Está en la página 1de 1

Trabajo práctico

1. Imaginar que salís de tu casa luego de que Eckels pisa la mariposa y escribí un texto en el que
cuentes como están las cosas en la calle y que se encuentra.
2. Imaginar la carta que Leticia le manda a Ariel y escribirla.
3. Contar el cuento "Emma Zunz", pero desde el punto de vista de Loewenthal (1 carilla o media
carilla)
4. Escribir una opinión sobre el cuento "Pájaros en la boca".

Respuestas

1. “Desde que ganó un tal Deutscher mi familia y yo vivimos en la calle. La gente se volvió
loca y se empezó a alborotar la ciudad. Ya no existen escuelas porque no hay quienes
se hagan responsables de los chicos debido a que los profesores decidieron abandonar
sus puestos. Las personas tratan de conseguir comida y un lugar donde vivir. Nadie
recuerda lo que sucedió el día de las elecciones, nadie recuerda como terminamos en
esto. Desearía volver en el tiempo e impedir que todo esto pasara.”

2. “Querido Ariel:
Le entrego esta carta a una de las niñas para que te la de a ti. Soy
Leticia, la estatua que tanto te gusta. No creo que pueda
presentarme hoy, no creo que tu amor por mi funcione. Tengo un
problema en la espalda que no me permite moverme mucho y esa es
la razón por la cual no puedo recrear mucho a las estatuas.
Últimamente me duele y voy a ser incapaz de volver a jugar, así que si
yo soy la razón por la que miras por la ventanilla del tren déjame
decirte que no estaré más allí. Mañana va a ser la última vez que lo
haré, mañana es el final del juego. Espero verte y decirte adiós. Jamás
te olvidaré.”

3. “Me serví una taza de whisky y me dirigí a mi oficina. Mientras ojeaba unos periódicos
que se encontraban encima de la mesa recibí una llamada de una mujer diciéndome
que tenía información de una huelga que iba a ver en mi fábrica y prometió pasar por
el escrito al oscurecer.
Cuando llegó la noche me puse de pie junto a la ventana mientras esperaba a la
muchacha con la información. La vi empujar la verja y cruzar el patio mientras rodeaba
al perro atado que le ladró.
Entró a la oficina y se sentó en una silla cerca del escritorio. Tímidamente pronunció
algunos nombres, dio a entender otros y paró de hablar. Me pidió una taza de agua
para continuar y fui a buscarla. Cuando volví la vi a ella parada con el revolver que yo
siempre guardo en el cajón y, como si estuviera en cámara lenta, apretó el gatillo dos
veces. Me desplomé, el vaso de agua se rompió y la miré sorpresivo y con cólera, la
insulté y dije algunas malas palabras mientras trataba de pararme. Volvió a dar fuego
hacia mí y lo último que pude escuchar de ella fueron unas palabras que no llegué a
comprender.”

4. El cuento “Pájaros en la boca” me sorprendió por lo extraordinario de los


acontecimientos: una niña que come pájaros. Sin duda es uno de los cuentos que más
me agradó hasta ahora. Me gustó la trama, los personajes, el problema que se origina
y el desenlace.

Intereses relacionados