Está en la página 1de 10

Se acercan las utilidades ¿tienes deudas por pagar?

A raíz de la llegada de marzo llegan también diversos gastos por hacer. Entre pagos escolares, deudas
veraniegas en las tarjetas de crédito, o préstamos personales. El pago de utilidades de fin de mes puede ser
una solución para solventar tus deudas y evitar moras. Por eso, el BCP te da estos 5 tips que te ayudarán a
aprovechar al máximo tu sueldo y utilidades.

1. Consolida tus deudas

Para poder tener una mejor administración de tus pagos, te recomendamos consolidar tus deudas con el
banco en una sola cuota. Por ejemplo: tienes una deuda en tu Tarjeta de Crédito y un Crédito Efectivo con
fechas distintas de pago, puedes consolidar ambos pagos en una sola cuota mensual y de esta manera solo
tienes una fecha de pago. Así podrás realizar un plan de pagos que vaya acorde a tus ingresos mensuales.

2. Prepaga tu deuda

Con el aumento de ingresos que significa el pago de tus utilidades, también puedes realizar un prepago de
tu deuda. Esto significa usar ese dinero extra para cancelar un monto determinado para que las siguientes
cuotas sean más pequeñas y puedas cumplir con tu plan de pagos.

3. Pide una ampliación de plazo

Otra opción que tienes para poder reestructurar tu deuda es aumentar el plazo. Al ajustar el tiempo de tu
deuda, podrás acomodar tus cuotas mensuales para que sean más pequeñas, y puedas cumplir con los
pagos mes a mes.

4. Opta por un refinanciamiento

En caso estés en un estado de mora, el BCP te da la opción de refinanciar tu deuda, lo que te permite
modificar algunas condiciones de tu crédito para que tus cuotas estén más cerca a tus ingresos y situación
financiera.

5. Ahora sí, ¡disfruta de tus utilidades!

Ahora que ya no tienes deudas ni moras por pagar, aprovecha al máximo tus utilidades viajando o dándote
ese gusto que tanto querías, mientras sigues transformando tus planes en realidad.

04-04-18

Qué crédito me conviene para comprar un auto: ¿Crédito vehicular o Préstamo personal?

BCP

Carlos tiene algunas dudas. A pesar de que ha buscado información, aún no está seguro de qué le conviene
más: un crédito vehicular o un préstamo personal.

Para despejar sus dudas, conversamos con Gustavo Loayza, director Académico de la Escuela de Economía
de la Universidad Continental, quien nos dirá todo lo que Carlos debe saber antes de decidir qué tipo de
financiamiento le permitirá comprar su carro del año.

- La tasa del crédito vehicular siempre será menor que la de un préstamo personal, pero siempre que
cuentes con una inicial. Como la garantía del préstamo es el vehículo, la tasa de interés es más baja (desde
8 % hasta 20 %) que otros créditos. En cambio, en el préstamo personal, como la garantía es básicamente
la credibilidad de Carlos y su récord financiero, la tasa termina siendo más alta (entre el 13 % y 86 %).

- El préstamo personal te permitirá hacer uso comercial del vehículo desde el primer día, solo si es que eso
es importante. Como el préstamo personal no utiliza el carro como garantía, podrás ponerlo en prenda
para fines comerciales, en contratos de prenda comercial, prenda agraria, prenda industrial o fianza
solidaria. Pero, ojo: si no estás en el rubro comercial, de nada te va a servir este beneficio.

- Un crédito vehicular te permite adquirir un vehículo con una inicial baja y financiar el resto del costo en
cómodas cuotas. Estos créditos están hechos para personas que no poseen todo el valor del vehículo y
podrán financiar el pago hasta en 60 meses, en mensualidades bastante accesibles. El crédito personal, en
cambio, es más elevado, porque no hay inicial de por medio.

- El préstamo personal te podría permitir acceder a un vehículo hasta por el valor de S/ 87,000, sin
necesidad de pagar inicial. En caso de que no hayas podido ahorrar, y no cuentes con el equivalente al 20 %
del valor del vehículo como cuota de entrada, lo tuyo podría ser el préstamo personal. Solo ten en cuenta
que, dependiendo de tu récord crediticio y tu relación con el banco, la tasa podría fluctuar entre 13 % y 86
%.

- Con el préstamo personal no estarás obligado a adquirir un seguro vehicular ni un servicio de GPS para
rastreos por robo. Cuando uno accede a un crédito vehicular, por un tema de seguridad, el banco te obliga
por contrato a adquirir un seguro el tiempo que dura el crédito. En cambio, con el préstamo personal,
como el carro no es parte de la garantía, tú decides si compras un seguro o no. Aunque lo más
recomendable para un vehículo nuevo es contar con un seguro, podrías ahorrar algo de dinero.

- El crédito vehicular solo te permitirá financiar un vehículo por un valor máximo de S/ 87,000, más allá de
eso no te darán. Mientras que el crédito vehicular no posee límites, siempre y cuando deposites una inicial,
el préstamo personal posee un techo de S/ 87,000 como máximo. Es decir, si el carro con el que estás
soñando vale más de US$ 26,000 (con un tipo de cambio de S/ 3,21 por dólar aproximadamente), olvídalo.
Lo tuyo será el crédito vehicular.

Ahora que posees información más precisa sobre el crédito vehicular y el préstamo personal, ¿qué vas a
elegir?
Diez cosas que nadie te dijo sobre emprender
Emprender es una decisión que significa un gran cambio en tu vida. Conocerás todos los aspectos de crear y
administrar un negocio, esto generará cambios en tu vida profesional y personal.

El BCP y Juan Flores, Director Ejecutivo de “Los Ynnovadores”, centro de incubación de startups y
laboratorio de innovación, te dan diez consejos que debes tener en cuenta si decides emprender:

1. Recuerda siempre pedir ayuda

Serás el dueño de tu empresa, esto significa que harás varias labores, incluso aquellas que no te gusten:
limpiar la oficina, ir al banco o coordinar reuniones. Al inicio, uno se vuelve todo para su empresa; sin
embargo, también es importante recibir ayuda de los demás y cuidar las buenas relaciones.

2. Estarás a la orden todo el día

Si alguien te dijo que al emprender serás dueño de tu tiempo, no te engañó. Pero, al principio, tendrás
poco para ti. Cumplir con tus clientes debe ser tu prioridad. Concéntrate en ellos y sus necesidades.

3. Mantén buenas relaciones con tus socios

Las relaciones de confianza en un accionariado deben estar claramente establecidas en acuerdos por
escrito. No confíes solo en la ley de sociedades. Es fundamental seleccionar a un socio confiable con el que
tomar decisiones importantes sea labor fácil. Además, recuerda que es importante mantener esta misma
relación con tus proveedores.

4. Alta exposición a la crítica

Quienes conozcan tu idea querrán modificarla, mover piezas que consideran innecesarias, y hasta dirán que
no vale la pena. Serás blanco de críticas, pero escucha con suma atención e investiga ya que serán
constructivas. En esas palabras, podrías encontrar buenas ideas que serán beneficiosas para tu
emprendimiento.

5. Empápate sobre lo que implica lanzar una empresa

Lee e infórmate sobre todo lo que debes realizar para llevar a cabo tu negocio. Lo más importante es
conocer los deberes tributarios y derechos laborales de tus trabajadores. Revisa todos los marcos legales
para que no tengas problemas a futuro.

6. Existe un libro de reclamaciones

Debes saber que, por obligación, tu negocio debe contar con un libro de reclamaciones, sea en físico o
digital. En él, los consumidores presentarán cualquier reclamo o queja. Aprende más sobre este
documento, pues puede llevar hasta al cierre a pequeños negocios y startups.

7. Te enfrentarás a la informalidad

En nuestro país el mercado informal es amplio, según la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), cada dos
minutos se crea un empleo informal en el Perú. Sin embargo, es importante que te mantengas siempre
dentro del marco legal disponible para que tus operaciones no tengan problemas en un futuro corto o
lejano. Hacer bien las cosas será importante para alcanzar el éxito empresarial.

8. Lentitud para cerrar acuerdos

Generalmente, a las personas les cuesta mucho decirte que no pueden reunirse, por ello terminan
aceptando. No hay nada peor para un emprendedor que lo hagan perder tiempo. Por ello, uno debe
identificar quien puede o no ser cliente.
9. Selecciona bien a tu equipo

Por lo general, uno busca amigos, familia o personas que te generen confianza. Lo importante es encontrar
a quienes tengan habilidades para los roles y funciones que buscas. Tus empleados, al final, serán pieza
clave al momento de establecer tu negocio.

10. Siempre positivo

Si en un inicio las cosas no salen como esperas, no te desesperes. Asesórate y encuentra la mejor manera
para mejorar procesos y, de esa manera, alcanzar los objetivos que te plantees. Mantén una actitud
positiva, y así tendrás una mejor actitud para afrontar cualquier problema.

Emprender no será sencillo, pero tampoco es tan difícil como piensas. Toma en cuenta cada aspecto que te
detallamos. Además, puedes contar con el apoyo del BCP, donde encontrarás el mejor socio que tu negocio
necesita para salir adelante.
¿Es un buen negocio invertir en inmuebles?
Muchos se preguntan si aún es negocio invertir en el mercado inmobiliario en un contexto de desaceleración
económica.
El retorno que se obtiene ahora por invertir en el mercado inmobiliario no es el mismo que en los últimos
10 años. Según la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), en 2008 la apreciación anual del precio
promedio del metro cuadrado en Lima alcanzó el 40%. Sin embargo, para 2015, este indicador descendió
hasta llegar al 1.9%. Es decir, si bien el valor del metro cuadrado se ha multiplicado por tres -en promedio-
en diversos distritos de la capital, este se ha mantenido casi en el mismo nivel desde hace un par de años.
Ese es el motivo por el que Ricardo se pregunta si todavía es negocio invertir en el mercado inmobiliario.
Para tratar de despejar sus dudas, conversamos con Rodolfo Bragagnini, presidente de la Asociación de
Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI), institución que posee un interesante estudio sobre la rentabilidad
de invertir en inmuebles respecto del resto de inversiones. Según este reporte, que toma en cuenta el
intervalo entre agosto de 2011 y agosto de 2015, la propiedad inmobiliaria, de lejos, superó en rentabilidad
al resto de inversiones, garantizando menor riesgo y volatilidad.

Rentabilidad Acumulada y Volatilidad


Entre agosto de 2011 y agosto de 2015, según el estudio de ASEI, mientras que la rentabilidad acumulada
del sector inmobiliario alcanzó el 110.2%, el resto de inversiones se quedaron atrás:
- Bolsa de Valores de Lima: -50.04% (soles)
- Fondos Mutuos: 13.2% (soles)
- Depósitos a plazo fijo: 19.29% (soles)
Para Bragagnini, la principal ventaja de invertir en un inmueble es que se trata de una inversión rentable y
segura, que gana valor en el tiempo. Por otro lado, para él, comprar y alquilar da más intereses que otros
instrumentos. Por último, mientras que la moneda se devalúa por la inflación, la propiedad gana valor.
Pensando a largo plazo
Para las inversiones de largo plazo, el sector inmobiliario representa un protagonista de peso en la mente
de los inversionistas. Entre los años 2006 y 2015, el precio de las propiedades en Lima se incrementó hasta
en 300%, en promedio, según el BCR. La pregunta que se hace Ricardo es si esas mismas tasas se repetirán
en un futuro próximo.
Bragagnini explica que se debe tener en cuenta que, en el Perú, pese a la desaceleración de la oferta, la
demanda se ha mantenido al alza, provocando el constante incremento del valor de la propiedad. Si bien el
alza del valor en estos últimos dos años es menor al de periodos anteriores, los precios están bastante lejos
de estancarse o de dejar de crecer.
¿Cómo ganar?
Bragagnini recomienda adquirir un inmueble a través de un crédito hipotecario, para que este se pague con
los ingresos del alquiler de la propiedad. No obstante, para que se cumpla ese objetivo, aconseja pagar un
monto elevado en la cuota inicial. Por ejemplo, si un departamento en San Borja vale alrededor de
US$250,000, y busca alquilarlo a US$1,500 -monto equivalente a lo que será el pago mensual de su
hipoteca-, calcula que él deberá pagar, de entrada, alrededor de US$100,000.
De esa forma el departamento se pagará prácticamente solo. No solo recuperará su inversión en 16 años,
sino que será propietario de un inmueble cuyo valor podría haberse triplicado. Además, según ese mismo
ejemplo, los US$250,000 generarán al año una ganancia de US$18,000, con una rentabilidad de 7.2%, una
tasa por encima incluso de algunos depósitos a plazo fijo. Y, si se compra un departamento en planos a un
20% más barato, se podría vender la propiedad a un precio más competitivo.
Las desventajas de alquilar
Si se trata de analizar las desventajas de alquilar, está el tiempo que se invierte en gestionar la propiedad,
elegir al inquilino, cobrarle, emitir boletas, pagar a la SUNAT, velar por el mantenimiento, entre otros
aspectos domésticos. Además, se debe considerar que habrá meses, al término de cada contrato, en los
que no se recibirá renta hasta que llegue otro inquilino.
Por ese motivo, la compra/venta representa un mecanismo atractivo para muchos, si se trata de pensar en
el largo plazo. Si bien los expertos reconocen que rentabilidades de dos dígitos como las de años anteriores
serán cada vez más escasas, la tendencia indica que el precio del metro cuadrado no dejará de subir. La
pregunta entonces es: ¿dónde comprar el inmueble?
¿Dónde comprar?
Existen distritos y algunas zonas de Lima que mantienen la preferencia de quien busca departamentos en
venta, ya sea por estar cerca de una zona muy transitada o comercial. Si Ricardo va a comprar una vivienda
le conviene hacerlo en distritos que se sigan revaluando con los años, para que así pueda subir el valor del
alquiler. Los distritos que más se han reevaluado según ASEI son San Miguel, Jesús María, Barranco, Lince y
Magdalena.
Ojo: si nuestra expectativa es comprar hoy y vender mañana, este tipo de negocio no es para nosotros. Lo
ideal, señalan los expertos, es mantener entre uno o dos años la inversión, a la espera de que el predio
aumente de valor, la zona se desarrolle y podamos obtener una rentabilidad acorde a nuestras
expectativas. Como ya dijimos antes, aquellos que compraron propiedades en 2006 ganaron 300% al 2014.
10 ideas en las que podrías invertir para generar rentabilidad
¿Cómo invertir de manera inteligente las ganancias que acumulaste durante los últimos meses? Aquí te
contamos acerca de 10 instrumentos que ofrece el mercado para que tus ahorros generen mayor
rentabilidad.
En los últimos meses el ámbito externo parece ofrecer un momento más que oportuno para invertir
nuestros excedentes de capital, quizás en ideas de negocio rentables, o recurriendo a las diversas opciones
que ofrece el sistema financiero.
Julio César de la Rocha, director del Centro de Banca, Finanzas y Mercado de Capitales (FinLab) de la
Universidad de Lima, comparte con nosotros 10 alternativas que deberíamos tener en cuenta si buscamos
generar rentabilidad para aquellas ganancias de capital que hicimos en los últimos meses.
1. Fondos mutuos
Son instrumentos gestionados por Sociedades Administradoras de Fondos (SAF), que invierten el capital de
los partícipes en como depósitos a plazo fijo, bonos soberanos o acciones de empresas. En el Perú, las SAF
administran una cartera de 7,300 millones de dólares, sumando más 416,000 personas entre los partícipes.
El 90% de los fondos se concentran en instrumentos de renta fija (bonos soberanos y depósitos a plazo
fijo), mientras que el 10% se divide entre fondos de renta mixta y renta variables (acciones).
2. Ahorro en AFP sin fines previsionales
El ahorro voluntario sin fines previsionales en Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) ofrece tres
alternativas: Fondo 1 (renta fija), Fondo 2 (renta mixta) y Fondo 3 (renta variable). En este sentido, es
posible optar tanto por la misma AFP en la que uno posee sus aportes previsionales como por otra, e
incluso elegir un fondo diferente al que uno posee para su jubilación. La ventaja respecto de otros
productos es que los fondos de las AFP son más diversificados e invierten cerca del 40% en el exterior.
3. Seguros de vida con ahorro
Los seguros de vida garantizan el estilo de vida de la familia frente a la pérdida temprana del padre o la
madre. Pero, ahora que los productos financieros se han sofisticado, las aseguradoras no solo ofrecen este
beneficio con contratos a plazos más cortos, sino que les han agregado a sus productos el componente del
ahorro, ofreciendo la posibilidad de recuperar, en algunos casos, hasta el 100% de la suma de las primas. Se
calcula que, de 770,000 familias aseguradas, el 90% eligen seguros con el componente del ahorro.
4. Mercado inmobiliario
Para los inversionistas de largo plazo el sector inmobiliario parece tan sólido como el cemento. Desde el
año 2006, a partir del boom inmobiliario, el precio de las propiedades se ha incrementado hasta en 300%,
por lo que aquellos que compraron propiedades con fines de obtener ganacias ganaron más dinero que en
la bolsa de valores. Se recomienda siempre adquirir un inmueble a través de un crédito hipotecario, y de
ser posible alquilar el bien inmueble, para que el crédito se pague de las rentas que se obtienen del
alquiler.
5. Bolsa de Valores
Para invertir en la bolsa de valores existen dos caminos. Por un lado, comprar acciones a bajo precio para
venderlas en el corto plazo a un precio más alto. Por otro, invertir a largo plazo, esperando recuperar la
inversión en periodos de 10 a 15 años. En este segundo escenario cabe destacar el cálculo de rentabilidad
que registró la Bolsa de Valores de Lima entre los años 1992 y 2012, considerados como los años de
bonanza, en los que la plaza limeña registró una rentabilidad de 1,800%.
6. Banca Privada
Existe, entre los clientes bancarios, un grupo selecto: la banca privada. Para este segmento, en el que el
capital del aportante suma generalmente más de un millón de dólares, los bancos ofrecen una red de
expertos repartidos por todo el mundo, quienes, además de trabajar reportes financieros exclusivos,
asesoran al cliente en la toma de productos financieros, desde depósitos a plazos fijo, fondos mutuos,
hasta bonos, acciones preferentes, productos derivados (oro, euros o yenes), entre otras opciones.
7. Depósitos a plazo
Contrario a lo que muchos podrían haber recomendado hasta hace un año, los depósitos a plazo fijo se han
convertido en un producto con tasas de rentabilidad atractivas. Meses atrás, si uno le preguntaba a un
experto dónde debía poner su dinero, la respuesta casi automática de los expertos era hacerlo en fondos
mutuos. Sin embargo, en un periodo de alta incertidumbre, los depósitos a plazo fijo, cuyas tasas de interés
no han mostrado retrocesos en los últimos 12 meses, se han convertido en una opción rentable.
8. Mercado de los derivados
El derivado es un vehículo financiero que le da acceso al inversionista a mercados como divisas
(principalmente euros y yenes), commodities (petróleo, gas, oro o plata) e índices de bolsa (Nasdaq,
IBEX35, DAX o Nikkei 2215). El mercado de divisas es el menos volátil y en este se transan los tipos de
cambio de las divisas. Para aquellos que quieren asumir un mayor riesgo y buscar una mayor rentabilidad
están los commodities. En este rubro los activos más comercializados son el oro y el petróleo.
9. Bonos soberanos
Entre las alternativas de renta fija se encuentran los bonos (de mediano plazo) y los papeles comerciales
(de corto plazo). Los títulos emitidos por los países, como son los Bonos Soberanos y las Letras del Tesoro,
son alternativas en el segmento de renta fija, que dan la posibilidad de acceder a una rentabilidad fijada
previamente, siempre que los títulos no se vendan antes de su vencimiento, pues sus precios también
suelen variar, pero su volatilidad es baja. En el caso de la deuda peruana, esta se ubica entre las más
rentables.
10. Préstamos personales
Más que una alternativa de inversión, el préstamo personal es una alternativa de financiamiento. Sin
embargo, de poder acceder a préstamos personales a tasas preferenciales, que oscilen entre el 11% y el
15%, el crédito personal se puede convertir en una opción atractiva para generar rentabilidad, pero
siempre y cuando se destine ese capital a negocios rentables que proyecten un rendimiento superior al
20% al año. Caso contrario será más una deuda que una inversión.

Banco de Crédito BCP brinda diez recomendaciones para que sus clientes puedan hacer uso correcto de
los productos y servicios bancarios:

1. Define para qué necesitas el crédito y el uso que le darás al dinero e inviértelo únicamente en ese
proyecto personal y no en otros que no te permitan conseguir tu objetivo.

2. Organízate y trata de programar tu crédito en el menor tiempo posible, así los intereses serán menores y
podrás salir más rápido de tu deuda.

3. Antes de contratar un producto o servicio bancario cotiza y compara los beneficios, condiciones y
características del producto que deseas obtener.

4. Siempre conserva los contratos y las cartillas informativas de tus productos adquiridos para que tengas
en cuenta los compromisos que estás asumiendo.

5. Elige bien tu tarjeta. Ten en cuenta que una tarjeta de débito y una de crédito se usan para fines
distintos, la primera te otorga efectivo siempre y cuando haya dinero en tu cuenta y su pago es de forma
automática, mientras que la otra te da un préstamo a una tasa de interés y su pago es de manera mensual.

6. Siempre que puedas paga un monto mayor al mínimo, así podrás ahorrar en intereses y cancelar tu
deuda más rápido.
7. Acostúmbrate a revisar tu Estado de cuenta de manera mensual, recuerda que ésta buena práctica
ayudará a realizar una consulta sobre tus operaciones más recientes.

8. Retira efectivo de tu tarjeta de crédito sólo en caso de emergencia, estos intereses son altos y se cobran
comisiones adicionales por cada retiro.

9. Recuerda tu fecha de pago para que no caigas en mora y cuides tu historial crediticio. Un buen historial
demuestra que eres responsable y esto facilitará a que te otorguen mejores condiciones y facilidades para
otros créditos que puedas necesitar.

10. Conserva el Boucher y cuenta tu dinero al momento de efectuar una operación antes de retirarte de
cualquiera de los canales de atención del banco.

Además, ejecuta una serie de iniciativas diseñadas para que éstos puedan hacer un uso correcto de los
servicios financieros, poniendo a su disposición información clara y transparente que facilite la
comprensión de la oferta de productos y servicios bancarios.

También podría gustarte