Está en la página 1de 2

INTRODUCCIÓN

Un entendimiento riguroso de las arcillas puede ser la herramienta más valiosa del ingeniero de lodos. la
arcilla puede ser añadida intencionalmente, o puede entrar en el lodo como contaminante
importante mediante la dispersión de los sólidos de perforación en la industria de fluidos
de perforación, ciertos minerales arcillosos tales como la esmectita, uno de los
principales componentes de la bentonita, son usados para proporcionar viscosidad, estructura
de gel, control de filtrado.
El término arcilla se usa habitualmente con diferentes significados, desde el punto de
vista desde el punto de vista petrológico la arcilla es una roca sedimentaria, en la mayor
parte de los casos de origen detrítico, con características bien definidas.
las arcillas son constituyentes esenciales de gran parte de los suelos y sedimentos
debido a que son, en su mayor parte, productos finales de la meteorización de los
silicatos que, formados a mayores presiones y temperaturas, en el medio exógeno se
hidrolizan.
CONCLUSIÓN

En conclusión la arcilla es el resultado del largo proceso de envejecimiento de la corteza


terrestre a través de los siglos las fuerzas naturales como la lluvia, el viento o los
glaciares, modifican la superficie rocosa fragmentando y desmenuzando las rocas. Estos
fragmentos pueden ser posteriormente transportados por corrientes de agua y
combinarse durante el viaje con otras sustancias hasta depositarse finalmente en algún
lugar, las arcillas se pueden clasificar de acuerdo con varios factores así, dependiendo
del proceso geológico que las originó y a la ubicación del yacimiento en el que se
encuentran.

Las arcillas son materiales abundantes en la naturaleza que poseen excelentes


propiedades absorbentes, por eso han sido utilizados exitosamente en la remoción de
metales tóxicos de agua

Arcilla primaria se utiliza esta denominación cuando el yacimiento donde se encuentra


es el mismo lugar en donde se originó. El caolín es la única arcilla primaria conocida.

Arcillas secundarias son las que se han desplazado después de su formación, por
fuerzas físicas o químicas. Se encuentran entre ellas el caolín secundario, la arcilla
refractaria, la arcilla de bola, el barro de superficie y el gres.

Los minerales arcillosos son formados principalmente por la meteorización química de


las rocas, es decir que estos minerales son producto de la alteración de minerales
preexistentes en la roca.