Está en la página 1de 17

FACULTAD DE HUMANIDADES

ESCUELA ACADÉMICO PROFESIONAL DE PSICOLOGÍA

TESINA
“Nivel de valores interpersonales en los docentes de la facultad de Educación
en la Universidad César Vallejo y Universidad Privada Antenor Orrego en el
período Setiembre- Noviembre, Trujillo, 2017”

AUTORES:

Anastacio Medina, Isabel


Arteta Maza, Andrea
Gonzales Guevara, Gian
Huayllani Acosta, Edith

ASESORA:
María del Pilar Alejos Valqui

LÍNEA DE INVESTIGACIÓN:
Comportamiento organizacional

TRUJILLO - PERÚ
2017
RESUMEN
ÍNDICE
I. INTRODUCCIÓN

El comportamiento humano se expresa por diferentes acciones a lo largo


de toda la vida, las cuales a su vez, están regidas por valores tanto
personales como interpersonales. Y, ¿qué son los valores?, si bien es cierto
cada ser humano tiene una manera distinta de ver la vida, así que podemos
decir que, lo que para algunos es moral para otros puede ser inmoral; sin
embargo de acuerdo con los parámetros y necesidades de cada sociedad
han ido surgiendo determinados valores, los cuales siempre lo relacionamos
con el lado positivo.
Por lo tanto, los valores se consideran principios importantes para la
formación del ser humano orientando nuestras conductas positiva y/o
negativamente. Asimismo, pueden considerarse como creencias
fundamentales que influyen en la preferencia y elección de un
comportamiento en lugar de otro, asimismo en cada decisión tomada en los
diferentes aspectos de la vida, incluyendo por supuesto, el área laboral. Así
como refiere Ortiz (1985) los valores personales e interpersonales ejercen
influencia directa en los medios de interacción del individuo con su entorno,
es decir cómo la persona se relaciona con los demás y como los demás se
relacionan con ella.

Los valores, son una cuestión personal que repercuten en todos los ámbitos
de la vida, por lo que una crisis de valores personal se reflejará en la
sociedad constituyéndose un problema social, esto lo podemos observar
claramente en las conductas poco éticas que se ven a diario en la política, la
economía, y claro, en las organizaciones.
La escasa práctica de valores en nuestro país se ha convirtiendo en un
fenómeno de talla psicosocial, los valores se han visto seriamente vulnerados
evidenciándose claramente en las noticias de las que nos informamos a
diario. Tomando la opinión de Walter López Reyes del diario la Tribuna
(2014), refiere que “los valores morales inciden en las relaciones
interpersonales y conforman la calidad de las mismas en una determinada
sociedad”. Agrega también: “Efectivamente, estas normas de conducta han
sido siempre el factor real del contacto social entre los seres humanos y, la
no aplicación de estas, son la causa principal de la grave crisis social que
actualmente padecemos”.
En el ámbito organizacional, la carencia de valores en las empresas, sea del
rubro que sea, puede repercutir no sólo en esa empresa, sino en todo el
mundo, como lo es en el ámbito de la educación, es decir en los diferentes
centros educativos (colegios, institutos, universidades, etc.) en donde los
docentes son los principales trabajadores y su desempeño indispensable
para el desarrollo de las personas y de la sociedad. En otras palabras la
plana docente es el productor de la empresa (en este caso, el centro que
ofrece el servicio de educación).
En la actualidad, somos testigos de diferentes casos en los que se refleja la
ausencia de valores en la educación. Por ejemplo, muchos de los docentes
realizan prácticas imprudentes como sobornar a los alumnos, deteriorando su
imagen y dando mal ejemplo, haciendo ver estas conductas como normales.
Asimismo, la poca objetividad que manejan para enseñar y/o tratar a los
alumnos, desconsiderándolos como tal y reflejando la ausencia de vocación y
profesionalismo. Además, existen también los docentes que abusan de su
cargo de autoridad para cometer abusos físicos, sexuales y/o emocionales
hacia ellos.

En tal sentido, y considerando el tema de valores como uno de los más


importantes e indispensables para el desarrollo de la persona y de la
sociedad, se realiza la siguiente investigación, teniendo como objetivo
principal la determinación del nivel de valores interpersonales que poseen la
plana docente de la facultad de educación de la Universidad César Vallejo y
Universidad Privada Antenor Orrego. Al respecto, se propone conocer el nivel
de valores que tienen, con la finalidad de ser partícipes de dicha realidad y a
partir de ahí, ampliar nuestra visión y análisis para plantear propuestas de
intervención. De la misma manera, se intenta usar este trabajo como
antecedente para trabajos de investigación futuros. Con todo ello, es
importante tratar este tema, puesto que existe una relación directa entre
valores y el efecto que tiene su aplicación en alguna empresa, como por
ejemplo mayor productividad, eficiencia y clima laboral positivo. Así, podemos
mencionar la siguiente frase de Llanos (2005) “Si la persona que trabaja vive
valores, el resultado de su trabajo se convierte en algo valioso con capacidad
de “contagio”, de irradiación hacia los demás. Es decir, se logra calidad en lo
que se hace y en quien lo hace, así como en quienes se benefician”.

El tema de valores en las organizaciones ha sido variable de diferentes


investigaciones las cuales nos sirven como antecedentes para el presente
trabajo de investigación. A continuación podemos mencionar algunos.

Serna y Luna (2008) elaboraron un estudio titulado “Valores y competencias


para el ejercicio de la docencia de posgrado”, en el cual identificaron y
jerarquizaron los valores, rasgos y competencias más importantes para el
ejercicio de la docencia de posgrado. Para ello, se aplicó un cuestionario con
dos preguntas abiertas a 135 docentes de la universidad Autónoma de Baja
California (UABC) en México. Los resultados fueron, en la jerarquización
general y por áreas de conocimiento se confirmó que los principales valores
son: integridad, respeto y profesionalismo. Asimismo se hallaron
coincidencias en las respuestas por área de conocimiento respecto a las
competencias más y menos importantes. Las competencias menos valoradas
fueron las sociales.

Ochoa y Peiró (2009) realizaron la investigación “El quehacer docente y la


educación en valores”, en la que se trabajó con 54 docentes de nivel primaria
de la ciudad de Querétaro (México), con el fin de conocer si se realizaban o
no actividades de educación en valores, para ello se aplicó un cuestionario
que contenía 12 ítems respecto a la finalidad. Los resultados de dicha
investigación arrojaron que los docentes sí realizan actividades de educación
en valores, las cuales tienen como fin promover la autonomía moral. No
obstante, también se observó cierta incongruencia entre el objetivo que
decían tener y las actividades que hacían para lograrlo.

Palencia, Piña y Nuñez (2011) publicaron un artículo titulado “Los docentes


universitarios de enfermería y sus valores”, cuyo objetivo, en la primera etapa
era determinar si los valores que tenían dichos docentes eran adecuados o
no. Al respecto, se aplicó una encuesta de 20 preguntas. En la segunda
etapa se desarrolló un proyecto contextualizado en valores definido como un
proyecto creado y adaptado a la población objeto de estudio de la UCLA. En
la tercera etapa, se evaluó el nivel de conocimiento de los docentes sobre
sus valores aplicando la misma encuesta tomada al principio de la
investigación. Para esto, participaron 63 docentes del Departamento de
Enfermería de la Universidad Lisandro Alvarado (UCLA) del Estado Lara,
Venezuela. En los resultados se determinaron que el 25 (65%) de los
participantes tenían conocimientos inadecuados antes de la intervención,
posteriormente a este 22 (82%) alcanzaron la categoría contraria, en tanto
que los 11 profesores (35%) que poseían la información requerida antes de la
labor educativa, la mantuvieron y enriquecieron después de realizado el
desarrollo del proyecto.

En nuestro país también se han llevado a cabo diferentes investigaciones,


estas se describen a continuación.

Ojeda (2006) realizó una tesis titulada “Valores interpersonales en docentes


de niños y jóvenes con necesidades educativas especiales” con el fin de
establecer si existe una base de valores interpersonales en profesores
inherentes a la enseñanza de niños con necesidades educativas especiales.
Se utilizó una muestra de 46 docentes del CEBE “Laura Alva Saldaña” de
Lima, utilizando el cuestionario de valores interpersonales SIV de Leonard
Gordon. Tuvo como resultado que existen valores interpersonales base en
los profesores inherentes a la enseñanza de niños con necesidades
educativas especiales.

Flores (2010) en su investigación “Práctica de valores en los docentes de


educación básica de dos instituciones educativas públicas de la DREC-
Callao”, describió los valores practicados en 74 docentes (12 de primaria y 62
de secundaria) usando como instrumento el cuestionario de práctica de los
valores de Córdova (2007). Los resultados fueron que los docentes practican
los valores de la honestidad, respeto, responsabilidad, solidaridad y
puntualidad en un rango de regular a óptimo.
Bazalar y Cervera (2012) efectuaron la investigación “La práctica de valores
humanos en los docentes de Educación Religiosa”. Su objetivo fue describir y
analizar la práctica de valores por los docentes de dicha área. Los
participantes fueron 7 docentes de la ODEC de Carabayllo, Lima. Los
resultados se obtuvieron por saturación y redundancia, también se llevó a
cabo una entrevista semi estructurada a profundidad. Se concluyó en que los
profesores consideran que para la práctica de los valores es necesaria la
experiencia personal y ser de ejemplo para los alumnos.

Riveros (2016) realizó la tesis “Valores personales y clima organizacional en


docentes de un instituto de educación superior de la ciudad de Lima”,
teniendo como objetivo determinar y correlacionar las variables de valores y
clima organizacional. Para ello se aplicaron los instrumentos Portrait Values
Questionnaire, Cuestionario de Clima Laborarl de Litwin & Stinger y una
encuesta de datos sociodemográficos a 100 docentes. En sus resultados
determinaron que no existe significancia estadística entre todas las
dimensiones del clima organizacional y los valores en los docentes.

Objetivos

Objetivo general:

Determinar el nivel de valores interpersonales en los docentes de la


facultad de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad
Privada Antenor Orrego en el periodo Setiembre - Noviembre, Trujillo,
2017.

Objetivos específicos:

- Medir y describir el valor Soporte en los docentes de la facultad de


Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad Privada
Antenor.
- Medir y describir el valor Conformidad en los docentes de la
facultad de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad
Privada Antenor.
- Medir y describir el valor Reconocimiento en los docentes de la
facultad de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad
Privada Antenor.
- Medir y describir el valor Independencia en los docentes de la
facultad de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad
Privada Antenor.
- Medir y describir el valor Benevolencia en los docentes de la
facultad de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad
Privada Antenor.
- Medir y describir el valor Liderazgo en los docentes de la facultad
de Educación en la Universidad César Vallejo y Universidad Privada
Antenor.

Marco teórico

Los valores pueden entenderse como parte de la personalidad o implica


aquel aspecto para determinar lo que lo individuos hacen y cómo lo hacen, es
decir parte de sus decisiones o planes que sean inmediatas o largo plazo,
están relacionadas de forma inconsciente o consciente debido al conjunto de
valores que éstos adopten a los largo de su vida. (Gordon, 1995).

Por otro lado, Castillo (2000) define claramente que “el valor es una
propiedad del bien, por tanto es objetivo porque tiene fundamento en la
realidad externa al sujeto y también tiene un aspecto subjetivo porque hace
referencia al reconocimiento que hace el sujeto de esos valores”. (p. 81-106).

Asimismo, Vásquez (1999), refiere que el valor abarca contenidos y


significados diferentes. En un sentido más humano, valor sería lo que hace
un hombre que sea tal cual, por lo tanto su práctica desarrollaría a la persona
hacia la excelencia, por el contrario el contravalor le quitaría dicha cualidad.
Al respecto, se considera al valor, como referentes y pautas que alinean la
conducta de cada persona llevándolo a una transformación social y a su
propia realización personal, en otras palabras se convierten en una guía del
comportamiento. (p.3).

Los valores son de suma importancia y pueden considerarse como ejes


indispensables para el crecimiento del individuo, estos siempre están
presentes, en todos los tiempos y espacios. Y mediante estos, las personas
han adquirido sentido y significado a su vida. Al respecto, Cortina (1998)
refiere que “los valores sociales se constituyen en un elemento determinante
y una necesidad en la vida social, son las cualidades que nos permiten
acondicionar el mundo y hacerlo habitable para lo cual habremos de tener en
cuenta al menos dos instancias: nuestro sentido creativo y el atenimiento a la
realidad” (p.30).

De la misma manera y para todos los ámbitos de la vida, los valores son
fundamentales, incluyendo el ámbito organizacional, así como refieren
Schwartz, Melech, Lehman, Burgess, Harris & Owens (2001) los valores son
el cimiento que permite distinguir entre lo apropiado de lo que no, lo cual se
asocia al clima organizacional que se basa en las visiones sobre lo que
sucede según la apreciación de cada trabajador, lo cual se plasma en su
nivel de satisfacción.

Características de los valores


Cortina (2000, p. 28-38) caracteriza a los valores de la siguiente manera:

a) Los valores valen realmente, por eso nos atraen y nos complacen, no
son una pura creación subjetiva. Consideramos buenas aquellas cosas
porque descubrimos en ellas un valor, no porque decidamos
subjetivamente fijárselo. Lo que sucede en muchas ocasiones es que,
como estamos acostumbrados a fijar un precio a las cosas, atendiendo
a diversos detalles, podemos acabar creyendo que, no solo fijamos su
precio, sino también su valor. Y conviene no confundir ambos, porque
el precio sí podemos ponerlo, pero no el valor.
b) En este sentido se pronunciaba Oscar Wilde, cínico es aquel que
conoce el precio de todas las cosas, y el valor de ninguna. Los valores
son cualidades reales de las personas, las cosas, las instituciones y
los sistemas.
c) Los valores están dentro de una realidad dinámica, por lo tanto la
realidad contiene un potencial de valores latentes, que solo la
creatividad humana puede ir descubriendo; así la creatividad humana
es como una partera que saca a la luz lo que ya estaba latente,
alumbrando de este modo nuevos valores o nuevas formas de
percibirlos.
d) Los valores son fecundos en la medida que orientan nuestra conducta,
puesto que nos permiten acondicionar el mundo, hacerlo habitable, a
través de valores como la libertad, la solidaridad, la belleza. Los
valores son cualidades que nos ayudan a construir esa vivienda que
es la vida humana; de lo contrario, un mundo injusto, insolidario, sin
libertades, sin belleza o sin eficacia no reúne las condiciones mínimas
de habitabilidad.
e) Los valores son cualidades reales. Un valor no es un objeto, no es una
cosa, no es una persona, sino que está en la cosa (un hermoso
paisaje), en la persona (una persona solidaria), en una sociedad (una
sociedad respetuosa), en un sistema (un sistema económico justo), en
las acciones (una acción buena).
f) Los valores son siempre positivos o negativos. Cuando captamos un
valor, nos atrae o nos repele. Valores positivos son la justicia, la
igualdad, la utilidad, la belleza, la agilidad, la salud, etc., valores
negativos, lo contrario, la injusticia, desigualdad, inutilidad, fealdad,
torpeza, enfermedad.
g) Los valores poseen dinamismo, puesto que hay realidades que
siempre nos atraen o nos repelen, nos invitan a actuar en 33 sentido o
en sentido o en otro, pero nunca nos dejan indiferentes. Los valores
dinamizan nuestra acción, llevan ya una fuerza dinamizadora, en virtud
de las cual nos incitan a realizarlos si son positivos o a evitarlos, si son
negativos.
h) Los valores tienen una materia, que es lo que les distingue unos de
otros. Por ello no podemos adjudicarles cualquier definición, decir de la
libertad por ejemplo, que consiste en dar a cada uno lo que le
corresponde, cuando esta caracterización corresponde a la justicia, no
a la libertad.

Clasificación de valores
Castillo (2000, p. 82 – 89) realiza la siguiente categorización:

a. Valores religiosos: Dios, virtudes teológicas (fe, esperanza y


caridad), doctrina y moral cristiana, Iglesia Católica y ministros.
b. Valores Morales: Amor, amistad, alegría, sabiduría, ciencia,
prudencia, generosidad, justicia, laboriosidad, sinceridad, lealtad,
piedad, gratitud, comprensión, flexibilidad, fortaleza,
magnanimidad, magnificencia, paciencia, perseverancia,
esperanza, audacia, templanza, sobriedad, pudor, castidad,
humildad, vida humana.
c. Valores Sociales: Respeto a la dignidad personal, así como a la
fama y honor, bien común, solidaridad, paz social, libertad social,
unidad e integración, cooperación internacional. Democracia,
participación, norma o ley, educación, tradición histórica, arte,
técnica, economía, utilidad y eficacia, bienes materiales

Valores según el Cuestionario de Valores Interpersonales (SIV)


El SIV permite apreciar y comparar la importancia que una persona da a
los siguientes valores:

- Soporte: se refiere al ser tratado con comprensión, amabilidad,


consideración, recibir apoyo y aliento de otras personas.
- Conformidad: haca referencia a hacer lo que es socialmente
correcto y aceptado, al acato de normas comunes de convivencia.
- Reconocimiento: considera el respeto y la admiración que se tiene
hacia otra persona y que se espera del otro, a ser considerado
importante, el reconocimiento por lo que uno hace.
- Independencia: tener el derecho de hacer todo lo que uno quiera,
ser libre para tomar decisiones por sí mismo, actuar sólo a favor del
propio criterio.
- Benevolencia: hacer cosas para los demás, ayudar a los más
necesitados; filantropía, altruismo.
- Liderazgo: estar encargado de otras personas, tener autoridad y
poder.

Educación y Valores
Al respecto, Ribet (1999) sustenta que una formación de calidad consta
de tres dimensiones, la primera es el conocimiento que nos permite el
crecimiento personal, luego el juicio propio; posteriormente, el análisis
crítico que permite distinguir y practicar las virtudes individuales y
sociales. Es así que, los valores se convierten en principios que orientan
a las personas a buscar el bien conllevando a la realización del individuo.
Es por ello, que la educación y su calidad influye directamente en la
calidad de vida.
En tal sentido, la educación va a permitir en las personas la elaboración
de un proyecto de vida, donde los valores serán la guía. Por lo tanto, la
enseñanza de estos se vuelve fundamental por parte de los que son eje
principal de la educación, los padres y maestros, ya sea una enseñanza
oral, como con el ejemplo.

Marco Metodológico

Tipo de estudio

Investigación Descriptiva Simple

G O

G: Docentes de la facultad de Educación en la Universidad César Vallejo


y Universidad Privada Antenor Orrego
O: Nivel de valores interpersonales.

Diseño de investigación

Investigación No Experimental

Población y Muestra

La población estará constituida por los docentes de la facultad de Educación


de la Universidad César Vallejo y la universidad Privada Antenor Orrego.

La muestra constará de 40 docentes, los cuales serán seleccionados


aleatoriamente.
Referencias bibliográficas

- Ortiz, M. (1985). Relaciones empíricas entre personalidad,

autoritarismo y valores. Madrid: secretariado de publicaciones e

intercambio científico. Universidad de Murcia.

- López, R. W. (15 de agosto de 2014). Pérdida de Valores. La Tribuna.

Recuperado de http://www.latribuna.hn/2014/08/15/perdida-de-valores/

- Llanos, C. C. (2005). El poder de los Valores en las organizaciones.

Recuperado de

https://books.google.com.pe/books?id=fdd8kRjaML4C&pg=PA62&lpg=

PA62&dq=falta+de+valores+en+las+organizaciones&source=bl&ots=g

At1b1vvcJ&sig=u8In29JY7hBS8U4E8VmVXQsdPUk&hl=es-

419&sa=X&ved=0ahUKEwis8J2n0_TWAhUGRyYKHcgkCRcQ6AEIRjA

F#v=onepage&q=falta%20de%20valores%20en%20las%20organizaci

ones&f=false

- Serna, R. A. y Luna, S. E. (2008). Valores y competencias para el

ejercicio de la docencia de posgrado. Scielo. Recuperado de

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-

109X2011000200007

- Ochoa, C. A. y Peiró i, G. S. (2012, noviembre). El quehacer docente y

la educación en valores. Teoría de la Educación. Educación y Cultura

en la Sociedad de la Información. Recuperado de

http://www.redalyc.org/pdf/2010/201024652002.pdf
- Palencia, E., Piña, M. y Nuñez, C. (2011, abril). Los docentes

universitarios de enfermería y sus valores. Enfermería Global.

Recuperado de file:///C:/Users/hola/Downloads/121831-481911-1-

PB.pdf

- Ojeda, C. (2006). Valores interpersonales en docentes de niños y


jóvenes con necesidades educativas especiales (tesis). Universidad
San Martin de Porres, Lima, Perú. Recuperado de
http://www.revistacultura.com.pe/revistas/RCU_22_1_valores-
interpersonales-en-docentes-de-ninos-y-jovenes-con-necesidades-
educativas-especiales.pdf

- Flores, M. (2010). Práctica de valores en los docentes de educación

básica de dos instituciones educativas públicas de la DREC-Callao

(tesis de maestría). Universidad San Ignacio de Loyola, Lima, Perú.

- Bazalar, R. E. y Cervera, M. F. (2014). La Práctica de valores

humanos en los docentes de educación religiosa. Consensus.

Recuperado de http://www.unife.edu.pe/centro-

investigacion/revista/N19-Vol%201/Artu00EDculo%205.pdf

- Riveros, P. (2016). Valores personales y clima organizacional en

docentes de un instituto de educación superior en la ciudad de Lima

(Tesis de maestría). Universidad San Martín de Porres, Lima, Perú.

- GORDON, L.V. (1963). Manual for Survey of Interpersonal Values.

Chicago: Science Research Associates Inc

- Castillo, G. (2000). Ética y Educación en Valores. Piura: Universidad

de Piura.
- Vásquez, E. (1999). Reflexiones sobre el valor. México:Suplemento

Cultural.

- Cortina, A. (1998). EL mundo de valores. Bogotá. Editorial el Búho.

- Schwartz, S., Melech, G., Lehman, A; Burgess,S., Harris, M & Owens

V. (2001).Extending the Croos – Cultural Validity of the Theory of Basic

Human Values with a different Method of Mesuarement.Journal of

Cross – Cultural Psychology. 519 – 542.

- Cortina, A. (2000). El Mundo de los Valores: Ética mínima y

Educación. Santa Fe de Bogotá.

- Castillo, G. (2000). Ética y Educación en Valores. Piura: Universidad

de Piura.

- Ribet, N. J. (1999). La calidad de la educación y los valores. Buenos

Aires, Argentina: Novedades Educativas.