Está en la página 1de 6

EL SELENIO

ASPECTOS GENERALES.

El Selenio es un metaloide que normalmente se encuentra combinado con otros elementos en


diferentes minerales, su fuente principal es a partir de los óxidos de Cobre. No es considerado un
metal debido a que su densidad es 4,79g/cm3, es decir no sobre pasa los 5g/cm3 y además su
conductividad eléctrica es casi nula.

El selenio es un elemento mineral natural, ampliamente distribuido en la naturaleza en la mayoría


de las rocas y suelos. Es el componente primario de los magmas intrusitos y efusivos y de los
gases volcánicos. Se encuentra difundido en toda la corteza terrestre (6 × 10–5%), en pequeñas
cantidades en minerales como pirita, tiemanita, estilleita, etc. En forma pura, existe como
cristales hexagonales gris metálicos a negros (la forma más estable del selenio), pero en la
naturaleza generalmente está combinado con minerales de sulfuro separados del magma y de las
emanaciones volcánicas; o con minerales de plata, cobre, plomo y níquel. Además, al igual que el
azufre se asocia con otros elementos para formar seleniuros y sulfosales complejas. La mayor
parte del selenio que se procesa es usado en la industria electrónica; en la industria del vidrio;
como componente de pigmentos en plásticos, pinturas, entre otros. (Agency for Toxic Substances
and Disease Registry, 2001). En los suelos aparece en cantidades muy pequeñas desde 0,1 mg
kg–1 hasta 8.000 mg kg–1 en áreas contaminadas. Se ha encontrado este elemento en
leguminosas (Veza), compuestas (Xylorhica y Oonopris), rubiaceas (Standlega), etc. Estos
vegetales pueden concentrar hasta 1,5% de selenio en sus tejidos, por lo que se las considera
plantas indicadoras de suelos con más o menos cantidad de selenio. El polvo de selenio puede
entrar al aire al quemar carbón y petróleo. Este polvo de selenio se depositará eventualmente
sobre la tierra y el agua.

EL SELENIO EN EL SUELO.

En los suelos, el Se se encuentra como selenio elemental (Se0), selenide (Se2-), selenita (SeO32-) y
selenato (SeO42-), siendo el selenato y la selenita las especies predominantes en suelos
cultivados y absorbidas por las plantas (Figura 1). Entre ambas especies de Se, el selenato es
soluble, móvil y susceptible a la lixiviación, en tanto que la biodisponibilidad de la selenita es
menor debido a su adsorción a los coloides o hidróxidos de hierro particularmente en suelos
ácidos.

Debido a la similitud química entre el Se y el azufre (S), las plantas absorben el selenato a través
de los transportadores de sulfato (SO42-) este se favorece en suelos alcalinos de regiones áridas.
En tanto, la selenita utiliza transportadores de fosfato (PO43-), y su movilidad en el floema es más
restringida que la del selenato, este se favorece un poco más en áreas húmedas.

Una vez absorbido, el Se es asimilado en formas orgánicas a través de las rutas metabólicas
propias del sulfato. Esta asimilación se inicia con la reducción del selenato a selenita y luego a
selenide. La selenide se incorpora en el aminoácido cisteína en reemplazo de la molécula de
azufre (S) formando la selenocisteina (SeCis). A partir de la SeCis se sintetiza la selenometionina
(SeMet) fig 2. Y esto conlleva a los efectos dañinos del selenio en los seres vivos.
EFECTO DEL SELENIO EN LOS SERES VIVOS.

Tanto el estrés oxidativo a causa de la presencia de selenometionina y selenocisteina como la


toxicidad provocan selenosis, una enfermedad que ocurre en plantas (y animales) cuando la
concentración de Se excede el máximo tolerable por las especies. El selenio es absorbido del
suelo por las plantas e incorporado mayormente en las proteínas en forma de selenometionina o
selenocisteina. Todos los animales son susceptibles a la toxicosis por selenio. La selenosis es
más común en animales forrajeros como lo son bovinos, ovinos y equinos, ya que pueden ingerir
plantas con altas concentraciones de selenio. Los cerdos y las gallinas pueden intoxicarse por
consumir cereales cultivados en suelos seleniferos (suelos en los cuales crecen plantas resistentes
a altas concentraciones de selenio). (PHLOEM, 2017). El selenio puede acumularse en los
tejidos corporales de los organismos y puede ser transportada en la cadena alimenticia hacia
niveles superiores. Normalmente esta biomagnificación de selenio comienza cuando los animales
ingieren muchas plantas que han estado absorbiendo enormes cantidades de selenio, antes de la
ingestión. Cuando los animales absorben o acumulan concentraciones de selenio extremadamente
grandes, puede causar fallo reproductivo y defectos de nacimiento.

CARACTERÍSTICAS DEL SUELO QUE FAVORECEN LA PRESENCIA DEL


SELENIO

El tipo de suelo y las condiciones climáticas tienen influencia en la absorción de selenio por parte
de las plantas. En los suelos, el Se se encuentra como selenio elemental (Se0), selenide (Se2-),
selenita (SeO32-) y selenato (SeO42-), siendo el selenato y la selenita las especies predominantes
en suelos cultivados y absorbidas por las plantas. el selenato es soluble, móvil y susceptible a la
lixiviación, en tanto que la biodisponibilidad de la selenita es menor debido a su adsorción a los
coloides o hidróxidos de hierro particularmente en suelos ácidos.

Los suelos ácidos y los que presentan alto contenido de hierro o aluminio son pobres en selenio;
la acidez del suelo lleva a que el selenio se encuentre en forma de selenito que es menos soluble y
menos disponible para la planta debido a que involucra transporte activo, por el contrario, con pH
más altos el mineral se encuentra en la forma oxidada selenato que es aprovechada más
fácilmente por las plantas. Cuando el selenio en los suelos no reacciona con el oxígeno
permanece bastante inmóvil, el selenio que es inmóvil y no se disuelve en el agua representa
menor riesgo para los organismos.

La adsorción de selenio por las arcillas depende más del pH del suelo que del tipo de arcilla. Con
la adición de caliza aumenta su disponibilidad para las plantas.

EL SELENIO EN COLOMBIA Y EL MUNDO.

En Colombia se han identificado regiones con un marcado exceso de selenio en los


departamentos de Cundinamarca, Boyacá y Santander. Por ejemplo, en los esquistos del piso
Villeta (formación geológica) se han encontrado contenidos de selenio entre 0,4 y 63 ppm, y en
suelos superficiales se han encontrado valores de 20 ppm en la región de Útica (Cundinamarca).
(Vinchira & Muñoz, 2010)

Existen regiones del mundo donde los suelos son pobres en selenio y hay deficiencias del
mineral. Esta situación se presenta en zonas de China, Nueva Zelanda, Dinamarca, Australia,
África y Rusia, encontrándose valores de selenio inferiores a 0,05 ppm. Por el contrario, se
pueden encontrar zonas con un manifiesto exceso de selenio (suelos que pueden tener más de 5
ppm) como Canadá, Irlanda, Francia, Alemania, algunas zonas de Estados Unidos y de China,
entre otros.

FACTORES QUE DETERMINAN LA MOVILIDAD DEL SELENIO.


El comportamiento del selenio en el medio ambiente depende fuertemente de sus interacciones
con otros componentes y de las condiciones medio ambientales. Así mismo, los procesos
geofísicos, biológicos e industriales son responsables de la distribución y transporte de este
elemento en el ambiente.

La temperatura del suelo, la humedad, las concentraciones de selenio soluble en agua, la estación
del año, el contenido en materia orgánica y la actividad microbiana determinarán la rapidez con
la que el selenio se mueve a través del suelo. En otras palabras, estos factores determinan su
movilidad.
cultivos en un lugar determinado.
En el suelo la disponibilidad de este elemento para los vegetales depende de otros iones; por
ejemplo: el Fe restringe su absorción al igual que la materia orgánica. En otro sentido, los
fosfatos hacen que se desplace al selenio, por lo que cuando son añadidos, como abono,
incrementan su contenido en plantas.

¿Por qué la Salinidad favorece


la presencia tóxica del selenio? El aumento de la salinidad puede incrementar la movilización
de metales y su retención por dos mecanismos. Primeramente, los cationes Na y K pueden
reemplazar a metales pesados en lugares de intercambio catiónico. En una segunda fase, los
aniones cloruro y sulfato pueden formar compuestos más estables con metales tales como Pb, Zn,
Cu, Cd y Hg. (SOLO PARA SABER Y POR SI ACASO PREGUNTA)

CASO DE ESTUDIO. También existen enfermedades asociadas con la toxicidad del selenio,
como fue puesto de manifiesto en China, en la provincia de Harabi, en donde la ingesta de selenio
alcanzaba cifras tales como de 3,2 a 6,7 mg/día–1. La enfermedad apareció cuando se encalaron
los suelos para subir el pH, lo que hizo que el selenio fuera disponible por las plantas, sobre todo
en el maíz. La mortalidad llego hasta el 50% en las áreas más afectadas (14). Han aparecido
enfermedades asociadas al selenio en California y Turkestan. (Costa & López, 2007).

Intereses relacionados