Está en la página 1de 8

VIRUS PERJUDICIALES

VIH (SIDA):

El deterioro del sistema inmunológico. Es el agente infeccioso determinante del síndrome


de inmunodeficiencia adquirida (sida) y existen dos subtipos: tipo 1 (VIH-1) y tipo 2 (VIH-
2). Éste último es frecuente en África Occidental. Para que se transmita debe darse una
cierta concentración en fluidos biológicos como la sangre, semen, secreciones vaginales
y leche materna. Y aquí no acaban las vías de contagio. También está presente en el
líquido amniótico, pleural, sinovial, peritoneo y pericárdico. Tres son las vías principales
de transmisión:

Marburg:

El virus más peligroso que puede infectar a un humano es el Marburg. Lleva el nombre
de la pequeña e idílica ciudad alemana, que se asienta a las orillas del río Lahn, que en
ningún caso describe el desarrollo de la enfermedad. Muy similar al virus de Ebola, los
enfermos sufren fiebre alta, calambres y sangrado de las membranas mucosas, piel y
órganos. El 80% de los infectados muere.
Ebola:

El virus del Ébola tiene cinco variedades, que se identifican con el nombre de países y
regiones de África: Zaire, Sudán, Tai Forest, Bundibugyo, Reston. La variedad Zaire, con
una tasa de mortalidad del 90%, es la más peligrosa. Durante la epidemia de ébola en
2013, también se infectaron personas en Guinea, Sierra Leona y Liberia. Los
investigadores creen que los zorros voladores (una especie de murciélago) pudieron
llevar el virus Zaire a las ciudades.

Hepatitis B:

Esta enfermedad está causada por el virus VHB (Virus de la hepatitis B). Muchos de los
infectados por este virus nunca mostrarán síntomas de esta enfermedad. Otros
mostraran síntomas de hepatitis aguda que son:
Malestar general.
Cansancio.
Pérdida del apetito.
Diarrea, vómitos, dolor abdominal.
Dolores musculares o articulares.
Ictericia (coloración amarilla de la piel y las conjuntivas).
Rabia:

Esta enfermedad está causada por la familia de virus Rhabdoviridae. El virus de la


rabia se encuentra difundido en todo el planeta y ataca a mamíferos, tanto domésticos,
como salvajes, incluyendo al ser humano. Los síntomas son:
Babeo.
Convulsiones.
Sensibilidad exagerada en el sitio de la mordedura.
Excitabilidad.
Pérdida de la sensibilidad en un área del cuerpo.
Pérdida de la función muscular.
Fiebre baja, 102° F (38.9° C) o menos.
Espasmos musculares.
Entumecimiento y hormigueo.
Dolor en el sitio de la mordedura.
Inquietud.
Dificultad para deglutir (las bebidas producen espasmos de la laringe).

Rubeola:

Esta enfermedad está causada por el virus de la rubéola. El virus aparece en la sangre
a los 5 o 7 días después del contagio y se dispersa por todo el cuerpo.
Sarampión:

Esta enfermedad está causada por el virus paramixovirus. Se caracteriza por un cuadro
sintomático como el de un catarro, El sarampión es una de las enfermedades más
contagiosas. Puede transmitirse a través del aire. Se transmite por contacto directo con
descargas de la nariz o de la garganta con alguien infectado.

Viruela:

Esta enfermedad está causada por el Variola virus. Era una enfermedad tan letal que
en algunas culturas antiguas estaba prohibido dar nombre a los niños hasta que
contrajesen la enfermedad y sobreviviesen a ella. Su tasa de mortalidad llegó a ser
hasta de un 30% de los pacientes infectados. Los síntomas son:
Dolor de espalda.
Delirio.
Diarrea.
Sangrado excesivo.
Fatiga.
Fiebre alta.
Malestar general.
Erupciones cutáneas rosadas y levantadas que se transforman en úlceras que luego
forman una costra al octavo o noveno día.
Dolor de cabeza fuerte.
Vómitos.
Hanta:

El virus Hanta describe una serie de virus. Lleva el nombre de un río en el que se
infectaron 1.950 soldados estadounidenses por primera vez con este virus. Fue durante
la Guerra de Corea. Sus síntomas son enfermedades pulmonares, fiebre e insuficiencia
renal.

Gripe Aviar:

La gripe aviar alimentó el pánico durante meses. Este temor estaba justificado puesto
que la tasa de mortalidad entre los infectados es del 70%. No obstante, el riesgo de ser
contagiado con el virus H5N1 es muy bajo. Los seres humanos se infectan sólo por un
contacto muy estrecho con aves de corral. La mayoría de los casos ocurren en Asia, ya
que hombres y gallinas viven juntos en espacios muy reducidos.

Lassa:

Una enfermera en Nigeria fue la primera persona en infectarse con el virus de Lassa. El
virus se propagó a través de roedores de manera endémica, es decir, que es frecuente
en una región concreta, en este caso, en África occidental. En cualquier momento, puede
volver a haber un brote. Los investigadores creen que el 15% de las ratas que viven allí
son portadores el virus.
Machupo:

El virus Machupo también es conocido como “tifus


negro”. La infección causa fiebre alta, acompañada de sangrado abundante. En este
caso, la enfermedad es muy similar a la de la infección por el virus Junin.El virus se
puede transmitir de persona a persona. Los roedores autóctonos son, a menudo,
reservorios del virus, es decir, que alojan de forma crónica el germen de esta
enfermedad.

Dengue:

Quién quiera pasar unas vacaciones en países tropicales, debe tener presente la fiebre
del dengue. El virus del dengue, que se propaga a través de un mosquito, es el más
extendido. Cada año infecta a entre 50 y 100 millones de personas en destinos turísticos
como Tailandia y la India. En la actualidad, 2.000 millones de personas viven en zonas
vulnerables del virus del dengue.
Virus Beneficiosos

Virus contra el cáncer: JX-594

Actualmente, investigadores de todo el mundo estudian el comportamiento de unos


treinta virus en la lucha contra el cáncer. Ya se conoce que algunos virus modificados
genéticamente pueden atacar las células cancerosas si se inyectan directamente en los
tumores, lo cual hace difícil o imposible su empleo en pacientes con metástasis (tumores
diseminados en varias partes del organismo).

Sin embargo, el 31 de agosto pasado se publicó en la revista Nature un trabajo en el que


se informa que Caroline Breitbach y sus colegas de la empresa privada Jennerex y de
las universidades de Ottawa y Pensilvania, probaron con buenos resultados la
administración por vía intravenosa de un virus modificado genéticamente, con
propiedades oncolíticas (destructoras de células cancerosas).

Los investigadores administraron ese virus, llamado JX-594, a 23 pacientes con tumores
en pulmón, colon, recto, ovario y pared interna del útero (endometrio). Semanas después
de la inyección, se encontró que en la mitad de los pacientes los tumores habían dejado
de crecer.

Este resultado “es importante porque demuestra que podemos usar esta estrategia para
lograr la expresión de genes concretos en un tumor, abriendo la puerta a un nuevo
abanico de terapias dirigidas contra el cáncer”, ha señalado John Bell, uno de los
investigadores de este trabajo.
Sin embargo, todavía deberán pasar algunos
años para que se demuestre su eficacia y
seguridad en la terapia contra el cáncer, y
muchas décadas más para que los virus sean
considerados nuestros benefactores.

Virus de la hepatitis G:

Mejora la progresión de pacientes con SIDA.

Existen virus que tiene una relación de simbiosis mutualista con su hospedador, es decir,
una relación en la que ambos, el virus y el huésped, se benefician.