Está en la página 1de 23

Universidad Mayor de San Andrés Ing.

Miguel Muñoz Black


Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

CAPITULO XXXV

ENCEPADOS DE HORMIGON ARMADO


35.1. Generalidades.-

Los encepados o zapatas sobre pilotes son piezas prismáticas de hormigón


armado que transmiten y reparten la carga de los soportes o muros a los grupos
de pilotes. Es decir, son bloques prismáticos que unen las cabezas de los pilotes
para que trabajen conjuntamente, sirviendo de base a los pilares, y a través de los
cuales se distribuyen a los pilotes las solicitaciones de la estructura. Como en la
actualidad se emplean generalmente pilotes de diámetro grande, por razones
económicas, el número de pilotes por cada encepado no suele ser muy elevado.

35.2. Tipos de encepados.-

Figura 35.1 Tipos de encepados


242
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Es conveniente arriostrar debidamente los distintos encepados de una


cimentación; en el caso de uno o dos pilotes es imprescindible disponer vigas
centradoras encargadas de absorber tanto las excentricidades accidentales como
los momentos del pie del soporte.

Para la cimentación de una obra es frecuente adoptar un determinado tipo


de pilote con una carga admisible dato. Es necesario proyectar la disposición de
los pilotes bajo las distintas zapatas o encepados que deben sustentar los muros y
columnas de la obra, y dimensionar estos encepados.

El número de pilotes bajo cada encepado viene fijado por consideraciones


resistentes. Como número mínimo debe adoptarse tres para cada encepado
aislado que soportan un pilar; si está arriostrado transversalmente puede bajarse a
dos. De este modo no se bajará salvo para encepados bajo pilares poco
importantes y sometidos a cargas reducidas, a los que se deberá arriostrar en dos
direcciones ortogonales. Análogamente, un encepado continuo deberá apoyarse
en dos filas de pilotes, salvo si está debidamente arriostrado. Las vigas riostras
deberán absorber las solicitaciones originadas por las excentricidades
accidentales de los pilotes.

Cuando además de las cargas verticales existan cargas horizontales que


actúen sobre el encepado, deben colocarse pilotes inclinados capaces de
resistirlas. No es necesario tomar esta precaución si las fuerzas horizontales se
deben exclusivamente al viento y no sobrepasan el 3 por 100 de las cargas
verticales. Para el cálculo estructural del encepado se prescinde de su peso propio
siempre que se hormigone directamente sobre el terreno.

35.3. Criterios generales de diseño.


La forma y dimensiones en planta de los encepados dependen del número
de los pilotes, de las dimensiones de éstos y de su separación. La separación
mínima entre ejes de pilotes debe ser dos veces el diámetro de los mismos (1.75
veces la diagonal si son de sección cuadrada) y no menor de 75 cm. Esta
separación debe mantenerse a lo largo de todo el pilote, lo cual debe tenerse en
cuenta en especial si existen pilotes inclinados; en cualquier caso, para evitar
problemas de alineación, conviene que la separación no sea inferior a 1/15 de la
longitud de los pilotes. A veces, si no se consigue que la resultante de las cargas
pase por el centro de gravedad del pilotaje, conviene aumentar la separación de

243
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

los pilotes para disminuir la carga en los mismos debida al momento producido por
la excentricidad.
El canto del encepado se fija, generalmente, por condiciones económicas
de modo que no necesite armadura de cortante. Como canto útil recomendado
que permite evitar en la mayoría de los casos la comprobación de cortante puede
adoptarse el proporcionado por la expresión:
d= − 0.14 ≮ 0.34 (Ec.35.1)

válida para el caso más frecuente de encepados de dos a seis pilotes situados
simétricamente alrededor de un soporte cuadrado, y en la que:

Nd = esfuerzo axial transmitido por el soporte en KN;


b = ancho del encepado en m (ancho de la sección en la que se comprobará el
cortante);
d = canto útil recomendado para el encepado en m.

En la figura 35.2 se han indicado algunas limitaciones que conviene tener en


cuenta para el diseño de encepados.

d b-bo
d 0.85v

Figura 35.2 Dimensiones recomendadas en encepados


244
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

En los elementos de cimentación con soportes de sección circular o en


forma de polígono regular o con soportes cuyos ejes no coincidan con las
direcciones principales del elemento de cimentación, la cara del soporte que se
tomará paralela a la sección de referencia será el lado del cuadrado equivalente
de igual área, cuyos ejes coincidan con las direcciones principales del elemento de
cimentación.

35.4. Cargas y reacciones.-

Los elementos de cimentación se dimensionarán para resistir las cargas


actuantes y las reacciones inducidas, de forma que se cumplan las disposiciones
de la Norma EHE. Para ello será preciso que las solicitaciones actuantes sobre el
elemento de cimentación se transmitan íntegramente al terreno o a los pilotes en
que se apoya.

Para el cálculo de momentos flectores y esfuerzos cortantes, en el caso de


encepados sobre pilotes, se puede suponer que la reacción de un pilote está
concentrada en la intersección de su línea baricéntrica con el encepado.

Por el contrario, a los efectos del cálculo de solicitaciones actuando sobre el


elemento de cimentación, se considerarán los valores ponderados de las
solicitaciones debidas de los pilotes, menos los valores ponderados de las
solicitaciones debidas al peso propio del elemento de cimentación y al del terreno
que descansa sobre él.

35.5. Clasificación de los encepados.-

Se denominan encepados rígidos aquellos en los que el vuelo ν, en


cualquier dirección, no supera el doble del canto total (ν ≤ 2 h). Por el contrario, se
consideran encepados flexibles los que presentan un vuelo superior a 2h en
alguna dirección.

Como en el caso de zapatas, los encepados rígidos deben calcularse aplicando un


modelo de bielas y tirantes, mientras que los flexibles pueden calcularse por la
teoría normal de flexión.

No se podrá en ningún caso proyectar encepados de hormigón en masa apoyados


sobre pilotes.

245
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

La Norma EHE, en función del canto h y del vuelo máximo Vmáx., al igual que en
las zapatas, distingue dos tipos de encepados:

Rígido: encepados cuyo vuelo v en la dirección principal de mayor vuelo es menor


que 2h. → Vmáx ≤ 2h

Flexible: encepados cuyo vuelo v en la dirección principal de mayor vuelo es


mayor que 2h. → Vmáx > 2h

El canto mínimo de encepados sobre pilotes no será inferior a 40 cm, y


además el espesor no será, en ningún punto, inferior al diámetro del pilote.
En general, para economizar armadura y evitar el peligro de
punzonamiento, conviene que los encepados sean lo más rígidos posibles
(bastante altura), dentro de unas limitaciones económicas, por lo que el tipo más
normal es el I y, a veces, el II. El tipo III suele darse muy rara vez en edificación,
siendo más propio de los grandes encepados de pilas de puentes, instalaciones
industriales, etc. Figura 35.3

Tipo I: 0,5 h < Vmax. < 1.5 h


Tipo II: Vmax. < 0.5 h
Tipo III: Vmax.> 1.5 h

Figura 35.3 Vuelos de pilotes

35.5.1. Encepados rígidos sobre dos pilotes.-

De acuerdo con la EHE-08, en los encepados rígidos sobre dos pilotes


puede aplicarse el modelo de bielas y tirantes. Ver figura 35.4

246
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Td

Rd Rd

Figura 35.4 Modelo de bielas y tirantes para encepado

35.5.1.1 Armadura principal

La armadura principal inferior se dimensionará para resistir la tracción de cálculo


Td que viene dada por la expresión:
ν .
T = A ∙ f (Ec. 35.2)
.

con ! ≯ 400 #/%% y donde Rd es el axial de cálculo del pilote más cargado.

La armadura inferior se colocará, sin reducir su sección, en toda la longitud


del encepado. Esta armadura se anclará, por prolongación recta y/o en ángulo
recto, para una capacidad mecánica igual a 0,8 veces la capacidad mecánica de
cálculo, a partir de planos verticales que sean paralelos a la sección de referencia
S1 y que pasen por el eje de cada pilote.

También se anclará mediante barras transversales soldadas, a partir de


planos verticales que pasen por el eje de cada pilote. El efecto beneficioso en el
anclaje de la compresión vertical del pilote permite reducir en un 20 por 100 su
longitud de anclaje.

247
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

35.5.1.2. Armadura secundaria

La armadura secundaria consistirá en:

• Una armadura longitudinal dispuesta en la cara superior del encepado y


extendida a toda la longitud del mismo, cuya capacidad mecánica no debe
ser inferior al 10 por 100 de la principal.
• Una armadura horizontal y vertical dispuesta en retícula en las caras
laterales. La vertical consistirá en estribos cerrados que aten la armadura
longitudinal inferior y superior. La horizontal consistirá en estribos cerrados
que aten la armadura vertical antes descrita. La cuantía geométrica de
estas armaduras, referida al área de la sección de hormigón perpendicular
a su dirección, debe ser como mínimo de 0.004. Si el ancho supera a la
mitad del canto, la sección de referencia debe tomarse con un ancho igual a
la mitad del canto. Ver figura 35.5

Figura 35.5. Armadura secundaria en el encepado

Si la concentración de armaduras es elevada, conviene aproximar más, en


la zona de anclaje de la armadura principal, los cercos verticales para garantizar el
zunchado de la armadura principal en dicha zona de anclaje.

248
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

35.5.1.3. Vigas riostras.- En general debe evitarse colocar un solo pilote bajo un
pilar, ya que cualquier excentricidad constructiva introducirá esfuerzos de flexión
no previstos. Cuando se emplee esta solución deben colocarse vigas riostras en
dos direcciones ortogonales, uniendo los distintos encepados. Figura 35.6.

Figura 35.6 Planta de encepado sobre un pilote.

Es necesario arriostrar los encepados sobre dos pilotes, con vigas de


hormigón armado, en dirección ortogonal a la línea que une los baricentros de
ambos pilotes. Como en el caso de un pilote, debe tomarse un criterio similar de
encepados sobre dos pilotes, arriostrado en el sentido de menor inercia, ya que en
este sentido pueden aparecer excentricidades. Figura 35.7.

En la figura 35.7 se observa además, un esquema del zunchado que debe


preverse en las zonas de anclaje.

SOPORTE CERCOS DE ZUNCHADO


EN ZONA DE ANCLAJE

PILOTES
SECCION
TRANSVERSAL

Figura 35.7. Zunchado en zonas de anclaje

249
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Siempre se arriostrará todo el perímetro que delimita el predio (zona de pilotes).

Eventualmente podrá prescindirse de las riostras cuando los encepados


estén unidos por una losa continua de hormigón armado de espesor superior a 20
cm. o cuando el diámetro de los pilotes sea superior a 1.0 m.
Las vigas riostras tendrán un ancho mínimo de 30 cm. y un canto de
aproximadamente ½ de la distancia entre pilares de encepados, con un mínimo de
35 cm. Ver figura 35.8

Figura 35.8 Armadura de riostras superior e inferior.

En la figura 35.9 se observa una perspectiva de la armadura de riostras.

35.5.2. Encepados rígidos sobre varios pilotes.-

35.5.2.1. Armadura principal

En el caso de encepados sobre tres pilotes colocados según los vértices de


un triángulo equilátero, con el pilar situado en el centro del triángulo, la armadura
principal entre cada pareja de pilotes puede obtenerse a partir de la tracción Td
dada por la expresión:
(
T! = 0.68 0.58* 0.25,- ./ ∙ ! (Ec.35.3)
!

250
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

con ! ≯ 400 #/%% , donde Rd es el axial de cálculo del pilote más cargado y d
la altura útil del encepado.

Figura 35.9. Perspectiva de armadura de riostras

La armadura principal inferior se colocará en bandas o fajas sobre los


pilotes. Esta armadura se dispondrá de tal forma que se consiga un anclaje
adecuado de la misma a partir de un plano vertical que pase por el eje de cada
pilote.

Cuando entre la armadura principal queden grandes áreas sin armar, se


dispondrá, además, una armadura secundaria en retícula cuya capacidad
mecánica en cada sentido no será inferior a 1/4 de la capacidad mecánica de las
bandas o fajas. Ver figura 35.10.

251
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

En el caso de encepados sobre cuatro pilotes colocados según los vértices


de un cuadrado o rectángulo, con el pilar situado en el centro, la armadura
principal entre cada pareja de pilotes puede obtenerse de las expresiones:
1(
T0! = . !
0.50*0 0.25,0 ./ ∙ ! (Ec. 35.4)

1(
T ! . !
0.50* 0.25, ./ ∙ ! (Ec. 35.5)

con ! ≯ 400 #/%% , donde Rd es el axial de cálculo del pilote más cargado y d
la altura útil del encepado. Ver figura 35.11.

252
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Figura 35.10. Disposición de armado de diferentes series de pilotes


T1d

T2d

Figura 35.11. Disposición de armadura sobre cuatro pilotes

253
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

La armadura principal debe disponerse en bandas sobre los pilotes. Se


define como banda o faja una zona cuyo eje es la línea que une los centros de los
pilotes y cuyo ancho es igual al diámetro del pilote más dos veces la distancia
entre la cara superior del pilote y el centro de gravedad de la armadura del tirante.
La armadura principal debe anclarse a partir de un plano vertical que pase por el
eje de cada pilote. Ver figura 35.12.
armadura
secundaria

armadura
principal

Figura 35.12. Disposición de armaduras

35.5.2.2. Armadura secundaria

Se dispondrá además una armadura secundaria horizontal en retícula, cuya


capacidad mecánica en cada sentido no será menor de ¼ de la capacidad
mecánica de la armadura colocada en las bandas o fajas, y una armadura
secundaria vertical formada por cercos atando la armadura principal de las
bandas.

La armadura de suspensión, en su totalidad se recomienda dimensionarla para


una fuerza no inferior al valor Nd /1,5 n con n≥ 3, siendo: (Ver figura 35.13)

N = reacción del soporte, pila o pilar.


n = número de pilotes.

254
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Figura 35.13 Armadura de suspensión

c.d.g. de la armadura

Fondo de encepado
Fondo del hormigón
de limpieza

Pilote

Figura 35.14 Definición de ancho de banda

35.5.3. Encepados flexibles

35.5.3.1. Cálculo a flexión

El cálculo a flexión de encepados flexibles se hace de forma análoga al de


zapatas flexibles. La sección de referencia s1 es vertical, paralela a la cara del
soporte o muro y situada hacia adentro de dicha cara a una distancia de la misma
de 0.15 a0, siendo a0 la dimensión del soporte o muro normal a la sección que se
considera. En ella se obtendrá el momento flector que servirá para dimensionar la
armadura principal del encepado de la misma manera que se hacía en zapatas.

255
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Obtenida la armada principal, ésta armadura se dispondrá en las bandas


que unen los pilotes siguiendo las mismas indicaciones dadas para el caso de
encepados rígidos.

Además de la armadura principal será necesario colocar armaduras


secundarias horizontales y verticales siguiendo las mismas indicaciones dadas
para el caso de encepados rígidos.

35.5.3.2. Cálculo a cortante

Se hace como en las zapatas flexibles. La sección de referencia S2 es


vertical, paralela a la cara del soporte o muro y situada a una distancia de la
misma igual al canto útil del encepado. Esta comprobación normalmente no es
necesaria para los encepados cuyo canto útil ha sido predimensionado usando la
fórmula dada en la primera parte de este apartado.

35.5.3.3. Armadura en espera

Tanto en encepados rígidos como en encepados flexibles, es necesario


disponer armaduras en espera para solapar con las del soporte, debiendo
comprobarse tanto la longitud de anclaje como la de traslape. También será
necesario comprobar la longitud de anclaje de las armaduras del pilote que entran
en el encepado. Para estas comprobaciones pueden aplicarse las reglas dadas
para anclaje y disposición de armaduras para zapatas.

35.5.3.4. Cálculo a punzonamiento.

Se comprobará al punzonamiento en la sección de referencia S2 que se define a


continuación.

Esta sección será perpendicular a la base de la zapata o encepado y estará


formada por el conjunto de secciones verticales resistentes situadas alrededor del
soporte, pila o pilote y concéntricas con él a una distancia igual a la mitad del
canto útil de la placa.

En la sección de referencia así definida, la resistencia virtual de cálculo del


hormigón a esfuerzo cortante que se considerará es el valor 2fcv. Si superase este
valor será preciso disponer armadura de punzonamiento. Aunque se disponga
esta armadura, el valor de la resistencia virtual de cálculo del hormigón a esfuerzo
cortante no podrá sobrepasar de 3 fcv.
256
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

La armadura de punzonamiento, constituida por barras dobladas y/o cercos,


verticales o inclinados, se calculará de acuerdo con el párrafo 32.9.d. Para calcular
esta armadura se determinará el cortante en la sección de referencia S2, definida
anteriormente, y en las sucesivas secciones más separadas de la cara del
soporte. En este caso, la resistencia virtual de cálculo del hormigón a esfuerzo
cortante no sobrepasará el valor de fcv.

35.5.3.5. Cantos y dimensiones mínimas.

El canto total mínimo en el borde de los elementos de cimentación de


hormigón armado no será inferior a 25 cm si se apoyan sobre el terreno, ni a 40
cm si se trata de encepados sobre pilotes. Además, en este último caso el espesor
no será, en ningún punto, inferior a 1,5 veces el diámetro del pilote.

La distancia existente entre el contorno exterior de la base del encepado y


el eje de cualquier pilote no será inferior al diámetro de dicho pilote. También se
habrá de verificar que la distancia entre cualquier punto del perímetro del pilote y
el contorno exterior de la base del encepado no será inferior a 25 cm.

35.6. Disposición de las armaduras.-


La armadura necesaria se determinará a partir de las tracciones de los tirantes del
modelo adoptado para cada encepado.
35.6.1 Un pilote
Estará formado por un conjunto de armaduras a modo de cercos
envolviendo el cubo constitutivo de dicho encepado.
Su forma de trabajo es a compresión y a cortante. Ver figura 35.15.

35.6.2 Dos pilotes


La forma de trabajo de este tipo de encepado, idéntica a la zapata aislada,
es formándose unas bielas de compresión inclinadas, que van desde el soporte
hasta los pilotes, cuyas componentes horizontales han de absorberse mediante
una armadura a modo de tirante. Ver figura 35.16

257
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Figura 35.15 Armado de un pilote

Figura 35.16 Armado de dos pilotes

La armadura necesaria para resistir la tracción (inferior) se colocará, sin


reducir su sección, en toda la longitud del encepado. Esta armadura se anclará,
por prolongación recta o en ángulo recto, o mediante barras transversales
soldadas a partir de planos verticales que pasen por el eje de cada pilote. Figura
35.17

258
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Figura 35.17

Para mejorar la resistencia a torsión del encepado(a la que también ayudan


las vigas riostras) debe colocarse en la cara superior una armadura de 1/8 a 1/5
de la inferior.

Asimismo el encepado dispondrá de una armadura de piel, constituida por


cercos verticales y horizontales. Como orientación suelen colocarse cercos de
diámetro 10 mm. cada 10 cm para pilares de carga hasta 900 KN.

Figura 35.18 Disposición de estribos


259
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

En la zona de anclaje de la armadura principal, conviene aproximar los


cercos verticales, para garantizar el zunchado de las bielas, como vimos en la
figura 35.7.

Resumiendo, el armado de estos encepados se dispondrá del siguiente modo:


-Armadura longitudinal inferior con anclaje hacia arriba.
-Armadura longitudinal superior con patillas hacia abajo.
-Cercos horizontales y verticales envolviendo el conjunto. (Figura 35.19)

Figura 35.19 Secuencia de armado

Conviene tener presente las prescripciones de la normativa respecto a la


longitud de hormigón del pilote que debe entrar en el encepado, armaduras, etc.

Igualmente, para la puesta en obra del encepado, sería necesario colocarle


las armaduras de arriostramiento en las direcciones correspondientes.

Asimismo es conveniente que las armaduras del encepado no se apoyen


directamente sobre las armaduras del pilote, para no impedir el recubrimiento de
los mismos.

260
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

35.6.3 Tres o más pilotes.-

Para encepados de más de dos pilotes el sistema de cálculo es análogo,


partiendo en cada caso, de la geometría de las distintas bielas.

La armadura principal inferior se colocará en bandas o fajas sobre los


pilotes. Se define como banda o faja una zona cuyo eje es la línea que une los
centros de los pilotes, y cuyo ancho es igual al diámetro del pilote más dos veces
la distancia entre la cara superior del pilote y el centro de gravedad de la armadura
del tirante.

Esta armadura principal se dispondrá de tal forma que se consiga un


anclaje adecuado de la misma a partir de un plano vertical que pase por el eje de
cada pilote.
Cuando queden entre la armadura principal grandes áreas sin armar, se
dispondrá, además, una armadura secundaria en retícula cuya capacidad
mecánica en cada sentido no será inferior a ¼ de la capacidad mecánica de las
bandas o fajas.

Figura 35.20 Armado de encepados de tres y cuatro pilotes

En el caso de grandes grupos de pilotes, el encepado se deberá realizar


formando una gran losa que los agrupe, la distancia entre pilotes en este caso
deberá ser como mínimo de 2 veces el diámetro del propio pilote, esta losa irá
armada de la forma que se puede ver en la figura 35.21.

261
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

Figura 35.21. Armado de grupo de pilotes

En encepados solicitados con cargas portantes apreciables, se recomienda


disponer, además, una armadura perimetral de tracción que zunche el conjunto de
las bielas espaciales de compresión que se forman, evitando así la fisuración
prematura de las caras laterales del encepado.
Es determinante que la armadura principal se concentre en bandas o fajas
sobre los pilotes y no se distribuya uniformemente en toda el área de la base del
encepado, ya que las bielas de compresión que se forman, van desde el soporte
hasta los apoyos rígidos que le suponen los pilotes y allí es donde han de ser

262
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

desviadas por el tirante. En la figura 35.22 vemos estas bielas en un encepado de


tres y cuatro pilotes.

Figura 35.22. Modelo de bielas y tirantes para encepados

En el caso de cimentaciones continuas sobre un encepado lineal, la


armadura principal se situará perpendicularmente al muro, como se puede ver en
la figura 35.23.

Figura 35.23 Encepado lineal bajo muros

En el caso de encepados flexibles o de forma alargada y grandes vuelos


debe hacerse un cálculo detallado comprobando la resistencia a cortante y
punzonamiento en las secciones críticas.

35.7. - Unión con pilares de hormigón armado.-


En este caso el anclaje se efectúa igual que en el caso de una cimentación
superficial, es decir, con armaduras de acero formando jaula y compuesta por una
263
Universidad Mayor de San Andrés Ing. Miguel Muñoz Black
Facultad de Ingeniería Hormigón Armado II
Ingeniería Civil CIV 210

armadura longitudinal (de igual número de barras y diámetro que los del soporte) y
una armadura transversal (formada por cercos y estribos).

Figura 35.24 Unión de encepados y pilares de hormigón

35.8. - Proceso constructivo.-


1. Limpieza y nivelación general del terreno.
2. Replanteo general de encepados y arriostramiento.
3. Excavación del terreno (si fuese necesario).
4. Nivelación de los niveles ya construidos (pasar niveles).
5. Descabezar los pilotes.
6. Si existe terreno agresivo, protección de los encepados.
7. Si existe nivel freático alto, colocación de piedra, gravilla y, si fuese necesario,
colocar membrana impermeabilizante.
8. Vertido del hormigón de limpieza.
9. Replanteo del eje de los pilares.
10. Encofrado.
11. Colocación de las armaduras (del encepado, de arriostramientos, de anclaje,
complementarias, etc.) con separadores, y bien atadas para inmovilizarlas
durante el hormigonado.
12. Hormigonado.
13. Curado del hormigón.
35.9. Ejemplo de aplicación.-
264