Está en la página 1de 5

El Paradigma de la Complejidad en el ámbito Educativo

La Complejidad constituye una parte de la experiencia diaria que se encuentra


en diferentes contextos de las expresiones cotidianas, lo cual se encajan en un
mundo cambiante, inestable y que fluctúa, donde este último es afectado por los
elementos que de acuerdo a su calidad se interrelacionan, (Ugas, 2006, 11-14) y
esto se aprecia en la gestión gerencial de las escuelas del subsistema de
Educación Básica en el nivel de Educación Primaria, por la cantidad de
actividades a ser realizadas para que de ese modo los elementos demuestren
distintos grados de calidad.
Dentro de la gerencia educativa la complejidad produce un orden que viene
dado por el cumplimiento de las funciones que le son propias: planificación,
organización, dirección y control, de manera cognitiva como producto del perfil
personal y profesional que debe poseer el directivo, todo esto le da funcionalidad
al sistema en la gerencia escolar debido a la interacción de todas ellas originando
conductas y propiedades que individualmente no se evidencian.
En consecuencia, la gerencia educativa debe auto organizarse de acuerdo a
la información que le es suministrada para tomar de ella lo que necesite y
evolucionar, lo cual enuncia que un elemento que se encuentre aislado no puede
aumentar su complejidad ya que no interactúa ni de manera exógeno ni endógena
con los otros elementos del sistema y que ocurre en base a crisis sucesivas.
Este modelo de acción ciudadana por el que se apuesta en el paradigma de
la Complejidad, constituye una propuesta de actuación sobre el mundo que sitúa
de manera relevante la responsabilidad individual y colectiva, integrando el azar y
la indeterminación. Desde ella se concibe que cualquier acción realizada por los
gerentes conlleve a entrar en un entorno continuo de interrelaciones y
retroacciones; que pueden amplificar o minimizar su efecto por lo que resulta difícil
prever su grado de incidencia (efecto mariposa).
Lo anterior es una perspectiva desde la que cualquier acción emprendida por
los gerentes educativos debe ser tomada como una hipótesis que puede ir
variando en función de los resultados que se van produciendo. Este concepto va
unido al de libertad como responsabilidad, dado que la acción de cualquier
miembro de la ciudadanía en el caso que ocupa a la investigación de la gerencia
escolar puede ser relevante en el contexto del subsistema de la Educación Básica.
De acuerdo a lo antes mencionado se evidencia que la complejidad en la
gerencia educativa estriba no sólo en el acumulamiento de un número de
elementos dentro de la gestión gerencial como el liderazgo, la comunicación, el
trabajo en equipo y otros, sin que vaya a depender también de la diversidad y
calidad de esas interacciones.
Es importante destacar, que la teoría de la complejidad propone el principio
básico que señala que el camino a una mayor complejidad ocurre cuando existe
convergencia entre el orden y el desorden donde aparece un evento crítico. Esta
manifestación, introduce el principio de emergencia, que para llegar a ella se debe
hacer desde la perspectiva entendida del todo, teniendo como características que
son “irrepetible con exactitud” (Brian Arthur). Por consiguiente, en la gerencia
educativa aparecen eventos críticos debido a la convergencia de los elementos
señalados, no obstante, se encuentra como fenómeno social que los mismos no
se repetirán de la misma forma.
Igualmente, García (2000), estableció que los sistemas abiertos responden a
particularidades, tales como: “Los elementos que constituyen las bases del
sistema no son estáticos sino que fluctúan permanentemente debido a la
influencia de elementos que quedaron "fuera del sistema" y que se conocen como
"condiciones de contorno del sistema".
Existen dos tipos básicos de fluctuaciones:
Períodos de "equilibrio" con fluctuaciones no trascendentales induciendo
cambios que no alteran las relaciones fundamentales caracterizando la estructura
educativa, lo cual se manifiesta en los procesos adaptativos.
Otro tipo de fluctuaciones son las que exceden a los límites definidos para
cada situación particular y producen disrupciones de las estructuras, estas
dependen no sólo de su magnitud sino también de las propiedades intrínsecas, las
cuales se designan como condiciones de estabilidad del sistema escolar.
La estabilidad e inestabilidad son propiedades estructurales del sistema, tales
como vulnerabilidad que la torna inestable bajo la acción de perturbaciones, o
resiliencia, capacidad para retornar a una condición original de equilibrio después
de una perturbación, estos procesos pueden ser eventos críticos que incrementan
la complejidad del sistema escolar.
El análisis precedente permite establecer siguiendo lo mencionado por Morin
(2001) los tres operadores lógicos que delinean el pensamiento complejo como
una representación del proceso auto-eco-organización en el surgimiento de la
complejidad y su interrelación con el ámbito educativo.
Al observar las diferentes gerencias se aprecia que el operador dialógico,
donde se afronta permanentemente lo contradictorio de la gerencia, en
consecuencia, implica la concurrencia, complementariedad y el antagonismo de
las diferentes instancias necesarias dentro de la organización escolar para que se
produzca el hecho educativo, de allí surge el bucle
Con respecto al operador recursivo, se evidencia que no sólo existe una
interacción sino también una retroacción de los procesos en un circuito que actúa
de manera solidaria con el sistema, en términos de una llamada a sí mismo, es
decir, en la gerencia educativa existe la autoorganización, comprendiendo los
sistemas complejos de la vida, la sociedad e introducen en ellas sus
características.
En relación al operador holográmico: cada punto del holograma contiene la
presencia del objeto en su totalidad, en el desempeño de la gerencia educativa es
la representación o portador de la singularidad de la interacción de cada una de
las partes, se trata aquí de una inscripción estructural del too en la parte.
A continuación se aprecia la relación que existe entre las Gerencias
presentadas por Andrews Forrest y los elementos de la Gerencia Educativa con
los operadores lógicos del Enfoque Complejo de Edgar Morin.

Figura 7
Vinculación de los Operadores Lógicos del Enfoque Complejo de Morín con
la Gerencia Educativa y las Gerencias de Forrest.
Comunidad
Equipos de trabajo

Directivo-Obreros
Docentes, administrativos y obreros
OPERADOR DIALÓGICO
OPERADOR
COMPLEMENTARIEDAD Gerente Educativo RECURSIVO
CONCURRENCIA
RETROACCIÓN DE
ANTAGONISTA GERENCIA
EDUCATIVA
LOS PROCESOS

OPERADOR
HOLOGRÁMICO
PRESENCIA DEL OBJETO

Fuente: Elaboración propia

Reviste especial interés lo señalado por García (2000) quien propone que los
elementos que constituyen la base de los sistemas complejos tienen
características en su evolución, donde los sistemas presentan fenómenos y
procesos aparentemente disímiles en disciplinas diversas, se puede decir que los
mecanismos que rigen el desarrollo de estos sistemas poseen profundas
similitudes como la fractalidad de los procesos.
La evolución de tales sistemas no se realiza a través de procesos que se
modifican de manera gradual y continua, sino que se dan por sucesiones de
desequilibrios y reorganizaciones. Cada reestructuración del sistema conduce a un
período de equilibrio dinámico relativo, durante el cual se mantienen las
estructuras previas con fluctuaciones dentro de ciertos límites.
La fractalidad de este hecho se refleja en el sistema de alta Complejidad la
educación del ser humano, formado por una cantidad de subsistemas, las
interconexiones, entre sí y con el sistema de la sociedad presentando diferentes
grados de debilidad, de libertad; por lo que estos subsistemas son prescindibles.
En cambio, este sistema no puede prescindir de subsistemas como el político, el
económico. Esto permite deducir que su principal función u objetivo es el
Pensamiento.
Esto lleva a comprender los sistemas tienen un plan con un objetivo a cumplir,
insistiendo, en este sentido, los subsistemas imprescindibles son aquellos
indispensables para el cumplimiento del objetivo del sistema. Por otra parte, existe
una relación directamente proporcional entre los grados de libertad de los
elementos del subsistema, su calidad, y cuan prescindibles son.

También podría gustarte