Está en la página 1de 3

[

notas. QUÍMICA ]

Celdas de combustible

basadas en membranas de materiales orgánicos

Ronald Mauricio

García Gómez

Estudiante de maestría en Química de la Universidad de los Andes,

rm.garcia92@uniandes.edu.co

existen dos problemas principales asociados al uso continuo de combustibles fósiles, que actualmente suministran el 80% de la energía. el primer problema es la cantidad limitada de petróleo. De acuerdo con lo estimado por las compañías pe- troleras, la producción de petróleo y gas natural alcanzará su punto máximo entre 2015 y 2020 y, entonces, disminuirán las reservas de estos combustibles. el segundo problema es que el uso de combustibles fósiles tiene consecuencias ambientales, como el cambio climático, el descongelamiento de los glaciares y nevados, el aumento del nivel del mar y las lluvias ácidas, entre otros [1].

las celdas de combustible son dispositivos electroquímicos que permiten la conversión de energía química en energía eléctrica por medio de reacciones de óxido-reducción que generan agua como único subproducto [1]. aunque estos dispositivos encontraron sus primeras aplicaciones en la década de los sesenta como fuentes de energía alternativa en exploraciones espaciales, las investigaciones fueron abandonadas debido al alto costo de esta tecnología. Durante los últimos años se ha realizado un gran esfuerzo para desarrollar materiales más eficientes en la conversión de energía y de menor costo para aplicaciones en celdas de combustible (fuel cell), a fin de remplazar los combustibles fósi- les, disminuir las emisiones de co 2 a la atmosfera y eliminar otros impactos ambientales negativos [2].

igual que las baterías, las celdas de combustible y otras celdas electroquímicas están compuestas por un ánodo, donde ocurre la reacción de oxidación del combustible —normalmente hidrógeno—, un cátodo, donde ocurre la reacción de reducción del agente oxidante —oxígeno del aire—, y un electrolito, que permite el transporte de iones entre los electrodos. sin embargo, la principal diferencia entre las celdas de combustible y las baterías es que las primeras no tienen la capacidad de almace- nar energía y deben ser alimentadas continuamente por tanques que están por fuera del dispositivo electroquímico, y que contienen tanto el combustible como el oxidante (figura 1) [3].

existen varios tipos de celdas de combustible, y sus características dependen del rango de tempera- tura de aplicación, del tipo de combustible y del electrolito. un amplio número de investigadores se ha enfocado en un tipo particular de celdas conocidas como PemFc (polymer electrolyte membrane fuel cells), por ser una de las alternativas más viables de conversión de energía que trabaja en rangos bajos de temperatura (100 ºc).

membranas de intercambio de protones, mejor conocidas como Pem (proton exchange membranes), actúan como electrolito, permitiendo el transporte de protones desde el ánodo hacia el cátodo, lugar

12 Hipótesis, apuntes científicos uniandinos, núm. 14, mayo del 2013

Ánodo H 2 2H + + 2e −
Ánodo
H 2
2H + + 2e −

Oxidación

2e 2e − H 2 O Cátodo 1/20 2 + 2H + H 2 O
2e
2e −
H
2 O
Cátodo
1/20 2 + 2H +
H 2 O
Soporte de carbono
Reducción
Platino
Membrana
H 2
O 2
Electrodo

Figura 1. Diagrama del funcionamiento de una celda de combustible Fuente: Elaboración del autor

donde se da la reacción de reducción de oxígeno para cerrar el circuito electroquímico. además, evitan la mezcla directa de los

gases y, por lo tanto, son el corazón de la celdas de combustible. el mecanismo de transporte de hidrógeno se debe a canales iónicos, generados por dominios hidrófilos e hidrofóbicos, que forman conductos por los cuales se mueven los protones desde el ánodo hacia el cátodo. los dominios hidrófilos corresponden

a grupos sulfónicos en los extremos de las ramificaciones en los polímeros. estos grupos promueven la absorción de agua y, por

lo tanto, constituyen el medio de transporte de los iones a través

de la membrana (figura 2). Por tal motivo, las membranas deben cumplir algunos requisitos o características para su aplicación en celdas de combustible: alta conductividad iónica, estabilidad mecánica, térmica y química, baja permeabilidad a los gases y capacidad de absorción de agua [4].

la membrana más conocida es la nafion®, y fue desarrollada en los años sesenta por la compañía DuPont. esta membrana se basa en ácidos poli-(perfluorosulfónicos) y es actualmente una las más usadas en la fabricación de celdas de combustible, de- bido a su alta estabilidad química, alta conductividad (99 ms/cm a temperatura ambiente) y baja capacidad de intercambio ióni- co (0,91 meq/g) (figura 3) [5]. sin embargo, su alto costo, sus pocas propiedades mecánicas, su baja estabilidad a tempera- turas superiores a 80 °c y la permeabilidad al combustible y el oxígeno han estimulado el desarrollo de nuevos materiales que superen estas dificultades.

( cF 2 cF 2 ) ( cF cF 2 ) x y n ocF
(
cF 2
cF 2
)
(
cF
cF 2
)
x
y
n
ocF 2
cF
o(cF 2 ) 2
cF 3

so 3 H

cF cF 2 ) x y n ocF 2 cF o(cF 2 ) 2 cF 3

Figura 2. Microestructura de la membrana de una celda de combustible Fuente: Elaboración del autor

SO 3

H +

Figura 3. Estructura química del Nafion®

otras alternativas para la fabricación de Pem son materiales

basados en estireno, particularmente sus derivados sulfona- dos, debido a que sus monómeros son de fácil consecución y

fáciles de modificar. en 1997, Hawker desarrolló la técnica de polimerización viva por radicales libres (living free radical po- lymerization), que permite controlar la arquitectura molecular del polímero generando radicales de forma controlada, que son estables en el tiempo [6]. copolímeros obtenidos mediante esta técnica permiten la fabricación de materiales cuyas propieda- des, tanto de hidratación del polímero y de conductividad iónica, como propiedades mecánicas y térmicas, son mejores que las

Universidad de los Andes, Facultad de ciencias

13

Figura 4. Bus de celdas de combustible de hidrógeno

Figura 4. Bus de celdas de combustible de hidrógeno

http://www.mlive.com/news/flint/index.ssf/2012/05/kettering_university_professor_8.html

de un copolímero similar obtenido de forma aleatoria por méto- dos convencionales.

los dendrímeros son macromoléculas altamente ramificadas, construidas a partir de un iniciador sobre el que se enlazan generaciones de moléculas de características fisicoquímicas particulares para aplicaciones determinadas. la principal carac- terística que diferencia los dendrímeros de los polímeros es que la polidispersidad es muy cercana a uno, lo que significa que hay un mejor control de la arquitectura molecular y, por lo tanto, del peso molecular [6]. estas macromoléculas son estructuras promisorias para aplicaciones en celdas de combustible, ya que pueden ser funcionalizadas de forma controlada con grupos hi- drófilos —sulfónicos, fosfóricos, etc.—, al mismo tiempo que se pueden controlar otras propiedades, como la capacidad de absorción de agua.

existen varias formas de degradación de las celdas de combus- tible, que disminuyen su vida útil, siendo la degradación térmica y electroquímica las más importantes. en estos procesos de de- gradación se forman radicales hidroxilo, peroxilo, hidroperóxido, superóxido, que atacan tanto la membrana como los catalizado- res, lo que se ve reflejado en una disminución significativa de la conductividad iónica de protones a través del electrolito y, por lo tanto, de la eficiencia del dispositivo en la conversión de energía química en energía eléctrica [7].

14 Hipótesis, apuntes científicos uniandinos, núm. 14, mayo del 2013

REFERENCIAS

[1] rikukawa m, sanui K. Proton-conducting polymer electrolyte membranes based on hydrocarbon polymers. Progress in Polymer science 2000; 25(10): 1463-1502.

[2] Whittingham ms , s avinell r F, z awodzinski t. i ntroduction: bat - teries and fuel cells. chemical reviews 2004; 104(10): 4243-

4244.

[3] Winter m, brodd rJ. What are batteries, fuel cells, and super- capacitors? chemical reviews 2004; 104(10): 4245-4270. [4] Kadirov mK, bosnjakovic a, schlick s. membrane-derived fluorinated radicals detected by electron spin resonance in uv-irradiated nafion and dowionomers: effect of counterions and H 2 o 2 . the Journal of Physical chemistry b 2005; 109(16):

7664-7670.

[5] Hickner ma, ghassemi H, Kim Ys, einsla br, mcgrath Je. al- ternative polymer systems for proton exchange membranes (Pems). chemical reviews 2004; 104(10): 4587-4612. [6] Hawker cJ. “living” free radical polymerization: a unique technique for the preparation of controlled macromolecular architectures. accounts of chemical research 1997; 30(9):

373-382.

[7] Panchenko a, Dilger H, möller e, sixt t, roduner e. in situ ePr investigation of polymer electrolyte membrane degradation in fuel cell applications. Journal of Power sources 2004; 127(1- 2): 325-330.