Está en la página 1de 9

REGIMEN LABORAL D LOS ADOLESCENTES.

1. Derecho al trabajo
El Estado garantiza modalidades y horarios escolares especiales que permitan
a los niños y adolescentes que trabajan que trabajan y asistan regularmente a
sus centros de estudio.
El Estado reconoce el derecho de los adolescentes a trabajar, con las
restricciones que impone el Código de los Niños y Adolescentes, Ley Nº 27337,
siempre y cuando no exista explotación económica y su actividad laboral no
importe riesgo o peligro, afecte su proceso educativo o sea nocivo para su salud
o para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral o social.
2. Ámbito de aplicación del adolescente trabajador
El ámbito de aplicación de los adolescentes que trabajan en forma dependiente
o por cuenta ajena están amparados por el Código de los Niño y Adolescentes.
Se excluye a los que realizan el trabajo a domicilio y a los que trabajan por cuenta
propia o en forma independiente, así como a los que realizan trabajo doméstico
y trabajo familiar no remunerado.
Asimismo, se excluye de su ámbito de aplicación, el trabajo de los aprendices y
de los practicantes, el que se rige por propias leyes, esto es por la Ley
Nº 28518, Ley de Modalidades Formativas Laborales, (25.05.05) y por su
Reglamento Decreto Supremo Nº 007- 2005-TR, (19.09.05).
La protección del adolescente trabajador corresponde al Promudeh en forma
coordinada y complementaria con los Sectores Trabajo, Salud, Educación, así
como con los Gobiernos regionales y municipales. Asimismo el Promudeh es el
encargado de dictar la política de atención para los adolescentes que trabajan.
3. Edades requeridas para trabajar según actividades
Los adolescentes a fin de desarrollar ciertas labores según el tipo de actividad
empresarial (trabajo por cuenta ajena o que se preste en relación de
dependencia) requiere de edades mínimas para su ejercicio y que son los
siguientes:
A. Quince años (15) para labores agrícolas no industriales.
B. Dieciséis años (16) para labores industriales, comerciales o mineras.
C. Diecisiete años (17) para labores de pesca industrial.
En cuanto a las otras modalidades de prestación de labores deberá tener como
mínimo catorce (14) años de edad. Por excepción se concederá autorización a
partir de los doce años, siempre que las labores a realizar no perjudiquen su
salud o desarrollo, ni interfieran o limiten su asistencia a los centros educativos
y permitan su participación en programas de orientación o formación profesional.
4. Autorización de trabajadores adolescentes
Con respecto a la autorización del adolescente trabajador, se establece que los
adolescentes requieren autorización para trabajar, salvo en el caso del
trabajador familiar no remunerado.
Se presume que los adolescentes están autorizados por sus padres o
responsables para trabajar cuando habiten con ellos, salvo manifestación
expresa en contrario de los mismos.
Tienen competencia para inscribir, autorizar y supervisar el trabajo de los
adolescentes que cuenten con las edades señaladas anteriormente, las
siguientes entidades:
• El Sector Trabajo, para trabajos por cuenta ajena o que se presten en relación
de dependencia; y,
• Los municipios distritales y provinciales dentro de sus jurisdicciones, para
trabajadores domésticos, por cuenta propia o que se realicen en forma
independiente y dentro de su jurisdicción.
• El juez podrá autorizar excepcionalmente el trabajo nocturno
4.1. Son requisitos para otorgar autorización para el trabajo de adolescente
• Que el trabajo no perturbe la asistencia regular a la escuela.
• Que el certificado médico acredite la capacidad física, mental y emocional del
adolescente para realizar las labores.
Este certificado será expedido gratuitamente por los servicios médicos del Sector
Salud o de la Seguridad Social.
• Que ningún adolescente sea admitido al trabajo sin la debida autorización.
4.2. Solicitud de autorización
De conformidad con lo establecido en Número de orden 61 del Decreto Supremo
Nº 016-2006-TR, Texto Único de Procedimientos
Administrativos del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, se dispone
que se deberá adjuntar a la solicitud de autorización:
• Copia de la partida de nacimiento o Documento Nacional de Identidad.
• Certificado médico otorgado por un hospital o posta médica del Ministerio de
Salud o Es salud donde acredite la capacidad física, mental y emocional de las
y los adolescentes para realizar el trabajo (gratuito)
• Copia del carnet escolar o libreta de notas, de la constancia de estudios o
certificados de estudios.
• Dos (2) fotografías tamaño carnet tomada en cualquier estudio fotográfico
• Copia del documento de identidad del padre, madre, familiar o tutor
• Nombre o razón social y domicilio del empleador y número de Registro Único
de Contribuyente.
Dicha solicitud, cuyo trámite es gratuito, será presentada por el padre, madre,
tutor o responsable, quien acompañará al adolescente para el trámite.
5. Registro de trabajadores a cargo de instituciones
Las instituciones responsables de autorizar el trabajo de los adolescentes,
llevarán un registro especial en el que se hará constar lo siguiente:
a. Nombre completo del adolescente.
b. Nombre de sus padres, tutores o responsables.
c. Fecha de nacimiento.
d. Dirección y lugar de residencia.
e. Labor que desempeña.
f. Remuneración.
g. Horario de trabajo.
h. Escuela a la que asiste y horario de estudios.
i. Número de certificado médico.
Dado que, el trabajador familiar no remunerado no requiere autorización para
trabajar, el responsable de la familia, inscribirá al adolescente trabajador en el
registro municipal correspondiente.
6. Registro a cargo de los empleadores
Los establecimientos que contraten adolescentes para trabajar deben llevar un
registro que contenga los datos:
a. Nombre completo del adolescente.
b. Nombre de sus padres, tutores o responsables.
c. Fecha de nacimiento.
d. Dirección y lugar de residencia.
e. Labor que desempeña.
f. Remuneración.
g. Horario de trabajo.
h. Escuela a la que asiste y horario de estudios.
i. Número de certificado médico.
7. Jornada de trabajo
• La jornada de trabajo de los adolescentes entre los doce (12) y catorce (14)
años de edad no excederá de cuatro (4) horas diarias ni de (24) veinticuatro
horas semanales.
• La jornada de trabajo de los adolescentes entre los quince (15) y diecisiete (17)
años no excederá de seis (6) horas diarias ni de treinta y seis (36) horas
semanales.
8. Autorización de trabajo nocturno
En lo referente al trabajo nocturno, se debe entender por este al que se realiza
entre las 19:00 y las 07:00 horas.
El juez podrá autorizar excepcionalmente el trabajo nocturno de adolescentes a
partir de los quince (15) años hasta que cumplan los dieciocho (18) años de
edad, siempre que este no exceda de cuatro (4) horas diarias.
Fuera de esta autorización queda prohibido el trabajo nocturno de los
adolescentes.
9. Trabajos prohibidos
Se prohíbe el trabajo de adolescente en subsuelo, en labores que conlleven la
manipulación de pesos excesivos o sustancia tóxicas y en actividades en las que
su seguridad o la de otras personas estén sujeta a la responsabilidad del
adolescente.
El Promudeh, en coordinación con el Sector Trabajo y consulta con los gremios
laborales y empresariales, establecerá periódicamente una relación de trabajos
y actividades peligrosas o nocivas para la salud física o moral de los
adolescentes en las que no deberá ocupárseles.
10. Remuneración
En cuanto a la remuneración de los adolescentes, estos no podrán percibir una
remuneración inferior a la de los demás trabajadores de su misma categoría para
trabajos similares.
11. Trabajo doméstico o trabajo familiar no remunerado
Los adolescentes que trabajan en el servicio doméstico o que desempeñan
trabajo familiar no remunerado tienen derecho a un descanso de doce (12) horas
diarias continuas.
Los empleadores, patronos, padres o parientes están en la obligación de
proporcionarles todas las facilidades para garantizar su asistencia regular a la
escuela.
Compete al juez especializado conocer el cumplimiento de las disposiciones
referidas al trabajo de adolescentes que se realiza en domicilios.
12. Facilidades y beneficios de los adolescentes que trabajan
12.1. Asistencia a la escuela los empleadores que contraten adolescentes están
obligados a concederles facilidades que hagan compatibles su trabajo con la
asistencia regular a la escuela.
12.2. Examen médico
Los adolescentes trabajadores son sometidos periódicamente a exámenes
médicos.
Para los trabajadores independientes y domésticos los exámenes serán gratuitos
y estarán a cargo del Sector Salud.
12.3. Libreta del adolescente trabajador
Los adolescentes que trabajan deberán estar provistos de una libreta otorgada
por quien confirió la autorización para el trabajo. En esta constarán los datos
señalados en el punto número siete (7) anteriormente señalado.
12.4. Vacaciones
Los adolescentes tienen derecho a vacaciones remuneradas pagadas, las
cuales se concederán en los meses de vacaciones escolares.
12.5. Programas de capacitación
El Sector Trabajo y los municipios crearán programas especiales de capacitación
para el trabajo y de orientación vocacional para los adolescentes trabajadores.
13. Seguridad social
Los adolescentes que trabajan bajo cualquiera de las modalidades amparadas
por esta Ley tienen derecho a la seguridad social obligatoria, por lo menos en el
régimen de prestaciones de salud.
Es obligación de los empleadores, en el caso del trabajador por cuenta ajena y
del trabajador doméstico, y del jefe de familia, en el caso del trabajador familiar
no remunerado, cumplir con estas disposiciones.
En este punto cabe destacar, que en lo que respecta a los sistemas pensionarios
existentes (Sistema Nacional de Pensiones y Sistema Privado de Pensiones), si
bien el Código de Niños y Adolescentes no obliga directamente al trabajador
adolescente a inscribirse y contribuir a alguno de ellos, no existe ninguna
disposición laboral expresa que los excluya de tal obligación, encontrándose por
tanto sujetos a ella bajo las mismas condiciones aplicables a los trabajadores
sujetos al régimen laboral común de la actividad privada.
Los adolescentes trabajadores independientes podrán acogerse a este beneficio
abonando solo el 10 % de la cuota correspondiente al trabajador de una relación
de trabajo dependiente.
14. Capacidad y ejercicio de derechos laborales colectivos
14.1. Capacidad
Los adolescentes trabajadores podrán reclamar, sin necesidad de apoderado y
ante la autoridad competente, el cumplimiento de todas las normas jurídicas
relacionadas con su actividad económica.
14.2. Ejercicio de derechos laborales colectivos
Los adolescentes pueden ejercer derechos laborales de carácter colectivo,
pudiendo formar parte o constituir sindicatos por unidad productiva, rama, oficio
o zona de trabajo. Estos pueden afiliarse a organizaciones de grado superior
15. Legislación - Ámbito internacional
Existen diversos instrumentos internacionales que se ocupan de este tema, sin
embargo, son tres los que constituyen la base de la regulación sobre la materia,
y son:
15.1. Convenio Nº 138 de la OIT Con fecha 31 de mayo del 2001, nuestro país
ha ratificado, mediante Decreto Supremo Nº 038-2001-RE, el “Convenio Nº 138
de la OIT sobre la Edad Mínima de admisión al Empleo”, adoptado por la
Conferencia General de la Organización
Internacional del Trabajo, en su quincuagésima octava reunión, en la ciudad de
Ginebra, Confederación Suiza, el 26 de junio de 1973, y que fue aprobado por
Resolución Legislativa Nº 27453, de fecha 23 de mayo del año 2001.
El Convenio Nº 138 tiene por finalidad la abolición del trabajo infantil y estipula
que la edad mínima de admisión al empleo no debería ser inferior a la edad en
que cesa la enseñanza obligatoria y, en ningún caso, esta podrá ser inferior a los
quince años.
Sin embargo, en los países desarrollados establece la posibilidad de fijarla
inicialmente en catorce años. Asimismo, se indica que todo miembro del
Convenio se compromete a seguir una política nacional que eleve
progresivamente la edad mínima para trabajar a un nivel que haga posible el más
completo desarrollo físico y mental de los menores.
15.2. Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño
En 1989 se aprobó la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos
del Niño, que garantiza una amplia protección a todos los menores de dieciocho
años.
En este sentido, su artículo 1º establece que: “Para todos los efectos de la
presente Convención se entiende por niño todo ser humano menor de dieciocho
años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado
antes la mayoría de edad”.
Asimismo, se establece que los Estados partes reconocen el derecho del niño a
estar protegido contra la explotación económica y contra el desempeño de
cualquier trabajo que pueda ser peligroso al entorpecer su educación, o que sea
nocivo para su salud o para su desarrollo físico o mental, espiritual, moral o
social.
15.3. Convenio N° 182 sobre la prohibición de las peores formas de trabajo
infantil y la acción inmediata para su eliminación
Con fecha 20 de noviembre de 2001, nuestro país ha ratificado, mediante
Decreto Supremo Nº 087-2001-RE, el “Convenio Nº 182 de la OIT sobre la
Prohibición de las peores formas de trabajo infantil y la acción inmediata para su
eliminación adoptado por la Conferencia General de la Organización
Internacional del Trabajo, en su 87.a reunión, en la ciudad de Ginebra,
Confederación Suiza, el 1 de junio de 1999, y que fue aprobado por Resolución
Legislativa Nº 27543, de fecha 11 de octubre del año 2001.
Este convenio entró en vigor para el Perú el 10 de enero del año 2003.
En ese sentido se establece que todo miembro que ratifique el presente convenio
deberá adoptar medidas inmediatas y eficaces para conseguir la prohibición y la
eliminación de las peores formas de trabajo infantil con carácter de urgencia.
16. Día contra el trabajo infantil
De conformidad con la Resolución Ministerial Nº 213-2006-TR de fecha 7 de
junio de 2006, se ha establecido institucionalizar el día 12 de junio de cada año,
como “Día contra el Trabajo Infantil”.
17. Relación de trabajos y actividades peligrosas o nocivas para la salud
física o moral de las y los adolescentes
Mediante el Decreto Supremo Nº 007- 2006–MINDES, se aprobó una relación
de trabajos y actividades peligrosas para los adolescentes, clasificados en
trabajos peligrosos por su naturaleza y trabajos peligrosos por sus condiciones.
Dentro de los trabajos peligrosos por su naturaleza tenemos: trabajos en minas,
trabajo en contacto con sustancias químicas peligrosas, trabajos en horarios
nocturnos entre 19.00 y 7.00 horas, entre otros.
Con respecto a los trabajos peligrosos por sus condiciones, tenemos: trabajos
con jornadas superiores a las 6 horas diarias, trabajos como cobradores,
terramozas, trabajos que impiden la asistencia al centro educativo, entre otros.
18. Menores de 18 años prohibidos de laborar en actividades mineras
Mediante la Ley Nº 28992 (27.03.07), se sustituyó la tercera disposición final y
transitoria de la Ley N° 27651, Ley de Formalización y Promoción de la Pequeña
Minería y Minería Artesanal (la cual señalaba que la edad mínima de trabajo no
debería ser inferior a los catorce años de edad), estableciéndose que se prohíbe
el trabajo de las personas menores de dieciocho (18) años de edad en cualquiera
de las actividades mineras.
Los niños, niñas y adolescentes tienen el derecho a ser retirados o mantenerse
al margen de esta actividad laboral por el bien de su salud y seguridad, y a gozar
prioritariamente de las medidas de protección que establece el Código de los
Niños y el Adolescentes.
Las familiares de los menores que han sido retirados de la actividad minera o se
mantengan al margen tendrán la prioridad para acceder a programas sociales de
lucha contra la pobreza y promoción del empleo, siempre y cuando demuestren
ante la autoridad competente, el cumplimiento de las reglas de protección a los
niños, niñas y adolescentes.
19. Autorización para el trabajo del adolescente
Base Legal:
Decreto Ley N 26102 de 24.12.1992, Código de los Niños y Adolescentes
Resolución Ministerial N 128-94-TR de 25.08.1994, aprueba la Directiva
Nacional N 007-94-DNRT
Autorización para el trabajo del adolescente
Ningún adolescente podrá ser admitido al trabajo sin la debida autorización. Se
considera adolescente al menor desde los doce (12) hasta cumplir los dieciocho
(18) años de edad.
La autorización para el trabajo del adolescente que labora por cuenta ajena o en
relación de dependencia, será expedida por el Ministerio de Trabajo y Promoción
Social, de conformidad con el TUPA correspondiente.
Registro con datos del adolescente
El empleador debe llevar un registro con los datos siguientes: nombre completo
del adolescente; nombre de los padres, tutores o responsables; fecha de
nacimiento; dirección y lugar de residencia; labor que desempeña;
remuneración; horario de trabajo; escuela a la que asiste y horario de estudios.
Facilidades y Beneficios
Los empleadores están obligados a concederles facilidades que hagan
compatible su trabajo con su asistencia regular a la escuela.
El derecho a vacaciones remuneradas pagadas se concederá en los meses de
vacaciones escolares.
Edad Mínima para el Trabajo
Para el desarrollo de determinadas actividades se requiere que el menor
adolescente cuente con:
a) Catorce (14) años para labores agrícolas no industriales;
b) Quince (15) años para labores industriales, comerciales o mineras;
c) Dieciséis (16) años para labores de pesca industrial.
Para el desarrollo de las demás actividades de trabajo, doce (12) años.
Trabajos prohibidos
El trabajo en subsuelo, en labores en que se manipula pesos excesivos, en
actividades peligrosas o nocivas para su salud física o moral, o que impliquen el
manejo de sustancias explosivas o inflamables; y en actividades en las que su
seguridad o la de otras personas estén sujeta a la responsabilidad del
adolescente.
Remuneraciones
Ningún adolescente trabajador percibirá una remuneración inferior a la de los
demás trabajadores de su misma categoría para trabajos similares. No se podrá
pactar el pago de la remuneración de los adolescentes por obra, por pieza, a
destajo o por cualquier otra modalidad de rendimiento.

También podría gustarte