Está en la página 1de 40

TEMA:

“SEMILIBERTAD”

CERRO DE PASCO- PERÚ


2018
1
UNIVERSIDAD NACIONAL DANIEL ALCIDES
CARRIÓN
FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS
POLÍTICAS
TEMA:

“SEMILIBERTAD”

CÁTEDRA : DERECHO DE EJECUCIÓN PENAL

CATEDRÁTICO : PALACIOS MATOS Nelson

ESTUDIANTES : ATENCIO VELASQUEZ Gemma Jhadira


CARHUARICRA ESPINOZA, Luis Antonio
RECINES CHAVEZ Rosario Del Pilar
SALAS TUCTO Yazmin Sara

SEMESTRE : XI

CERRO DE PASCO – PERÚ

2
El presente trabajo monográfico está dedicado

para todos aquellos que día a día aportan nuevos

conocimientos a la interminable Ciencia del

Derecho. Y a los que hacen posible nuestra

educación, nuestros padres.

3
INTRODUCCIÓN

Nuestro ordenamiento normativo regula la ejecución de las penas y el

tratamiento legal de las personas internas en los establecimientos penitenciarios

a través del Código de Ejecución Penal, así como por su Reglamento, cuerpos

normativos que definen a los beneficios penitenciarios como estímulos que

forman parte del tratamiento progresivo y responden a las exigencias de

individualización de la pena, considerando para ello la concurrencia de factores

positivos en la evolución del interno, que resulten coadyuvantes a su reeducación

y reinserción social.

Si bien podemos sostener que la fundamentación jurídica de los beneficios

penitenciarios se halla en los principios de reeducación, rehabilitación y

resocialización del interno, debe tenerse presente que su otorgamiento requiere

el análisis razonado de los factores que la motivan, así como la acreditación de

la concurrencia de diversos criterios como la buena conducta, el trabajo y en

general, la evolución positiva del interno en el proceso de reinserción, ello a fin

de evitar que el beneficio se convierta en una herramienta de vulneración de la

ley. En suma, resulta necesario no sólo contar con un escenario legislativo que

regule de manera idónea los beneficios penitenciarios, sino principalmente, con

operadores que los apliquen de manera razonada, técnicamente aceptable y a

los casos correctos.

Siendo ello así, uno de estos denominados beneficios penitenciarios viene a ser

el de la Semi libertad es un beneficio penitenciario que permite a un interno

sentenciado egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o

educación, y cumplir en libertad una parte de su condena, con la obligación de

4
observar determinadas reglas de conducta, y siempre que no tenga proceso

penal pendiente con mandato de detención.

Siendo ello así, el presente trabajo monográfico tiene el propósito de detallar los

aspectos más importantes del beneficio de Semilibertad; con el objeto de

contribuir con nuevos conocimientos a la interminable ciencia del derecho.

UBI SOCIETAS UBI IUS

LOS ESTUDIANTES

5
CAPITULO I:

LA SEMILIBERTAD

1.- TERMINOS GENERALES

A) SEMILIBERTAD.- es un beneficio penitenciario que permite a un interno

sentenciado egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o

educación, y cumplir en libertad una parte de su condena, con la obligación de

observar determinadas reglas de conducta, y siempre que no tenga proceso

penal pendiente o con mandato de detención.

B) BENEFICIO PENITENCIARIO.- puede entenderse como beneficio

penitenciario como el bien que recibe el interno sentenciado y recluido en un

establecimiento penitenciario, con la finalidad de corregirlo, esto es que los

6
beneficios en si vendrían a ser acciones favorecedoras para los internos

sentenciados y recluidos en los penales.

C) LIBERTAD CONDICIONAL.- es una medida alternativa a una pena privativa

de libertad, como la prisión o el arresto domiciliario, que contemplan los

ordenamientos jurídicos de algunos países, y que es posible imponer en la

sentencia cuando se cumplen ciertos requisitos establecidos en la ley, que le

permite al condenado por un delito cumplir su sanción penal en libertad, aunque

sujeto a ciertas obligaciones o bajo ciertas condiciones, por ejemplo, no cometer

nuevos delitos o faltas.

2.- LA SEMILIBERTAD COMO BENEFICIO PENITENCIARIO

Los beneficios penitenciarios son incentivos, que no pueden estar en la categoría

de derechos ni gracias, pues están sujetos además del cumplimiento de los

requisitos a la evaluación del órgano técnico del establecimiento penal (en el

caso que mencionare posteriormente se ha verificado que es insuficiente porque

se ha tenido la necesidad de solicitar informe al psicólogo de la división médico

legal) en cuanto al proceso de rehabilitación, y a la del propio Juez, en los casos

de prelibertad en los que califica lo positivo y la oportunidad de su concesión en

función del interno y de la sociedad misma, es decir, en su decisión deberá

considerar que la excarcelación anticipada será favorable para el interno, en

tanto que su comportamiento no afectará a la comunidad.

El Código de Ejecución Penal establece en el Capítulo Cuarto los siguientes

beneficios penitenciarios: Permiso de salida, Redención de la pena por el trabajo

y la educación, Semilibertad, Liberación condicional, Visita íntima y otros

beneficios penitenciarios.

7
La Semilibertad es un beneficio penitenciario que permite a un interno

sentenciado egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o

educación, y cumplir en libertad una parte de su condena, con la obligación de

observar determinadas reglas de conducta, y siempre que no tenga proceso

penal pendiente con mandato de detención.

Hasta antes de 1997, la Semilibertad se otorgaba sin excepción al interno que

había cumplido un tercio de su condena y acreditaba que en libertad desarrollaría

alguna actividad laboral o educativa. Sin embargo, sucesivas modificaciones al

Código de Ejecución Penal han introducido cambios sustantivos en los términos

Siguientes:

- El tiempo de carcelería mínima para obtener la Semilibertad, depende

ahora del tipo de delito por el cual el interno ha sido sentenciado; y,

- Se ha suprimido como requisito para su concesión, la acreditación de una

futura actividad laboral o educativa en caso de que obtenga la libertad.

Sin embargo, como quiera que el artículo 48° del Código de Ejecución Penal ha

mantenido en la definición del beneficio el propósito de trabajo o educación, aun

cuando ya no sea un recomienda fundamentar la solicitud en tal propósito, y

acreditarlo mediante un contrato de trabajo o inscripción en un centro educativo

requisito indispensable acreditar una u otra actividad, mayor posibilidad de

obtener el beneficio tendrá aquel interno que sustente su solicitud en la

necesidad de trabajar o estudiar. Por ello, se recomienda fundamentar la solicitud

en tal propósito, y acreditarlo mediante un contrato de trabajo o inscripción en un

centro educativo.

8
3. REQUISITOS PARA SOLICITAR LA SEMILIBERTAD

El artículo 49° del Código de Ejecución Penal dispone que para iniciar el trámite

del beneficio de la Semilibertad se debe contar con los siguientes requisitos:

 Copia certificada de la sentencia; Certificado de conducta;

 Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención;

 Certificado de cómputo laboral o de estudio, si lo hubiere;

 Informe sobre el grado de readaptación del interno de acuerdo con la

evaluación del Consejo Técnico Penitenciario; y,

 Certificado policial que acredite domicilio o lugar de alojamiento.

Se trata entonces de un conjunto de requisitos que permitirán la formación de un

expediente de Semilibertad para el trámite judicial correspondiente. El

cumplimiento de tales requisitos no supone la obtención automática del

beneficio, pues corresponde al Juez otorgarlo o denegarlo, aunque dicha

decisión deberá adoptarse sobre la base de fundamentos objetivos y razonables,

tal como lo ha señalado el Tribunal Constitucional.

ç4. LA SEMILIBERTAD RESPECTO A LOS CUMPLIMIENTOS DE LOS

TERCIOS DE LAS PENAS

4.1 La Semilibertad con el cumplimiento de un tercio (1/3) de la condena

(plazo ordinario)

El primer párrafo del artículo 48° del Código de Ejecución Penal establece que

el beneficio de Semilibertad puede ser concedido al sentenciado que ha cumplido

por lo menos una tercera parte de su condena, criterio que es aplicado para la

9
mayoría de los delitos, con la excepción de los delitos mencionados en el

numeral 6.4.

El plazo mínimo de detención de una tercera parte de la condena que se exige

para solicitar la Semilibertad, puede acreditarse con el cumplimiento de prisión

efectiva por dicho período. Puede resultar también de la suma de dicho período

con los días que el condenado haya redimido su pena por trabajo o educación.

En los delitos de tráfico ilícito de drogas, previstos en los artículos 296°, 298°,

300°, 301° y 302° del Código Penal, podrán acogerse al beneficio de

Semilibertad con un tercio (1/3) de su pena, siempre que se trate de la primera

condena a pena privativa de libertad.

4.2 La Semilibertad con el cumplimiento de las dos terceras partes (2/3) de

la condena (plazo especial)

El segundo párrafo del artículo 48° del Código de Ejecución Penal señala que en

los delitos que a continuación se indican, el sentenciado que solicite la

Semilibertad deberá haber cumplido las dos terceras (2/3) partes de su pena:

Exposición o abandono de menor o persona incapaz, si resulta lesión grave o

muerte y éstas pudieran ser previstas (artículos 125° y 129° del Código Penal);

Exposición o peligro de persona dependiente, si resulta lesión grave o muerte y

éstas pudieron ser previstas (artículos 128° y 129° del Código Penal);

Trata de personas (artículo 153° del Código Penal);

Asociación ilícita para delinquir, cuando los hechos materia de condena estén

relacionados con atentados contra la Administración Pública, contra el Estado y

10
la Defensa Nacional o contra los poderes del Estado y el Orden Constitucional

(artículo 317° segundo párrafo del Código Penal);

Atentado contra la seguridad nacional y traición a la Patria (artículo 325° a

332°del Código Penal); Rebelión (artículo 346° del Código Penal);

Concusión en todas sus modalidades (artículo 382° a 386° del Código Penal);

Peculado en todas sus modalidades, excepto la forma culposa (artículos 387° a

392° del Código Penal); y,

Corrupción de funcionarios. Todas las modalidades, incluidas las cometidas por

particulares (artículo 393° a 401° del Código Penal).

5. DELITOS EN LOS QUE NO PROCEDE LA SEMILIBERTAD

 Secuestro (artículo 152° del Código Penal);

 Forma agravada de trata de personas (artículo 153°-A del Código Penal);

 Violación de menor de edad (artículo 173° del Código Penal);

 Violación de menor de edad seguida de muerte o lesión grave (artículo

173°-A del Código Penal);

 Comercialización y cultivo de amapola y marihuana, así como la siembra

compulsiva (artículo 296°-A del Código Penal);

 Tráfico ilícito de insumos químicos y productos (artículo 296°-B del Código

Penal); Formas agravadas de tráfico de drogas (artículo 297° del Código

Penal);

 Genocidio (artículo 319° del Código Penal); Desaparición forzada (artículo

320° del Código Penal); Tortura (artículo 321° del Código Penal);

11
 Tortura cometida con la participación de profesionales de la salud (artículo

322°del Código Penal);

 Discriminación (artículo 323° del Código Penal); Terrorismo (Ley N.°

29423); y,

 Lavado de activos cuando los recursos provengan del tráfico ilícito de

drogas, terrorismo, secuestro, extorsión, trata de personas o delitos contra

el patrimonio cultural, previsto en los artículos 228° y 230° del Código

Penal (párrafo final del artículo 3° de la Ley N.° 27765, modificado por la

Ley N.° 28355 y el Decreto Legislativo N.° 986).

En el caso de los reincidentes y habituales que adquieran dicha condición a partir

del 23 de octubre de 2010, de conformidad con los artículo 46°-B y 46°-C del

Código Penal, modificado por la Ley N.° 29604, tampoco podrán acceder a la

Semilibertad en los siguientes delitos:

 Delito de homicidio calificado o asesinato (artículo 108° del Código Penal);

 Delito de lesiones graves cuando la víctima sea menor de 14 años, y el

agente sea el padre, madre, tutor, guardador o responsable (artículo 121°-

A del Código Penal);

 Delito de lesiones graves por violencia familiar (artículo 121°-B del Código

Penal);

 Delito de secuestro (artículo (artículo 152° del Código Penal);

 Delito de trata de personas (artículo 153° del Código Penal);

 Delito de formas agravadas de trata de personas (artículo 153°-A del

Código Penal);

 Delito de violación sexual de menor de edad (artículo 173° del Código

Penal);

12
 Delito de violación sexual de menor de 14 años seguida de muerte o lesión

grave (artículo 173°-A del Código Penal); • Delito de hurto agravado

(artículo 186° del Código Penal);

 Delito de robo agravado (artículo 189° del Código Penal);

 Delito de extorsión (artículo 200° del Código Penal);

 Delito de tráfico ilícito de drogas en modalidades agravadas (artículo 297°

del Código Penal);

 Delito de genocidio (artículo 319° del Código Penal);

 Delito de desaparición forzada (artículo 320° del Código Penal);

 Delito de tortura (artículo 321° del Código Penal);

 Delito contra la integridad nacional (artículo 325° del Código Penal);

 Delito de participación en grupo armado dirigido por extranjero (artículo

326° del Código Penal);

 Delito de destrucción o alteración de hitos fronterizos (artículo 327° del

Código Penal);

 Delito de vinculación o colusión con invasor (artículo 328° del Código

Penal);

 Delito de inteligencia desleal con Estado extranjero (artículo 329° del

Código Penal);

 Delito de revelación de secretos nacionales (artículo 330° del Código

Penal);

 Delito de espionaje (artículo 331° del Código Penal);

 Delito de favorecimiento bélico a Estado extranjero (artículo 332° del

Código Penal); y, • Delito de rebelión (artículo 346° del Código Penal).

13
6. OBLIGACIONES DE UN BENEFICIADO CON LA SEMILIBERTAD

El beneficiado con una Semilibertad tiene la obligación de pernoctar en su

domicilio y está sujeto a control e inspección de parte de la autoridad

penitenciaria, así como del representante del Ministerio Público, tal como lo

dispone el artículo 51° del Código de Ejecución Penal.

Además, deberá cumplir con las reglas de conducta que el Juez establezca en

la resolución que le concedió el beneficio, como la prohibición de frecuentar

determinados lugares, de ausentarse del lugar donde reside sin autorización del

Juez, comparecer personalmente al Juzgado o a las oficinas de Medio Libre del

Instituto Nacional Penitenciario, para informar de sus actividades cada 30 días,

etcétera. El control de las reglas de conducta corresponde al Área de Medio Libre

de la Administración Penitenciaria.

De conformidad con la Ley N.° 29499, la persona privada de libertad que ha sido

beneficiada con una Semilibertad, y a quien se le ha impuesto un mecanismo de

vigilancia electrónica personal a su solicitud o por mandato judicial, tiene la

obligación de cumplir las reglas de conducta señaladas por el Juez, las cuales

están relacionadas con el buen uso y conservación de los equipos electrónicos

que integran el sistema, así como respetar el radio de acción y desplazamiento

establecido como regla de conducta. El control de estas obligaciones

corresponde a la Administración Penitenciaria.

14
7. MODALIDADES DE APLICACIÓN DEL BENEFICIO PENTIENCIARIO DE

SEMILIBERTAD.

7.1 Semilibertad Ordinaria

El interno que desee acogerse a este beneficio penitenciario, tiene que haber

cumplido el tercio de la pena (1/3) de reclusión efectiva exigido por ley, entre los

delitos a los que les corresponde la semilibertad ordinaria. Tenemos:

Delitos de Peligro Común.- Articulo Nº 279 (Tenencia Ilegal de Armas).

Delitos Contra el Patrimonio.- Artículo Nº 185 (Hurto Simple), Articulo Nº

186 (Hurto Agravado), Artículo Nº 188 (Robo), Artículo Nº 189 (Robo

Agravado), Artículo Nº 194 (Receptación), Artículo Nº 196 (Estafa), etc.

Delitos Contra la Vida el Cuerpo y la Salud.- Artículo Nº 106(Homicidio

Simple), Artículo Nº 107 (Parricidio), Artículo Nº 108 (Homicidio

Calificado).

Delitos Contra la Salud Pública.- Artículo Nº 296 (Promoción o

favorecimiento al TID), Artículo Nº. 298 (Micro comercialización o micro

producción de Drogas), Artículo Nº. 300 (Prescripción Indebida de

medicamentos que contenga drogas toxico, estupefaciente o

psicotrópica).

7.2 Semilibertad Extraordinaria

El interno que desee acogerse a este beneficio penitenciario, tiene que haber

cumplido las dos terceras partes (2/3) de la pena efectiva exigido por ley, entre

los delitos a los que les corresponde. Tenemos:

Delitos Contra la Administración Pública:

15
a) Concusión en todas sus modalidades: Articulo Nº. 2 literal a) Ley 27770.

Artículo Nº. 382 (Concusión), Artículo Nº. 383 (Cobro Indebido), Artículo Nº. 384

(Colusión), Artículo Nº. 385 (Patrocinio Ilegal), Artículo Nº. 386 (Responsabilidad

de peritos, árbitros y contadores particulares).

b) Peculado en todas sus modalidades, excepto en la forma culposa:

Artículo Nº. 2, literal b) Ley Nº. 27770. Artículo Nº. 387 (Peculado), Artículo Nº.

388 (Peculado de uso), Artículo Nº. 389 (Malversación), Artículo Nº. 390 (Retardo

Injustificado de pago), Articulo Nº. 391 (Rehusamiento de entrega de bienes

depositados o puestos en custodia), Artículo Nº. 392 (Extensión de punibilidad).

c) Corrupción de Funcionarios en todas sus modalidades, incluidas por

particulares:

Artículo Nº. 2, literal c) Ley 27770, concordancia. Artículo Nº. 1 Ley 28355.

Artículo Nº. 393 (Cohecho propio pasivo), Artículo Nº. 394 (Cohecho pasivo

impropio), Artículo Nº. 395 (Cohecho pasivo especifico), Artículo Nº. 396

(Corrupción pasiva de auxiliares jurisdiccionales), Artículo Nº 397 (Cohecho

pasivo genérico), Artículo Nº. 398 (Cohecho pasivo especifico), Artículo Nº. 399

(Negociación Incompatible o aprovechamiento indebido del cargo), Artículo Nº.

400 (Tráfico de influencias), Artículo Nº. 401 (Enriquecimiento Ilícito), Artículo Nº.

317 (Asociación Ilícita para delinquir).

NOTA.- Los delitos enmarcados en el Titulo XIV del Código Penal. "Delitos contra

la Humanidad", Capítulo I."Genocidio", Capítulo II. "Desaparición Forzada",

Capítulo III."Tortura", Capítulo IV. "Discriminación". No gozan beneficios

16
penitenciarios de semilibertad, liberación condicional, ni redención de pena por

trabajo o educación en ninguna modalidad.

8.- TRÁMITE ADMINISTRATIVO ANTE EL INPE Y TRÁMITE PROCESAL

ANTE EL ORGANISMO JUDICIAL PARA LA SEMILIBERTAD

8.1 Trámite Administrativo Ante El Instituto Nacional Penitenciario:

Una vez, se presentan los documentos indicados líneas arriba y luego de

sufragar las tasas correspondientes. El Consejo Técnico Penitenciario del

Establecimiento Penal, organizará el expediente administrativo del beneficio

penitenciario de semilibertad, para lo cual solicitará los informes del Área Legal,

Psicológica, Social, Trabajo (CETPRO-Centro de Educación Técnico Productiva)

y Estudio (CEBA- Centro de Educación Básica Alternativa) del Interno.

Asimismo, elaborará el Certificado de Conducta a fin de verificar si el interno

posee alguna sanción disciplinaria y solicitará los Antecedentes Judiciales y

Penales del Interno (Hoja Penalógica) a la Dirección Regional de Instituto

Nacional Penitenciario, Del mismo modo; solicitara el certificado a fin de verificar

si el interno tiene algún proceso con mandato de detención.

Con todos los documentos antes expuestos, El consejo Técnico Penitenciario, el

cual estará conformado por; El Director del Establecimiento Penal,

Administrador, El jefe de Seguridad y El jefe del Órgano Técnico de Tratamiento,

suscribirán el acta evaluativa correspondiente y posteriormente; el expediente es

remitido al Órgano Jurisdiccional. Debemos señalar, que el plazo para organizar

el expediente administrativo de semilibertad es de 10 días, sin embargo; es de

conocimiento, que en los establecimientos penales del Perú, este plazo no se

17
cumple y en promedio es de dos a tres meses, el retraso en organizar el

expediente lesionando al interno.

8.2 Trámite Procesal Ante El Órgano Jurisdiccional:

Respecto, al trámite procesal del beneficio penitenciario de semilibertad, este se

encuentra descrito en el Articulo Nº 50 del Código de Ejecución Penal, No

obstante; Es de mencionar, que ingresado el beneficio penitenciario de

Semilibertad ante el órgano Jurisdiccional que emitió la sentencia en el proceso

penal incoado al recluso, este solicita los antecedentes penales, para

posteriormente, remitir el expediente al Ministerio Publico a fin de que se emita

el dictamen respectivo, pronunciándose sobre su procedencia o denegatoria en

un plazo Improrrogable de 05 días.

Subsiguientemente; el expediente es devuelto al Juez, quien resuelve en el plazo

de 10 días mediante una audiencia. Y; por último, el beneficio penitenciario de

semilibertad es concedido o denegado por el juez penal. (14) Contra la

Resolución procede el Medio Impugnatorio del Recurso de Apelación en el plazo

de 3 días, lo cual lo resolverá la Sala Penal Superior de la Jurisdicción.

9. REVOCATORIA DEL BENEFICIO PENITENCIARIO DE SEMILIBERTAD

Respecto a la revocatoria de la semilibertad, resaltare los siguientes alcances:

El juez penal revoca la semilibertad mediante tres formas: De oficio, a solicitud

del Instituto Nacional Penitenciario o del Ministerio Publico.

Ello, se produce, cuando el interno una vez que egresa del establecimiento

penitenciario comete un nuevo delito doloso o incumple las reglas de conducta

18
emitidas por el juez en la audiencia del beneficio penitenciario, en ambos casos

ello, obliga al interno a cumplir el tiempo que le queda de condena y no puede

ostentar de nuevo el beneficio penitenciario de semilibertad, por lo que, tendrá

que cumplir con el tiempo que le queda de condena y presentar el beneficio

penitenciario de liberación condicional.

Ejemplos de la Aplicación del Beneficio Penitenciario de Semilibertad:

Ejemplo A.- Cristian Calderón, es sentenciado a 12 años de pena privativa de la

libertad por la comisión del delito Contra el Patrimonio en la modalidad de Hurto

Agravado. La semilibertad se aplica la tercio de la Condena (1/3) para este delito

es decir a los 04 años. Sin embargo; si Cristian estudio secundaria los primeros

02 años de su internamiento en el Establecimiento Penal ha logrado la redención

de pena por estudio y en el caso del Delito Contra el Patrimonio, la redención de

pena por estudio es de 2 por 1 es decir ha alcanzado redimir 01 año, ello

sumados más los 03 años de reclusión tendrá 04 años de carcelería por lo que

se encontraría aptó para solicitar el beneficio penitenciario ante el Consejo

Técnico Penitenciario

Ejemplo B.- Roger Ganoza, es sentenciado a 18 años de pena privativa de la

libertad por la comisión del delito Contra la Vida el Cuerpo y la Salud - Asesinato.

La semilibertad se aplica la tercio de la Condena (1/3) para este delito, es decir

a los 06 años. Sin embargo; si Roger trabajó los primeros 04 años de su

internamiento en el Establecimiento Penal, ha logrado la redención de pena por

estudio y en el caso del Delito Contra el Patrimonio, la redención de pena por

estudio es de 2 por 1, es decir ha logrado redimir 02 año, ello sumados más los

19
04 años de reclusión tendrá 06 años de carcelería por lo que se encontraría apto

para solicitar el beneficio penitenciario ante el Consejo Técnico Penitenciario.

Ejemplo C.- Enrique Zamudio, es sentenciado a 18 años de pena privativa de la

libertad por la comisión del delito Contra la Administración Pública Cohecho. La

semilibertad por ser en la modalidad extraordinaria a diferencia de los ejemplos

anteriores, se aplica los dos tercios de la Condena (2/3) para este delito es decir

se puede acoger al beneficios a los 12 años de condena. Sin embargo; si Roger

trabajó desde que ingresó al penal y tiene 10 años de reclusión efectiva, ha

logrado la redención de pena por estudio y en el caso del delito de cohecho, la

redención de pena por estudio es de 5 por 1, es decir ha conseguido redimir 02

años, ello sumados más los 10 años de reclusión efectiva tendrá 12 años de

carcelería, por lo que se encontraría apto para solicitar el beneficio penitenciario

ante el Consejo Técnico Penitenciario. Este es un ejemplo de la aplicación del

beneficio penitenciario de la semilibertad especial.

10. CON QUÉ DEBE CONSTAR EL EXPEDIENTE DE SEMILIBERTAD

 Copia certificada de la sentencia, con la constancia de haber quedado

consentida o ejecutoriada.

 Certificado de conducta, el cual debe hacer referencia expresa a los actos

de indisciplina en que hubiera incurrido el interno y las medidas

disciplinarias que se le hayan impuesto, así como cualquier otra

circunstancia personal útil para la formación del pronóstico de conducta.

 Certificado de no tener proceso pendiente con mandato de detención a

nivel nacional.

20
 Certificado de cómputo laboral o estudio efectivos, en el que se acredite

que el interno ha realizado labores al interior del establecimiento

penitenciario o ha obtenido nota aprobatoria. Incluirá una descripción de

las labores y los estudios realizados.

 Informe detallado sobre el grado de readaptación del interno, de acuerdo

a la evaluación del Consejo Técnico Penitenciario, en el que se establezca

que efectivamente se encuentra apto y preparado para su reinserción

social.

 Certificado notarial, municipal o judicial que acredite domicilio o lugar de

alojamiento.

 Declaración jurada afirmando que solicita el beneficio con la finalidad de

realizar una actividad laboral o educativa

11. LA SEMILIBERTAD EN NUESTRO ORDENAMIENTO JURIDICO

Respecto al beneficio penitenciario de semilibertad, ella es solicitada para que el

interno egrese del Establecimiento Penitenciario con fines de estudio o trabajo

como medio de rehabilitación, resocialización y posteriormente; en la noche

retorne al establecimiento penitenciario o una casa de semilibertad, ello sujeto a

control de la entidad penitenciaria y del representante del Ministerio Publico. Los

orígenes del beneficio penitenciario de Semilibertad, provienen de diversas

normas legales como la Ley Nº. 10129 de 1945, que aludía a la libertad

progresiva y del Decreto Ley Nº. 17581. (Normas que se encuentran derogadas

a la presente fecha).

- Ley Nº. 10129 de 1945

21
- Código de Ejecución Penal. Decreto Legislativo Nº 654 del 02 de Agosto

de 1991.Capitulo IV. Beneficios Penitenciarios. Sección III. Semilibertad.

Jurista Editores 2008 -Lima.

- Y en los Artículos 183º. y 184º. del Reglamento del Código de Ejecución

Penal.

Respecto al beneficio penitenciario de semilibertad, el Tribunal Constitucional se

ha pronunciado en una variedad de sentencias EXP. N°. 1161-2006-PHC/TC. "El

beneficio penitenciario de semilibertad, el cual permite al penado egresar del

establecimiento penitenciario antes de haber cumplido la totalidad de la pena

privativa de libertad impuesta, se concede atendiendo al cumplimiento de los

requisitos legales exigidos y a la evaluación previa que realice el juez respecto

al interno, estimación que eventualmente le permita suponer que la pena ha

cumplido su efecto resocializador dando muestras razonables de la rehabilitación

del penado y por tanto, que le corresponda su reincorporación a la sociedad."

De la misma forma, en referencia al beneficio penitenciario de semilibertad, el

Tribunal Constitucional se ha manifestado en la sentencia. Nº 6194-2007-

PHC/TC. "…. De este modo tienen cobertura dentro de nuestro ordenamiento de

beneficios penitenciarios tales como el de semilibertad, el cual permite al penado

egresar del establecimiento penitenciario antes de haber cumplido la totalidad de

la pena privativa de libertad impuesta, en caso de que la pena haya cumplido su

efecto resocializador.

En atención a ello, el artículo 50º. del Código de Ejecución Penal, precisa que

"El beneficio será concedido en los casos en que la naturaleza del delito

cometido, la personalidad del agente y su conducta dentro del establecimiento,

22
permitan suponer que no cometerá nuevo delito. De producirse este hecho, el

mismo cuerpo normativo ha establecido en su artículo 52° que "La semilibertad

se revoca si el beneficiado comete un nuevo delito doloso o incumple las reglas

de conducta establecidas en el artículo 58° del Código Penal, en cuanto sean

aplicables".

Hacemos referencia que en la actualidad, el Beneficio Penitenciario de

Semilibertad se encuentra regulado en los (10) Artículos 48º al 52º. Del Código

de Ejecución Penal.

11.1 Marco Legal (código de ejecución penal)

Artículo 52º.- Criterios para evaluar su procedencia

El juez concederá el beneficio penitenciario de semilibertad o liberación

condicional, cuando durante la audiencia se haya podido establecer que el

interno ha alcanzado un grado de readaptación que permita pronosticar que no

volvería a cometer nuevo delito al incorporarse al medio libre; en este sentido,

las actuaciones de las audiencias de beneficios penitenciarios se orientarán a

debatir las condiciones de readaptación alcanzadas por el interno; así como:

 Los esfuerzos realizados por reparar el daño causado con el delito

cometido.

 Los antecedentes penales y judiciales.

 Las medidas disciplinarias que se le haya impuesto durante su

permanencia en el establecimiento penitenciario.

 Las actividades que realizan los internos durante su tiempo de reclusión

distinta a aquellas registradas por la administración penitenciaria.

23
 El arraigo del interno nacional, en cualquier lugar del territorio nacional

debidamente acreditado. Para el caso de extranjeros, el arraigo se

considerará acreditado con un certificado de lugar de alojamiento.

 Cualquier otra circunstancia personal útil para la formulación del

pronóstico de conducta.

Artículo 53º.- Procedimiento

Los beneficios penitenciarios de semi-libertad y liberación condicional son

concedidos por el juzgado que conoció el proceso.

Excepcionalmente, en el caso que el sentenciado se encuentra recluido fuera de

la jurisdicción del juzgado que conoció el proceso, el beneficio penitenciario será

concedido por un juzgado penal de la Corte Superior de justicia que corresponda

a su ubicación.

Recibido el expediente administrativo, el juez, dentro del plazo de 05 días

hábiles, evalúa si éste cumple con los requisitos establecidos en el artículo 51º

del presente código, a efectos de admitir a trámite el pedido de beneficio.

Declarada la admisión, en el mismo día el juez notifica el auto admisorio con los

recaudos correspondientes, definiendo una fecha de audiencia que no podrá

exceder los diez días. A la audiencia concurren obligatoriamente el fiscal, el

sentenciado, su defensa, y los profesionales y personas que el juez estime

conveniente.

Iniciada la audiencia, el abogado del sentenciado realizará el informe oral

correspondiente, debiendo sustentar las actividades laborales o educativas a las

24
que se dedicará el beneficiado. Para tal efecto puede ofrecer pruebas adicionales

en el mismo acto.

Acto seguido, el fiscal expondrá las razones que fundamentan su opinión.

El juez meritará los medios probatorios presentados por las partes, e interrogará

a las personas que hayan sido citadas a la audiencia. Finalmente, procederá a

interrogar al sentenciado.

El juez resolverá en el mismo acto de la audiencia o dentro de los dos días

hábiles de celebrada la misma. De otorgar el beneficio, fijará las reglas de

conducta que deberá cumplir el beneficiado, pudiendo disponer la utilización de

la vigilancia electrónica personal como mecanismo de control.

Contra la resolución procede recurso de apelación en el mismo acto de la

audiencia, o en el plazo de dos días hábiles. Transcurrido dicho plazo sin que se

haya fundamentado, se tendrá por no interpuesto el recurso impugnativo.

La apelación contra la concesión del beneficio penitenciario no suspende su

ejecución.

Presentada la apelación debidamente fundamentada, el juez elevará en el día

los autos al superior, quien resolverá en el plazo de 05 días hábiles bajo

responsabilidad.

Artículo 54º.- Obligaciones del beneficiado

Los beneficios penitenciarios de semi-libertad y liberación condicional obligan al

beneficiado a pernoctar en el domicilio señalado, así como al cumplimiento de

25
las reglas de conducta fijadas por el juez, y de los compromisos laborales o

educativos asumidos al solicitar el beneficio penitenciario.

En cualquier caso, el beneficiado se encuentra sujeto a control e inspección del

representante del Ministerio Público y de la autoridad penitenciaria. Asimismo,

puede estar sujeto a la vigilancia electrónica personal.

Artículo 55º.- Reglas de conducta

El Juez, al conceder el beneficio penitenciario de semi-libertad o liberación

condicional, fijará las siguientes reglas de conducta en forma conjunta o alterna:

1. Prohibición de frecuentar determinados lugares cerrados o abiertos al público

que se consideren vinculados directa o indirectamente con actividades delictivas

u otras prácticas riesgosas o violentas.

2. Prohibición de efectuar visitas a internos en los establecimientos

penitenciarios o de establecer contactos con ellos por cualquier medio de

comunicación, salvo en caso de ascendientes, descendientes, cónyuge o

conviviente.

3. Prohibición de contacto o comunicación con personas que integran, actúen o

colaboren con actividades delictivas; así como con personas sentenciadas y/o

requisitoriadas, salvo en caso de ascendientes, descendientes, cónyuge o

conviviente.

4. Prohibición de ausentarse del lugar donde reside y de variar de domicilio sin

la autorización del Juez. La autorización deberá ser comunicada

obligatoriamente a la autoridad penitenciaria correspondiente.

26
5. Comparecer personal y obligatoriamente ante la autoridad judicial para

informar y justificar sus actividades con una periodicidad de 30 días o la que

establezca la resolución de otorgamiento del beneficio.

6. Concurrir ante la autoridad penitenciaria correspondiente más cercana a su

domicilio con la periodicidad de 30 días, a fin de continuar el tratamiento en el

medio libre y consolidar el tratamiento recibido en el establecimiento

penitenciario.

7. Cumplir con el pago de la reparación civil y la multa en el monto y plazo que

el juez determine.

8. Que el beneficiado no tenga en su poder objetos susceptibles para la comisión

de una actividad delictiva o de facilitar su realización.

9. Obligación de someterse a un tratamiento de desintoxicación de drogas o

alcohol en caso que el juez lo determine.

10. Los demás deberes que el Juez estime conveniente para consolidar la

rehabilitación social del beneficiado, siempre que no atente contra su dignidad y

derechos fundamentales.

Artículo 56º.- Revocatoria

Los beneficios penitenciarios de semilibertad o liberación condicional se revocan

si el beneficiado comete un nuevo delito doloso; incumple las reglas de conducta

establecidas en el artículo 55 de la presente norma; o infringe la adecuada

utilización y custodia del mecanismo de vigilancia electrónica personal.

27
Artículo 57º.- Efectos de la revocatoria

La revocatoria de los beneficios penitenciarios de semilibertad o liberación

condicional, por la comisión de nuevo delito doloso, obliga a cumplir el tiempo de

la pena pendiente al momento de la concesión del beneficio. En los otros casos,

el beneficiado cumplirá el tiempo pendiente de la pena impuesta desde el

momento de la resolución de la revocatoria.

12. SEMILIBERTAD Y LIBERACION CONDICIONAL

- “Exigencia carcelaria versus derecho de la sociedad a la Seguridad”

- “Necesidad de un examen exhaustivo y de campo de parte del Fiscal”

El Código de Ejecución Penal establece en el Capítulo Cuarto los siguientes

beneficios penitenciarios: Permiso de salida, Redención de la pena por el trabajo

y la educación, Semilibertad, Liberación condicional, Visita íntima y otros

beneficios penitenciarios.

Pero para el presente comentario solo trataremos la Semilibertad y Liberación

condicional, considerados como mecanismos para el egreso anticipado; en otras

palabras, consiste en excluir el cumplimiento de la pena privativa de la libertad

impuesta al condenado a cambio de que trabaje o se eduque, cuando el Juez

asuma que no es probable que el beneficiado en libertad cometerá nuevo delito.

28
12.1 Semi libertad y Liberación condicional, requisitos según el Código de

Ejecución Penal.

El Código de Ejecución Penal en los artículos 48, 50, 53 y 55, establece los

requisitos y presupuestos para conceder ambos beneficios penitenciarios,

consistentes en:

a) Que ha cumplido para la mayoría de delitos, una tercera parte de la pena (para

semilibertad) y la mitad de la pena (Liberación condicional) y, siempre que no

tenga proceso pendiente con mandato de detención;

b) Así mismo, establece que ambos beneficios penitenciarios serán concedidos:

en los casos que la naturaleza del delito cometido, la personalidad del agente y

su conducta dentro del Establecimiento Penitenciario, permitan suponer que no

cometerá nuevo delito.

Debiendo el Juez y en su caso el Fiscal, pronunciarse del expediente organizado

por el Consejo Técnico Penitenciario con los documentos y certificados

establecidos en los Art. 49 y 54 del Código de Ejecución Penal, sin embargo es

de advertirse que estos no reflejan la verdadera magnitud del grado de

readaptación del interno, ya que la evaluación del Consejo técnico Penitenciario

no es del todo optima, como se ejemplificara a continuación.

Sin embargo si bien la concesión de los beneficios penitenciarios están

regulados por el Código de Ejecución Penal, los requisitos formales (como el

Tiempo de reclusión y los informe y certificados que forman parte del expediente)

a que se hace referencia a pesar que fueran cumplidos, no constituyen un factor

determinante para su concesión, sino que será necesario para su otorgamiento

29
la evaluación judicial de si el condenado se encuentra apto para ser

reincorporado a la sociedad.

Es decir el sólo cumplimiento de los presupuestos formales no basta para su

estimación. Asimismo, de la Sentencia del Expediente Nº 2165-2002-HC/TC, se

desprende que “... si bien los condenados pueden solicitar el otorgamiento de

algún Beneficio Penitenciario, como es el caso de la liberación condicional, ello

está supeditado a que el juzgador penal lo considere necesario (...) y a que el

interno cumpla con los requisitos de ley”; es decir, el juez accederá o no a la

pretensión formulada (otorgamiento de beneficio penitenciario), amparando su

decisión en su criterio de conciencia, pero debidamente fundamentada.

12.2 El derecho de la Sociedad a la seguridad

Es importante lo expresado por el jurista e investigador en Derecho Penitenciario

Germán SMALL ARANA cuando explica: “aparentemente parecería que si un

interno cumple [ciertos requisitos] se le debería conceder automáticamente el

beneficio; sin embargo, bajo el amparo de la “seguridad”, es posible su no

concesión, si este puede afectar a la sociedad, cuando el interno no está apto

para convivir en comunidad dentro de un respeto mutuo.

Lo expresado en el fundamento anterior tiene a su vez respaldo por lo esbozado

en la sentencia recaída en el expediente Nº 010-2002-AI/TC, al señalar el

Tribunal Constitucional lo siguiente:

“... La justificación de las penas privativas de la libertad es, en definitiva, proteger

a la sociedad contra el delito. Tal protección sólo puede tener sentido si se

aprovecha el periodo de privación de la libertad para lograr, en lo posible, que el

30
(sentenciado) una vez liberado no solamente quiera respetar la ley y proveer a

sus necesidades, sino también que sea capaz de hacerlo”.

12.3 La necesidad de un examen minucioso del Fiscal en cada caso

concreto.

En correlato a la antes mencionado ahora corresponde centrarnos en lo que

motivo la realización de este artículo.

Nos corresponde en cada caso concreto un examen minucioso del Expediente

que remite el Consejo Técnico Penitenciario, ya que el Código de Ejecución

Penal8 otorga el plazo de 5 días para que el representante del Ministerio Público

emita pronunciamiento por la procedencia o denegatoria del beneficio solicitado,

previo a la audiencia que realizara el Juzgado.

El fiscal deberá realizar una evaluación no solo desde el Despacho Fiscal, sino

que considero deberá disponer la realización de ser el caso de una visita al

Establecimiento Penitenciario a fin de verificar la información contenida en el

Expediente que motiva el pronunciamiento, y tal sería la sorpresa que podemos

encontrar:

a) ya que si bien existe un certificado de conducta que no existe sanción contra

el interno, por otra parte el Registro de sanciones no se encuentra al día.

b) Otro aspecto es el relacionado al Informe social para evaluación de beneficios

penitenciarios, el cual si bien es autorizado por una asistenta social éste es

referencial ya que se ha elaborado por lo que refiere o promete el interno, sin

que se haya verificado tal información o realizado trabajo de campo y además

solo con vista de los otros documento que forman parte del expediente, como el

31
informe psicológico es cual como lo señalaré también tiene sus peculiaridades.

c) Para ejemplificar me permito hacer referencia al Exp. 2000-01858-32- 4JP en

el cual el informe sobre grado de readaptación social y como en la mayoría der

casos generalmente considera que el interno es una persona normal (pero claro

que es normal toda vez que no presenta patología) y readaptarle al medio social

con evolución favorable para su readaptación social, esto es relativo toda vez

que en el caso citado vista su historia clínica psicológica en ésta se consigna que

el interno: “no se arrepiente del delito cometido” más aun no aparece en ella las

pruebas psicológicas que determine su evolución y readaptación. Ante lo cual se

consideró la necesidad de contar con la opinión de una especialista que evalúe

la personalidad del interno para lo cual se recurrió a la División médico legal y

evaluando al interno mediante las pruebas psicológica de figura humana de

Machover - Test de personalidad informó que a nivel psicosexual “hay

indicadores de preocupación y ansiedad para el control y dominio de sus

impulsos sexuales” Concluyendo que el sentenciado presenta personalidad con

rasgos disóciales, inestables y sugiere que el sentenciado requiere proseguir con

sesiones de psicoterapia para manejar sus impulsos de manera adecuada

además de una evaluación médico psiquiatra.

En consecuencia se advierte que el interno solicitante (en este caso) aún no se

ha rehabilitado totalmente, y por cuanto no se ha desvanecido la probabilidad de

que pueda volver a cometer otro delito.

32
12.4 A manera de colofón

Con lo que se ha mencionado anteriormente considero que debe tenerse muy

en cuenta que si bien existe informes y constancias que forman parte del

Expediente elaborado por el Consejo Técnico Penitenciario, el Fiscal debe

evaluarlos de manera individual y conjunta, ya que le corresponde efectuar un

mayor examen e inclusive realizar otros actos dentro del plazo que otorga la Ley,

que signifique sustentar adecuadamente con medios probatorios y

especializados a fin de no ser objetado el pronunciamiento de carente de

sustento, como lo ha venido manifestando la población penitenciaria cuando el

Fiscal ha opinado que sea denegada la solicitud de Beneficio.

33
CONCLUSIONES

PRIMERO. - Los beneficios penitenciarios son mecanismos que promueven la

resocialización del privado de libertad a través de su participación en actividades

laborales, educativas, y los servicios psicológicos, legales y sociales que ofrece

la administración penitenciaria, así como a través de las actividades que los

propios internos implementan con tal finalidad.

SEGUNDO. - Los beneficios penitenciarios son también mecanismos jurídicos

que permiten reducir la permanencia en prisión de un condenado a pena privativa

de libertad efectiva, así como a mejorar sus condiciones de detención.

TERCERO. - La Semilibertad es un beneficio penitenciario que permite a un

interno sentenciado egresar del establecimiento penal para efectos de trabajo o

educación, y cumplir en libertad una parte de su condena, con la obligación de

observar determinadas reglas de conducta, y siempre que no tenga proceso

penal pendiente con mandato de detención.

CUARTO. - El plazo mínimo de detención de una tercera parte de la condena

que se exige para solicitar la Semilibertad, puede acreditarse con el cumplimiento

de prisión efectiva por dicho período. Puede resultar también de la suma de dicho

período con los días que el condenado haya redimido su pena por trabajo o

educación.

QUINTO. – El plazo será no menor de las dos terceras partes cuando, se trate

de los delitos de Trata de personas, asociación ilícita para delinquir, concusión

en todas sus modalidades, etc. Ello de conformidad con el segundo párrafo del

artículo 48º del Código de Ejecución Penal.

34
RECOMENDACIONES

PRIMERO. – Los beneficios penitenciarios deben de otorgarse con un propósito

principal, la RESOCIALIZACIÓN del sentenciado en la sociedad que lo vio

delinquir.

SEGUNDO. - Si bien es cierto es necesario los requisitos formales exigibles

para poder acceder a los beneficios penitenciarios, ello no implica la burocracia

del trámite del mismo, prefiriendo el fondo a la forma

TERCERO. – Del mismo modo, ha de tenerse en cuenta que, el beneficio

penitenciario de la semi libertad, ha de atender principalmente a la contribución

de la reeducación, rehabilitación y reinserción del penado a la sociedad.

35
BIBLIOGRAFÍA

1. BRAMONT ARIAS Luis Alberto; Manual de Derecho Penal – Parte

General, Edición segunda, s. edit., Lima, 2002.

2. CABANELLAS Guillermo; Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual,

Tomo VII, Edición vigésimo primero, Editorial Heliasta, Buenos Aires -

Argentina, 1989.

3. CABRERA FREYRE Alonso Raúl Peña y Frisancho Aparicio, Manuel;

Comentarios al Código de Ejecución Penal y Derecho Penitenciario,

Edición Quinta, Editorial “FECAT”, Lima, 2003.

4. CASTILLO VILLACORTA Melanio; Diccionario de Derecho Procesal

Penal, Edición primera, Editorial San Marcos, Lima-Perú, 2004.

5. CHIRINOS SOTO Enrique; Constitución de 1993: Lectura y Comentario,

Edición segunda, Editorial NERMAN S.A., Lima, 1995.

6. Diccionario Enciclopédico Nuevo Océano Uno, Editorial Océano,

Barcelona-España, 2007.

7. ENRIQUE EDWARDS Carlos; Régimen de la Ejecución de la Pena

Privativa de la Libertad, s.e., Editorial ASTREA, Buenos Aires – Argentina,

1997.

8. GACETA JURÍDICA, La Constitución Comentada – Congreso de la

República del Perú, Tomo I, Edición primera, Editorial Gaceta Jurídica

S.A., Lima, 2005.

9. HUGO VIZCARDO Silfredo; “Derecho Penitenciario Peruano, Edición

2006, Editorial Pro Derecho Instituto de Investigaciones Jurídicas, Lima,

2006.

36
10. HUGO VIZCARDO Silfredo; Derecho Penitenciario Peruano, Edición

2000, editorial Pro Derecho Instituto de Investigaciones Jurídicas, Lima,

2000.

11. PERALTA BARRIOS María I. y Valverde Villar, Nydia V.; en su obra

conjunta El Interno y su Mundo Exterior: Beneficios Penitenciarios,

Editorial MORENO S. A., Lima, 2004.

12. RAMOS SUYO Juan Abraham; Ciencia Penitenciaria, Edición 2003,

Editorial FECAT, Lima, 2003.

13. SANZ DELGADO Enrique; Regresar Antes: Los Beneficios Penitenciarios

(Premio Nacional Victoria Kent 2006), Edición primera, Editorial Ministerio

del Interior, Madrid – España, 2007.

14. SMALL ARANA Germán; Los Beneficios Penitenciarios en el Perú, s.e.,

Editorial Ediciones BLG, Lima, 2001.

37
ANEXOS

38
ÍNDICE

DEDICATORIA

INTRODUCCIÓN

CAPÍTULO I

LA SEMILIBERTAD

1.- Términos Generales 6

A) Semilibertad 6

B) Beneficio Penitenciario 6

C) Libertad Condicional 7

2.- La Semilibertad como Beneficio Penitenciario 7

3.- Requisitos para solicitar la Semilibertad 9

4.- La Semilibertad respecto a los cumplimientos de los

Tercios de las Penas 9

4.1 La Semilibertad con el cumplimiento de un tercio (1/3)

De la condena (plazo ordinario) 9

4.2 La Semilibertad con el cumplimiento de las dos terceras partes

(2/3) de la condena (plazo especial) 10

5.- Delitos en los que no procede la Semilibertad 11

6.- Obligaciones de un Beneficiado con la Semilibertad 14

7.- Modalidades de aplicación del Beneficio Penitenciario

de Semilibertad 15

7.1 Semilibertad Ordinaria 15

7.2 Semilibertad Extraordinaria 15

8.- Trámite Administrativo ante el INPE y Trámite Procesal ante el

Organismo Judicial para la Semilibertad 17

8.1 Trámite Administrativo ante el Instituto Nacional Penitenciario 17

8.2 Trámite Procesal ante el Órgano Judicial 18

39
9.- Revocatoria del Beneficio Penitenciario de Semilibertad 18

10.- Con qué debe constar el Expediente de Semilibertad 20

11.- La Semilibertad en nuestro ordenamiento Jurídico 21

11.1 Marco Legal (código de ejecución penal) 23

12. Semilibertad y Liberación Condicional 28

12.1 Semilibertad y Liberación Condicional, requisitos según

El Código de Ejecución Penal 29

12.2 El Derecho de la Sociedad a la Seguridad 30

12.3 La necesidad de un examen minucioso del Fiscal en cada

Caso concreto 31

12.4 A manera de Colofón 33

CONCLUSIONES

RECOMENDACIONES

BIBLIOGRAFÍA

ANEXOS

40