgañitarse en el ter sacro (el Stabat Mater y el tuvieron un instante de cier-
billetes” varios días antes de Metropolitan). Jaroussky motete Longe mala, umbrae, to lustre, en el Concierto
presentarse en un escenario conserva su bella voz, aun- terrores), en tanto que la para dos violines RV 522. Eso
como el Teatro Real. Decía que oscurecida por el paso segunda se dedicó a arias sí, el público llenó, se divir-
atinadamente el programa de del tiempo, y su excelente operísticas de Orlando finto tió y, de paso, alimentó el
mano que “hace no demasia- musicalidad, pero jamás fue- pazzo, Giustino, L’Olimpiade boom contratenoril. Es lo
do tiempo, dos décadas pon- ron la potencia ni el proyec- y, en los bises, Argippo (Se que cuenta.
gamos, un recital como el de tar virtudes que lo adorna- lento ancora il fulmine). Lo
esta tarde habría sido impen- ran. En Madrid, más allá de sacro fue insustancial; lo pro- Eduardo Torrico
sable”. Al autor de las notas la fila 13, hubo serios proble- fano, entretenido, sobre todo

Universo Barroco

EL STURM UND DRANG Y EL REINO DE


LAS DOS SICILIAS
Madrid. Auditorio Nacional. 28-XI-2014. Orquesta Barroca de Sevilla. Director y violonchelo: Christophe
Coin. Obras de García Fajer, Facco, C. P. E. Bach y Von Ordóñez. 17-XII-2014. Ottavio Dantone, clave.
Obras de A. y D. Scarlatti, Paradisi, Rabassa, Nebra, Freixanet, Blasco de Nebra, Gallés y Casanovas.

U
na de las muchas cosas Sevilla es hoy por hoy un de Pensieri adriarmonici de bilbilitano José de Nebra y
buenas que tiene el las más reputadas formacio- Facco) y en el que Coin brin- de su sobrino sevillano José
ciclo Universo Barroco nes de entre las que se dedi- dó una formidable exhibi- Blasco de Nebra (hermano
es la recuperación de com- can a la música del siglo ción en los Conciertos para del otro compositor famoso
positores españoles o espa- XVIII (desde el barroco al violonchelo W 170 y Wq 172 de la dinastía, Manuel). El
ñolizados apenas conocidos clasicismo). Estableciendo un del más aventajado vástago recital de Dantone sirvió
y, sobre todo, poco frecuen- símil futbolístico, podríamos del Kantor de Leipzig. Un bis para comprobar la inmensa
tados en nuestros días. Así, la decir que es uno de esos con el Adagio de la Sinfonía huella que Scarlatti hijo dejó
Orquesta Barroca de Sevilla equipos que año tras año nº 13 de Haydn puso broche en España, al punto de que
rescató de su lamentable luchan por ganar la Cham- de oro a una de esas veladas medio siglo después de que
olvido, siquiera por un pions League. Ahora imagi- musicales que tardan mucho compusiera sus sonatas los
momento, al riojano Francis- nemos lo que pasaría si ese en evaporarse de la memoria músicos autóctonos seguían
co García Fajer, al paduano equipo fichase de golpe a de los que tienen la dicha de bebiendo en ellas como
Jayme Facco (que llegó a ser Cristiano Ronaldo y a Leo asistir a ellas. fuente de inspiración. Danto-
primer violín de la Capilla Messi. Sería imbatible. Pues Por su parte, Dantone ne estuvo especialmente
Real y que falleció en Madrid eso sucede cuando la OBS hizo un paréntesis en el Bar- acertado en la complejísima
en 1753) y a Karl von Ordó- está dirigida por Christophe bero de Sevilla rossianiano y larguísima (más de veinte
ñez (vienés de nacimiento, Coin (y, además, ejerce de que dirigía en Oviedo para minutos de duración) Tocca-
pero de origen español, solista al violonchelo) y sentarse frente al clave y cau- ta per cembalo d’ottava stesa
como claramente delata su cuenta con un concertino tivar a la audiencia con su à tre registri, de Scarlatti
apellido), en tanto que el cla- como Dimitri Sinkovski. elegante manera de tocar. La padre, que abría el progra-
vecinista Ottavio Dantone Sobre la figura de Carl Phi- primera parte estuvo dedica- ma. Sobre todo, en su endia-
hizo lo propio con los catala- lipp Emanuel Bach, de quien da a tres maestros napolita- blada fuga central. La delica-
nes Pedro Rabassa, Joseph se ha cumplido el tricentena- nos (Alessandro y Domenico dísima sonata scarlattiana K.
Freixanet, Josep Gallés y rio de su nacimiento, pivotó Scarlatti, y Pietro Domenico 208 fue una brillante rúbrica
Narciso Casanovas (o Narcís un memorable concierto en Paradisi); la segunda fue al soberbio recital del maes-
Casanoves, pues de ambas el que Sinkovski hizo magia íntegramente hispana, con tro pullés.
formas aparece su nombre). con su violín (principalmen- los autores catalanes antes
La Orquesta Barroca de te, en el concierto nº 4 de los mencionados, además del Eduardo Torrico

21
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 22

ACTUALIDAD
MADRID / OVIEDO
MÁLAGA

VIII Ciclo de Conciertos de Cámara

DELEITE Y FASCINACIÓN
Auditorio Museo Picasso. 25-XI-2014. Javier Perianes, piano. Obras de Beethoven y Mendelssohn.
MÁLAGA

Josep Molina
En la segunda cita del VIII lizar la descomposición de su habría de llevar a sus cotas
Ciclo de Conciertos de forma en un alarde de abso- más elevadas en las piezas
Cámara organizados por luto control técnico, en el maestras de su último perio-
la Orquesta Filarmónica y que fue el momento culmi- do creativo. La alargada som-
el Museo Picasso de la nante del concierto. bra de Bach no podía quedar
ciudad de Málaga, se ha Éste lo inició, a modo de obviada en el programa y así
presentado Javier Perianes, introducción, con cuatro apareció como sugerente en
todo un referente de los pia- Romanzas sin palabras de el Preludio y fuga en mi
nistas de su generación en Mendelssohn entresacadas menor, op. 35 de Mendels-
España, con un programa de los distintos cuadernos de sohn, donde nuevamente el
muy bien pensado tanto en esta colección de piezas bre- intérprete mostró su preciso
el contenido como en el ves. El orden adoptado en su mecanismo y su capacidad
orden de exposición de las exposición ha estado pensa- JAVIER PERIANES de dicción, haciendo bueno
obras. Javier Perianes ha tra- do para desembocar de un ese principio de que verdad,
tado de encontrar con Men- modo natural en la Sonata nº se llenó de admiración ante bondad y belleza han de ir
delssohn y Beethoven un 12, op. 26 de Beethoven en tanto alarde técnico al servi- unidas siempre para descu-
equilibrio entre el deleite que la que se encuentra una mar- cio de esta gran música. brir las esencias del arte. El
surge de la obra del primero cha fúnebre que supera La segunda parte se inició público, desde un sobrecoge-
con el fascinante asombro incluso en sentimiento dra- con la Sonata nº 27, op. 90 dor silencio, pudo llegar a
que en casi toda su creación mático a la contenida en su de Beethoven como si Peria- sentir e imaginar la necesidad
alcanza el segundo. Tal pleni- Sinfonía Heroica. Interpretar nes quisiera encontrar en el de tales principios entregán-
tud se pudo escuchar en la seguidamente las imponentes compositor un anticipo breve dose ante la seducción de un
soberbia interpretación de la Variaciones serias, op. 54 sig- del estilo amable “mendels- programa en el que se dieron
Sonata nº 31, op. 110, obra nificaba estar ante una de las sohniano”, que habría de simultáneamente creación,
en la que el genio de Bonn obras más contundentes del venir después de él, con esta interpretación y escucha acti-
consigue el máximo grado de pianismo de Mendelssohn. obra de sólo dos movimien- va desde una orientación
fusión entre la racionalidad Perianes fue desgranando tos y de una incipiente inten- musicológica, como explicó
formal y la exaltación del cada una de ellas fiel al con- ción descriptiva de senti- sencilla y acertadamente el
espíritu en esa increíble alter- desado sentido que contie- mientos que el pianista dibu- pianista antes de iniciar su
nancia de dos ariosi con dos nen, hasta llegar al desborda- jó en el teclado, descubrien- actuación.
fugas, consiguiendo Perianes miento de las tres últimas do todo su enigma y fascina-
en la última de éstas materia- donde, de nuevo, el auditorio ción que el compositor José Antonio Cantón

Estreno en Europa de una obra de Tan Dun

LA OSPA HABLA NU SHU


Auditorio Príncipe Felipe. 28-XI-2014. Elizabeth Hainen, arpa. Sinfónica del Principado de Asturias.
Director: Rossen Milanov. Obras de Tan y Rimski-Korsakov.
OVIEDO

El estreno europeo de Nu nas de la zona de Hunan, sente en las imágenes y la pectiva de oriente. La segun-
Shu: las canciones secre- que en su represión inventa- propia música: la voz, la de da parte del programa estuvo
tas de las mujeres, del ron un genuino y peculiar las mujeres chinas y, en dedicada a la Scheherezade
compositor chino Tan sistema de comunicación general, las que sufren opre- de Rimski Korsakov, obra
Dun, protagonizó la pri- que durante el concierto se sión por injusticia; la música, conocidísima que extrajo las
mera parte de la velada nos ofreció en la voz de las la habitualmente bien escrita virtudes y también los defec-
con una propuesta escénica protagonistas, grabado en de Tan Dun, compositor que tos de la orquesta. Milanov,
y musical de singular impac- sus propias voces, con sus hace bien lo hace y que ade- que demasiadas veces se
to estético. Lució el Auditorio sollozos, preocupaciones y más hace muy bien en seguir conforma sólo con lo que los
de Oviedo una buena entra- tristezas en forma de canto. el camino de una estética músicos le ofrecen, marcó
da y un montaje inusual La factura de la obra estuvo entre cinematográfica y con- los matices de la partitura
sobre el escenario, para dar notablemente conseguida, temporánea, que ni es lo uno con eficacia probada pero
cabida a la complejidad gracias al buen trabajo des- ni lo otro sino más bien un sin entrar a solucionar los
sonora y visual de la obra de arrollado por Rossen Milanov grado intermedio de com- problemas de intencionali-
Dun, que con esta pieza y la arpista Elizabeth Hainen. promiso estético y un mucho dad e incluso afinación que
especial donde las haya, La sincronización con las de mensaje simbólico en for- se dieron durante la velada,
pero también un tanto pro- imágenes resultó apropiada, ma femenina. No se tiene muy evidentes en el caso del
pensa al melodramatismo, se de una sofisticación tecnoló- todos los días la oportunidad concertino.
preocupa del lenguaje secre- gica refinada, pulcra y emoti- de asistir a un estreno en
to de las mujeres rurales chi- va. El agua, elemento pre- Europa, aun desde la pers- Aurelio M. Seco
22
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 23

ACTUALIDAD
MADRID OVIEDO

Pateos para la dirección de escena

REPLANTEANDO EL BARBERO
Oviedo. Teatro Campoamor. 14-XII-2014. Rossini, El barbero de Sevilla. Bogdan Mihai, Enric Martínez-
Castignani, Carmen Romeu, Dalibor Jenis, Carlo Malinverno, Xavier Mendoza, Enrique Carmona,
Mercedes Gancedo, Óscar Castillo, Víctor Leandro Ramírez. Coro de la Ópera. Sinfónica del Principado
de Asturias. Director musical: Ottavio Dantone. Directora de escena: Mariame Clément.

ALfonso Suarez
l penúltimo título del cas, y que además salieron
año lírico ovetense recu- airosos cantando, con sus
peró la fantasiosa y des- virtudes y sus defectos. Bog-
acertada producción ideada dan Mihail es un tenor de
en su día por Mariame Clé- poca entidad para interpretar
ment para enmarcar escéni- al Conde de Almaviva. Su
camente esa obra maestra de caracterización estuvo afecta-
Rossini que es El barbero de da y nerviosa en exceso, y
Sevilla. Clément transforma aunque no carece de cierta
la vida y obra del barbero musicalidad, en el agudo le
español en algo tan diferente falta consistencia en el fraseo
que cuesta reconocerlo. y, lo que es más importante,
Transporta la situación al voz y claridad técnica. Enric
siglo XX y enmarca la acción Martínez-Castignani fue un
en la consulta de un dentista Bartolo de indudable carác-
con troqueladora, por la que ter. El barítono español se
se pasea el Conde de Alma- Escena de El barbero de Sevilla de Rossini en el Teatro Campoamor desenvuelve en escena como
viva disfrazado de Rambo y pez en el agua, hasta el pun-
Elvis Presley, donde Rosina maestro el que a veces pare- El reparto estuvo com- to de convertirse en uno de
da muestras de su rebeldía cía secundar la propuesta de puesto por un conjunto de los alicientes sobre el esce-
escuchando música pop y los intérpretes y no al revés. cantantes solventes, que nario, por sus grandes dotes
Figaro es el pícaro de siem- Esta falta de personalidad hicieron un enorme esfuerzo de actor y carisma personal.
pre pero con chupa de cue- desde la tarima hizo que se por estar a la altura de las Cantando, sus recursos resol-
ro y aires modernos anti- resintiese la versión. grandes exigencias escéni- vieron con criterio las exi-
guos. El resultado mereció gencias del personaje, sin
un sonoro pateo por parte dar nunca la impresión de
de algunos de los asistentes, estar sobrado sino, más bien,
que entraron en el Campoa- al contrario. Carmen Romeu
mor con ganas de oír la fue una Rosina realmente
famosa Una voce poco fa encantadora en escena, aun-
bellamente cantada, pero que quizás algo falta de
que no salían de su asombro picardía y mordiente. Tam-
cuando Carmen Romeu mez- bién cantando faltaron mati-
claba la coloratura de la ces. La voz es bella y con
segunda parte de la pieza muchas posibilidades, pero
con sus quejidos de dolor, echamos en falta una colora-
porque se estaba depilando tura más expresiva, un cantar
las piernas. más bello. Dalibor Jenis
Tampoco encontró el demostró unas grandes cuali-
tono justo de la obra Ottavio dades como barítono, sobre
Dantone, que ofreció una todo por el volumen y color
versión musical discreta, de su voz, siempre presente.
carente de matices y con lla- En el grave tendía a engolar
mativas limitaciones para y su perspectiva canora fue
acompañar a los cantantes. algo rígida, pero obtuvo una
No se puede afrontar una buena participación. Carlo
obra tan rica y expresiva Malinverno fue un Basilio de
como ésta desde la mera con- gran potencial, al que faltó
temporización o indolencia. pulir intención y técnica.
Incluso desde la perspectiva Correctos el Fiorello de
de los cantantes, echamos en Xavier Mendoza, el Ambro-
falta que el ritmo de las obras gio de Enrique Carmona y el
se respetase con más serie- Oficial de Óscar del Castillo.
dad. Es obvio que en la inter- Fresca y expresiva la Berta
pretación musical cabe cierta de Mercedes Gancedo y
libertad de acción, pero den- apropiada la participación
tro de un orden y estabilidad del Coro de la Ópera.
que dote de un armazón sóli-
do a la propuesta. Era el Aurelio M. Seco

23
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 24

ACTUALIDAD
SEVILLA

Una revelación musical y un regreso

DON JUAN, NOVIEMBRE, SEVILLA


Teatro de la Maestranza. 29-XI-2014. Mozart, Don Giovanni. Carlos Álvarez, Pavel Daniluk, Yolanda Auyanet,
José Luis Sola, Maite Alberola, David Menéndez, Rocío Ignacio, David Lagares. Real Orquesta Sinfónica de
Sevilla, Orquesta Barroca del Conservatorio y Coro de la A. A. del Teatro de La Maestranza. Director musical y
clave: Maxim Emelianichev. Director de escena: Mario Gas.

Guillermo Mendo
Carlos Álvarez en Don Giovanni de Mozart en el Teatro de la Maestranza
SEVILLA

Me las prometía felices no pudiesen paliar el arbitra- marse al “histórico” sonido timbre y su potencia, y su
en este final de noviem- rio y desastrado final al pres- mozartiano. Los tiempos se Don Giovanni, canalla y sim-
bre al poder asistir el cindir de la estatua del aligeraban, los vibratos casi pático, ha sido de una rotun-
viernes al Don Juan Comendador y presentar a desaparecían, los matices y didad excepcional. Buen
Tenorio de Zorrilla en el éste como un capomafia dinámicas se multiplicaban. cómplice tuvo en David
Lope de Vega y el sábado acompañado de sus secua- No había tiempo para el Menéndez, que debutaba
al Don Giovanni en el coli- ces, metralletas en ristre, que aburrimiento, sino para la como Leporello y cantó una
seo maestrante. no consiguen castigar a Don acción, la vida, la tragedia o irreprochable aria del catálo-
Del primero, en versión Juan, sino que serán ellos los la risa. Nunca antes había go. Auyanet tuvo su mejor
de Juan Mayorga y dirección arrojados al infierno, que- oído en el foso un Mozart momento en su aria Or sai
de Blanca Portillo, más vale dando el libertino en impune tan compacto, tan brillante y chi l’onore y Alberola fue de
olvidarse ante semejante libertad. Pero a pesar de tan íntimo. La atmósfera cre- menos a más. Bonita la Zerli-
atropello. De la puesta en todo, este Don Giovanni ha ada para que Don Ottavio se na de la sevillana Rocío Igna-
escena de Mario Gas, estre- entusiasmado a muchos en dispusiera a cantar Dalla cio, y prometedor el Masetto
nada en este teatro como sus cuatro funciones, gracias sua pace, bastante bien por del onubense David Lagares.
producción propia en 2008, a la dirección musical del cierto, fue sencillamente Bien el coro y los miembros
cabría decir otro tanto y ya joven maestro ruso Maxim milagrosa. de la Barroca en el escena-
fue duramente criticada en Emelianichev, que ha obrado Pero el mayor atractivo rio. Un Don Giovanni musi-
su momento, aunque algo ha un prodigio de principio a en el elenco vocal, todos de calmente para el recuerdo, y
mejorado en la reposición de fin. La Sinfónica estaba nota- la tierra, a excepción del lo demás —desacralizaciones
José Antonio Gutiérrez con blemente reducida, no más buen bajo ucraniano Dani- de Blanca Portillo y Mario
un mayor juego actoral y una de cincuenta profesores, que luk, era Carlos Álvarez que Gas— para el más absoluto
iluminación más viva y con- siguieron fielmente la nove- regresaba al escenario tras olvido.
trastada de Juan Manuel dosa concepción de un años difíciles. Su voz sigue
Guerra, aunque esas mejoras director que busca aproxi- conservando su hermoso Jacobo Cortines
24
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:57 Página 25

ACTUALIDAD
SANTIAGO

Ciclo de la RFG

ESPERANDO AL MESÍAS
Auditorio de Galicia. 12-XII-2014. Elena Copons,
soprano; Jordi Domènech, contratenor. Orfeón Terra A
Nosa. Real Filharmonía de Galicia. Director: Edmon
Colomer. Haendel, El Mesías.

MARTHA ARGERICH

CONCIERTOS
SANTIAGO

Hay épocas o festividades en exceso el discurso instru-


del año asociados inelu- mental. La soprano Elena
diblemente a obras musi- Copons estuvo correcta, pero
cales concretas; ocurre
con los cambios de esta-
el contratenor Jordi Domè-
nech evidenció problemas
CLAUDIO ABBADO
ción, con la entrada de varios que le impidieron
un año nuevo o con las sacar a relucir las buenas
celebraciones religiosas. Tal intenciones que apuntaba y Con esta edición especial Deutsche Grammophon
puede ser el caso que acabaron por deslucir la
muchos no concebirán una velada.
rinde homenaje a una asociación musical
Semana Santa sin la Pasión Como nota positiva, la extraordinaria; un álbum que recoge todas las
según San Mateo de Bach, o meritoria labor del Orfeón
la Navidad sin el Mesías de Terra A Nosa, con Miro
grabaciones de conciertos para piano y orquesta
Haendel. Así pues, la Real Moreira al frente, que man- de Martha Argerich junto al director Claudio
Filharmonía de Galicia seña- tiene la seriedad e ilusión
ló el comienzo de las fiestas intactas a pesar de no contar
Abbado para DG.
navideñas en Santiago ofre- con los apoyos de antaño. Su
ciendo una amplísima selec- buen hacer fue bien palpable Desde que Argerich y Abbado comenzaran su
ción del oratorio inmortal de en coros como For unto us a estrecha colaboración en el estudio en 1967
George Friedrich Haendel Child is born o His yoke is
ante un numeroso y animado easy, His burden is light. Fue- sus grabaciones han sido siempre un gran éxito.
público. ron ellos los que arrancaron
No cabe duda que en los aplausos más calurosos
este tipo de actos, la obra y de la noche. 5CDs
la celebración pueden ser en Entrados en una fase de
sí mismas un reclamo más la programación quizás más Prokofiev: Conc. nº 3; Ravel: Conc. en sol; Chopin: Conc.
que suficiente. Pero no es insubstancial, no podemos nº1; Liszt: Conc. nº1; Tchaikovsky: Conc. nº1; Beethoven:
muy alentador comprobar más que recordar el inmen- Conc. nº 2 y 3; Mozart: Conc. n 20 y 25
que buena parte de los so potencial que atesora la MARTHA ARGERICH, piano
melómanos compostelanos Real Filharmonía de Galicia
asumieran asistir a este con- y que permanece ceñido a CLAUDIO ABBADO, dirección musical
cierto sin demasiadas expec- programaciones y maneras
tativas. Y en verdad que este a las que aún parece costar
Mesías resultó un tanto fofo. salir de las rutinas. El día en A LA VENTA EL 13 DE ENERO
La batuta de Edmon Colomer el que el rumbo nos lleve a
delimitó la sonoridad y nuevos horizontes musica-
expresividad de la orquesta les cantaremos bien alto:
para subrayar el protagonis- Hallelujah!
mo de la masa coral de esta
obra, pero a costa de apagar David Durán Arufe

25
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 26

ACTUALIDAD
ÚBEDA Y BAEZA

XVIII Festival de Música Antigua

MÚSICAS DEL ENTORNO MEDITERRÁNEO


Úbeda y Baeza. 21-XI/8-XII-2014. Ensemble La Danserye, Joven Orquesta Barroca de Andalucía, Capella
Prolationum, Ensemble Kalenda, Accademia del Piacere, Mor Karbasi, Juan de la Rubia, Christian
Zacharias, Ana Alcaide, Numen Ensemble.
ÚBEDA

Fotos: Jesús Delgado


Una de las citas obligadas genial y desasosegante Toc-
del panorama musical cata VI sopra i pedali e senza,
andaluz es sin duda el uno de los momentos culmi-
Festival de Música Anti- nantes del Festival que tuvo
gua Úbeda-Baeza, el cual su continuidad en la sublime
ha alcanzado su mayoría belleza del recital de piano de
de edad con un éxito rotun- Christian Zacharias con Bach,
do tanto en el ámbito estéti- Suite francesa nº 5, flanquea-
co como en respuesta de do por sonatas de Scarlatti y
público. El musicólogo Javier Soler en un programa perfec-
Marín, elemento catalizador tamente equilibrado.
de instituciones como la Jun- En cuanto a los grupos
ta de Andalucía, Diputación orquestales que actuaron en
de Jaén, los Ayuntamientos ENSEMBLE LA DANSERYE el Auditorio de San Francisco
ubetense y baezano así de Baeza hay que resaltar el
como las Universidades de buen resultado obtenido por
Jaén e Internacional de Michael Thomas con la Joven
Andalucía, y responsable en Orquesta Barroca de Andalu-
la dirección artística de este cía junto al laudista Juan
festival, ha querido orientar Francisco Padilla, interpre-
esta decimoctava edición a tando obras del último barro-
las Músicas Mediterráneas co europeo, donde destacó
entre los siglos XV y XIX, una entusiasta ejecución de
haciendo que este arte Les élémens de Jean Féry
supremo refleje el carácter Rebel. Asimismo, Fahmi Alq-
de continente líquido como hai con su Accademia del
empieza a considerarse al Piacere con el tenor Juan
Mare Nostrum. ANA ALCAIDE Sancho interpretó unas suge-
Es necesario mencionar rentes versiones de cantos de
en primer lugar el concierto amor de Juan Hidalgo, rele-
de Ensemble La Danserye vante maestro de la música
dedicado al estreno de los escénica de la Corte Españo-
ministriles contenidos en el la durante el siglo XVII y del
Manuscrito 975 del Archivo que se ha cumplido en el
Manuel de Falla de Granada año 2014 el cuarto centena-
que fueron investigados y rio de su nacimiento y a
montados por el director de quien el Festival ha querido
este grupo, Fernando Pérez rendir obligado homenaje. El
Valera, así como interpreta- Festival se clausuró con un
dos excelentemente en la ACCADEMIA DEL PIACERE interesante programa dedica-
Catedral de Jaén dentro del do a San Juan de la Cruz que
ciclo del Festival, La Música Santísimo Sacramento tradicional sefardí. Siguiendo tuvo lugar en el oratorio
en los monumentos de Van- “Favor, gracia y pureza” de en este repertorio, hay que donde murió el santo sito en
delvira. Este conjunto obtuvo José de Torres, que daba títu- rendirse ante la autenticidad el Convento de los Carmeli-
otro éxito en su intervención lo a esta esperada cita de la con la que Ana Alcaide inter- tas de Úbeda. El granadino
junto al coro Capella Prola- programación que se celebró pretó coplas de la tradición Héctor Eliel Márquez dirigió
tionum en el Convento de la en la Capilla del Antiguo hispanojudía acompañando a su coro Numen Ensemble
Encarnación de Baeza con Seminario de San Felipe Neri su voz con un instrumento con destacado resultado en
música de Gaspar Fernández de Baeza. tan lejano como el nyckelhar- un concierto donde la místi-
y textos del baezano Alonso Hasta cuatro conciertos pa sueco en un escenario ca y la polifonía se fundían
de Bonilla, coetáneos ambos programados hubo en la últi- evocador como la Sinagoga en una forma nueva que
entre los siglos XVI y XVII, ma jornada dominical, todos del Agua de Úbeda, lugar tuvo su momento culminante
destacando la actuación de ellos de difícil parangón por sagrado poseedor de inefa- en la Trilogía mística de Juan
las sopranos Rocío de Frutos su calidad y trascendencia bles vibraciones. Esta actua- Alfonso García, una de las
y Verónica Plata. Ésta culmi- emocional, como fue el reci- ción venía precedida por dos obras más representativas de
nó su presencia en Festival tal de la cantante israelí Mor solistas de excepción como el este músico extremeño de
con el concierto de cantadas Karbasi, que brilló en la ube- organista Juan de la Rubia nacimiento y granadino de
junto al Ensemble Kalenda, tense Iglesia de San Lorenzo que ilustró cómo Frescobaldi corazón.
alcanzando su máxima tanto en unos fandangos de planteó la disonancia como
expresión en la Cantada al Huelva como en una canción esencia de la música en su José Antonio Cantón
26
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 27

ACTUALIDAD
VALENCIA

Centro de Perfeccionamiento Plácido Domingo

IMAGINACIÓN
Palau de les Arts. 21-XI-2014. Vivaldi, Juditha triumphans. Cristina Alunno, Chiara Osella, Miriam
Zubieta, Federica Alfano, Elisa Barbero. Director musical: Federico Maria Sardelli. Director de
escena: Davide Livermore.

Tato Baeza
VALENCIA

El Centro de Perfecciona- y también Chiara Osella


miento Plácido Domingo acertó a componer un Holo-
ha insistido en Vivaldi fernes no tan malo para ser
para obtener con Juditha un asirio bíblico. Como sus
triumphans y los mismos respectivos servidores, Fede-
directores de escena y rica Alfano fraseó con delica-
musical un éxito aún deza que la orquesta no en
mayor al muy considerable todo momento permitió
cosechado hace un año con apreciar y Miriam Zubieta se
la ópera L’incoronazione di lució especialmente cuando
Dario. se le exigió coloratura. Com-
Enfrentado esta vez a la pletó elenco Elisa Barbero,
conversión en ópera de un un Ozias a la vez con autori-
oratorio, la imaginación de dad y sutil.
Davide Livermore literalmen- una soprano: el Orfanato de pero se incluyeron tres rara La orquesta sonó precisa
te se ha desbordado. Junto a la Piedad sólo admitía muje- vez incluidos. El que siempre y clara, lo mismo que el coro
los consabidos desdobla- res) se superó asimismo con se duda si asignar a Holofer- formado por las protagonis-
mientos de personalidad nota altísima merced al sabio nes o a Juditha lo cantó esta tas y sus relevos en las otras
entre cantante y mimo, la aprovechamiento de las apa- última, según prevé una edi- dos funciones previstas, y a
transformación del charco de rentes semejanzas para resal- ción príncipe más coherente Federico Maria Sardelli ape-
agua por el que hizo que los tar las auténticas diferencias. que el autógrafo en este nas le sobró algún pasajero
personajes se movieran en La utilización de instrumen- punto. exceso en el brío que impri-
charco de sangre gracias a la tos “modernos” (con la de Nadie cantó menos que mió al sacrum militare ora-
versátil iluminación de Anto- tiorbas como ausencia más muy bien el día del estreno. torium que para los venecia-
nio Castro fue uno de los deplorada) impidió sin Con voz cálida y plena, Cris- nos de 1716 vino a ser lo que
efectos de más perdurable embargo disfrutar plenamen- tina Alunno estableció desde para todos los italianos el
recuerdo. te de la asombrosa riqueza el principio su determinación Nabucco de Verdi menos de
El reto que suponía el tímbrica vivaldiana. De los heroica pero añadiendo en un siglo y medio después.
respeto al reparto original treinta números de que cons- cada una de sus seis arias un
(cuatro mezzosopranos y ta la partitura se omitió uno, diferente matiz humanizador, Alfredo Brotons Muñoz

Domingo y Sagi vuelven a la zarzuela

Tato Baeza
ORÍGENES
Valencia. Palau de les Arts. Torroba, Luisa Fernanda. 15-XII-2014. Davinia
Rodríguez, Plácido Domingo, Isabel Rey, Celso Albelo. Director musical: Jordi
Bernàcer. Director de escena: Emilio Sagi.

D
os personajes funda- do cepillado. La escena es Albelo ( Javier) fue
mentales en la lírica fría, distante, blanca y negra, de menos a más,
española, Plácido sin rastro de casticismo resolviendo con
Domingo y Emilio Sagi, se madrileño. La mazurca de poderío la escena
han dado cita para montar las sombrillas deviene en revolucionaria. Isa-
una de las zarzuelas más musical americano y la ver- bel Rey (Duquesa)
populares del repertorio que, bena en no se sabe qué. En mostró un timbre
además, les retrotrae a fin, con algún que otro corte, agrio, tuvo proble-
ambos a sus orígenes. Perso- nos queda la inspirada músi- mas con los agu-
nales en Plácido, y familiares ca de Moreno Torroba con dos y su dicción
en Sagi. Pero Mendel no ase- un Plácido entregado y ple- resultó aproxima- Davinia Rodríguez y Plácido Domingo
gura el acierto y en el afán no de estilo. El saber cantar y da. Los comprima-
de modernizar Luisa Fernan- decir la zarzuela, lo diferen- rios resolvieron sus papeles Atenta al matiz, extrajo de la
da, Sagi casi la deja en los ció claramente del resto, con profesionalidad. Tanto el partitura de Moreno Torroba
huesos. Se percibe una aunque en la lucida romanza coro como la orquesta son los valores que encierra. El
voluntad evidente en recon- de Vidal Morena Clara abu- un verdadero lujo y funcio- público lo aplaudió todo…
vertir esta zarzuela en una só del staccato. Bien, aunque naron con la excelencia menos la escena.
obra exportable, para lo cual distante, Davinia Rodríguez habitual. La dirección de Ber-
se le ha dado un concienzu- (Luisa Fernanda). Celso nácer fue muy acertada. José Simó

27
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 28

ACTUALIDAD
VALENCIA

Plácido Domingo a la batuta

EQUILIBRIO ESCÉNICO
Valencia. Palau de les Arts. 9-XII-2014. Puccini, Manon Lescaut. María José Siri, Germán Olivera,
Rafael Dávila, Stephen Milling, Matthew Peña, Luigi Roni. Director musical: Plácido Domingo.
Director de escena: Stephen Medcalf.

Tato Baeza
l escenario que hace una nas nada que reprochar.
década dispuso Stephen Mención honorífica merecie-
Medcalf para el Regio ron particularmente Germán
turinés y con el que Les Arts Olivera, cuyo Lescaut asumió
ha inaugurado su temporada en varios puntos un protago-
2014-2015 gustó mucho por- nismo imprevisto, y Luigi
que en todo momento buscó Roni por su bien caracteriza-
y encontró un equilibrio do y cantado Posadero.
entre los muebles y cuerpos Sin llegar a la brillantez a
que se movían sobre un bajo que nos tiene o tenía acos-
estrado circular y una ilumi- tumbrados, el coro simple-
nación que cuando aquéllos mente cumplió. La orquesta,
desaparecían seguía llenan- en cambio, superó las expec-
do el espacio, por ejemplo tativas creadas por ella mis-
de blanco en el segundo vivientes que se vieron en la tenor Rafael Dávila lució un ma y por Plácido Domingo,
acto, de rojo en el último. posada del primero. poco menos debido a cierta que en una obra que tantos
También quedaron juiciosa- En el papel del título des- tendencia que en él se apre- triunfos le ha reportado
mente compensadas las tacó María José Siri, una ció por un lado a reservarse como cantante demostró una
componentes realistas y las soprano de instrumento fres- para los pasajes en principio capacidad para la matización
simbólicas. Muy hermosos co y una estupenda musicali- más relevantes, por otro a como sería difícil recordarle
además de dramáticamente dad para acompañar al per- equivocar dónde convenía con la batuta en la mano.
eficaces resultaron en espe- sonaje en su trágica peripe- más abrir o cubrir la voz.
cial los inmóviles cuadros cia. Como Des Grieux, el En los demás hubo ape- Alfredo Brotons Muñoz

Ciclo de la Orquesta de Valencia

REVERDECIMIENTOS Y SORPRESAS
Valencia. Palau de la Música. 27-XI-2014. Orquesta de Valencia. Director: Yaron Traub. Obras de Musorgski. 28-
XI-2014. Ana María Valderrama, violín. OV. Director: Yaron Traub. Obras de Musorgski, Wieniawski y Beethoven.
12-XII-2014. Adolfo Gutiérrez Arenas, violonchelo. OV. Director: Yaron Traub. Obras de Lalo y Chaikovski.

E
l Palau de la Música pro- Concierto para violín nº 2 de que, literalmente abriendo el la inhibición, la expansión y
grama cada año uno o Wieniawski, simplemente una cielo, se entró en el final. el recogimiento. El regalo de
varios conciertos dirigi- obra agradable de escuchar Guillermo García Calvo, una sarabanda de la Quinta
dos a los jóvenes. Esta vez, siempre que sea de tarde en debutante en la Iturbi hace Suite de Bach cargada de tan-
más de un centenar de chava- tarde y no se cuente, como un par de temporadas, rever- ta emoción como desprovista
les y media docena de adul- en esta ocasión lo fueron deció aquellos laureles mere- de afectación acabó de con-
tos sudaron camiseta y solista y acompañantes, con cidamente logrados por la efi- vencer de que tal vez nos
vaqueros en torno a la intérpretes capaces de aunar cacia de una gestualidad, la hallemos ante uno de los
Orquestra de València mien- virtuosismo e intensidad lírica suya, clara y precisa sin per- grandes del violonchelo en
tras ésta interpretaba los Cua- en los máximos niveles res- juicio de la densidad en los este arranque de siglo.
dros de una exposición. La pectivos. Antes, por segundo matices de expresión, fraseo, Estupendas intervencio-
sencilla coreografía y los efec- día consecutivo la Noche en el intensidad y color extraídos nes del clarinete y el violon-
tos de iluminación que la Monte Pelado de Musorgski de unos músicos que se anto- chelo en la obertura de El rey
envolvieron se aproximaron volvió a sonar con fuerza jaron sumamente cómodos de Ys, y de las flautas en la
muy de lejos al argumento controlada y delicadeza natu- bajo su mando. Pero la gran sección par del Intermezzo de
extramusical de la obra, pero ral donde debía. Luego, una sorpresa la produjo Adolfo la obra concertante no habían
el esfuerzo y sobre todo la Pastoral de Beethoven tam- Gutiérrez Arenas, violonche- sido sino las cimas de una
intención no merecen repro- bién equilibrada pero sin lista poseedor de uno de los excelente contribución or-
che. Por otro lado, la versión repetición de la exposición timbres más atractivos que questal. En Chaikovski, donde
ofrecida y la de la Noche en el del primer movimiento y con sea posible oír actualmente el nivel interpretativo general
Monte Pelado que a palo seco ajustes mejorables precisa- en el mundo. Se vio además se mantuvo y hasta superó,
la precedió también se ajusta- mente entre el desliz cometi- ennoblecido el Concierto de destacaron las del trompeta
ron a parámetros de ejecu- do por el clarinete al final del Lalo por la localización del (Danza española) y las trom-
ción más que aceptables. segundo (compás 78) y la tono narrativo a medio cami- pas (Vals de las flores).
Ana María Valderrama fabulosa intervención de la no entre la extroversión y la
debutó en el Palau con el trompa (María Rubio) con introversión, la exhibición y Alfredo Brotons Muñoz
28
303-Pliego 2_Actualidad 22/12/14 14:36 Página 29

ACTUALIDAD
VALLADOLID / ZARAGOZA

Ciclo de la OSCyL

UN HITO
Auditorio. 13-XI-2014. Sinfónica de Castilla y León. Director: Leopold Hager. Bruckner, Octava. 20-XI-2014.
Steven Isserlis, violonchelo. OSCyL. Director: Ilych Rivas. Obras de Dvorák, Shostakovich y Rachmaninov. 4-XII-
2014. Clara Andrada, flauta. OSCyL. Director: Andrew Gourlay. Obras de Nielsen y Britten.

Lucas Dawson
VALLADOLID

Hay conciertos que dejan espiritual y artístico. Difícil ruso y consiguió darle el
huella. El estreno en de ejecutar, sobre todo dramatismo que la define.
Valladolid de la Octava para la cuerda, la de la Después, Andrew Gourlay,
Sinfonía de Bruckner, orquesta lucha hasta la ya conocido y apreciado
mostró, una vez más, el extenuación para no ser por sus anteriores visitas.
avance de una orquesta cubierta por los metales. Otro programa fuera de la
de provincias, con un Un concierto diferente, rutina. Otro concierto
repertorio exigente y una prueba de lo que se importante. Britten, con los
variado. Una intensa puede alcanzar con trabajo Cuatro interludios marinos
satisfacción nos recorría en y un director de altura. Por y la Sinfonía de Réquiem,
el largo, abrupto y maravillo- eso fue emotivo este con- comprendido perfectamen-
so discurso de la obra, lleva- cierto y quedará en la his- te por el maestro en dos
da con absoluto mando y toria de la orquesta. obras diferentes. Dramatis-
seguridad, con una claridad En la cuidada elección mo en la sinfonía desde su
meridiana, una ligereza no de los directores de contundente comienzo
exenta de pathos por Hager. orquesta de esta tempora- hasta el silencio final con
Gestualidad rotunda, esos da alternan veteranos y ANDREW GOURLAY excelente equilibrio entre
brazos en cruz en los fortísi- prestigiosos maestros cuerda y metal. Juego en
mos, esa forma de marcar los (Hager, Inbal, López extraordinario en una versión Peter Grimes con los violines
crescendos, de emocionar en Cobos…) con jóvenes más de la sinfonía, la primera vez en plan virtuoso. Idiomatis-
el excepcional Adagio o la que prometedores. Dos de que la dirigía según me dijo, mo en fin, que el compositor
brillantez arquitectónica del éstos se han puesto al frente que superó todas las dificul- inglés requiere. Curiosa la
final. Un suceso abordado del conjunto con resultados tades, incluido el riesgo del obertura Helios de Nielsen y
desde la paradójica sencillez positivos desde el presente y exceso de pathos, acertó en un Concierto de flauta per-
y una respuesta del conjunto gran avance del futuro. El todas las complicadas transi- fecto. Con Clara Andrada,
admirable. La sinfonía es la venezolano Ilych Rivas (edu- ciones, consiguió dar unidad excepcional solista, con un
más dilatada de su autor, cado en USA) tiene 21 años. a la partitura y obtuvo, con sonido a la vez cálido y dul-
desde su típica construcción, Un programa exigente con una gestualidad clara y per- ce y de gran fuerza en los
de sus rupturas, de sus silen- un estreno curioso de Dvo- sonal, un rendimiento magní- momentos de brillantez.
cios, de sus transiciones. rák, el Scherzo capriccioso, el fico del conjunto, brillando Recordó, incluso por la forma
Bruckner descubrió otro acompañamiento difícil para violonchelos y contrabajos física de tocar, a la gran Elai-
mundo sinfónico. Ningún el Concierto para violonchelo como pocas veces. Por su ne Shaffer que visitó la
parecido con sus anteceso- nº 2 de Shostakovich y la parte Isserlis, salvo algunos Orquesta Nacional repetidas
res. Catedrales con recove- Segunda Sinfonía de Rach- problemas de afinación, veces.
cos, fragmentación desde la maninov. Aéreo en Dvorák, penetró en la oscura y pesi-
unidad final, testimonio vital eficiente en Shostakovich, mista obra del compositor Fernando Herrero

XX Temporada de Grandes Conciertos de Otoño

UNA LUZ VIAJERA


Auditorio. 11-XII-2014. Al Ayre Español. Director: Eduardo López Banzo. Obras de Vivaldi y C. P. E. Bach.
ZARAGOZA

Poco se ha celebrado el jadizo pero tampoco eviden- orgánico sobrio (cuerda, clave Bach, la conmoción de los
tricentenario del naci- te, lo explicó Banzo en un y archilaúd en Vivaldi, sin las afectos deducida de una
miento de Carl Philipp previo ensayo abierto al maderas que otras versiones escritura progresista, en espe-
Emanuel Bach, decisivo público. La luz, la vivacidad y añaden), con una dinámica cial en la intensa Sinfonía nº
precedente de Clasicismo la inventiva meridionales via- bien modelada y una articula- 1 en sol que clausuraba un
y Romanticismo. Sí lo ha jaron de los italianos —Vival- ción muy direccional, poten- programa de especial exigen-
hecho Al Ayre Español di a la cabeza— hacia el nor- ció en Vivaldi el brillo y vita- cia para los músicos, que
colocando tres de las Seis te; alumbraron al grave Bach lidad rítmica de los movi- Banzo agradeció expresa-
sinfonías para cuerdas y con- padre y fueron heredadas por mientos rápidos y el lirismo mente. Y agradeció las ova-
tinuo (Sinfonías de Hambur- Carl Philipp. Y hasta saltaron de los lentos, liga de vigor y ciones del respetable con el
go) en inusual maridaje con —vía el maestro Zelter— al dulzura que mostró una vía bis de la excitante Chacona
cinco conciertos para cuerdas Mendelssohn de las juveniles propia alejada tanto del Vival- del Concierto de París, RV 114
de Vivaldi: los números 114, Sinfonías para cuerdas. La di muelle de mediados del de Vivaldi.
128, 134, 157 y 158 del catálo- interpretación fue consecuen- XX como de la violencia de
go Ryom. El vínculo, no anto- te con la idea motriz. Con un otros conjuntos actuales. Y en Antonio Lasierra

29
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 30

ACTUALIDAD
ALEMANIA

ACTUALIDAD ¿Ridiculizar la ópera?

EL VAMPIRO DE SEVILLA
Komische Oper. 30-XI-2014. Mozart, Don Giovanni. Günter Papendell,
Jens Larsen, Erika Roos, Nicole Chevalier. Director musical: Henrik Nánási.
Director de escena: Herbert Fritsch.

BERLÍN
La Ópera Cómica ha ofre-

Monika Rittershaus
cido la prueba de cómo
hacer un Don Giovanni
supremamente torturante:
la puesta en escena de
Herbert Fritsch. Es la perfecta
producción para la gente que
considera la ópera como algo
ridículo, despreciable y
rechazable. La confirma en
INTERNACIONAL

sus prejuicios. Aunque no


pase de ser una broma, no
llega a configurarse como
chiste profundo ni como
diversión inteligente. La gro-
tesca inflación de las figuras, Günter Papendell en Don Giovanni de Mozart en la Komische Oper
el absurdo estilo de la comi-
cidad y los extravagantes momento alguno actúa de Masetto se levanta la falda y
toques de lápiz labial, remi- modo erótico y demoníaco. le muestra lo que hay que
ten a otro ejemplo de lo mis- Günter Papendell fue la carta ver. El chico parece una pin-
mo: el Trovatore de Stölzl en de triunfo en la noche. Juega tura de Botero, con traje de
la Ópera del Estado. La pues- su rol con una agilidad sor- luces blanco y montera
ta y también el dispositivo prendente y lo canta con viril negra. Philipp Meierhöfer lo
escénico subrayan su carácter sonido baritonal, que en la sirve con potentes medios de
estetizante, sorprendente y serenata alcanza a ser seduc- bajo, más propicios a un
extraño. El tinglado aparece tor y acariciante. No obstan- Don Bartolo rossiniano.
vacío y abstracto, contrastan- te, la dirección de actores lo Adrian Strooper es un Don
do con el sobrecargado y obliga a producirse como Octavio rubio pajizo, vestido
colorido vestuario de Victoria una estrella del rock. Lepore- de anaranjado, de voz estre-
Behr. Todo se acentúa con llo es encarnado por Jens cha pero coloratura fluida y
un constante cambio de ele- Larsen, una especie de Pie- límpidos saltos interválicos,
mentos que se deslizan, rrot vestido de negro que al cual el director, en la
suben y bajan, coronados canta con voz sorda y hueca, segunda aria, obliga a inten-
siempre con agudas formas y dice los diálogos a una tar un coito anal con una
negras. El conjunto sucede velocidad que los torna reticente Doña Ana. El
con un incesante desorden incomprensibles. Comendador —un Alexei
que apunta a una serie de Los personajes femeninos Antonov de imperiosa y
ocurrencias momentáneas, a resultan ridículos. Doña Ana, autoritaria voz de bajo— se
sucesos improvisados. con una peluca rojo fuego, descorporiza desde la prime-
La primera escena, entre actúa como una primadon- ra escena, actuando como un
Don Juan, Doña Ana y el na de otros tiempos, cele- robot ultraterreno y barroco.
Comendador, es precedida brando sus arias con ampu- Al final, una enorme mano
por una suerte de prólogo, el losos gestos, y afronta el final luminosa cae sobre Don
ruidoso destrozo de unas con exagerado patetismo. No Juan y lo obliga a postrarse.
porcelanas. Se anuncia la lo habría hecho mejor Flo- Es el momento en que el
cantidad de destrucciones rence Foster Jenkins. Erika público estalló en bravos y
que veremos a continuación, Roos se hizo cargo de ella bufidos, ya que el sexteto
todas recargadas de sentido. con una bella voz de sopra- moralizante fue suprimido.
Son puras caricaturas, con no lírico-dramática, de exce- El coro, preparado por David
caras blanqueadas y grandes lente melodismo y virtuosís- Cavelius, fue obligado a ves-
escotes, ojos y labios pinta- tica coloratura. Nicole Che- tirse de colorinche folclórico
rrajeados, y vestimentas y valier es una Doña Elvira y hacer constantes patocha-
peinados de chiste. El prota- vestida de flamencona furio- das y movimientos de cabe-
gonista lleva una tricota vio- samente amarilla, vocalmen- za. Henrik Nánási exaltó des-
leta con cintas rojas; huellas te histérica y chillona. La Zer- de el podio todo lo dramáti-
de sangre aparecen en su lina de Alma Sadé se oyó co de la obra, llegando a cul-
boca y su cabeza, cubierta graciosamente sopranil y se minarla con imponentes y
con un sombrerito de paja: la vio como una virgencita rasantes acordes.
una mezcla de marioneta, españolita con blancas tocas
fantasma y vampiro. En sobre el peinado, pero ante Bernd Hoppe
30
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 31

ACTUALIDAD
AUSTRIA / BÉLGICA

Un drama enigmático

DEBILIDAD ESCÉNICA FRENTE A FUERZA MUSICAL


Staatsoper. 27-XI-2014. Musorgski, Khovanchina. Ferruccio Furlanetto, Christopher Ventris, Herbert
Lippert, Andrzej Dobber, Ain Anger, Elena Maximova, Norbert Ernst. Director musical: Semion Bichkov.
Director de escena: Lev Dodin. Decorados y vestuario: Alexander Borovski.

Michael Poehn
VIENA

La última Khovanchina elenco relata todo aquello liano. Con el papel del radi-
en la Staatsoper, dirigida que no se ve. cal Dosifei, Ain Anger se
por Claudio Abbado Y esto es mucho. El coloca definitivamente en la
(1989), no fue solamente director de escena ha con- primera fila de los bajos
magnífica en lo escénico, vertido este drama en torno actuales. A ellos habría que
sino que tuvo un espléndido a la política, el poder, el añadir al expresivo Herbert
elenco (http://db-staatso- amor, las intrigas y el fanatis- Lippert como Príncipe Golit-
per.die-antwort.eu/perfor- mo en algo ininteligible para zin y a la tanto vocal como
mances/10870). Pero el nue- el público. En un enorme interpretativamente soberbia
vo intendente estaba celoso andamio suben y bajan con- Marfa de Elena Maximova,
del éxito de su predecesor y tinuamente unas plataformas quien reflejó admirablemente
retiró la producción. que trasladan a los cantantes, el paso de la enamorada a la
La actual es excelente en quienes se detienen y cantan fanática religiosa. Christopher
lo musical, aunque teatral- mirando a los espectadores Ventris fue un buen Andrei
mente enigmática. Semion cada vez que intervienen, si Khovanski, Andrzej Dobber
Bichkov, que ha elegido la bien no hay la menor inter- rior o la escasa grandeza de un vitalista Shakloviti. El
instrumentación de Shosta- acción entre personajes ni la inmolación final. vocalmente espléndido Nor-
kovich, dirige a una orquesta existe ninguna dirección de Ferruccio Furlanetto bert Ernst se impuso como
perfectamente trabajada has- actores. Las masas del pue- encarnó a un Ivan Khovanski oportunista escribano sobre
ta en el menor detalle, rotun- blo aparecen y desaparecen que se debate entre la digni- todos los intentos teatrales de
da en su sonoridad e increí- inesperadamente. Y hay mul- dad y el poder. Una técnica eclipsarlo. El resto del repar-
blemente diferenciada, a un titud de acciones paralelas algo sui generis con la que to completó un perfecto
poderoso coro de la Staatso- que distraen de la trama maneja su voz de bajo-baríto- equipo, admirablemente pre-
per y al asimismo excelente principal. A esto hay que no desde hace tiempo, resul- parado por el maestro ruso.
Coro Filarmónico Eslovaco. añadir el penoso ballet de las ta más adecuada hoy en día
El, en general, magnífico esclavas persas en ropa inte- al repertorio ruso que al ita- Christian Springer

Fuerza y matices en la dirección de Dimitri Jurowski

PODER E IMPOTENCIA
Opera Vlaanderen. 26-XI-2014. Musorgski, Khovanschina. Elena Manistina, Aylin Sezer, Liene Kinca, Gleb Nikolski,
Dimitri Golovin, Alexei Tikhomirov. Director musical: Dimitri Jurowski. Director de escena: David Alden.
GANTE

El tema que la Ópera Fla- Alden llevó la acción a nues- buenos perfiles y su interac- una suave voz de tenor. El
menca, que ahora se lla- tra época con Streltsi vestido ción tuvo impacto dramático. retrato que hizo Michael J.
ma Opera Vlaanderen, de rojo en un traje moderno Elena Manistina mostró ser Scott del empleado fue exce-
eligió para esta tempora- de campaña, pero los decora- una noble y conmovedora lente como también era el
da fue (On)Macht, que se dos de Paul Steinberg resulta- Marfa con rica voz de mezzo, Kouzka de Adam Smith que
puede traducir como ron bastantes neutros: dos la soprano Aylin Sezer de voz cantó el papel soberbiamente.
“poder-impotencia”. Estos altos hemisferios grises que se clara, infundió a Emma vulne- Pero los que tuvieron
dos elementos destacan en mueven como dos gigantes- rabilidad y Liene Kinca sonó más éxito fueron el coro y la
Khovanschina la ópera de cas piedras de molino. Dos muy bien en el papel de Soe- orquesta. Dimitri Jurowski
Musorgski. La nobleza lucha manecillas negras de reloj sanna. El altísimo y poderoso dirigió la versión de la parti-
por conseguir el poder polí- eran los únicos adornos en la bajo Gleb Nikolski fue un tura de Shostakovich con
tico mientras el pueblo ruso pared. Los palacios de Golit- autoritario Ivan Khovanski. Su gran afinidad, fuerte impulso
tiene que aguantarlo y sue- sin y Khovanski tenían algo hijo Andrei, convincentemen- dramático, hermosos colores
len terminar como víctimas. de color y había una enorme te interpretado por el fuerte orquestales y atención por
Y luego está la impotencia araña de luces pero en gene- tenor Dimitri Golovin, se mos- cada instrumento; el coro de
de los Viejos Creyentes que ral la impresión que produjo tró brutal en su comporta- la ópera nunca sonó mejor.
se enfrentan a las tropas de el escenario fue bastante des- miento. Alexei Tikhomirov El coro, preparado por Jan
Pedro el Grande, el poder de lavazada y chabacana. ¿Y por cantó y actuó espléndidamen- Schweiger cantó impresio-
su fe que les inspira y les lle- qué las mujeres de los Streltsi te en su papel de Dosifei, nantemente bien, de forma
va al martirio, un sacrificio parecen prostitutas y los sol- Oleg Bryjak fue un amenaza- compacta y con fuerza, pero
que podría salvar al mundo. dados de Pedro el Grande dor Sjakloviti con su tempes- también con los matices
Ya que hoy existen una risibles hombrecitos Michelin? tuosa voz de barítono y Vse- necesarios. Un gran logro.
serie de luchas similares en el Afortunadamente, los perso- volod Grivnov un Golitsin cla-
mundo, el director David najes principales tuvieron ramente occidentalizado con Erna Metdepenninghen

31
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 32

ACTUALIDAD
BÉLGICA / FRANCIA

Don Juan según Warlikowski

OBSESIONES
Théâtre de la Monnaie. 2-XII-2014.Mozart, Don Giovanni. Barbara Hannigan, Rinat Shaham, Jean Sébastien Bou, Andreas
Wolf, Topi Lehtipuu, Willard White. Director musical: Ludovic Morlot. Director de escena: Krzysztof Warlikowski.
BRUSELAS

Para el director polaco se lanza encima de Don Gio- Lo que resultó claro era que hiciera. Andreas Wolf tenía
Krzysztof Warlikowski, vanni, quien después pega Doña Anna estaba obsesio- una buena voz para el papel
Don Giovanni no es un un tiro al padre de ella, y lue- nada con el sexo, deseaba a de Leporello pero carecía de
seductor sino un adicto al go sale desnudo en el esce- Don Giovanni aunque tam- perfil. Jean-Luc Ballestra fue
sexo que sólo quiere el nario central. Ahí le visten los bién le excitaba Don Ottavio un decente Masetto, pero el
placer para sí mismo y criados y se prepara para la (la coloratura al final de su Don Ottavio de Topi Lehti-
está a menudo bajo la seducción de la próxima aria Crudele! Non mi dir mos- puu careció de color y fuer-
influencia de las drogas. Ade- mujer, Elvira, que aparece en tró su reacción a las caricias a za vocal. El bajo, sir Willard
más es un egoísta total. El ropa interior. Lo menos que sus partes privadas), pero en White, dio autoridad al Com-
protagonista tuvo que actuar se puede decir es que todo el epílogo Doña Anna dispa- mendatore pero con una voz
con mucha lentitud y apenas era confuso. Nadie acompa- ra a su prometido. Barbara cansada. Bajo al batuta de
tomó parte en la acción con ña a Masetto y Zerlina en su Hannigan era, visualmente, Ludovic Morlot, la Orquesta
sus pocos momentos dramá- fiesta nupcial y a ella la retra- una muy convincente Doña de la Monnaie tocó con
ticos en el escenario. Lo que ta como una boba totalmente Anna, tal como la ve Warli- poco refinamiento y el direc-
sí había eran grandes proyec- dispuesta que dejarle a Don kowski, pero no tiene ni la tor musical, obstaculizado
ciones de escenas de sexo y Giovanni hacer lo que quiere voz ni el estilo para el papel. por el tempo de la puesta en
Warlikowski situó una parte con ella. Pero nada de esto En cambio Rinat Shaham, de escena, no podía transmitir
de la acción en una caja jun- era muy estimulante y ade- voz expresiva y rica, era una el necesario impacto dramá-
to al escenario que resultó más ocurrió con una lentitud excelente y apasionada Doña tico a la representación. El
invisible para una sección del que hacía que el primer acto Elvira. Julie Mathevet resultó público que asistió al estre-
público. La ópera empieza en resultase muy aburrido. Para ser una Zerlina con juventud no no quedó muy impresio-
esta caja donde Leporello, alguien que no supiera la his- pero no ofreció mucho más. nado y hubo bastantes abu-
Don Giovanni, el Commen- toria era realmente difícil Jean Sébastien Bou (Don cheos, algo poco usual en la
datore en esmoquin y Doña entender lo que pasaba y Giovanni) cantó bastante Monnaie.
Anna en traje de noche están cuáles eran las relaciones bien el papel del antihéroe
sentados. Anna literalmente entre los distintos personajes. que quiso Warlikowski que Erna Metdepenninghen

El principito, nueva ópera de Levinas

LA FILOSOFÍA DE UN TEXTO SUBLIME


Opéra. 3-XII-2014. Levinas, Le Petit Prince. Jeanne Crousaud, Vincent Lièvre-Picard, Rodrigo Ferreira,
Benoît Capt, Catherine Trottmann, Virgile Ancely, Céline Soudain. Orchestre de Picardie. Director musical:
Arie van Beek. Director de escena: Lilo Baur.
Marc Vanappelghem
LILLE

Tras la atmósfera sombría música sin afectar la profun- ne Crousaud, voz diáfana de
de su ópera precedente, didad y la comprensión de tono infantil. Tenor de timbre
La metamorfosis, sobre el aquél. Como en el original, carnoso, Vincent Lièvre-
texto de Kafka, Michaël cada escena cuenta un Picard es un Aviador enérgi-
Levinas ha cambiado el paso encuentro del Príncipe que co y sensible. El contratenor
con El principito, sobre el le dejará perplejo en cuanto Rodrigo Ferreira presta su
relato de Saint-Exupéry, al comportamiento absurdo voz potente y coloreada al
encargo conjunto de la Ópe- de las “personas mayores”. El Zorro y a la Serpiente. El
ra de Lausanne y de la Ópe- relato suscita todas las for- barítono Benoît Capt destaca
ra de Lille. Una partitura mas de expresión lírica, de lo como Vanidoso, Financiero y
luminosa, fluida, en el espíri- hablado a lo cantado, repar- Geógrafo. La soprano Cathe-
tu de Mozart, en la que se tiéndose los trece personajes rine Trottmann es una Rosa
reúnen la pureza juvenil y la entre siete cantantes. Además temperamental y el rutilante
madurez, extrayendo los ver- de Mozart, la partitura ofrece Virgile Ancely y Céline Sou-
daderos valores humanos, de referencias al Ravel de L’en- dain brillan igualmente en
lo maravilloso a lo efímero fant et les sortilèges o a la sus papeles. En el foso, bajo
pasando por la búsqueda ópera francesa del XVIII en dibujos del autor en los la dirección inspirada de su
filosófica. el aria del Geógrafo, con el decorados, finamente conce- director musical Arie van
Autor también del libreto, teclado MIDI a modo de cla- bidos por Julian Crouch. La Beek, la Orchestre de Picar-
Levinas respeta al pie de la ve, única concesión a la elec- puesta en escena de Lilo die otorga nubes y colores a
letra el texto de Saint-Exu- trónica en el orgánico. Baur invita al ensueño y a la este espectáculo onírico fal-
péry, limitándose a cortes La única exigencia de los reflexión y la dirección de samente ingenuo.
necesarios para mantener el derechohabientes de Saint- actores es irreprochable. El
tiempo lírico e insertando su Exupéry fue el respeto a los Príncipe es la soprano Jean- Bruno Serrou
32
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 33

ACTUALIDAD
FRANCIA

La audacia y los sentidos

NIEBLA Y DANZA
Festival Aujourd’hui Musiques. Théâtre de l’Archipel. 15, 16-XI-2014.
PERPIÑÁN

La vigésimo tercera edi- se trataba de un espectáculo los belgas Thierry De Mey y


ción de Aujourd’hui Musi- donde el oyente era sumergi- Peter Vermeersch, mezclando
ques de Perpiñán tenía do en una niebla tan opaca clásico, jazz y pop. Sobre un
por tema la audacia y la que hacía imposible percibir escenario desnudo, en el que
innovación musical. El pri- si lo que tenía al lado era su faltaba la presencia física de
mero de los dos fines de vecino o no tanto un protago- los músicos del Ensemble
semana del festival ilustra- nista de la acción como del Maximalist! —dos pianos, dos
ba ese propósito presentando texto —Los ciegos, sobre la saxofones, clarinete y violon-
unos cuantos espectáculos pieza de Maurice Maeter- chelo, todos ellos ocupándo-
pluridisciplinares. En el seno linck—, pues nada se veía. se también de la percusión—
del Théâtre de l’Archipel, se Esta intimidad fue posible gra- renciado en un espacio vacío , disuelto en 1989 pero cada
proponían paseos sensoriales cias a lo exigüo de la sala y a y sin dirección precisa, dando instrumentista representado
salpicados de sorpresas sono- la proximidad del público y libre curso a la imaginación por un altavoz. Ellos dieron al
ras, visuales y gustativas, más de los doce actores dispersos del espectador. espectáculo una variedad
una visita táctil paralela a los entre él. La única música ema- La Compagnie Ultima Vez más sostenida que la espera-
diversos encuentros. Tras una na de las voces de los prota- de Namur, dirigida por el da por la sola danza, dema-
obertura en forma de concier- gonistas, que, perdidos en coreógrafo flamenco Wim siado sistemáticamente agre-
to clásico consagrado a Philip medio de la naturaleza, bus- Vandekeybus, se basa para su siva, compulsiva, el gesto
Glass interpretado por la can al sacerdote presunta- dramaturgia en el gesto, la pesante aunque a menudo
Orquesta Perpignan Médite- mente encargado de ellos, si energía, la pulsión y la violen- virtuoso, el paso brillante
rranée dirigida por su titular es que no ha muerto sin que cia. Así, ha presentado esta interpretado hasta el furor
Daniel Tosi, la programación lo supieran. En la producción, vez el ballet, estrenado en por diez bailarines, el coreó-
ha adoptado ese perfil que del Théâtre de Vitry y el 1987, What the Body does not grafo entre ellos y ellas.
trataba de explotar los senti- IRCAM, público y actores se Remember (Lo que el cuerpo
dos del público, puesto que funden en un grupo indife- no recuerda), con músicas de Bruno Serrou

Un planteamiento original

DÍPTICO BRITTENIANO
Théâtre du Capitole. 21-XI-2014. Britten, Owen Wingrave, The Turn of the Screw. Dawid Kimberg, Spencer
Coyle, Steven Ebel, Elisabeth Meister, Janis Kelly, Elizabeth Cragg, Kai Rüütel, Jonathan Boyd, Anita Watson,
Matthew Price, Eleanor Maloney, Anne-Marie Owens, Janis Kelly. Maîtrise du Capitole. Orchestre National du
Capitole. Director musical: David Syrus. Director de escena: Walter Sutcliffe.
TOULOUSE

El Théâtre du Capitole de das y percusión aviva el liris- gente y amoral, Kai Rüütel midable eficacia dramática.
Toulouse ha tenido la mo, los silencios y la deter- una novia de Owen determi- Un reparto sin fallos es enca-
magnífica idea de reunir minación del héroe. nada y codiciosa. mientras bezado por la emocionante
como un díptico dos Desde la obertura a telón los padres de Wingrave — Gobernanta de Anita Watson.
óperas de Britten: Owen cerrado desfila un trombi- Elisabeth Meister et Richard A su lado, el ardiente Narra-
Wingrave y The Turn of noscopio familiar de las figu- Berkeley-Steele— son deses- dor/Peter Quint de Jonathan
the Screw. Reflejo del ras militares de una familia peradamente rígidos. Boyd, la pensativa Mrs Grove
ardiente antimilitarismo volcada en ello desde la Más presente en la esce- de Anne-Marie Owens y la
de Britten, Owen Wingrave Edad Media. La espléndida na lírica francesa, The Turn febril Miss Jessel de Janis
denuncia la ceguera de los escenografía de Kaspar Glar- of the Screw se sumerge en Kelly. Pero conviene saludar
militares. El libreto se centra ner exalta la verdad cinema- una atmósfera cada vez más ante todo el remarcable tra-
en el conflicto en el seno de tográfica de la puesta en opresiva, como anuncia el bajo de dos adolescentes,
la familia Wingrave, de larga escena de Walter Sutcliffe, título. La partitura de Britten Matthew Price —12 años—
tradición soldadesca, entre quien ha refinado su direc- es particularmente innovado- en Miles y Eleanor Maloney
un heredero que no quiere ción de actores concebida en ra, con su orquesta colorea- —13— en Flora.
vestir el uniforme y una 2010 para Fráncfort. Los nue- da y emotiva, a pesar de un En el foso, el director bri-
estirpe que le hace sospe- ve cantantes dan a la obra su efectivo de sólo trece instru- tánico David Syrus lleva con
choso de cobardía y le terrible intensidad. Steven mentos. Para esta nueva pro- entusiasmo, elegancia y oni-
empuja a la muerte. Este Page es un tío-instructor ducción, con los mismos rismo las dos obras, ponien-
argumento engendra una Spencer Coyle rígida y fría- decorados que para Owen do en evidencia su filiación y
música viva y dramática, con mente belicoso, cuyo pensa- Wingrave, pero con foco su diversidad y extrayendo
predominancia del recitati- miento evoluciona poco a más amplio —ejemplar la todo el virtuosismo de la
vo, mientras en el foso una poco hacia la admiración por secuencia del departamento Orquesta del Capitole.
orquesta reducida pero rela- su sobrino. Steven Ebel es un del tren—, la concepción de
tivamente provista en cuer- amigo Lechmere poco dili- Walter Sutcliffe es de una for- Bruno Serrou

33
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 34

ACTUALIDAD
GRAN BRETAÑA

Nueva colaboración de Adams y Sellars

PUNTO DE VISTA FEMENINO


English National Opera. 21-XI-2014. Adams, The Gospel According to the Other Mary. Russell Thomas, Patricia
Bardon, Meredith Arwardy. Directora musical: Joana Carneiro. Director de escena: Peter Sellars.

R. Hubert-Smith
LONDRES

La obra de John Adams mente bien en concierto. mezzo, Patricia Bardon, y


The Gospel According to Pero la versión escenificada, una contralto profunda,
the Other Mary (2012), con decorados de George Meredith Arwardy. Tres con-
que tiene como subtítulo Tsypin, que sugieren una tratenores forman un impac-
“Passion Oratorio”, ha tienda, una prisión, la ardien- to etéreo como los serafines.
tenido su estreno mundial te puesta de sol y un terremo- La orquesta de la ENO,
escénico en la English to, eran impresionantes. bajo la dirección de Joana
National Opera. El libreto, The Other Mary está for- Carneiro, estuvo excelente.
muy cuidado, se describe mada por grandes coros, Fue su presentación en la
como “recopilado” por Peter arias e interludios orquesta- ENO y es un nombre que
Sellars, que también dirigió la les, pero el talante es más van a oír con frecuencia a
obra. Es la séptima colabora- bien contemplativo. La resu- partir de ahora. La produc-
ción de la pareja. Sellars ha rrección de Lázaro (Russell ción de Sellars utilizó sus
compilado textos de la Biblia, Thomas) es el centro del pri- Stephanie Berge y Patricia Bardon gestos familiares, que nor-
Hildegard von Bingen, Primo mer acto, con las hermanas malmente son irritantes. Y
Levi y otros en una sola tela de Lázaro, María y Marta, desconocidas. Los sonidos para alguien que los encuen-
de varias texturas, al igual como personas claves. El orquestales varían desde la tre irritantes, seguirán siendo
que hizo con Doctor Atomic y segundo acto está enfocado espesura hasta la palidez, o irritantes. A pesar de las difi-
el oratorio de Navidad El sobre la crucifixión desde un lo apenas audible. La guitarra cultades de la dramaturgia,
Niño. Algunos de los que punto de vista de las muje- baja y el agrio y metálico esta moderna Pasión ha ins-
asistieron al estreno en el res. Adams inventa una fasci- dulcimer añaden un color pirado la partitura más emo-
Barbican el año pasado (no nante gama de efectos musi- exótico. Adams ha elegido cionante de Adams.
estuve) mantienen que The cales. El coro aúlla y se voces graves para María y
Other Mary funciona igual- lamenta y habla en lenguas Marta: una impresionante Fiona Maddocks

Katharina Thoma actualiza Un ballo in maschera

AL BORDE DE LA GUERRA
Londres. Royal Opera House Covent Garden. 18-XII-2014. Verdi, Un ballo in maschera. Liudmila
Monastirska, Joseph Calleja, Dimitri Hvorostovski. Director musical: Daniel Oren. Directora de escena:
Katharina Thoma.

E
n un innominado país de Renato, que había canta-
Catherine Ashmore

centroeuropeo al filo del do en la última producción


estallido de la Primera del Covent Garden, dirigida
Guerra Mundial: esta actua- por Mario Martone en 2005.
lización fue la elección de la La escenografía de Soutra
directora Katharina Thoma Gilmour coloca la acción en
para el nuevo Ballo in mas- un patio genérico y un
chera de la Royal Opera cementerio inspirado por el
House, en la que era su pre- Pere Lachaise de París. La
sentación en el teatro. El adivinadora Ulrica (Marian-
reparto era extraordinario, ne Cornetti) realiza sesiones
con nombres estelares, el para mujeres audaces que se
tenor maltés Joseph Calleja parecían peligrosamente a
y el barítono ruso Dimitri un conocido grupo feminis-
Hvorostovski en los papeles ta de principios del siglo
principales. ¿Por qué pareció XX. Serena Gamberoni se
que no era excepcional? El Liudmila Monastirska y Joseph Calleja en Un ballo in maschera ganó un aplauso especial
preludio expone hábilmente como Oscar, el paje de Ric-
los elementos de la trama en toda confianza en el conjun- tuosismo sin esfuerzo y pre- cardo que entona una músi-
cuatro secciones: cortesa- to y la fluidez. La dirección sencia imponente, lo que ca deliciosa. No fue ésta una
nos, conspiradores, amor y de Daniel Oren fracasó a la hizo mucho por darle vida a de las mejores noches de la
desenlace en el asesinato. hora de lograr que la músi- la producción. Liudmila Royal Opera, pero la mayo-
Esto funcionó bien la noche ca cuajase. El coro, normal- Monastirska le insufló tanto ría de los cantantes dio una
del estreno y la Orquesta de mente tan fiable, estuvo compasión como ardor a alegría.
la Royal Opera tocó con cla- embrollado. Calleja, como el Amelia. Hvorostovski regre-
se. Tras ello, se evaporó conde Riccardo, ofreció vir- só elegantemente al papel Fiona Maddocks
34
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 35

ACTUALIDAD
ITALIA

Teatro Helikon de Moscú

DRAMA SOFOCANTE
Teatro Comunale. 4-XII-2014. Shostakovich, Lady Macbeth del distrito de Mtsenk. Elena Michailenko, Ilya
Houzic, Alexei Tichomirov. Director musical: Vladimir Ponkin. Director de escena: Dimitri Bertman.

La segunda y última ópe- ligados el escenógrafo Igor escena única (firmada por a su rival Sonetka y los presos
BOLONIA

ra de Shostakovich, un Nezni, la figurinista Tatiana Igor Nezni), un espacio casi siguen su marcha alejándose
clásico del siglo XX, inclu- Tulubeva y los cantantes, que privado de elementos realis- en la oscuridad, se transforme
so en Italia vuelve a los forman un reparto homogé- tas, donde tubos metálicos y en un duelo mortal entre las
escenarios de vez en neo de alto nivel. El sello jaulas evocan una situación dos mujeres que parecen
cuando. La ha propuesto decisivo lo daba la dirección sofocante y angustiosa. Pocos estrangularse mutuamente,
como fin de temporada el de Ponkin y su relación con objetos bastan para transfor- sobre una música que por su
Comunale de Bolonia alber- el espectáculo de Bertman, mar la escena, por ejemplo parte evoca el desvanecerse
gando una producción de concebido en clave antinatu- las sillas altas y estrechas usa- en la oscuridad, pero es el
gran relieve, la del Teatro ralista de gran coherencia y das por los invitados durante único momento discutible de
Helikon de Moscú, ya admira- eficacia. Batuta y regista exal- la fiesta nupcial se alinean un espectáculo bellísimo. Ele-
da en diversos festivales euro- taron la violencia del lengua- luego para constreñir a los na Michailenko fue una inten-
peos: los conjuntos son los je de Shostakovich, su incisiva forzados en un espacio cerra- sísima Katerina, Ilya Houzic y
del teatro boloñés, pero diri- fuerza dramática, la evidencia do. La dirección escénica Alexei Tichomirov dieron
gidos musicalmente por Vla- expresiva que va del feroz hacía convergir cada movi- fuerte personalidad al cinis-
dimir Ponkin, que desde 2002 sarcasmo a la dulzura lírica, miento y cada detalle en mo de Sergei, amado por ella,
es titular del Helikon, y escé- de la cortante ironía a la más resultados de gran eficacia. y a la opresión del suegro
nicamente por Dimitri Bert- profunda desolación, Ponkin Disgusta tan sólo que en la Boris. Muy bien el resto.
man, fundador del teatro en con tensa energía, Bertman escena final, en la que Kateri-
1990, entidad a la que están ambientando la trama en una na se lanza al río arrastrando Paolo Petazzi

Despedida de Barenboim como titular

PRISIONES DE HOY
Teatro alla Scala. 7-XII-2014. Beethoven, Fidelio. Anja Kampe, Klaus Florian Vogt, Falk Struckmann.
Director musical: Daniel Barenboim. Directora de escena: Deborah Warner.
MILÁN

Daniel Barenboim inició acto, que se impo- ca de Chloe Obo-


Brescia/Amisano

su relación con la nía con magnífica lensky evoca un


Orquesta de la Scala con intensidad. Una pabellón indus-
la Novena de Beethoven inútil extravagancia trial adaptado
y lo cierra (al menos en fue, sin embargo, la como lugar de
su condición de titular) con idea de sustituir la castigo más que
Fidelio. En Beethoven, el obertura de Fidelio como cárcel y
concepto interpretativo de por la primera, la hace pensar en
Barenboim no parece intere- de 1805 conocida uno cualquiera
sado en las investigaciones como Leonora nº 2. de los lugares de
de los últimos años relativas Sensacional la apor- aprisionamiento y
al uso de una plantilla tación de orquesta horror de nues-
orquestal cercana a la de y coro y discutible tros días. El pro-
comienzos del XIX y los la elección de un Anja Kampe y Klaus FLorian Vogt en Fidelio blema no es la
metrónomos beethovenia- reparto un poco actualización,
nos. Se suma de modo per- “ligero”, sobre todo en rela- como Pizarro tendió ya al sino la insistencia en una
sonal y noble a una tradición ción con el concepto del recitado ya al grito. Kwang- dimensión cotidiana con
clásica. Lo prefiero en auto- director. Anja Kampe domi- choul Youn fue un válido detalles que se vuelven abo-
res como Wagner, Rimski- nó bien en general el papel Rocco, Mojca Erdmann una cetados. En el final, la direc-
Korsakov, Chaikovski o Ber- de Leonore, no sin algunas deliciosa Marzelline, un tanto tora recoge las versiones de
lioz; pero en todo caso en la dificultades en su gran aria y ligera, Peter Mattei un noble 1805 y 1806, en las que el
Scala su dirección era el sobre todo en el cuarteto del Don Fernando, Florian Hoff- pueblo irrumpe en el subte-
aspecto musicalmente decisi- II acto en el que salva a Flo- mann un discreto Jaquino. rráneo, no estamos en el
vo del nuevo Fidelio. En su restán de Pizarro (pero en Los límites del espectáculo patio al aire libre, como Bee-
interpretación puede recono- este pasaje ninguno de los ideado por una insigne regis- thoven quiso en 1814. Los
cerse una progresión, de los intérpretes pudo con la arro- ta como Deborah Warner cascos de minero harían
tiempos muy lentos del acto lladora tensión de la inter- demuestran cómo es imposi- pensar en la perforación del
primero, donde el director pretación beethoveniana). ble poner en escena Fidelio Mont Blanc, si no fuera por
parecía saborear con calma Klaus Florian Vogt hizo un en clave realista, naturalista, algunos paños rojos.
cada detalle, hasta la más Florestán noble, de insólito minuciosamente cotidiana.
cerrada tensión del segundo color claro. Falk Struckmann La pesada estructura escéni- Paolo Petazzi

35
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 36

ACTUALIDAD
ITALIA / SUIZA

Chung triunfa con su versión de Simon Boccanegra

SIEMPRE EL MAR
Teatro La Fenice. 22-XI-2014. Verdi, Simon Boccanegra. Simone Piazzola, Giacomo Prestia, Maria Agresta,
Francesco Meli, Julian Kim. Director musical: Myung-Whun Chung. Director de escena: Andrea De Rosa.
VENECIA

Michele Crosera
Protagonista del Simon tura, no pudieron advertirse co Meli un estupendo Ador-
Boccanegra que ha inau- en la interpretación de no. El coreano Julian Kim
gurado la temporada en Chung, que extrajo los colo- como Paolo se impuso con
Venecia ha sido Myung- res oscuros y nocturnos, una dicción ejemplar por su
Whun Chung, artífice de exaltó los aspectos innovado- incisiva evidencia. Andrea De
una interpretación res del pensamiento verdiano Rosa, que firmaba dirección
extraordinaria, capaz de (como la intensidad y conti- escénica y escenografía, no
revelar hasta el fondo y de nuidad de tantas páginas de intentó actualizaciones forza-
manera muy completa la declamación dramática), das, sino que se sirvió de pro-
grandeza de esta partitura, manteniendo una tensión y yecciones demasiado natura-
que tuvo una génesis ator- una respiración poética inin- listas para evocar el mar, y en
mentada (en 1881 Verdi rehí- terrumpidas. La Orquesta de su dirección se atuvo a una
zo con la colaboración de La Fenice dio lo mejor de sí e genérica corrección con
Boito algunas partes de la igualmente el sensacional pocas ideas: pésima la de
versión de 1857, sujeta a revi- reparto, que Chung preparó hacer aparecer en el Prólogo
sión) y que fue luego infrava- con cuidado. Por autoridad y el cadáver (en brazos de
lorada (antes del célebre medida, Simone Piazzola en Simone) y al final el fantasma
montaje en la Scala de Clau- la parte protagonista ha sido Simone Piazzola y Maria Agresta de la desaparecida Maria,
dio Abbado y Strehler). Si lo una revelación, Maria Agresta amada por el protagonista.
habitual es reconocer algunas estuvo perfecta como Ame- fue un Fiesco como siempre
discontinuidades en la parti- lia/Maria, Giacomo Prestia intenso y solemne y Frances- Paolo Petazzi

Calixto Bieito monta la ópera de Verdi con su habitual estilo

UN OTELLO SANGRIENTO Y BRUTAL


Theater. 29-XI-2014. Verdi, Otello. Kristian Benedikt, Svetlana Ignatovich, Simon Neal, Markus Nykänen,
Karl-Heinz Brandt, Pavel Kudinov, Rita Ahonen. Director musical: Gabriel Feltz. Director de escena:
Calixto Bieito. Decorados: Susanne Geschwender. Vestuario: Ingo Krügler.
Hans Jörg Michel

Una gigantesca grúa en su sensacional Jago: la


BASILEA

domina el decorado. Al fuerza del mal que mueve


principio sirve únicamen- sus acciones tuvo una múlti-
te para colgar a un prisio- ple variedad de matices en el
nero, pero al final pende barítono británico.
hacia el público y prime- Menos convincente fue
ro Desdemona y luego Ote- el tenor lituano Kristian
llo exhalan su último aliento Benedict en el papel titular.
sobre los espectadores. Muchos pasajes resultaron
Calixto Bieito tiene ante sus forzados, y su timbre sonó
ojos las imágenes de refugia- poco elocuente y a menudo
dos africanos. Otello no es el unidimensional. A cambio,
marginado, sino que él, Jago, desde el foso orquestal pro-
Cassio & Co. representan a la Svetlana Ignatovich y Kristian Benedikt de Otello de Verdi vinieron tonos muy diferen-
Europa rica, las masas del ciados: Gabriel Feltz estuvo
coro y los figurantes son los Este moro está bastante punto de forzarla. Abucheos rítmica y dinámicamente
fugitivos en pateras, que son enfermo: Bieito brinda una para Bieito, incluso en Basi- atento, y se preocupó de
torturados con toda clase de completa paleta de diagnós- lea, donde hasta ahora le obtener tensión y dramatis-
aparatos. ticos médicos, desde el sín- había ido muy bien. mo sin tener que sonar siem-
De este modo, ya en su drome de la guerra del Golfo Incondicional aplauso, pre fuerte. Un ejemplo
segunda aparición llevan y pasando por accesos epilép- en cambio, para los cantan- modélico de ello fue la gran-
traen cuerpos ensangrenta- ticos hasta ataques al cora- tes y los músicos: Svetlana diosa escena de la tormenta
dos. Todo esto no tiene zón. Esto lo comprueba Des- Ignatovich cantó Desdemona al comienzo de la obra, en la
demasiado sentido, y pronto demona muy pronto: este con cierta aspereza en el que las marcadas líneas en
resulta demasiado manido. matrimonio no conoce la agudo, aunque se entregó en los bajos formaron la base
También Otello tiene desde felicidad conyugal, pues el el aspecto dramático, con lo para la explosión de los
el principio sangre en las moro destroza primero colé- que su última intervención truenos.
manos, y se corta una y otra rico su ramo de flores, luego resultó conmovedora. Aún
vez con los trozos de cristal. le rompe el vestido y está a más matices tuvo Simon Neal Reinmar Wagner
36
303-Pliego 3_Actualidad 22/12/14 13:54 Página 37

ACTUALIDAD
REPÚBLICA CHECA

Cambios en el festival

ORÍGENES
IV Festival Janácek. 21/29-XI-2014.

Patrik Borecky
BRNO

El Festival Janácek de
Brno tiene algo de paraí-
so para los que aman de
veras la música de este
compositor moravo. Ese
paraíso no es realmente com-
prendido por muchos, ni
siquiera por sus compatrio-
tas. Todos sabemos que Janá-
cek es de los grandes, mas
para un público amplio resul-
ta todavía difícil. Increíble,
¿verdad? Además, Janácek no
llama a la embriaguez y raras
veces apela al pathos: sus
óperas están unos cuantos
pasos más allá en la sensibili-
dad musical que las de Wag-
ner o Verdi. El caso es que
hubo un retroceso en cuanto
a títulos y organización en Escena de El caso Makropulos de Janácek en el Festival Janácek de Brno
este IV Festival. Además, fue
el último dirigido por la exce- te acaso a la de su compa- do en Brno con la primera positor. Espléndido, y ade-
lente Eva Blahová, que en triota Sörderström. Espléndi- mitad, la excursión a la Luna, más emocionante. En nuestra
esos días le pasó el testigo a da Emilia Marty en la voz de con mejores resultados si nos bitácora volveremos a este
Jirí Herman, que será el titu- Sjöberg y en la construcción atenemos al audiovisual que concierto, a algún detalle del
lar desde enero próximo. que hace junto con David se conserva. mismo.
Antes hubo un cambio en Radok, autor de una puesta A cambio, la escenografía El otro sensacional con-
la dirección de los teatros, y en escena soberbia, detallis- sencilla de Martin Cerny para cierto fue dos días antes, en
la nueva dirección no parece ta, respetuosa con la época La zorrita astuta con puesta el Teatro Janácek, una gene-
hasta el momento muy inte- de la acción (¿no es sorpren- de Ondrej Havelka y con rosa velada de la espléndida
resada en el festival. Sorpren- dente?), rica en sugerencias y Robert Jindra en el foso (Tea- Filarmónica de Brno dirigida
dente, porque pocos países en teatralidad; que se basa tro Nacional, Praga), era de por Aleksander Markovic, un
tienen en el siglo XX un com- en unos excelentes decora- una gran riqueza imaginati- maestro en un momento cul-
positor de la altura de Janá- dos y figurines de Zuzana va, que no pretendía disimu- minante de su carrera, que
cek, y la programación de Jesková y Ondrej Nekvasil. lar eso, su sencillez, su sin duda conocerá más. Tras
esos teatros no parece en Como en el festival de 2012, ausencia de ostentación. una breve fanfarria de Dvo-
absoluto convencional. ¿Mis- Makropulos ha dado la cam- Excelente reparto de anima- rák, Markovic y la Filarmóni-
terio? El caso es que la cues- panada en Brno. lejos y humanos: Alzbeta ca acompañaron al magnífi-
tión económica, como suce- Nos perdimos una Jenufa Polácková como la Zorrita y co pianista ruso Denis Koz-
de en todas partes, no parece al parecer excelente (Ópera Svatopluk Sem en el Guarda huchin en la impresionante
ajena a cierto retroceso. de Graz con puesta en esce- forestal. Sin olvidar el magní- carrera de obstáculos que es
Esta edición del Festival na de Peter Konwitschny) y fico ballet praguense. el Primer Concierto de Bar-
ha tenido algunos momentos sin embargo vimos otra tan Dos conciertos para la his- tók, resuelta como los gran-
realmente hermosos, impre- cargada de buena voluntad toria, y no es exageración. La des artistas suelen hacer: el
sionantes incluso, como El como floja en todos los Misa glagolítica y el Evangelio público queda impresiona-
caso Makropulos, coproduc- aspectos (Ópera de Zagreb, eterno, con amplios efectivos do, pero no advierte esos
ción de la Ópera de Brno y mejor en las voces que en la que impresionaban y emocio- obstáculos. De considerable
la de Gotemburgo, con la puesta en escena o en los naban en la definición sonora interés, las Variaciones sobre
excelente batuta de Marko espantosos decorados y la de Jaroslav Kuzlínk, clausura- un tema de Janácek, del
Ivanovic en la definición del floja dirección musical). ban el Festival el día 29. Un francés Marc-André Dalba-
espacio sonoro de esta pie- Vimos una de las óperas cuarteto de lujo, con Kozena y vie, obra ambiciosa, bella,
za, a mitad de camino entre de Janácek que nunca se la voz angelical de la soprano intensa. Y, para cerrar con
la comedia burguesa de mis- ponen, Las excursiones del Maria Kobielska. Se insistía en solemnidad, con alegría y
terio y el auto sacramental Sr. Broucek, en una produc- que era la versión original de con un espíritu alto, como el
con filosofía y psicología ción también floja, pero lle- 1927, antes de ciertas modifi- que ahora tiene este país
seculares. Un reparto checo, vadera, con pobreza de esce- caciones del propio Janácek; antaño aplastado, una Sinfo-
con excepción de la soprano nografía y un protagonista y en el mismo local en que nietta en la que también
sueca Gitta-Maria Sjöberg de muy buen nivel vocal y se estrenó, el Estadio Kouni- había pretensión de recupe-
(Kostelnicka en la Jenufa de de actuación, Arnold Bezu- cova, a unos pasos del pabe- rar orígenes.
Malmö, aquí reseñada), con yen. En el segundo festival llón pegado a la Escuela de
una vocación checa semejan- (2010) ya se habían empeña- órgano en que vivía el com- Santiago Martín Bermúdez

37
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 38

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

Fotos: Iñaki Zaldua

38
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 39

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

SIGLO Y MEDIO DEL


ORFEÓN PAMPLONÉS

E
l 19 de marzo de 1865 tuvo lugar en Pamplona un hecho extraordinario que marcaría el devenir
sociocultural de la ciudad. Ese día, bajo la dirección de Joaquín Maya, ofreció su primer concierto el
Orfeón Pamplonés, sociedad coral nacida por impulso de once socios suscriptores, presididos por
Conrado García. Sus fines fundacionales no eran otros que “Difundir la instrucción musical entre los
obreros, y robustecer su moralidad para que la gloria y buenas costumbres de Navarra resalten con todo su
esplendor y en todas ocasiones”, tal y como se expresaba en la Memoria Artística de 1892. El mismo año en
que el Orfeón, bajo la presidencia de Fidel Maya —reorganizador en 1890 del definitivo Orfeón tras un
lustro de silencio—, nombraba presidente honorario a Pablo Sarasate, y el mismo también en que la coral
ganaba en Bilbao el Concurso Nacional de Orfeones, Bandas y charangas.
El Orfeón Pamplonés contó en el comienzo de su andadura con el joven Julián Gayarre, que siempre
recordó la instrucción en él recibida y la apuesta por potenciar su formación, como informaba La
Correspondencia de España en la edición del 4 de octubre de 1865. “El Orfeón Pamplonés ha mandado al
Conservatorio de Madrid a uno de sus alumnos; el tenor Sebastián (Julián) Gayarre (…) humilde artesano a
quien el Orfeón ha colocado en vías de ser un notable artista, representará donde quiera que se halle a ese
mismo Orfeón, que le recordará su origen”. Así fue: Gayarre siempre manifestó su agradecimiento por
aquel gesto. Lo testimonia una carta enviada cuando se encontraba en la cima de su carrera, segada
prematuramente por la muerte. “La guardamos entre los trofeos. Está escrita desde el Hotel des Bains de
Mónaco, y en ella comunica una donación en efectivo a la Institución, al tiempo que se ofrece a ampliar la
suma si fuese necesario”. Explica Igor Ijurra, desde 2005 Maestro Director del Orfeón.

Maestro y director coro madrileño, que además destaca Philharmonic que, tras arrancar el día
“su trato personal, su cercanía y su 24 de este mes en el Royal Festival Hall
Nacido en Etxarri Aranatz, Ijurra, licen- amabilidad”. de Londres —finalmente con el
ciado en derecho por la Universidad de Entre las metas fijadas por Ijurra Réquiem de Verdi—, les llevará una
Navarra, es titulado en Canto, Solfeo, está su interés en potenciar el reperto- semana después al Auditorio Nacional
Teoría de la Música y Transposición y rio del Orfeón, siendo consciente de de Madrid dentro de la temporada de
Acompañamiento por el Conservatorio las dificultades que entraña porque, Ibermúsica, la más prestigiosa de nues-
Superior Pablo Sarasate y Titulado dice, “Dependemos de lo que quieran tro país. Seguidamente, a Pamplona,
Superior en Dirección de Coros por la los maestros y los programadores, que inaugurando en el Teatro Baluarte el
Escuela Superior de Música del País tienden hacia el gran repertorio para, mes de febrero para, dos días más tar-
Vasco. Además, continúa formándose viendo la caída de audiencia en los de, concluir la primera escapada inter-
en dirección de orquesta. Dirigió la últimos años, no perder público. Pocas nacional del año en el Théâtre des
coral de su localidad natal antes de des- veces se establece un diálogo en que Champs Élysées de París.
embarcar en el Coro de Voces Graves se pueda proponer desde el coro. Ha También apoyó en la introducción
de Pamplona. A pesar de no haber sido pasado con Ernest Martínez Izquierdo de obras nuevas Rafael Frühbeck de
orfeonista, siempre tuvo claro que para en su etapa con la Sinfónica de Nava- Burgos, una batuta por la que todos los
él, como para cualquier navarro “el rra, que nos permitió hacer, por ejem- orfeonistas profesan devoción. “Cuando
coro de referencia es el Orfeón Pamplo- plo, Styx de Giya Kancheli, obra que fuimos con él a Estados Unidos decidió
nés”. Ijurra medía su talla hace unas posiblemente en España no haya que lleváramos algo español. Miramos
semanas debutando como preparador hecho nadie. También con Juanjo Mena como primera posibilidad los Cuadros
invitado frente a un conjunto profesio- cuando estaba en Bilbao. Después de vascos, pero a los pocos meses llamó
nal de la talla del Coro de RTVE. hacer el Réquiem alemán en 2006 le para decir que había funcionado muy
Enfrentándose, también por primera mostré veinte partituras para elegir. bien una Atlántida que hizo en Boston
vez, al exigente Oratorio de Navidad de Inmediatamente apartó el Elías de y sugirió que la cantáramos también
J. S. Bach “con excelentes criterios Mendelssohn, una de las que yo lleva- nosotros. Pero la mayoría de las veces
musicales y una buena técnica de traba- ba como posibles”. los encargados de programar son quie-
Fotos: Iñaki Zaldua

jo. Más, teniendo en cuenta que sólo ha Elías, en el pasado caballo de bata- nes nos dicen qué quieren hacer, sin
contado con una semana para preparar lla del Orfeón, habría sido un título per- preguntar si lo tenemos en el reperto-
una obra de semejante envergadura” fecto para los cuatro conciertos en la rio, que en el 90 por ciento de los casos
comenta Javier Velasco, miembro del gira con Vladimir Jurowski y la London es el estándar. Y eso no es bueno, por-

39
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 40

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

euros y en 2015 se estima llegará a


844.000”. Tampoco ve Ijurra fuegos de
artificio gratuito en los fastos para 2015,
celebrando un momento en el que el
Orfeón se encuentra como, a modo de
eslogan, reza en el folleto editado para
la ocasión: 150 años y Excelente Salud.
“Ateniéndonos a la programación”,
comenta, “objetivamente habría que
decir que sí. En cuanto a si gozamos o
no de excelente salud, los demás lo juz-
garán. Pero lo cierto es que no nos
podemos quejar. Como institución, no
sólo tenemos el coro de adultos: conta-
mos además con otro juvenil, el infantil
y la escolanía. Más de 300 voces, que
obligan a una estructura, que creo se
adapta bien a cada uno de los aparta-
dos. En lo que se refiere al coro adulto,
el Orfeón Pamplonés se anota una tra-
yectoria muy positiva en los últimos
años, porque no sólo ha logrado intro-
ducirse y estabilizarse en lo que se
conoce como el circuito de orquestas
profesionales, donde también se cuenta
con amateurs, entre los que nos encon-
tramos: hemos conseguido incluso algo
que ni siquiera estaba entre nuestras
previsiones, como actuar dos veces en
Estados Unidos; hemos vuelto de nue-
vo a Francia en los últimos años hasta
en cuatro ocasiones —Burdeos, Tou-
louse, Chorégies de Orange… Estamos
en el ciclo de Ibermúsica por segunda
temporada, después de actuar el año
pasado con Esa-Pekka Salonen… Es
decisivo que un coro sinfónico como el
Orfeón haya actuado con directores
como Valeri Gergiev —que nos volverá
a dirigir en Pamplona el día exacto del
150 cumpleaños—, Esa-Pekka Salonen,
Juanjo Mena —con quien este verano,
en nuestra segunda visita a Londres en
pocos meses, estaremos en los Proms—
que hay mucho más. No ya contempo- algo que el Orfeón Pamplonés no ha y, por supuesto, con el maestro Früh-
ráneo, sino de autores como Mendels- hecho desde hace muchísimos años. A beck, que apostó con fuerza por nos-
sohn, que tiene salmos y cantatas que partir de ahora tendremos la grabación otros. Aunque siempre apetecería estar
apenas se hacen. Como ocurre con las para Naxos, junto a la Sinfónica de mejor en determinadas facetas, lo cier-
misas de Schubert y muchas más obras Navarra, con su titular, Antoni Wit, de la to es que en los últimos tiempos, el
perfectas para el Orfeón. Porque hay Misa en re de Dvorák, además del Orfeón ha dado varios pasos, más bien
que conocer cosas nuevas”. Y, como Réquiem de Verdi, que grabaremos con saltos. Y estamos contentos”.
buen navarro, recurre a un símil gastro- la London Symphony en su propio sello
nómico: “Ante un plato distinto es con- LSO. Será el comienzo de una discogra- Números que cantan
veniente al menos probar para ver si te fía, que se irá haciendo poco a poco”.
gusta. Puedes pedir éste, y otro en el Ambas grabaciones se inscriben La mitad de los fondos para sacar a flo-
que vas sobre seguro. Si hacemos eso entre una serie de hitos coincidentes te sus ideas proceden de subvención
en un restaurante. ¿Por qué no en músi- con el sonado aniversario del Orfeón, pública (Gobierno de Navarra; Ayunta-
ca? En ese punto, habría que explorar. en el que se diría han echado la casa miento de Pamplona y una parte resi-
Por eso, hacer este año la Misa en re por la ventana. Aunque no lo admita en dual del Ministerio de Cultura), el 30
mayor de Dvorák, o su Te Deum, es el sentido estricto de la expresión su por ciento son ingresos por actividades
abrir otro camino”. gerente, Joaquín Romero, encargado de de allí donde se les contrata, dividién-
El camino que lleva a subsanar la cuadrar las cifras institucionales: dose el 20 por ciento restante a partes
carencia en un terreno como el disco- “Hemos tirado la casa por la ventana en iguales entre los capítulos de patrocinio
gráfico. Aun a costa de luchar contra los cuanto a programación, que es de alto y aportaciones (300 socios protectores
elementos, poniendo manos a la obra nivel, sin alejarse de la de los últimos y un número de empresas que se espe-
ahora, cuando la industria del disco años. Pero mantenemos los pies en la ra crezca con la nueva Ley de Mecenaz-
vive tiempos de severa crisis. “No con- tierra en el apartado económico, ya que go de la Comunidad Navarra) y las cuo-
tamos con ninguna obra de referencia, financiamos todo con presupuesto ordi- tas que los padres de 190 niños que se
se lamenta Ijurra. Las grabaciones son nario, que en 2014 ha sido de 800.000 forman en la Escolanía. Las actuaciones

40
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 41

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

fuera de Navarra se financian con los en el Kennedy Center de Washington o del trabajo, directamente a Pamplona.
ingresos por la propia actividad, que en el Carnegie Hall de Nueva York, me Aparco y a ensayar. A veces tengo que
genera más ingresos que gastos. Por aferré al orgullo y se me puso la piel de hacer milagros, para compaginar bien
otra parte, la estructura administrativa gallina. Si has conocido la experiencia la actividad del día. Más aún cuando
de la Organización se ha pretendido de un coro desde dentro, los resultados tenemos que viajar. Al final llevamos
muy ajustada: en total, diez personas, te suenan a menos como espectador. una triple vida: a las actividades de
algunas de las cuales desempeñan una Las ganas irresistibles de cantar, se com- cualquier persona, incluyendo trabajo y
doble actividad docente. “Por necesi- pensaron pensando que aquello lo deporte, le sumas el Orfeón, que es
dad, tienen que salir los números”, habíamos conseguido entre todos, y yo como otro mundo”. Todo eso, sin olvi-
señala Romero. “o esto sería flor de un había contribuido con mi granito de darse de salir de fiesta, o hacer una
día. Y si tenemos 150 años de historia arena”. escapada algún fin de semana con los
detrás es porque en alguna medida ha amigos. Pero da por buenos los esfuer-
funcionado la gestión a lo largo de ese Savia nueva zos. “Aunque haya momentos duros,
tiempo”. Con todo, la salud financiera pasamos tantos buenos, que el resulta-
muestra mejor cara que anteriormente. Quien sí pisó las tablas en aquel segun- do final siempre es muy gratificante”.
“En este momento es buena, gracias a do viaje a Nueva York fue Álvaro Lorca. El Orfeón Pamplonés, de acuerdo
un apoyo continuado de la Sociedad, Colaboró con el Orfeón, aunque forma- con una regulación de 1903, es el
además del cincuenta por ciento de ba entonces parte del Coro Juvenil, al segundo coro de España en admitir
subvenciones. También, porque la cri- que accedió con doce años. “Uno de mujeres en su seno. “La entrada de
sis, paradójicamente, nos ha pillado en los objetivos es ir participando poco a voces femeninas hizo que las obras
momentos favorables y la hemos podi- poco en la actividad del coro adulto, para voces mixtas fueran llegando al
do sortear con actividad. En los últimos para que cuando llegue el momento de repertorio orfeonil. En los años 20,
cinco años hemos incrementado los acceder a él, el paso no sea muy radi- especialmente a final de la década, tan-
ingresos por actividad en un 300 por cal”. Él lo dio en 2013, a punto de cum- to el repertorio a voces mixtas como el
ciento. Los 60.000 euros que antes plir los 24 años. Siempre le había gus- sinfónico-coral adquieren un protago-
podíamos facturar por ejercicio en con- tado cantar: “Primero fue en el coro del nismo que predomina hoy en día”,
cepto de actividad, se han convertido colegio. Luego, en la Escuela de música comenta Ijurra. Así, en 1927 encontra-
en 204.000 aproximadamente”, aclara Joaquín Maya. Una profesora me sugi- mos al Orfeón en Madrid cantando,
Romero, que compatibiliza el cargo rió entonces la posibilidad de cantar en bajo la batuta del maestro Arbós, dos
desde abril con el de Gerente de la el Coro Juvenil y no me lo pensé”. obras de Beethoven la Novena Sinfonía
Orquesta de Navarra. Álvaro es feliz por haberlo hecho. y la Misa solemnis (fue el primer coro
Romero ingresó en 2001 como orfe- “Aunque los primeros años me resulta- en España en interpretar la Solemnis y
onista. Tenía 25 años. Accedió a la jun- ron un poco duros, reconozco que fue probablemente el coro español que
ta directiva en 2005 y a la gerencia en una de las mejores decisiones de mi más veces la ha cantado). El Orfeón fue
2008. Desde ese momento dejó de can- vida”. De entre las satisfacciones desta- también dirigido en 1929 por Maurice
tar, ateniéndose a los reglamentos. En ca “la humanidad que reina en el Orfe- Ravel en sus Trois chansons a voces
el Orfeón disfrutó mucho. “Supuso un ón, y la acogida que se le dispensa, tan- mixtas, reivindicando la calidad sinfóni-
descubrimiento. Lo más enriquecedor to en Navarra como fuera”. Eso le ha co-coral que aún luce como sello de
fue la posibilidad que se me brindaba ayudado a la hora de contar con la distinción. La misma que le lleva con la
de compartir mi afición a la música en complicidad en la firma de construc- llegada de los 30 a introducir obras del
conciertos y viajes con un grupo de ción en Estella, a media hora de coche fuste de las de los renacentistas Guerre-
personas de entre 18 y 75 años, de toda de Pamplona, donde desempeña tareas ro o Victoria. Si la proporción entre
condición, profesión e ideología. Can- administrativas. “He tenido suerte. En el hombres y mujeres es claramente supe-
tando en grandes escenarios, me decía trabajo valoran la importancia de perte- rior en los varones en los primeros
a mí mismo que en pocas como esas necer al Orfeón y se interesan por sus años, con la adopción del nuevo reper-
me iba a ver. Eso te enriquece ante todo logros, porque se respeta la institución. torio, el número de mujeres crece hasta
como persona”. Eso es algo que debo agradecer a la ponerse en cabeza. Hoy el Orfeón lo
Aunque no llegó a actuar en la gira empresa”. Lunes, martes y jueves ensa- integran 60 mujeres y 50 hombres de
americana con Frühbeck, allí estaba: yan de 20:00 a 22:00 horas. Esos días entre 20 y 77 años. “Los integrantes,
sentado en la sala “Lo viví con envidia son duros para él. “Desde las siete de la dice Ijurra, son prácticamente navarros
desde la butaca. Cuando vi al Orfeón mañana, fuera de casa. Nada más salir en su totalidad, aunque hay dos madri-

XVII CONCURSO INTERNACIONAL DE VIOLONCELLO


“ VILL A D E L LA NE S”
22, 23 y 24 de agosto de 2015
XXVIII CURSO Violín: Sergei Fatkouline, Anna Baget, Aitor
Hevia*, Cibrán Sierra*, David Hevia
INTERNACIONAL Viola: Ashan Pillai, Josep Puchades*
DE MUSICA Cello: Aldo Mata, Helena Poggio*, Fernando Arias
Llanes - Asturias
Orquesta de Cámara: Cuarteto Quiroga*
Cuarteto y Música
Del 17 al 31 de Agosto de 2015 de Cámara (cuerda): Cuarteto Quiroga*
Dtor Artístico José Ramón Hevia
Asociación de Músicos de Asturias
C/ Monte Gamonal, 21-6º D, 33012 Oviedo. Tf.: 985 08 46 90 / 985 25 62 87
Web: www.llanesmusica.com e-mail: info@llanesmusica.com
Patrocinan: Gobierno del Principado de Asturias y Fundación JAPS
Organiza: EXCMO. AYUNTAMIENTO DE LLANES

41
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 42

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

leñas establecidas en Pamplona, y hace


unas semanas ha ingresado una polaca.
Hemos tenido un ecuatoriano, algún
argentino, y por el coro juvenil pasó
una estadounidense durante el año que
estudió en la Universidad de Navarra”.

La gran familia

Conociendo el amor por la música en


esta tierra, es fácil imaginar que en
algún momento coincidan entre el
Orfeón y alguno de sus apartados
varias generaciones de una misma
familia. Un ejemplo lo encontramos en
la de Sagrario Aramburu, a quien
secundaron dos de sus diez hijos:
Sagrario y Patxi. Y a éste, dos hijas, Iru-
ne y Begoña, aún en el Coro Infantil y
la Escolanía, respectivamente.
La voz de Sagrario Aramburu fasci-
nó al subdirector del Orfeón José María
Beovide, que la conoció como estu-
diante en la Academia de Música. En
1944, consiguió animarla para entrar en
el Orfeón. Tenía catorce años; a los
quince cantaba como solista. Es la
memoria viva de la institución, a la que
permaneció unida medio siglo, salvan-
do el paréntesis de sus sucesivas mater-
nidades. Muchos de los recuerdos de
este largo idilio continúan emocionán-
dola. Como, al año de entrar, su “pues-
ta de largo como contralto” en el Palau
de la Música barcelonés, al que el Orfe-
ón acudía por primera vez. “Era un
doble programa Beethoven con la Filar-
mónica de Barcelona. Llevábamos un
día la Novena Sinfonía, dirigidos por
Pich Santasusana y al siguiente la Missa
solemnis con Jesús Arámbarri. La com-
pañera que debía cantar en la Novena
se puso enferma y canté yo las dos
obras. Estaba asustadísima, pero me
animó mi hermana, compañera también
en el Orfeón. Los mejores momentos de
entonces, los más imborrables, son ante
todo de los conciertos. Como cuando
canté la parte solista del Réquiem de
Verdi. Tenía mucho miedo. Hasta lloré.
Pero en el descanso los compañeros me
dijeron que funcionaba a la perfección
y se me pasó”. Son tantos los directores Sagrario lo pasó tan bien en el Orfe- pero si fuésemos rigurosos serían muy
con los que ha trabajado, que le cuesta ón, que en ello quiso insistir cuando pocos los que accediesen de entre tan-
trabajo relacionar a todos. Pero no olvi- supo que su hijo seguía sus pasos: “Dis- tos candidatos de perfiles diversos que
da algunos nombres, como el Pedro fruta cantando y no hagas caso de los lo pretenden”, explica Ijurra. “Desde
Freitas Branco. “En 1954 canté con él en chismes que siempre surgen donde hay personas con el grado medio o superior
Lisboa El Rey David de Honegger y el artistas”. Patxi lo llevó a la práctica y de canto, a otras con distintas virtudes.
Réquiem de Brahms”. O el citado Arám- dice “he disfrutado y sigo disfrutando Valoramos su experiencia en coros,
barri: “La gira que nos había llevado a mucho en los treinta años que llevo en sabiendo que la ventaja en los más
Barcelona continuó unos días más tarde el Orfeón, después de haber cantado grandes como el nuestro es poder con-
en Palma, donde nos dirigió las dos en el coro del instituto. Por eso, a mis tar con gente de distintas habilidades:
obras de Beethoven que habíamos hijas Begoña e Irune las he inscrito en desde quien tiene una gran voz o un
interpretado en el Palau. Hicimos él como escuela alternativa de música”. excelente agudo y es más torpe leyen-
mucha amistad. Más tarde recuerdo que En su caso, sin darles consejos “Todavía do a quien con una voz pequeña sobre-
canté con Arámbarri el Réquiem de Ver- no”, dice sonriendo. sale rítmicamente. Como la preparación
di en Vergara”. Y Vergara regresa a su Para ingresar en el Orfeón es preci- con que llegan no suele ser excelente,
memoria “porque allí y en Bilbao canta- so superar una prueba vocal: “Me nos encargamos de formarles tanto en
mos con Frühbeck el Elías”. encantaría hacer también una de solfeo, canto como en lenguaje musical”. Todo

42
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 43

ANIVERSARIO
ORFEÓN PAMPLONÉS

esto requiere mucho trabajo “y no sólo Cayó en el momento preciso. A


en el aspecto musical”, precisa. “Un punto de que el Orfeón viviese su pri-
coro como el Orfeón Pamplonés es mera aventura trasatlántica, junto a la
catalizador de compositores, interesa- Orquesta del Principado de Asturias y
dos en la audición de una obra suya”. Maximiano Valdés al frente. “Un año
Llegado el caso, la prioridad la marcan después de mi llegada, hicimos una gira
los autores navarros. Por esa razón, en cantando en varios estados de Méjico el
los últimos años el Orfeón ha estrenado Réquiem de Verdi. Para mí, que acaba-
en poblaciones de Navarra una veinte- ba de entrar, aquello fue alucinante”.
na de obras, en su mayor parte a cap- Volvería a experimentar la sensación en
pella, de, entre otros, José María Goico- los otros dos saltos americanos. “En
echea, José Antonio Huarte, Miguel de 2010 fuimos por primera vez a Estados
Zulategui o Lorenzo Ondarra, De éste Unidos con Valeri Gergiev y su orques-
“somos uno de los coros que más obras ta del Mariinski de San Petersburgo. Lle-
ha estrenado en los últimos tiempos, vábamos dos sinfonías de Mahler. En
porque entre los objetivos del Orfeón Washington cantamos la Octava, que
está el estreno o la interpretación de volvimos a hacer en el Carnegie Hall de
obras de autores de nuestra tierra. La Nueva York, además de la Segunda”. El
intención en el coro adulto es hacer viaje aparecía detallado a modo de pró-
cuatro al menos cada año”. logo en el Diario de Navarra el 3 de
febrero de 2010. “El Orfeón Pamplonés
El sello institucional se prepara para alcanzar el máximo
hito de su historia: cantar la Octava Sin-
De arbitrar el cumplimiento de lo esta- fonía de Mahler en una sala de concier-
blecido, refrendándolo con el sello ins- tos de referencia mundial, el Carnegie
titucional se responsabiliza desde su Hall de Nueva York. Ningún coro espa-
cargo de presidente Joaquín Jabat, ñol lo había conseguido hasta ahora. El
miembro del Orfeón desde 2006, cuan- concierto, que tendrá lugar el 21 de
do llegó sin más experiencia que la octubre, unirá a 60 voces del Orfeón
adquirida en un pequeño coro cuando Pamplonés con otras 60 de la Choral
comprendió que le gustaba cantar. En Arts Society of Washington, mientras las
el Orfeón, al tiempo que ejerce su labor voces infantiles las aportará The Bro-
de supervisión, continúa haciéndolo, oklyn Youth Chorus (…). El elenco
como es preceptivo. “Los estatutos artístico se completará con la actuación
señalan la posibilidad de que algún de tres sopranos, dos mezzosopranos,
socio de honor o de mérito sea miem- un tenor, un barítono y un bajo. La
bro de la Junta aunque no cante, pero interpretación de la obra cumbre de
lo habitual es que éstos sean socios- Mahler estará precedida de otro con-
cantantes. Como es el caso de los que cierto que tendrá lugar la víspera y en
pertenecemos en este momento a ella”, el que se cantará la Sinfonía nº 2 “Resu-
aclara Jabat, que en marzo de 2012 fue rrección” del compositor, que también
elegido, como el resto de la junta, por requiere sesenta voces”. La segunda
los orfeonistas. “Es importante contar visita a la Gran Manzana de Jabat con el
con el respaldo de una inmensa mayo- Orfeón tuvo lugar en 2012. “Esta vez,
ría para ponerte al frente de una enti- para tres conciertos con el maestro
dad como el Orfeón”. Sucedía en el Frühbeck de Burgos y la Filarmónica de
puesto a Javier Orella, y defenderá la Nueva York”. El éxito se refleja en la
presidencia hasta 2016: los cuatro años crónica de ABC del 4 de junio de ese
que señala el reglamento. Su situación año. “El Pamplonés, que ha interpreta-
de prejubilado en la banca le permite do tres conciertos con la Atlántida de
dedicar el tiempo necesario para cum- Falla y Carmina Burana, de Carl Orff,
plir con los compromisos de carácter se ha desplazado hasta Nueva York
extramusical. “El presidente es quien para participar en el ciclo de la presti-
más actividad desarrolla, por la canti- giosa Orquesta Filarmónica de esta ciu-
dad de funciones que debe asumir al dad, bajo la batuta de Rafael Frühbeck
tener que representar al Orfeón en de Burgos. Los tres conciertos, que han
muchos actos sociales, además de con- tenido lugar el jueves, viernes y sábado,
certar encuentros con políticos y orga- se han desarrollado con el aforo, 2.700
nismos para conseguir soporte econó- espectadores, completo”.
mico o institucional”. Desde la Junta se Como el resto de cargos de la junta,
marcan las directrices para clarificar el de presidente no está remunerado. “La
hacia dónde quiere ir el Orfeón y qué recompensa, como navarro y puesto que
metas pretende alcanzar. A Jabat le me gusta cantar”, concluye Jabat, ”la
corresponde la supervisión constante encuentro en el orgullo por la pertenen-
de la actividad del equipo de gestión. cia a una institución con tan larga trayec-
“Mantenemos contacto casi a diario, al toria y tan querida en esta tierra. Estar al
margen de las reuniones en las que frente de la entidad te hace sentirte bien”.
cada mes se adoptan las medidas con-
cretas más importantes”. Juan Antonio Llorente

43
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 44

ENTREVISTA
NEVILLE MARRINER

Javier del Real


NEVILLE MARRINER:
“ME GUSTARÍA QUE MOZART
HABLARA POR MÍ CUANDO
YO NO ESTÉ”

H
a esperado sir Neville Marriner (Lincoln, Inglaterra, 1924) a cumplir 90 años para debutar al frente
de la Orquesta Nacional de España. Y ha elegido para la ocasión (30 y 31 de enero; 1 de febrero,
en el Auditorio Nacional) la Sinfonía nº 44 de Haydn y “dos himnos británicos —asevera el
maestro— a la mayor salud de Elgar”: Las Variaciones “Enigma” y el conmovedor Concierto para
violonchelo con Truls Mørk como solista. Monumento vivo de la historia musical del siglo XX (sólo hay dos
directores en activo que le superen en edad: Stanislaw Skrowaczewski y Anton Coppola), Marriner hace
balance de sus seis décadas en el podio y pronóstico de los retos que se avecinan. “El futuro —sentencia—
es el pasado”. Mucho ha llovido desde aquella tarde de 1958 en que fundó en Londres la revolucionaria y
prolífica Academy of St. Martin in the Fields. En todo este tiempo, sólo se arrepiente de una cosa: “Si
pudiera volver atrás, empezaría a dirigir mucho antes”.

44
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 45

ENTREVISTA
NEVILLE MARRINER

En sus orígenes, la Academy of St. Martin época la gente ha hecho lo que ha mucho por el dichoso concierto de
in the Fields conspiró contra la figura del podido y lo que le han dejado. Y me despedida. Y lo único que puedo
director. ¿Qué le empujó a dar el salto al atrevería a decir más: las orquestas decirles es que, una vez cruzada la
podio? son el fiel reflejo de las sociedades. barrera de los 90, cada concierto es
La ASMF surgió, de manera natu- Toscanini pertenecía a ese viejo régi- una despedida en sí mismo. Lo que no
ral, como ensemble de cámara. Por men de directores impulsivos y domi- deja de ser un alivio, pues así no ten-
entonces yo trabajaba como segundo nantes. Entonces la batuta era una dré que preocuparme de organizar
violín de la Sinfónica de Londres y especie de cetro y eran ellos los que nada [risas]. Mire, tengo la agenda
quedaba algunas tardes con otros elegían qué dirigir y con qué músicos. comprometida para los próximos
músicos para abordar el repertorio Ahora sucede lo contrario. Son las años, pero eso no quiere decir que
antiguo con verdadero rigor y no orquestas las que se organizan para vaya a cumplir con todo lo que me he
como se hacía entonces. El método de nombrar a sus directores y elegir el propuesto. Debuto con la Orquesta
trabajo era muy democrático y contra- repertorio. Nacional a finales de este mes y quién
rio a la idea de un director que llega- Usted mismo reconoce que la ASMF es su sabe si volveré al Auditorio Nacional.
ra a imponer su criterio. Sin embargo, segunda familia. ¿Cree que el exceso de ¿Qué espera de ese encuentro?
fuimos creciendo en número hasta confianza y camaradería en una orquesta A mi edad uno no puede permitir-
que, una tarde, el maestro Pierre Mon- puede resultar contraproducente? se el lujo de perder el tiempo con for-
teux vino como oyente a un concierto Desde luego que el ambiente en la maciones de medio pelo. Si no me
de la ASMF que yo dirigía como con- ASMF es muy relajado, pero todos hubiera convencido lo que he escu-
certino, es decir, sentado en una silla sabemos que no conviene crear más chado a través de varias grabaciones
y moviendo la cabeza y el arco. Se me confusión de la necesaria. Quiero no me tomaría la más mínima moles-
acercó al final para felicitarme por lo decir que los músicos necesitan a tia. Yo mismo he podido comprobar
que había escuchado y, de paso, rega- alguien que tome por ellos decisiones que la OCNE juega en la champions y
larme un consejo. La próxima vez, me que por supuesto nunca son del gusto estoy muy contento de que se me
dijo, haz el favor de ponerte de pie y de todos. El intercambio de opiniones haya brindado esta oportunidad. Mis
dirigir como un hombre. Tras lo cual, me parece muy aconsejable, pero los compromisos con la Orquesta de
se comprometió a enseñarme él mis- músicos han de tener claro que al final Cadaqués me han permitido visitar
mo los secretos de la dirección en su eres tú el que tiene la última palabra. España con cierta frecuencia y com-
Escuela de Hancock. Así que, en puri- La orquesta es un barco y la obliga- probar algo que me llama poderosa-
dad, fue él quien tomó la decisión por ción de un capitán, por encima de mente la atención de los españoles. Y
mí. cualquier otra cosa, es evitar que se es que, a pesar de las dificultades, de
Antes de viajar a Estados Unidos para con- hunda. los recortes y las penurias, nadie ha
seguir su licencia de director, se había ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que ha logrado borraros la sonrisa de la cara.
curtido como violinista a las órdenes de tomado? ¿Qué hace mejor ahora, a los 90, que
grandes maestros. ¿Qué aprendió y de Me vienen muchas a la cabeza. cuando tenía 19?
quién? Desde luego, las que más enemistades [La risa de Molly, su mujer, se cue-
Recuerdo aquellos años con una me han granjeado han tenido que ver la en la grabadora] Creo que física-
mezcla muy vívida de emociones. siempre con compositores. Cuando mente me muevo algo más lento. Pero
Josef Krips ejerció una gran influencia por algún motivo, siempre bien razo- musicalmente me siento mucho más
en mí durante mis comienzos. Era nado, he rechazado alguna partitura ágil y diestro. De hecho, creo que la
asombroso cómo conseguía sacar bri- me han llovido las críticas. Fíjese que edad me ha vuelto algo más impulsi-
llo a las orquestas sinfónicas. Las cui- yo nunca le he dicho a un compositor vo. A los 19 se me podía ir una tarde
daba como si fueran organismos vivos que su música sea mala o difícilmente entera en unos cuantos compases. No
y no un viejo fósil. Lo que más me ejecutable, sino que honestamente no corría ni tenía prisa por llegar a nin-
gustaba de él es que dirigía grandes me sentía capacitado para dirigirla. Y gún sitio. Pero ahora me gusta resol-
conjuntos como si fueran grupos de le habla alguien que no hace mucho ver los problemas con cierta celeridad
cámara, y también que era capaz de tuvo que encerrarse varios días para y seguir avanzando. No creo que haga
transmitir su entusiasmo a cada uno estudiar la partitura del Concierto de nada mucho mejor que cuando era
de los músicos que tenía a su cargo. clarinete de Howard Blake que estre- joven, pero cuento con una gran
Había, por supuesto, una serie de namos en Hong Kong hace unas experiencia a mis espaldas que me
maestros cuyos nombres estaban aso- semanas. permite hacer mi trabajo relajadamen-
ciados a un tipo de sonido muy con- Antes de escuchar que no tenía talento te. Cuando empecé a dirigir, los músi-
creto. Me refiero a una sección de suficiente como violinista se lo dijo usted cos que tenía enfrente no podían evi-
cuerdas en manos de Leopold Sto- a sí mismo. ¿Cómo lo tuvo tan claro? tar preguntarse por qué yo, y no ellos,
kowski. Sólo él conocía la fórmula y Que no fuera un virtuoso del vio- había de subirme a la tarima para agi-
créame que no he vuelto a escuchar lín no significaba que no tuviera un tar un palito de madera. Es algo que
nada igual. Estaban también los gran potencial como músico en otros nunca llegó a verbalizarse pero que
expertos en tal o cual compositor. campos. Conocía mis limitaciones téc- estaba en el aire. A mis 90 años, son
Digamos, para que usted me entien- nicas y fui consecuente con ellas. De pocos los que se atreven a cuestionar
da, que nadie en el mundo sabía más nada habría servido forzar una carrera mi autoridad. Porque saben que llevo
de Mahler que Jascha Horenstein, y como solista más que para hacer el moviendo ese palito antes incluso de
eso para los músicos era una tranqui- ridículo. Si eres tartamudo más vale que ellos nacieran.
lidad. Debo mencionar, por último, a que te pienses dos veces lo de ser Tenía usted quince años cuando estalló la
los semidioses de la dirección. Uno actor. Porque los esfuerzos inútiles Segunda Guerra Mundial. ¿Diría que la
simplemente no podía no admirar a sólo conducen a la melancolía. música sirvió realmente para algo, además
Toscanini. ¿Ha pensado alguna vez en colgar los de para la propaganda?
¿También la admiración venía impuesta? hábitos? Los historiadores y los musicólo-
[Risas] Eran otros tiempos, pero Por alguna razón que se me esca- gos saben mejor que nadie que duran-
nadie dijo que fueran peores. En cada pa [risas] los periodistas me preguntan te la Segunda Guerra Mundial la músi-

45
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 46

ENTREVISTA
NEVILLE MARRINER

ca clásica gozaba de una gran popula- cierto, aplaudir entre movimientos o habrá opiniones para todos los gustos.
ridad. La gente acudía a los conciertos veía a alguien beber un refrigerio den- ¿Sigue leyendo las críticas?
buscando ese recogimiento, esa sensa- tro de la sala. Nada de eso pasó, lo Trato de hacerlo, porque me inte-
ción de seguridad y de paz. Las sire- que fue un gran alivio, y la prueba de resa lo que la gente piensa de mí y
nas, los silbidos de las bombas, los que la música, como la vida, termina creo que pueden resultar muy prove-
rumores de una invasión, las noticias abriéndose paso sin ayuda de nadie. chosas. Pero a menudo están escritas
por radiofrecuencia… todo quedaba ¿Cuál diría que ha sido, hasta la fecha, su en idiomas que no conozco o se
fuera de la sala de conciertos. Perso- mejor momento con una batuta en la publican cuando ya he abandonado la
nalmente, no creo que hubiera podido mano? ciudad. Porque, aunque no lo crea, he
sobrevivir a ese periodo de profunda El pasado mes de abril, durante el llegado a estar en Japón, Canadá y
miseria sin Mozart. De alguna manera concierto por mi 90 cumpleaños en el Croacia en una misma semana.
la música sirvió de evasión al dolor y Royal Festival Hall de Londres, los ¿Cuál es el truco para mantenerse en tan
a la muerte. Cuanto más dividido esta- músicos de la ASMF ofrecieron una buena forma?
ba el mundo, con las lenguas y las cul- versión muy sentida y emotiva de la Me gustaría decir que ha sido el
turas levantando sus propias barreras, Introducción & Rondó Caprichoso de alcohol [risas]. Esto, por supuesto, no
unas cuantas notas sobre un pentagra- Saint-Saëns, el Concierto nº 20 de lo ponga. Diga simplemente que mi
ma nos recordaban que todos hablá- Mozart y las Variaciones “Enigma” de único mérito ha consistido en elegir
bamos el mismo idioma. Por alguna Elgar. muy bien a mis padres y aprovechar-
razón que desconozco, en los perio- Su nombre siempre ha estado asociado a me al máximo de su genética. Por lo
dos más prósperos de nuestras socie- esta última partitura. ¿Cómo se “resuelve” demás, soy un hombre intelectual-
dades, la gente tiende a pensar que la el opus 36 de Elgar? mente activo, deportista y, sobre todo,
música clásica es un lujo del que se Estamos hablando de uno de los muy bien acompañado. Nada de lo
puede prescindir. Lo rechazan con el grandes compositores ingleses de que he hecho se puede entender sin
argumento de que es el hábito intole- todos los tiempos. No sólo por la la presencia de mi mujer. Sin Molly en
rable de las élites sin percatarse de música que nos legó, también porque mi vida no estaría hablando ahora con
que muchas de las cosas que están abrió la puerta a otras estéticas que se usted o cogiendo un avión en unos
por venir, y no me refiero a las bue- desarrollarían a lo largo de todo el días para viajar a España. Ha sido ella
nas, se podrían evitar si aguzaran un siglo XX. Antes de matricularme en el quien me ha cuidado cuando más lo
poco el oído. Conservatorio de París, tuve la suerte he necesitado.
¿Con qué ojos ve el futuro de la música de estudiar violín en el Royal College ¿Como cuándo?
clásica? of Music con William Henry Reed, bió- Uno de los momentos más tristes
El futuro es el pasado. Quiero grafo y amigo de Elgar. Aquellas lec- de mi carrera fue, casualmente, al final
decir que todo lo que ocurra tendrá ciones tendrían mucho que ver con mi de uno de mis mejores conciertos.
siempre que ver con la forma en que manera de dirigir, años después, las Acababa de dirigir La noche transfigu-
hayamos educado a las generaciones Variaciones “Enigma”. rada de Schoenberg en un festival
venideras. La música clásica no puede ¿Además de las Variaciones “Enigma”, por francés que se retransmitía por radio y
vivir de la irrupción de los genios, del qué otra obra le gustaría ser recordado? sentí, como pocas veces me ha ocurri-
carisma de unos cuantos músicos o de Cuando yo ya no esté disponible do en mi vida, que había sacado lo
las modas discográficas. El amor por para conceder entrevistas, me gustaría mejor de una partitura que conocía
la música se aprende en casa, se per- que fuera Mozart quien hablara por muy bien. Siendo un niño había escu-
fecciona en la escuela y se profesiona- mí. Quisiera ser recordado por su chado una vieja grabación del Holly-
liza en los conservatorios. ¿Pero de Réquiem, que he dirigido mucho y wood String Quartet a las órdenes del
qué sirve una sociedad con orquestas creo que bien. Aunque, como en todo, propio Schoenberg, y pensé que me
de primerísimo nivel sin gen- había acercado mucho,
te capaz de disfrutarlas? Mi muchísimo, a ese recuerdo
deseo para 2015 es que los de infancia. Tras los aplau-
gobiernos entiendan de una sos, me informaron de que
vez por todas que la solución la señal de la emisora se
a los problemas económicos había caído y que no se
no ha de pasar nunca más había podido retransmitir
por los recortes en cultura. ni registrar el concierto.
Ahorrando en música o en Aquello me rompió el
literatura están hipotecando corazón.
a las sociedades, porque la Más de 500 grabaciones ava-
ignorancia, a la larga, tam- lan la solvencia discográfica
bién sale cara. de la ASMF. ¿Por qué obra o
¿Le preocupan los hábitos de compositor volvería a meter-
los nuevos públicos? se en el estudio?
Viajé recientemente a A veces, fantaseo men-
Pekín para ofrecer una serie talmente con volver a gra-
de conciertos y, sinceramen- bar todo desde el principio
te, me preparé para lo peor. y comparar los resultados,
Otros colegas me habían como un científico en su
contado su experiencia en laboratorio.
auditorios de China y me ¿Cómo se anuncian las nue-
propuse firmemente no lle- vas generaciones de músicos?
gar a ofenderme si en algún Impresionan por su
momento escuchaba a la sensibilidad y virtuosismo.
gente hablar durante el con- Trabajan duro y saben

46
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:11 Página 47

ENTREVISTA
NEVILLE MARRINER
Javier del Real

muy bien lo que quieren. Pero toda cual orquesta no ensaya lo suficiente
cara tiene su cruz. Existe cierto con- me entra la risa. Cuando empecé a
senso en que las orquestas actuales dirigir asumíamos riesgos que hoy
rozan la perfección, pero permítame ningún director joven toleraría.
que le diga que se ha perdido algo de ¿A qué se refiere?
personalidad. A veces echo de menos Le hablo de la formación a menu-
esos días en que se podía reconocer do deficiente de los músicos, que fue
una orquesta con los ojos cerrados. otra de las razones que nos llevaron a
Cada vez me cuesta más identificar los fundar la ASMF, y de la manera de
rasgos estilísticos. Antes, si de pronto abordar el repertorio, que resultaba
encendía la radio, sabía en los prime- un tanto temeraria por nuestra parte.
ros compases que estaba escuchando Ya nadie se la juega.
a una formación rusa, francesa o ale- Ahora que lo dice, ¿sigue aguantando tres
mana. Quedan ejemplos aislados, sets al tenis?
como la Orquesta de Cleveland, que Entre usted y yo: hago lo que pue-
gracias al empeño de sus profesores do. Juego con cierta regularidad y no
sigue sonando a George Szell. Pero, hay partido en el que no haga sudar la
por lo general, el sonido de las camiseta de mi adversario. Pero soy
orquestas se ha depurado tanto que mejor con una batuta en la mano.
ha llegado a perder su carácter identi-
tario. Por eso, cuando leo que tal o Benjamín G. Rosado

47
303-Entrevista_Actualidad 22/12/14 19:12 Página 48

D I S C O S
EXCEPCIONALES

LOS DISCOS XCEPCIONALES


DEL MES DE ENERO
La distinción de DISCOS EXCEPCIONALES se concede a las novedades discográficas que a juicio
del crítico y de la dirección de la revista presenten un gran interés artístico o sean de absoluta referencia.

FALLA: Noches en los jardines de PORPORA: Arias.


España. Fantasía bætica. E.a. FRANCO FAGIOLI, CONTRATENOR.
LUIS FERNANDO PÉREZ, PIANO. SINFÓNICA ACCADEMIA MONTIS REGALIS.
DE EUSKADI. Director: CARLO RIZZI. Director: ALESSANDRO DE MARCHI.
MIRARE MIR 219 NAÏVE V5369
Quizá nunca hasta ahora se había Lo que más llama la atención del
producido un acercamiento tan canto de Fagioli es la extensión de
vehemente entre el andalucismo a su tesitura y la facilidad de sus
flor de piel de las Noches y la agilidades. De Marchi ajusta con
esencialización sin miramientos delicada plasticidad dinámicas,
de la Fantasía bætica. J.R. Pg. 57 articulaciones, acentos y contras-
tes. P.J.V. Pg. 63

FRESCOBALDI: SCHNITTKE:
Tocatas y partitas. Música completa para piano.
FABIO BONIZZONI, clave y órgano. SIMON SMITH, RICHARD BEAUCHAMP, JOHN
2 CD GLOSSA GCD 921514 CAMERON, piano.
2 CD DELPHIAN DCD34131
Fabio Bonizzoni es capaz de des-
velar hermosuras geométricas; de Casi dos horas y media de soni-
subrayar voces internas, de pivo- dos arrancados al enigma y con-
tar piezas completas sobre sólo vertidos en claridad, a veces en
unas cuantas notas, de transmitir luminosidad. Excelente, decisiva
sencillez, naturalidad y limpidez. grabación. S.M.B. Pg. 66
P.d.P. Pg. 58

GILLES: Messe des morts (servicio LES ANGES MUSICIENS.


fúnebre de Rameau). JUDITH VAN Obras de Poulenc. SOPHIE KARTHÄUSER,
WANROIJ, ROBERT GETCHELL, JUAN soprano; EUGENE ASTI, piano.
SANCHO, LISANDRO ABADIE. CAPRICCIO HARMONIA MUNDI HMC 902179.
STRAVAGANTE. LES 24 VIOLONS. COLLEGIUM
VOCALE GANTE. Director: SKIP SEMPÉ. Hay una atención muy conscien-
PARADIZO PA0013
te y pura por parte de cantante y
pianista a la literalidad cuando
Una joya de disco donde todo es procede, pero también al doble
notable, con una interpretación sentido, que puede plasmarse en
plena, de las que enganchan al un color nostálgico o soñador.
oyente ya desde el comienzo. E.R.J. Pg. 69
J.L.F. Pg. 58

HAYDN: Sinfonías nºs 1, 39, 49. DETRÁS DE LAS LÍNEAS.


GLUCK: Don Juan. Canciones de Beethoven, Eisler, Wolf,
IL GIARDINO ARMONICO. Rachmaninov, Traill, Ives, Schubert,
Director: GIOVANNI ANTONINI. Rihm, Liszt, Schumann, Poulenc,
ALPHA 2032 Mahler, Weill, e.a. ANNA PROHASKA,
soprano; ERIC SCHNEIDER, piano.
Tenemos nervio, vivacidad, extre- DEUTSCHE GRAMMOPHON 4792472.
mos dinámicos, urgencia y articu-
lación. Un disco muy atractivo e De todas formas, la mejor Prohas-
inmejorable comienzo de un mag- ka es quizá la más descarnada-
no proyecto. E.M.M. Pg. 60 mente contemporánea, la que
hace gritar de dolor los Eisler,
Weill o Ives. E.R.J. Pg. 70

MERULA: Pegaso. LA ESCUELA DE NUEVA


LA GALANÍA. YORK. Obras de Feldman, Cage,
Directora: RAQUEL ANDUEZA. Wolff y Brown. ENSEMBLE AVANTGARDE.
ANIMA E CORPO AEC004 Director: STEFFEN SCHLEIERMACHER.
MDG 613 1865-2
El resultado sonoro es limpio,
directo, franco, brillante, la música Aunque a la larga la importancia
se eleva, respira y nos habla de de la escuela de Nueva York es ya
gozo y de esperanza. P.J.V. Pg. 62 incontestable, aún no ha sido asi-
milada de la forma que debiera
por cierto sector de la crítica. F.R.
Pg. 71

48
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 49

DISCOS Año XXX – nº 303 – Enero 2015

EL MAGGIO
MUSICALE CREA
SU PROPIO SELLO

E
ra de esperar que una institución de la solera y los archivos
del Maggio Musicale Fiorentino se sumara a la ola de gran-
des orquestas y teatros de ópera que comercializan sus pro-

SUMARIO pios discos. Más aún ahora que ha estrenado ese nuevo edificio
que necesitaba desde hacía tanto tiempo y en cuya mercadotec-
nia encajará perfectamente este primer lanzamiento de cuatro
novedades al que es de suponer seguirán otras muchas. La eti-
queta se llama Historical Maggio Live y por el momento está
ACTUALIDAD: esperando distribución española aunque puede encontrarse
El Maggio Musicale crea su propio sello. . . . . 49 información en la página web del teatro de orillas del Arno.
Lo primero que llama la atención es una Traviata dirigida
por Carlos Kleiber el 20 de diciembre de 1984 e inédita hasta
REFERENCIAS: ahora. El reparto lo integran una Cecilia Gasdia de 24 años
Shostakovich: Sinfonía nº 13. E.P.A.. . . . . . . . 50 entonces, un Peter Dvorsky de 33 y un Giorgio Zancanaro de
44, es decir, un elenco muy joven y de carreras luego demasia-
ESTUDIOS: do cortas a pesar de lo prometedoras en aquel momento —con
Sugerencias: Arabella. A.R... . . . . . . . . . . . . . 52 Zancanaro, sin embargo, ya establecido como excelente baríto-
no verdiano. La otra función recogida en esta primera entrega es
¿Realismo socialista tardío?. S.M.B. . . . . . . . . 52 la de La donna del lago de Rossini del 9 de mayo de 1958, antes
de la renovación de Zedda y compañía pero con una irresistible
REEDICIONES: pareja protagonista: Rosana Carteri y Cesare Valletti acompaña-
Decca: Grandes Óperas de Gluck. J.P.... . . . . 53 dos por el siempre eficaz Tulio Serafin.
En el aspecto puramente sinfónico, se nos ofrece oro moli-
Testament: Históricos. E.P.A. . . . . . . . . . . . . . 54 do. La recuperación de un grande —y que no sólo lo fue en el
foso— como Vittorio Gui, en un álbum de dos discos que reco-
DISCOS de la A a la Z . . . . . . . . . . . . . . . 56 ge obras de Schubert, Schumann, Brahms, Wagner, Rossini,
Debussy, Dukas, Glinka, Borodin, Musorgski y Sibelius. Y al
DVD de la A a la Z . . . . . . . . . . . . . . . . . . 72 otro grande no hay que recuperarle porque se quedó para siem-
pre: Carlo Maria Giulini. El maestro de Barletta firma, también
con la orquesta de la casa, Segunda de Chaikovski y Cuadros de
ÍNDICE DE DISCOS CRITICADOS. . . . . . 74 una exposición de Musorgski. Suerte y que dure.
49
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 50

D D
I SI CS O
C O
S S
REFERENCIAS

Dimitri Shostakovich

SINFONÍA Nº 13 EN SI BEMOL MENOR


OP. 113 “BABI YAR”
REFERENCIAS

En 1962 Shostakovich lamento. Empieza por un positor también tuvo que sor- precio prohibitivo (150 libras),
empezó a trabajar en tema atonal a cargo del solo tear otras dificultades: Mravins- o sea, que el comentario se
una nueva sinfonía, la de tuba que suena sobre el ki, por ejemplo, se negó a diri- queda para mejor ocasión.
Decimotercera. El com- fondo de percusión y cuerdas gir el estreno alegando com- Otras como las de Previn
positor seleccionó poe- graves. El luminoso y ligero promisos internacionales, rom- (EMI, 1970) o Kondrashin,
mas de Yevtushenko Allegretto final, sobre el poe- piéndose con ello una amistad tanto la de su ciclo integral
para los cinco movi- ma Una carrera, enlaza de que había durado largos años (Harmonia Mundi, 1965),
mientos de la obra, que nuevo sin transición con el (después, a pesar de la recon- como la de Múnich (Philips,
tratan del antisemitismo, anterior. Su música, de atmós- ciliación, nunca volvió a ser 1980), se encuentran descata-
la lucha política a través fera más alegre y levemente igual). Kondrashin, no obstan- logadas en la actualidad. Hay
del humor, la explota- irónica, hace referencia, entre te, como veremos, hizo un tra- una última protagonizada por
ción de la mujer, los otras obras, a los movimien- bajo ejemplar. Aunque dos Solti, también descatalogada y
miedos y el oportunis- tos finales de la Octava y la semanas más tarde, para su actualmente ilocalizable,
mo: por tanto, una sin- Décima Sinfonías, así como estreno en Minsk, se obligó a hecha en Chicago en vivo con
fonía de marcados tintes polí- del Quinteto con piano. Con Yevtushenko a cambiar el tex- sir Anthony Hopkins recitan-
ticos. Está compuesta para la sonoridad de la celesta y el to, la medida no sirvió para do los poemas en inglés. Las
voz de bajo solista, coro de tañido de la campana, la sin- nada, ya que la prensa acusó siete que hemos elegido, son
bajos y orquesta, con una fonía termina en un tono de al poeta de “un sensacionalis- las que siguen:
prosodia que parece provenir sosegada conciliación. Ningu- mo barato” y al compositor de
directamente de Musorgski. El no de los cinco movimientos “haber perdido el honor”. Kondrashin. Vitali Gro-
primer poema se titula Babi de la sinfonía se apoya en Todo esto lo pueden encontrar madski. Coro Estatal Yurlov.
Yar, el nombre de los acanti- modelos formales tradiciona- ampliamente en las biografías Filarmónica de Moscú (Praga,
lados de las cercanías de Kiev les. Únicamente el último de Shostakovich de Krzysztof 20-12-1962, 56’). Es la versión
en los que, el 29 de septiem- podría presentar ciertas simili- Meyer y Bernd Feuchtner del estreno, grabada por la
bre de 1941, un comando de tudes con un scherzo-rondó. (publicadas en español en Radio de la URSS y publicada
las SS fusiló a 34.000 judíos En un ambiente muy car- Alianza Música y Turner Músi- ahora con muy buen sonido
de dicha ciudad (el dato está gado, con un Kruschev total- ca respectivamente). por el sello Praga. Después de
sacado de la biografía de mente opuesto al texto del pri- La discografía es relativa- oír esta versión se comprende
Shostakovich de Bernd mer movimiento (de hecho el mente amplia a pesar de que que el público del estreno lle-
Feuchtner, Turner Música,
2004, ya que en otras fuentes
el número de judíos masacra-
dos no pasaba de 30.000). El
horror de esta masacre trae a
la memoria del poeta las per-
secuciones sufridas por el
pueblo judío en otros lugares.
Babi Yar simboliza el horror
sin límites. La música de este
adagio es sombría. Shostako-
vich sólo recurre a efectos
sonoros masivos en puntos
muy concretos y es precisa-
mente el recogimiento lo que
permite formular ideas de una
enorme fuerza. El Allegretto antisemitismo del régimen la obra no goza del favor del gase al delirio, es una recrea-
que sigue lleva el subtítulo de quedó en evidencia, ya que en público como otras sinfonías ción de una elocuencia
Humor y representa la trayec- vez de la tragedia de los judíos del compositor, debido sin inquietante por parte del solis-
toria de la oposición política a asesinados se intentó que el duda a sus cinco movimientos ta, además de un poder de
través de lo cómico a lo largo poeta cambiase el texto cantados en ruso. No hay invención en la parte orques-
de la historia, mostrándose el haciendo alusión al pueblo grandes versiones que nos tal que producirá una fuerte
compositor como conocedor ruso que perdió la vida en hayamos dejado sin comentar, impresión en el oyente. El
insuperable de las posibilida- Babi Yar). A pesar de todo, el a no ser la de Ormandy con propio compositor sentía una
des cromáticas de la orquesta. poema se quedó en su forma Tom Krause y la Orquesta de especial debilidad por esta
El Adagio, sobre el poema En original y el éxito fue inenarra- Filadelfia, con el propio Yev- obra que es, sin duda, uno de
la tienda, rinde homenaje a la ble debido al excepcional tushenko narrando los poe- sus más grandes logros. Los
heroicidad de las mujeres, poder emocional de la obra, y mas (RCA-BMG, 1970), ver- textos no vienen en cirílico,
que entregan todas sus fuer- eso que Pravda sólo hizo alu- sión que no conocemos y que sino transcritos a la grafía
zas al país como profesiona- sión al concierto al día siguien- ha tenido división de opinio- europea con traducción ingle-
les y además soportan la car- te en un breve párrafo del nes entre la crítica, que coinci- sa. Por la especial significa-
ga del trabajo doméstico. periódico, y tampoco a los de en lamentar los problemas ción histórica de esta versión,
Sigue sin transición el Largo asistentes al concierto se les de dicción rusa de solista y además de sus innegables
llamado Miedos, marcado por facilitaron los textos en los coro. Está disponible en cualidades musicales, es una
la presencia del tema del programas de mano. El com- www.amazon.co.uk pero a de las más recomendables. El
50
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 51

D D
I SI CS O
C O
S S
REFERENCIAS

CD de serie media se comple- na, a pesar de estar dirigida no menos importante director, ción a pesar de ser alemán.
ta con cinco números de la por este soberbio músico que, un defensor a ultranza de Está disponible en un álbum
cantata Octubre de Prokofiev, al menos en esta ocasión, Shostakovich, tiene grabado el EMI con todas las sinfonías de
hecha para el vigésimo aniver- parece afectado por la más ciclo completo de sinfonías Shostakovich dirigidas por
sario de la Revolución de glacial indiferencia. El solista con la WDR de Colonia, ade- Jansons a ocho orquestas dis-
Octubre. (al que hemos visto en algún más de otras sinfonías sueltas tintas, un legado muy reco-
Rozhdestvenski. Anatoli fenomenal Boris) cumple con (Primera, Novena, Decimo- mendable que supone, a jui-
Safiulin. Coro Estatal Yurlov. su cometido sin problemas, el cuarta —que estrenó en cio del firmante, lo mejor que
Sinfónica del Ministerio de coro parece contagiado por la 1960—, que han recibido elo- ha hecho hasta ahora el direc-
Cultura de la URSS (Melodiya- asepsia de la batuta (da la gios unánimes de todos los tor letón en los estudios de
BMG, 1985, 63’). De difícil impresión de que no entien- medios críticos), por no hablar grabación. La versión que se
localización en este doble den el significado de los poe- de otras obras (Sinfonía de comenta fue ganadora del
álbum (acoplada con la Sinfo- mas de Yevtushenko), y la cámara, op. 110a, Sinfonía Grammy Award 2006 a la
nía nº 12, el Primer Concierto orquesta lee la obra de forma para cuerdas, op. 118a, dos mejor grabación sinfónica.
de chelo y la orquestación de impecable, aunque desgracia- arreglos de los cuartetos Octa- Masur. Sergei Leiferkus.
los Ocho preludios, op. 34), damente la cosa no pasa de vo y Décimo hechos por el Yevgueni Yevtushenko. Cho-
aunque quizá la encuentren ahí. Nada que ver con Kon- propio Barshai) que lo confi- ral Artists y Filarmónica de
en el integral Shostakovich drashin, Rozhdestvenski o guran como uno de los princi- Nueva York. (Teldec Apex,
que Rozhdestvenski grabó Barshai, ni tampoco con Hai- pales abogados defensores del 1993, 69’). Como en el caso de
para Melodiya entre 1982 y tink o Jansons, por citar a dos compositor. Su versión de la Ormandy, la grabación nos
1985, con el inconveniente del occidentales que también apa- Babi Yar, extraída de su ciclo trae la presencia del poeta
precio carísimo, pero muy recen en este mismo trabajo. completo actualmente disponi- narrando sus propios textos —
recomendable ya que roza lo Haitink. Marius Rintzler. ble en Brilliant (a precio eco- sólo el primero, Babi Yar, en
excepcional prácticamente en Coro masculino. Concertge- nómico), es una impecable ruso original, antes del
las 15 Sinfonías. La versión de bouw Ámsterdam (Decca, realización en la que profundi- comienzo de la sinfonía, ade-
Babi Yar no le va a la zaga a 1993, 64’). Una tremenda, dad ética y profundidad musi- más de otro poema al final en
la de Kondrashin que acaba- severa, impecablemente cons- cal están indisolublemente inglés llamado The loss recita-
mos de ver, igual de emocio- truida, brillante y a menudo unidas. La orquesta de la tion. Masur tiene la ventaja
nante, idiomática, dramática, brutal recreación de esta Babi Radio de Colonia sigue a su sobre Ormandy de contar para
de estilo impecable y con un Yar, que en manos de Haitink director con el mismo idioma este concierto en vivo con un
profundo conocimiento de la y la fabulosa Concertgebouw y convicción que si se tratase solista ruso para su interpreta-
música. El solista es todavía logran uno de los puntos más de una sinfonía de Brahms, ción, y además el profesional
más ácido que el anterior y los altos de todas las grabaciones para el solista la obra y los coro neoyorquino no tiene
tonos angulosos y grotescos del ciclo del director holandés textos de Yevtushenko no tie- ningún problema de dicción
quizá estén más presentes hechas con esta misma nen ningún secreto, lo mismo con los textos rusos cantados.
aquí que con Kondrashin. Los orquesta (Quinta, Octava, que para el coro, que al ser La versión es intensa, podero-
coros son los mismos que los Undécima y Decimocuarta ruso no tiene ningún proble- sa, idiomática y expresiva, el
de la versión anterior, y la son las otras), aunque algún ma de dicción o comprensión, habitualmente aséptico y dis-
Orquesta del Ministerio de sector de la crítica europea, mientras que el conjunto glo- tanciado director alemán toma
Cultura de la URSS es algo francesa para ser exactos, haya bal se nos muestra como uno cartas en el asunto y hace una
inferior a la Filarmónica de puesto pegas al proverbial de los grandes logros fonográ- honda recreación de la sinfo-
Moscú. Excelente sonido. equilibrio de Haitink y a la ficos de esta obra. Sólo está nía, de tan profundo poder

Rostropovich. Nicola pérdida de impacto dramático. disponible unida al resto de emocional. En conjunto, de las
Ghiuselev. Coro masculino Marius Rintzler es un bajo de sinfonías en el álbum Brilliant más notables aproximaciones
Arts Society. Sinfónica Nacio- voz resonante y profunda, y el citado. que hoy se pueden encontrar
nal (Erato, 1988, 62’). Versión coro, entregado y convincen- Jansons. Sergei Aleksash- en la fonografía.
occidental a pesar del director te, traduce sin problemas los kin. Coro y Orquesta Sinfóni-
y el solista, ambos rusos. El textos de Yevtushenko. Graba- ca de la Radio Bávara (EMI, Como han visto, versiones
coro y la orquesta son los de ción espectacular, en la mejor 2005, 60’). Directa, espontá- para todos los gustos de esta
Washington, de los tiempos en línea de las legendarias graba- nea y mordaz, esta versión tremenda Babi Yar. El que
que Rostropovich era titular de ciones Decca. Es recomenda- parece todavía más incisiva en suscribe se quedaría sobre
esa agrupación (su ciclo com- ble adquirir esta versión unida la crítica al estalinismo de los todo con Kondrashin (Praga),
pleto, que reúne versiones al resto de sinfonías y otras textos de Yevtushenko, que y después quizá con Barshai
grabadas para Erato y Teldec, obras publicadas en un álbum da la impresión de que provo- (Brilliant), si bien las siete
se puede adquirir en este últi- de 11 CDs. caron en el compositor una comentadas (exceptuada quizá
mo sello). La versión de Babi Barshai. Sergei Aleksash- creatividad más inspirada que la de Rostropovich) tienen el
Yar es algo descafeinada, lite- kin. Academia Coral de Mos- en otras versiones que se suficiente atractivo como para
ral en el peor de los sentidos, cú. Sinfónica de la WDR, Colo- comentan en este mismo tra- hacerse con ellas sin ningún
algo aséptica aun contando nia (Brilliant, 2000, 63’). bajo. Irreprochables solista, problema.
con el tremendo mensaje de la Rudolf Barshai, un sobresa- orquesta y coro, este último
obra y bastante tosca y anodi- liente instrumentista de viola y sin ningún problema de dic- Enrique Pérez Adrián
51
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 52

D D
I SI CS O
C O
S S
ESTUDIOS

Christian Thielemann
SUGERENCIAS
sugerente en el segundo, van informando de sus pulsio- arruinados, aunque él, ya se
mueve admirablemente nes emocionales. En mayor ha dicho, flaquee en lo ges-
los numerosos elementos medida que Hampson. tual. Fiakermilli es Daniela
que dan forma a la En lo vocal es precisamen- Fally, soprano ligera, como
acción, con el añadido de te el barítono norteamericano está mandado para resolver la
unos fantasmales, enmas- el más flojo de los protagonis- difícil coloratura, un apéndice
carados y encopetados tas. Canta con intención y de la de Zerbinetta de Ariadne
caballeros que pueblan, musicalidad, pero la voz no le auf Naxos. Su timbre es en
en movimientos coreo- responde: ha perdido brillo, exceso estridente y sus notas
gráficos bien ensambla- abre feamente en la zona agu- sobreagudas no son agrada-
dos, los tumultos de la da y se desgañita. Los graves bles. Los tres pretendientes de
fiesta de Fiakermilli, la son demasiado débiles. Le fal- Arabella cumplen, como los
mascota de los cocheros ta empaque para pintar un demás miembros del reparto.
vieneses, y componen Mandryka creíble por mucha Esta ópera vienesa —en la
también un espectral gru- que sea su apostura. Le gana estela de El caballero de la
po de invitados en el ves- la partida claramente en las rosa—, estrenada en Dresde el
tíbulo del hotel del acto escenas clave de los tres actos, 1 de julio de 1933, posee una
postrero. Única interven- de tan hermoso diseño meló- fragancia muy especial y apa-
STRAUSS: Arabella. ALBERT ción del coro. dico, Renée Fleming, que a rece organizada con un len-
DOHMEN (Conde Waldner), GABRIELA Esa presencia grupal, las sus 55 años aún está muy guaje vocal y orquestal muy
BENACKOVÁ (Adelaide), RENÉE nieblas ocasionales y si acaso audible, con su timbre de lírica minucioso, en el que se dan
FLEMING (Arabella), HANNA-ELISABETH el colorido un tanto gris de la ancha dotado de buen metal, cita tanto la dulce cantilena
MÜLLER (Zdenka), THOMAS HAMPSON escena no acaban de combinar en ocasiones fuertemente como el parlato, el recitativo y
(Mandryka), DANIEL BEHLE (Matteo), con el rectilíneo y naturalista nasalizado, con su extensión el arioso, que circulan sobre
BENJAMIN BRUNS (Conde Elemer), desarrollo de la burguesa intacta y su expresividad a flor un tejido instrumental exquisi-
DEREK WELTON (Conde Dominik), narración, de aire costumbris- de piel, heredada de ilustres to, un entramado de enorme
STEVEN HUMES (Conde Lamoral), ta, y de la descripción de un antecesoras como Reining, dificultad de encaje y por tan-
DANIELA FALLY (Fiakermilli), JANE amor casi fou, el de la jovenci- Della Casa o Lott. Es mayorcita to de reproducción. Requiere
HENSCHEL (tiradora de cartas). CORO ta casadera, hija de una aristo- para el papel, pero se embebe un foso muy preparado. Indu-
DE LA ÓPERA DE DRESDE. STAATSKAPELLE crática familia venida a menos, en él. dablemente lo tuvo en esta
DRESDEN. Director musical: que no puede ni pagar las Hanna-Elisabeth Müller, oportunidad. La Staatskapelle
CHRISTIAN THIELEMANN. Directora de habitaciones de un modesto lírica clara y fácil, espejeante, resplandece con mil colores
escena: FLORENTINE KLEPPER. hotel. La entrega total al rico y de muy tersa emisión y pene- gobernada por la mano hábil,
Escenógrafo: MARTINA SEGNA. rudo Mandryka se cruza con trante agudo, es una deliciosa cada vez más flexible y mati-
Figurinista: ANNA SOFIE TUMA. las peripecias de la hermana Zdenka, entregada y tierna, zadora, de Thielemann. Atien-
Iluminador: BERND PURKRABEK. pequeña, enamorada de uno efusiva y sincera. Da la réplica de todos los resquicios de la
Coreógrafo: VOLKER MICHL. de los pretendientes de la perfectamente a Fleming en el partitura y canta distendida-
Director de vídeo: BRIAN LARGE. mayor. Los equívocos se acla- bellísimo dúo Aber der Richti- mente las suaves y amorosas
CMAJOR 717208 (Ferysa). 2014. 178’. ran y el amor al fin resplande- ge y deja ver los claroscuros melodías, algunas de origen
N PN ce, lo que está contado con de la hija pequeña que ha de croata, marcando oportuna-
tino y detalle en esta produc- comportarse, por razones mente las tensiones de la

U
na producción brillante, ción. Los actores crean perso- sociales, como un hombrecito. acción, siempre con el conve-
espaciosa, que aprove- naje, delineando con fortuna Sus apariciones son radiantes. niente toque poético. La intro-
cha muy bien la anchura sus contradicciones y anhelos. Flojito y apretado, además de ducción orquestal del tercer
del escenario del Festspielhaus Puede que Dohmen sea el engoladillo, el Matteo de Beh- acto es de una elasticidad y
salzburgués (otra cosa será en menos convincente por su le. Sólidos vocalmente Benac- una precisión, de una claridad
la Semperoper), que, sobre un rigidez actoral. Magníficas Fle- ková —¡cómo pasan los y de un fulgor soberanos.
decorado realista en el primer ming y Müller, que en cada años!— y Dohmen, muy pro-
y tercer acto y un ámbito más gesto y en cada mirada nos pios en su papel de nobles Arturo Reverter

Alexander Lazarev

¿REALISMO SOCIALISTA TARDÍO?


MOLCHANOV:
E
ste doble CD con una ópe- y a todo el “socialismo real”.
Aquí los amaneceres son ra perfectamente descono- Es una ópera de heroísmos, de
tranquilos. cida (alguien habrá que la propaganda patriótica, una
ARTUR EISEN (Sargento mayor conozca, seguro, pero ¡caram- historia ejemplar, ópera de
Vaskov), NINA GRIGORIEVA ba!) tiene un gran interés, aun- guerra, la guerra mundial que
(Kirianova), GALINA BORISOVA que comprendemos que no tantas vidas costó a la URSS
(Ovsianina Rita), OLGA TERIUSHNOVA para todos los aficionados, ni por la combinación de la vesa-
(Komelkova Zhenia), GALINA siquiera todos los amantes de nia nazi y la torpeza e irres-
KALININA (Gurvich Sonia), LIDIYA la ópera. Se trata de una ópera ponsabilidad del padrecito
KOVALIOVA (Iolkina). auténticamente soviética, aun- soviético. Seguir la trama no
CORO Y ORQUESTA DEL TEATRO que de una URSS ya tardía, es sencillo porque los discos
BOLSHOI DE MOSCÚ. Director: estrenada en 1973, hace cuatro no vienen acompañados de
ALEXANDER LAZAREV. décadas, en tiempos de Brezh- libreto, ni siquiera de un resu- camente tradicional, pero se
2 CD MELODIYA MEL CD 10 02247 niev y la gerontocracia del men, apenas una introducción utilizan elementos ajenos,
(Sémele). 1976. 111’. ADD. N PN partido que iba a darle la pun- (bastante útil, por otra parte). exteriores, a modo de collage:
tilla a la economía de la zona El lenguaje de partida es fran- música de índole fílmica, evo-
52
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 53

D D
I SI CS O
C O
S S
ESTUDIOS / REEDICIONES

caciones de músicas operísti- denuncia del padrecito, 1951- placía a la gerontocracia del da de las contraltos: las sopra-
cas (Janácek “revisitado”), 1956. Jrenikov era el dirigente Kremlin o a aquéllos en los nos y mezzos de este registro
citas de clásicos como Haen- de los compositores soviéticos que el aparato delegaba para tienen ese color, ese esmalte,
del, grabaciones antiguas de desde hacía tiempo, desde la asuntos estéticos (¿era tal el incluso ese vibrato distinto al
radio o de fonógrafo puntea- purga de 1948; y lo seguiría mecanismo, quién sabe?). de otras geografías. Entre unas
das por el canto de los perso- siendo en adelante. Otro cargo La ópera comienza con tri- cosas y otras nos da la impre-
najes reales, música ligera importante de Molchanov fue nos de pájaros y una canción sión de escuchar una ópera de
como los “recuerdos de Rita” el de director del Teatro Bols- ligera, popular, “Llega la los tiempos de Rimski o Boro-
(cada una de las cuatro heroí- hoi entre 1973 y 1975, tiempos noche a los campos dormi- din, por mucho que no nos
nas tiene su “recuerdo”), de del estreno de esta ópera suya, dos”, el primero de los guiños: suene a ninguno de los dos;
varios timbres, y sobre todo de que se grabó allí un año des- esto no es una ópera al uso. A pero sería una ópera punteada
piano solo, aunque se nos pués de abandonar el puesto. continuación, sin embargo, lle- de romanzas en la tradición de
diga que es orquestal; todos Compuso Molchanov obras ga el impresionante canto de los Cinco, de Chaikovski, de
ellos aportan en su ensamblaje que fueron muy cantadas por Rita, “No os lamentéis por Rachmaninov; una ópera que
una relativa modernidad. Y las masas, música ligera y cul- nosotras, que nosotras no nos admitiera entre sus elementos
aunque circula por ahí la som- ta, y varias óperas, entre ellas hemos lamentado por nadie” de collage la secuencia de un
bra de Shostakovich el satírico, Romeo, Julieta y las tinieblas, (impresionante por la música, oratorio repartido a todo lo
bien pudiera ser el satírico poco posterior al film checo pero sobre todo por la voz de largo de la obra.
Musorgski. También circula el de Jirí Weiss, de igual título, y Borisova). Le sigue un canto Bella dirección de Lazarev,
espíritu de nostalgia y elegía basado en la misma novela del de las muchachas mártires, excelente sonido, con gran
de la tradición de las romanzas checo Jan Otcenásek. poco menos que simultáneo, a relieve y hermosos timbres.
de concierto rusas. No se trata del descubri- cappella. Lo heroico, la fanfa- Una belleza a menudo senci-
Lo que suena es sobre miento de una joya imprescin- rria, se mezclan con las líneas lla, que se pretende antigua
todo postromántico, como dible, sino del rescate de una sencillas y lo motivos popula- como una leyenda, y antigua
corresponde a un músico que obra que tiene interés tanto res. En general, diatonismo como una estética que no
vivió bajo las consignas del por su belleza como por ser puro, casi sin sombra cromáti- ofenda… a nadie. Merecía la
régimen (nació en 1922, murió un documento. Podríamos ca. La secuencia presenta los pena rescatar este fonograma,
antes de cumplir los sesenta), considerarla una respuesta tar- solos y escenas de cada una que sorprenderá a algunos por
que consideraba que la estéti- día a la pregunta “qué es el de las artilleras de muerte la original manera de tratar
ca popular era la que se dete- realismo socialista en ópera”. ejemplar, y adapta un relato música del pasado, mediante
nía en los umbrales del siglo Una entre muchas. Pero esta- de Boris Vasiliev que no cono- el collage, el enriquecimiento
XX sin sobrepasarlos demasia- mos en época de retroceso, cemos, pero en un libreto y del discurso sonoro, mediante
do; Molchanov siguió fielmen- pocos años después de la con una música que, aunque el guiño y la incursión en
te esas consignas, y se permi- represión del movimiento che- narran, poco tienen de narrati- otros mundos sonoros. Y por
tió heterodoxias como las que coslovaco, menos de dos vo. Y esa música puede recor- su propia virtud lírica y dramá-
veremos y que ya parecían décadas más tarde de la repre- darnos desde el último Chai- tica. Además: qué espléndido
inevitables. Ocupó cargos de sión en Hungría. La agonía kovski hasta el Nino Rota más reparto, y qué dirección
la importancia de la secretaría (que no decadencia) fue larga. felliniano. orquestal. Y, al margen: estén
de la Unión de compositores Obras como ésta pueden Las voces femeninas (sólo atentos a ese tema recurrente
en una época temprana para explicarnos un poco por qué; hay dos masculinas en el gran que se diría que proviene de
él y de mucho interés para al tiempo que el compositor y reparto) son impresionantes, De la casa de los muertos, de
nuestra perspectiva: entre los libretista pretendía explicar tienen ese timbre tan ruso de Janácek.
últimos años de Stalin y el XX algo distinto, o al menos hacer antaño, que hoy casi ha desa-
Congreso del PCUS, el de la que explicaba algo que com- parecido, y no sólo en la cuer- Santiago Martín Bermúdez

Decca

UN TESORO

C
omienza el álbum de las mucho de ser fácil. El cantante Orfeo desolado del segundo
grandes óperas de Gluck respeta el original pero su acto (Che farò senza Euridi-
(Decca 478 6899, distri- interpretación es asimismo ce?/J’ai perdu mon Eurydice)
buidor: Universal) con las dos cálida y a ratos hasta personal; suena tan plácida y bellamente
versiones de la justamente el encanto habitual de Sylvia clásica, equilibrada y exquisi-
célebre Orfeo y Eurídice (la McNair en el rol de Euridice, ta, en una tonalidad mayor
primera en italiano y la segun- el buen hacer de Cyndia Sie- sorprendente para un lamento
da en francés) entre las que den como Amore y Gardiner como pasa siempre. Posible-
median doce años. La más al frente de un equipo orques- mente aquí hallamos una de
antigua está datada en Viena tal y coral poco menos que las contradicciones del Gluck
en 1762 y la posterior en París ideal ponen el resto para fir- fiel al texto, a la unión íntima registros históricos y alguna
en 1774. Los cornetos, chalu- mar una versión ejemplar que de texto y música, al dramatis- rareza, hay fragmentos de
meaux y cornos ingleses de la lleva la mar de bien los vein- mo de la música, etcétera. Con óperas poco conocidas del
versión vienesa dieron paso tiún años que tiene. En el caso todo, es tan hermosa… Dos autor como La corona (a cargo
en la parisina a los trombones, de la segunda, las voces versiones más de este aria en de Cecilia Bartoli) y Telemaco
oboes y clarinetes, además de (Richard Croft, Mireille el CD bonus con fragmentos (con Andreas Scholl) por citar
pasar de un Orfeo castrato a Delunsch y Marion Harousse- diversos: Janet Baker con Ray- sólo dos. Disco éste sumamen-
uno tenor agudo, muy agudo au) convencen igualmente con mond Leppard y Kathleen te interesante. Nos estamos
en ocasiones, un papel real- una fantástico Marc Minkows- Ferrier con Fritz Stiedry, quedando sin espacio para
mente difícil en el que cabe ki en una toma en directo de ambas según la versión viene- comentar como se merece este
alternar la voz de pecho y la 2002 con todos los congrega- sa, y otra más, con Marilyn fantástico cofre. Sigamos hasta
de cabeza. A destacar en la dos en auténtico estado de Horne con quien fue su espo- donde sea posible pero sabe-
grabación de la primera que gracia de tan bien que lo pasa- so, el director afroamericano mos que no le haremos justi-
aquí se nos ofrece la fidelidad ron interpretando esta maravi- Henry Lewis, también en la cia. Encontramos una excep-
del contratenor Derek Lee lla. Curiosamente, en ambas versión vienesa pero cantada cional Alceste (versión de París
Ragin a un original que dista versiones la célebre aria de un en francés. En este CD de de 1776) con Gardiner y unos
53
303-Estudios_Actualidad de Discos 21/12/14 12:23 Página 54

D D
I SI CS O
C O
S S
REEDICIONES

solistas encabezados por Anne aprovecha; a destacar de esta Podles y Magdalena Kozená. vas como el primer día. Sin
Sofie von Otter y una Paride versión la inclusión de la ver- Iphigénie en Aulide e Iphigé- duda, este estuche es la mejor
ed Elena con Paul McCreesh y sión publicada del final y una nie en Tauride nos llegan con introducción al mundo de
tres solistas de altura (Magda- versión revisada. Volvemos Gardiner al frente del Coro Gluck para quienes no hayan
lena Kozená, Susan Gritton y con Minkowski con una Armi- Monteverdi y la Orquesta de la frecuentado al compositor y a
Carolyn Sampson) a las que se de con una veintena de solis- Ópera de Lyon en grabaciones la vez una ocasión inmejorable
añade Gillian Webster que tie- tas entre los que encontramos de la segunda mitad de la para llevarse a casa un verda-
ne en la tercera escena del nombres de campanillas inclu- década de 1980 que, a pesar dero tesoro.
quinto acto un momento para so entre los papeles más o del tiempo transcurrido,
lucirse, que por supuesto menos secundarios como Ewa siguen resultando tan atracti- Josep Pascual

Schuricht, Lefébure, Solti

HISTÓRICOS TESTAMENT

E
l sello británico que ahora tein en 1928 siempre la ha inglés de Jonathan Summers.
distribuye en España Klei- tenido en atriles. Imprescindi- Finalmente, la versión
fri Records, nos hace llegar ble para seguidores de grandes completa de La walkyria diri-
tres atractivas producciones directores. gida en vivo por Solti en el
que comentamos en las líneas Covent Garden el 2 de octubre
que siguen (hay dos más de de 1961, con un reparto com-
indudable interés en su recien- puesto por Anita Välkki (Bru-
te lanzamiento que hemos vis- nilda), Hans Hotter (Wotan),
to en la página web de este Claire Watson (Sieglinde), Jon
sello (www.testament.co.uk), Vickers (Siegmund), Rita Gorr
protagonizadas por Böhm- (Fricka) y Michael Langdon
Gilels y Berglund-Mustonen (Hunding) entre los principa-
que suponemos nos llegarán les. Este fue el comienzo de
en próximos envíos). Solti en el Covent Garden,
El primero es un concierto centro operístico que llevó a WAGNER:
de la Filarmónica de Berlín una Edad de Oro sin igual has- La walkyria. ANITA
dirigida por Carl Schuricht con ta su nombramiento como VÄLKKI, HANS HOTTER,
obras de Mozart (Sinfonía Pra- director musical de la Chicago CLAIRE WATSON, JON VICKERS, RITA
ga) y Bruckner (Séptima) en YVONNE Symphony diez años más tar- GORR, MICHAEL LANGDON. CORO Y
grabación mono de la ORF LEFÉBURE. Pianista. de. Bajo su dirección todo ORQUESTA DE COVENT GARDEN.
tomada en el Festival de Salz- Obras de Ravel, Faure, adquirió una calidad y relieve Director: GEORG SOLTI.
burgo el mismo día del con- Schubert y Debussy. extraordinarios, lo mismo 4 CD TESTAMENT SBT 1495. 1961-
cierto, 5 de agosto de 1964 TESTAMENT SBT 1497. 1961-1963. Wagner que Mozart, Verdi que 1963. 270’. ADD Mono. R PN
(SBT2 1498, 89’). Ligereza, 72’. ADD. R PN Strauss, Gluck que Schoen-
transparencia, tempi animados, berg, representaciones que con especial magnetismo, una
fluidez y flexibilidad, o sea, las adquirieron bajo su dirección de las mejores actuaciones de
habituales marcas de la casa, Siguen dos recitales de la un especial significado dentro esta velada. Hotter, una vez
se dan en estas dos recreacio- pianista francesa Yvonne Lefé- de la historia del coliseo londi- más, hace el papel de su vida,
nes a manos llenas, sin enfo- bure grabados en estudio por nense. La walkyria que inició emocionándose (y emocionán-
ques en exceso retóricos o la BBC en 1961 y 1963, inédi- ese periplo y que ahora trae- donos) de nuevo en su papel
trascendentalistas, con el equi- tos hasta la fecha. La artista mos aquí en grabación hecha de dios terrorífico en su cóle-
librio y vigor que siempre nos era familiar por un Con- por la BBC, es una excelente ra, pero tierno y compasivo en
caracterizaban todas sus lectu- cierto nº 20 de Mozart grabado representación. El director se su relación con Brunilda. A
ras, con su insuperable habili- con Furtwängler y la Filarmó- muestra siempre fogoso, bri- destacar sus Adioses de
dad para integrar en el todo nica de Viena en los años 50, llante, atento al menor matiz Wotan, Langdon es un basso
cualquier matiz o detalle, dos además de algún recital en orquestal, perfecto coordina- profondo adecuado para Hun-
memorables versiones de este EMI (Bach, Mozart) hoy de dor, preciso, vital y colorista, ding, y el resto de walkyrias
maestro en la cima de su difícil localización. Los dos fascinado por esta música que cumple sin problemas. Graba-
madurez (84 años tenía cuan- recitales que ahora nos pre- siempre le sedujo. Los cantan- ción monofónica de calidad,
do se celebró este concierto), senta Testament constan de tes se muestran cómodos y clara y definida. En conjunto,
con una Séptima de Bruckner los Valses nobles y sentimenta- arropados por la batuta, y el representación extraordinaria
que celebraba en ese concierto les (Ravel), dos Nocturnos y conjunto posee tal perfección que se recomienda sobre todo
salzburgués el 80 aniversario una Barcarola (Fauré), 15 Val- que nadie diría que estamos para los que tengan cierto
de su creación por Nikisch en ses (Schubert) y el Segundo asistiendo a la grabación de rodaje discográfico y hayan
Leipzig en 1884. La orquesta le libro de Preludios (Debussy). una representación en vivo. La superado ya la perfección algo
responde si no con la preci- El rigor y maleabilidad de esta soprano finesa Anita Välkki, artificial de las grabaciones de
sión deseable, sí con el idioma, pianista están fusionados en entonces en la cima de sus estudio.
color y estilo adecuados, con un arte único, con claridad, posibilidades vocales, recrea Resumiendo: expresivo y
expresión justa y legato perfec- sutileza, colorido y exactitud una plausible Brunilda, pode- vigoroso concierto del anciano
to. La grabación monofónica absolutas, al nivel de otros rosa, emotiva, impetuosa y Schuricht. Precioso recital
tiene la calidad habitual de las grandes pianistas franceses de juvenil, que sin llegar a las francés de Lefébure (en el que
tomas de radio, y los excelen- todos conocidos (Perlemuter, cimas de la inmensa Nilsson se han colado varios Valses de
tes comentarios de Richard Marcelle Meyer y François), cumple sin problemas con su Schubert de relleno) y feno-
Osborne en los idiomas habi- por no hablar de los Gieseking papel. Vickers y Watson son menal representación de Solti
tuales informan ampliamente y Michelangeli, maestros abso- dos magníficos mellizos, aun- de La walkyria, posiblemente
de este concierto, sobre todo lutos en estos repertorios. El que el tenor canadiense no lo más atractivo de este lanza-
de la obra de Bruckner y de la sonido es algo mejor en los estaba en la cima de sus posi- miento aun contando con la
tradición berlinesa interpretan- Preludios de Debussy (1963) bilidades vocales. Gorr es una evidente calidad del resto.
do esta Séptima, que desde su que en el resto, algo compri- Fricka marimandona y contun-
primera grabación con Horens- mido. Aceptables textos en dente, que domina la escena Enrique Pérez Adrián
54
1

2
CD

CD
  NOVEDADES

1 CD

1CD

Nuestro personaje
del mes, es la legendaria
soprano holandesa,
Elly Ameling (1933).
1CD 1CD

Iniciamos el año con un interés renovado por la mejor música. El cuarteto Liuti da Milano nos trae el esplendor
del laúd en el renacimiento italiano. La primera grabación mundial del L'Estro Armonico de Vivaldi por Federico
Guglielmo. Dos laudistas del Rey Sol, Germain Pinel y Robert de Visée. Rococo Variations de Tchaikovsky,
un bello homenaje a Mozart. El intimismo de las Obras Completas para Piano del compositor austríaco Alexan-
der Zemlinsky. Las canciones de Schubert interpretadas por la legendaria soprano Elly Ameling. Novedades
de calidad a un precio sorprendente.
1CD
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 56

D D
i si cs o
c o
s s
Bach-Gershwin

DISCOS BACH:

CRÍTICAS de la A a la Z
de tragedia consumada y ya mente las Partitas de Bach (que
Suites para violonchelo solo anunciada desde su correspon- no es poco), podemos deducir
BWV 1007-1012. pieTer diente preludio, en el que por que Igor Levit (1987) es un pia-
wispelweY, violonchelo barroco y otra parte comienza ya a resultar nista atento a la música, respe-
violonchelo piccolo. muy molesta la adición de silen- tuoso con la tradición y sus
2 cD epr eprc 012 [+ DVD: 52’]. cios, en este caso a las negras cánones interpretativos, que
2012. 134’. DDD. N PN con puntillo. El entrecortamiento imparte un Bach tranquilo, dis-
del discurso llega a rayar en tar- frutado, madurado (todo lo que
esta es la ter- tamudeo en la tercera Allemande se puede a los veintisiete años),
cera graba- (2’43”) y en toda la sexta. El en definitiva, bastante cuerdo y
ción de las cuarto preludio cabe aducirlo audible, mírese desde el punto
Suites para como muestra máxima de cómo de vista que se quiera. El criterio
violonchelo la intención de demostrar mucho es evidente y las consecuencias
de Bach a acaba por hacer perder al fraseo no se hacen esperar: equilibrio,
cargo de Pie- un norte en absoluto recuperado atenciones sonoras, articulacio-
ter Wispelwey. La segunda, des- en la Courante de dos pistas más nes precisas, expresión refinada,
de luego, no todos la encontra- adelante. En el tercero en cam- agilidad en el fraseo y sonido
mos satisfactoria (véase SCHER- bio (2’05”), las detenciones son bonito… El problema, si es que
ZO nº 132, pág. 89), y aproxi- achacables al propio Bach y su lo hay, es encontrar la originali-
madamente lo mismo sucede efecto deslumbrante. dad, lo personal, el hecho dife-
con ésta. En este álbum conviven la rencial, aquel punto disímil con
Basta con ver el documental extrema sequedad de las sara- los Perahia, Nikolaieva, Richter
de acompañamiento para darse bandes primera y cuarta con frag- y compañía que convierta la
de inmediato cuenta de la serie- mentos maravillosamente chispe- escucha en algo necesario: no
dad intelectual con que el vio- antes como las courantes prime- existe. La música del pianista
lonchelista holandés, secundado ra, quinta y sexta, el segundo ruso-germano se escucha agra-
por los eruditos británicos John minueto de la Primera Suite o la dablemente, pero no parece ni
Butt y Laurence Dreyfus, aborda giga de la Quinta. Los momentos esencial ni ineludible; precisa-
su trabajo. Pero tampoco hacen más bellos, sin embargo, tal vez mente por todas las virtudes
falta muchas catas para compro- se hallarán en la desolación sin enumeradas y por la carencia de
bar que los resultados sonoros, remedio que se expresa en la un sello propio y característico.
artísticos, distan de rayar a la quinta Sarabande, una primera Conviene subrayar lo atractivo:
misma altura que las sesudas giga inusualmente ajustada a lo este es un Bach al piano, tocado
reflexiones que los motivan. escrito por el compositor, así con sensibilidad y constantes
Por descontado, no es en el como en la segunda los bellísi- detalles, bien expresado, bien
respecto técnico donde se mos arpegios que rematan su construido, pero probablemente
encontrarán flancos débiles, Sarabande y, pese a la lectura falto de autenticidad y legitimi-
aunque en algún punto, como como corcheas de algunas dad personal.
en la repetición de la primera negras, sus minuetos y su giga.
parte de la Bourrée II de la Ter- En definitiva, opción dema- Emili Blasco
cera Suite, la afinación no acaba siado irregular para ser reco-
de ser perfecta. Pero no: de lo mendada.
malo tal vez podría en realidad CALDARA:
darse una idea cabal diciendo Alfredo Brotons Muñoz La concordia de’ pianeti.
que también hace lo que quiere Delphine Galou (Venere), Verónica
con las partituras; de lo peor, canGemi (Diana), ruxanDra Donose
diciendo que falta una coheren- BACH: (Giove), Franco FaGioli (apollo),
cia interpretativa global. Partitas BWV 825-830. iGor carlos mena (marte), Daniel Behle
Desde el punto de vista rít- leViT, piano. (mercurio), luca TiTTolo (saturno).
mico, la aceleración al final del 2 cD sonY 88843036822. 2014. 151’. la ceTra BarockorchesTer.
primer preludio y las discontinui- DDD. N PN VocalensemBle Basel. Director:
dades en la segunda parte de la anDrea marcon.
Allemande que le sigue, donde a teniéndo- archiV 479 3356 (universal). 2014.
además ya se siente más ritmo, nos solamen- 108’. DDD. N PN
que melodía marcan la pauta del te a la escu-
conjunto. Algo muy similar suce- cha de estos i sabel Cristina de Brunswick-
de con la segunda Sarabande, dos compac- Wolfenbüttel, emperatriz con-
donde aun así sí se logra trans- tos que reú- sorte del Sacro Imperio Roma-
mitir una convincente sensación nen entera- no Germánico, a la fuerza tuvo

TIPO DE GRABACIÓN DISCOGRÁFICA

N novedad absoluta que nunca antes fue editada en disco o cualquier otro soporte de audio o vídeo
H es una novedad pero se trata de una grabación histórica, que generalmente ha sido tomada de un concierto en vivo o
procede de archivos de radio
R se trata de grabaciones que ya han estado disponibles en el mercado internacional en algún tipo desoporte de audio o de
vídeo: 78 r. p. m., vinilo, disco compacto, vídeo o disco video digital

PRECIO DE VENTA AL PÚBLICO DEL DISCO

PN precio normal: cuando el disco cuesta más de 15 €


PM precio medio: el disco cuesta entre 7,35 y 15 €
PE precio económico: el precio es menor de 7,35 €

56
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 57

D D
i si cs o
c o
s s
Bach-Gershwin

que ser una


gran meló- luis Fernando pérez
mana. Su
primer rega- RASGOS Y CERTIBUMBRES
lo como
esposa del
pretendiente al trono de Espa- FALLA: Noches en talina entrada del piano en el
ña, el archiduque Carlos (más los jardines de inicio de las Noches resulta
tarde, emperador con el nom- España. Fantasía mágica en sus dedos—, combi-
bre de Carlos VI), fue una ópe- bætica. Tres danzas de El na con fina sensibilidad y crite-
ra, la primera italiana que sonó sombrero de tres picos. Suite rio esta singular visión de certi-
en España: Il più bel nome, de de El amor brujo. luis FernanDo dumbres con una capacidad
Antonio Caldara. Ocurrió el 2 pérez, piano. sinFónica De euskaDi. para cantar y sublimar las
de agosto de 1708, en el pala- Director: carlo rizzi. coplas que alcanza su cima
cio de la Llotja de Mar, de Bar- mirare mir 219 (harmonia mundi). durante el segundo movimien-
celona, al día siguiente de 2013. 56’. DDD. N PN to, En los jardines de la Sierra
haber contraído matrimonio en de Córdoba. De principio a fin,
la iglesia de Santa María del abanderado de la mejor músi- el solista contagia a orquesta y El CD se completa con
Mar. A partir de ese momento ca española para teclado, el maestro de su fascinación tres danzas de El sombrero de
fue costumbre que, con cual- pianista madrileño Luis Fer- expresiva —emocionante final, tres picos y la suite para piano
quier pretexto, la emperatriz nando Pérez (1977) recala aho- el hermosísimo “caminar hacia de El amor brujo escrita por el
fuera agasajada con alguna ra en un monográfico Manuel el silencio” que decía Federico propio Falla. Aquí, en estas
ópera, serenata, divertimento o de Falla que rezuma las mis- Sopeña— para coronar una ver- miniaturescas colecciones de
similar. Por ejemplo, en 1711 o mas virtudes y cualidades de sión ciertamente sobresaliente, danzas y episodios dramáti-
1712 (no está claro el año), sus anteriores incursiones dis- a pesar de la correcta —no cos, Luis Fernando Pérez des-
Tomaso Albinoni estrenó, tam- cográficas en las músicas de más— e implicada colaboración pliega su pianismo animoso y
bién en Barcelona, Il nasci- Albéniz, Granados y Soler. Un de la aquí llamada “Basque seductor para recrear con sen-
mento della Aurora. La concor- disco enjundioso que se abre National Orquestra” (así reza en tido rítmico y enriquecer con
dia de’ pianeti fue otro encar- con una vibrante, extremada y el disco) y de la batuta en estas su bien administrada paleta de
go a Caldara, con motivo del apasionada visión de Noches lides inesperada de Carlo Rizzi. registros sonoros la coloreada
regreso a Viena tras haber en los jardines de España, en El compacto comprende, e imaginativa escritura pianís-
pasado el verano en Praga por la que el rasgo perfectamente además, la áspera y referencial tica, con el punto álgido de
la coronación del emperador definido se impone sobre la Fantasía bætica, que se escu- un Círculo mágico (El amor
como rey de Bohemia. El estre- evocación, y la sugerencia cha cargada de nervio y ten- brujo) absolutamente conmo-
no acaeció en Znaim (hoy cede ante la certidumbre de un sión, de tormentosos contrastes. vedor y fascinante. ¡Qué lásti-
denominada Znojmo), a mitad fraseo tan hondo como rotun- Dura, desgarrada, electrizante. ma que no haya completado
de camino entre las dos ciuda- do. En este sentido, quizá nun- De tiempos vivos pero nunca los apenas 56 minutos que
des, el 19 de noviembre de ca hasta ahora se había produ- precipitados. Una versión rigu- contiene el CD con la gran
1723. Cuentan que los habitan- cido un acercamiento tan rosa como pocas, que, con versión que sin duda hubiera
tes de la pequeña villa no habí- vehemente entre el andalucis- todas las distancias que se quie- dejado de las magistrales Cua-
an presenciado antes un espec- mo a flor de piel de las Noches ran, evoca la aridez primigenia tro piezas españolas! A tono
táculo tan espléndido y que la y la esencialización sin mira- de su contemporánea La consa- con el sobresaliente contenido
asistencia fue tan multitudina- mientos de la Fantasía bætica, gración stravinskiana. Y es tam- musical del CD los comenta-
ria que hasta se llenaron los compuesta en 1919, es decir, bién, sin duda, la que más se rios, como siempre nutridos y
tejados más altos para presen- tres años después del estreno aproxima a la rotunda interpre- amenos, de José Luis García
ciarlo. El rol de Apollo recayó de las impresiones sinfónicas. tación de aquel otro gran adalid del Busto.
en el castrato Carestini, uno de Luis Fernando Pérez, artista de la mejor música española
los grandes divos de la escena de probadas sutilezas —la cris- que fue Esteban Sánchez. Justo Romero
europea del momento. A cada
cantante le correspondieron
dos arias, acaso para que no GERSHWIN: querer echarse al swing. Regresa que sin especiales gestos o mue-
hubiera celos entre ellos, si Rhapsody in blue, versión para el ritmo irregular con el Andante cas. Las cuatro canciones de
bien a Venere (la soprano piano solo. Tres preludios. final, y en su bailoteo parece revistas que cierran el disco (dos
Anna la Ambreuille) le cupo el Fantasía sobre Porgy & Bess encontrarse Ligorio realmente a de ellas, fugaces) son como pro-
honor de cantar un “aria de (arr. Earl Wild). The man I love. gusto. Esto, para empezar. Empe- pinas ligeras, y también espléndi-
licenza” final. No he tenido la Swanee. Do-Do-Do. I got zamos por los Preludios, esas tres das, de un compositor que com-
ocasión de escuchar muchas Rhythm. Daniel liGorio, piano. miniaturas tan importantes en el puso para dos mundos que, des-
más obras compuestas para la warner 2564620541. 2014. 59’. DDD. Gershwin a mitad de camino pués de todo, estaban muy cerca
emperatriz Isabel Cristina, pero N PN entre la música culta y el music y tendrían que acercarse más.
las tres aquí mencionadas me hall. Y tan importantes para tratar Acercarse, no fundirse ni confun-
resultan de una belleza super- me lo pare- de averiguar por dónde va Ligo- dirse. Eso es tal vez lo que inspira
lativa. Tan superlativa como ce a mí o rio. Lo averiguamos en su hermo- a Ligorio, lo que motiva su espe-
esta interpretación, en la que Daniel Ligo- sa interpretación de la Rapsodia, cial manera de acercarse a Gers-
intervienen algunos de los más rio da bastante original, distinta a otras; hwin el ligero, Gershwin el clási-
notables cantantes especializa- comienzo al pero lo averiguamos de manera co, Gershwin el rey del swing;
dos en el repertorio barroco. primero de especial en la suite de Porgy and una manera no diferente, pero sí
Destacar a uno sobre los los Tres Pre- Bess arreglada por Earl Wild, personal. El mismo Gershwin,
demás sería una injusticia, pero ludios (Allegro ben ritmato e media hora con temas claros y pero otro Gershwin.
la contralto (Galou) y los dos deciso) como si fuera un tangui- netos, sí, pero con su abundancia
contratenores (Fagioli y Mena) llo gaditano… En realidad, con de ritardandos, cadencias, transi- Santiago Martín Bermúdez
tienen seguramente los papeles ese aire vacilón sugiere o afirma ciones y modulaciones, que tanto
más agradecidos, y eso se nota ya la forma de aproximarse al matizan el original para quien ya
al final. La orquesta, formida- swing que viene a continuación. lo conozca. En rigor, esta suite es
ble, como es habitual en todas Para contraste, ahí está el Andan- el número de bravura de Ligorio
las que dirige Marcon. te, soñador y con recogimiento en el recital. La Rapsodia era una
en los dedos de Ligorio, en su manera brillante, y al mismo
Eduardo Torrico secuencia ABA, en que B parece tiempo familiar, de empezar, aun-

57
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 58

D D
i si cs o
c o
s s
GréTrY-haenDel

Fabio Bonizzoni

CONTENCIÓN Y EMOCIÓN
FRESCOBALDI: siones interminables, de exhala- las últimas sonatas de Scarlatti:
Tocatas y partitas. ciones constantes tras exordios grabaciones todas en donde
FaBio Bonizzoni, clave y inasibles y entre abruptos por contención y emoción son las
órgano. doquier. En ella no hay grandes dos caras de una misma —y
2 cD Glossa GcD 921514 (sémele). temas ni melodías pegadizas, preciosa— moneda.
2012. 156’. DDD. N PN sólo música y más música que Es una lástima, a propósito,
brota, discurre, inunda y se dilu- lo poco que se prodiga Boniz-
las tocatas y partitas para tecla- ye heráclita. zoni como solista discográfico,
do de Frescobaldi conforman De ahí el peligro de aburrir al menos en comparación con
un corpus paradigmático al res- sobremanera si el intérprete su también sobresaliente labor
pecto del libre fluir fantasioso pasa sobre estas partituras como como director de La Risonan-
del glorioso Barroco temprano, quien silabea al leer un idioma metronómico, de transmitir sen- za; o no, pues el mimo con el
ya saben, aquel antes emparen- desconocido. Pero ése nunca cillez, naturalidad y limpidez que cuida cada compás, bruñi-
tado con el prerromanticismo será Fabio Bonizzoni, capaz de aun cuando estuviéremos, do con delicadeza artesanal,
de C. P. E. Bach, pongámoslo traducir discursos sonoros don- como es el caso, ante obras de sugiere ser el fruto de una
por caso en hablando de tecla- de sólo se antojaban amontona- tal extremo virtuosístico. suerte de ascetismo anacoreta
dos; antes, cual ojos de Guadia- mientos de figuras, capaz de Y todo ello sin un ápice de que no nos gustaría perder.
na secular, que con el postrer desvelar hermosuras geométri- efectismo fácil, sin estridencias Aguardemos, por tanto con
mas inmediato Barroco canóni- cas más allá de la manida sime- innecesarias, con minimalista paciencia, la próxima maravilla
co, aquel de la pulcritud core- tría; de subrayar voces internas mesura, con elocuente intros- de quien, sin lugar a dudas, es
lliana en lo instrumental, del tras asignar el peso exacto a pección. Sabrán a qué me refie- uno de los más geniales y
orden metastasiano en lo vocal. cada pulsación, de pivotar pie- ro quienes conozcan sus cele- admirables clavecinistas de la
La de Frescobaldi es música de zas completas sobre sólo unas bradas versiones de las Varia- actualidad.
compleja retórica, de formas de cuantas notas, de mostrarse rap- ciones Goldberg y de El arte de
apariencia informe, de progre- soda sin contradecir el rigor la fuga bachianos, o de las de Pablo del Pozo

skip sempé

EL FUNERAL DE RAMEAU
GILLES: Messe des el que se cumplieron los 250 de al compositor. Además de los
morts (servicio la muerte del gran compositor 24 violines de esta variante del
fúnebre de Rameau). francés. La base del oficio fúne- conjunto Capriccio Stravagante,
JuDiTh Van wanroiJ, soprano; bre consistió en la interpreta- la instrumentación consta de
roBerT GeTchell, contratenor; Juan ción de la Messe des morts de dos flautas, dos oboes, dos
sancho, tenor, lisanDro aBaDie, Jean Gilles, la más célebre de fagotes, dos trompas, órgano y
bajo. capriccio sTraVaGanTe. les las misas de réquiem francesas timbales. Se unen a ellos los
24 Violons. colleGium Vocale y que fue utilizada durante componentes del reputado
GanTe. Director: skip sempé. setenta años en los oficios Collegium Vocale de Gante y
paraDizo pa0013 (connex música). fúnebres de diversas personali- los cuatro solistas vocales entre
2014. 64’. DDD. N PN dades, desde los del propio los que destaca el tenor (taille
Gilles en 1705 hasta los de Luis en las tesituras exigidas por el
las grabaciones que ofrece en XV en 1774, pasando por los tanto de la partitura como de barroco francés) Juan Sancho.
su sello Paradizo el clavecinista de Rameau y otras muchas las diferentes partichelas. Una joya de disco donde
y director Skip Sempé no son celebridades. Durante este lar- La música del oficio fúne- todo es notable, con una inter-
muy abundantes pero son muy go período de tiempo la misa bre añadía a la misa de Gilles pretación plena, de las que
sustanciosas. Esta última está de Gilles fue sometida a nume- arreglos de fragmentos de las enganchan al oyente ya desde
dedicada a recomponer el oficio rosas revisiones y parece ser óperas de Rameau Dardanus el comienzo con la intervención
fúnebre de Rameau que se cele- que la utilizada para el servicio para después del Kyrie, Castor y de los timbales en sordina y no
bró en el Oratorio del Louvre el fúnebre de Rameau y aquí Pollux para después del Sanc- decae un solo momento. No se
27 de septiembre de 1764 interpretada se debe a Rebel y tus, otro más de Dardanus y lo pierdan.
mediante un registro en vivo Francoeur, revisión de la que otro de Zoroastro al final del ofi-
hecho en mayo de 2014, año en se conservan los manuscritos cio como homenajes específicos José Luis Fernández

GRÉTRY: que ver, ya Dichas circunstancias obligaban medios, prudente y servicial.


Guillaume Tell. marc laho que ésta se a exaltar al pueblo sublevado Invoca a los maestros y lo hace
(Guillaume Tell), anne-caTherine vale de Schi- contra el tirano, la libertad y la correctamente: Gluck para lo
GilleT (madame Tell), lionel lhoTe ller y la otra, igualdad. Fraternidad, la justita, serio y Rousseau para lo popu-
(Gessler), liesBeTh DeVos (marie). muy anterior pues en la guerra no suele abun- lar, entendido como la alegría
coro Y orquesTa De la ópera real (1791) tiene dar. Pero estéticamente, el pro- pueril y suavemente campesina
De Valonia. Director: clauDio palabras del ceso revolucionario lo fue esca- del pueblo rusoniano. El resulta-
scimone. libretista Sedaine. Grétry, un samente. Así es que tanto por su do es una obra agradable, más
musique en wallonie mew 1370 hombre del Antiguo Régimen retórica como por su música, divertida que dramática, con
(sémele). 2013. 79’. DDD. N PN que consiguió eludir el patíbulo este Guillaume Tell es una obra algún momento de tensión
del Terror, supo amoldarse a las del Antiguo Régimen. como la célebre flecha en la
el nombre de esta ópera evoca nuevas circunstancias revolucio- Grétry fue un músico forma- célebre manzana.
a Rossini, con quien nada tiene narias, al igual que su poeta. do, elegante, dueño de sus Los comediantes de Walonia

58
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 59

D D
i si cs o
c o
s s
GréTrY-haenDel

explotan unos diálogos hablados entonado, que digamos. Por si


que se prestan al sainete, el fuera poco, la toma sonora está
vodevil y el melodrama, con plagada de molestos clics. Lo
resultados muy divertidos. Sci- mejor que se puede decir de
mone conduce con extrema este disco es algo que casi siem-
pericia y los cantantes, si no bri- pre resulta un reproche: sólo
llantes, son todos parejamente dura 46 minutos.
eficaces. Destaca el protagonista
por la extensión de su parte. Eduardo Torrico

Blas Matamoro
HAENDEL:
Arias y sinfonías de Poro,
HAENDEL: Ariodante, Orlando, Amadigi,
Nueve arias alemanas. Trío Alessandro, Partenope,
sekreTs. Scipione, Giulio Cesare, Serse,
musicaViViT Dl l 868 (sémele). 2012. Arianna in Creta, Rodelinda y
46’. DDD. N PN Silla. orFeo 55. Directora y
contralto: naThalie sTuTzmann.
l as Neun eraTo 462317 (warner). 2014. 80’.
deutsche DDD. N PN
Arien de
Haendel son a Nathalie
una rara avis Stutzmann,
dentro de su una de las
extensa pro- más grandes
ducción. En primer lugar, por- contraltos de
que son de las pocas obras com- los últimos
puestas íntegramente en su len- decenios, se
gua vernácula, el alemán, junto le quedó pequeño hace ya tiem-
a la Brockes-Passion, así llamada po lo de cantar. Por ello, en
por ser autor del libreto el poeta 2009 decidió crear su propia
hamburgués Barthold Heinrich orquesta, Orfeo 55, con la que
Brockes, quien también escribió ya ha grabado tres discos dedi-
los textos utilizado en estas nue- cados cada uno de ellos a los
ve arias. En segundo lugar, por- tres más grandes compositores
que fueron elaboradas en Lon- del barroco tardío: Vivaldi, Bach
dres, entre 1724 y 1726, cuando y, ahora, Haendel. Por supuesto,
Haendel llevaba ya casi tres lus- el hecho de empuñar la batuta
tros de residencia en Inglaterra no es óbice para que Stutzmann
e, incluso, había adquirido la también nos obsequie con su
nacionalidad. Y en tercer lugar, voz, que, al borde de cumplir el
porque suponen un paréntesis medio siglo, sigue resultando
intimista dentro de su frenética igual de subyugante que siem-
actividad operística. Entrañan un pre (es posible que haya podido
misterio las causas que le movie- perder cierto brillo en los agu-
ron a esta tarea. ¿Añoranza de su dos, pero ahí está su inigualable
tierra germana? ¿Fervor pietista carnosidad de siempre). A la
en medio de aquella Inglaterra hora de configurar este recital, la
anglicana? Cualquier especula- cantante francesa ha preferido
ción es admisible, aunque nin- recurrir a arias poco frecuenta-
guna nos dará la respuesta defi- das del inagotable filón operísti-
nitiva. Sin ser especialmente co haendeliano, lo cual se agra-
abundantes, sí hay varias graba- dece sobremanera, porque el
ciones de estas piezas, algunas melómano acaba un tanto can-
bastante logradas: Núria Rial, sado de escuchar una y otra vez
Monika Mauch, Carolyn Samp- lo mismo (parece como si las
son, Dorothea Röschmann, cuarenta y dos óperas que com-
Christina Högman, Ann Mono- puso Haendel no dieran para
yios e, incluso, Emma Kirkby, más). Sin embargo, Stutzmann
que cuenta con dos registros dis- no ha podido evitar la tentación
cográficos separados por un de incluir otras arias de esas que
cuarto de siglo. De ellas, ningu- pertenecen al hit-parade del
na tan atípica como ésta del Trío músico sajón, como Pena tirana
Sekrets (la soprano Olga Miracle, (Amadigi), L’aure che spira y
el flautista Joan Codina y el Son nata a lagrimar (Giulio
organista Hèctor París). La origi- Cesare), Son qual stanco pelle-
nalidad del orgánico podría grino (Arianna in Creta) o Se
hacerla elogiable, incluso pasan- fiera belva ha cinto (Rodelinda).
do por alto el detalle de que la La orquesta (en la que hay pre-
flauta de Codina no sea barroca. sencia española, la de los clari-
Otra cosa es la interpretación. netistas Toni Salar Verdú y Juan
Miracle tiene serios problemas Ulibarri) suena de manera prodi-
de afinación, sufre para dar cier- giosa, con un empaste y un
tas notas, está fuera de estilo y ímpetu admirables, de lo cual se
su voz resulta insulsa. Codina no deduce que Stutzmann es tan
es que se muestre mucho más buena dirigiendo como cantan-

59
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 60

D D
i si cs o
c o
s s
haenDel-mahler

do. Todo resulta fascinante en


este disco, aunque resulta Giovanni antonini
improcedente la frivolidad que
se marca Stutzmann en el aria de HAYDN 2032
Partenope Io seguo sol fiero,
cuando decide tararear de mala
manera en la réplica vocal a las HAYDN: Sinfonías extremos dinámicos, urgencia
trompas. Ni siquiera como bro- nºs 1, 39, 49. GLUCK: y articulación muy suelta en el
ma me parece justificable. Pero Don Juan. il GiarDino Allegro assai de la Sinfonía nº
no es más que un pequeño armonico. Director: GioVanni 39, originalidad en el fraseo
borrón en medio de un excelen- anTonini. del Minueto y puro fuego
te trabajo. alpha 2032 (sémele). 2013. 71’. expositivo en el tiempo final
DDD. N PN de esta misma obra. Pero el
Eduardo Torrico estilo de Antonini no es unila-
el acercamiento de Antonini al teral, porque dispone elegan-
clasicismo —y más en concre- cia y sentido del canto en los
HAENDEL: to a Haydn—, del que hemos tiempos lentos de las obras. El
Arias de Radamisto, Alcina, tenido algunos ejemplos al Adagio inicial de la Sinfonía nº
Hércules, Giulio Cesare y frente de la ONE, produce 49 adquiere un aire misterioso a la presentación original de la
Ariodante. alice cooTe, resultados interesantísimos y y expectante, tensiones que obra; encuentra una sonoridad
mezzosoprano. The enGlish siempre muy personales en estallan por fin en el auténtico y un color orquestales muy
concerT. Director: harrY BickeT. esta grabación. El músico ita- vendaval que constituye el distintos que los de las piezas
hYperion cDa (connex música). 2014. liano, que dirige el proyecto Allegro di molto inmediato. La de Haydn. Los números son
69’. DDD. N PN Haydn 2032 —la interpreta- Sinfonía nº 1 suena bastante muy plásticos, destacando el
ción en concierto y grabación barroca, pero la incisiva acen- toque español de la chacona,
no deja de de todas las sinfonías del autor tuación de Antonini aparta la la curiosa ligereza de la esce-
ser una de La Creación hasta esa página de una posible lectura na de la aparición de la esta-
apuesta un fecha, tercer centenario del ingenua. Ciertamente valiosa la tua y los rasgos de brutalidad
tanto arries- nacimiento del compositor—, incorporación al programa del de la parte de las furias. Un
gada configu- aplica aquí esa radicalidad ballet de Gluck, que ya fuera disco muy atractivo e inmejo-
rar un recital interpretativa que ya figuraba reivindicado por Gardiner y rable comienzo de un magno
dedicado a la en las recreaciones vivaldianas sus English Baroque Soloists proyecto.
figura de Haendel con arias de que le dieran a conocer. Así, con una versión sensacional
algunas de sus más conocidas tenemos nervio, vivacidad, (Erato, 1982). Antonini recurre Enrique Martínez Miura
óperas, como Alcina (Mi lusinga
il dolce affetto, Verdi prati, Stà
nell’Ircana…), Ariodante (Con miento instrumental inigualable, el que busca el aprecio de los ningún jeroglífico para el oyente
l’ali di costanza, Scherza infida, que es el que le brinda The grandes auditorios. Este último poco exigente. El resultado es un
Dopo notte…) o Giulio Cesare English Concert, orquesta que es un Hosokawa más tendente a Hosokawa tan pulido y atractivo
(Cara speme). El riesgo que se supo transformarse cuanto más la gran forma y que gusta de en la escucha como poco sustan-
corre es que son tantas y tan negros eran los nubarrones que emplear notables efectivos cial, lejos de las páginas de
buenas las cantantes que han se cernían sobre ella (el adiós de orquestales que, en muchos cámara o de pequeña orquesta
grabado discos con estas mismas Trevor Pinnock fue un duro gol- casos, remiten a la estética del (Vertical study, Landscape) con
arias que las comparaciones pe, pero no tan duro como que impresionismo (se piensa en las que se diera a conocer en
resultan inevitables. A Alice Coo- su sucesor fuera el apocado Claude Debussy). Es el caso del Occidente: lenguaje lleno de
te no parece preocuparle en Andrew Manze). Con Harry Bic- programa que nos ocupa, una silencios y atento a las vibracio-
exceso, quizá por estar convenci- ket como director, The English grabación de Naxos en donde la nes del sonido.
da de que lo puede hacer tan Concert ha vuelto a ser lo que propia sonoridad tiene que ver
bien o mejor que cualquiera de siempre había sido: una de las más con la tradición pictoricista Francisco Ramos
las grandes divas (contraltos o mejores orquestas del mundo (o, de Debussy, pero también con la
mezzosopranos) que antes han cuando menos, una de las mejo- de Vaughan Williams y Delius,
pasado por este lance. Y no le res orquestas historicistas). que con la que normalmente A. & G. MAHLER:
faltan razones, porque la mezzo asociamos a Hosokawa, esto es, Lieder. karen carGill, mezzo;
inglesa lleva tiempo pletórica, Eduardo Torrico el sentido ritualista del sonido, simon lepper, piano.
como bien se pudo comprobar en deuda con su país de origen. linn ckD 453. 2014. 53’. DDD. N PN
el pasado mes de octubre en el Esto está presente en las tres
Auditorio Nacional de Música HOSOKAWA: piezas aquí grabadas, todas de a pesar de
cuando cantó el rol de Ruggiero, Woven dreams. Blossoming. reciente creación, y que, según haber sido
de Alcina, y ni siquiera se amila- Circulating ocean. real orquesTa explica el propio músico en el uno de los
nó ante la desmesurada figura de nacional escocesa. orquesTa libreto, se deben a encargos de matrimonios
Joyce DiDonato, compañera de nacional De lYon. Director: Jun festivales que tienen lugar en tie- más influyen-
reparto. La voz de Coote es märkl. rras británicas. Blossoming es un tes en la vida
potente, profunda, rotunda y en naxos 8.573276 (Ferysa). 2012. 52’. pedido del Festival de Edimbur- cultural de su
modo alguno está exenta de sen- DDD. N PN go, mientras que Woven dreams tiempo, la música de Gustav y
sualidad, como puede compro- es una coproducción de Lucerna Alma Mahler no tiene un paren-
barse en este disco en diversos en el compo- y el Carnegie Hall. Tal vez por tesco armónico o formal. Es tris-
momentos (hondísima y sentidí- sitor Toshio esta asociación entre auditorios temente célebre la manifiesta
sima lectura de la delicada Verdi Hosokawa (n. educados en la escucha de fra- oposición del compositor a que
prati o en la no menos delicada 1955) hay, al ses musicales amplias y el tono su mujer siguiese dedicando
Scherza infida). Pero si por algo menos, dos paisajístico, Hosokawa ha queri- tiempo a la tarea creadora duran-
destaca Coote es, a mi modo de personalida- do en estas piezas seguir un mis- te los primeros años de matrimo-
ver, por ser una cantante racial, des, la del mo patrón, la de inspirarse en el nio; opinión que revisó un tiem-
lo cual queda de manifiesto en músico que congrega a estudian- comportamiento de la naturaleza po más tarde, en un momento
las arias de bravura que forman tes y a musicólogos en cursos para montar frescos sonoros de en que el vínculo de la pareja
parte del programa, especial- monográficos, centrados en una fácil percepción, de un tono corría peligro. En todo caso,
mente Dopo notte. Tiene la fortu- estética del sonido, heredera de francamente atemporal, y que, al Alma nunca retomó la composi-
na de disponer de un acompaña- la modernidad de Darmstadt, y mismo tiempo, no signifiquen ción tras la muerte de Mahler.

60
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 61

D D
i si cs o
c o
s s
haenDel-mahler

Bei dir es traut o Die stille Stadt fortuna y que ahora nos llega en
son algunos de los más interpre- la mejor de las opciones posi-
tados entre sus Lieder, por la bles procedente de las cintas ori-
magia de las modulaciones zem- ginales de la ORF conveniente-
linskyanas y el colorido de sus mente reprocesadas. El entonces
armonías tiernas. En Ich wandle joven director (34 años) se
unter Blumen, la atmósfera deli- enfrentó a esta temible partitura
cada de la pareja que pasea se con solo cuatro ensayos de
rompe con la invocación que orquesta, desconociendo ade-
pide auxilio, en una defensa del más tanto la acústica de la sala
“nosotros” frente a “los otros”, en como el específico idioma de
un giro muy propio de la Viena este autor, cuya estética le era
de fin de siglo, la Viena de totalmente extraña (por cierto,
Munch o Kraus. Esta ruptura se esta fue la primera y última vez
plasma con mucha convicción, a que Kleiber dirigió Mahler), y
diferencia de otros Lieder, en los logrando a pesar de esos incon-
que el deseo de hacer justicia a venientes una notable recrea-
la expresión melódica se super- ción, de evidente tensión dramá-
pone a la dicción o la emoción tica, matizada, coherente, refina-
textual. Otra excepción destaca- da, de extraordinario sentido de
ble es Ich hab’ ein glühend Mes- la arquitectura, de una maravi-
ser, veloz y desgarrada. llosa claridad en el tejido
A pesar de que Karen Cargill orquestal y una atmósfera poéti-
es mezzo, se desenvuelve con ca que si bien no era compara-
comodidad en las tonalidades de ble a la de los grandes santones
soprano, que escoge para la en sus respectivas versiones dis-
mayoría de los Rückertlieder. cográficas (ya saben, Bruno
Esto se aprecia tanto en los Walter, Klemperer, Van Beinum,
intervalos juguetones de Blicke Horenstein y el consabido etcé-
mir como en el magnífico agudo tera) sí logró en cambio una ver-
en piano de Ich atmete einen sión personal, emotiva, ligera y
Lindenduft —espléndido Lepper profunda al tiempo, absoluta-
en la redondeada, acariciante mente inspirada y que obvia-
línea de corte chopiniano en mente es una buena muestra de
este Lied— Las versiones son la única incursión de Kleiber en
frescas y ágiles, preocupadas esta música. Los solistas, espe-
por la dirección y el equilibrio cialmente Christa Ludwig, de
en la expresión emocional, habitual gusto y sensibilidad y
incluso en Um Mitternacht. Es con sus medios vocales en ópti-
sorprendente la melancolía con mas condiciones, hacen gala de
la que se enfocan Liebst du um proverbial densidad e idioma en
Schönheit (quizá la única can- una obra familiar para ellos. En
ción de amor escrita por Mahler) conjunto pues, un curioso docu-
o el himno al equilibrio emocio- mento histórico recomendable
nal que es Ich bin der Welt sobre todo para seguidores del
abhanden gekommen. Las cali- director antes que para los
dades del centro de la mezzo se amantes de la obra, que tienen
aprecian mejor en los Lieder otras opciones preferibles en los
eines fahrenden Gesellen, donde maestros citados más arriba.
cabe destacar una atmósfera Sonido, presentación y textos
excelente —agridulce y contem- adecuados.
plativa— en las últimas páginas
de Ging heut morgen übers Feld. Enrique Pérez Adrián

Elisa Rapado Jambrina


MAHLER:
Sinfonía nº 7. sinFónica simón
MAHLER: BolíVar De Venezuela. Director:
La canción de la tierra. chrisTa GusTaVo DuDamel.
luDwiG, contralto; walDemar DeuTsche Grammophon 479 1700
kmenTT, tenor. sinFónica De Viena. (universal). 2012. 79’. DDD. N PN
Director: carlos kleiBer.
ws 007. 1967. 59’. aDD. H PM la Séptima, a
diferencia de
el sello de la otras sinfoní-
Sinfónica de as de Mahler,
Viena nos constituye un
trae en esta ejemplo de
ocasión el música pura,
concierto sin textos cantados, sin progra-
celebrado en ma, sin elementos folclóricos o
la Konzerthaus el 7 de junio de populares, aunque las alusiones
1967 con la mahleriana Canción a la noche (e incluso a otros ele-
de la tierra dirigida por Carlos mentos de la naturaleza) resul-
Kleiber, una versión ya conocida ten bastante explícitas. Asimis-
al haber sido publicada en algu- mo, el característico ritmo de la
nos sellos piratas con desigual introducción del primer movi-

61
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 62

D D
i si cs o
c o
s s
mahler-prokoFieV

miento y su carácter dramático y


triste da que pensar acerca de raquel andueza
en qué debió basarse el compo-
sitor para escribirlo. El propio PRIMICIA ALADA
Mahler lo contaba así a su espo-
sa: “Subí a la barca para que me
llevara a la otra orilla del lago. MERULA: Pegaso. orden formal de la edición,
Con el primer golpe de los la Galanía. Directora: salvo por mantener la pieza
remos me vino a la cabeza (…)”. raquel anDueza. instrumental como centro
La sinfonía completa, de anima e corpo aec004 (sémele). sobre el que todo pivota.
principio a fin, es como un viaje 2014. 67’. DDD. N PN Raquel Andueza, que figura
a la luz, una progresión hacia el como directora artística del
optimismo desde un inquietante el cuarto disco de La Galanía proyecto, se permite también
si menor hasta un esplendoroso para su propio sello trae una el lujo de convertir el dúo de
do mayor. Sobre el carácter glo- interesante novedad fonográ- Gaudeamus omnes en un
bal de la obra y sobre el que fica, Pegaso, una colección de duelo entre ella misma y el
cada uno de sus temas, sobre lo piezas religiosas a dos, tres, violín de Pablo Prieto, que
que pudieran éstos sugerir o cuatro y cinco voces con asume la segunda voz de la
acerca de si parecen basarse en acompañamiento de bajo con- pieza. sale triunfante del reto gracias
esto o en aquello podríamos tinuo (en algunos casos enri- Música variada y de nota- a unas interpretaciones que
extendernos aludiendo a lo quecido con un par de violi- ble lirismo, con abundante combinan profundidad y deta-
dicho ya por ilustres mahleria- nes concertados) que fue recurso a la imitación y lle, vigor y delicadeza, conjun-
nos. Pero hay un elemento que publicada por Tarquinio empleo de ostinati, especial- ción, equilibrio y variedad.
llama poderosamente la atención Merula como su Op. 11 en mente significativo y reconoci- Las voces empastan correcta-
en esta obra maestra: la orques- una fecha indeterminada entre ble el de la chacona en Confi- mente, pero mantienen su
tación, que puede ser grandiosa 1633 y 1637 y vuelta a dar a la tebor tibi. La Galanía presenta individualidad, lo que aporta
y plena, o camerística, delicada y estampa en Venecia en 1640, aquí el equipo más amplio de notas tímbricas que se enri-
refinada. Su modernidad en el que es la edición de la que se su aún corta historia: siete quecen en un continuo flexi-
lenguaje armónico se correspon- han preservado algunos ejem- voces solistas (hay piezas en ble y de caleidoscópico colo-
de con su audacia en la escritura plares. La obra, no grabada que las sopranos o los tenores rido (violone, órgano, arpa,
orquestal e instrumental. hasta ahora en su integridad, están doblados), dos violines dos tiorbas) y dos violines agi-
Dudamel asume esa moder- contiene, por este orden, y un amplio contingente de lísimos, alados y exuberante-
nidad y parece llevarla a territo- ocho dúos, una canzona ins- cinco instrumentistas para el mente ornamentados. El resul-
rios de todos conocidos, ya que trumental (La Vesconte), que continuo, entre los que se tado sonoro es limpio, directo,
ve en ella momentos que piden hace funciones de parteluz de cuenta por supuesto Jesús franco, brillante, la música se
un cierto espíritu jazzístico y la colección, cinco piezas a Fernández Baena, tiorbista y eleva, respira y nos habla de
hasta encuentra ecos tangueros. tres voces, dos a cuatro y una cofundador del conjunto, que gozo y de esperanza.
No es ninguna barbaridad si se a cinco, aunque su presenta- figura como coordinador del
escucha esta versión con la aten- ción en el disco no respeta el proyecto. El conjunto español Pablo J. Vayón
ción que merece. Grabada en
directo en marzo de 2012 en
Caracas por la fantástica orques- mejores cua- pero, quizá aquí le hace pecar MONTEVERDI:
ta del país de todos conocida, lidades sono- de cierta falta de espontanei- Vespro della Beata Vergine. The
ésta es una interpretación pletó- ras en SACD dad, que no de velocidad, pues sixTeen. Director: harrY
rica, audaz en algunos momen- con una cali- los tempi, adecuados, tanto chrisTophers.
tos, arriesgada incluso por deter- dad visual aquí como en la sinfonía, man- 2 cD coro cor16126 (connex
minados detalles. Pero, como inmejorable tienen al oyente con la tensión música). 2014. 106’. DDD. N PN
siempre en los intérpretes que en Blu-Ray, propia de estas composiciones.
nos ocupan, tanto del director si bien las interpretaciones, Justo lo contrario ocurrirá D espués de
como la orquesta, llama la aten- ambas de Gergiev con la LSO, con Schumann, donde Pires nos la Selva
ción su alto nivel técnico y artís- distaban bastante de aproxi- regalará momentos íntimos, que morale e spi-
tico. En sus manos, el Mahler marse a alguna versión de refe- sólo ella sabe interpretar con rituale, regis-
más expresionista puede llegar a rencia. Turno pues para Gardi- tanto lirismo, alternados con un trada en tres
ser delicioso sin por ello traicio- ner, que, aprovechando los ya virtuosismo no heroico de CDs inde-
nar su espíritu (a este respecto, mencionados aspectos técni- alguien que toca la obra para p e n d i e nte s ,
por ejemplo, la segunda Nacht- cos, una fama que le precede hacernos disfrutar y no para Harry Christophers graba la más
musik, absolutamente irresistible (aunque quizá no en el reper- impresionar. Un concierto sose- popular obra sacra de Monte-
en sus manos). Un Mahler juve- torio romántico tanto como en gado para disfrutar con tranqui- verdi, las Vísperas de 1610,
nil que, de vez en cuando, nos el barroco, donde el prominen- lidad sin esperar grandes alar- renovando su antiguo registro
sonríe. te director cuenta más de 250 des. La propina, también de de Hyperion (donde la obra se
grabaciones) y una orquesta de Schumann, un caramelito para camuflaba, con otras músicas
Josep Pascual la que siempre se puede espe- paladear en la intimidad. añadidas, como Vísperas para
rar lo mejor, intentarán hacer- La velada se cierra con La la Fiesta de Santa Bárbara). Lo
nos olvidar los traspiés de Ger- Escocesa, donde Gardiner volve- hace acercándose a la tradición
MENDELSSOHN: giev (cosa que tampoco parece rá a ejercer un férreo control británica más brillante, la mar-
Las Hébridas. Sinfonía nº 3. difícil). sobre la orquesta y su análisis cada por Gardiner y King más
SCHUMANN: Concierto para Las Hébridas se abre con minucioso de la obra obtendrá que por Parrott, y alejándose de
piano. maria João pires, piano. un oleaje sinuoso y ondulante, un resultado más espontáneo y las propuestas minimalistas de
sinFónica De lonDres. Director: paisajes escarpados y la impo- no tan cerebral. los últimos quince años
John elioT GarDiner. nente belleza de los remotos En resumen, buena aproxi- (Stubbs, Alessandrini, Kuij-
lso 0765 sacD/BD (connex música). parajes escoceses que tanto mación que nos hará pasar un ken…). No deja de resultar en
2014. 80’. DDD. N PN impresionaran a Mendelssohn. rato agradable, sobre todo si cualquier caso curioso el uso de
Siempre controlando, Gardiner disponemos de los medios téc- un conjunto instrumental que sí
Y a comentamos en estas mis- logra hacer una disección per- nicos para apreciar la mejoría en responde a los dispositivos de
mas líneas lo maravilloso de fecta de todas las familias ins- imagen y sonido. voz por parte, mientras que el
estos nuevos formatos híbridos trumentales, lo cual para reper- coro roza la veintena de voces.
en los que se mezclan las torio barroco está muy bien Guillermo Pérez de Juan Interesante resulta la opción

62
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 63

D D
i si cs o
c o
s s
mahler-prokoFieV

tomada con el Lauda Jerusalem


y el Magnificat, piezas anota- Franco Fagioli, alessandro De marchi
das en chiavette por Monteverdi
y que han generado una nutrida
producción polemista desde UN CONTRATENOR EN PLENITUD
que Parrott propusiera en 1984
que esas piezas debían ser
interpretadas una cuarta baja. PORPORA: Arias. Lo que más llama la aten-
Christophers opta por ofrecer Franco FaGioli, ción del canto de Fagioli es la
las dos opciones: con el tono contratenor. accaDemia extensión de su tesitura y la
elevado original y con su trans- monTis reGalis. Director: facilidad de sus agilidades,
posición a la cuarta baja. No se alessanDro De marchi. que puede lucir esplendoroso
incluyen las antífonas en canto naÏVe V5369 (popstock). 2013. 81’. en las piezas de bravura, como
llano, habituales en la mayor DDD. N PN Se tu la regi al volo de Ezio,
parte de las grabaciones de las Gia sia desta la tempesta de
Vespro. una de las figuras emergentes Didone abbandonata o Con
Se trata de una versión del canto barroco, el contrate- alma intrepida de Meride e
especialmente cuidada en su nor argentino Franco Fagioli Selinunte. Su registro resulta
parte coral, que resulta brillantí- (Tucumán, 1981) se acerca a ancho y homogéneo, mostrán-
sima, por empaste, transparen- uno de los grandes maestros dose impecable en las colora- en esas piezas lentas, que
cia, intensidad y capacidad de de la florida ópera napolitana turas y suelto en las partes incluyen también Vorrei spie-
matización. La retórica está del siglo XVIII, Nicola Porpora, más graves (peliaguda en la gar l’affanno de Semiramide
seguida al detalle, con un mane- con un CD que contiene nueve cadencia que se marca en riconosciuta o Non lasciar chi
jo muy variado de dinámicas y arias de seis óperas diferentes, Spesso di nube cinto de Carlo t’ama tanto de la cantata Vul-
ataques. Las piezas de más com- un aria de un oratorio y dos de il Calvo). Imaginativo se mues- cano, el cantante matiza inten-
pleja polifonía se resuelven con otras tantas cantatas, doce pie- tra además en las repeticiones sidades y volúmenes con ele-
claridad y profundidad. En las zas en total en las que se hace de los da capo, como por gante intención retórica, aun-
piezas y las partes solísticas los repaso a muchos de los tópi- ejemplo en el aria más famosa que la emoción no termine
cantantes de The Sixteen mues- cos dieciochescos: arias tem- de su recopilación, ese Alto siempre de despegar. El con-
tran un perfecto conocimiento pestuosas, pastoriles, iracun- Giove de Polifemo que inter- junto de De Marchi acompaña
del tipo de canto característico das, piadosas y amorosas se preta con exquisito gusto y torrencialmente en las piezas
del tiempo, pero en ningún caso mezclan en una sucesión de con una implicación expresiva de bravura y ajusta con delica-
se toman libertades excesivas efectos y afectos que el cantan- que me ha parecido más da plasticidad dinámicas, arti-
con la ornamentación. Los ins- te sudamericano, en plenitud intensa y variada que en su culaciones, acentos y contras-
trumentos concertados resultan de sus medios, afronta con anterior trabajo para el sello, tes en las más tiernas.
en general impecables, pero no maestría técnica y desenvoltura dedicado a Caffarelli. La línea
asumen gran protagonismo, y el interpretativa. de canto es refinada siempre y Pablo J. Vayón
continuo es discreto por su
composición (chitarrone, arpa,
órgano) y su tratamiento, aleja- o tro de los menos un punto más de la cáli- B o u r n e -
do de la exuberancia instrumen- últimos regis- da expresividad a la que esta- mouth. “Mi
tal e imaginación ornamental de tros de Clau- mos acostumbrados en otras enorme admi-
algunas otras interpretaciones dio Abbado, versiones, pero éstas están ple- ración por la
(de Savall y Bernius a Garrido o, grabado en namente imbuidas de las carac- diversidad del
muy recientemente, García Alar- esta ocasión terísticas inteligencia y sensibili- estilo sinfóni-
cón, en una versión grabada en España dad musicales que siempre co de Proko-
sólo unos meses antes que entre los días 20 y 25 de marzo hacen acto de presencia en casi fiev —dice Karabits— me llevó a
ésta). Interpretación pues muy de 2013 en el Auditorio de Zara- todos los registros del maestro emprender este proyecto. Tam-
disfrutable, que no busca ni goza y el Auditorio Nacional de italiano. A otros, como al que bién traté de examinar la evolu-
epatar ni deslumbrar con el des- Música de Madrid. Este delicioso suscribe, les pareció mejor la ción del estilo sinfónico de Pro-
cubrimiento interpretativo del disco de Mozart y Haydn, graba- Concertante de Haydn en la kofiev desde sus primeras obras
milenio, en la línea de las bue- do en este sello suizo gracias a anterior versión de Abbado con menos conocidas, cuando el
nas versiones británicas de esta la intervención del oboe Lucas la Orquesta de Cámara de Euro- compositor debutante vivía aún
magna obra de Monteverdi Macías Navarro, es el típico pa (DG), una orquesta más tra- con su familia en Sontsovka…”.
anteriormente citadas, más cer- modus operandi del director ita- dicional que permitió al director Si es así, y si esto no es más que
cana en cualquier caso a la de liano al que ya oímos en otros unos detalles y matices que han el principio, se trata de un prin-
Robert King, por su respeto a la conciertos de Mozart grabados sido algo obviados en ésta. Pero, cipio feliz. Si es un disco aislado,
partitura y su brillantez, que a la entonces para DG (clarinete, en resumen, son dos exquisitas qué lástima, porque estas sinfo-
de John Eliot Gardiner, quien en fagot, flauta y arpa, trompa y recreaciones con unos solistas nías prometen mucho. Mucho,
la búsqueda de la majestuosidad Sinfonía concertante para ins- acertadísimos. Desde luego, no aparte de que lo sus interpreta-
bordeaba en ocasiones la trumentos de viento), siempre se puede tocar mejor. Muy bue- ciones mismas nos dan ya.
sobreinterpretación. con sus solistas habituales de la na toma de sonido y excelente Sin dejar de ser sinfonismo,
Orquesta Mozart y del Festival presentación. el discurso de la Tercera Sinfonía
Pablo J. Vayón de Lucerna y comentados en su es muy expresivo, en especial el
momento en SCHERZO por Enrique Pérez Adrián Moderato que inicia la secuencia;
quien esto les cuenta. En estos y lo es en el sentido teatral, como
MOZART: dos casos, la claridad es prover- si procediera de música inciden-
Concierto para oboe K. 314. bial, el equilibrio absoluto, el PROKOFIEV: tal para cine o incluso de un
HAYDN: Sinfonía concertante estilo acertado, los solistas están Sinfonías nºs 3 y 7. sinFónica De ballet. Pues bien, de donde pro-
Hob. I. 105. lucas macías impecables, con timbres de BournemoTh. Director: kirill cede buena parte del material es
naVarro, oboe; GreGorY ahss, maravillosa limpieza y soberbia karaBiTs. de El ángel de fuego, ópera que
violín; konsTanTin pFiz, violonchelo; articulación, totalmente magneti- onYx 4137 (connex música). 2013. 65’. no consigue estrenar, y que no
Guilhaume sanTana, fagot. zados por la batuta, que como DDD. N PN se oirá en público hasta un año
orquesTa mozarT. Director: siempre recrea una atmósfera después de su muerte. Deseaba
clauDio aBBaDo. acertada de estricta objetividad y Da la impresión de que este CD tanto verla en un escenario que
claVes 50-1302 (connex música). con un rigor de un clasicismo es el primero de un ciclo, el de el destino se lo negó siempre. La
2013. 41’. DDD. N PN absoluto. Quizá se eche de Kirill Karabits con la Orquesta de lectura de Karabits es poderosa,

63
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 64

D D
i si cs o
c o
s s
prokoFieV-sainT-saëns

mas también analítica, es drama éxito cualquier repertorio que se mente los conciertos o piezas concerts de un nivel que oscila
como conflicto, como acción, y proponga. Rachmaninov no se solistas para este instrumento se entre lo excelente (Ímpetus, en
también como sugerencia. La lo pone fácil pero resulta con- caracterizan por una escritura CMY, o Ensemble Fleury, en
batuta es pródiga en matices para vincente en este su segundo CD bella, generosa y desafiante, lle- DHM) y lo notable (Les Timbres,
una partitura rica en situaciones con música del maestro ruso na de oportunidades de luci- en Flora, o el cuarteto formado
de origen y en propuestas inme- para Chandos. El poderío que miento, expresado tanto en por Bruno Procopio, Patrick Bis-
diatas. Ahora bien, Karabits nos exhibe desde el primer momen- páginas muy cargadas (las céle- muth, François Lazarevicht y
advierte tras enumerar el origen to en que la escuchamos es bres Aguas de primavera op 14, Emmanuelle Gigues, en Paraty).
de varios episodios o movimien- revelador e intuimos que va a nº 11), como vivos postludios Añadamos, además, el registro
tos enteros: “… todo el material ser un recital, por encima de (Melodía op. 21, nº 9) o un irre- de los Concerts en sextuor (ree-
que se utiliza en la sinfonía está cualquier otra consideración, sistible, eterno desafío de legato laboraciones hechas por una
tratado de manera puramente espectacular. Y lo es. El sonido en las líneas más largas (A la mano anónima de esas Pièces de
sinfónica, no es pura cita, como es robusto, de dinámicas con- muerte de un gorrión op. 21, nº clavecin en concerts) realizado
si fuera la suite de una ópera”. tundentes y de la claridad que 8). En sus versiones, apasiona- por Les Dominos, en Ricercar,
Qué elegir en esta sinfonía: acaso se agradece. Contemporánea de das en cuanto a los tempi y de igualmente magnífico. A modo
el inquietante, hermoso, misterio- la bellísima Sinfonía nº 2, la indiscutible solidez, Burnside se de clausura, salvo que aparezca
so Andante. Si en todos los movi- Sonata nº 1 es de un pianismo muestra quizá un poco más bri- en los próximos meses alguna
mientos reconocemos los estilos de altos vuelos, muy atractiva llantemente inglés que cálida- nueva lectura, recibimos esta
de Prokofiev (sus códigos, sus aunque de un estilo netamente mente ruso. versión de un grupo que, como
estros: son varios), en este movi- rapsódico que hace que resulte Como añadido a sus atracti- Ímpetus, es español: La Reveren-
miento lento lo identificamos de de una duración un tanto excesi- vos, cabe destacar que esta edi- cia. Lo ha hecho en Vanitas, el
manera especial. va. Pero lo compensa su brillan- ción recoge las canciones siem- sello propiedad de su director,
Hay un salto desde finales tez y los muchos momentos de pre en las tonalidades originales, el clavecinista albaceteño
de los años veinte, con la Terce- irresistible belleza. Probable- confiando la interpretación vocal Andrés Alberto Gómez, a quien
ra Sinfonía, compuesta por un mente sea ésta la obra más exi- a siete voces rusas, algunas de acompañan el violinista Pavel
artista libre, a finales de los cua- gente para el pianista que escri- ellas bastante jóvenes. No se tra- Amilcar, la violagambista Sara
renta, obra de un acusado, por bió su autor y, dato significativo, ta de instrumentos comparables Ruiz y el flautista José Fernández
decirlo finamente, que trata de él, en contra de su costumbre, a nivel de suntuosidad vocal: Vera (salvo en las grabaciones
hacerse perdonar. Y sin embar- no la estrenó. La Segunda, bas- Ekaterina Siurina, soprano lírico- de Ímpetus y Les Timbres, todas
go… Sin embargo, es una músi- tante más breve, es igualmente ligera, Evelina Dobraceva, expre- las demás incluyen traverso).
ca prodigiosa, una especie de contemporánea de otra impor- siva y oscura soprano lírica y Estamos, digámoslo sin amba-
testamento sinfónico. Temprano tante obra sinfónica, Las campa- Andrei Bondarenko, el barítono ges, ante otras Pièces de clavecin
como testamento, pero muy pro- nas, y es siete años posterior a más grave, disfrutan de una en concerts de muchísimos qui-
pio en tanto que sinfonista, la Primera. Rachmaninov se nos naturaleza más generosa que los lates, aunque bastante alejadas
puesto que no iba a haber nin- muestra más tendente a lo esen- restantes colegas a nivel de tim- de las anteriormente menciona-
guna más. Y qué mejor testa- cia, a un trabajo formal más bre, potencia y color naturales. das. ¿En qué consiste la disimili-
mento que hacer balance. La intenso, pero ello no hace que Sí son, en cambio, equiparables tud? La Reverencia permuta el
Séptima es arqueo, es balance, y se pierda en absoluto ni el el buen hacer respecto a las líne- refinamiento que se le supone al
también aquí la fuente es teatral. encanto melódico y armónico as vocales y la calidad de la dic- barroco francés (sobre todo, a
No operística, sino de música ni, por supuesto, brillantez en la ción emocional de su lengua Rameau) por fogosidad, sin que
incidental, la nunca oída para escritura, admirablemente tradu- rusa materna. Impresiona, en la en el canje esta música pierda
Evgeni Onegin, adaptación tea- cida también por la pianista chi- negrura del registro del bajo un ápice de su natural encanto.
tral de la novela en verso de na. Bellísimo el segundo movi- Vinogradov, la pieza Destino op. Tal vez ese brío que desprende
Pushkin cuando se celebró su miento en interpretación de lo 21, nº 1, con su cita de la Quinta la interpretación de La Reveren-
centenario den 1936. Por fecha más convincente. Entre ambas beethoveniana y la insistencia en cia tenga bastante que ver con el
no sorprenderá (y no tratamos obras, tres Preludios del Op. 23 el onomatopéyico repiqueteo. propio clave de Gómez: se trata
de forzar la cosas) que haya que constituyen un adecuado La toma de sonido privilegia de un modelo flamenco copia
momentos muy Romeo y Julieta. complemento a tan interesante la percepción de las voces, algo de un Ruckers de 1624, con
La excelencia de la drama- programa servido con un alto que se nota especialmente en notables diferencias acústicas
turgia de Karabits brilla a lo lar- nivel de excelencia. las desbordantes explosiones respecto a los modelos franceses
go de estos ocho movimientos líricas de numerosas piezas — (más sutiles, pero menos vigoro-
llenos de sugerencias teatrales. Josep Pascual En la tranquila, serena noche sos) que se suelen emplear para
Son dos entregas iniciales de un op. 4, nº 3 o en Eres tan amada estas piezas. El colofón al año
ciclo que podría completarse por todos op. 14, nº 6—, pero Rameau no puede ser más ruti-
muy pronto, y que acaso incluya RACHMANINOV: también en las más calmadas, lante y ello gracias, de nuevo, a
más adelante alguna pieza al Canciones. eVelina DoBraceVa, como el célebre Vocalise op. 34, un grupo español, para confir-
margen de las siete sinfonías. De ekaTerina siurina, sopranos; JusTina nº 14. mar, por si quedara alguna
momento, una primera entrega GrinGiTe, mezzo; Daniil shToDa, duda, la excelente salud por la
que roza la excelencia. tenor; anDrei BonDarenko, roDion Elisa Rapado Jambrina que atraviesa la música antigua
poGossoV, barítonos; alexanDer en nuestro país (en el plano
Santiago Martín Bermúdez VinGraDoV, bajo; iain BurnsiDe, artístico, claro; del económico,
piano. RAMEAU: prefiero no hablar).
3 cD Delphian DcD 34127. 2014. Pièces de clavecin en concerts.
RACHMANINOV: 180’. DDD. N PN la reVerencia. Director: anDrés Eduardo Torrico
Sonatas nºs 1 y 2. Preludios nºs 4, alBerTo Gómez.
5 y 6 op. 23. xiaYin wanG, piano. Ya que no VaniTas Va-06 (sémele). 2014. 64’.
chanDos chan 10816 (sémele). ha partido la DDD. N PN RAMEAU:
2013-2014. 65’. DDD. N PN idea de algu- The sound of light. naDine
na de las más la conme- kouTcher, soprano; alexei sVeToV,
xiayin Wang importantes moración de bajo. musicaeTerna. Director:
es una intér- voces rusas los 250 años TeoDor currenTzis.
prete de bri- del momen- de la muerte sonY 88843082572. 2012. 67’. DDD.
llantísima téc- to, no resulta extraño que esta de Jean-Phi- N PN
nica y su integral de canciones de Sergei lippe Rameau
dominio Rachmaninov se haya creado en ha traído uno de los enfants terribles de
absoluto del torno a un pianista: también las consigo un puñado de grabacio- las escenas líricas actuales, el
piano le permite afrontar con canciones con piano y no única- nes de las Pièces de clavecin en griego Teodor Currentzis propo-

64
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 65

D D
i si cs o
c o
s s
prokoFieV-sainT-saëns

ne su particu- final. O cuando coloca esa Air


lar paseo por tendre en rondeau de Zoroastre
la música de tocado con una delicadeza y a
Rameau con una lentitud extasiantes entre
una antología dos apabullantes tormentas.
que recoge En Temple sacré, sejour
fragmentos tranquille de Hippolyte et Aricie
orquestales y para solista de sus la batuta parece contenerse y la
principales obras dramáticas, así soprano bielorrusa es capaz de
como la célebre La poule, pieza una expresión cálida y serena,
clavecinística traída hasta aquí pero inmediatamente en la
de la transcripción para sexteto obertura de Naïs resuenan
de cuerdas que data de la época tonos circenses y en las contra-
del compositor pero no salió de danzas de Les Boréades vuelven
su mano. a oponerse la extrema levedad
La soprano bielorrusa Nadi- de la primera con el estallido
ne Koutcher canta sendas arias impetuoso de la segunda. Para
de Platée, Hippolyte et Aricie y el final queda uno de los
Castor et Polux y, junto al bajo momentos más sublimes de la
Alexei Svetov, un dúo de Les música de Rameau, el aria Tris-
Indes galantes en el que tam- tes apprêts de Castor et Pollux,
bién interviene el coro de Musi- que Currentzis adorna con deta-
cAeterna, conjunto siberiano lles tímbricos originales (un
que en su parte instrumental se arpa), conduce con un acompa-
presenta como una nutrida ñamiento de una suavidad exa-
orquesta de 57 miembros, un cerbada y a un ritmo lentísimo,
volumen que Currentzis aprove- lo que ocasiona serios proble-
cha para dejar su firma en unas mas a la cantante, aunque pro-
interpretaciones extremadas, en voca un indudable efecto balsá-
las que a menudo parece primar mico en el atónito escucha.
la búsqueda del efecto a la de la
expresión. Currentzis no quiere Pablo J. Vayón
sonar barroco (entiéndase: a la
manera en que lo hacen los gru-
pos barrocos de hoy), sino SAINT-SAËNS:
moderno, y diría más aún: pre- Les barbares. caTerine hunolD
tende deslumbrar al oyente con (Floria), Julia GerTseVa (livie),
sonoridades nuevas, extremos eDGaras monTViDas (marcomir),
contrastes de agógicas y dinámi- Jean TeiTGen (scaurus). coro Y
cas y una tendencia a la exage- sinFónica De sainT-eTienne. Director:
ración que termina jugando en laurenT campellone.
su contra, pues el resultado es 2 cD eDiciones sinGulares es 1017
un pastiche artificial, falto no ya (sémele). 2014. 120’. DDD N PN
sólo de espontaneidad y frescu-
ra, sino de la profundidad tan muy especial
característica de la música de valor docu-
Rameau. mental y
El disco está lleno de deta- musical tiene
lles que ejemplifican el afán del esta entrega,
director griego por sorprender y cuyo álbum es
epatar, como en La poule (La un auténtico
gallina), cuyo sentido onomato- libro, exquisi-
péyico está forzado hasta la tamente edita-
parodia, resultando una música do, con tex-
que resulta por completo impo- tos, grabados y fotografías que
sible de relacionar con su autor, permiten situar la obra y acce-
y cuando la obra se conecta con der al clima de época que le
un fragmento de Platée median- corresponde.
te un crescendo casi straussiano Les barbares se estrenó en
la cosa va a peor, pues el senti- 1901 y cayó en el olvido. No es
do cómico del aria de la ninfa exagerado hablar de un reestre-
termina cayendo casi en el ridí- no. Saint-Saëns era ya el músico
culo, por más que Koutcher nacional francés y puede leerse
presente un registro sobreagudo en esta historia o historieta de
sin duda notable. Los contrastes bárbaros que asedian una ciu-
de caracteres entre las danzas dad romana una evocación de
tampoco se libran de este trata- la guerra entre Prusia y Francia,
miento caprichoso, como suce- treinta años antes de aquel
de entre la Musette y el Tam- estreno. El libro de Victorien
bourin en rondeau de Les fêtes Sardou facilita a don Camilo la
d’Hébé, cuando la interpretación suficiente y lineal sucesión de
pasa del nocturno más espectral escenas con sus conjuntos (fies-
(y con resonancias orientalistas: tas y peleas), patriotas, héroes,
hay casi un bordón a la bizanti- villanos, joven enamorada y
na en el bajo) al ritmo más des- sacerdotisa acosada, que el
enfadado y luminoso, con una músico resuelve con fluidez,
aceleración marcadísima en el excelente redacción si no gran

65
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:40 Página 66

D D
i si cs o
c o
s s
sainT-saëns-ullmann

ocurrencia de ideas, capacidad ca con fluidez, muestra con cla-


para alternar caracteres y atmós- ridad su estructura, esa “vida en simon smith
feras, segura instrumentación, cada uno de sus cauces” de la
todo sin perder los estribos, ni que hablaba Schumann. Y lo MISTERIO SIN BRUMAS
extraviarse en delirios neowag- hace con esa tendencia tan suya,
nerianos y olfateando el incierto y puede que de nuestro tiempo,
suelo de la música para el nue- a equilibrar el protagonismo de SCHNITTKE:
vo siglo. la cuerda con el de las demás Música completa
La versión tiene un eximio secciones de la orquesta. Las para piano. simon
protagonista, el director Campe- maderas de Cadaqués suenan smiTh, piano. richarD Beauchamp,
llone. Es fuerte en la acentua- estupendas y cantan la melodía John cameron, piano.
ción, colorido en los timbres, del Andante con moto con una 2 cD Delphian DcD34131 (connex
capaz de tensiones dramáticas y flexibilidad que se enfrenta a la música). 2012-2013. 147’. DDD. N PN
expansiones idílicas, toques de rítmica estricta que late de fon-
orientalismo y canto, siempre al do. Detalles así son los que dan es tardía la tanda de Schnittke
servicio de un certero y elegante valor a una interpretación que con tres sonatas para piano solo
canto general. Del elenco sólo no destrona a nadie pero que (1987-1992). Schnittke pertene-
cabe elogiar su homogeneidad y pone en su sitio a una orquesta ce a una geografía, un país (un za de 1979 hay citas concretas y
solvencia, destacando las dos y a un director que, juntos, son imperio, y él es uno de sus hay homenajes; todos han
damas que lo encabezan por el capaces de hacer muy buena muchos an-admiradores) y una muerto, incluso el longevo Stra-
mayor compromiso vocal que música. generación que no pretende vinski, incluso el más reciente,
les administra don Camilo. asustar a nadie en materia de Shostakovich, cuatro años antes.
Asier Vallejo Ugarte artes, ya la han asustado bastan- No le gustaba esto a las autori-
Blas Matamoro te a esa generación misma dades, pero los tiempos habían
durante décadas. Schnittke estu- cambiado. Ahora bien, lo que
SCHUMANN: vo enfermo muchos años antes no habría gustado entonces
SCHUBERT: Sinfonías. Filarmónica De Berlín. de morir en 1998, a los sesenta esperó a 1990: los Cinco aforis-
Sinfonía nº 9. orquesTa De Director: simon raTTle. y cuatro años. Y compuso esta mos estaban dedicados y desti-
caDaqués. Director: Jaime marTín. 3 cD Bphr 140011 sacD/BD 2014. secuencia de tres sonatas a las nados al pianista Alexandr Slo-
TriTó TD0101 (sémele). 2013. 60’. 300’. DDD. N PN que el espléndido pianista britá- bodianik y al poeta Joseph
DDD. N PN nico Simon Smith añade las Brodsky, ambos exiliados y
c omo ya demás obras que el compositor opuestos al régimen. El estreno
J aimeMartín hiciera la Sin- le dedicó a este instrumento fue en el Carnegie Hall; Brodsky
es uno de fónica de que nunca desdeñó pero que leía sus poemas y Slobodianik
esos músicos Londres, la no figuró entre sus favoritos; tocaba. De los cinco, el primero
que han lle- Filarmónica prefería el pequeño conjunto, no es demasiado aforístico, dura
gado a la de Berlín, a prefería la orquesta, no necesa- cuatro minutos; los otros sí pue-
dirección través de su riamente nutrida. den considerarse tales, pero nin-
después de propio sello, se introduce de lle- Tres sonatas con cuatro guno baja de la mitad. Provie-
largos años formando parte en no en el mundo de las nuevas movimientos cada una, una nen de poemas, y a pocos que
orquestas de primer nivel. Fue tecnologías dándonos, no sólo la duración relativamente breve en estés avisado, lo notas. Recitar,
flautista de la Royal Philharmo- oportunidad de saborear música cada caso, temas concentrados tocar, ese debe de ser el verda-
nic Orchestra, de la Academy of con una calidad sonora excep- (ah, ¿pero hay temas?), intensos, dero destino de este ciclo. El CD
St Martin in the Fields y de la cional en formato SACD, sino o mejor líneas en las que la se completa con otras piezas y
Chamber Orchestra of Europe, incluyendo, además, un Blu-Ray tonalidad asiste a la fiesta como hasta con unas cadenzas para
entre otras, y ahora, desde que con unos atributos portentosos, invitada y ya no le importa que conciertos mozartianos. Si
en 2008 diera su primera gira al tanto sonoros como visuales, lo la desmientan. No asustan estas Schnittke tuvo siempre una par-
frente de la Orquesta de Cada- que permite elevar el disfrute piezas, aunque asustarían a los te de su corazón en el pasado
qués, está plenamente volcado personal a un nuevo nivel. Si a antepasados. El primer CD, con centroeuropeo, no deja de mirar
en una nueva carrera que va esto le sumamos la interpreta- las tres sonatas, termina con esa al tiempo en que todo llegó a
poco a poco tomando forma. ción de una de las mejores pequeña maravilla de once ser posible. ¿Cómo, si no, intro-
Era frecuente en esos inicios orquestas del mundo en un minutos que son las Variaciones duce en la cadencia del Con-
escuchar que se lo habían dado escenario tan imponente como de muchos años antes, 1955. Y cierto nº 25, K. 503, un tema tan
todo regalado, pero con esa es la Philharmonie y un director es que las formas clásicas llaman reconocible como La Marsellesa?
fabulosa idea que es la Joven de renombre como es Rattle, la a Schnittke, como disciplina, ¿Es una proeza lo que hace aquí
Orquesta de Cantabria ha mezcla del éxito debería estar como vocación o como refugio, Simon Smith? No lo parece, y
demostrado ser capaz de obte- asegurada. no sabemos bien, pero ahí están por eso tal vez lo es. Se diría
ner buenos resultados partiendo Pero aunque se sea Rattle y obras tempranas (no tan tem- que encara cada obra como un
de cero. Por eso no hay que res- se tenga delante a la Filarmónica pranas como las Variaciones) misterio (para iniciarse, claro) y
tar ni un solo mérito a las metas de Berlín, no debe de ser fácil como Preludio y fuga (1963) o como un guiño humorístico
que está alcanzando, entre ellas afrontar la grabación de un nue- Improvisación y fuga (1969), y cuya gracia hay que descubrir.
este atractivo disco grabado en vo ciclo sinfónico Schumann, acaso esta última nos indique Hay humor, pero de esos con
el Auditorio de Zaragoza en máxime si se tienen en cuenta con el guiño de su título y la cara seria, sin payasada, pince
enero de 2013. las grandes versiones existentes eclosión de su línea que una sans rire. No siempre. Porque
La Novena de Schubert es al respecto (Sawallisch, Szell, cosa es la libertad y otra el rigor, Schnittke y su generación no
una sinfonía sin demasiadas Kubelik o Furtwängler). Aun así, y que no se oponen el uno al tenían demasiadas cosas por las
trampas, va de frente y basa su el británico aborda la lectura de otro. Él y sus colegas, mas tam- que reír. Ese equilibrio, que es
grandeza tanto en sus prodigio- cada sinfonía con pasión y reno- bién su púbico, sabían de dón- tensión además de equilibrio, lo
sas melodías como en sus efec- vada ilusión, haciendo gala de de venían la falta del uno, la consigue Simon Smith a lo largo
tos orquestales. Hay interpreta- un refinamiento en el sonido ausencia del otro. Sencillas y a de casi dos horas y media de
ciones que han tratado de inci- digno de mención. Los tempi veces folk son las Pequeñas pie- sonidos arrancados al enigma y
dir tanto en sus resonancias bee- son moderados, sin caer en lige- zas de 1971, compuestas para el convertidos en claridad, a veces
thovenianas que la personalidad rezas innecesarias, si bien la pequeño Andrei, su hijo. Aten- en luminosidad. Excelente, deci-
de Schubert termina aparecien- Segunda pueda resultar algo ción a esos casi siete minutos siva grabación.
do excesivamente difuminada. grave y contenida. En el resto, dedicados a Stravinski, Proko-
Martín, como el compositor, va Rattle transmite su energía a una fiev y Shostakovich: en esta pie- Santiago Martín Bermúdez
de frente y deja hablar a la músi- orquesta que no necesita mucho

66
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 67

D D
i si cs o
c o
s s
sainT-saëns-ullmann

más para hacernos disfrutar, Figures (2001), dedicado in


sobre todo si tenemos en cuenta memoriam a Iannis Xenakis. Es
los últimos lanzamientos al mer- Xenakis, junto a Varèse o Gue-
cado. Puestos a comparar, supe- rrero, nombres que vienen a la
ra con creces el decepcionante pluma al observar, sobre todo
ciclo de Nézet-Séguin para DG, en las dos últimas obras, el gus-
que ya comentamos en su día to por texturas variables e
en estas mismas líneas. Sin impredecibles, la tendencia a la
embargo, ni sumándole todos saturación de dinámicas y un
sus atributos técnicos será com- concepto expresionista de la
parable a cualquiera de las ver- armonía, bajo el manto de una
siones anteriormente citadas. rigurosa concepción formal que
En resumen, ciclo correcto encuentra en el lenguaje mate-
en forma y fondo, con unas cua- mático un sólido fundamento.
lidades sonoras y visuales muy Este carácter de búsqueda
destacables, que se presenta en de tensión sonora se ahonda a
edición de coleccionista en un mediados de la década pasada,
formato que combina a partes en Light and Shadows (2006) y,
iguales lo bonito y lo poco prác- especialmente, en la coetánea
tico y del que, una vez conocido Spectra, primera incursión
su precio (y sabiendo que se orquestal, de aspecto áspero y
puede conseguir el ciclo EMI de contundente, cuyo magma sono-
Sawallisch por tres veces ro fluye en acertados procesos
menos), esperaremos grandes de acumulación y dispersión
cosas que quizá no todo el mun- sonora. Son ambas obras que
do pueda apreciar. anuncian la primera madurez de
Trillo-Figueroa, ya sea en el tra-
Guillermo Pérez de Juan bajo polifónico, cercano al tom-
beau, de la violonchelística Soli-
tude (2009), ya en el trabajo de
TRILLO-FIGUEROA: relaciones rítmicas cruzadas de
Sinistra est dextra. maGDalena T-TriX (2010), ampliado median-
llamas, mezzo. newmas ensemBle. te armonías más nítidas y el aso-
Director: henri alexanDre schnieper. mo de escrituras más tradiciona-
l’arsenale ensemBle. Director: les, de la variación a lo imitativo,
JeFFreY means. GöTeBorG winD del trío Unrevealed Cube 4x4,
orchesTra. Director: B. TommY 2010, fechado el mismo año.
anDersson. sonanza. Director: Jan
risBerG. kmh sYmFonieorkesTer. Germán Gan Quesada
Director: shi Yeon sunG.
Verso Vrs 2144 (sémele). 2006-2011.
65’. DDD. N PN ULLMANN:
Obra completa para piano.
p ese a su chrisTophe siroDeau, piano.
origen espa- 2 cD Bis-2116 (sémele). 2010-2012.
ñol, la activi- 125’. DDD. N PN
dad composi-
tiva de D espués de
Miguel Trillo- habernos
Figueroa descubierto
(1978) se ha desarrollado prefe- en este mis-
rentemente en Suecia y es esca- mo sello el
samente difundida en nuestro arte de un
país. Es, por ello, una excelente músico extra-
oportunidad de acercarse a esta ño y tendente a lo místico como
labor esta antología que ahora Samuil Feinberg, ahora Christo-
ofrece Verso y que, como gene- phe Sirodeau se lanza a recupe-
rosa carta de presentación disco- rar la obra para piano de un
gráfica, recorre buena parte de maestro un tanto más conocido,
su producción, así como un apa- pero siempre necesario como es
rato gráfico abundante que ilu- Viktor Ullmann (1898-1944). Y
mina un proceso compositivo, tiene sentido, pues el checo flir-
sobre el que se explaya Tomás teó con la antroposofía y el eso-
Marco en unas interesantes terismo, como el ruso antes
notas introductorias y que el dis- mencionado lo hiciera con la
co interrumpe en la sonoridad teosofía. Pero aún hay otra cosa
compacta e inquieta de Evil I did que hace que el pianista sienta a
dwell, Lewd did I live (2012). Ullmann muy cerca: su familia
El primer tramo de la mues- materna, como el propio com-
tra prueba el empeño del com- positor, fue asesinada en Aus-
positor por labrarse una voz chwitz… ¿Y la música? Más allá
propia en el tratamiento de de las circunstancias biográficas,
diversas plantillas, del cuarteto es hermosa y sobrecogedora.
de Wrapped in mistery (1999) a Estas siete sonatas son una cum-
la orquesta de viento en Escher plida muestra del interés de Ull-
without wings (2003) o el con- mann por la obra de Arnold
junto instrumental en Shaded Schoenberg, que le sirve de

67
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 68

D D
i si cs o
c o
s s
ullmann-Varios

punto de partida para buscar un niles, es muy lírica, delicada, de permanentemente bonito, eté- presenta por primera vez en dis-
estilo propio y muy personal, indudable belleza, y técnica- reo, elevado, ensoñador, y ello co en formación orquestal (18
entre lo tonal y lo atonal. Si a mente, el cantante la maneja con termina por derivar en un fraseo miembros) y suena con claridad,
eso se suma cierta estilizada absoluta soltura tanto en las en general blando, con articula- transparencia y lirismo, adaptán-
influencia de la música checa al coloraturas, ágiles y limpias, ciones laxas y una falta notable dose bien al concepto de la
estilo de Leos Janácek y de la como en el registro grave, sólido de dramatismo y de contrastes. interpretación y tocando en soli-
música judía, tendremos ya las y homogéneo. Su estilo interpre- Los resultados son, no cabe tario un Concerto ripieno con
claves del lenguaje de este com- tativo resulta más discutible, en duda, sugerentes, atractivos para fraseo sinuoso y moderado trata-
positor, que incluso en alguna especial por su tendencia a dul- un sector no pequeño de aficio- miento de los contrastes. Acom-
que otra ocasión juega a des- cificar cada frase, cada cadencia, nados, aunque la música de paña al CD un convencional
concertar al oyente. Es el caso lo que en las páginas más lentas Vivaldi termina resultando así documento promocional en
de la Sonata nº 3 (1940), cuyo puede llegar al amaneramiento demasiado almibarada y queda DVD de unos 20 minutos de
tercer y último movimiento son (el Stabat Mater casi completo, lejos de interpretaciones, tam- duración, que presenta al can-
unas variaciones sobre un tema el número inicial del Salve Regi- bién actuales, mucho más tensas tante francés siguiendo las hue-
de Mozart que desarman por su na o el Domine Deus del Gloria y vigorosas, de una expresividad llas de Vivaldi por Venecia.
carácter infantil, pero que se va son buenos ejemplos). Hay un más descarnada e intensa.
complicando y rebuscando con indisimulable deseo de sonar El Ensemble Artaserse se Pablo J. Vayón
una escritura que parece recrear
no ya citas de otras épocas, sino
estilos. No obstante, son las tres
sonatas que Ullmann escribió en RECITALES
el campo de Terezín antes de su
asesinato en Auschwitz las que
más impresionan el ánimo.
Sobre todo la última, la Sonata Julius katchen
nº 7 (1944), concebida como
esbozo de una sinfonía que UNA JOYA DE ALTO VOLTAJE
nunca llegaría a completar. Si la
Quinta (1944) lleva el subtítulo
“De mi juventud”, esta otra JULIUS convertía en oro todo lo que
podría verse como un resumen KATCHEN. pianista. tocaba. Y buena prueba de ello
de toda su vida, de todo lo que Obras de Liszt, son estos dos discos que pro-
conoció y de todo lo que amó Brahms, Beethoven, Chopin y vienen de Berlín, años 1962 y
como músico y persona, de ahí Schumann. 1964. Un Katchen maduro que
la variedad de estilos que 2 cD auDiTe 21.419 (sémele). 1962, aborda el repertorio combinan-
emplea y la riqueza de sus alu- 1964. 109’. aDD. N PN do un fraseo intenso y bella-
siones, desde un coral husita mente timbrado con los pasajes
hasta el motivo Bach, pasando h ablar de Julius Katchen eléctricos y bellamente depura-
por una canción judía. Las (1926-1969) equivale a hacerlo dos. De su Chopin, soñador y
Variaciones y doble fuga sobre básicamente acerca de su extremadamente pulcro en la
un tema de Schoenberg (1933- Brahms y todo un mundo de conducción de las voces, ema-
1934) completan este gran emociones románticas que el na esplendor y distinción, un y compañía. Al igual que su
álbum, excelentemente interpre- pianista estadounidense sabía equilibrio servido con poética Sonata de Liszt, abrumadora,
tado por Sirodeau. gestionar con inteligencia y evocadora y penetrante. Asi- poderosísima, apabullante
grandeza. Sus interpretaciones mismo en las Variaciones WoO podría decirse, que destila per-
Juan Carlos Moreno rebosan poesía y serenidad, 80 de Beethoven, gloriosas de fección estética, con un sonido
lirismo intimista, fraseo cuida- espíritu y de carácter tan recio siempre depurado hasta la últi-
do, precisión en los matices, como tenaz, se respiran aires ma pincelada. El pianista,
VIVALDI: además de unas energías pletó- de obstinación (sin duda la transmisor de lo indecible,
Pietà: Clarae stellae, scintillate ricas tratadas con exquisitez y tonalidad de do menor colabo- construye alrededor de la parti-
RV 625, Stabat Mater RV 621, abundancia de excelencias en ra eficazmente) y brillante pre- turas un halo de permanencia,
Filiae maestae Jerusalem RV cada detalle; puede decirse que cisión. El virtuosismo de las diríase infinitud o perennidad
638, Concierto para cuerdas RV es inconfundible, personal y variaciones, inflamado y bri- al que difícilmente los de hoy
120, Domine Deus del Gloria arrollador. Comúnmente esto llante, destaca por su enorme día pueden acercarse. Una joya
RV 589, Longe mala, umbrae, es lo consabido, lo admirado, precisión en la articulación y claramente ineludible.
terrores RV 629, Salve Regina lo indiscutible, pero también es sus contrastadas dinámicas:
RV 618. ensemBle arTaserse. una gran verdad que el artista nada que envidiar a los Richter Emili Blasco
contratenor y director: philippe
JarousskY.
eraTo 0825646257508 (warner). 2014. ANNE-SOPHIE MUTTER. do únicamente por fragmentos, mente las bazas de las emocio-
79’. DDD. N PN Violinista. pero la realidad es que hay nes y los principios de la sonata
The Silver Album. Obras de varias obras íntegras, que son la tradicional.
e l contrate- Beethoven, Brahms, Penderecki, Sonata nº 7 en do menor de Bee- Muy poco se puede decir a
nor francés Kreisler, Brahms, Mozart, Fauré, thoven, la Sonata nº 2 en la estas alturas del violinismo de
Philippe Previn, Massenet, Ravel y mayor de Brahms, la Sonata en Mutter que no sea conocido por
Jaroussky Debussy. lamBerT orkis, piano. mi bemol K. 581 de Mozart y la todos. A una técnica superlativa
vuelve a 2 cD DeuTsche Grammophon 479 Sonata nº 1 en la mayor de Fau- une un temperamento apabu-
Vivaldi con 2949 (universal). 1995-2014. 157’. ré, además de dos auténticas llante. Ni su Beethoven ni su
un programa DDD. R/N PN novedades escritas para la violi- Brahms son estilísticamente
de música sacra que contiene nista: La Follia de Penderecki ortodoxos, pues es inevitable
obras tan populares como el h ay tantos (2003) y la Sonata nº 2 de André que tanta personalidad acabe
Stabat Mater RV 621, el Salve compositores Previn (2011). La pieza del pola- invadiendo el espacio del estilo.
Regina RV 618 o un número del representados co, un tema con seis variaciones, Con Mozart, eso sí, Mutter pare-
Gloria RV 589 junto a motetes en este álbum pone a prueba la técnica del vio- ce tomar más distancias, y los
quizá no tan conocidos salvo que podría lín desde una mirada actual a la resultados pueden ganar en for-
entre los vivaldianos. La voz de pensarse que música barroca, mientras que el malidad lo que pierden en fres-
Jaroussky, de resonancias sopra- está constitui- norteamericano juega abierta- cura. Soberbias las miniaturas de

68
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 69

D D
i si cs o
c o
s s
ullmann-Varios

Kreisler (Schön Rosmarin, Con Asturias la cosa parece tado, de articulaciones muy fero- y resonancias de ultratumba.
Caprice viennois, Liebesleid), mejorar pero la falta de magia, la ces, puede que arrestos de Escuchado el álbum de inicio a
Ravel (Pièce en forme de Haba- evocación del cante que subya- rebeldía en una época extrema- fin, salvado el paréntesis bruck-
nera) y Debussy (Beau Soir), así ce en la parte central de la pieza damente difícil para los compo- neriano, su recorrido estético
como las tres danzas húngaras en absoluto conseguida, hace de sitores del ámbito germánico. toma una sentido total: Hart-
de Brahms, a las que les sienta esta versión algo olvidable. No Con el Cuarteto nº 2 (2008) mann como puente entre dos
muy bien el espectacular virtuo- es así la deliciosa Lágrima de de Heinz Holliger, dedicado a formas muy diferentes de her-
sismo de la violinista. El lunar Tárrega, casi schumanniana y Elliott Carter y estrenado por el metismo, de introspección, de
puede ser la Meditación de más íntima que salonnier. En la propio Zehetmair, entramos en expresividad secreta y oculta,
Thaïs, grabada con escaso fervor misma línea el celebérrimo un mundo nuevo, en un labe- que son Beethoven y Holliger.
poético hace sólo unos meses. Romance anónimo, tan próximo rinto de estructuras microtona- Y en ese camino el Zehetmair
Lambert Orkis debió de a lo anodino, con toques diná- les, prácticamente privado de se reafirma como uno de los
tener un golpe de suerte cuan- micos e incluso con alguna horizontalidad, con dinámicas cuartetos esenciales de la
do, en 1988, Anne-Sophie se licencia armónica y hasta meló- hipertensas, ritmos cruzados, actualidad.
cruzó en su camino. Desde dica que intenta hacerlo parecer súbitas alteraciones de tempo,
entonces han compartido un sin- más de lo que es. Del noruego texturas en permanente cambio Asier Vallejo Ugarte
fín de aventuras y algo ha ido Londestad nos llega Late at
absorbiendo de su fuego, de su night, con toques jazzísticos y
energía, de su talento. Teniendo
dedos y musicalidad de sobra,
de encanto cautivador. Lástima
que sea tan breve. Dos obras
VARIOS
no ha necesitado mucho más importantes como son el Andan-
que dejarse llevar, y por eso han te y rondó de Aguado y La cate-
sido posibles maravillas como dral de Barrios nos dan la medi- sophie karthäuser, eugene asti
las que escuchamos en estos dos da de la altura artística y técnica
discos. de esta guitarrista realmente
extraordinaria y termina el reci- LA PERFECCIÓN DE LA
Asier Vallejo Ugarte tal con la melancólica y encanta-
dora Agua e vino de Gismonti. BANALITÉ
Programa heterogéneo e irregu-
CHRISTINA lar como la interpretación, aun-
SANDSENGEN. Guitarrista. que en todo momento tenemos LES ANGES
Obras de Domeniconi, Albéniz, la sensación de estar ante una MUSICIENS. Obras
Tárrega, Anónimo, Lundestad, guitarrista importante y, sobre de Poulenc. sophie
Aguado, Barrios y Gismonti. todo, muy personal. karThäuser, soprano; euGene asTi,
oDraDek oDrcD326. 2014. 59’. piano.
DDD. N PN Josep Pascual harmonia munDi hmc 902179.
2014. 66’. DDD. N PN
la joven gui-
tarrista nor- CUARTETO ZEHETMAIR. un disco como éste podría
uega Christi- Obras de Beethoven, Bruckner, ser noticia simplemente por la
na Sandsen- Hartmann y Holliger. propia música que contiene,
gen se formó 2 cD ecm 2195/96 476 3942 (sémele). que es una importante compi-
en su país 2002, 2010. 95’. DDD. N PN lación de piezas de uno de los
pero también más sonados “niños terribles” piano, de unos glissandi apa-
en España y en Francia. Su es un poco de la música francesa, como es rentemente descuidados o
agenda internacional le lleva a conflictiva la Francis Poulenc. Sin embargo, sonidos más abiertos o caídos
prácticamente todos los rincones convivencia bajo el angelical título Les que, ciertamente, también son
del planeta y el público y la crí- entre el ter- anges musiciens hay mucho impecables en lo que respecta
tica la han acogido bien. La obra minal Cuarte- más que eso, hay una delica- a afinación y sentido musical,
con que empieza este CD es to op. 135 deza soñadora e irónica que como puede verse en C. o el
parte habitual de su repertorio y (1826) de impregna todas las páginas célebre Les chemins de l’a-
su autor, Domeniconi, figura Beethoven y el Cuarteto en do recogidas, una compenetra- mour. Hay una atención muy
entre los muchos nombres ilus- menor (1862) del joven Bruck- ción sin fisuras y una alternan- consciente y pura por parte de
tres que le han dado clases ner, pues el primero, meditativo, cia muy viva entre la literali- cantante y pianista a la literali-
magistrales. Este compositor ita- conciso y ultraexpresivo, apunta dad y la evocación. Es impor- dad cuando procede, pero
liano, profundamente influido a una modernidad que el segun- tante tener en cuenta que también al doble sentido, que
por la música turca, se planteó do ve aún demasiado lejana. muchos de los temas poéticos puede plasmarse en un color
esta obra como una fusión entre Pero es formidable el intento del de Poulenc no habrían existi- nostálgico o soñador (Bleuet,
la tradición clásica europea y la Zehetmair de acercarlos en clari- do sin el futurismo, sin esa Montparnasse), ráfagas de
música popular turca. Se trata de dad, en sonoridad, en lirismo, atracción por convertir lo velocidad musical y textual
una música realmente exquisita, en concentración y en ascen- moderno en el centro de la (Fêtes galantes, Le présent),
plena de delicados matices y dencia clásica. El salto temporal estética poética y visual. En el contrastes (Figure de force brû-
muy exigente técnica e interpre- y estético a la música de Karl centro de esta nueva visión lante et farouche). Entre canto
tativamente. La familiarización Amadeus Hartmann no oculta conviven con la lírica tradicio- y piano no cabe la sombra de
de la intérprete con ella es evi- que seguimos hablando de una nal palabras propias del nuevo una mínima incomprensión.
dente y su versión se caracteriza misma tradición, aunque filtrada sentir poético —como “gasó- Sobre la huella armónica entre
por la fluidez y un virtuosismo por la disolución de la tonalidad geno” o “avenida”— y se medieval y debussysta de las
de altura que no busca en abso- llevada a cabo a inicios del siglo habla del atractivo de una vida Fiançailles pour rire se erige
luto el reconocimiento superfi- XX. Si en su obra sinfónica se ociosa (“no quiero trabajar, una declamación vivacísima.
cial. En Mallorca de Albéniz nos puede rastrear precisamente la sólo fumar”, se dice en Hôtel), Es difícil elegir, pero quizá
encontramos con la misma deli- huella de Bruckner, su Cuarteto reivindicándose la languidez, este sea el ciclo mejor servido
cadeza pero no con el modo nº 2 (1946), salpicado de diso- la burla y la pereza, o la pala- de tan cuidado, tan perfecto e
más genuino de abordar este nancias y con una arquitectura bra como pura decoración. En imprescindible disco de mélo-
repertorio, un tanto falto de sólida como una roca, avanza las versiones de la extraordina- die de Francis Poulenc.
expresividad, encorsetado por el con direccionalidad bachiana ria Sophie Karthäuser esta lan-
metrónomo, poco cantable y rít- desde la serena cantinela inicial guidez se expresa a través del Elisa Rapado Jambrina
micamente falto de atractivo. hacia un desenlace turbio y agi-

69
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 70

D D
i si cs o
c o
s s
Varios

MARIE ET MARION.
Motetes del Codex de anna prohaska, eric schneider
Montpellier. anonYmous 4.
harmonia munDi hmu 807524. DESDE LAS CENIZAS DE LA GUERRA
2014. 56’. sacD. N PN

en esta fiesta DETRÁS DE LAS rencias discográficas. La selec-


del motete, LÍNEAS. Canciones ción es inteligente (evitando,
basado a de Beethoven, Eisler, por ejemplo, algunos de los
veces en dan- Wolf, Rachmaninov, Traill, Lieder guerreros más conoci-
zas puebleri- Ives, Quilter, Cavendish, dos y baritonales de Mahler) y
nas, motete Schubert, Rihm, Liszt, abarca varios siglos de guerra
double con Schumann, Poulenc, Mahler y en cuatro lenguas distintas,
superposición de 2 textos, triple Weill. anna prohaska, soprano; organizados sin atención a len-
con 3 textos o políglota mez- eric schneiDer, piano. guas o estilos, según el ardor
clando dos inspiraciones, la DeuTsche Grammophon de su fuerza emocional. Más
sagrada en latín y la profana en 4792472 (universal). 2014. 76’. DDD. allá de lo atinado, de la herida
francés, reina un aire de libertad N PN de la voz de Prohaska en pie-
que contradice la realidad social zas protagonizadas total o par- o Ives. Solamente los Schubert
del siglo XIV o la falsa idea que si nos remontamos unos años cialmente por las mujeres vícti- (Kriegers Ahnung y Ellens
pueda yo tener de esta época… atrás, es muy posible que un mas de la guerra (Paliubila ia Gesang) suponen un breve
O: la cultura occidental, disco como éste sólo lo hubie- na pichal svaiu, de Rachmani- descanso emocional en un dis-
cristiana, parece tener aquí la ra podido plantear una voz de nov o Wo die schönen Trompe- co protagonizado por tan pro-
generosidad de dejarse envolver barítono. Y si bien es cierto ten blasen de Mahler), cabe fundo horror humano, la injus-
por un sueño antiguo, ajeno, que algunas de las canciones señalar su buen trabajo con las ticia o la desolación. Tal vez
lejano que remonta acaso a la incluidas alcanzan su apogeo atmósferas menos apropiadas por ello se interpretan un poco
era de la recolecta, cuando las guerrero en una voz masculina, en principio para ella, como más lenta, más contemplativa-
gentes, como lo cuenta James también lo es que, al decidirse sucede en Der Soldat de Wolf mente respecto a su atmósfera
Woodburn en sus trabajos sobre a grabar este álbum con su tesi- o los conocidos Die beiden original. Eric Schneider se des-
las sociedades igualitarias, tras tura de soprano, Anna Prohas- Grenadieren schumanniannos, pliega con originalidad y carác-
pocas horas empleadas en bus- ka nos aporta un punto de vis- en los que la amplitud expansi- ter por todo el entorno tímbri-
car su subsistencia, jugaban, ta distinto, algo más inédito y, va de la línea reposa en un co, rodeando la voz de contex-
soñaban, charlaban con una sin duda necesario. En el con- fuerte control técnico y emo- to y paisaje: tiros y bombas,
total ausencia de prisa, estrés, o texto de las numerosas confe- cional del fiato. De todas for- tambores y percusiones, trom-
angustia. No quiero decir que, a rencias y exposiciones en torno mas, la mejor Prohaska es qui- petas y evocaciones de un
pesar de unas coincidencias en a la gran guerra de 1914 no zá la más descarnadamente mundo mejor.
su lado brut no exento de com- han faltado los recitales, pero contemporánea, la que hace
plejidad, estos motetes y cancio- no se han generado tantas refe- gritar de dolor los Eisler, Weill Elisa Rapado Jambrina
nes en fiesta se parecen exacta-
mente a la música de, por ejem-
plo, los Hadza, unos de los últi- PRAYER. se aparta del tema judío que da cos, y que Shostakovich se
mos cazadores-recolectores (en Obras de Bloch, Shostakovich y carácter y belleza profundos a jugaba mucho con estas piezas.
caso de seguir existiendo), pero Casals. sol GaBeTTa, violonchelo. este disco. Además, ya Bloch El plato fuerte en cuanto a
en ambos repertorio la fuente amsTerDam sinFonieTTa. Directora: dedicó su Méditation hébraïque duración y alcance es, claro
sonora fluye, ignorando su canDiDa Thompson. orquesTa a Pau Casals, allá por 1924. La está, Schelomo, rapsodia
poder de seducción, sin preocu- nacional De lYon. Director: violonchelista argentina Sol hebraica, estrenada en Nueva
parse por saber qué público de leonarD slaTkin. cello ensemBle Gabetta sigue los pasos de York en 1917, en plena guerra;
pecadores o de santos irriga. amsTerDam sinFonieTTa. Casals y de los grandes chelistas como es sabido, se trata de una
Las voces femeninas —su sonY 88883762172. 2012, 2014. 60’. del siglo que terminó. Su vio- página concertante magistral
timbre y su interpretación— ale- DDD. N PN lonchelo es virtuosismo sin del suizo Ernest Bloch, hijo de
jadas de cualquier referencia muecas ni saltos mortales; es rabino, impregnado desde su
monjil (sin intención —mía— Da título al canto, y ese canto es lógico que infancia de la música de la
de ofender) potencian o favore- CD Prayer se despliegue en piezas como sinagoga. Schelomo es el rey
cen la dualidad de María, Stella (Plegaria), la las aquí elegidas, que culmine Salomón, la obra para violon-
Maris y mujer amada e incluso pieza de en cuatro canciones del compo- chelo iba a ser para voz, y el
deseada, celebran la coexisten- arranque de sitor ruso y concluya con la intérprete por excelencia en
cia del amor humano y sagrado este bello armonización que Casals hizo adelante sería, cómo no, Pau
en unas mismas obras… Enri- disco hasta de una canción popular. Casals, rey del chelo, ya que no
quecen esta ambivalencia al conmover. Es la primera de las El tríptico De la vida judía de Israel.
superponer o evocar, gracias al tres que componen De la vida lo interpreta Gabetta en la ver- El canto del violonchelo de
clima de libertad reinante en el judía, de Ernest Bloch (Plega- sión para violonchelo, cuerdas Sol Gabetta es profundo y muy
CD, a la mujer del mesolítico — ria, Súplica, Canción judía: y arpa de Christopher Palmer. sentido, una voz de sorpren-
otra vez— cuya creatividad no sólo la tercera sale al exterior, También Nigun (Improvisación, dente madurez en una instru-
estaba reducida al parto y al fuera de la sinagoga, y a cambio Rapsodia) y Méditation hébraï- mentista joven. Después de sus
amamantamiento, tareas que, a es la más orientalizante). Sol que son arreglos, en este caso CD del Proyecto Vivaldi, des-
partir de la era de la siembra y Gabetta dice que interpreta a de Peter Purich. La selección de pués de su grabación con la
del pastoreo, iban a definir y menudo Plegaria como propina cuatro de los once cantos que pianista francesa Hélène Gri-
encerrar a las “hembras” por los en sus conciertos. Este progra- forman De la poesía popular maud, después de los concier-
siglos de los siglos con o a ma está marcado por la vida y el judía, de Shostakovich, se oyen tos de Elgar o Shostakovich, la
pesar del milagro de la Virgen rezo judíos, pero también por el en el arreglo con el que Mijail chelista da un paso adelante, se
parturienta. Las Anonymous 4 se ejemplo y la memoria de Pau Bronner transcribe la voz huma- detiene, presenta estas medita-
entregan en su canto, y entre- Casals, el maestro que todos los na al violonchelo, y en este ciones, y las presenta de la
gan su canto como —imagino— violonchelistas veneran. Por caso se trata de una primicia, mejor manera que sabe:
las recolectoras se entregaban a eso, Sol Gabetta hace concluir un estreno en CD. No está de mediante el virtuosismo que no
quienes sabían apreciarlo… este programa con el breve más recordar otra vez que estos se pone de manifiesto, median-
Cant dels ocells, composición cantos son de 1948, el año de la te el canto y, por si fuera poco,
Pierre Élie Mamou bien conocida del maestro, que purga y condena de los músi- mediante la introspección, una

70
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 71

D D
i si cs o
c o
s s
Varios

introspección poco menos que tas francesas, homía y luminosidad; absoluta- virtuosismo que contrastan con la
permanente a lo largo de este tres autores mente francesas, con un acento ternura y sensibilidad también
bellísimo disco. disímiles que romántico-impresionista que los presentes. El pianista no aparece
pertenecen a dos músicos proclaman con como menor, ni tan sólo inmadu-
Santiago Martín Bermúdez la misma épo- madurez y responsabilidad. Ale- ro; sus intervenciones son fruto
ca, cada uno xandre destila a través del piano de una técnica impecable y una
con estilo (un Yamaha gran cola) un soni- musicalidad trabajada desde lo
SONATAS FRANCESAS. suficientemente diferente que do generoso, depurado, perfecta- esencial. El enfoque de ambos es
Obras de Chevillard, Fauré y nos da una idea clara del poten- mente empastado al del violín, el mismo, preponderar el arte
Gedalge. Jean- Jacques kanTorow, cial interpretativo de ambos. que mima a la música desde su sonoro en su conjunto para ofre-
violín; alexanDre kanTorow, piano. Entre ellos está Fauré, (quizás su naturaleza más íntima. La reali- cer un tocar vistoso y envolvente,
nmm 001. 2014. 70’. DDD. N PN sonata más conocida para estos dad es la de dos intérpretes per- detallista y profundamente suges-
instrumentos, la primera) tocado fectamente sabedores de lo que tivo. Disco brillante que no debe
interesantísimo disco de los Kan- con imperiosas inquietudes evo- se traen entre manos, dos músi- pasar inadvertido, tanto para los
torow en família, padre e hijo, cativas, además de las primicias cos muy capaces, que transmiten amantes de la música francesa de
que supone el debut discográfico discográficas de Camille Chevi- candor y naturalidad en su que- la época, como para los amantes
¡con tan solo dieciséis años! de llard (1859-1923) y André Gedal- hacer. Los dos suman eficacias de la cuerda más el piano.
Alexandre. El repertorio escogido ge (1856-1926). Son tres obras para ofrecer unas versiones sóli-
también es un acierto: tres sona- donde la expresión respira bon- das, fortalecidas desde un rigor y Emili Blasco

steffen schleiermacher

EL SONIDO DE NUEVA YORK


LA ESCUELA DE miento pictórico de vanguardia, que es lo que hace tan irresisti-
NUEVA YORK. y que, además, influyese clara- ble el arte de Morton Feldman.
Obras de Feldman, mente en sus estéticas: el Aunque la extensa, y for-
Cage, Wolff y Brown. expresionismo en Viena y el midable, pieza de Feldman
ensemBle aVanTGarDe. Director: expresionismo abstracto en la ensombrece el resto del pro-
sTeFFen schleiermacher. ciudad estadounidense. Aun- grama, no hay que desdeñar el
mDG 613 1865-2 (sémele). 2013. 69’. que a la larga la importancia de estatismo que propone Cage
DDD. N PN la escuela de Nueva York es ya en Two, una de sus piezas con
incontestable, aún no ha sido número de su última etapa (un
r etomando un poco la serie asimilada de la forma que mundo inspirado en el pensa-
del sello Hat Art sobre los com- debiera por cierto sector de la miento zen), el estilo “interna-
positores en torno a Cage, los crítica, que sigue sin ver en cional” de Christian Wolff en
alemanes de MDG titulan la estas propuestas muchas de las Blum y compañía, los músicos Between pieces, de 1963, es
presente grabación con el nom- más extraordinarias soluciones de MDG no se amparan en la decir, en pleno furor por lo
bre de The New York school, en musicales que se han dado en brillantez del timbre ni en los aleatorio, y, finalmente, el
donde figuran los cuatro músi- el siglo XX. De hecho, pocas largos silencios. Su lectura es siempre apasionante Earle
cos norteamericanos que toma- aportaciones más decisivas que mucho más tenue, tal vez Brown, unos de los autores
ron, de una forma o de otra, el la de Morton Feldman, quien siguiendo más al pie de la letra que mejor supieron expresar
expresionismo abstracto como aquí da otra vez amplia muestra la indicación del autor, que con sonidos la fuerte influencia
fuente de inspiración. Morton de su talento en la pieza que priorizaba los pianísimos y las de lo pictórico en el Nueva
Feldman, Christian Wolff, Earle abre el programa, Why pat- dinámicas muy bajas. Es por York de los años 50 y 60. La
Brown y John Cage, por seguir terns?, de 1978. La obra, la más eso que muy posiblemente abstracción en Brown respon-
el orden que figura en el pro- corta del ciclo que Feldman pueda sorprender al oyente de a la necesidad de concebir
grama, jamás se sintieron compusiera para sus queridos feldmaniano el tono de profun- la música con los elementos
miembros de un grupo, pero a intérpretes Blum, Williams y do apagamiento que desprende más esenciales y depurados:
efectos historicistas y fonográfi- Vigeland, aparece aquí, de la esta versión alemana. Más allá jamás un compositor habrá lle-
cos, se les suele identificar bajo mano del Avantgarde, conduci- de la sorpresa inicial, hay que gado a tal grado de finura y de
esta etiqueta. Sólo hay una do por el experto en Feldman, convenir en que la versión del ausencia radical de retórica
denominación parecida en todo el pianista Schleiermacher, Avantgarde aporta algo funda- como el Brown de esta
el siglo XX, y es la que corres- como una alternativa a la de los mental en el estilo feldmaniano, extraordinaria serie de breves
ponde a la segunda Escuela de músicos que en el sello Hat Art esto es, un aura de misterio. Las piezas que conforman Folio,
Viena. La casualidad ha querido dejaran en 1991 la que parecía sonoridades que despliega el de 1953.
que ambas escuelas se identifi- estar llamada a ser la versión de Avantgarde invocan un mundo
quen claramente con un movi- referencia. Al contrario que de insondable y secreta belleza, Francisco Ramos

71
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 72

D V
D i sD c o s
DonizeTTi-VerDi

D DONIZETTI: sino la sensación de que el per- evidente unidad interna, fuerte-

CRÍTICAS de la A a la Z
L’elisir d’amore. miah persson sonaje queda mejor o más apro- mente cohesionada, sin que por
(adina), rolanDo Villazón piado en aquel tipo de cantantes ello se deje de apreciar la
(nemorino), roman Trekel (Belcore), que, desde los orígenes, han moderna originalidad de la escri-
ilDeBranDo D’arcanGelo mantenido la tradición. Vocal- tura instrumental. Todo es irre-
(Dulcamara). BalThasar neumann mente, el Belcore de Trekel, en prochable. De todas formas, a
coro Y conJunTo. Director musical: el montaje el primer actor del juicio del firmante, su primera
paBlo heras-casaDo. Director de film como Adina es la primera versión con la Concertgebouw
escena: rolanDo Villazón. Director actriz, no encuentra problemas (Decca) estaba más conseguida,
de vídeo: nele münchmeYer. evidentes. Acostumbrado a otra ya que la orquesta holandesa es
DeuTsche Grammophon 073 4933 clase de repertorio (alemán con- un conjunto mejor que el alemán
(universal). 2012. 165’. N PN cretamente), su Donizetti suena que protagoniza este concierto,
un tanto exótico, un poco extra- aunque en éste haya instrumen-
V
T e r c e r ña por no decir ausente, su vis tistas que son verdaderos y
Nemorino cómica. Encantadora la Giannetta auténticos virtuosos (trompa,
videográfico de Regula Mühlemann. Heras- flauta, clarinete y primeros atriles
de Villazón Casado ofrece una lectura impe- de violines, violas y chelos). En
del que es cable, diferenciando las partes el documento tenemos también
también res- cómicas de las sentimentales, una explicación del director (en
ponsable acompañando al solista con una italiano), además de un diálogo
escénico en sonoridad que colorea aún más entre Chailly y Henry-Louis de
este montaje si cabe su prestación vocal. Viene La Grange (en inglés) acerca de
que viene a con el bonus habitual sobre la la importancia y significación de
confirmar las cosas buenas que puesta en pie del montaje. esta obra. En conjunto, versión
D

se hacen hoy en Baden-Baden. muy recomendable que pode-


El tenor-regista sitúa la acción Fernando Fraga mos situar al lado de las más
durante la filmación de una pelí- conseguidas.
cula del Oeste del cine mudo,
hasta el punto de incluir una gra- MAHLER: Enrique Pérez Adrián
cia inspirada por Buster Keaton. Sinfonía nº 9. orquesTa De la
Si en principio el concepto pare- GewanDhaus De leipziG. Director:
ce forzado o disparatado además riccarDo chaillY. Directora de MOZART:
de confuso, se acaba entrando en vídeo: uTe FeuDel. Don Giovanni. erwin schroTT
el juego propuesto porque hay accenTus acc 20299 (Ferysa). 2013. (Don Giovanni), anna neTreBko
muchas y buenas ideas, se pro- 116’. N PN (Donna anna), luca pisaroni
ducen tantos e inteligentes gags, (leporello), malena ernman (Donna
la acción corre con tanta fluidez, nueva entre- elvira), charles casTronoVo (Don
hay imágenes tan coloristas para ga del ciclo ottavio), mario luperi
las partes sentimentales. Es fácil M a h l e r - (commendatore), kaTiJa DraGoJeVic
que el vidente se deje arrastrar Chailly en (zerlina), JonaThan lemalu
irremisiblemente por un espectá- DVD para el (masetto). BalThasar-neumann
culo muy bien dirigido en plan sello Accen- ensemBle unD chor. Director
actoral y con unos decorados y tus con esta musical: Thomas henGelBrock.
un vestuario espléndidos (Johan- sobresaliente Director de escena: philipp
nes Leiacker, Thibault Vancrae- Novena, muy himmelmann. Director de vídeo:
nenbroeck). Villazón, convertido bien tocada y Jérémie cuViliier.
en un extra justamente mejicano, espectacularmente filmada por 2 DVD sonY 88843040109. 2013.
evocando a Cantinflas y por su Ute Feudel en la sala de la 175’. N PN
torpeza al Sellers del Guateque, Gewandhaus durante este con-
seduce por su propio juego escé- cierto en vivo celebrado los días una vez más
nico igual que antes lo había 6 y 8 de septiembre de 2013 nos encontra-
conseguido con Schenk o Mario (hasta ahora, grabadas Segunda, mos ante una
Gas; vocalmente responde a las Cuarta, Quinta, Sexta y Octava). de esas pro-
exigencias de un intérprete que La versión de Chailly es poco puestas escé-
recalca el texto para hacerlo aún sentimental, con una transparen- nicas deriva-
más comunicativo, a menudo te sonoridad de la orquesta y das de la
sacrificando la línea canora a tempi contenidos que nunca dan completa y
tales propósitos. Lo que no ocu- la sensación de ser lacrimógenos absoluta igno-
rre con Persson que pasa sin ni amanerados. El propio Chailly rancia del tex-
demasiada dificultad de sus más dice que el primer movimiento to y de la música de la ópera a la
habituales Haendel, Mozart o es la expresión musical de un que se masacra. Para el Festival
Gluck a un Donizetti muy bien desbordante amor a la vida, dis- de Baden-Baden de 2013, Philipp
cantado y representado con tanciándose de esta forma de los Himmelmann se empeñó en
mucha gracia, bien ayudada por que decían que era el anuncio hacernos ver que, al parecer, el
su bonita presencia. Pocas veces de la muerte del compositor Don Giovanni que todos conoce-
se ha escuchado una voz tan uni- puesto en música (creo recordar mos es erróneo y que sólo él
forme, rica y sana como la de que todos lo habían dicho, des- sabe de verdad explicar el senti-
D’Arcangelo en un Dulcamara de Berg hasta Bernstein pasando do último del argumento y del
normalmente distribuido a can- por Bekker, Cooke, Mitropoulos, personaje. No resulta muy origi-
tantes más centrados en el reper- Mengelberg o Adorno, y el men- nal, sin embargo, su propuesta
torio bufo. En su segunda perso- saje musical así lo da a entender, basada en los continuos sobeteos
nificación visual (en Viena 2005 aunque el director italiano nos y achuchones más o menos apre-
era Dulcamara junto al mismo diga que una obra tan poderosa, tados de Schrott con todos los
Villazón) aparecen, no los defec- innovadora y compleja es perju- personajes femeninos, mientras
tos, que no los hay en una voz dicial enjuiciarla bajo un punto que por otro lado la resolución
dotada y en un canto sin mácula de vista tan estrecho). En gene- de muchas escenas va precisa-
en un actor de primer orden, ral, la versión está dotada de una mente en sentido contrario y

72
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 73

D V D
DonizeTTi-VerDi

contradictorio con el texto y la innúmeras veces. Mehta da una de pepones y de arlequines, que
música. Aderezada por una inefi- lectura exquisita de la gloriosa el Conde de Luna viste como
caz escenografía y por un vestua- partitura, hurga detalles, diseña Felipe II mientras que sus solda-
rio de época indefinida, la rápidamente climas y busca dos gastan chistera, que Leonora
dimensión escénica de este pro- incontables matices de color. De se apuñala el “quinto espacio
ducto es completamente prescin- especial nitidez, los conjuntos. intercostal” (como diría Don
dible y olvidable. La puesta en escena, captada Mendo) ya en el Miserere y que
Cabía esperar de un director en vivo en el Festival de Salzbur- aguanta así como una jabata
historicista y de una orquesta go, cumple la peregrina hazaña todo el resto de la ópera y que
con instrumentos de época una de estropear un legado de Sha- al final es Luna quien apuñala a
lectura musical briosa, acentua- kespeare y Verdi, por si su teatra- Manrico. Y todo ello dentro de
da y contrastada en dinámicas y lidad debiera corregirse. Michie- un gigantesco cubo vacío, sin
tiempos. Pues no, Hengelbrock, letto reescribe la comedia convir- más atrezzo, sobre cuyas pare-
después de una muy interesante tiéndola en un sueño que un vie- des aparecen de vez en cuando
obertura, cae en el marasmo de jo actor tiene de la ópera verdia- proyecciones digamos que “ale-
los tiempos lentos y de las diná- na mientras duerme la siesta en góricas”. El único elemento
micas homogéneas, una lectura el asilo de viejos comediantes escénico que se salva es de una
plana que no ayuda a dotar de fundado por Verdi en Milán. Así muy bien medida y dispuesta
dramatismo al discurso musical. es que todos los espacios son el iluminación que produce atracti-
Schrott tiene la voz y el gesto salón del asilo donde una tropa vos juegos de sombras. Son las
ideal para el personaje, pero se de cantantes figurantes van y vie- cosas del konzept.
deja llevar por su tendencia a la nen, trepan por los sillones, se Pero Verdi es mucho Verdi y
sobreactuación y a la exagera- caen al suelo, se entrechocan y la música genial y volcánica de
ción gestual, a la vez que preci- no dejan cantar a los solistas esta ópera lo supera todo. Baren-
pita el fraseo y tiende a la decla- como Dios manda. El conjunto boim firma una espléndida ver-
mación. Netrebko no acaba de es de una monotonía fronteriza sión, muy teatral, atenta al deta-
encontrarse cómoda en el perso- con el hastío porque no salimos lle expresivo, sea éste dramático
naje, especialmente en la franja del dichoso salón y las patocha- o lírico. Respira y frasea con los
superior de la voz cuando hay das de fin de curso perpetradas cantantes. La verdadera estrella
que cantar en piano, si bien su por el director de escena. canora de la noche fue una
sentido del dramatismo vocal es Netrebko transfigurada en sopra-
brillante. Pisaroni es un Lepore- Blas Matamoro no verdiana de la mejor ley. Sin
llo de rotunda voz, más barito- perder un ápice del mordiente
nal que de bajo, que no se deja de su voz ni del brillo de su
llevar por el histrionismo y que VERDI: esmalte, seduce sin embargo la
controla en todo momento la Il trovatore. pláciDo DominGo morbidez y la riqueza de color
voz y el fraseo. Algo engolado y (conde de luna), anna neTreBko de un centro ancho y muy bien
muy envarado en lo escénico el (leonora), marina pruDenskaia proyectado. No tiene problemas
Don Ottavio de Castronovo y (azucena), GasTón riVero en las cabaletas, pero donde
muy interesantes y bellas las (manrico), aDrian sâmpeTrean emociona de verdad es en la
voces de Ernmann (centro pode- (Ferrando), anna lapkoVskaia (inés), delicadísima línea de canto sus-
roso) y Dragojevic, junto a un Florian hoFFmann (ruiz). tentada sobre un magistral legato
correcto Lemalu. La dirección de sTaaTskapelle Berlin Y que le sirve de medio de expre-
vídeo no pasa de mediocre. sTaaTsopernchor. Director musical: sión emotiva. A su lado, el Man-
Daniel BarenBoim. Director de rico de Rivero es mucho más
Andrés Moreno Mengíbar escena: phlipp sTölzl. Director de monocorde; la emisión es fluc-
vídeo: Tiziano mancini. tuante y un punto engolada, con
DeuTsche Grammophon cambios claros de color en el
VERDI: 004400735132 (universal). 2013. 145’. paso de registro y abundantes
Falstaff. amBroGio maesTri N PN tiranteces en la franja superior. El
(Falstaff), massimo caValeTTi (Ford), segundo baluarte vocal de esta
Fiorenza ceDolins (alice), eleonora T ras muchas producción es la Azucena de
BuraTTo (nannetta), elisaBeTTa representa- Prudenskaia: sobrada de volu-
kulman (miss quickly), JaVier ciones, audi- men y con timbre homogéneo,
camarena (Fenton). coro Y ciones, visua- registro amplio y profundo y un
Filarmónica De Viena. Director lizaciones y fraseo dúctil. Y Domingo: no
musical: zuBin mehTa. Director de lecturas del deja de sorprender la frescura de
escena: Damiano michieleTTo. libreto uno la voz y la firmeza de la emisión,
Directora de vídeo: karina FiBich. creía ya además de la musicalidad de su
euroarTs 2072718 (Ferysa). 2013. conocer bien fraseo y su sentido de la expresi-
125’. N PN los entresijos vidad, pero por otra parte el
y las claves narrativas y dramáti- papel le plantea problemas evi-
musicalmen- cas de Il trovatore. Y ello a pesar dentes de fiato que le hacen cor-
te, la versión de las muchas puestas en escena tar las frases y llegar sin resuello
bascula entre que trasponen en espacio y al final de algunas (su primera
lo óptimo tiempo la acción dramática, pero escena es la mejor prueba). Y
(protagonista siempre buscando explicitar el esto al margen de algo esencial:
y director sentido profundamente teatral y no es para nada un barítono y
musical) y humano de la narratividad musi- con su manía por acumular pape-
una excelen- cal verdiana. Pero tras ver esta les sea como sea traiciona algo
cia pareja y producción berlinesa comprue- tan esencial en Verdi como es el
aplicada en el bo que he perdido el tiempo en juego de colores y timbres entre
resto, del cual destaco la límpida todos estos años, pues no he los personajes, la tinta a la que
y calificada vocalidad de Buratto sabido darme cuenta de que en varias veces se refirió el composi-
y Camarena. Maestri es uno de realidad se trata de una fábula tor en su correspondencia.
los grandes Falstaff de la historia, onírica en la que los personajes
reconocido, gozado y aplaudido son como marionetas vestidas Andrés Moreno Mengíbar

73
303-Discos_nueva maqueta Discos 22/12/14 11:41 Página 74

ínDice

ÍNDICE DE DISCOS CRITICADOS


Anges musiciens. obras de pou- codex montpellier. anonymous
lenc. karthäuser/asti. harmonia 4. harmonia mundi. . . . . . . .70
mundi. . . . . . . . . . . . . . . . . .69 Mendelssohn: Sinfonía 3. Gar-
Bach: Partitas para tecla. levit. diner. lso. . . . . . . . . . . . . . .62
sony. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .56 Merula: Pegaso. andueza. anima
— Suites para violonchelo. wis- e corpo. . . . . . . . . . . . . . . . .62
pelwey. epr. . . . . . . . . . . . . .56 Molchanov: Amaneceres tranqui-
Bruckner: Sinfonía 7. schuricht. los. eisen, Grigorieva/lazarev.
Testament. . . . . . . . . . . . . . . .54 melodiya. . . . . . . . . . . . . . . .52
Caldara: Concordia de’ pianeti. Monteverdi: Vespro. christophers.
Galou, cangemi/marcon. coro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .62
archiv. . . . . . . . . . . . . . . . . .56 Mozart: Concierto para oboe.
Cuarteto Zehetmair. obras de macías/abbado. claves. . . . .63
Beethoven, Bruckner y hart- — Don Giovanni. schrott, netreb-
mann. ecm. . . . . . . . . . . . . .69 ko/hengelbrock. sony. . . . . .72
Detrás de las líneas. canciones de Mutter, Anne-Sophie. Violinista.
Beethoven, eisler y otros. pro- obras de Beethoven, Brahms y
haska/schneider. Deutsche otros. Deutsche Grammophon.68
Grammophon. . . . . . . . . . . . .70 Porpora: Arias. Fagioli/De marchi.
Donizetti: Elisir d’amore. persson, naïve. . . . . . . . . . . . . . . . . . .63
Villazón/heras-casado. Deuts- Prayer. obras de Bloch, shostako-
che Grammophon. . . . . . . . .72 vich y casals. Gabetta/slatkin.
Escuela de Nueva York. obras de sony. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70
Feldman, cage y otros. schleier- Prokofiev: Sinfonías 3, 7. karabits.
macher. mDG. . . . . . . . . . . .71 onyx. . . . . . . . . . . . . . . . . . .63
Falla: Noches en los jardines de Rachmaninov: Canciones. Dobra-
España. pérez/ rizzi. mirare. .57 ceva/Burnside. Delphian. . . .64
Frescobaldi: Tocatas y partitas. — Sonatas 1, 2. wang. chandos.64
Bonizzoni. Glossa. . . . . . . . .58 Rameau: Pièces de clavecin en
Gershwin: Rhapsody in blue. ligo- concerts. Gómez. Vanitas. . . .64
rio. warner. . . . . . . . . . . . . . .57 — Sound of Light. currentzis.
Gilles: Messe des morts. sempé. sony. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64
paradizo. . . . . . . . . . . . . . . . .58 Saint-Saëns: Barbares. hunold,
Gluck: Grandes óperas. Varios. Gertseva/campellone. ediciones
Decca. . . . . . . . . . . . . . . . . . .53 singulares. . . . . . . . . . . . . . . .65
Grétry: Guillaume Tell. laho, Sandsengen, Christina. Guitarrista.
Gillet/scimone. musique en obras de Domeniconi, albéniz y
wallonie. . . . . . . . . . . . . . . .58 otros. odradek. . . . . . . . . . . .69
Haydn: Sinfonías 1, 39, 49. anto- Schnittke: Música para piano.
nini. alpha. . . . . . . . . . . . . . .60 smith. Delphian. . . . . . . . . . .66
Haendel: Arias. coote/Bicket. Schubert: Sinfonía 9. martín. Tritó.66
hyperion. . . . . . . . . . . . . . . .60 Schumann: Sinfonías. rattle. Bphr. 66
— Arias alemanas. Trío sekrets. Shostakovich: Sinfonía 13. Varios. 50
musicavivit. . . . . . . . . . . . . . .59 Sonatas francesas. obras de che-
— Arias y sinfonías. stutzmann. villard, Fauré y Gedalge. kanto-
erato. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .59 row/kantorow. nmm. . . . . . .71
Hosokawa: Woven Dreams. Strauss: Arabella. Dohmen,
märkl. naxos. . . . . . . . . . . . .60 Benacková/ Thielemann. cma-
Katchen, Julius. pianista. obras de jor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .52
liszt, Brahms y otros. audite. 68 Trillo-Figueroa: Sinistra est dextra.
Lefébure, Yvonne. pianista. obras sung. Verso. . . . . . . . . . . . . .67
de ravel, Fauré y otros. Testa- Ullmann: Obra para piano. siro-
ment. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .54 deau. Bis. . . . . . . . . . . . . . . .67
Mahler: Canción de la Tierra. lud- Verdi: Falstaff. maestri, cedo-
wig, kmentt/kleiber. ws. . . . .61 lins/mehta. euroarts. . . . . . . .73
— Sinfonía 7. Dudamel. Deutsche — Trovatore. Domingo, netreb-
Grammophon. . . . . . . . . . . . .61 ko/Barenboim. Deutsche Gram-
— Sinfonía 9. chailly. accentus.72 mophon. . . . . . . . . . . . . . . . .73
Mahler, A. & G.: Lieder. cargill/ Vivaldi: Pietà. Jaroussky. erato. .68
lepper. linn. . . . . . . . . . . . . .60 Wagner: Walkyria. hotter,
Marie et Marion. motetes del Gorr/solti. Testament. . . . . . .54

74
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 75

GUILLERMO
D O S I E R

FERNÁNDEZ-SHAW
(1893-1965)

E
n el año en que se cumple el
medio siglo de la muerte de
Guillermo Fernández-Shaw,
quizá el último gran libretista
de nuestra zarzuela, este dosier
recuerda su figura y la de su padre,
Carlos Fernández Shaw, de quien
heredó vocación, mientras trata
también de llamar la atención de
cuántas cosas nos descubre
cualquier hilo que se siga dentro de
la trama de ese género, en lo bueno
y en lo menos bueno, tan nuestro.

75
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 76

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

LOS FERNÁNDEZ-SHAW,
UNA SAGA DE LIBRETISTAS

Q
uizá la familia Fernández-Shaw, Carlos y sus hijos
Guillermo y Rafael, autores de más de cien líricas,
algunas fundamentales en el repertorio, sea la
más importante entre los libretistas del teatro líri-
co español.
Este año se cumple el 50 aniversario del fallecimiento
de Guillermo, que será recordado con representaciones,
conciertos, homenajes, etc. Y como no andamos sobrados
de biografías de libretistas, nos parece oportuno resumir la
de estos autores, cuyo trabajo para la escena cubre casi sie-
te décadas.
Antes de continuar, es momento de aclarar la correcta
utilización de los apellidos de estos literatos. Carlos, el padre
llevó “Fernández” y “Shaw” como apellidos independientes;
sin embargo sus hijos emplearon, por concesión judicial de
1921, “Fernández-Shaw”, como apellido compuesto, por lo
que ha de escribirse con un guión intermedio.

Carlos Fernández Shaw, entre el género chico y la ópera

Inicia la saga Carlos (Cádiz, 1865-Madrid, 1911), quien, desde


niño, muestra un interés natural por la poesía. A poco de lle-
gar a Madrid con su familia, en 1881, se incorpora al Ateneo,
cuya sección de Literatura llegará a presidir. Estudia Derecho
y, en 1895, se incorpora a la redacción de La Época. Gracias
a uno de sus compañeros, Antonio Peña y Goñi, conoce a
Ruperto Chapí, Tomás Bretón, Federico Chueca, Ricardo de
la Vega, Javier de Burgos y José López Silva, con el que escri-
be un sainete basado en La fierecilla domada, de Shakespea-
re, que titulan Las bravías, y que sorprende al mundillo litera-
rio porque Carlos está considerado un poeta de altos vuelos
y temáticas trascendentes, mientras que López Silva es el
retratista de los ambientes populares y de los barrios bajos.
Las bravías, estrenada en Apolo el 12 de diciembre de 1896
con música de Chapí, alcanza un gran éxito y es el punto de
partida de la carrera de Carlos como libretista.
Los tres autores vuelven a trabajar juntos y crean un
nuevo sainete que darán a conocer el 25 de noviembre de
1897. Se trata, nada menos, que de La revoltosa, página que Carlos Fernández Shaw y su hijo Guillermo, 1910
se convertirá en una de las cimas del género chico. La críti-
ca fue unánime y el público también.
En 1902, Carlos, otra vez con Chapí, tiene el atrevimien- sido contados, entre otros por Guillermo Fernández-Shaw
to de llevar a la escena a Don Quijote de la Mancha. en su libro Larga historia de “La vida breve”. La ópera se
Muchos lo consideran un disparate, pero Fernández Shaw estrenará en Niza, en 1913, gracias al tesón del compositor.
sortea los peligros y La venta de Don Quijote se convierte Carlos no tuvo ocasión de verla representada pues murió
en la zarzuela de temática quijotesca mejor considerada. dos años antes, pero siempre fue consciente de su valía:
La ópera nacional española ha sido un sueño persegui- “Acordaos de lo que os digo: mis nietos cobrarán derechos
do e inalcanzado por compositores y libretistas. Entre estos de La vida breve, difundida por todo el mundo. Y Manolo
últimos Carlos Fernández Shaw fue uno de los más insisten- será un día un valor universal. Tengo el orgullo de haber
tes y ocupa un lugar destacado, pues llegó a estrenar en el creído en él antes que nadie”. Son palabras del poeta a su
Teatro Real cuatro óperas propias: Margarita la tornera, familia en 1908.
Chapí, 1909; Colomba, Vives, 1910; El final de Don Álvaro, Vida breve son términos que bien pueden aplicarse a
1911 y La tragedia del beso, 1915, ambas de Conrado del Carlos. En 1906, el conocimiento del atentado contra Alfon-
Campo, a las que hemos de añadir dos obras de Emilio so XIII y su esposa doña Victoria Eugenia, le produce una
Serrano, Doña Juana la Loca y Gonzalo de Córdoba, en depresión y pone en evidencia los síntomas de una grave
1890 y 1898 respectivamente, en las que colaboró para enfermedad, una neurastenia que no podrá ser curada por
redactar el texto. los médicos. Los siguientes cinco años son de duro sufri-
Pero su obra más importante en este género es La vida miento, de reclusión en Cercedilla, donde encuentra algo
breve. En 1904, Carlos y Manuel de Falla ganan con este tra- de tranquilidad y sosiego, para continuar escribiendo teatro
bajo el concurso convocado por Bellas Artes. Reciben la y poesía, aunque cada vez menos y con mayor esfuerzo.
dotación económica, pero el estreno de la obra, segunda Pero el final es inevitable y el 7 de junio de 1911, en El Par-
parte del premio, no llega. Los detalles son conocidos y han do, muere Carlos Fernández Shaw. Sólo ha llegado a los 45

76
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 77

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

años, una vida breve. adaptarla.


Además de la importante producción lírica estrenada (42 Del mismo año es El dictador, ambientada en tierras
obras de varios géneros) Carlos Fernández Shaw escribió rusas con partitura de Rafael Millán. Al año siguiente, 1924,
una veintena de trabajos para el teatro hablado, entre los La sombra del Pilar, música de Serrano que supuso la rup-
que destacamos La regencia (1905), El hombre feliz (1906), tura entre libretistas y compositor, por una supuesta pater-
Las figuras del Quijote y No somos nadie, ambas de 1910. nidad del músico sobre la obra, extremo no compartido por
Hemos de añadir Severo Torelli (1894) y La bendición los escritores.
(1910), de François Coppée, autor francés por el que Carlos En 1926, Guridi, que tenía cierta prevención hacia la
sentía auténtica predilección y del que también tradujo un zarzuela, pone su sabiduría musical al servicio de El caserío,
libro de poemas. página de ambiente vasco que exalta valores fuertemente
A pesar de su éxito como autor teatral, Carlos, fue consi- enraizados. Al año siguiente, la adaptación de Peribáñez o
derado en vida como un gran poeta y recitador (la biografía El Comendador de Ocaña, de Lope de Vega, titulada La
que de él escribió su hijo se titula Un poeta de transición). El villana, con música de Vives. Y de nuevo Guridi, ahora con
gaditano escribió poemas durante toda su vida; su primera una obra ambientada en Galicia, La meiga (1928).
publicación fue Poesías, en 1883. Después vendrán once La inspiración regional de Romero y Fernández-Shaw
libros poéticos de carácter íntimo en los que retrata su uni- les lleva, en 1928, al pueblo de La Solana (Ciudad Real), en
verso más cercano y personal. Alguno de sus títulos con cla- el que Federico Romero tenía raíces familiares. En ella
rificadores: Poesía de la sierra (1908), La vida loca, Poemas ambientan La rosa del azafrán, de Guerrero, que se estrena,
del pinar, El amor y mis amores, Poesía del mar, El poema de con éxito apoteósico, en el Calderón en 1928.
Caracol (1910), La patria grande 1911) y El poema de los Entre 1930 y 1936, nacen una docena de títulos, de
besos y El alma en pena, obras póstumas publicadas en 1914. diversos géneros, entre las que destacan Luisa Fernanda, y
La chulapona, ambos con música de Moreno Torroba. Ter-
Guillermo Fernández-Shaw Iturralde minado el conflicto civil, Guillermo y su colaborador reto-
man la actividad literaria. Dan a conocer Monte Carmelo, de
Segundo hijo de Carlos (Madrid, 1893-1965) y, como él, Moreno Torroba el 17 de octubre de 1939 y el 23 de octu-
libretista, periodista y poeta, hubo de abandonar sus estu- bre de 1940, sube al escenario de la Zarzuela La tabernera
dios de Derecho para atender a su padre durante su grave del puerto. Durante la función estalla un escándalo provoca-
enfermedad. En 1910 ingresa en la redacción de La Época, y do por individuos “descontrolados” de la derecha en contra
al año siguiente acepta la propuesta de Federico Romero de Pablo Sorozábal, que siempre mostró sus simpatías por
para colaborar, en exclusiva, y escribir zarzuelas. La primera el bando izquierdista. El alboroto fue mayúsculo, la policía
de ellas será La canción del olvido, que tras diversas peripe- tuvo que entrar en el teatro por dos veces. La situación sólo
cias se estrena en el Teatro Lírico de Valencia, en 1916, con se tranquilizó, días después, cuando intervino la autoridad
música de José Serrano. con la determinación y el rigor necesarios.
Un nuevo gran éxito vendrá en 1923, con Doña Francis- Jacinto Guerrero puso las notas de Loza lozana (1943),
quita, comedia lírica sugerida por Amadeo Vives que vio en obra en la que la fidelidad y el amor son puestos a prueba
La discreta enamorada de Lope de Vega una gran zarzuela por la calumnia y la maledicencia. Y de nuevo Guridi, al
y en Fernández-Shaw y Romero los libretistas capaces de año siguiente, ofrece una página, ahora ambientada en el

77
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 78

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

campo salmantino: Peñamariana, historia trágica de una


venganza mezquina.
En 1947 se produce la ruptura entre Romero y Fernán-
dez-Shaw por celos profesionales de Federico. La noticia sor-
prende al mundillo teatral por inesperada; han sido 36 años
de intensa colaboración y 45 obras líricas estrenadas, entre
ellas alguna de las mejores de la historia de la zarzuela.
A partir de esta época, Federico, que vivirá once años
más que Guillermo, apenas dio a conocer unas pocas obras,
mientras que Guillermo siguió estrenando, tanto en solitario
como con su hermano Rafael.
Desde principio de los cincuenta, el teatro lírico español
empieza a desaparecer de los escenarios. El público tiene
más opciones para el ocio, básicamente el cine y los depor-
tes. No obstante, Guillermo conseguirá éxitos importantes
con El canastillo de fresas (1950, música de Guerrero), El
gaitero de Gijón (1953, Jesús Romo), María Manuela (1955,
Moreno Torroba), La Lola se va a los puertos, adaptación de
la célebre comedia de los hermanos Machado (1951, Ángel
Barrios), y dos espectaculares obras “pictóricas”, A todo
color y Colorín, colorao, este cuento se ha acabao, música
de Manuel Parada, en las que toman vida los personajes de
los principales lienzos del Museo del Prado.
Fernández-Shaw fue, también, gestor de teatro y hasta
empresario en distintas etapas de su vida. En este apartado
destaca su actividad en el Teatro de la Zarzuela, en cuya
remodelación de 1956 tuvo una importante intervención
como delegado de la Sociedad de Autores Españoles, pro-
pietaria entonces del local. Ya antes, en 1934, como empre-
sario del teatro junto a Romero, se había encargado de la
supervisión de varias e importantes obras de mejora y acon-
dicionamiento del local. Fue, además, Consejero de la
SGAE, Vicepresidente 1º del Círculo de Bellas Artes, y Vocal Guillermo y Rafael 1948-1949
de la Asociación de la Prensa.
Setenta y dos años de vida, más de cincuenta de crea-
ción literaria; un catálogo impresionante y un cariño extra- en el mismo año, y el Primer Premio en el Concurso Nacio-
ordinario a la zarzuela, pueden ser un telegráfico resumen nal Lírico en 1950. Sin embargo, sus obras permanecen hoy
de la vida de Guillermo Fernández-Shaw, que murió el 17 olvidadas.
de agosto de 1965 en el número 60 de la calle Claudio Coe-
llo, en Madrid. Sobre su mesa quedaron varios proyectos Las grandes obras
para el teatro, muchas cuartillas con versos que, producto
de su natural timidez, no quiso publicar y sus recuerdos tea- En la producción lírica de los Fernández-Shaw destacan
trales (Memorias de un libretista), que no verán la luz hasta algunas obras que se encuentran entre lo más destacado de
2012, gracias al interés de sus herederos. nuestra ópera y zarzuela. En ellas, además de los valores
puramente literarios, se advierte un excelente manejo de la
Rafael Fernández-Shaw Iturralde, Libretista a tiempo parcial narración teatral. Buen ejemplo es la sencilla peripecia
amorosa de Felipe y Mari Pepa, en La revoltosa, una de las
Hermano menor de Guillermo (Madrid, 1905-1967) encauzó cumbres del género chico, que sigue emocionándonos 118
su principal actividad laboral hacia el funcionariado, como años después de su estreno.
empleado del Servicio de Estudios Económicos del Banco La venta de Don Quijote, arropada por una excelente
de España, y, más tarde como Conservador del edificio. música de Chapí, ofrece la originalidad de enfrentar al per-
No obstante, la herencia literaria de su padre le llevó a sonaje de ficción con quien ha de ser su creador, y así cons-
escribir poesía y teatro, tanto en su vertiente hablada como truir una comedia sobresaliente.
en la cantada. Se interesó también, como su hermano Gui- Es en la ópera donde más puede apreciarse la calidad
llermo, por el cine, aunque en este terreno ninguno de los de Carlos Fernández Shaw como poeta y dramaturgo. En
dos consiguió reverdecer los laureles conseguidos en la 1999 se vio en el Teatro Real Margarita la tornera, ópera
escena. con música de Chapí estrenada en el mismo 90 años antes;
Su producción estrenada alcanza la treintena de obras, en ella Carlos desarrolla la historia de la novicia engañada
escritas en solitario, con algunos colaboradores y, sobre por un hábil donjuán, que, al regresar al convento arrepen-
todo, con su hermano Guillermo. Se dio a conocer en el tida y desamparada, encuentra que la Virgen ha ocupado su
teatro hablado con La incógnita, colaborando con Juan de lugar y nadie ha advertido su ausencia. Son tres actos de
Leyva, en 1926; su primera obra para el teatro lírico, La bar- creciente intensidad dramática.
biana, con música de Leopoldo Magenti, data de 1932. Lue- En la desconocida Colomba, partitura de Vives, se pone
go vendrían Un pueblecito andaluz (1935), con Fernando en escena una historia de odio y venganza. ¿Y qué decir de
Carrascosa, y, sobre todo, Tiene razón Don Sebastián La vida breve, la ópera española que más literatura ha gene-
(1938), partitura de Jacinto Guerrero, quizá la más aplaudi- rado? Pues que Carlos, el poeta culto y distinguido, el de
da desde su estreno. altos vuelos y verso elaborado, fue capaz de describir la
Su actividad creativa le hizo acreedor del Premio Nacio- sencilla, aunque dolorosa, historia de amor de Soledad y
nal de Teatro, en 1949, el Ruperto Chapí para obras líricas ponerla sobre las tablas con fuerza sobrecogedora.

78
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 79

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

Las obras más conocidas de Guillermo Fernández-Shaw cho al que protege, a que se case con María Cruz, y así dar
responden al concepto de “zarzuela grande”, ampliamente un padre al niño que espera, que es del hijo de la aristócrata.
entendido, aunque también escribió sainetes, operetas y Suele decirse con demasiada frecuencia y sin verdadero
otros géneros. La temática argumental de muchas de estas fundamento, que en la zarzuela, como en la ópera, los
obras es la consecución del amor gracias a la habilidad y libretos son de inferior calidad a la música. Como todas las
constancia femeninas. Es el caso de Rosina, en La canción grandes simplificaciones, no es cierta. En el teatro lírico hay
del olvido, y de Francisquita, en la obra de Vives, capaces libretos malos, claro que sí, pero los hay buenos, incluso
de enredar a sus enamorados con los juegos de las aparien- excelentes, tanto que podrían perfectamente representarse
cias. María Manuela podía inscribirse en este grupo, aun- en el teatro sin la ayuda de la música. Algunos de los libros
que aquí no hay intrigas por parte de la mujer, sino la ocul- escritos por los Fernández-Shaw podrían superar esta prue-
tación de Gonzalo de su calidad de Grande de España, para ba. Y de hecho, al menos uno, la superó. Nos referimos a
ganarse a Manuela. En La rosa del azafrán, el amor de Juan Las figuras del Quijote, basada en La venta y estrenada
Pedro y Sagrario está vedado por las costumbres sociales, como comedia en el Teatro Lara, en 1910, ocho años des-
pero la habilidad de otra mujer, La Custodia, curandera y pués de la versión lírica. También tenemos el caso contra-
casamentera, encontrará la solución. rio, La tragedia del beso, ópera estrenada en el Real en
Luisa Fernanda, y La chulapona, ambas con música de 1915, con música de Conrado del Campo, se ofreció antes
Moreno Torroba, plantean el tema de la renuncia al amor. como drama hablado en el Teatro de la Princesa en 1910
En la primera el hacendado extremeño Vidal Hernando, con la gran actriz María Guerrero como protagonista. En
olvida su amor porque advierte que Luisa sigue queriendo a unas y en otras se constata la calidad literaria de los Fernán-
Javier, el coronel de húsares; en La chulapona es la prota- dez-Shaw y sus colaboradores.
gonista quien abandona a José María, para que no quede
sin padre el hijo que espera de otra mujer. José Prieto Marugán
El caserío presenta otro tipo de amor, el que se tiene a
la tierra, a la tradición; preservarlo es el objetivo que persi- Para saber más
gue Santi cuando propicia los amores de José Miguel y Ana
Mari, sus sobrinos. Fernández-Shaw, Guillermo. Un poeta de transición, Vida y obra de
La tabernera narra la peripecia de Leandro y Marola, Carlos Fernández Shaw. Biblioteca Románica Hispana. Editorial
cuyo amor se desarrolla en el ambiente sórdido provocado Gredos. Madrid, 1969.
por Juan de Eguía, contrabandista y padre de la muchacha. Fernández-Shaw, Guillermo. La aventura de la zarzuela (Memorias
Hay otras temáticas en la producción lírica de Guiller- de un libretista). Ed. de José Prieto Marugán y Alejandro Vales Pini-
mo, naturalmente. La defensa del honor en La villana, o la lla. Ediciones del Orto. Madrid, 2012.
curiosa renuncia de Nolón, protagonista de El gaitero de Prieto Marugán, José. El teatro lírico de Carlos Fernández Shaw.
Gijón, a un futuro feliz con Pacha, la mujer que le cuida, Ediciones del Orto, Madrid, 2012.
mientras su hija continúe viviendo con ellos, porque en una Todo el archivo de los Fernández Shaw (libretos, cartas, fotografías,
casa no pueden “mandar” dos mujeres. manuscritos …), unos 5.000 documentos, se conserva en la Funda-
No falta algún argumento que podríamos asociar con la ción Juan March. Ha sido digitalizado y, desde noviembre pasado,
denuncia social. Es el caso de El canastillo de fresas, obra en está disponible completamente en Internet (http://www.march.es/
la que la Condesa de Alberdiales obliga a Andrés, un mucha- bibliotecas/repositorio-fernandez-shaw/).

79
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 80

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

¿EL CINEMATÓGRAFO POR QUÉ NO?

E
ntrado el siglo XX se produce el inicio de la historia
del cine en España, novedad tecnológica a la que
acompañará el sonido grabado y que constituirán
junto a la radio, fenómeno aparecido años después,
un calado popular de gran influencia en la sociedad con-
temporánea. Si estas novedades han sido señaladas como
partícipes de un declinar de nuestro género lírico, no es
menos cierto que han contribuido a su divulgación más
allá de los escenarios, y como tales, que invadieron pací-
ficamente la vida cotidiana, alteraron las costumbres de
las gentes.
Primero el cine mudo, luego el cine sonoro abrieron y
cerraron puertas para nuestra zarzuela. Así, no es de extra-
ñar, por una parte, que algunos autores (compositores y
libretistas) se incorporaran a esta novedosa tecnología,
mientras que por otra, estas nuevas producciones musica-
les apartaran al público del verdadero espectáculo cuyo
sitio había estado en el teatro. Desde la primera década
del siglo XX el cinematógrafo, en nuestro país, se vería
atraído por el género zarzuelístico que por entonces era el
más apreciado por el pueblo. El movido telón de fondo
histórico permite evacuar los tópicos acerca de la bondad
o maldad del cine español, que en la peor de las hipótesis
ha sido por lo menos un espejo directo o indirecto de las
mentalidades prevalentes en cada época, de sus costum-
bres, sus modas, sus aspiraciones, sus prejuicios, sus mitos
y sus frustraciones.
La primera e imperiosa necesidad del cinema madrile-
ño era encontrar con la mayor prontitud un público que le
garantizara la supervivencia. Condujo ello a buscar géne-
ros nacionales y castizos que conectaran con la sensibili-
dad popular; pero también, a un lógico deseo de reducir
costes. La persecución de géneros autóctonos, no por con-
vulsa menos instalada al abrigo de inseguridades financie-
ras, llevó a que productores y realizadores pusieran sus Lo que pudo llevar a cabo
ojos en aquellos asuntos que ya habían demostrado sus
probabilidades de triunfo en otros medios artísticos o del Cabe hablar de un auge de la zarzuela en cine mudo entre
espectáculo. 1920 y 1930, el número de películas que generó: unos trein-
Por lo que hemos podido documentarnos por la pren- ta y dos títulos en una década. El previsible y estrepitoso
sa de la época y el acontecimiento de relieve como ha éxito de La verbena de la Paloma (1921) de José Buchs
sido la publicación hace más de dos años (2012) de las desató una desenfrenada profusión de zarzuelas cuyos libre-
Memorias de un libretista de Guillermo Fernández-Shaw, tos se adscribían, por lo demás, al sainete. Uno de los céle-
al que homenajeamos en el 50 aniversario de su falleci- bres sainetes que, desde los tiempos del cine mudo, tuvo
miento, nos pone de manifiesto junto a todo el conjunto, muchos empresarios admiradores fue La revoltosa de Carlos
mayoritariamente dedicado a las obras líricas, zarzuelas, Fernández Shaw y José López Silva, con música de Ruperto
sainetes, comedias y operetas, —al que acompañó duran- Chapí. La obsesión directiva de Florián Rey le lleva a impul-
te cerca de cuarenta años Federico Romero— su acerca- sar, junto a su amigo el actor Juan de Orduña, una nueva y
miento a otras actividades como fue el cine. Los autores famélica productora, Goya Films, con la que realizar en con-
de un determinado título de zarzuela acogían siempre con diciones precarias y a veces clandestinas una barata zarzue-
entusiasmo el interés de una productora por llevar al la-sainete: La revoltosa, réplica, como en el teatro, a La ver-
celuloide una obra propia, en ocasiones esa ilusión termi- bena de la Paloma exhibida años antes. Guillermo Fernán-
nó en decepción, cuando no en enfrentamiento. dez-Shaw nos lo cuenta de la siguiente manera:
En su aproximación al mundo cinematográfico, Gui-
llermo Fernández-Shaw desarrolla dos facetas: la propia “…Un buen amigo nuestro, don Juan Figuera1, constitu-
de dar autorizaciones para convertir en films obras de las yó una sociedad llamada Goya Film, y ofreció a los
cuales era coautor con Federico Romero y como conse- herederos de los autores de La revoltosa un contrato
cuencia de ello, la del conocimiento de la técnica de los que tanto a Miguel Chapí como a mí, nos pareció ven-
guiones. ¿Por qué no hacer guiones cinematográficos? — tajoso; y el convenio se firmó en septiembre de 1924
se pregunta—, cuando comprueba que los guionistas de entre don Luis Rodríguez Alonso en representación de
las productoras estropeaban los textos originales desvir- la productora, y nosotros, por todos los herederos. Era
tuándolos, en su creencia de prescindir de intermediarios. un contrato para trasladar a película (entonces eran

80
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 81

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

Benzo, antiguo amigo mío de los tiempos en que era


empresario del Teatro Novedades. También figuraba en
esta sociedad, como gerente, Joaquín Romero Mar-
chent, con quien tuvimos que concertar varios contra-
tos: uno, de autorización, en nombre de los autores de
la obra, que suscribimos Pepe Chapí (que era entonces
representante de los herederos del maestro) y yo, que
ostentaba la representación de los López Silva2; otro
para la rapidísima confección del guión, diálogos y
nuevos cantables, firmado por Ramos de Castro y yo; y
un tercero, de índole musical, con el maestro Manuel
Parada. Ocurría todo esto en la primavera de 1949; y el
guión, especialmente, corría mucha prisa, porque el
director que había de desarrollarlo era don José Díaz
Morales, que había de volverse enseguida a México.
Tuvimos Paco Ramos y yo varias entrevistas con ese
señor en el Café Comercial de la glorieta de Bilbao. Me
pareció un hombre listísimo, simpatiquísimo… y de
pocos escrúpulos. Convinimos con él las líneas genera-
les del guión; solamente nos impuso —nos rogó— la
inclusión de un gran ballet para el lucimiento del cuer-
po de baile de Vicente Escudero”.

Durante el rodaje hubo alguna que otra pega que resol-


ver, un episodio inédito sobre la historia de Mari Pepa y
Felipe, que Guillermo y Ramos de Castro resolvieron con
habilidad: la dificultad del dúo. Los guionistas salvaron la
situación produciendo la reconciliación de la pareja cuando
acuden juntos al teatro donde se esta representando La
revoltosa y verse retratados en el dúo, muy bien cantado
todas mudas), el asunto del sainete, percibiendo como por María de los Ángeles Morales y el barítono Luis Rodri-
derechos el doce por ciento de cuanto produzca la go, como si la obra se mirara en un espejo. La cinta obtuvo
película y el veinte por ciento de los beneficios que un gran éxito de público y al guión le fue concedido el
obtenga Goya Film. El resultado, a pesar de que otra cuarto Premio de Cine Español 1950, otorgado por el Sindi-
cosa esperábamos, fue que cobramos muy poco por el cato del Espectáculo. Su enorme éxito animó al mismo
primer concepto y nada por el segundo. El film fue director, dos años antes de la muerte de Guillermo Fernán-
interpretado por Josefina Tapia y por Juan de Orduña, dez-Shaw, a efectuar una nueva versión bastante mediocre.
ambos muy jóvenes (más tarde Josefina se enamoró de El grueso de la producción republicana española estuvo
Juanito, y éste se vio y se deseó para deshacerse de basada en una perezosa política de adaptaciones literarias o
ella) […] La foto no era mala, pero el argumento seguía escénicas, para aprovechar la notoriedad de éxitos previos,
con demasiada fidelidad al sainete, y la acción langui- por la inhibición de los escritores competentes ante la
decía. Un pianista tocaba, durante la proyección de la industria del cine (por su baja retribución o su desprestigio)
película, todos los números”. y por carencia de guionistas profesionales. El cine de la
segunda República tiene carácter escapista, sin la menor
Lo cierto, es que este film está notablemente rodado relación con la actualidad nacional de estos años. Las con-
dentro del margen que permite su escuálida financiación y vulsiones políticas de los años 30, como el ascenso del
considerando que se trata de una primera obra de Florián nazismo en Alemania, y los avatares cinematográficos,
Rey. La gestación fue laboriosa y costó a sus financiadores como la crisis provocada por el tránsito del mudo al sonoro,
15.000 pesetas. A fin de abaratar costes, el equipo no cobró se conjugaron para generar una variopinta emigración pro-
y el revelado positivado se hizo casi clandestinamente en fesional hacia la Península. La emigración más interesante
los mismos estudios de rodaje. Se estrenaría en la Sala Cer- fue la fugitiva del nazismo, que dio lugar a la fundación en
vantes el 13 de febrero de 1925. Barcelona en 1934 de una fugaz productora, Ibérica Films S.
Años después se consideró que sería buen negocio una A., una empresa con capital de origen judío que produjo la
nueva versión cinematográfica de La revoltosa para el cine zarzuela Doña Francisquita, la triunfal comedia lírica de
sonoro. A uno de los directores españoles exiliados en la Amadeu Vives. Dejemos a Guillermo que nos cuente los
capital azteca, José Díaz Morales, nacido en Toledo, se le avatares de esta filmación:
propuso filmar el sainete en escenarios naturales madrile-
ños. Para ello regresa a España y hace su rodaje durante “…Pepe Vives nos trajo una propuesta para la realiza-
1949. Un caso admirable de adaptación —expandida— de ción de una película de Doña Francisquita. […] Estaba
una zarzuela de género chico para completar un largome- complicado en este asunto el compositor austriaco Jean
traje, ya que los 50 minutos originales se convierten en 104 Gilbert, autor de la famosa opereta La casta Susana y,
m., que prepararon Guillermo Fernández-Shaw (hijo del luego, de La princesa Olalá, que Romero y yo vertimos
libretista) y Francisco Ramos de Castro, para la cinta que al castellano y de Siete colores, que nosotros montamos
habrían de protagonizar Carmen Sevilla y Tony Leblanc. en la Zarzuela. Gilbert con otros austriacos, —Hans
Guillermo en sus memorias nos lo cuenta así: Behrendt y Hans Jacobi3— constituyó en Barcelona la
Ibérica Films, S. A., para producir en Portugal y en
“Por conducto de Paco Ramos de Castro se puso en España películas con música. Puestos de acuerdo aque-
comunicación conmigo una productora llamada Inter- llos señores con Pepe Vives, hijo del maestro ya falleci-
continental Film, a cuyo frente figuraba don Eduardo do, nos propusieron un contrato aceptable. El director

81
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 82

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

colaborador quería llevar las cosas adelante, cayese


quien cayese. Montserrat Giner, asustada y llorando,
nos llamó a María Pepa y a mí al hotel de Nuestra
Señora del Carmen, en la plaza de Santa Bárbara, don-
de vivía. Recuerdo que al fin cedimos; que a Pepe
Vives no le pasó nada y que la película de Doña Fran-
cisquita fue una birria. Para el público constituyó una
decepción. Nosotros no quisimos ni verla”.

La mixtificada adaptación de tan excelente obra lírica,


estrenada el 16 de abril en el Palacio de la Música, fue
vapuleada por la crítica y mal acogida. Pudo influir en ello
la disconformidad de sus autores.
No debemos pensar que la razón de la inflexión de la
cinematografía española en 1951 se corresponda a posicio-
nes específicamente políticas o culturales, sino que también
influye poderosamente el hecho de un primer recambio
generacional en el cine del franquismo. Sin magnificar esas
nuevas perspectivas, que en el fondo serán cuantitativa-
mente insignificantes en el conjunto de la producción, aun-
que no desde el prisma cualitativo, se introducen nuevas
formas de pervivencia y renovación imprescindibles para el
continuismo.
La mayor parte de cineastas predominantes durante los
años 40 prosiguen su labor privilegiada en la década
siguiente. En los años 50 se situó junto a ellos en primera
fila Ladislao Vajda, húngaro avecindado en Madrid e hijo de
una soprano lírica que se nacionalizaría en 1954. Sobre él
recaería la dirección de una nueva versión cinematográfica
de Doña Francisquita producida en 1952. Guillermo
comenta sus impresiones al respecto:

“…Mucho tiempo después, habían pasado de sobra los


siete años necesarios, pudimos hacer nuevo contrato
para una versión de Doña Francisquita en cine en
color4. Tampoco tuvimos buena suerte. Fue el productor
Benito Perojo, y corrió el papel de la protagonista a car-
y autor del guión era el propio Behrendt; la música go de una famosa actriz argentina: Mirtha Legrand, deli-
sería adaptada por Gilbert; los diálogos se adaptarían ciosa Francisquita que tenía de todo, menos de madrile-
por Paco Elías —un periodista catalán—, y el supervi- ñismo. Le daba la réplica en el Fernando Armandito Cal-
sor general era el mismo Pepe Vives. Nosotros, al prin- vo y eran: Emma Penella la Beltrana y Cardona, Antonio
cipio, nos resistimos a contratar porque desconfiába- Casal. Los demás papeles, unos del libro y otros nuevos,
mos de una realización de una obra madrileña, hecha los interpretaban Manolo Morán, Isbert, Julia Lajos,
por austriacos y catalanes. Vives nos pidió que le diése- Jesús Tordesillas y algunos excelentes actores. Pues, a
mos carta blanca para negociar y firmar en nuestro pesar de todos ellos y a pesar de ser el director nada
nombre; y, aunque a regañadientes, se la dimos, noso- menos que Ladislao Vajda, la película —convertida en
tros la única advertencia que le hicimos a Pepe era que una alegre comedieta universal— perdió su carácter y a
tuviese muy en cuenta que nosotros nos reservábamos nosotros, los autores, no pudo gustarnos”.
el derecho de dar el visto bueno al reparto, acción,
escenas, etc. del guión. […] Todo parecía que iba bien. Visto lo cual podemos observar que los autores de esta
Se rodaba la película en Barcelona y en Madrid, y Pepe célebre zarzuela, en sus versiones para el cine, se sintieron
Vives, el señor Jacobi y el maestro Gilbert se mostraban decepcionados. Lo cierto es que desde el punto de vista
muy optimistas. Pero un día nos enteramos de ciertas económico, esta segunda adaptación no se portó mal, pero
licencias que se habían tomado del libro y música sin es verdad que la cinta no tuvo la acogida presumible dada
contar con nuestro visto bueno… y protestamos […] la popularidad de la obra. Consecuencia de ello pudo ser la
amenazando con suspender la película. Y entonces se absoluta libertad, compleja reescritura y sustancial variación
produjo lo imprevisto: uno de los productores nos par- del punto de vista adoptados por el coguionista José Luis
ticipó, muy amable, que ellos procedían con plena Colina. También se omitió algún que otro número de la zar-
libertad con arreglo a contrato. Invocamos nuestro zuela, entre ellos la emblemática romanza Por el humo se
derecho a ejercer el visto bueno… y nos encontramos sabe… No obstante, la película no deja de ser curiosa.
entonces con que Vives no había llevado nuestra impo- Resultado satisfactorio se obtuvo con la versión de El
sición al contrato… y estábamos desprovisto de todo tirador de palomas, zarzuela con partitura de Vives y texto
derecho. Indignados, amenazamos con el escándalo; y de Carlos Fernández Shaw y Ramón Asensio Mas, que se
el señor Jacobi, siempre sonriente, nos participó que publicitó para la pantalla como Entre barracas. Guillermo
nosotros podíamos tener razón e incluso proceder con- Fernández-Shaw firmó contrato en nombre de los herederos
tra ellos; pero que entonces ellos procederían contra la para Valencia Film y encargado del guión junto a su herma-
señora viuda de Vives, firmante del contrato, y meterí- no Rafael. Miguel Ligero y Marta Santazolalla fueron sus
an en la cárcel a su hijo don José, que por lo visto les artistas principales y la dirección, una de sus escasas reali-
había engañado. Fue aquel un disgusto mayúsculo. Mi zaciones, Luis Ligero, hijo del actor. Según Guillermo: “La

82
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 83

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

la Embajada de Uruguay y aprobado por Federico Romero


al término de la guerra civil. Aborda también con Romero
un intento de argumento de opereta moderna cinematográ-
fica ¡Qué frío hace tía!
En solitario, aprovechando la fecha de 1947 en que se
cumplía el cuarto centenario del nacimiento de Cervantes,
redacta el guión de El gallardo español animado por su pri-
mo el director Juan de Orduña que por compromisos artísti-
cos no lleva a ejecutarlo. Deja escrito también los guiones
de La aventura de Fidelio, El precio de la gloria, La Celestina
y por encargo de Orduña escribe La gaviota basado en la
novela de Fernán Caballero (Cecilia Bölh de Faber). En la
primavera de 1951 se ilusiona con una bonita idea de Rafa-
el Durán que le lleva a escribir un guión dramático para
una proyectada película de mar, asturiana. Colaborará junto
a él su hermano Rafael en gestar los guiones para la zarzue-
la en un acto estrenada por su padre en 1896, El cortejo de
la Irene y La cuerda granadina presentando éste a un con-
curso de guiones de cine, título que trata sobre el nombre
de la tertulia literaria que existía en Granada en el siglo XIX,
a la que pertenecían Pedro Antonio de Alarcón, Manuel Fer-
nández y González y otros.

Lo que no pudo ver realizado

Las relaciones cine-TVE habían sido esporádicas desde


1967, siempre con encargos temporales del ente público a
una productora determinada. A Juan de Orduña, por ejem-
plo, se le encomendó la realización de películas o series en
película, sin embargo, tardó en hacerse; y todavía más tardó formato cinematográfico de títulos clave de la historia de la
en pagarse. Las cosas marcharon mal para Valencia Film zarzuela para ser proyectadas después en salas de cine
[…] De todos modos, Entre barracas llegó a rodarse, a comercial. La muerte, acaecida en 1965, privó a Guillermo
estrenarse con éxito aceptable y a proyectarse bastante en Fernández-Shaw de haber podido, posiblemente, participar
España”. Tenemos la certeza de que la producción sería de de las nuevas adaptaciones de alguno de los títulos que qui-
1949, pero su estreno quizá no se efectuó hasta 1954. so se llevaran a una pantalla y que por circunstancias y aza-
res no pudo ver realizado en vida, independientemente de
Lo que quedó en el tintero o en agua de borrajas su acuerdo o no en la manera de acometerse. Entre los títu-
los que Orduña elige están dos zarzuelas de las que Guiller-
Productoras, directores y actores se fijaron o se interesaron mo es coautor: El caserío y La canción del olvido, ambas de
por otras zarzuelas de Fernández-Shaw y Romero como por 1969; esta última recordemos que se frustró su realización
temas de otra naturaleza que llegarían a trabajar ambos en 1935. Orduña optó por una visión naturalista e historicis-
autores o bien sólo Guillermo o éste con su hermano Rafa- ta de los libretos originales, sin alardes técnicos, de planos
el. Este material que iremos mencionando, no llegó a cono- académicos y correctos, pero conecta en general con los
cer la luz de la pantalla y ni siquiera la de los reflectores de gustos del público. Sin embargo, como género zarzuelístico
los estudios. A finales de 1935, Aurelio Campa, yerno del pierde veracidad al llevar el ámbito vocal y musical al play
maestro Serrano, pidió autorización a los libretistas para back. Se ha usado para ello las grabaciones que para el
realizar una película de La canción del olvido y redactar el sello EMI efectuó Federico Moreno Torroba al frente de la
guión. A Federico Romero no le gustó la idea y se abando- Orquesta Lírica Española y el Coro Cantores de Madrid.
nó el proyecto. Apetecible fue también abordar la firma del Otro de los proyectos que quedó en su día en el aire fue
contrato de Luisa Fernanda con Ediciones Cinematográficas Luisa Fernanda. Después de las tentativas de 1936 y de los
Españolas (ECESA) en junio de 1936. La creación de dichos años 50, usando la misma técnica y formato que Orduña, se
estudios tuvo un origen simpático: los terrenos y las prime- hizo la película por la productora de TVE en 1973, dirigida
ras construcciones se sufragaron por emisión popular de por José Antonio Páramo en escenarios naturales. Valga
acciones suscritas por el vecindario de Aranjuez y por toda este breve apunte.
clase de aficionados al cine de otras poblaciones españolas.
La vida de esta Sociedad Anónima sería breve y accidenta- Manuel García Franco
da, ya que a los pocos meses una Cooperativa Obrera que,
en plena guerra, se había incautado de los bienes de aque-
lla productora, obligó a los autores a devolver el dinero 1
Juan Figuera, hombre asomado al cine por simple curiosidad.
recibido bajo amenaza de denunciarlos por haber manteni- 2
José López Silva había fallecido en Buenos Aires en 1925.
do tratos con fascistas. En los años 50 volvió a interesar tras- 3
Jean Gilbert (1879-1942). Director de orquesta y compositor, su
ladar al cine la citada obra de mano de Cesáreo González, nombre era Max Winterfeld. No era austriaco, era alemán, nacido
famoso productor, creador de Suevia Films. El motivo prin- en Hamburgo. Hans Behrendt (1889-1942) de modesto historial
cipal fueron los elogios que el jefe del Estado hizo de varias cinematográfico, también era alemán, de origen berlinés, estuvo
zarzuelas, entre ellas Luisa Fernanda. A pesar de firmar el activo desde 1920 hasta 1936. Murió en Polonia en el campo de
contrato y recibir el dinero, la película no se hizo. Otro concentración de Auschwitz.
guión sin poder llevar a cabo fue El poeta de las rimas sobre 4
A España llegaron las primeras películas en color en torno a 1952.
la vida de Gustavo Adolfo Bécquer ideado en la primavera En cuanto a Doña Francisquita fue la primera zarzuela rodada en
de 1936 y elaborado en los años de guerra en el refugio de color, estrenada en el madrileño cine Rialto en enero de 1953.

83
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 84

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

EL OTRO TEATRO

La oceánica producción dramática de los Fernández-Shaw destinada al género lírico y su incidencia decisiva en ese terreno
difuminan la dramaturgia exclusivamente literaria del insólito dúo familiar, raro ejemplo de continuidad generacional y de
éxito en una misma actividad. Es cierto que ambos figuran en lugar destacado entre nuestros mejores libretistas de zarzuela

Archivo Fundación Juan March


y vivieron su época de mayor esplendor, y también lo es que el peso y la relevancia de su faceta teatral no lírica es más
discreto, pero aun así resulta de interés detenerse aunque sea sólo un momento en ese apartado para constatar su gran
capacidad para internarse con solvencia en casi cualquier frente escénico y subrayar la pluralidad de sus intereses y afanes
como escritores, amén de ayudar a situarlos entre la grey literaria de su tiempo.

S
u legado, ejemplarmente conser- Se daba la circunstancia de que
vado por sus descendientes y Echegaray presidía la sección de
custodiado por la Fundación Literatura del Ateneo en la misma
March, que lo ha escaneado con junta en la que Fernández Shaw
dedicación digna de aplauso, puede ocupaba el cargo de secretario pri-
ser consultado vía internet. Otra cosa mero. Curiosamente, Carlos presidi-
es que sea ardua la tarea de repasar ría años después, en 1905, la misma
los manuscritos de ambos, algunos sección ateneísta que don José,
complicados de descifrar. En cualquier imponiéndose nada menos que a
caso, es algo que puede resultar suges- doña Emilia Pardo Bazán en una
tivo y hasta emocionante, pues uno reñida votación por 258 votos frente
puede pasarse horas engolfado en la a los 135 que obtuvo la escritora
revisión de estos documentos, quedar gallega. Las sesiones del Ateneo
atrapado por el esbozo de un argu- propiciaron que entre el joven y
mento y, en fin, admirarse por la meti- entusiasta principiante y el ilustre
culosidad con que quedaron registra- autor consagrado, que escuchaba
das sus actividades. complacido fragmentos de sus obras
La tarea de Guillermo Fernández- recitados por el primero, surgiera
Shaw al respecto fue determinante, ya una relación muy cordial en la que
que escribió una minuciosa biografía se empezó hablando de poesía y
de su padre, Un poeta de transición. progresivamente más de teatro. Fue
Vida y obra de Carlos Fernández Shaw don José el primero que le animó a
(1865-1911) (Editorial Gredos. pensar en “el noble arte de la esce-
Madrid, 1969), que aporta numerosos na”, aunque Carlos, recién licencia-
datos y permite seguir el rastro de su do en Leyes y con temor a los fero-
dramaturgia literaria, y también es ces críticos de entonces, no termina-
autor en ese ámbito de La aventura de ra de decidirse a probar fortuna en
la zarzuela. Memorias de un libretista (Ediciones del Orto. los escenarios. En ese momento, los elogios de otro “don” por
Madrid, 2012), libro sobre su propia obra publicado gracias excelencia de la literatura española, Marcelino Menéndez y
al paciente e ímprobo trabajo de transcripción y edición de Pelayo, a su producción poética le insuflaron una robusta
José Prieto Marugán. dosis de optimismo y confianza en sus posibilidades.
Como se detalla en las páginas correspondientes de este
número de SCHERZO, el inquieto Carlos Fernández Shaw Primeros pasos
sintió desde muy temprano la llamada de las letras y centró
sus desvelos literarios en la poesía, aunque pronto fue tam- Estrenó su primera aportación a la dramaturgia no lírica —
bién seducido por el teatro, al menos como espectador. En que es el objeto de este artículo, por ello se obvian otras
ese sentido fue vital que su familia se trasladara en 1877 manifestaciones teatrales y literarias tratadas en el lugar
desde su Cádiz natal a Madrid, donde el joven estudió correspondiente de este número— en 1894. Fue la traduc-
Derecho y entró en contacto con los círculos literarios de la ción de Severo Tardelli, un drama de su admirado François
época. Entre las emociones más fuertes que lo sacudieron al Coppée adaptado en cuatro actos a la escena española y
poco de su llegada a la capital siempre recordó muy espe- escrito en versos castellanos. Es, detalla Guillermo, una
cialmente la asistencia al estreno del drama de José Echega- “obra que marca muy claramente el modo de hacer Teatro
ray La muerte en los labios, en 1880. Tenía quince años y de una época en Francia, entre las tragedias de Víctor Hugo
tras aquella impresión no se perdió ni una obra del drama- y los dramas efectistas de Victoriano Sardou”. La adaptación
turgo, ingeniero, político y matemático galardonado con el se estrenó en el teatro Español protagonizada por el actor
Premio Nobel de Literatura en 1904. Como recuerda Guiller- Wenceslao Bueno y tuvo “una felicísima acogida, tanto de
mo en la biografía de su padre, en el teatro Español Carlos público como de crítica”. Posteriormente, tradujo un par de
pudo ver Haroldo el normando, Conflicto entre dos deberes, obras más de Coppée: Le luthier de Cremone, que convirtió
La peste de Otranto, La esposa del vengador, En el pilar y en en 1906 en el libreto de una ópera romántica titulada El cer-
la cruz y O locura y santidad, aprendiéndose de memoria tamen de Cremona, aunque eso ya no es harina de mi cos-
largas tiradas de versos. tal, y La bendición, adaptación escénica de un poema del

84
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 85

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

buen éxito”. Regresa a su fervor cervantino en 1910,


en el mismo escenario, con Las figuras del “Quijote”,
una comedia de dos actos en verso que compuso a
partir de su libreto para la comedia lírica La venta de
don Quijote y que contó con un reparto de verdade-
ro lujo integrado por Leocadia Alba, Esperanza Ortiz,
Ricardo Puga, Salvador Mora y Alberto Romea, entre
otros. Él mismo se animó a interpretar el prólogo
rimado escrito para la ocasión y las calurosas ovacio-
nes del público fueron una de sus últimas grandes
Archivo Fundación Juan March

alegrías teatrales.
En el mismo año, el teatro de la Princesa, de
Madrid, estrena la ya mencionada La tragedia del
beso, un poema dramático en tres actos inspirado en
La divina comedia de Dante Alighieri, elegido por
María Guerrero para una función en su beneficio,
que completaron dos piezas en un acto, La reina vie-
ja, de Ángel Guimerá, y Herida de muerte, de los
hermanos Álvarez Quintero. El triunfo fue grande; a
Manuscritos originales pertenecientes al legado de Carlos Manuel Fernández- los aplausos de los espectadores se sumaron las feli-
Shaw, con correcciones y paginado de las obras: La Regencia y El hombre feliz citaciones de las actrices Catalina Bárcena y Concep-
ción Robles, dos de las intérpretes, y muy especial-
autor francés estrenada en 1910 en el Salón Nacional de mente las de María Guerrero y Fernando Díaz de Mendoza,
Madrid con el actor Manrique Gil al frente del reparto. que le animó con la promesa de un nuevo estreno de
Como inciso, habría que subrayar, por su relación con mayor importancia, algo que el fallecimiento del escritor
la escena, la actividad periodística que Carlos Fernández impidió llevar a cabo.
Shaw mantuvo durante once años, a partir de 1889, como Póstumamente, en 1911, el año de su muerte, se puso en
crítico teatral en las páginas de La Época, diario vespertino escena, en el madrileño teatro Cómico, Los juglares, descrito
fundado en 1849 y dirigido en esa época de finales del XIX como poema escénico en dos actos, dividido en siete cua-
por Alfredo Escolar, marqués de Valdeiglesias. Recurro una dros y con un intermedio en verso, que compuso en colabo-
vez más a las palabras de su hijo Guillermo: “Es un periodo ración con Ramón Asensio. Encabezaban el reparto la popu-
este de la última decena del siglo, muy interesante literaria- lar pareja formada por Loreto Prado y Enrique Chicote.
mente examinado; y durante él la cultura, el gusto y el inte- Quedaron en las gavetas de su escritorio varias obra
rés de Carlos se acentúan y se afina en torno de las grandes inéditas, La Virgen de los Rosales, un drama legendario en
concepciones teatrales que estudia desde su butaca de críti- tres actos en verso; La princesa pájaro, comedia romántica
co como afanoso lector de obras inglesas y francesas”. en verso en colaboración con Ricardo J. Catarineu; La
En esos tiempos actúan en Madrid las actrices francesas Romancera, comedia de costumbres extremeñas en dos
Sara Bernhardt y Gabrielle Réjane, y las italianas Teresa actos escrita con Alberto Valero Martín; Juan María, poema
Mariani —una representación de La fierecilla domada de dramático marinero en colaboración con Luis Brun, y Enfer-
Shakespeare a cargo de la compañía de esta fue el chispazo medades nerviosas, que se describe como comedia de
que le impulsó a escribir el libreto de Las bravías— y Erme- “humor amargo” en un acto.
te Zacconi, y en los escenarios españoles sobresalen María
Guerrero y su entonces prometido Fernando Díaz de Men- Dentro de la tradición
doza. De esas y otras representaciones, incluidos los acon-
tecimientos líricos de la Zarzuela y Apolo, “queda en las En la documentación del legado Fernández-Shaw deposita-
columnas de ‘La Época’ el juicio, no exento de benevolen- do en la Fundación March he podido rastrear varias piezas
cia, de Carlos Fernández Shaw”. inéditas escritas tempranamente: una “colección de obras
Pero volvamos al territorio de la creación dramática, dramáticas” de 1878 que reúne El descubrimiento del nuevo
donde nos encontramos que en 1905 la mismísima María mundo, comedia histórica en cuatro actos y en prosa; La
Guerrero encarga a nuestro autor la composición de una Loa ingratitud de un rey, drama en tres actos y en prosa, y Sole-
a Cervantes que ella misma interpretó en la vistosa fiesta de dad, drama de costumbres en dos actos, entre otros escri-
gala con que, en el Teatro Real, se conmemoró oficialmente tos. Se conservan también los manuscritos de El hielo ahu-
el tercer centenario de la publicación del Quijote; de esa yenta a la vida (1881), comedia en tres actos en verso; La
representación surgió el encargo de escribir una obra en ver- primera verdad (1882), drama versificado en tres actos;
so para la compañía Guerrero-Díaz de Mendoza, lo que se Doña Blanca (1882), drama histórico en tres actos y en ver-
sustanciaría cinco años después con La tragedia del beso. De so; Humorada (1890), y La Virgen de los amantes (1900),
1905 es asimismo La Regencia, una comedia de tres actos en drama legendario rimado en tres actos e inspirado en obras
prosa que escribió en colaboración con Juan Antonio Caves- de Gertrudis Gómez de Avellaneda y José Zorrilla.
tany y fue estrenada en el teatro Principal de Barcelona. Se trata, en suma, de un conjunto de creaciones dramáti-
Un año después, se representa en el teatro Variedades, cas que demuestra la inquietud plural de Carlos Fernández
de Almería, la versión española de la comedia Musette, de Shaw, su desmedido amor por la poesía y el vigor con que,
los franceses Guy de Maupassant y Jacques Normand, que hasta el final de sus días, apuró el veneno del teatro. El autor,
Carlos culminó al alimón con Federico Reparaz. También como su hijo Guillermo reflejó en el título de su biografía, fue
en 1906, en esta ocasión en el Arriaga de Bilbao, estrena la un poeta de transición en una época de gran agitación cultu-
comedia en verso en un acto El hombre feliz. ral. No es la suya una obra que buscara la convulsión explo-
En 1909, sumido ya en las brumas de la enfermedad radora y experimental de las vanguardias, se movió siempre
nerviosa que amargó sus últimos días, Carlos Fernández en la tradición, en el amor por los clásicos y en el gusto por lo
Shaw escribió con Francisco Toro Luna el sainete en prosa popular. El público le respondió siempre con agrado.
No somos nadie, estrenado en el madrileño teatro Lara “con Y de tal palo, tal astilla. Guillermo Fernández-Shaw

85
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 86

D O S I E R
GUILLERMO FERNÁNDEZ-SHAW

heredó de su padre la incombustible pasión por la escritura Polín no necesita abuela (1945), entremés en varios cuadros
y singularmente la predilección por el teatro y la zarzuela, publicado en la revista Letras, igual que El diálogo de los
donde muy joven, casi adolescente, continuó con la obra pavos, un proverbio humorístico en tres estampas también
emprendida por Carlos con el mismo éxito y también sin de 1945; los entremeses en prosa Un hombre difícil (1947),
alejarse de los cánones de la tradición. Sus memorias son Hace falta un tercer acto (1948), Las manos de las tres niñas
valientes y muy interesantes, entre otros aspectos, por lo (1949) y Dolly la excéntrica (1949), calificada de escenas de
que tienen de revelación de muchos detalles de la intrahis- la vida actual en prosa.
toria del mundo del espectáculo que conoció y sus peripe- El número de piezas inéditas, bocetos y notas para
cias en los planos tanto artísticos y costumbristas, como obras en proyecto de Guillermo Fernández-Shaw recogidas
políticos, sociales y económicos. en el legado es considerable, así que, con su permiso y tan-
Por lo que respecta a su producción dramática literaria, to para no abusar de su paciencia como por razones de
en el denominado teatro hablado para diferenciarlo del can- espacio, me limitaré a citar unas cuantas. Con Federico
tado, Guillermo estrenó un puñado de obras y dejó otro Romero escribió en torno a 1920 Vida de familia, una de las
buen puñado inédito, y se encargó de la traducción, princi- primeras de sus abundantes colaboraciones; alrededor de
palmente del francés, de bastantes títulos. Se advierte en el 1930, Serenata, adaptación libre una obra francesa de
conjunto una clara predilección por los temas históricos, en Albert Willemetz y Michel Duran, y Los cuartos de luna,
contraposición con el sesgo predominantemente popular de paso de sainete en prosa. Posteriormente, Gitana rubia
su ingente producción lírica. (1937); La capa de don Juan (1941), Ático letra D (1941),
Entre las obra estrenadas, hay un buen número de ellas Pena de vida (1942) y Luisa de la Vallière (1943), traduc-
escrito en colaboración con Federico Romero, como La ción de una comedia en tres actos y diez cuadros de Jean
mano de doña Leonor, un apunte de sainete en prosa en Jacques Bernard.
cuyo manuscrito figura anotado que se representó en Bar- Firmadas únicamente por él y fechadas alrededor de
celona como fin de fiesta formando cartel con Luisa Fer- 1920 se recogen La fiel consejera, proverbio en un acto divi-
nanda; Tres solteros inocentes, comedia en tres actos en dido en tres cuadros que adapta un original de Gerard
prosa estrenada en el teatro Poliorama de Barcelona el 23 D’Houville; En la noble ciudad de Ligura, cuyos personajes
de octubre de 1940; Bolero, traducción y adaptación de una son en buena parte los mismos de Sonata de primavera, de
comedia del francés Michel Durán, puesta en escena en Ramón del Valle-Inclán; Los dos Pierrots, a partir de un ori-
Valencia en 1943, y Los pájaros, una comedia en tres actos ginal de Edmond Rostand traducido por Fernández-Shaw,
ambientada en la Salamanca del siglo XVII, que subió al que describe esta pieza en un acto como una “obra para
escenario en Madrid en 1947. tres personajes: ellos dos y Colombina; una sinfonía en
En solitario, adaptó en 1943 Carles de Viana, pieza ori- blanco”. Fechadas alrededor de 1930 figuran Se necesita un
ginal de Miquel Saperas, que, como aclara Fernández-Shaw, corazón en buen uso, título que nuestro autor dio a su tra-
“llevaba como pórtico un estudio del propio Saperas, tam- ducción y adaptación de la comedia del francés Andrés
bién traducido por mí, examinando los antecedentes históri- Birabeau Tout n’est pas noir; Los ojos más bonitos del mun-
cos del hondo drama de que fue víctima el príncipe de Via- do, traducción de una pieza de Jean Sarment; José María,
na”. Se trata de una tragedia en cinco actos y en verso que obra de un acto cuya acción transcurre en un cortijo de los
en catalán no se había llegado a estrenar. Esta versión caste- alrededores de Andújar, y El corazón y el mundo, comedia
llana fue representada en función única por un teatro de dramática en tres actos original de Lorenzo Ruggi, de cuya
ensayo de Barcelona. traducción directa se encargó Tomás Baldasano y luego la
Obra de gran ambición son sus Estampas isabelinas dialogó Guillermo, que escribió sobre ella que era una
(1946), en las que, como se describe en el legado Fernán- “obra muy dramática que no interesó a las empresas”.
dez-Shaw, reúne escenas de distintas obras de autores dra- En torno a 1940, aparecen El pequeño teatro del mundo,
máticos españoles clásicos dedicadas a la Reina Isabel la compuesto por varias piezas breves: Se casa la niña, El por-
Católica, junto con partes de su propia creación, unido todo venir del chico, Ladridos de primavera, Un efusivo, Diálogos
entre sí por enlaces poéticos. Esta composición se represen- de playa, Charlas de trolebús y Ante el veraneo familiar; Un
tó en el patio de los Reyes de El Escorial el 18 de agosto de velero en Levante; Romancero del Cid Campeador, nueva
1951 con motivo del centenario de la Reina Isabel la Católi- versión del clásico compuesta y escenificada por él mismo;
ca. Y en esa línea también merecen ser subrayadas sus Estampas de la Epifanía del Señor, en la que enlaza, com-
Estampas de Alonso Quijano el bueno, un conjunto de esce- pleta y moderniza los diálogos del Auto de los Pastores de
nas concebidas a partir de varios episodios del Quijote estre- Gil Vicente, el primitivo Auto de los Reyes Magos, de autor
nadas en 1947 en el Teatro de la Naturaleza de El Escorial, anónimo, y el Auto de la huida a Egipto, inspirado en textos
con Fernando Fernán Gómez como protagonista, y La fuen- de los Santos Evangelios, y Epitalamio, traducción al caste-
te de los siete sacramentos, adaptación de un auto sacramen- llano de la comedia catalana Hymeneo de Javier Regás. Jun-
tal de Juan de Timoneda representado en el Paraninfo del to a su hermano Rafael, escribió la tragicomedia en tres
Real Colegio de Alfonso XII, de San Lorenzo de El Escorial, actos Fabián Alisio: doctor en química (1945) y la comedia
en septiembre de 1948, “con ocasión de las fiestas religiosas Don Celofán (1947), entre otras piezas.
organizadas para celebrar el XXV aniversario de la funda- Fruto de su gusto por los asuntos de raíz histórica son
ción de la sección local de la Adoración Nocturna española”. dos considerables trabajos. Uno es Carlos de España (1958),
La producción dramática estrenada que se conserva en descrito como “película de una vida imperial en dos partes,
la Fundación March se cierra con Evocación del Buen Padre escrita en prosa y verso para ser representada en el teatro”,
Bienvenido Noailles, una sucesión de cuadros en recuerdo que dedicó a su hijo Carlos Manuel. La obra, precisaba,
de la Fundación de la Sagrada Familia estrenada en el cole- “nació por mi deseo de contribuir, de algún modo, a los
gio de Nuestra Señora de Loreto (Madrid), el 24 de noviem- actos conmemorativos del fallecimiento del Emperador Car-
bre de 1962. los V”. El otro es Vasco Núñez de Balboa (1963), “estampas
Hay otra porción de trabajos dramáticos de Guillermo de una epopeya española” que llevan el sobretítulo de Oros
Fernández-Shaw cuyo estreno no consta, aunque aparecie- y luces del Descubrimiento. En resumen, una obra abruma-
ron publicados en distintos medios periodísticos, entre ellos dora por sus dimensiones, su variedad y su ambición.
La ofrenda del pastor viejo, entremés de Navidad en verso
que se publicó en El Correo Catalán en diciembre de 1944; Juan Ignacio García Garzón

86
303-Dosier_Dosier 22/12/14 11:37 Página 87

Grandes momentos te esperan en el Real


© Glyndebourne Festival (GFO)

© Alexander Polzin
Ópera Ópera
Hansel y Gretel El Público
Engelbert Humperdinck Mauricio Sotelo
Paul Daniel, Diego Rodríguez•Laurent Pelly Pablo Heras-Casado•Robert Castro
Del 20 de enero al 7 de febrero © Simon Fowler Del 24 de febrero al 13 de marzo
© Antoni Bofill

Ópera Danza
La traviata Ballet de Hamburgo
Giuseppe Verdi Muerte en Venecia
Renato Palumbo•David McVicar John Neumeier•Peter Schmidt
Del 20 de abril al 9 de mayo Del 18 al 21 de marzo
© Javier del Real
© Curro Casillas

Concierto Concierto
Ritos y geografías para War Requiem
Federico García Lorca Benjamin Britten
Rocío Márquez Pablo Heras-Casado•Susan Gritton
Pepe Habichuela•Arcángel J. Mark Ainsley•Jacques Imbrailo
28 de febrero 12 y 14 de marzo

Más información: Taquillas • 902 24 48 48 • www.teatro-real.com


303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 88

ENCUENTROS

ZUBIN MEHTA: Rodrigo Carrizo Couto

“SIEMPRE HA DE
SER LA PRIMERA VEZ”

H
a empezado Zubin Mehta (Bombay, 1936) el año con buen pie, dirigiendo por quinta vez el tradicional
Concierto de Año Nuevo en Viena ante 40 millones de espectadores. La buena nueva es Valencia, adonde
asegura volverá pronto para atizar las calderas del Palau de les Arts. Tres de las producciones que allí dirigió le
han valido el galardón a la mejor dirección de los IX Premios Teatro Campoamor de Oviedo que se entregarán
en marzo. No será este 2015 el de su ansiado Parsifal, que ya ensaya mentalmente mientras cumple con los compromisos
de una agenda cargada de conciertos, óperas, giras y grabaciones. Lo único que no concibe es la idea de una retirada.
“Aún me siento con fuerzas”. Las mismas, confiesa, que cuando dirigió en la Ciudad Prohibida de Pekín, en los suburbios
de Harlem o en Japón durante el fatídico terremoto de 2011. “Seguiré llevando la música allí donde más la necesiten”.
Palabra de un maestro que hoy sueña, contra todo pronóstico, con poner música al fin del conflicto palestino-israelí.

88
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 89

ENCUENTROS
ZUBIN MEHTA

Qué mejor forma de inaugurar el 2015 que gado de verdad. volveré. A través de Helga Schmidt,
en Viena, donde debutó en 1958. ¿Qué Usted lleva más de cinco décadas dirigien- con la que mantengo una excelente
hace mejor ahora que cuando tenía 22 do las mejores formaciones, de Berlín a relación, me llegan buenas noticias.
años? Los Ángeles. ¿Cuál diría que es hoy la Parece ser que los políticos están dis-
Espero que haya ganado en madu- mejor fábrica de sonidos del mundo? puestos a asumir un compromiso serio
rez… [Risas]. En cualquier caso, no me No creo en las listas, ni en los ran- con el Palau, equivalente al que man-
corresponde a mí hacer ese tipo de kings, ni en la opinión de unos pocos tiene el Gobierno central con el Teatro
valoraciones. A Viena le debo muchas hombres no exentos de sus propios Real y el Liceo. El público valenciano
cosas, empezando por mi formación intereses. La mejor orquesta del mun- sabe que hay demasiadas cosas en jue-
como músico y siguiendo por las tres do no existe porque todas pueden ser- go cuando se toma la decisión de
cuartas partes de mi repertorio como lo en algún momento. Una tarde cual- cerrar un teatro, que es lo que se habí-
director. Estudié en las aulas de la Aca- quiera, un grupo de músicos se reúne an propuesto con los presupuestos
demia de Música con Hans Swarovsky en torno a un director mientras el aprobados en los últimos años.
y todo lo que sé de una orquesta lo público les observa en silencio. Las ¿Es verdad que algunos músicos de la
aprendí al frente de la Filarmónica de condiciones son las adecuadas, pero Orquesta de la Comunidad Valenciana le
Viena, con la que llevo más de cin- no se pueden precisar. Tiene que ver pidieron que les recomendara para otras
cuenta años colaborando. Se dice con la experiencia de los músicos y el formaciones?
pronto, pero ahí es una vida. talante del director, con las horas de Me gustaría decirle que no, que
¿En qué consistieron esta vez las variacio- ensayo y los estados de ánimo, con la son falsos rumores, pero es triste-
nes al programa de Año Nuevo? acústica de la sala y el recogimiento mente cierto. Acudieron a mí como
Queríamos rendir homenaje a la del público. Y el programa, por yo lo habría hecho de haberme
primerísima Escuela de Viena. Me supuesto. Lo que a continuación ocu- encontrado en su misma situación.
refiero, evidentemente, a la celebra- rre dentro de esa sala es maravilloso, Por supuesto que les di algunas refe-
ción de los 650 años de la Universidad pero no se puede explicar ni mucho rencias e intermedié cuando tuve
y del bicentenario de la Escuela Técni- menos medir u ordenar por tamaños ocasión. ¿Qué iba a hacer? No podía
ca. De ahí que sonaran las polcas Stu- porque tiene que ver con algo tan pro- dejarles en la estacada…
denten y Elektro-magnetische que fundo e insondable como los senti- ¿Está satisfecho con el nivel alcanzado por
Strauss hijo compuso para estos cen- mientos. Quiero decir con esto que los los músicos en estos siete años?
tros y la obertura de Ein Morgen, ein músicos no son plusmarquistas ni los La orquesta ha trabajado mucho y
Mittag und ein Abend in Wien [Una directores tenemos récords que batir. bien hasta ponerse a la altura de las
mañana, una tarde y una noche en Tenía 31 años cuando en 1968 fue portada formaciones de las grandes casas de
Viena] de Franz von Suppé. El progra- de la revista Time en un número dedicado ópera europeas. No hay más que escu-
ma quería recuperar también el norte a los jóvenes directores que estaban lla- char el ciclo de El anillo wagneriano.
de nuestro presente. Por eso incluimos mados a convertirse en herederos de los No conozco una orquesta tan joven
el vals An der Elbe, río que desemboca grandes maestros del siglo XX. ¿Quiénes que cuente con semejante carta de
en el Mar del Norte, y una obra del serán los siguientes? presentación.
compositor danés Hans Christian Recuerdo que el hombre que me ¿Ha estado Omer Wellber a la altura de las
Lumbye. retrató para aquella portada era Boris circunstancias?
¿Qué le ha pedido a este 2015 que empieza? Chaliapin, hijo del famoso bajo ruso Creo que sí. Aunque también le
Rodrigo Carrizo Couto

No hay cosa que más desee en Feodor Chaliapin, así que nos pasamos digo que la decisión de traerlo fue de
este mundo que la paz en Oriente Pró- toda la sesión hablando de música… doña Helga y no mía. Cuando se con-
ximo. Reconozco que los últimos En cuanto a su pregunta, el relevo firmó su contrato yo todavía no lo
acontecimientos han hecho mella en generacional está garantizado. Hay conocía.
mi optimismo, pero todavía confío en muchos y muy buenos directores de ¿Qué tendría que suceder para que visitara
que palestinos e israelíes puedan con- todas las edades y latitudes. Me gusta otros fosos de la geografía española?
vivir en paz. Leyendo los titulares de especialmente el trabajo que lleva a Algo tan sencillo como que sonara
los periódicos, que cada día nos infor- cabo Philippe Jordan en la Ópera de el teléfono, y aún no se ha dado el
man del recrudecimiento del conflicto, París. Kirill Petrenko está haciendo caso. Me gusta mucho España, que
he terminando asumiendo la esperan- una labor formidable en la Ópera Esta- cuenta con algunos de los mejores tea-
za como una responsabilidad moral. tal de Baviera desde que llegó en tros y salas de concierto del mundo. La
Porque si nadie cree en que algo bue- 2013. Y Vladimir Jurowski ha demos- prueba de que me siento respetado y
no pueda ocurrir, ¿qué nos queda? trado tener talento de sobra para asu- querido es que en marzo viajaré a
Dos de sus mejores amigos, Lorin Maazel y mir responsabilidades tanto si se trata Oviedo para recoger el galardón a la
Claudio Abbado, fallecieron en 2014. de subirse al podio de la Filarmónica mejor dirección musical de los premios
¿Cómo ha encajado el golpe? de Londres como de gobernar el foso líricos Teatro Campoamor. En 2007
No es fácil dejar a gente a la que del Teatro Bolshoi. recibí la misma estatuilla, precisamente
quieres por el camino, sobre todo si Hace unos meses se despidió del Palau de por la producción de Fidelio con la
se trata de dos de los grandes directo- les Arts con una producción de Turandot. que se inauguró el Palau de les Arts.
res del siglo pasado. Me consuelo Hubo bravos y confeti para usted y abu- Se dice que tiene usted el caché más ele-
pensando que, al menos, nos queda cheos para los políticos que se dejaron vado del mundo. ¿Es eso cierto?
su música. Siempre podré escuchar la caer por el Festival de Mediterrani. ¿Qué Rotundamente falso. Le podría dar
integral de la Sinfonías de Bruckner balance hace de estos años en Valencia? diez nombres de directores que cobran
que grabó Maazel, sus emocionantes La situación en España está mejo- más que yo. Alguno le sorprendería…
Debussy y Ravel, su personalísimo rando y parece que, por fin, vemos la También ha ofrecido sus servicios sin
Sibelius. En cuanto a Abbado, nadie luz al final del túnel. Quiero decir que cobrar nada a cambio. El propio Alfonso
ha sabido leer como él las partituras aquella Turandot sonó a despedida, Aijón ha encomiado su solidaridad en los
de Mahler y Verdi. Su mera presencia pero no lo fue. Aún es pronto para peores momentos de Ibermúsica. ¿Lo
en el podio era una especie de revela- concretar el cuándo y el cómo. Calculo comido por lo servido?
ción. Parecía venir de otro mundo car- que en dos años por lo menos, pero No hace mucho he dirigido un

89
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 90

ENCUENTROS
ZUBIN MEHTA

concierto no remunerado en Múnich. daño al CD, pero eso no significa que Valencia con La Fura dels Baus me
En Valencia me rebajaron el sueldo haya desaparecido. En mi última gira abrió un nuevo horizonte de sensacio-
varias veces y en Florencia llevo más por China y Japón con la Filarmónica nes. He dirigido Tannhäuser en La
de dos años sin percibir mis honora- de Israel me sorprendió ver que la Scala y, no hace mucho, Tristán e Isol-
rios. Qué quiere que le diga. La crisis gente esperaba a los músicos con los da en Florencia, convencido de la
ha hecho estragos y todos debemos discos para que se los firmaran. Los grandeza de estas óperas. Pero que
poner de nuestra parte. sellos discográficos se ven obligados a haya celebrado el bicentenario de
¿Ha pensado alguna vez en retirarse? renovarse constantemente y ahora Wagner [2013] en salas de concierto de
La pregunta está ahí, en el aire, parece que están remontando el vuelo todo el mundo no significa que tenga
pero nunca me la he tomado en serio. con grabaciones en directo, lo que en que hacerlo también en Israel. No
Por una razón muy sencilla, y es que sí mismo puede entrañar un riesgo, mientras siga habiendo gente con
la edad que tengo no es la que pone pues la gente ya está acostumbrada a números tatuados en el cuerpo. Lo
en mi pasaporte. ciertos estándares de calidad. Sin intenté en 1981, durante las propinas
Para los que vienen detrás, ¿perdurará el embargo, este tipo de registros permi- de un concierto, y el experimento no
formato tradicional de concierto? ten percibir otras cosas, una frescura salió bien. Me duele que Wagner due-
El concierto es y será lo que siem- que no siempre es posible en los estu- la, pero por encima de todo está la
pre ha sido. Pero no hay razones que dios de grabación o en las salas de gente y sus sentimientos.
nos impidan mejorar el envoltorio y concierto sin público. Donde en otro ¿Cómo reaccionó al enterarse del pasado
hacer los programas más atractivos tiempo fue el DVD ahora es el CD en nazi de la Filarmónica de Viena?
para la gente joven. Le hablo de incluir directo. Como el del Concierto de Año Preferiría no hablar de ese tema.
música de cine en las temporadas de Nuevo… Demasiado complejo y doloroso.
concierto o de enriquecer la música Dice usted que dirigir es un aprendizaje Llama la atención de sus memorias, La par-
con coreografías. En Tokio dirigí a los constante. ¿Qué fue lo último que no titura de mi vida, su capacidad de autocrí-
músicos de la Filarmónica de Israel en sabía? tica. ¿Qué capítulo de su biografía volvería
una Novena de Beethoven participada Sigo soñando algunas noches que a escribir si tuviera la oportunidad?
por algunos miembros del Maurice me planto delante de una orquesta sin He cometido muchos errores. Los
Béjart Ballet. El espectáculo no sólo estar suficientemente preparado. Por peores, sin duda, son los que tienen
era respetuoso con la partitura, sino eso trato de enfrentarme a la partitura que ver con mi condición humana. Por
que ayudaba a su comprensión. Hay como si no la hubiera leído nunca, ejemplo, cuando llegué a la Filarmóni-
que recuperar la figura del pedagogo analizando cada nota con el mismo ca de Ángeles con 25 años tenía profe-
que explica al público lo que se dispo- método exhaustivo que me enseñó sores a mi cargo que habían tocado
ne a escuchar y comenta luego las Swarowsky. El truco consiste en que con Stravinski, Klemperer o Bruno
impresiones, responde preguntas o siempre sea la primera vez. De esta Walter. Yo había sido educado en la
plantea algún debate. Hay que lanzar manera, afloran los detalles. Me refiero disciplina musical de Swarowsky,
anzuelos. En Tel Aviv hemos puesto a un silencio que se dilata para decir- heredero de la tradición toscaniniana,
en marcha los jeans concerts, a los nos algo que no sabíamos o a un tem- o lo que comúnmente se conoce como
que, como su propio nombre indica, la po que de pronto adquiere un sentido la vieja escuela. Como es natural, era
gente puede ir vestida como le venga diferente. El resultado sonoro es prác- muy joven y quería hacerme valer,
en gana. Tras el concierto, hay una ticamente el mismo, pero gracias a pero muchas veces no tuve en cuenta
discoteca en el lobby. No se trata de esas nuevas filigranas todo fluye con los sentimientos de algunos músicos.
hacerle la competencia a Mozart o mayor frescura. Recientemente he diri- En algún momento llegué a tratarlos
Brahms, sino de demostrar que la gido Falstaff en Salzburgo y en Floren- mal. El tiempo y la experiencia me
música clásica no es tan seria y que cia, y durante los ensayos me di cuen- demostraron más tarde que el lideraz-
admite todo tipo de sensibilidades. ta de que, en la escena en que el pro- go de un director no está reñido con
¿Diría que las nuevas tecnologías han ayu- tagonista habla con Ford de dinero, cierta camaradería. Resulta inadmisible
dado más que perjudicado a la música? Verdi hace sonar un triángulo. Siempre que un músico lo pase mal mientras
Sin duda. Internet ha hecho posi- supe lo que quería decir con ello, pero interpreta una partitura, porque eso se
ble que la música llegue a más gente, esta vez me atreví a ser más descripti- nota en el resultado. Hoy sé que la
lo que explica el interés que en los vo, para que el público pudiera escu- música es, por encima de cualquier
últimos años ha despertado la cultura char las monedas sin tener que adivi- otra cosa, comunicación.
musical de Occidente en países de narlas. Este tipo de cosas marca la Como la que le faltó con el violonchelista
Asia. Todo será para bien mientras que diferencia. Enrico Mainardi nada más trasladarse a
internet se mantenga fuera de las salas. ¿Le queda alguna cuenta pendiente, una Canadá para ocuparse de la Sinfónica de
En lo que a mí respecta, no me he vis- obra o compositor que no haya dirigido Montreal en 1961. Lo cuenta también en el
to nunca en la necesidad de descargar todavía y que le gustaría incluir en su libro…
nada. No llegará el día en que se repertorio? [Risas]. El ejemplo está muy bien
invente un iPod capaz de igualar la ¡Tengo tantas cosas por hacer y tan traído. Porque, en los momentos pre-
calidad de una orquesta en directo. No poco espacio en la agenda! Esta tem- vios al Concierto para violonchelo de
sé si me explico… porada voy a enfrentarme por primera Schumann, noté a Mainardi algo ner-
Ha grabado a placer y vendido lo que no vez a una serie de obras de John vioso. Trataba de decirme algo pero
está escrito. ¿Qué futuro le augura a la Adams en Israel. Estaba previsto que yo no le prestaba mucha atención, así
industria discográfica? dirigiera mi primer Parsifal el año que dirigí todo el concierto sin darme
Cada época lleva unos formatos pasado, pero el proyecto se ha pos- cuenta de lo que pasaba. Sólo al final,
asociados, y contra eso no se puede puesto. Espero que llegue pronto ese según me giraba hacia el público, se
luchar. Donde antes había vinilos aho- día, porque me hace verdadera ilusión. acercó para susurrarme: “Pantaloni son
ra tenemos una nube de descargas. Y Ahora que lo dice, ¿le ha cohibido alguna aperti” [Tiene la bragueta abierta].
habrá que estar preparado para lo vez su compromiso con Israel a la hora de Imagínese el bochorno.
siguiente. Es evidente que los nuevos abordar obras de Wagner?
hábitos de consumo han hecho mucho La experiencia de la Tetralogía de Benjamín G. Rosado

90
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 91
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 92

EDUCACIÓN

APRENDER DE LO RARO

L
as rarezas nos ayudan a menudo a ver lo
obvio. Lo cotidiano se ilumina a la luz de
lo excepcional. Nos damos cuenta de las
cosas cuando dejamos de percibirlas como
habituales. El olor de nuestras casas se nos
aparece solamente cuando nos ausentamos
durante un largo viaje y descubrimos con cierta
ilusión la lógica de la división matemática
cuando volvemos a enseñársela a un niño
pequeño.
En el estudio de la música, y por razones
que no vienen al caso, hay instrumentos en los
que pasan inadvertidos aspectos obvios del
aprendizaje. Uno de ellos, especialmente básico,
es la producción del sonido.
Siempre que imparto un curso para pianistas
descubro alguno que ignoraba por completo la
existencia de los armónicos, y no como concep-
to teórico del que hubiera oído hablar, sino
como una realidad que se produce en todas las
cuerdas del piano. Son personas que no oyen
las diversas notas que hay contenida en cada
una de las notas. Esto, que no sucede en instru-
mentos como el violín, la guitarra o la trompeta,
es muy habitual entre pianistas porque el piano se suele tra- pero es posible. Las campanas suelen producir subarmónicos
tar como una caja que sólo se abre y sólo se mira una vez al y es ese sonido grave, más grave que ninguna de las notas
año cuando viene un afinador a darle un repaso. Los afina- que en realidad produce su metal, el que las hace tan efica-
dores lo saben muy bien. Terminadas sus afinaciones, los ces para llenar las comarcas con su llamada. Son, por decirlo
pianistas no encuentran la forma de probar si les gusta más o así, notas fabricadas fuera de la campana. Otro ejemplo más
menos. Perciben una mejoría general (está afinado), pero se cercano es el del violinista Mari Kimura, que no sólo es capaz
sienten incapaces de decir qué es lo que ha mejorado. Tra- de tocar notas hasta una octava por debajo de la nota más
tan la afinación como la revisión del taller del coche. Si el grave del violín, sino que ha convertido esta rareza en su
afinador les pidiera elegir entre diferentes tipos de afinación especialidad y la está llevando al ámbito de la composición
los pondría en un aprieto. expandiendo así las posibilidades del instrumento.
De nada sirve la teoría de todos conocida de que las Oí hablar por primera vez de los subarmónicos en 1985,
notas musicales generan armónicos y que estos son otras y en aquella ocasión se trataba de efectos no buscados en
notas que están ahí, sonando en nuestros oídos, y que las determinadas composiciones para grupos de metales. Al
notas musicales y los sonidos en general vienen de fábrica combinar determinados intervalos entre instrumentos, el
con ese acompañamiento. Si nos hubieran enseñado que las arreglo generaba en algunos momentos notas más graves
notas no son una sino muchas en una, habríamos empezado que las estaba tocando ninguno de ellos. La explicación físi-
a entenderlo desde el principio. Todo ello no responde a ca tiene que ver con la longitud de las ondas y sus combina-
otra cosa que a las leyes de la naturaleza, es anterior a la ciones. Al parecer, es posible generar ondas largas combi-
fabricación del primer instrumento, está en el cuerpo huma- nando de determinada manera ondas más cortas.
no, en el agua, en el viento, en la madera y en la piedra, y Kimura ha llevado con éxito esta idea al violín y consi-
está descrito con todo detalle en miles y millones de estudios gue sus sonidos inexistentes desplazando el arco más lenta-
de física y de acústica. mente pero con mayor presión sobre la cuerda.
En el curioso caso de los pianistas la existencia y difusión Encontramos otra rareza en el canto multifónico, un tipo
de esta teoría ha servido de poco y siguen sin oír sonidos de canto en el que una persona emite varios sonidos a la
que, por decirlo llanamente, están ahí. vez. De nuevo, encontramos la explicación en la acústica, y
esta vez, aunque el efecto es igual de desconcertante, la
Lo raro explicación nos resulta más familiar. El cantante multifónico
aprende a destacar armónicos y hacerlos sonar, en vez de
Dos ejemplos nos sirven para encontrar ese lado excepcio- como armónicos, como “otras notas”. Al igual que el ejem-
nal que tal vez ayude, yéndonos al otro extremo, a com- plo de las campanas, tenemos uno bien conocido para la
prender la complejidad del sonido: los subarmónicos y el multifonía vocal, y es la voz cascada, sea ésta la de Camarón
canto multifónico. de la Isla o la del vecino con faringitis.
Los subarmónicos son sonidos que suenan por debajo de Si encontrásemos una combinación de estas dos rarezas,
la nota fundamental. Acostumbrados como estamos a oír que es decir, la del cantante capaz de cantar subarmónicos, pro-
los armónicos sólo pueden producirse por encima, es decir, metemos dedicarle atención en futuros números.
más agudos que la nota fundamental, cuesta aceptar de forma
intuitiva que pueda haber algo que suene por debajo de ésta, Pedro Sarmiento

92
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 93

JAZZ

KENNY GARRETT, UNA


LUZ DE HOY CON
SOMBRAS DEL PASADO

D
e cincuenta años acá, el legado de Charlie Parker
está presente en cualquier saxofonista, máxime si la
opción ha sido la del saxo alto. En Kenny Garrett
esta herencia se ve ampliada por la manifiesta
influencia que John Coltrane ha ejercido en sus elaboracio-
nes. No es casual que, en 1996, publicase el disco Pursuan-
ce: The Music of John Coltrane, repleto de composiciones de
Coltrane. Y tampoco lo es que hace unos años el objeto de
sus atenciones fuese Charlie Parker, en un proyecto en el
que también medraban Roy Hargrove, David Kikoski, Dave
Holland y Roy Haynes, este último, por cierto, impulsor de
la idea. O en otros momentos Sonny Rollins, Chick Corea o
Miles Davis… Acerca de Kenny Garrett, nacido en Detroit,
en 1960, se han realizado infinidad de comentarios, aunque
bien podrían verse reducidos todos al único que, en los
treinta últimos años, han ofrecido varias de estas supernovas
del jazz, reclamándole para sus propias formaciones; ellos,
mejor que nadie, han informado de su atractiva talla técnica.
A los dieciocho años, Kenny Garrett ya se sentaba tras
los atriles de la Duke Ellington Orchestra, y, tras un intenso
periodo de giras por todo el mundo, aún hubo de pasar por
otras dos orquestas, las de Frank Foster y Mel Lewis, hasta
que la fonográfica Criss Cross le dio la oportunidad de gra-
bar su primer disco como titular. Tuvo suerte para ser un
debutante; Woody Shaw y Mulgrew Miller aparecían entre
los créditos de aquel disco: Introducing Kenny Garrett.
El reconocimiento le llegó en la siguiente entrega forman-
do en el seno del sexteto Out of the Blue. Con este grupo, y
Keith Major

doblando para Freddie Hubbard, Garrett consiguió el ansiado


estatus, confirmado cuando, poco después, acudió al reclamo
de Art Blakey y, más tarde, al de Miles Davis. Fiel a la tradi-
ción de los modelos de Jackie McLean y Cannonball Adder-
ley, seguridad y velocidad vertiginosa en la construcción del creación colectivo, en el que para crecer necesitas del diálo-
fraseo, Garrett consiguió con Miles varios de los momentos go. Así queda demostrado e su último disco, Pushing the
más sublimes en las últimas bandas eléctricas de este último. world away, tercer registro que publica para el sello Mack
Todo lo contrario que su compañero de viaje en esta banda y Avenue. Allí, los explícitos homenajes a sus mencionados
en este tiempo, Bill Evans, que parece haber vivido junto a maestros (Hey, Chick, J’ouvert, Chucho´s Mambo…) no son
Miles sin aprender nada de su actitud y ni su legado. más que puntos de partida hacia universos jazzísticos parale-
El fuerte de Kenny Garrett este hombre consiste en los, donde la voluntad del grupo siempre se impone. Recien-
“emancipar” el jazz moderno de esquematismos, llevándolo temente lo comprobamos sobre el terreno, en el Riviera
a terrenos que, unas veces, quedan horadados por las músi- Maya Jazz Festival, donde a Garrett le bastaron un par de
cas del mundo y, otras, por la fusión. Solos de una muy temas cruzados con cantos yorubas y mucha espiritualidad
poco previsible progresión y una fogosidad que, “desgañi- coltraneniana para afianzar un jazz poderoso e imaginativo.
tando” su instrumento, hacen temer por su salud, son res- Estuvo inconmensurable con el alto y especialmente inspira-
ponsables de que Garrett cuente con una de las legiones de do con el soprano, colocando en la delantera rítmica a un
incondicionales más abultadas del mundo del jazz. pianista de raza, Vernoll Brown, que se erigió en otro mere-
Desde entonces hasta ahora, tres décadas de impecable cido protagonista cada vez que el saxofonista le dio paso.
ejercicio le han situado en la cima del jazz contemporáneo, La actuación del saxofonista nos reconcilió con un artista
así como notables registros discográficos que hablan mucho que también a veces se confunde al mirarse afuera y no
y bien de su soplo: Trilogy, Pursuance: The Music of John adentro, no tanto para exhibirse, sino simplemente por optar
Coltrane, Songbook, Simply Sid, Olf Folks, Beyond the Wall, por puntos de vista equivocados. Kenny Garrett fue sin duda
Standard of Language, Sketches of Miles Davis, Happy Peo- una de las estrellas del certamen, la cita más importante del
ple… Todos estos álbumes, editados por Warner, vienen a circuito jazzístico mejicano, seguida de las de Guadalajara y
resumir el latido jazzístico de este saxofonista valiente al que Mazuente, este último en el estado de Oaxaca. Y no era tarea
le mueven los retos, como en su día le movieron las entra- fácil, pues enfrente del programa tenía, entre otros, a la Unity
ñas maestros —ya mencionados— como Chick Corea, Sonny Band de Pat Metheny, el proyecto más audaz del guitarrista
Rollins o el propio Chucho Valdés, además del consabido en los últimos diez años, o la leyenda de Chick Corea, invita-
Miles Davis, la figura más influyente quizás en su particular do para clausurar un festival que, en su tres jornadas, registró
puesta al día del genero. “Miles Davis está siempre presente la participación de más de 30.000 aficionados.
en música”, ha comentado el saxofonista recientemente.
Del trompetista aprendió que la música es un acto de Pablo Sanz
93
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 94

GUÍA

LA GUÍA DE SCHERZO
MADRID

CNDM
(Centro Nacional de Difusión Musical)
c/ Príncipe de Vergara, 146. Teléfono: 91 337 02 34 / 40
www.cndm.mcu.es
Localidades Auditorio Nacional / Teatro de la Zarzuela: taquillas, teatros del INAEM, 902 22 49 49 y www.entradasinaem.es

Ciclo SERIES 20/21 – Ciclo Museo sopranos Juan Sancho, tenor


MUSEO NACIONAL CENTRO DE Philippe Jaroussky, Maarten Engelt- Ciclo LICEO DE CÁMARA XXI Cantar de Amor
ARTE REINA SOFÍA. Auditorio 400 jes y José Lemos, contratenores AUDITORIO NACIONAL DE MÚSI- Obras de G. Sanz, F. Alqhai, J.
Lunes, 12. 19:30h. Entrada libre Christian Immler y Jesse Blumberg, CA. Sala de Cámara Hidalgo, A. Falconieri, J. Marín, M.
ENSEMBLE OPUS 23 barítonos Martes, 20. 19:30h Machado, H. Butler, F. Guerau, M.
ANDRÉS SALADO, director Aaron Sheehan y Colin Balzer, ADOLFO GUTIÉRREZ, violonchelo Romero “Capitán” y Anónimo.
Pourquoi? tenor JUDITH JÁUREGUI, piano
Obras de A. Webern, C. Halffter. A. A. Steffani: Niobe, regina di Tebe. Nueva savia Ciclo JAZZ EN EL AUDITORIO
Guinovart, A. Berg y A. Schnittke. Obras de D. Shostakóvich, T. AUDITORIO NACIONAL DE MÚSI-
Lunes, 26. 19:30h Garrido, J. L. Greco y S. Rachmani- CA. Sala de Cámara
Ciclo UNIVERSO BARROCO EUROPA GALANTE nov. Viernes, 30. 20:00h
AUDITORIO NACIONAL DE MÚSI- FABIO BIONDI, director JORGE PARDO, saxofón
CA. Sala Sinfónica Sonia Prina y Romina Basso, con- Ciclo UNIVERSO BARROCO Enrique Rodríguez “Enriquito”,
Domingo, 18. 18:00h traltos AUDITORIO NACIONAL DE MÚSI- trompeta
BOSTON EARLY MUSIC FESTIVAL Vivica Genaux y Lucia Cirillo, mez- CA. Sala de Cámara Josemi Carmona, guitarra
ORCHESTRA zosopranos Jueves, 22. 19:30h Javier Colina, contrabajo
PAUL O’DETTE y STEPHEN Roberta Invernizzi, soprano ACCADEMIA DEL PIACERE José Manuel Ruiz “Bandolero”,
STUBBS, directores Ugo Guagliardo, bajo FAHMI ALQHAI, viola da gamba y batería y percusión
Karina Gauvin y Teresa Wakim, F. M. Veracini: Adriano in Siria. dirección Huellas, entre amigos

TEATRO REAL
Información y venta: Taquilla ·
902 24 48 48 · www.teatro-real.com
Ópera na Copons. Ruth Rosique. Diana Titulares del Teatro Real. 29, 30 G. Verdi, C. Saint-Saëns…Sala prin-
Hansel y Gretel. E. Humperdinck Montague. Coro y Orquesta Titula- diciembre, 2 y 3 de enero. 20.00 h. cipal. 29 de enero, 20.00 horas.
(1854-1921). Directores musicales: res del Teatro Real. Pequeños can- Sala principal.
Paul Daniel / Diego Rodríguez (27 tores de la JORCAM. Enero: 20, 22, Concierto Audra McDonald
de enero) · Director de escena y 24, 27, 30. Febrero: 1, 3, 5, 7. 20.00 Proyecto pedagógico Cantante y actriz. Obras de G.
figurinista: Laurent Pelly. Escenógra- horas; domingos: 18.00 horas. Sala Omelette. Teatro de sombras. Clair Gershwin, Stephen Sondheim, Kan-
fa: Bárbara de Limburg. Iluminador: principal. de Lune Théàtre. Música: Jean der&Ebb y Michael John LaChiusa.
Joël Adam · Coreógrafa: Laura Scoz- Jadin. Escenografía: Elise Dethier. Sala principal. 31 de enero, 20.00
zi · Dramaturga: Agathe Melinand . Danza Enero 17, 18, 24, 25, 31 de enero; 1 horas.
Director del coro: Andrés Máspero. Víctor Ullate Ballet. El amor brujo, de febrero de 2015 (11.00 y 13.00
Directora del coro de pequeños Manuel de Falla (1876-1946). Core- h). Sala Gayarre. ¡Todos a la Gayarre! Talleres de
cantores de la JORCAM: Ana Gon- ografía: Víctor Ullate. Dirección introducción a la música para toda
zález. coreográfica: Eduardo Lao. Direc- Conciertos la familia. La casa de chocolate. 10
Bo Skovthus. Alice Coote Sylvia ción musical: Josep Pons. Cantante: Concierto Concurso Francisco Viñas de enero 17.00 h. 11 de enero 12.00
Schwartz. José Manuel Zapata. Ele- Estrella Morente. Coro y Orquesta Violeta Urmana, soprano. Obras de y 17.00 h. Sala Gayarre.

TEATRO DE LA ZARZUELA SEVILLA


Jovellanos, 4. (91) 5.24.54.00 http://teatrodelazarzuela.mcu.es. Localida-
des: www.entradasinaem.es, Taquillas y 902 22 49 49.
TEATRO DE LA MAESTRANZA
Chaplin en La Zarzuela: The immi- general (El maquinista de la Gene- Paseo de Cristóbal Colón, 22 . 41001 Sevilla
grant y The Kid. ral). Domingo 4 de enero a las 18 h. Teléfono 954223344
Viernes 2 de enero, a las 20 h. www.teatrodelamaestranza.es
Lady, be good / Luna de miel en
Gala de Los Amigos de la Ópera. el Cairo, de George Gershwin y Días 8, 9, 10 y 11 de enero, 2015 El cascanueces
Sábado 3 de enero, a las 20 h. Francisco Alonso. Del 31 de enero BALLET NACIONAL DE ESTONIA Música, Piotr I. Chaikovski
Búster Keaton en La Zarzuela: The 15 de febrero de 2015. Director artístico, Thomas Edur Real Orquesta Sinfónica de Sevilla

94
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 95
303-Pliego final_Pliego final 22/12/14 11:34 Página 96

CONTRAPUNTO

SIBELIUS ESTÁ
MUERTO

L
os países nórdicos produjeron dos importantes composi- muy necesitada de una reconfiguración. Al evitar la disonancia,
tores en 150 años. Desgraciadamente ambos nacieron en persiguió lo que el compositor inglés Robert Simpson consideró
el mismo año, condenándose así, para siempre, a compar- como una “tonalidad en evolución”, una alternativa orgánica al
tir jubileos y centenarios. La cronología puede ser cruel formato consolidado. Sibelius no consiguió producir una sinfo-
con los compositores, sobre todo con los perdedores. nía hasta que tenía treinta y cuatro años. Cuando lo hizo, fue
Carl Nielsen, nacido el 9 de junio de 1865, aletea a la sombra blanda, ligera a lo Chaikovski, regresiva. Con su Segunda Sinfo-
de Jean Sibelius, nacido el 8 de diciembre. Sibelius es una figura nía, Sibelius alcanzó fama mundial. Escrita en 1902, después de
que hizo época. Su música definió una nación y su rostro arru- una temporada de durísima represión rusa, se convirtió en favo-
gado la personificó en tiempos de crisis existencial. Sus sinfonías rita inmediata del público y muchos famosos maestros iban
son formalmente inmaculadas, tan ordenadas como el plató de corriendo a la puerta del compositor. Sibelius produjo después
una película de Bergman. Las Sinfonías Segunda y Quinta con- una Tercera de helada claridad, un rechazo al romanticismo tar-
siguieron una instantánea y duradera popularidad. Durante la dío de Bruckner y una declaración de orden casi autista.
última mitad del siglo pasado, los compositores más importantes Nielsen, al trabajar por las noches en Copenhague como
en Gran Bretaña y Estados Unidos se esforzaron por superarse director musical de ópera para dar a comer a su familia, luchaba
los unos a los otros en su emulación de las obras de Sibelius. por forjar un linaje sinfónico. De sus seis sinfonías, la Tercera,
Nielsen, al contrario, no tiene imitadores. Apenas se escu- llamada Sinfonía Espansiva, refleja las preocupaciones ecológi-
chaba su música fuera de Dinamarca. Pocos músicos, sean de cas de Mahler mientras la Cuarta, la Inextinguible, evoca un
donde sean, son capaces de silbar una melodía suya. Aparte de mundo en guerra. A los sombríos daneses les parecía graciosa
sus obras maestras para instrumentos de viento, ninguna ofrece su ópera cómica Maskarade, pero sus sinfonías no igualaban su
argumentos suficientes para que se interprete con regularidad. sensibilidad para entender el espíritu de los tiempos. Nielsen
Y una vez dicho esto —y estoy a punto de escandalizar a cinco perdió el camino al final; su Sexta Sinfonía era obstinadamente
millones de finlandeses— Nielsen es —tanto el hombre como obtusa. Murió de una enfermedad cardíaca en 1931, con sesenta
el compositor— más interesante que Sibelius: más auténtico, y seis años, y sus obras orquestales no llegaron al público inter-
más expresivo, más accesible y más fácil de apreciar. nacional hasta que Leonard Bernstein las interpretara con la
La economía determinó sus dispares destinos. Sibelius fue Filarmónica de Nueva York en la década de 1960, como un antí-
un hombre rico en un país pobre. Nielsen un luchador en tie- doto al predominio de Sibelius.
rras labrantías. El finlandés nació en una casa de clase media Sibelius señalizó la independencia de Finlandia de los rusos
relativamente cerca de Helsinki —la conexión por ferrocarril con una versión final de su problemática Quinta Sinfonía y
fue construida tres años antes de que naciera. Nielsen fue el tuvo que abandonar su casa durante una gran parte de la subsi-
séptimo hijo de unos campesinos dedicados a la agricultura de guiente guerra civil. Dos sinfonías posteriores llevaban el sello
subsistencia en la isla de Fünen. Un largo recorrido en barco de un truculento individualismo antes de que, en 1926, quedara
desde cualquier lugar salvo desde la casita de Hans Christian en silencio para el resto de su vida. En 1939 habló por la radio
Andersen. Decía que aún a los cinco años siguió mamando la para rogar al mundo que salvara a Finlandia de la aniquilación
leche del pecho de su madre. Sus memorias, publicadas en rusa. Mucho después de su muerte en 1957, su rostro permane-
1927, son una exquisita evocación de simplicidades perdidas. ció en la moneda del país y sólo desapareció cuando Finlandia
Sibelius tuvo de joven un trastorno de déficit de atención y se unió al euro en 2002. El aniversario de 2015 no va a cambiar
signos de una personalidad adictiva. Un desastre con los estu- nuestra percepción de Sibelius. Las sinfonías, los poemas sinfó-
dios, hacía novillos para poder tocar en una orquesta de Helsinki. nicos y el Concierto para violín son repertorio esencial, mien-
Fue enviado a la universidad para estudiar derecho, pero lo cam- tras el Valse triste es la decadencia personificada. Los fragmen-
bió por los estudios de música y por ver mundo. Nielsen trabaja- tos que se han descubierto de la Octava Sinfonía no hacen más
ba en el campo, hacía música por la noche y a los catorce años el que confirmar que no existe como tal para ser desvelada.
ejército le puso a tocar el tambor durante su servicio militar. No Sibelius es un artículo de consumo conocido. Nielsen, sin
había visto una ciudad hasta los dieciocho. Durante sus estudios embargo, no lo es. Con el director y la orquesta adecuados, sus
becados en el Conservatorio de Copenhague, añoraba Fünen, sinfonías intermedias pueden ser abrumadoras; los conciertos
“donde las alegres sinfonías salen de los nidos de los pájaros para flauta y clarinete representan una prueba para los intérpretes
cada vez que una madre da a comer a sus polluelos”. Los dos a la vez que un gozo para los oyentes. El Quinteto para instru-
jóvenes se conocieron durante un año de estudios en Berlín, y mentos de viento es único, sin par en cuanto a sus colores oscu-
advirtieron una rivalidad potencial. Entablaron una amistad diplo- ros y sus reconfortantes temas. ¿Cómo acercarse a este danés difí-
mática, recelosa por parte de Sibelius, más calurosa por parte de cilmente accesible? Piense en él como si fuera un Janácek nórdi-
Nielsen. Sibelius se marchó a Viena, donde la morriña despertó co, un artista que eleva los elementos de la vida cotidiana a algo
en él un interés en el folclore finlandés y un concierto con la Ter- que se acerca a la nobleza. Hay en sus texturas una tensión un
cera Sinfonía de Bruckner le enseñó forma y estructura. Compu- poco dura que Sibelius hubiera alisado, una percepción de la tor-
so Kullervo, En saga y la obertura Karelia en 1892, seguidas por menta existencial que apenas se percibe en el finlandés.
el himno nacional: Finlandia. Una nación agradecida le concedió La edad de Sibelius ha terminado. Ningún compositor del
una pensión vitalicia. Construyó una mansión a cincuenta kiló- siglo XXI cree que tenga un papel como modelo, sobre todo en
metros al norte de Helsinki y no tuvo que volver a trabajar en su Finlandia, donde dos generaciones de músicos creativos han
vida. Una novela contemporánea le caricaturiza como indolente afirmado una fértil y politonal independencia. Sibelius está
y, a menudo, borracho. Nielsen, a los veintisiete años, escribió muerto. Nielsen, sin embargo, espera ser descubierto. Gracias a
una sinfonía. Rompió todas las reglas al comenzarla en una él, el menú del año que viene parece algo más tentador.
tonalidad y terminarla en otra. Antes de Mahler y Schoenberg,
reconoció que la tonalidad estaba al borde del agotamiento, Norman Lebrecht

96
Á L ALO
REG ÁL AT E
REG

20
AÑOS
madrid 2015

conectando
pasiones
PIERRE-LAURENT AIMARD 13/01
MARIA JOãO PIRES/Julien Libeer 05/02
Grigory Sokolov 09/03
STEPHEN HOUGH 14/04
KRYSTIAN ZIMERMAN 28/04
JORGE LUIS PRATS 09/06
FAZIL SAY 22/09
NikolAi Luganski 20/10
Christian Zacharias 17/11
CONCIERTO EXTRAORDINARIO

ORQUESTA SIMÓN BOLIVAR 20/01


GUSTAVO DUDAMEL

www.fundacionscherzo.es
COLABORA ORGANIZA PAT R O C I N A

También podría gustarte