Está en la página 1de 3

N°03 NOVIEMBRE DE 2016

BOLETÍN del LUMC E N T R O D E D O C U M E N TA C I Ó N E I N V E S T I G A C I Ó N D E L L U G A R D E L A M E M O R I A , L A T O L E R A N C I A Y L A I N C L U S I Ó N S O C I A L

Bajada San Martín 151, Miraflores


www.lum.cultura.pe/cdi Teléfono: (01) 719 2065
N°03 NOVIEMBRE DE 2016 Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social

¿Dónde
están?
Canciones que
testimonian la
desaparición
forzada
RENZO ARONI SULCA
University of California, Davis
Universidad Nacional Autónoma de México

L
as canciones eran otras desaparecidos. De hecho este The Militant Song Movement antes de que la Junta Militar junto a la represión militar que
formas de resistir y movimiento musical, conocido in Latin America (New York: Chilena le cercenara sus dedos le siguió en los años ochen-
denunciar el fenóme- como la “Nueva Canción Social Lexington Books, 2014) acu- hasta ultimarlo, Víctor Jara, ta, afectaron profundamente
no de la desaparición Latinoamericana”, emergió ña el concepto de “canción uno de los más célebres repre- la capacidad creativa de los
forzada de personas en los países del Cono Sur militante” en vez de “canción sentantes del movimiento de músicos y cantautores perua-
durante las guerras civiles, (gobernados por dictadores de protesta”, porque, ellos no la Nueva Canción hizo un reci- nos para la producción de una
dictaduras militares y regíme- militares en las décadas de sólo hacían una práctica musi- tal televisado en Lima. Tanto música andina con temática
nes autoritarios en América 1960 y 1970) bajo diferen- cal contestaria sino una acción Víctor Jara como el compositor social y político. No es casual
Latina, ya sea dentro o fuera tes rótulos como la “Nueva política para transformar la si- peruano Celso Garrido Lecca que muchos de estos músicos
del marco de la Guerra Fría, Canción Chilena” en Chile, el tuación social1. eran docentes en el Instituto provinieran de Ayacucho, el
en la segunda mitad del siglo “Canto Popular” en Uruguay del Teatro de la Universidad de epicentro de la violencia polí-
XX. Desde el Cono Sur hasta y el “Movimiento del Nuevo Por supuesto, el Perú no Chile hasta antes del golpe mi- tica. De allí que, como señala
Centroamérica, músicos, can- Cancionero” en Argentina. La estuvo al margen de es- litar dirigido por Pinochet (11 el etnomusicólogo Jonathan
tautores y activistas compu- Nueva Canción pronto se ex- te movimiento. En julio de de setiembre de 1973). Fueron Ritter, este movimiento de
sieron numerosas canciones pandió por el resto del conti- 1973, durante el Gobierno ellos quienes abrieron el ca- “música andina politizada”
que denunciaban los críme- nente y no sólo hacían público, Revolucionario de las Fuerzas mino para la emergencia de la fue conocido también como la
nes de lesa humanidad como a modo de protesta, la situa- Armadas y un par de meses “Nueva Canción Peruana” en “Canción Social Ayacuchana”2.
las ejecuciones extrajudicia- ción social que se vivía en es- nuestro país.
les y desapariciones forzadas. tos países, también denuncia-
Asimismo, quienes por can- ban con compromiso militante 1 Para mayor referencia sobre la “Nueva Asimismo, el contexto de la 2 Basado en su tesis doctoral, Ritter anuncia
Canción Latinoamericana”, además del movilización popular en los la próxima publicación de su libro We Bear
tar o interpretar “canciones las muertes y las desaparicio- libro de Pablo Vila, véase Jedrek Mularski, Witness With Our Song: The Politics of
de denuncia”, también eran nes. De allí que el sociólogo Music, Politics, and Nationalism in Latin años setenta y la insurgencia Music and Violence in the Peruvian Andes.
America: Chile During the Cold War Era. armada de Sendero Luminoso New York and London: Oxford University
perseguidos, aniquilados y Pablo Vila en su reciente libro New York: Cambria Press, 2015. Press.

8
N°03 NOVIEMBRE DE 2016 Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social

Fue en el sufrimiento, la triste- inicio de la violencia política4.


za y en la crisis incesante que Por lo que en ocasiones tanto
la creación musical de muchos esta canción como las ya men- TARILLAYKIMANRAQCHU
artistas ayacuchanos florecie- cionadas arriba se ejecutaban (Si pudiera encontrarte)
ron. De aquel contexto emer- en la clandestinidad.
gieron músicos, compositores Maypiñam wawallay kanki ¿Dónde estás, hijo?
e intérpretes como los her- Sin embargo, estas canciones Chaypiñam wawallay kanki ¿Dónde podrías estar, hijo?
manos Julio y Walter Humala, expresaban en su contenido Purakutitapas maskarqamuykiñam Te he buscado hasta en Purakuti
Manuelcha Prado, Ricardo temático un profundo com- Lambras wayqutapas chayarqullaniñam También he llegado al cañón de Lambras
Dolorier, Ranulfo Fuentes, promiso por los derechos hu-
Carlos Falconí, Martina manos. Y en ciertos momen- Wayquntam urquntam maskamullachkayki Te estoy buscado entre montañas y valles
Portocarrero, Nelly Munguia, tos, como recuerda Falconí: Infiernillupichum tarillayman, nispay “Quizá en Infiernillo puedo encontrarlo”, diciendo
Margot Palomino, entre otros. “han llenado vacíos y han Perico wayqupichum tupaykullayman, nispay “Quizá en cañón de Perico puedo encontrarlo”, diciendo
llegado a ser ungüento para Manañam chaypipas tarillaykiñachu Pero, aún allí, no te he hallado.
En lo que sigue del texto, voy calmar dolores espirituales”5.
a referirme a algunas cancio- Recogían subjetividades indi- Huatata mayutapas tapukamullaniñam También he preguntado al río Huatata
nes ayacuchanas que cantan viduales y propagaban senti- Qaparillaspanmi ama waqaychu niwan Vociferando, “ya no llores”, me dice
a los desaparecidos tanto en mientos colectivos de sufri- Qari wawallaykiqa manañach kanmanchu “Tu hijo ya no creo que esté con vida”
el ámbito urbano y rural, que miento y esperanza. Wakcha wawaykitaqa chinkarqachinkuñach “A tu pobre hijo ya lo habrán desaparecido”
recopilé en varios viajes y tra-
bajos de campo en Ayacucho Una de estas canciones que
Ima mamallanraq mana waqanmanchu Que madre no podría llorarlo
y Lima3. recoge el contexto de la des-
Kuyasqan wawanta chinkaykachiptinku Cuando lo desaparecen a su querido hijo
aparición forzada sobre todo
“Intillay killallay” nispa uywakusqanta Quien la crió “mi sol mi luna”, diciendo
Una de las grabaciones que en el espacio urbano en los
Chiripi wayrapi qispichikusqanta Quien la crió entre el frío y el viento
siempre escuché desde mi ochenta es el huayno testi-
infancia en Ayacucho fue monial Tarillaykimanraqchu
Fuga
Testimonio Ayacuchano: re- (Si pudiera encontrarte), cuyo
Punkuyllaytañam qaway qawachkani En mi puerta, estoy mirando y mirando
cital en vivo, cuyos autores autor es el compositor ayacu-
Pasaykamunqañachu nillaspay “Ya va a entrar”, diciendo
son Manuelcha Prado y Carlos chano Felipe Calderón. En esta
Iskinallaypim muyuy muyuchkani En mi esquina, estoy yendo y viniendo
Falconí. y en muchas canciones que “Ya va a subir”, diciendo
Qispirqamunqañachu nillaspay
cantan a los desaparecidos ca- Pero no ha aparecido
En los ochenta, la “Canción Manañama rikurimunñachu
si siempre son las madres las ¡Dónde estará mi hijo!
Social Ayacuchana”, hacía ver ¡Maypiraq wawallay!
que tienen el protagonismo en
con versos bilingües (quechua la búsqueda de sus hijos o ma-
y castellano) la realidad coti- ridos. Pienso que esta canción,
diana de la región: detencio- como texto y música, puede
nes arbitrarias, ejecuciones ex- identificar a la lucha de las ma-
trajudiciales, abusos sexuales, dres de ANFASEP (Asociación tienen entre su repertorio aquellos que desaparecieron/ de la ciudad de Huamanga/
desapariciones y otras viola- Nacional de Familiares de la canción Desaparecidos, mis hermanos, aquellos que haga que me hijo aparezca/ /
ciones contra los derechos hu- Secuestrados, Detenidos y que describe, a diferencia de están ausentes/ recordando tu lo he buscado en el cuartel/lo
manos. Canciones como Tierra Desaparecido del Perú), en Tarillaykimanraqchu, la bús- inolvidable rostro/ tus herma- he buscado en el morgue”. Sin
que duele, Ofrenda, Viva la tanto se relaciona con la tra- queda imperecedera de una nos menores estamos lloran- embargo, “no lo he encontra-
Patria y El hombre formaban yectoria de búsqueda de sus hija o hijo a su madre, porque do/ mirando tantas veces tu do a mi hijo querido”.
parte del reportorio poéti- seres queridos en lugares de “de tanto buscarte hasta mis fotoretrato/ tus hermanos
co musical del testimonio de entierros clandestinos o “bo- ojos lloran sangre/ mi corazón menores estamos tristes”. Finalmente, para los familia-
la guerra en Ayacucho. Pero, taderos de cadáveres” como hecho piedra”. res la lucha por la búsqueda
estas canciones no sólo eran Purakuti, Lambras e Infiernillo, El Desaparecido del conjunto de sus desaparecidos no se
testimoniales sino también que evocan la geografía del te- Pero es en el género de pum- Voces de Colca y recopilados agota, aún cuando pareciera
cuestionaban la violencia del rror alrededor de la ciudad de pin, una música carnavales- por Jonathan Ritter.- Fue crea- que declinan a pesar de su ve-
Estado sin que esto indique Ayacucho. Asimismo, los hijos ca y testimonial de la provin- da en un contexto en que la jez, siempre esta allí la músi-
tomar posición por la violen- desaparecidos son el ser más cia de Víctor Fajardo, donde desaparición forzada llegaba a ca para reavivar el coraje de
cia subversiva. Por supuesto, preciado para las madres, co- se cuenta con mucho realis- su cúspide máxima en la pro- estar en pie. Aún cuando ellos
algunos simpatizantes y mili- mo la luz del sol y la luna, por mo, siguiendo el estilo de los vincia, después de la masacre mueran, seguirán el camino
tantes de Sendero Luminoso lo que lloran mientras están a huaynos testimoniales, la vida de Cayara, como la desapa- trazado sus hijos y nietos. Es
pudieron haberse identificado la espera de saber ¿Dónde es- o muerte de los desapareci- rición de seis candidatos de más: “El sonido de las quenas,
con estas canciones. Sin em- tán? Veamos la canción con la dos y el drama de sus familia- Izquierda Unida Socialista y la arpas, guitarras y charangos/
bargo, para los ojos del Estado traducción mía al español): res. Considero que dos de las esposa embarazada de uno de reclamaran sin cesar la voz se-
y sus agentes armados, estas canciones en quechua, más ellos, durante las elecciones rena y profunda de los desa-
canciones eran “senderistas”, En el ámbito rural, muchos representativas en este género complementarias en Huancapi parecidos” (Manuelcha Prado,
que hacía apología a Sendero músicos locales eran amigos/ musical sobre los desapareci- (1991). Esta canción retoma ¿Dónde están?).
Luminoso. Por ejemplo, en la familiares/testigos directos de dos en el ámbito rural son: la trayectoria de la búsqueda
memoria colectiva, aún hoy la detención-desaparición de del hijo por la madre,
resurge la valoración de la personas. A través de las can- Wamaqullay Urqu del con- quien recorre
canción Flor de Retama como ciones denunciaban las atro- junto Nuevo Amanecer montañas y
“canción senderista”, cuando cidades de la guerra en sus Florecientes de Cayara.- quebradas, de
Ricardo Dolorier la compuso propias comunidades. “Wamaqu” es el nombre de pueblo en pue-
(en 1970), diez años antes del la montaña que bajo su fal- blo, noche y día,
El conjunto Los Chikitukus de da se asienta el distrito de durante meses
Chuschi, en el género de chi- Cayara que amerita el título y años, exigien-
maycha que se cultiva en los de la canción. Es el Apu del do a las autorida-
distritos de Chuschi y Sarhua, pueblo y testigo espiritual de des de Huamanga
la muerte y desaparición de que coadyuven
3 Desde mi experiencia investigando
la música ayacuchana, he escuchado 4 Para un análisis contextual y estético de
más de 40 personas el 14 de con su demanda:
decenas de canciones dedicadas a los esta canción, véase “Flor de Retama: mayo de 1988 y días siguien- “Estrellas del ama-
avatares de una canción de protesta” en
desaparecidos. Véase, por ejemplo, las
canciones que narran varios casos de Víctor Vich. Poéticas del duelo: Ensayos
tes, durante la presidencia de necer ilumíname/
desaparecidos en tres CD de la colección sobre arte, memoria y violencia política Alan García Pérez. En el texto Estrellas del ano-
en el Perú. Lima: Instituto de Estudios
“Rescate por la Memoria“ (2004),
resultado del concurso organizado por Peruanos, 2015, p. 21-31.
de la canción, el vínculo entre checer alúmbrame/
el Colectivo Yuyarisun en Ayacucho hermanos ausentes y vivos se ayúdame a encon-
y Huancavelica. Véase también el CD
“Ofrenda: en memoria para los ausentes“,
5 Citado en Abilio Vergara, La tierra que
duele de Carlos Falconí: cultura, música,
nutre a través de imágenes trar a mi querido
publicado por el CEMDUC de la Pontificia identidad y violencia en Ayacucho. fotográficas: “Mis hermanos, hijo/ / Señor fiscal
Universidad Católica del Perú. Ayacucho: UNSCH, 2010, p. 168-169.