Está en la página 1de 2

Diario Laboral Nro 120 - 22.06.

2017

La Ley 27.348 y la competencia territorial en los accidentes de trabajo


1
Por Eugenia Patricia Khedayán
1. Introducción
2
En un reciente caso , la Sala VI de la Cámara Nacional del Trabajo se pronunció acerca de la
competencia territorial en los accidentes de trabajo y la aplicación de la Ley 27.348.

Ello con motivo de que el Juzgado Nacional de Primera Instancia nro. 17 declaró la incompetencia
de la Justicia Nacional del Trabajo, al aplicar la Ley 27.348 y teniendo en cuenta los siguientes hechos: el
domicilio de la actora era en la localidad de San Vicente, partido de San Vicente, Provincia de Buenos
Aires y prestaba tareas bajo la dependencia de la Municipalidad de Lomas de Zamora (lugar de trabajo).
Cabe tener presente que el accidente en cuestión se produce el día 18 de octubre de 2016, dentro de la
Municipalidad de Lomas de Zamora, pero indica la juez que “​las normas procesales se aplican desde el
momento mismo de la vigencia​”. Aclara que si bien con anterioridad “​la competencia de la justicia
nacional incluía el lugar de trabajo, el de celebración del contrato, el domicilio de la aseguradora y el
lugar del hecho (es decir, el accidente)​”, a partir de la sanción de la Ley 27.348 se regula de modo
expreso la cuestión de la competencia.

Dicha ley establece en el segundo párrafo del artículo 1​: ​“​será competente la comisión médica
jurisdiccional correspondiente al domicilio del trabajador, al lugar de efectiva prestación de servicios
por el trabajador o, en su defecto, al domicilio donde habitualmente aquél se reporta, a opción del
trabajador, y su resolución agotará la instancia administrativa”. ​El planteo judicial se dirime “ante la
justicia ordinaria del fuero laboral de la jurisdicción provincial o de la CABA, según corresponda al
domicilio de la comisión médica que intervino” ​(art. 2, párr. 2, Ley 27.348).

En consecuencia, en palabras de la juez, ​“Si la competencia de una comisión médica cualquiera


depende de estas tres condiciones y la competencia judicial depende de las comisiones médicas existentes
en su jurisdicción, un razonamiento deductivo elemental permite concluir que la competencia
judicial territorial está definida ahora por cualquiera de estos tres hechos: a) el domicilio del
trabajador; b) el lugar de la efectiva prestación de servicios; y c) el lugar donde habitualmente el
trabajador se reporta”.

1
Master en Derecho Empresario en la Universidad Austral. Email: Eugeniakhedayan@hotmail.com.
2
CNAT, Sala VI, “Martínez Claudia Rosana c/ Provincia ART S.A. s/accidente – ley especial”, expte nro. 23577/2017, Sentencia
Interlocutoria Nº 41410, 31/05/2017.
2. La postura de la CNAT

En el caso bajo estudio, la Sala VI de la CNAT revoca lo resuelto en primera instancia, y declara
la competencia de la Justicia Nacional del Trabajo. Ello, debido a que todas las facetas a las que alude el
art. 2º de la Ley 27.348 se configurarían en la Provincia de Buenos Aires, la cual aún no ha emitido la
adhesión que exige el artículo 4 de la ya mencionada ley, ni se han habilitado las comisiones médicas
jurisdiccionales, en los términos del artículo 38 de la Resolución 298/2017 de la S.R.T.

En consecuencia entiende que “​tal circunstancia implica que no podría imponerse al actor un
diseño de acceso a la jurisdicción con una competencia que presupone la vigencia de las
referidas comisiones. Que, en este marco, no se encuentra desplazado el artículo 24 de la L.O.,
por lo que, al menos en el presente caso, y ante la denuncia del domicilio de la demandada en esta
Ciudad, corresponde revocar lo resuelto en grado, y declarar la competencia de la Justicia Nacional del
Trabajo​”.

Por lo tanto, se establece que la inaplicabilidad de dichas normas hasta que opere la adhesión de la
Provincia de Buenos Aires y se habiliten las comisiones médicas jurisdiccionales en la misma.

3. Reflexión

Además de lo reseñado, cabe tener presente que la Ley 27.348 cuando priva al trabajador de optar
por demandar en el domicilio legal del demandado (conforme antes lo autorizaban el artículo 24 de la Ley
18.345 y el artículo 11 de la Ley 11.653 en la Provincia de Buenos Aires), ya sea el de la Aseguradora de
Riesgos del Trabajo (como ocurrió en el caso bajo estudio) o el del empleador, genera una distinción
peyorativa (discriminatoria) con respecto a los demás habitantes (que sí pueden hacerlo conforme el
Código Procesal Civil y Comercial de la Nación en su artículo 3º). Por lo tanto viola el derecho a la
igualdad y a la no discriminación.

Asimismo la Ley 27.348 vulnera el derecho a peticionar constitucionalmente protegido, ya que


afecta la amplitud del acceso a la jurisdicción al reducir las posibilidades de elección del trabajador.

Por todo lo dicho considero que correspondería declarar la inconstitucionalidad de los artículos 1
y 2 de la Ley 27.348.