Está en la página 1de 3

Consejos para Contratar un Crédito

Identifique para qué necesita el dinero El motivo del préstamo le permitirá elegir la modalidad de crédito que más le conviene.
(comprar una vivienda, adquirir un vehículo, Solicite ayuda del personal de atención al público de las agencias de las empresas financieras
realizar un viaje, etc.). de su elección para que lo orienten respecto del tipo de crédito que necesita.

Pregunte cuál sería la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA) del crédito que desea, así
como todos los cargos que son parte de la misma y/o que serán considerados para el crédito
que usted contrate (comisiones, gastos, seguros, entre otros).
Si es un crédito en cuotas, solicite una simulación de cómo sería su cronograma de pagos
Pregunte a los funcionarios de crédito hasta
para saber el valor de la cuota que pagaría, a esta simulación muchas veces se le llama una
tener las cosas claras; ellos tienen la obligación
corrida del crédito. Luego, compare quien le ofrece mejores condiciones.
de escucharlo y atenderlo.
Asimismo, de ser aplicable, pregunte por la cobertura de los seguros relacionados al crédito
(por ejemplo, el seguro de desgravamen, o el seguro de vivienda en un crédito hipotecario).
Lo más importante es que usted se retire de la agencia con la convicción de que ha
comprendido todos los aspectos del crédito que acaba de contratar.

Una vez que decidió contratar el crédito con una determinada empresa, lea su contrato y
especialmente su hoja resumen, y haga todas las preguntas que considere conveniente.
Asimismo, en el caso de un crédito a plazos, revise y guarde su cronograma. Allí figuran no
solo las fechas de vencimiento de sus pagos, sino la composición de los mismos. Así usted
sabrá qué le están cobrando en cada ocasión.
Recuerde que la empresa podrá modificar alguna de las cláusulas unilateralmente solo en
caso se haya pactado tal posibilidad en el contrato, y aun así solo se podrá modificar las
Lea su contrato y su hoja resumen.
cláusulas con un aviso previo de 45 días a su entrada en vigencia. Lo mismo aplica para
modificación de comisiones y gastos, salvo que las modificaciones sean más beneficiosas
para usted, en cuyo caso operan inmediatamente.
Por otra parte, la modificación de tasas de interés de créditos a plazo fijo (los créditos en
cuotas tradicionales) solo procede en los casos aprobados por Ley. Las tasas de interés de
créditos con tarjeta de crédito pueden ser modificadas atendiendo al preaviso de 45 días, de
acuerdo a lo indicado anteriormente.

Evalúe si los pagos que tiene que realizar en


Recuerde que ante el incumplimiento de sus obligaciones, las instituciones financieras
función al crédito contratado podrán ser
pueden cobrarle intereses moratorios o penalidades por incumplimiento de pago, sin perjuicio
cubiertos con sus ingresos futuros, sin
de otras acciones que dichas instituciones estén autorizadas a tomar.
generarle sobreendeudamiento.

Conserve siempre todos los documentos del


Ello es recomendable mientras el crédito este vigente.
crédito así como todos los comprobantes del
Esto le puede ahorrar tiempo más adelante, en caso tuviese que solicitar un requerimiento o
pago de las cuotas hasta la cancelación del
crédito. presentar un reclamo a la empresa.
“En 1832, Elizabeth Bentley, que por entonces tenía 23 años, testificó ante un comité parlamentario inglés sobre su niñez en una
fábrica de lino. Había comenzado a la edad de 6 años, trabajando desde las seis de la mañana hasta las siete de la tarde en
temporada baja y de cinco de la mañana a nueve de la noche durante los seis meses de mayor actividad en la fábrica. Tenía un
descanso de 40 minutos a mediodía, y ese era el único de la jornada. Trabajaba retirando de la máquina las bobinas llenas y
reemplazándolas por otras vacías. Si se quedaba atrás, “era golpeada con una correa” y aseguró que siempre le pegaban a la que
terminaba en último lugar. A los diez años la trasladaron al taller de cardado, donde el encargado usaba correas y cadenas para
pegar a las niñas con el fin de que estuvieran atentas a su trabajo. Le preguntaron ¿se llegaba a pegar a las niñas tanto para dejarles
marcas en la piel?, Y ella contestó “Sí, muchas veces se les hacían marcas negras, pero sus padres no se atrevían a ir a al encargado,
por miedo a perder su trabajo”. El trabajo en el taller de cardado le descoyuntó los huesos de los brazos y se quedó
“considerablemente deformada… a consecuencias de este trabajo”.
liberalismo
Doctrina política, económica y social, nacida a finales del siglo xviii, que defiende la libertad del
individuo y una intervención mínima del estado en la vida social y económica.Busca limitar la
intervención del Estado en la vida económica, social y cultural.

capitalismo
Sistema económico y social basado en la propiedad privada de los medios de producción, en la
importancia del capital como generador de riqueza y en la asignación de los recursos a través del
mecanismo del mercado.

El proletariado es el término utilizado para designar a los trabajadores o clase obrera que carece de
propiedades y medios de producción por lo que, para subsistir, se ve obligado a arrendar su fuerza de trabajo a
la burguesía, propietaria de los medios de producción.1 Un proletario es el miembro de la clase obrera o
proletariado.2

La burguesía (del francés bourgeoisie) es una clase social del régimen capitalista, según Karl
Marx, en la que sus miembros son responsables de la producción, son dueños de su propio
negocio, y son el opuesto de la clase obrera.
La burguesía son las personas que no hacen ningún tipo de trabajo manual, y son relativamente
ricos. Es un término que designa a la clase media acomodada.

La burguesía se divide en tres categorías: la alta burguesía, que es responsable de los medios de
producción; la burguesía media, que son las personas que ejercen una profesión liberal; y la baja
burguesía, que son las personas de la industria y del comercio.