Está en la página 1de 7

opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiop

asdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas
dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf
ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh
jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjkl
zxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzx
cvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcv
bnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbn
mqwertyuiopasdfghjklzxcvbnm
qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmq
wertyuiopasdfghjklzxcvbnmqw
ertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyui
opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiop
asdfghjklzxcvbnmqwertyuiopas
dfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf
ghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfgh
jklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjkl
2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

APARATOS DIGESTIVO

La materia y la energía que necesitamos la obtenemos de los alimentos. En las células sólo pueden
pueden entrar moléculas pequeñas (monómeros), muy escasas en la naturaleza, donde lo que abundan
son grandes moléculas (polímeros). Por ello hay que transformar los polímeros en monómeros para
suministrarle estos a las células. Ello se hace mediante las enzimas digestivas, que son moléculas
(proteínas) muy específicas. El aparato digestivo es el encargado de transformar los alimentos en
moléculas sencillas (monómeros).

Lo hace mediante un proceso que ocurre paso a paso en sus diferentes partes: boca, faringe, esófago,
estómago, intestino delgado (duodeno, yeyuno e león), intestino grueso (ciego, colon ascendente, colon
transverso, colon descendente y recto) y el ano. Diferentes enzimas, segregadas por las paredes del
intestino o por glándulas especializadas (glándulas anexas).

Descomponen totalmente el alimento, dejándolo preparado para ser distribuido a las células. El aparato
digestivo es, realmente, un tubo. El alimento durante su recorrido por el mismo se ve sometido a una serie
de acciones que lo van transformando. Esas acciones son de dos tipos: unas mecánicas (el alimento se
fragmenta, se amasa, se mezcla, etc.) y otras químicas (ciertas substancias, las enzimas digestivas,
atacan al alimento descomponiéndolo, otras substancias químicas ayudan a la acción de las enzimas).

Por ello, además del tubo digestivo existen unas glándulas anejas encargadas de segregar muchas de
esas substancias (otras las segregan las propias paredes del tubo). La función del Aparato Digestivo es la
transformación de las complejas moléculas de los alimentos en sustancias simples y fácilmente utilizables
por el organismo.

Estos compuestos nutritivos simples son absorbidos por las vellosidades intestinales, que tapizan el
intestino delgado. Así pues, pasan a la sangre y nutren todas y cada una de las células del organismo.
Desde la boca hasta el ano, el tubo digestivo mide unos once metros de longitud.

En la boca ya empieza propiamente la digestión. Los dientes trituran los alimentos y las secreciones de
las glándulas salivales los humedecen e inician su descomposición química. Luego, en la deglución, el
bolo alimenticio cruza la faringe, sigue por el esófago y llega al estómago, una bolsa muscular de litro y
medio de capacidad, cuya mucosa secreta el potente jugo gástrico, en el estómago, el alimento es
agitado hasta convertirse en una papilla llamada quimo.

A la salida del estómago, el tubo digestivo se prolonga con el intestino delgado, de unos siete metros de
largo, aunque muy replegado sobre sí mismo. En su primera porción o duodeno recibe secreciones de las
glándulas intestinales, la bilis y los jugos del páncreas.

Todas estas secreciones contienen una gran cantidad de enzimas que degradan los alimentos y los
transforman en sustancias solubles simples. El tubo digestivo continúa por el intestino grueso, de algo
más de metro y medio de longitud. Su porción final es el recto, que termina en el ano, por donde se
evacuan al exterior los restos indigeribles de los alimentos.

FISIOLOGÍA DEL DIGESTIVO


2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

El tubo digestivo se encarga de la digestión de los alimentos ingeridos, para que puedan ser utilizados por
el organismo. El proceso de digestión comienza en la boca, donde los alimentos son cubiertos por la
saliva, triturados y divididos por la acción de la masticación y una vez formado el bolo, deglutidos. El
estómago no es un órgano indispensable para la vida, pues aunque su extirpación en hombres y animales
causa ciertos desordenes digestivos, no afecta fundamentalmente la salud. En el ser humano, la función
esencial del estómago es reducir los alimentos a una masa semifluida de consistencia uniforme
denominada quimo, que pasa luego al duodeno. El estómago también actúa como reservorio transitorio
de alimentos y por la acidez de sus secreciones, tiene una cierta acción antibacteriana. El quimo pasa el
píloro a intervalos y penetra al duodeno donde es transformado por las secreciones del páncreas,
intestino delgado e hígado; continuándose su digestión y absorción. El quimo sigue progresando a través
del intestino delgado hasta llegar al intestino grueso.

La válvula ileocecal obstaculiza el vaciamiento demasiado rápido del intestino delgado e impide el reflujo
del contenido del intestino grueso al intestino delgado. La principal función del intestino grueso es la
formación, transporte y evacuación de las heces. Una función muy importante es la absorción de agua. En
el ciego y el colon ascendentes las materias fecales son casi líquidas y es allí donde se absorbe la mayor
cantidad de agua y algunas sustancias disueltas, pero también en regiones más distales (recto y colon
sigmoideo) se absorben líquidos. Las heces permanecen en el colon hasta el momento de la defecación.

Las partes principales del sistema digestivo son:

Boca: se encarga de triturar los alimentos y en ella comienza el proceso de digestión con la saliva, que es
producida por las glándulas salivales.

Faringe: es un tubo que une la boca y el esófago.

Esófago: es otro tubo musculoso que une la faringe con el estómago.

Estómago: es un ensanchamiento con forma de saco donde participan distintos ácidos para digerir el bolo
alimenticio. Sus paredes poseen una fuerte musculatura y están formadas por repliegues.
2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

Hígado: es una glándula digestiva de gran tamaño. Interviene en el metabolismo de los alimentos, fabrica
bilis y almacena nutrientes.

Páncreas: se encuentra detrás del estómago. Genera ácidos para digerir los alimentos y, además,
controla los niveles de glucosa en nuestro cuerpo.

Intestino delgado: Es un tubo largo, de unos 6 metros. En él se realiza la mayor parte de la digestión y se
absorben los nutrientes y el agua.

Intestino grueso: Es un tubo más ancho y corto que el anterior, de 1,5 metros. Los nutrientes que no
necesite nuestro cuerpo, los almacena aquí y los convierte en heces.

Recto: Es una bolsa donde se almacenan las heces y luego son expulsadas del cuerpo por el ano.
2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

Ano: De aquí es de donde se expulsa las heces.

Enfermedades o trastornos relacionados con el aparato digestivo:

• Apendicitis: inflamación del apéndice. Sus principales síntomas son: dolor en el lado derecho del vientre
(bajo la línea que une el ombligo con la cadera), acompañado por vómitos, estreñimiento o, a veces

• Peritonitis: inflamación del peritoneo (membrana que recubre la cavidad abdominal), por acción de
bacterias patógenas provenientes de la ruptura del apéndice (apendicitis mal cuidada) o por la perforación
del estómago.

• Estreñimiento: retardo de la defecación. La causa de esta demora puede ser patológica, como tumores o
inflamaciones de la pared intestinal. Sus orígenes más frecuentes, hoy en día, están en el estrés, las
dietas incorrectas, y muy especialmente la falta de fibra en la dieta y la vida sedentaria, así como la
ingestión de medicamentos como antidepresivos y otros.
2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

• Diarrea: defecación frecuente de materias generalmente líquidas. Se debe al paso anormalmente rápido
de las heces por el intestino grueso, sin tener el tiempo suficiente para la absorción del agua. Las causas
pueden ser bacterias patógenas, sustancias químicas, trastornos nerviosos, irritación provocada en las
paredes intestinales por los alimentos no digeridos. Una diarrea prolongada puede traer como
consecuencia una deshidratación.

TEJIDOS DEL TUBO DIGESTIVO

Desde la entrada hasta la salida el alimento es cortado mecánicamente y a nivel molecular y se separa de
forma automática dentro del cuerpo aquellas sustancias que pasarán a formar parte del ser vivo de
aquellas que serán eliminadas. En él intervienen varias decenas de tipos celulares que conforman
suficientes tejidos distintos para llevar a cabo todo ello. Estos tejidos se distribuyen tanto de arriba abajo
en el curso del alimento como desde la luz del tubo digestivo hacia “dentro” del ser vivo”

El alimento recorre el cuerpo en contacto directo con una capa mucosa. Este tejido forma una membrana
húmeda que tiene repliegues para aumentar la superficie de contacto y así aumentar la absorción de los
alimentos. Este epitelio simple es escamoso no queratinizado y se encuentra en boca, faringe, esófago,
estómago, intestino delgado, colon y conducto anal. Este epitelio esta soportado por una lámina basal
bajo ella (una capa de matriz extracelular que separa los epitelios). En este tejido pueden aparecer
glándulas de secreción tanto de mucosidad como de enzimas además de células especializadas en la
absorción.

La siguiente capa que encontramos es la capa muscularis mucosa, una capa mixta de mucosa y de
músculo liso muy fina, unitaria y laxa (las células musculares estás unidas por uniones tipo GAP) y entre
ellas se encuentran las células mucosas. Su parte muscular está formada por haces musculares
longitudinales y transversales entremezclados. Los haces musculares longitudinales se mueven de
“detrás a delante” y los circulares realizan un movimiento de contracción, la mezcla de ambos es lo que
permite el avance del bolo digestivo.

Siguiendo el sentido en el que los nutrientes son absorbidos nos encontramos la capa submucosa. Ésta
está formada por tejido conjuntivo, fibroso y denso. Este tejido es la “argamasa” que une los diferentes
tejidos que forman los órganos, por lo que siempre está altamente inervado y vascularizado. Además
presenta prolongaciones de las glándulas mucosas de secreción externa y vasos linfáticos. Por este tejido
es por el que llegan al tubo digestivo los impulsos nerviosos para mover el tubo digestivo y por él también
se van los nutrientes que pasan al torrente sanguíneo y los desechos celulares que se eliminan hacia los
vasos linfáticos.

A continuación está la capa muscular externa: que está compuesta por fibras de músculo liso unitario.
Salvo en la boca y en la primera parte del esófago, que tiene musculatura estriada que es de movimiento
voluntario para capacitar para la deglución.

Esta capa muscular es la encargada principal del movimiento, para ello consta de dos capas: una de
musculatura circular interna cuyo movimiento de constricción hace avanzar el bolo y otra capa de músculo
liso longitudinal externo que con su movimiento desplaza el alimento, peo además también los disgrega
en zonas concretas para facilitar la absorción de nutrientes.

Por último nos encontramos una capa serosa. Está formada por una capa fina de tejido conjuntivo y otra
de mucosa. Segrega un fluido acuoso para reducir la fricción interna de los órganos. Su vascularización
lleva nutrientes a los tejidos del tubo digestivo
2º “A” TLC TOMA DE MUESTRAS BIOLOGICAS 22/FEB/18

GLOSARIO

Moleculas: Agrupación definida y ordenada de átomos que constituye la porción más pequeña de una
sustancia pura y conserva todas sus propiedades

Células: Unidad anatómica fundamental de todos los organismos vivos, generalmente microscópica,
formada por citoplasma, uno o más núcleos y una membrana que la rodea.

Monómeros: es una molécula de pequeña masa molecular que está unida a otros monómeros, a veces
cientos o miles, por medio de enlaces químicos, generalmente covalentes, formando macromoléculas
llamadas polímeros

Polímeros:son macromoléculas (generalmente orgánicas) formadas por la unión mediante enlaces


covalentes de una o más unidades simples llamadas monómeros.

Glándulas:Una glándula es un conjunto de células cuya función es sintetizar sustancias químicas, como
las hormonas, para liberarlas, a menudo en la corriente sanguínea y en el interior de una cavidad corporal
o su superficie exterior

La bilis:Es un líquido que es producido y secretado por el hígado y almacenado en la vesícula biliar. La
bilis ayuda a la digestión y ayuda a las enzimas en su cuerpo para descomponer las grasas en ácidos
grasos, que pueden introducirse en el cuerpo a través del tracto digestivo. La bilis contiene:
Principalmente colesterol.

Ileocecal:La válvula ileocecal, también llamada unión iliocecal o válvula de Bauhin, se comporta como un
esfínter tanto desde el punto de vista anatómico como funcional.

Sigmoideo:Válvula sigmoidea, una válvula cardiaca

Mucosa:Revestimiento interior húmedo de algunos órganos y cavidades del cuerpo (como la nariz, la
boca, los pulmones y el estómago). Las glándulas de la membrana mucosa producen el moco (líquido
espeso y resbaloso). También se llama mucosa

Deglución:La deglución es el paso del alimento desde la boca a la faringe y luego hasta el esófago. Los
alimentos masticados por los dientes, amasados por la lengua y humedecidos por la saliva, toman forma
de una bola de consistencia pastosa, el bolo alimenticio.

Vascularización:

Presencia y disposición de los vasos sanguíneos y linfáticos en un tejido, órgano o región del organismo.

Epitelio:Tejido constituido por células íntimamente unidas, planas o prismáticas, que recubre la superficie
externa del cuerpo y de ciertos órganos interiores.