Está en la página 1de 4

Iglesia

nos encontramos
y nos renovamos para caminar juntos

“Animados por el Espíritu


anunciamos a Jesús Vivo”

ENCUENTRO DIOCESANO AGENTES DE PASTORAL


Nos hacemos compañeros de camino
Promover la partía pación activa, reconocer y cultivar cualidades personales, asegu-
rar espacios de cercanía vital con las personas y su situación, fortalecer la comuni-
cación y el acompañamiento entusiasta y alegre, favoreciendo las actitudes de
apertura y disponibilidad; desde una Iglesia cercana, servidora, fraterna y cordial ANIMACIÓN
como Jesús Buen Pastor cuyos gestos y actitudes son lecciones vivas de encuentro
y de comunión con las personas teniendo como estilo las relaciones amistosas y el PASTORAL
diálogo respetuoso que hace crecer en humanidad y libertad de las personas.

Asumier un servicio desde la mística de la comunión y participación, favoreciendo la apertura y la integración, atentos a
los desafíos del contexto social y eclesial. asegurando una respuesta especifica, consciente e intencional a las necesida-
des de la evangelización. procurando procesos pastorales que impidan la mprovisación, el individualismo, la discontinui-
dad, el paralelismo y la dispersión, desde una Iglesia que hace visible y concreta la corresponsabilidad.

Favorecer a las comunidades misioneras que reciban a las personas con un corazón abierto, donde brille el testimonio
cristiano que nos exige el Evangelio y resuene la Palabra de Dios con toda su fuerza, acompañando un camino de
crecimiento en la fe durante toda la vida, celebrando con alegría nuestra fe y participando intensamente.

Favorecer los espacios de encuentro, oración y discernimiento, celebrando intensamente y con alegría la fe. expenmen-
tando la comunión, el amor y el servicio entre los miembros de la comunidad, reconociendo y valorando en la diversidad
la riqueza de dones, cansmas y ministerios; desde la vivencia de una comunidad que testimonia su fe con clara coheren-
cia, siendo testigo valiente y fervorosa depositana de un tesoro que humaniza, que aporta vida, luz y salvación:

Animar a las familias y grupos a una lectura orante de la Palabra, partiendo de la realidad, asumiendo e iluminan-
do las situaciones concretas, impulsando la vivencia comunitaria, favoreciendo la escucha, el diálogo y la reflexión,
encamando los valores evangélicos, fortaleciendo la dimensión celebrativa y el dinamismo misionero;

Atender a la necesidad de una completa formación humana en general,


poniendo el acento en lo social, doctrinal y apostólico; desde una Iglesia cercana y
comprometida con sus miembros, acompañando, acogiendo, conteniendo,
escuchando.

Profundizar, afianzar, promover, escuchar, mediar, fomentar la conviven-


cia, el compartir, la solidaridad y el servicio en diálogo sincero y fraterno: desde una
Iglesia que capacita, estimula y acompaña a los laicos y laicas, favoreciendo su
protagonismo evangelizador. adulto y responsable en la sociedad.
Anunciamos a Jesús Vivo!
Favorecer el ardor misionero que nos hace salir al éncuentro de todos, descu-
briéndonos evangelizadores en todas las circunstancias de la vida, fortale-
ciendo la conciencia de lo que significa vivir de acuerdo a la Palabra, promo-
viendo la animación, capacitando a los miembros de la comunidad en la ANUNCIO
acción misionera; desde una Iglesia abierta que acompaña la vida de sus
hijos. EVANGELIZADOR

Favorecer procesos de conversión personal y comunitaria, desde una comunidad de discípulos que anuncia y celebra
el encuentro con Cristo, que se basa en la convivencia y en el compartir, que se deja interpelar por la realidad.

Profundizar el ser de la Iglesia, acrecentando espacios de oración, fuente y motor de toda actividad evangelizadora,
integrando a todos (laicos, sacerdotes y consagrados), impulsando una participación activa, promoviendo una acción
transformadora en todos los ámbitos; desde una verdadera comunidad que da testimonio de fe. servicio y entusiasmo.

Favorecer a la escucha y reflexión asidua, iluminando la realidad y los clamores de nuestro tiempo, a través de un
lenguaje sencillo, cercano, inculturado; desde una Iglesia profética que promueve la justicia y experimenta la comu-
nión.
Salir al encuentro de nuestros hermanos, anunciándo-
les la Buena Noticia de Jesús, acompañándolos en el
camino de la fe desde su vida misma, recibiéndolos
con un corazón abierto, integrándolos y haciéndolos
participes, celebrando con alegría la fe; desde una
Iglesia que se busca y reconoce 'allí donde vive la
gente.

Salir al encuentro de los adolescente y jóvenes en sus


ambientes habituales, generando espacios de encuen-
tro, diálogo y reflexión, iniciando con ellos un camino
de crecimiento y maduración en la fe. mediante un
acompañamiento personal que asuma su realidad,
provocando el encuentro profundo de cada uno con
Jesús, impulsando procesos de formación integral e
integradora. favoreciendo el discernimiento personal y
promoviendo una cultura vocacional
2 Crecemos y Maduramos Caminamos junto a nuestros hermanos!
para servir mejor Desde una Iglesia comunión abierta y convocante, favoreciendo procesos pastora-
les, creando espacios de diálogo y alentando a la participación, teniendo en cuenta OPCIÓN
Ser una comunidad que escucha, acompaña y brinda herramientas a sus agentes, la diversidad, los tiempos y carismas de las personas. PREFERENCIAL
FORMACIÓN atenta a sus realidades; promover un proceso formativo integral, desde la convivencia
POR LOS POBRES
y la solidaridad, incentivando y alentando el protagonismo y la corresponsabilidad, Desde el amor de Dios Padre que nos llama a ser participes de su Vida, manifes-
PERMANENTE profundizando el encuentro con Jesucristo vivo. tando la alegría de ser miembros del Pueblo de Dios que incluye a todos, que invita - PROMOCIÓN HUMANA -
y acoge cordialmente, ofreciendo espacios de participación y corresponsabilidad eclesial. entendiendo la jerarquía
Atender a la urgente necesidad de una completa formación humana integral, poniendo el acento en lo social, doctrinal y como lugar de servicio a la comunidad.
apostólico, procurando un itinerario catequístico permanente, acompañando pacientemente a las personas, animándolas a
conocer y aceptar la voluntad de Dios y acogerlas con gozo en sus corazones, alcanzando su liberación integral; desde la Desde comunidades eclesiales vivas, fraternas, orantes y misioneras, alentar los procesos de crecimiento en la
presencia amorosa del Padre que impregna la vida con toda su ternura. vivencia de la fe y profundizando el sentido de los sacramentos.

Fomentar una comunidad donde laicos, consagrados y ministros ordenados, de modo diverso y complementario de acuerdo Desde el espíritu de las primeras comunidades cristianas, pormover que las parroquias sean comunión de fe y comu-
con la propia vocación y misión, participen en los procesos de construcción de la comunidad; brindando una actualización nidad orgánica de comunidades, de familias y de personas, especialmente misioneras; transformándose interiormente
teológico - pastoral, escuchando, discerniendo y respondiendo a las necesidades de evangelización; desde una Iglesia y en su funcionamiento, saliendo al encuentro del hermano y atendiendo a sus situaciones y procesos personales,
ávida de lideres cercanos, comprometidos, entusiastas que como tantos santos y santas de nuestro tiempo se juegan la anunciándoles la plenitud del Evangelio y fomentando espacios de participación.
vida por Jesús.
Impulsar espacios de encuentro donde se comparte la vida, valorando la presencia de cada hermano y de cada herma-
na, iluminando las situaciones cotidianas desde la Palabra, proponiendo un camino de conversión personal y comuni-
Procurar una vida laical coherente entre lo que cree, vive y taria, asumiendo un compromiso liberador y transformador, reconociendo la presencia de María que acompaña el
celebra, viviendo un estilo comprometido y responsable con Dios y caminar de su pueblo;
con los hermanos, despertando una conciencia y lectura crítica de la
realidad que descubre sus posibilidades y esperanzas; desde un Desde el espíritu de Jesús Buen Pastor que
verdadero espíritu de comunión y participación que busca seguir a acompaña el caminar de su pueblo, discernir
Jesús y testimoniar al mundo su Palabra. y asumir lo que compete a cada área pasto-
ral, buscando responder a los desafios que
Crear espacios que favorezcan una catequesis adulta que permita se presentan, superando el activismo y
reflexionar, a la luz de la Palabra de Dios, acerca de la vida de cada promoviendo espacios de coordinación,
persona en sus situaciones concretas, saliendo al encuentro de los favoreciendo la pastoral orgánica en sintonía
hermanos, escuchando atentamente sus necesidades, valorando su con el caminar de la Iglesia Diocesana;
participación; desde una comunidad adulta y servidora de los
hombres que responde a los desafíos que le presenta el joven y el
adulto de hoy;