Está en la página 1de 23

INTRODUCCIÓN

Dentro del estudio de la mecánica de suelos, el conocimiento básico de la textura


del suelo es importante para los ingenieros que construyen edificios, carreteras y
otras estructuras sobre y bajo la superficie terrestre, la actividad de exploración y
muestreo de suelo, constituye una etapa primordial de importancia única, ya que
esta es donde se toma la materia prima para el estudio comparación y análisis de
los diferentes tipos de suelos, la conocemos como la muestra.

Para el desarrollo y ejecución de las diferentes actividades a realizar en el estudio


de suelos y toma de muestras, se tienen una serie de parámetros a seguir que
están relacionados con las normas INVIAS, es por tal razón que en este informe
mostraremos las diferentes características de clasificación y métodos que nos
permite desarrollar la exploración y muestreo de suelos.
2. OBJETIVOS

2.1 OBJETIVOS GENERALES

 Identificar los distintos métodos de exploración y muestreo de suelos que


en la actualidad se usan.

 Determinar cuales son los métodos de exploración principales con sus


características. dad en distintos trabajos de ingeniería

2.2 OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Aprender unas de metodologías que nos permitan hacer un control y


análisis sobre un a muestra de suelo.

 Conocer el concepto y clasificación de lo que es la exploración de suelos.

2
1. EXPLORACIÓN DE SUELOS

1.1 DESCRIPCIÓN:
Lo primero que hay que consignar en la obtención de una muestra es que ésta
sea representativa del terreno. Un muestreo adecuado y representativo es de
primordial importancia, pues tiene el mismo valor que el de los ensayos en sí. A
menos que la muestra obtenida sea verdaderamente representativa de los
materiales que se pretende usar, cualquier análisis de la muestra solo será
aplicable a la propia muestra y no al material del cual procede.

Las muestras pueden ser de dos tipos: alteradas o inalteradas. Se dice que una
muestra es alterada cuando no guarda las mismas condiciones que cuando se
encontraba en el terreno de donde procede, e inalterada en caso contrario.

1.2 RECONOCIMIENTO

Todo estudio de suelos debe iniciarse con un reconocimiento detallado del terreno.
Mediante la observación de cortes naturales y/o artificiales producto de la erosión
o deslizamiento será posible, en general, definir las principales unidades o estratos
de suelos superficiales.
Es importante en esta etapa la delimitación de zonas en las cuales los suelos
presentan características similares y a la identificación de zonas vedadas o poco
recomendables para emplazar construcciones, tales como zonas de
deslizamiento, laderas rocosas con fracturamiento, zonas pantanosas difíciles de
drenar, etc. Este reconocimiento se puede efectuar por vía terrestre.
Generalmente se ejecutan pozos distanciados entre 300 a 600 metros, aparte de
los que deban ejecutarse en puntos singulares. Pueden realizarse pozos más
próximos si lo exige la topografía del área, naturaleza de la depositación o cuando

3
los suelos se presentan en forma errática. Así mismo deben delimitarse las zonas
en que se detecten suelos que se consideren inadecuados.

1.3. CONSIDERACIONES PARA UNA EXPLORACION ADECUADA:


Para una correcta exploración se deben considerar las siguientes pautas
generales:
 Ubicar puntos de prospección a distancias aproximadamente iguales, para
luego densificar la exploración si se estima pertinente.
 Prospectar aquellos sectores que soportarán rellenos o terraplenes de
importancia y aquellos en que la rasante se ubica muy próxima al terreno
natural.
 Inspeccionar aquellas zonas en que se tienen cortes de importancia,
ubicando los puntos de cambio de cortes a terraplén para conocer el
material al nivel de la subrasante.
 Inspeccionar el subsuelo en aquellos puntos en que se ubican obras de arte
y estructuras importantes.
1.4 TIPO DE MUESTRAS:
Las muestras son porciones representativas del terreno que se extraen para la
realización de ensayos de laboratorio. Dependiendo de la forma de obtención,
pueden clasificarse de forma general en dos tipos:
 Muestras alteradas: conservan sólo algunas de las propiedades del terreno
en su estado natural.
 Muestras inalteradas: conservan, al menos teóricamente, las mismas
propiedades que tiene el terreno "in situ".
1.5 MÉTODOS PARA ESTUDIOS DE SUPERFICIES:
Los métodos más usados para los estudios de superficie que conducen al
reconocimiento del perfil estratigráfico son:
 Las calicatas
 Los sondeos

4
1.5.1 CALICATAS
Las calicatas permiten la inspección directa del suelo que se desea estudiar y, por
lo tanto, es el método de exploración que normalmente entrega la información más
confiable y completa. En suelos con grava, la calicata es el único medio de
exploración que puede entregar información confiable, y es un medio muy efectivo
para exploración y muestreo de suelos de fundación y materiales de construcción
a un costo relativamente bajo.
Es necesario registrar la ubicación y elevación de cada pozo, los que son
numerados según la ubicación. Si un pozo programado no se ejecuta, es preferible
mantener el número del pozo en el registro como "no realizado" en vez de volver a
usar el número en otro lugar, para eliminar confusiones.
La profundidad está determinada por las exigencias de la investigación pero es
dada, generalmente, por el nivel freático.
El uso de calicatas para una mejor exploración y estudios de los suelos se realiza :
 En terrenos cohesivos principalmente. También puede realizarse en
terrenos granulares, pero si se requiere un conocimiento de los parámetros
resistentes, la práctica imposibilidad de toma de muestras para ensayo en
laboratorio, exige la utilización de otras técnicas de reconocimiento, como la
penetración estándar (SPT), sólo viables en sondeos.
 En terrenos heterogéneos, con muchos gruesos, en los que un sondeo,
además de ser costoso, daría una información parcial.
 En terrenos en los que el nivel freático se encuentre por debajo del plano de
investigación, o en los que sus condiciones de impermeabilidad sean
suficientes para que el afloramiento de agua sea pequeño, y permita la
investigación en el interior de la cata, salvo aquellas situaciones en las que
se quiera conocer principalmente la cota de nivel freático.
 En situaciones en las que se presuma que se pueden alcanzar, en todos los
puntos, el substrato rocoso, o terreno más firme.
 En obras lineales, como en el proyecto de obras viarias o en el de obras de
saneamiento.
5
1.5.2. SONDEOS EN SUELO

Este método de exploración debe usarse en aquellos casos en que el


reconocimiento del perfil estratigráfico necesario que se deberá estudiar, no pueda
ser realizado mediante calicatas, ya sea porque se requiere reconocer el perfil en
una profundidad importante, o bien por presencia de agua.

Los suelos finos, exentos de gravas, pueden ser bien estudiados mediante
sondeo. La información que puede obtenerse de sondeos efectuados en suelos
con gravas es generalmente incompleta y deficiente, pero en determinados casos
resulta ser la única posible de realizar.

Tipos De Sondeos:
Los tipos principales de sondeos que se usan en mecánica de suelos para fines de
muestreo y reconocimiento del subsuelo, en general, son los siguientes:

 Métodos De Exploración De Carácter Preliminar


 Pozos a cielo abierto, con muestreo alterado o inalterado.
 Perforaciones con posteadora, barrenos helicoidales o métodos
similares.
 Métodos de lavado
 Métodos de penetración estándar.
 Método de penetración cónica.
 Perforaciones en boleos y gravas (con barretones, etc.)

 Métodos De Sondeo Definitivo.


 Pozos a cielo abierto con muestreo inalterado.
 Métodos con tubo de pared delgada.
 Métodos rotatorios para roca.

6
 Métodos Geofísicos.
 Sísmico.
 De resistencia eléctrica.
 Magnético y gravimétrico.

Ahora se explicará los sistemas de sondeos mecánicos:

 Sondeo a presión, con punta abierta o hueca, y maciza o cerrada. Se


realiza en suelos blandos.

 Sondeo a percusión y golpeo, en suelos cementados o duros. Se utiliza un


trépano o una cuchara dejándola caer desde una altura suficiente. El
trépano se utiliza para atravesar bolos, grava gruesa, arcilla compacta o
capas delgadas de roca. Los detritus se extraen mediante circulación de
agua. La cuchara se utiliza en suelos arcillosos más blandos y en arenas.
Es un cilindro hueco que permite la entrada de suelo. Si éste es arenoso,
lleva un dispositivo que impide la caída del suelo en la extracción.

 Sondeo a rotación con barrena helicoidal, maciza o hueca. Se puede utilizar


si el terreno es relativamente blando y cohesivo, y no se encuentran capas
cementadas, gravas, o roca en toda la profundidad de realización del
sondeo. Si se utiliza barra helicoidal hueca, es posible la toma de muestras
inalteradas y la realización de ensayos "in situ" por el interior de la sonda.

 Sondeo a rotación con extracción de testigo continuo, con o sin agua,


mediante baterías simples o dobles que llevan en su borde inferior una
corona cortadora de widia o diamante. Sirven para todo tipo de suelos o
rocas, aunque pueden tener problemas de abrasión de la corona, o
acodalamiento al atravesar bolos o gravas gruesas. El agua utilizada para
favorecer la perforación y eliminar los detritus, puede desmenuzar suelos
parcialmente cementados, rocas blandas o alteradas, y areniscas poco

7
cementadas. Por ello conviene en estos casos la utilización de tubo o
batería doble.

 Sondeo mediante métodos destructivos, como trépano, martillo o tricono.


Se emplean si en el desarrollo de un sondeo no interesa obtener las
propiedades geotécnicas de determinadas capas duras o de material
granular grueso, bien porque se conozcan suficiententemente, o por otras
razones.

El método de mayor utilización en el Perú es el del sondeo a rotación con


extracción de testigo continuo, seguido por el sondeo helicoidal con sonda hueca.

Con posterioridad a la realización de un sondeo, conviene registrar la variación


temporal del nivel freático, para lo que se dejará un tubo de PVC ranurado en el
interior del sondeo, convenientemente tapado.

1.6 Procedimiento de toma de muestras


1.6.1 Procedimiento para la exploración mediante calicatas:
Se realiza una excavación de pequeña a media, realizadas normalmente con pala
retroexcavadora la sección mínima recomendada es de 0,80 m por 1,00 m, a fin
de permitir una adecuada inspección de las paredes. El material excavado deberá
depositarse en la superficie en forma ordenada separado de acuerdo a la
profundidad y horizonte correspondiente. Debe desecharse todo el material
contaminado con suelos de estratos diferentes. Se dejarán plataformas o
escalones de 0,30 a 0,40 metros al cambio de estrato, reduciéndose la
excavación. Esto permite una superficie para efectuar la determinación de la
densidad del terreno. Se deberá dejar al menos una de las paredes lo menos
remoldeada y contaminada posible, de modo que representen fielmente el perfil
estratigráfico del pozo. En cada calicata se deberá realizar una descripción visual
o registro de estratigrafía comprometida.

8
A cada calicata se le deberá realizar un registro adecuado que pasará a formar
parte del informe respectivo. La descripción visual de los diferentes estratos se
presentará en el formato de la figura 1 y deberá contener, como mínimo, toda la
información que allí se solicita.

Proyecto: ................................... Sector/Tramo.....................................


Pozo Nº............................. Ubicación: Km.....,..............................m. A la izq.
Del Eje

Der.
Cota boca: .......................m. Fecha de inspección............................. Inspector...............................
Hoja.......................de...................... Napa de agua (fecha)..............................(..............................).
DESCRIPCIÓN DEL SUELO

Figura No. 1 Presentación de la estratigrafía según descripción visual en pozos de


reconocimiento.

9
La estratigrafía gráfica debe presentarse mediante la simbología que se muestra
en la figura 2

Figura No. 2 Símbolos Gráficos para Suelos

10
El laboratorista deberá registrar claramente el espesor de cada estrato y efectuar
una descripción del mismo mediante identificación visual basado en la pauta que
se indica.

En los suelos es posible agruparlos en tres grupos primarios, sin embargo, en la


naturaleza se encuentran compuestos, pero es posible discernir el componente
predominante y asimilar la muestra a ese grupo. La principal distinción se hace
sobre la base del tamaño. Las partículas individuales visibles forman la fracción
gruesa y las partículas pequeñas para ser individualizadas componen la fracción
fina. Los componentes orgánicos del suelo consisten en materia vegetal
descompuesta o en proceso de descomposición, lo que le impone al suelo una
estructura fibrosa. Pueden ser identificados por sus colores oscuros y el olor
distintivo.

Las muestras obtenidas en calicatas son:


 Muestras alteradas:

Se toman de trozos de suelo arrancado por la pala excavadora, introduciéndolo en


bolsas. Si se pretende obtener la humedad del terreno, puede guardarse la
muestra en un recipiente estanco, o parafinarla.

 Muestras inalteradas:

Requieren una limpieza superficial previa a la toma de la muestra, y un parafinado


posterior de las caras de la muestra, en las que el suelo queda en contacto con el
exterior. Pueden ser:

- En bloque: tallando a mano un bloque aproximadamente cúbico, con


dimensiones superiores a 15 ó 20 cm. La calidad de esta muestra es excelente.

11
- Cilíndrica: mediante la hinca por golpeo manual de un toma muestras cilíndrico
de diámetro no menor de 15 cm.

1.6.2. Procedimiento por sondeos:

Los más utilizados son los métodos por perforaciones con posteadora, barrenos
helicoidales o métodos similares, en estos sondeos exploratorios la muestra de
suelo obtenida es completamente alterada, pero suele ser representativa del suelo
en lo referente a contenido de agua, por lo menos en suelo muy plástico.

Los barrenos helicoidales pueden ser de diferentes tipos no sólo dependiendo del
suelo por atacar, sino de acuerdo con la preferencia particular de cada perforista.
Un factor importante es el paso de la hélice que debe ser muy cerrado para suelos
arenosos y mucho más abierto para el muestreo en suelos plásticos.
Este Modo Operativo está basado en las Normas ASTM D 1452 y AASHTO T 251,
las mismas que se han adaptado al nivel de implementación y a las condiciones
propias de nuestra realidad. Cabe indicar que este Modo Operativo está sujeto a
revisión y actualización continua.
Este Modo Operativo no propone los requisitos concernientes a seguridad. Es
responsabilidad del Usuario establecer las cláusulas de seguridad y salubridad
correspondientes, y determinar además las obligaciones de su uso e
interpretación. Ahora mostraremos 3 procedimientos distintos de cómo efectuar el
sondeo con los barrenos helicoidales:
Procedimiento A
 Hágase avanzar el barreno de vástago hueco con tapón, hasta la
profundidad de muestreo deseada.
 Retírese el tapón, sacando las varillas centrales de perforación y
reemplácese con las herramientas requeridas para el muestreo o toma de
los núcleos. Bájese la herramienta de muestreo a través de la barrena con
vástago hueco, y asiéntese sobre el material inalterado en el fondo de la
perforación.
12
 Procédase con la operación de muestreo, mediante rotación, presión o
hincamiento de acuerdo con el método normal o el autorizado, que rija el
uso de la herramienta particular de muestreo. Retírese el “muestreador”
cargado sacando las varillas centrales.
 Reemplácese el “muestreador” con el tapón y retórnese al fondo del hueco.
Hágase avanzar la barrena de vástago hueco hasta la siguiente
profundidad a la que se va a muestrear. Repítase la secuencia para cada
muestra deseada.
Procedimiento B
 Hágase avanzar el barreno del vástago hueco con el tapón en su sitio,
hasta la profundidad de muestreo deseada.
 Retráigase el tapón, enrollando el cable en su carrete con el martillo y el
tapón ensamblados.
 Sepárese el tapón del martillo y sustitúyase por el “muestreador” gula
deseado. Con el cable, bájese dentro del hueco el martillo con el
muestreador ajustado, hasta apoyarlo sobre el material inalterado expuesto
en el fondo del hueco. Procédase con la operación de muestreo de acuerdo
con el método normal o el aprobado que gobierne el empleo del
“muestreador” y martillo.
 Alíviese el “muestreador” cargado, sobrebarrenando hasta que la boca de la
barrena se halle a la profundidad de la zapata del muestreador o
descargándola hacia atrás. Recupérese el “muestreador” enrollando la línea
de cable con el martillo y el “muestreador” ensamblados. Sepárese el
“muestreador” del martillo y reemplácese por el tapón de la barrena, o en el
caso de muestreo continuo, con otro “muestreador”.
 Bájese dentro del hueco el martillo con el tapón o con el “muestreador”, y
reiníciese la perforación del barreno, o continúese el muestreo en la forma
apropiada para el sistema que se esté efectuando, ya sea incremental o
continuo. Repítase o continúese la secuencia hasta su terminación.

13
Procedimiento C

 Puede emplearse sin tapón, el barreno de vástago hueco. Cuando se


emplea así, puede esperarse que se forme un tapón de suelo, en la boca
de la barrena. Raras veces este tapón excederá de 102 a 152 mm (4" a 6")
de espesor. Normalmente, los muestreadores pueden presionarse o
hincarse a través de este tapón. El tapón de suelo, sin embargo, llega a ser
entonces la parte superior de la muestra. De acuerdo con esto, las
muestras obtenidas así con la barrena de vástago hueco deben acuñarse
con pedazos de barrenas y muestreadores de desecho.
 El barreno con vástago hueco puede emplearse con el tubo central lleno de
un liquido a presión constante positiva, cuando se trabaje sin el tapón. El
liquido podrá ser agua o lodo de perforación, sobrecargado tanto como sea
necesario, para evitar la entrada de material
saturado a flujo libre, dentro de la barrena.
 Deberá tenerse cuidado de evitar la expulsión de la muestra por exceso de
presión o peso del líquido, dentro del tubo central. Normalmente, el liquido
sobrecargado deberá introducirse dentro del barreno, únicamente por
gravedad, y solamente cuando sea necesario para mantener el nivel dentro
del tubo central de la barrena por encima del nivel de agua. El muestreo
dentro de la barrena llena con líquido, deberá efectuarse de la manera
normal prescrita para usar el muestreado especial, en una perforación llena
con líquido.
 En el caso de que haya ingreso de suelos dentro de la barrena, por pérdida
de presión del líquido dentro del tubo central o por otra causa, deberá
lavarse el tubo central de la misma manera que se indica para la limpieza
del revestimiento. El muestreo deberá ejecutarse entonces, como se
prescribe para el empleo del muestreador especial en agujeros llenos de
liquido; sin embargo, el informe de perforación deberá indicar siempre que
la pérdida de suelo ocurrió antes de efectuado el muestreo.
14
 El flujo de material no cohesivo en el fondo de cualquier tipo de perforación,
normalmente hace que se afloje el material a ese nivel o por debajo del
fondo y por ello una muestra, o el valor N tomado, pueden no ser
verdaderamente representativos de la condición inalterada del material.
Posiblemente más usadas que los barrenos son las posteadoras a las que
se hace penetrar en el terreno ejerciendo un giro sobre el mineral adaptado al
extremo superior de la tubería de perforación. Las herramientas se conectan al
extremo de una tubería de perforación, formada por secciones de igual longitud,
que se van añadiendo según aumenta la profundidad del sondeo.

En arenas colocadas bajo el nivel de aguas freáticas estas herramientas


no suelen poder extraer muestras y en esos casos es preferible recurrir al uso de
cucharas especiales, de las que también hay gran variedad de tipos.

Las muestras de cuchara son generalmente más alteradas todavía que las
obtenidas con barrenos helicoidales y posteadoras; la razón es el efecto del agua
que entra en la cuchara junto con el suelo, formando en el interior una seudo
suspensión parcial del mismo. Es claro que en todos estos casos las muestras son
cuando mucho apropiadas solamente para pruebas de clasificación y, en general,
para aquellas pruebas que no requieran muestra inalterada. El contenido de agua
de las muestras de barreno suele ser mayor del real, por lo que el método no
excluye la obtención de muestras más apropiadas, por lo menos cada vez que se
alcanza un nuevo estrato.

Frecuentemente es necesario ademar o revestir el pozo de sondeo, lo cual se


realiza con tubería de hierro, hincada a golpes, de diámetro suficiente para permitir
el paso de las herramientas muestreadoras. En la parte inferior una zapata afilada
facilita la penetración. A veces, la tubería tiene secciones de diámetros
decrecientes, de modo que las secciones de menor diámetro vayan entrando en

15
las de mayor. Los diferentes segmentos se retiran al fin del trabajo usando gatos
apropiados.

Para el manejo de los segmentos de tubería de perforación y de ademe, en su


caso, se usa un trípode provisto de una polea, a una altura que permita las
manipulaciones necesarias. Los segmentos manejados se sujetan a través de la
polea con cable de manila o cable metálico inclusive: los operadores pueden
intervenir manualmente en las operaciones, guiando y sujetando los segmentos de
tubería de perforación por medio de llaves de diseño especial propias para esas
maniobras y para hacer expedita la operación del atornillado de los segmentos.

Un inconveniente serio de la perforación con barrenos se tiene cuando la


secuencia estratigráfica del suelo es tal que a un estrato firme sigue uno blando.
En estos casos es muy frecuente que se pierda la frontera entre ambos o aun la
misma presencia del blando.

El error anterior tiende a atenuarse accionando el barreno helicoidal tan


adelantado respecto al ademe como lo permita el suelo explorado.
Las muestras obtenidas por sondeos son:
 Muestras alteradas:

Obtenidas de trozos de testigo o de muestras de ensayo SPT. Análogamente al


caso de muestras alteradas obtenidas en calicatas, se tienen en cuenta las
mismas consideraciones.

 Muestras inalteradas:

Se consiguen mediante toma muestras adecuados. Los más utilizados son los
toma muestras abiertos de pared gruesa y el toma muestras de pared delgada o
Shelby. También, en suelos muy sensibles a la alteración inherente a la maniobra,
puede utilizarse el toma muestras de pistón de pared gruesa o delgada.

16
17
18
1.7 Implementos para muestreo

1.7.1 Implementos para calicatas

Metodología en campo

Fueron conformados 2 frentes de trabajo: el primero compuesto por 4 estudiantes


distribuidos aguas arriba y abajo del camino de acceso (de 1 a 2 Km aproximadamente),
para la excavación de calicatas a cielo abierto, y el segundo, una brigada de 6 estudiantes
para realizar el levantamiento topográfico de la zona de estudio, con Estación Total y
GPS.

Herramientas e implementos de Seguridad

Para realizar el trabajo de extracción y recolección de muestras, se utilizó el siguiente


equipo de seguridad:
19
 Cascos
 Guantes de cuero y de algodón engomado

 Fue puesto a disposición un botiquín de primeros auxilios

Las herramientas de trabajo que se utilizaron fueron:

 Palas
 Picotas

 Carretillas

 Flexómetros de 5m

 Canastillo o Balde metálico

 Romana de hasta 50 Kg

 Alambre de amarre

 Tablero para las anotaciones

 Lona de 3 X 3 metros

 Bolsas para toma de muestras

 Listones para cuarteo

CONCLUSIONES

 Todo estudio de suelos debe iniciarse con un reconocimiento detallado del


terreno, la etapa de exploración y muestreo, consiste básicamente en
consignar la información en la obtención de una muestra, y esta deber ser
representativa del terreno.

20
 Los métodos más usados para los estudios de exploración y muestreo son:
Las calicatas y Los sondeos

 El sondeo es el método de exploración que se debe realizar cuando no


pueda ser realizado mediante calicatas, ya sea porque se requiere
reconocer el perfil en una profundidad importante, o bien por presencia de
agua.

 Los métodos geofísicos son rápidos permiten tratar grandes áreas, pero
nunca proporcionan suficiente información para fundar criterios definitivos
de proyectos, en lo que a Mecánica de Suelos se refiere

 Dentro de la exploración y muestreo se ven dos metodologías de trabajo:


las directas y las indirectas. La primera, consiste básicamente en la
extracción de suelo de la zona de estudio y la exploración indirecta, se hace
con equipos especiales, que identifican de distintos materiales, sin la
necesidad de realizar una perforación física del suelo. Las metodologías
difiere en que la indirecta es de menor costo que la indirecta.

RECOMENDACIONES:

 Es muy importante tener en cuenta que el trabajo realizado en campo debe


ser realizado con seriedad, prudencia y con espíritu de aprendizaje;
Aplicando con responsabilidad los conocimientos aprendidos en salón de
clase.

 Tener todas las herramientas de trabajo en condiciones óptimas par el


normal desarrollo de la actividad y cuya disponibilidad no sea restringida
cuando el usuario lo requiera.

21
 Llevar una libreta de campo, donde se tome nota de todo lo acontecido en
la práctica, y cuyos datos nos servirán en posteriores trabajos en gabinete
y/o en laboratorio.

22
9. BIBLIOGRAFÍA

 MARQUEZ CARDENAS GABRIEL. Propiedades Ingenieriles de Los suleos.


U Nacional de Colombia

 JUÁREZ VADILLO E. RICO. RODRÍGUEZ A. Mecanica de Suelos

 WILLIAM LAMBE Y ROBERT V. WHITMAN. Mecánica de Suelos. Limusa


Editores. T.. Limusa Noriega Editores

 GASSOS, Dolores; MARTÍNEZ Alberto. CRISOL, Enciclopedia Escolar


Universal. Tomo: La tierra. Geología y Mineralogía. Editorial Carroggio S.A.
Ediciones. 1999

 Consultas en Internet:

www.obracivil.com
www.usuarios.lycos.es
www.ppi-ppic.org.com
www.google.com
www.altavista.com

23