Está en la página 1de 3

CASO

En el caso considero que jurídicamente sí es posible establecer una justificación para


emitir dicho tratamiento, en el sentido de que es muy evidente la colisión de dos
derechos, por un lado el derecho a la vida del menor ( por estar en peligro la vida de
este, el cual dependería de dicho tratamiento para salvarse), por el otro, el derecho a la
integridad psicológica de la madre ( por estar constantemente padeciendo angustias y
sufrimientos a causa de ver a su hijo enfermo y al borde de la muerte; es asi que ante se
puede aplicar un test de proporcionalidad, en virtud del cual se buscar que prevalezca el
derecho a la vida del menor.

Como sabemos el test tiene 3 criterios, que según el T.C. indica que el test de
proporcionalidad incluye, a su vez, tres subprincipios: idoneidad, necesidad y
ponderación o proporcionalidad en sentido estricto. (….) decisión que afecta un
derecho fundamental debe ser sometida, en primer término, a un juicio de
idoneidad o adecuación, esto es, si la restricción en el derecho resulta pertinente o
adecuada a la finalidad que se busca tutelar; en segundo lugar, superado este
primer análisis, el siguiente paso consiste en analizar la medida restrictiva desde la
perspectiva de la necesidad; esto supone, como hemos señalado, verificar si existen
medios alternativos al adoptado por el legislador. Se trata del análisis de relación
medio-medio, esto es, de una comparación entre medios; el medio elegido por
quien está interviniendo en la esfera de un derecho fundamental y el o los
hipotéticos medios que hubiera podido adoptar para alcanzar el mismo fin.
Finalmente, en un tercer momento y siempre que la medida haya superado con
éxito los test o pasos previos, debe proseguirse con el análisis de la ponderación
entre principios constitucionales en conflicto. Aquí rige la ley de la ponderación,
según la cual “cuanto mayor es el grado de la no satisfacción o de la afectación de
un principio, tanto mayor tiene que ser la importancia de la satisfacción del otro.

En el caso el análisis:

- Idoneidad del medio. En el caso la medida o medio sería establecer que sea
sometido a dicho tratamiento, la cual se evidencia como la más idónea, pues
como sabemos es la única forma de salvarle la vida, ya que se ha intentado con
medicina alternativa y no ha tenido efectos satisfactorios, es asi que con la
medida de disponer que se someta a este tratamiento, si bien se estaría haciendo
una restricción al derecho de la madre a su integridad psicológica, esta resulta
pertinente o adecuada a la finalidad que se busca tutelar, en este caso es la vida,
un bien preciado y uno de los derechos bases de los cuales parten los demás
derechos, si uno no tiene este derecho difícilmente podría gozar de los demás.

- Necesidad: Una vez que se ha pasado el criterio anterior, se puede analizar este
segundo ; en el caso la medida restrictiva como es disponer que el menor se
someta al tratamiento sería la única para alcanzar el objetivo, como es la
protección de la vida del menor, pues desde la perspectiva de la necesidad, como
ha indicado el TC supone verificar si existen medios alternativos al adoptado por
el legislador, sin embargo en el caso no se evidencia otros, pues es más los
familiares han optado por otra propuesta frente a la medicina convencional como
son los remedios alternativos, los cuales al ser ya agotados y sobretodo no
ayudaron a la salud de este menor, entonces resulta fácil comprobar que no existe
medida más efectiva que la propuesta por mi persona; por lo tanto sí resulta ser
un medio necesario (indispensable) para lograr proteger tal derecho, en la
medida que no existen medidas alternativas igualmente eficaces o que sean
menos gravosas que se dirijan a obtener el mismo fin.

- Proporcionalidad en sentido estricto o ponderación: En este punto el T.C. ha


indicado que El tercer paso del test de proporcionalidad consiste en establecer el
peso o importancia de los principios jurídicos en conflicto. Dicha operación debe
hacerse aquí siguiendo la ley de la ponderación conforme a la cual, “Cuanto
mayor sea la afectación en el ámbito de un derecho, mayor debe ser el grado
de satisfacción del otro derecho”.

En el caso puede establecerse que si se cumple con: Cuanto mayor sea la


afectación en el ámbito del derecho a la integridad psíquica de la madre, mayor
debe ser el grado de satisfacción del derecho a la vida del menor”.

Asimismo, para llegar a determinar que esto se evidencie en el caso tomaremos


lo dicho por el TC al respecto: “Resulta relevante contrastar los grados o
intensidades de afectación en el ámbito del derecho X con los grados o niveles
de satisfacción que se logra en los otros derechos que persigue la intervención
por parte de la ley y su aplicación en el caso concreto. Este colegiado ha
incorporado una escala triádica para asignar dichos valores. En tal sentido
hemos establecido que “la valoración de las intensidades puede ser
catalogada como: grave, medio o leve, escala que es equivalente a la de:
elevado, medio o débil”.

Es asi que la postergación o restricción del derecho a la integridad psicológica de


la madre puede ser catalogada aquí como una intervención de intensidad leve,
en la medida que se trata sólo de una afectación temporal, que no elimina o
desvanece el derecho que tiene, pues una vez aplica la medida de someter al
menor al tratamiento, este mejorar en su salud y repercutirá en el ámbito
sentimental y psicológica d esu madre quien también se verá mejor por ver
recuperado a su hijo.

Por otra parte, tenemos que el grado de realización o satisfacción del objetivo
propuesto por el legislador que en este caso, es lograr la protección de la salud
del menor, así como su pronto recuperación, disponiendo para ello la suspensión
temporal de los remedios alternativos y sometiéndolo al tratamiento que le
otorgaría una posibilidad cierta de ver mejorada su salud, la cual resulta
ser elevada, en la medida que sin dicha medida el objetivo constitucional no sería
posible de realizar, es decir lograr que el menor no muera.
Como se pudo ver con una leve intervención en el ámbito del derecho a la la
integridad psicológica de la madre, se logra por otro lado un grado de
satisfacción elevado a favor de los derechos y fines constitucionales a los que
busca proteger la medida de protección legal de sometimiento del menor al
tratamiento médico para trata su enfermedad.

REFERENCIAS:

- EXP.N. ° 579-2008-PA/TC – LAMBAYEQUE


- El test de ponderación o proporcionalidad de los derechos fundamentales en la
jurisprudencia del Tribunal Constitucional peruano* Angélica María BURGA
CORONEL 
http://www2.congreso.gob.pe/sicr/cendocbib/con4_uibd.nsf/B01644A8B01411E
905257D25007866F1/$FILE/Burga_Coronel.pdf
- http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2009/00579-2008-AA.html