Está en la página 1de 2

Estrés y ansiedad

Estos trastornos del ánimo pueden tener causas profundas que conviene analizar. Mientras,
los siguientes remedios nos proporcionarán alivio:

1 Infusiones. Tomadas tres veces al día, reducen la ansiedad. Lo ideal es ir combinando


manzanilla romana (hojas), flores de tilo, valeriana (raíz), lúpulo (flores), romero, pasionaria
(hojas), melisa (hojas) y espliego (flores). Para la ansiedad pasajera, se mezcla una cucharada
de tila, una de valeriana y otra de espino blanco en un litro de agua hirviendo y se deja reposar
durante diez minutos.

2 Baño calmante. En un barreño con cinco litros de agua a 30 ºC se añaden cien gramos de
flores de lavanda, cien gramos de melisa y cien gramos de menta piperita. Se deja reposar 15
minutos, se cuela y se añade al agua de la bañera.

3 Agua de lechuga. Se coge media lechuga y se hierve en un litro de agua hasta que quede
cocida. El líquido resultante se toma a lo largo de la jornada y durante unos días.

Suavizar la tos

Los siguientes remedios suavizan la molesta tos que a menudo trae consigo la congestión de
las vías respiratorias.

4 Hojas de orégano. Las infusiones de orégano, malva y tomillo suavizan la garganta y calman
el picor y el dolor de garganta de la tos seca y pectoral.

5 Menta y malvavisco. Para combatir la tos por exceso de mucosidad, se echa en una taza de
agua hirviendo una cucharadita de raíz de menta y malvavisco. Se tapa y se deja reposar 15
minutos antes de colarla.

6 Jarabe de cebolla. Cuece durante tres horas en dos litros de agua un kilo de cebollas
cortadas con 200 gramos de miel y 400 gramos de azúcar moreno. Deja enfriar, cuélalo y ponlo
en una botella para que puedas disponer de él todo el invierno. Tómate varias cucharadas al
día.
7 Sopa de tomillo. Se hierve durante tres minutos una rama de tomillo y luego se añade pan
tostado integral, una pizca de sal y un chorrito de aceite de oliva extra virgen.