Está en la página 1de 15

FACULTAD DE MEDICINA HUMANA Y CIENCIAS DE LA SALUD

ESCUELA PROFESIONAL DE ESTOMATOLOGÍA

COMUNICACIÓN

TEMA
LA LENGUA COMO SISTEMA DE SIGNOS, CÓDIGO LINGUÍSTICO, EL SIGNO
LINGUÍSTICO, EL SIGNIFICADO, EL REFERENTE, CARACTERÍSTICAS DE LA
LENGUA COMO SISTEMA DE SIGNOS

PRESENTADO POR:
Escalante Góngora Katherine Jesús
Condori Ramos Jessica Paola
Siancas Cáceres Tiara Alhelí

SECCIÓN Y TURNO:
1.1 - Mañana

GRUPO Y SEMESTRE:
1.1 - I Semestre

Arequipa - Perú
2018
PRESENTACIÓN
INTRODUCCIÓN
1 MARCO TEÓRICO.

1.1 El lenguaje como sistema de signos


El lenguaje es la forma por la cual el ser humano a diferencia de otras
especies, es capaz de manifestar o expresar sus pensamientos por medio de
la palabra, por lo cual, ha llevado a un gran avance de este en diferentes
ramas de la vida cotidiana. El simple hecho de que este pueda dar a conocer
sus ideas permite que exista un balance donde la especie humana pueda
conocer lo que otros opinan o piensan.

Lo maravilloso del lenguaje es que existe una gran variedad de maneras de


expresarlo, desde textos con palabras o simplemente números, que vendría
hacer el llamado lenguaje formal, como también el lenguaje de signos que
tan solo es necesario gestualizar ciertas partes del cuerpo para dar a
conocer una idea.

La facultad del lenguaje no es fruto de un aprendizaje, ya que esta es de


manera congénita, al ser humano, no importa la zona geográfica, sexo o
mucho menos raza, sino que está ligada a la naturaleza de hombre en tratar
de comunicarse.

Antes la forma de estudiar al lenguaje se daba de manera tripartita, es decir,


“lenguaje, lengua, habla” en la cual se analizaba de manera individual su
forma.

 El lenguaje es la capacidad por la cual se establece comunicación


mediante signos de manera oral o escrita, de esta manera el lenguaje
presenta muchísimas manifestaciones distintas en las diversas
comunidades que existen en nuestro planeta. Estas manifestaciones son
lo que conocemos por lenguas o idiomas, como el español, el inglés, el
francés o el alemán.
 La lengua es un sistema de signos que los hablantes aprenden y
retienen en su memoria. Es un código, un código que conoce cada
hablante, y que utiliza cada vez que lo necesita (que suele ser muy a
menudo). Este código es muy importante para el normal desarrollo de la
comunicación entre las personas, pues el hecho de que todos los
hablantes de una lengua lo conozcan es lo que hace que se puedan
comunicar entre sí.
 Habla es la plasmación de lo anterior, la recreación de ese modelo que
conoce toda la comunidad lingüística. Es un acto singular, por el cual una
persona, de forma individual y voluntaria, cifra un mensaje concreto,
eligiendo para ello el código, los signos y las reglas que necesita. Dicho
de otra manera, es el acto por el cual el hablante, ya sea a través de la
fonación (emisión de sonidos) o de la escritura, utiliza la lengua para
establecer un acto de comunicación.

Pero con el avance del tiempo es necesario innovar, profundizar en el tema y


es acá donde viene Ferdinand de Saussure nacido en Ginebra el 26 de
noviembre de 1857 y fallece el 22 de febrero de 1913, es necesario hablar
del dado que fue un lingüista suizo que daría inicio a un estudio lingüístico de
manera moderna para el siglo XX fue el quien dio la denominación del
lenguaje como un sistema de signos.

Entendemos por sistema un “conjunto de cosas que dependen unas de


otras”, simplemente. La concepción tradicional del lenguaje era atomista, y
pensaba que el número de signos del lenguaje estaba indefinidamente
abierto: podían aparecer unos y desaparecer otros, sin que eso afectara a la
lengua como tal. A lo sumo, y porque los mismos hechos imponían la
evidencia, se describían como pequeños subsistemas las formas verbales,
ciertas series de pronombres, como los personales, los posesivos y los
demostrativos, bien organizados, con un número fijo de formas que no puede
alterarse. Pero no se caía en la cuenta de que todas las zonas de la lengua
estaban igualmente estructuradas en subsistemas que, juntos, constituían un
sistema total. Y así, al llegar a hablar de los pronombres indefinidos, por
ejemplo, las gramáticas enumeraban unas cuantas formas –algo, alguien,
cualquiera, alguno…- y añadían un “etcétera”, como si se tratara de una
clase abierta de palabras sin límites precisos.

He aquí la genialidad de Saussure, que consistió en señalar que toda la


lengua constituye un sistema –es decir, un conjunto de signos
relacionados entre sí-, y que los signos son interdependientes. Presentó
su idea de un modo intuitivo: los elementos lingüísticos mantienen un
equilibrio parecido al que guardan las piezas del ajedrez en un momento de
una partida –esto es, en una “sincronía”-. Si se cambia el lugar de una pieza,
este equilibrio se altera y se pasa a un sistema totalmente diferente. Así
pues, podemos enunciarlo de la siguiente manera: “cada movimiento
diacrónico da origen a una sincronía nueva, en la que el conjunto de las
piezas que componen el sistema mantiene un equilibro interdependiente,
pero distinto del que guardaban en el estado anterior.

La interrelación sistemática que existe entre todos los elementos de la lengua


se produce por el hecho de que cada uno de ellos posee un valor que los
opone a los demás signos, por ejemplo, la calificación de inteligente sólo
tiene sentido por su situación en el subsistema léxico de las calificaciones,
que la agrupa entre aprobado y sobresaliente. El “valor” de cada signo no es,
pues, algo que resida en sí mismo, sino en lo que lo opone a los demás, y
así lo diferencia. El sistema lingüístico queda estructurada merced a las
oposiciones que mantienen los signos entre sí.

Es decir que debe de servir entre el medio fónico y el pensamiento, si yo digo


guitarra debo estar pensando en a guitarra, el objeto que tiene una relación
con la palabra ya mencionada

Lo que menciona Saussure, es que el significado con el significante, es de


manera arbitraria pero que al mismo tiempo es necesario entablar un orden
autónomo.

Un ejemplo muy notable vendría a ser el de una persona que se encuentra


dando una conferencia. Imaginémoslo. Al iniciarla dice: “-Señores” para
dirigirse al auditorio. Pero posteriormente en esa sala se inicia un bullicio y el
conferencista, buscando ser escuchado, dice: “- ¡Señores!”.

En uno hace referencia a las personas que se encuentran en el público


mientras la otra tan solo hace mandato de orden.

Lo que denuncia Saussure con este planteo es que todos los errores de la
lingüística tradicional provienen de haberle atribuido al signo una identidad
sustancial; esto es, una constitución fónica y un contenido semántico rígido.
Si se cree que el elemento (el signo) está dado de antemano, que los
conceptos son previos a las palabras y que tales palabras responden a la
lógica del pensar, por lo cual pasan a ser recortadas en adjetivos,
sustantivos, verbos, etc., queda obturada la posibilidad de identificar los
factores constitutivos del sistema de la lengua. Su respuesta a esta
problemática es que ninguna clasificación exterior puede decidir si dos
sonidos pertenecen o no al mismo signo, o cómo queda recortado el sentido
de un signo respecto de otro. La identidad de un signo solo podrá ser
deslindada cuando queden explicitados cuales son los términos que vienen a
hacerle de oposición y de semejanza, de identidad y de diferencia. O sea,
cuando hayamos establecido las coordenadas que articulan a ese elemento
con el conjunto del sistema en su sincronía, en el aquí y ahora, en esa
producción verbal específica.

1.2 CÓDIGO LINGUÍSTICO

Es el sistema de signos que necesita del lenguaje , el conjunto de unidades


de toda lengua que se combinan de acuerdo con ciertas reglas y permiten la
elaboración de mensajes , esto puede ser oral, natural o escrito , pero un
dato importante sería que el emisor y el receptor deben utilizar el mismo
código para que la comunicación sea posible

Las diversas comunidades alrededor del mundo han creado sus propias
lenguas utilizando sonidos articulados que se asocian a distintos significados,
así crean un código que sea comprendido por el emisor y el receptor

Como sabemos se divide en dos , nombraremos sus diferencias entre ambas

 Código lingüístico oral


o Sus mensajes nos llegan a través de los sentidos
o Es instantáneo
o Se tiene acceso a él por el sentido del oído
o Se apoya en signos extralingüísticos(ademanes, postura corporal,
expresión facial)
o Esta lengua se aprende por un proceso de adquisición lingüística
espontaneo(transmisión de adultos a niños)

 -Código lingüístico escrito


o Se capta a través de la lectura
o Es exclusivo para aquellos que saben leer y escribir
o Esta estructurado con signos gráficos que al organizarse forman
palabras
o Exige el conocimiento de ciertas convenciones ortográficas
o Permanece a través del tiempo
o No es importante para la convivencia social
o Gracias a este código se ha transmitido manifestaciones culturales y
conocemos la vida el conocimiento de la humanidad

1.3 EL SIGNO LINGÜÍSTICO

El signo lingüístico es una unidad lingüística que puede ser percibida por el
ser humano mediante los sentidos y que permite representar completamente
un evento comunicativo en sus propios términos. Es una construcción social
que funciona dentro de un sistema lingüístico y que pone un "elemento" en
lugar de otro. Como sistema, tiene la capacidad de aplicarse a sí mismo y de
explicar los demás sistemas de signos; pero es importante advertir que en
la lingüística y en la semiótica la teoría define al objeto, y por lo tanto el signo
es consecuencia de una perspectiva teórica.
El signo lingüístico fue abordado por dos autores diferentes, por un
lado Ferdinand de Saussure y por el otro Charles Sanders Peirce, quienes a
finales del siglo XIX desarrollaron sus estudios en los cuales abordaron un
mismo fenómeno: el signo, pero desde diferentes perspectivas: Saussure
utiliza una perspectiva lingüística, mientras que la de Peirce es lógico-
pragmática. Y ambos sentaron las bases de lo que hoy se conoce como
la "Teoría General de los Signos". Si se tiene en cuenta al signo desde la
perspectiva del estudio de F. Saussure este establece un signo biplánico: un
significado, que es el concepto; y un significante, que es la imagen acústica.
El signo se puede definir como la representación de la realidad. Saussure lo
demuestra con su teoría, debido a que todo lo que es interpretado como
significado (concepto) se debe a algo de la realidad, por eso se dice que el
significante es la huella psíquica que deja en la mente. Esto hace posible que
los habitantes que hablan una sola lengua, puedan tener una comunicación
efectiva al momento de expresar cualquier tema que tenga relación con el
contexto en el que se vive, el receptor pueda entender de que se está
hablando. “La lengua es un sistema en donde todos los términos son
solidarios y donde el valor de cada uno no resulta más que de la presencia
simultánea de los otros.” Ferdinand de Saussure plantea el signo lingüístico
como un proceso mental en el cual el significante y significado son
biunívocos, es decir, el signo es indivisible y tanto el significante y significado
no pueden ser separados; a partir de esto, se dice que el signo es como una
moneda de dos caras. El significado es un concepto, mientras que el
significante es una imagen acústica. El concepto se encuentra en nuestra
mente, dependiendo del contexto y de los referentes adquiridos. En cambio,
la imagen acústica no se limita al sonido de la palabra, sino es la huella
psíquica que deja en nuestra mente. "El significante lingüístico; en su
esencia, de ningún modo es fónico, es incorpóreo, constituido, no por su
sustancia material, sino únicamente por las diferencias que separan su
imagen acústica de todas las demás. Este principio es tan esencial, que se
aplica a todos los elementos materiales de la lengua, incluidos los
fonemas" La teoría propuesta por Saussure ha servido como base para la
creación de los modelos de comunicación.

2.1 Características del signo linguistico


2.1.1 La arbitrariedad del signo lingüístico:

Motivo o razón por el cual exista una relación entre significante y


significado. Por ejemplo, en los sinónimos (varios significantes y un solo
significado), las lenguas (español: tiza, inglés: chalk), incluso en las
onomatopeyas (español: quiquiriquí, francés: cocorico) y las
exclamaciones (español: ¡ay!, alemán: ¡au!).

2.1.2 Carácter lineal del significante:

Los elementos del significante lingüístico se presentan uno tras otro


formando una cadena ya que el significante se desenvuelve en el tiempo
únicamente y tiene los caracteres que toma de éste.3 El signo es lineal
porque el significante se desenvuelve sucesivamente en el tiempo, es
decir, no pueden ser pronunciados en forma simultánea, sino uno después
del otro, en unidades sucesivas que se producen linealmente en el tiempo.
Por ejemplo, ¡a-c-a-b-o-d-e-ll-e-g-a-r!.

2.1.3 Inmutabilidad y mutabilidad:

Con relación a la comunidad que lo utiliza, el signo lingüístico es


impuesto, inmutable. Pero los signos lingüísticos con el paso del tiempo
pueden alterarse, por lo cual es posible hablar, a la vez, de inmutabilidad y
mutabilidad del signo lingüístico. Por ejemplo, en castellano
primitivo mecer significaba «menear», «agitar», «encogerse de hombros»;
en la actualidad, el significado de este término se ha restringido a «mover
acompasadamente la cuna de los niños».

2.2 Importancia del signo lingüístico


El lenguaje en sí es de suma importancia para poder lograr una
conversación satisfactoria entre los humanos. Gracias a este se pueden
expresar diversos sentimientos y el lenguaje engloba muchas formas para
expresarse como a través de la escritura, gestos, sonidos y más. Con el
pasar de los años el lenguaje fue desarrollando diversas formas adaptándose
a las necesidades del ser humano. El signo lingüístico es de suma
importancia en el lenguaje oral y escrito. Ya que este permite darle
coherencia a las ideas que se tiene y comprender mejor nuestra realidad y
comunicación.
La comunicación es una base importante en la sociedad y la expresión de
sentimientos e ideas es lo que realizamos constantemente. Gracias a
estudiosos como Saussure podemos entender la relación entre el significante
y el significado, es decir que es lo que une una imagen acústica de una idea
o concepto. Gracias al signo lingüístico se puede tener una asociación
exacta en la comunicación humana.

1.4 3. El significado

Se trata de las ideas que tengamos almacenadas en nuestra mente de


cualquier palabra que recordemos. Al escuchar la palabra casa, rápidamente
nuestro cerebro buscará una imagen más próxima y relacionada a esta
palabra. Es una imagen mental de lo que ese concepto representa.
1.4.1
1.4.2
1.5 El significante

Este se trata de una imagen gráfica que es generada por los sentidos, en sí
este puede ser definido como letras o palabras. Es decir, la palabra C-A-S-A
identifica por sí sola la imagen acústica que tengamos en nuestra mente. Se
trata una cadena de sonidos que identifican una idea.

1.5.1 3.1Semántica lingüística


1.5.2 La teoría del significado de Saussure atribuye a todo signo
lingüístico dos componentes básicos: el significante y el significado, y
posteriormente se le añadió un tercer elemento, el referente .La semántica
es la parte del significado de las expresiones lingüísticas que son
independientes del contexto lingüístico. El contenido semántico de una
oración por ejemplo tendría que ver con lo que es común a todas las
situaciones donde se emplea una cierta expresión lingüística. La parte del
significado para cuya interpretación es importante el contexto lingüístico es
parte de la pragmática.
1.5.3
1.5.4 3.2Semántica formal
1.5.5 En semántica formal el significado es definible dentro de diferentes
modelos de la teoría formal cuyas expresiones se están analizando. Así a
cada constante o variable del lenguaje usado para definir la teoría, le
corresponde en el modelo un elemento concreto. Una proposición sobre
objetos de la teoría se verifica en el modelo si bajo la correspondencia
establecida en el modelo se da lo descrito por la proposición analizada.

1.6 REFERENTE

Figura denotativa que se expresa como modelo de lo representado,


producida a través de un proceso semántico con los sistemas de símbolos
o lenguajes visuales. Desde la teoría del lenguaje, Jakobson señala que
para poder comunicar el referente se requiere de un contexto, que puede
ser aprehendido por el receptor; además de un código común entre emisor
y receptor (codificador y decodificador), y en tercer lugar, requiere de un
contacto a través de un medio físico y una conexión psicológica.

Al respecto, hay que distinguir que, en relación con el tipo de referente, se


establecen tres categorías de detonación de este

1. Referentes de cosas concretas


Las cosas concretas se denotan a través de imágenes representativas,
bajo un criterio fundamentalmente de reconocimiento o semejanza con el
referente. Sin embargo la traducción de los referentes no está ajena de un
contexto cultural o modelo interiorizado, desde el cual se establecen las
reglas que pretenden regir la relación de la representación con el
referente, por medio de un sistema de códigos visuales. Por este motivo, a
lo largo de la historia del arte se han producido distintas manifestaciones
de un mismo referente (por ejemplo en el paisaje), variando el modo
de representación de acuerdo a los modelos ideológicos de cada época.
Esta denotación (significado) del referente a través del significante (signo
visual) tan común en las artes visuales, en la lingüística, en cambio, no se
produce la detonación entre un significante y un significado, sino entre el
signo y el referente, es decir, un objeto real. Por el contrario, en la
visualidad, este eje significante-referente, alejado del modelo lingüístico,
tiene la propiedad de ampliar operaciones complejas tales como

producciones de imágenes monocromáticas, variaciones de contrastes o


equivalencias entre pintura y fotografía, entre croquis y plano.

2. Referentes de ideas abstractas

Estas ideas son representadas por imágenes simbólicas, de acuerdo a un


contexto cultural, tienen su aplicación común, a saber

Los colores y las formas de las banderas representan a las naciones, la


balanza a la justicia o la santidad de un personaje a través de una aureola
en su cabeza. Pero en un ámbito más restringido, desde la psicología es
posible considerar la representación simbólica, como una forma especial
de desplazamiento de mensajes originados por medio del inconsciente.
Freud señala que estas representaciones serían más bien asociaciones de
recuerdos, designadas con el nombre de huellas mnémicas.

En relación a las representaciones abstractas, Kant establece que, desde


el punto de vista lógico, la noción de representación no puede conciliarse
con el concepto de un ser absoluto. Si existe el absoluto, este se
encuentra fuera de toda relación de presencia y ausencia, por
consiguiente, esto impediría la posibilidad de representación y al mismo
tiempo la propia necesidad de hacerlo. De lo anterior se desprende las
posiciones teológicas entre el catolicismo y el protestantismo, con relación
a la prohibición de imágenes sagradas.
3. Referentes de signos

Las denotaciones de mensajes de contenido básico representados por


medio de un tipo particular de signo, cuya relación con lo real
generalmente es arbitraria, salvo en los casos de signos como indicios.
Sin embargo, para un análisis con detenimiento de lo anterior, habría que
considerar los niveles socio-históricos de aceptación de imágenes bajo
criterios de semejanza a la realidad, de algunas culturas, contrariamente a
otras que muestran un alto grado de esquematización.

1.7 Características de la lengua como sistema de signos


 Arbitrariedad.- El lazo que une al significado y significante es
inmotivado, el ejemplo más claro son los sinónimos.
 Linealidad.- La pronunciación se dará de manera consecutiva.
 Inmutabilidad.- La inmutabilidad consiste, en que la comunidad impone el
uso de un signo lingüístico en un momento determinado de la evolución de
una lengua. Vale decir, que esta característica únicamente es posible desde
una perspectiva sincrónica.
 Mutabilidad.- Puede mutar a través del tiempo en la forma de escritura,
pero esta no cambiara su significado pecto y ahora es pecho.
GLOSARIO
BIBLIOGRAFÍA

También podría gustarte