Está en la página 1de 36

Universidad de Panamá

Centro Regional de Colon


Facultad de Enfermería
Escuela de Enfermería

Cáncer de Mama
Integrantes
Acosta, Yirenaika 3-725-138
De León, Miosotty 3-744-138
García, Isarey 3-743-1507
Standartd, Ashley 3-742-1649
Koo, Dayriany 8-935-953
Tapia, Sayira 3-742-1222

Facilitadora
Marisol Rodríguez

Fecha de Entrega
12 de junio de 2017
Introducción

Quizás sea una de las palabras más utilizada y que más asusta cuando se habla de
salud y de su reverso, la enfermedad. Cáncer es el término y se emplea para un
grupo de enfermedades que tienen un denominador común: la transformación de la
célula normal en otra que se comporta de forma peligrosa para el cuerpo humano.

El cáncer es un conjunto de enfermedades en las cuales el organismo produce un


exceso de células malignas (conocidas como cancerígenas o cancerosas), con
crecimiento y división más allá de los límites normales, (invasión de tejido
circundante y, a veces, metástasis).

La metástasis es la programación a distancia por vías fundamentalmente linfática o


sanguínea, de las células originarias del cáncer, y el crecimiento nuevo tumores en
los lugares de destino de dicha metástasis. Estas propiedades diferencian a los
tumores malignos de los benignos, que son limitados y no invaden ni producen
metástasis. La mayoría de los cánceres forman tumores pero algunos no (leucemia).

El cáncer puede afectar a todas las edades, inclusive a fetos, pero el riesgo de sufrir
los más comunes se incrementa con la edad. El cáncer causa cerca del 13% de
todas las muertes.
Índice

Introducción ....................................................................................................................... 2

Índice ................................................................................................................................. 3

Objetivos Generales .......................................................................................................... 4

Objetivos Específicos......................................................................................................... 4

Antecedentes ..................................................................................................................... 5

Descubrimiento .................................................................................................................. 9

¿Cómo se detecta el Cáncer de Mama? .......................................................................... 10

El Cáncer de Mama ......................................................................................................... 12

Anatomía ..................................................................................................................... 13

Estadios del cáncer de mama ...................................................................................... 14

Causas del Cáncer de Mama........................................................................................... 16

Síntomas y Signos ........................................................................................................... 17

Tipos de Cáncer .............................................................................................................. 19

Diagnostico ...................................................................................................................... 21

Tratamientos .................................................................................................................... 23

Cirugía ............................................................................................................................. 24

Efectos secundarios del tratamiento ............................................................................ 26

Otros datos ...................................................................................................................... 28

Cáncer de mama en hombres.......................................................................................... 29

Prevención ....................................................................................................................... 30

Recomendaciones ........................................................................................................... 31

Conclusión ....................................................................................................................... 32

Bibliografía ....................................................................................................................... 33

Anexos ............................................................................................................................ 34
Objetivos Generales
 Dar a conocer la importancia del significado de padecer un cáncer de seno,
mostrando conceptos que definan a la enfermedad.

Objetivos Específicos
 Mostrar cada una de las causas que permiten que una persona, sea hombre
o mujer padezcan de una enfermedad como lo es el cáncer de seno.
 Establecer diferentes medios diagnósticos y tratamientos.
 Generalizar la importancia de realizar el auto examen de seno en mujer
desde edades tempranas desarrollando un proceso de prevención en cada
una de ellas.
Antecedentes

Si te han diagnosticado cáncer de mama, tienes 3 a 4 veces más posibilidades de


desarrollar un nuevo cáncer en el otro seno o en una parte diferente de la misma
mama. Este riesgo es distinto del riesgo de reaparición del cáncer original (llamado
riesgo de recurrencia).

Pasos para reducir el riesgo:

Si te diagnosticaron cáncer de mama, ya podrías estar tomando medicamentos para


reducir el riesgo de desarrollar un nuevo cáncer de mama. Más allá de ese
importante paso, hay muchas opciones de estilo de vida que puedes llevar a cabo
para mantener el riesgo lo más bajo posible:

 Mantener un peso saludable


 Hacer ejercicios con regularidad
 Limitar el consumo de alcohol
 Ingerir alimentos nutritivos
 No fumar nunca (o dejar de fumar en caso de que fumes)

Estas son solo algunas de las medidas que puedes tomar. Para ver más opciones,
utiliza los vínculos ubicados en la parte izquierda de esta página.

Junto con estas opciones de estilo de vida, hay otras opciones que pueden reducir
tanto el riesgo de recurrencia como el riesgo de desarrollar un nuevo cáncer.

Los medicamentos de hormonoterapia, como un inhibidor de aromatasa o un


modulador selectivo de los receptores de estrógeno (MSRE) pueden ayudar a
reducir el riesgo de:

 Recurrencia del cáncer de mama positivo para receptores de hormonas


 Desarrollo de un nuevo cáncer de mama positivo para receptores de
hormonas
 Los medicamentos de hormonoterapia actúan de dos formas:
 Mediante la reducción de la concentración de estrógeno en el cuerpo
 Mediante el bloqueo de la acción del estrógeno en las células del cáncer de
mama.

Los medicamentos de hormonoterapia no reducen el riesgo de cáncer de mama


negativo para receptores de hormonas.

Para obtener más información, visita la sección Hormonoterapia del sitio


Breastcancer.org.

Evitar productos que contengan estrógeno o progesterona. Si te diagnosticaron


cáncer de mama, no deberías utilizar terapia de reemplazo hormonal (TRH) para
tratar los síntomas de la menopausia o métodos anticonceptivos que contienen
estrógeno y progesterona. Estas hormonas pueden hacer que se forme y crezca el
cáncer de mama positivo para receptores de hormonas.

Mientras sólo unos pocos estudios han investigado el uso de TRH en mujeres con
antecedentes personales de cáncer de mama, estudios más importantes han
demostrado que el uso de la TRH aumenta el riesgo de contraer cáncer de mama
entre las mujeres, en general. Así que los médicos recomiendan que las mujeres
con antecedentes personales de cáncer de mama deben evitar la terapia de
reemplazo hormonal. No poder usar la terapia de reemplazo hormonal puede
presentar un desafío, porque los efectos secundarios menopáusicos pueden reducir
en gran medida la calidad de vida para algunas mujeres. Si tienes bochornos fuertes
y otros efectos secundarios graves de la menopausia, y antecedentes personales
de cáncer de mama, habla con tu médico sobre opciones sin hormonas para
controlar estos efectos secundarios, como acupuntura o meditación.

Asimismo en general se piensa que las píldoras anticonceptivas no son seguras


para mujeres pre menopáusicas con antecedentes personales de cáncer de mama.
Generan niveles más altos de hormonas que los que produce el cuerpo (y de esta
manera dominan el ciclo menstrual). Debido a esta situación, la mayoría de los
médicos recomiendan utilizar métodos de barrera para la planificación familiar:
condones, un diafragma o un dispositivo intrauterino (DIU) no hormonal, como
ParaGard.

Análisis de detección más frecuentes: Si te diagnosticaron cáncer de mama, tú y tu


médico desarrollarán un plan de detección a la medida de tu situación. Además de
las guías de detección recomendadas para las mujeres en riesgo promedio, un plan
de detección para una mujer con antecedentes de cáncer de mama puede incluir:

 Una autoexploración mensual de las mamas


 Un examen de mamas anual realizado por el médico
 Una mamografía digital por año a partir de los 40 años
 Una resonancia magnética por año

Puedes realizarte estos controles con mayor frecuencia que las mujeres con riesgo
normal. Por ejemplo, un examen de detección, como una mamografía, y luego un
examen diferente, como una IRM, 6 meses después. Antes o después de cada
examen de detección, tu médico puede realizar un examen de mama.

Una ecografía de la mama es otra poderosa herramienta que puede ayudar a


detectar el cáncer de mama en mujeres con antecedentes familiares del gen del
cáncer de mama. Esta prueba no reemplaza la mamografía digital y la resonancia
magnética.

Habla con tu médico sobre el desarrollo de un programa especializado para la


detección temprana que aborde tu riesgo de cáncer de mama, satisfaga tus
necesidades individuales y te brinde tranquilidad.

Cirugía preventiva: La extirpación del otro seno y ovarios, llamada cirugía preventiva
("preventiva" significa "protectora"), son opciones de reducción del riesgo muy
agresivas e irreversibles que eligen algunas mujeres. Los beneficios de la cirugía
preventiva después de ser diagnosticada con cáncer de mama dependen de tu
edad, tu salud en general y el estadio y el tipo de cáncer de mama que tenías.
Si no tienes una anomalía en el gen BRCA1 o BRCA2 (la mayoría de los casos
heredados de cáncer de mama se asocian a la anomalía de uno de estos dos genes
del cáncer de mama: BRCA1, gen del cáncer de mama 1 y BRCA2, gen del cáncer
de mama 2) o antecedentes familiares de cáncer de mama muy elevados y se te
diagnosticó cáncer de mama en estadio temprano, tienes un riesgo bajo de
recurrencia de cáncer de mama. La cirugía preventiva puede o no beneficiarte.

Si te diagnosticaron cáncer de mama y tienes una anomalía en el gen BRCA1 o


BRCA2 o antecedentes familiares de cáncer de mama muy elevados, tienes un
mayor riesgo de desarrollar un cáncer nuevo, no relacionado con el cáncer de mama
anterior. En este caso, la cirugía preventiva puede ser recomendada para ti.

Si te diagnosticaron cáncer de mama en estado avanzado, el riesgo de recurrencia


del cáncer en la misma mama puede ser mayor que el riesgo de desarrollar un
cáncer de mama nuevo no relacionado. En este caso, la cirugía preventiva puede
ofrecer beneficios limitados.

Es importante recordar que ningún procedimiento, incluso la cirugía, elimina el


riesgo de contraer cáncer en su totalidad. Incluso cuando se ha extirpado una mama
o un ovario, el cáncer aún puede desarrollarse en zona donde se inició. El
seguimiento es necesario, incluso después de la cirugía preventiva.

Las decisiones sobre cirugía preventiva requieren reflexión, paciencia y discusión


con tus médicos, genetista y familia, junto con una tremenda valentía. Tómate el
tiempo que consideres necesario para estudiar estas opciones y tomar las
decisiones indicadas para ti.
Descubrimiento
El cáncer de mama es una enfermedad tan antigua como la humanidad. Como es
muy fácil apreciarla desde fuera una vez que ha crecido lo suficiente, es probable
que se la conozca desde siempre. Hay fósiles de huesos pertenecientes a
homínidos con lesiones que se han interpretado como probables metástasis de
cáncer de mama.

La descripción más antigua del cáncer de mama se puede hallar, nada más y nada
menos, que en el Papiro de Edwin Smith, un documento egipcio sobre medicina y
otros asuntos datado tres mil años antes de Jesucristo. Junto con el babilonio
Código de Hammurabi, es el documento relativo a la práctica de la medicina más
antiguo que se conoce. Parece ser que los egipcios trataban el cáncer de mama
con el cauterio. Un hierro al rojo vivo, vamos. Claro, que la anestesia se descubrió
más de cuatro mil quinientos años después.

La primera representación de una mastectomía o extirpación de la mama


corresponde a Andreas Vesalio, un anatomista que vivió en Flandes en el siglo XVI.
Pero la primera descripción verdaderamente completa de la enfermedad
corresponde al médico francés Le Dran, que vivió y practicó en París entre 1685 y
1770.

Detalló cómo el cáncer se extendía de la mama a los ganglios de la axila y, de allí,


al resto del cuerpo. Fue el primero en señalar que la afectación de estos ganglios
marca un mal pronóstico. Cuatrocientos años después, los oncólogos seguimos
apoyándonos en este dato para aconsejar algunos tratamientos de quimioterapia.
¿Cómo se detecta el Cáncer de Mama?
A medida que pasan los años, la tecnología avanza, salvando vidas a su paso. Los
científicos se centran en buscar soluciones o curas para el cáncer, siendo una
enfermedad tan invasiva.

El cáncer de mama es el más común entre mujeres en todo el mundo. Conforme a


los reportes de la Organización Mundial de la Salud, cada 30 segundos muere una
mujer en el mundo debido a este padecimiento.

Se detecta a través de diversos métodos:

1. Mamografía.
2. Ultrasonido mamario con transductores de alta resolución (ecografía).
3. A través de una prueba de receptores de estrógeno.
4. Por resonancia magnética.

Pero ahora hay otro que se agrega a esta lista para ayudar a detectar el cáncer, y
es el ganglio centinela del sistema linfático.

En términos científicos, el ganglio centinela es el primer ganglio linfático que


encuentran las células tumorales al intentar diseminarse a través de la linfa.

La linfa es un líquido transparente que recorre los vasos linfáticos y


generalmente carece de pigmentos. El fluido está compuesto por un líquido claro
pobre en proteínas y rico en lípidos, parecido a la sangre, pero con la diferencia de
que las únicas células que contiene son glóbulos blancos.

El sistema linfático es la estructura anatómica que transporta la linfa


unidireccionalmente hacia el corazón, y forma parte del aparato circulatorio.

Este sistema constituye por tanto la segunda red de transporte de líquidos


corporales.

El ganglio linfático son estructuras ovaladas o reniformes (con forma de riñón),


encapsuladas, que forman parte estructuralmente del sistema linfático, y
funcionalmente del sistema inmunitario. Se distribuyen por todo el cuerpo y en las
axilas recae la mayor importancia.
No solo basta con tocarnos en áreas aledañas a nuestros senos para detectar la
enfermedad.

Según lo expuesto por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, es "el
primer ganglio linfático a donde las células cancerosas tienen más probabilidad de
diseminarse desde un tumor primario".

Justamente, el centinela es el que está más próximo a la zona del tumor y muestra
las primeras señales de que algo no va bien.

"Los ganglios linfáticos son partes importantes del sistema inmunitario del cuerpo.
Si detectan una sustancia extraña, algunas de sus células se activan, lo cual inicia
una respuesta inmunitaria", manifestó el Instituto.

La respuesta del ganglio centinela, donde a veces puede haber más de uno, ha
aprobado actualizar determinadas técnicas de los médicos para afrontar la
enfermedad. "Antes se hacía un vaciamiento de la región linfática de la axila, que le
quitaba movilidad a esta zona del cuerpo, pero en los últimos años se comenzó a
utilizar lo que denominamos la detección del ganglio centinela que está más cerca
de la zona donde se sospecha hay un tumor", le explicó a BBC Mundo el ginecólogo-
oncólogo colombiano Germán García.

El cuerpo humano tiene ganglios en el cuello, las axilas, el pecho, el abdomen y la


ingle; la técnica de detección del centinela se utiliza para diagnosticar
principalmente dos tipos de cáncer: el de seno y el melanoma (piel).
El Cáncer de Mama
El cáncer de mama es el crecimiento descontrolado de las células mamarias. Para
entender mejor el cáncer de mama, debemos entender cómo se desarrolla cualquier
cáncer.

El cáncer es el resultado de mutaciones, o cambios anómalos, en los genes que


regulan el crecimiento de las células y las mantienen sanas. Los genes se
encuentran en el núcleo de las células, el cual actúa como la "sala de control" de
cada célula. Normalmente, las células del cuerpo se renuevan mediante un proceso
específico llamado crecimiento celular: las células nuevas y sanas ocupan el
lugar de las células viejas que mueren. Pero con el paso del tiempo, las
mutaciones pueden "activar" ciertos genes y "desactivar" otros en una célula. La
célula modificada adquiere la capacidad de dividirse sin ningún tipo de control u
orden, por lo que produce más células iguales y genera un tumor.

Un tumor puede ser benigno (no es peligroso para la salud) o maligno (es
potencialmente peligroso).

 Los tumores benignos no son considerados cancerosos: sus células tienen


una apariencia casi normal, crecen lentamente y no invaden tejidos próximos
ni se propagan hacia otras partes del cuerpo.
 Los tumores malignos son cancerosos. De no ser controladas, las células
malignas pueden propagarse más allá del tumor original hacia otras partes
del cuerpo.

El término "cáncer de mama" hace referencia a un tumor maligno que se ha


desarrollado a partir de células mamarias. Generalmente, el cáncer de mama se
origina en las células de los lobulillos, que son las glándulas productoras de leche,
o en los conductos, que son las vías que transportan la leche desde los lobulillos
hasta el pezón. Con menos frecuencia, el cáncer de mama puede originarse en los
tejidos estromales, que incluyen a los tejidos conjuntivos grasos y fibrosos de la
mama.
Anatomía

Con el paso del tiempo, las células cancerígenas pueden invadir el tejido mamario
sano circundante y llegar a los ganglios linfáticos (pequeños órganos que eliminan
sustancias extrañas del cuerpo) de las axilas.

Si las células cancerígenas llegan a los ganglios linfáticos, obtienen una puerta de
acceso hacia otras partes del cuerpo. Los estadios del cáncer de mama hacen
referencia a lo lejos que se han propagado las células cancerígenas más allá del
tumor original.

El cáncer de mama siempre se origina por una anomalía genética (un "error" en el
material genético). No obstante, solo un 5-10% de los casos son producto de una
anomalía heredada de la madre o el padre. En cambio, el 85-90% de los casos de
cáncer de mama tienen su origen en anomalías genéticas vinculadas al proceso de
envejecimiento y el "desgaste natural" de la vida.

Existen pasos que toda persona puede seguir para mantener su cuerpo lo más sano
posible, como seguir una dieta balanceada, mantener un peso saludable, no fumar,
limitar el consumo de alcohol y ejercitarse de forma regular (aprende lo que puedes
hacer para manejar los factores de riesgo del cáncer de mama). Aunque pueden
tener algún impacto en el riesgo de padecer cáncer de mama, no pueden eliminar
el riesgo.

El hecho de que desarrolles cáncer de mama no es ni tu culpa ni la de nadie.


Sentirse culpable o pensar que la enfermedad apareció debido a algo que hiciste o
que hizo otra persona es contraproducente.
Estadios del cáncer de mama
Estadio es las células cancerígenas permanecen dentro del conducto mamario y no
invaden el tejido mamario normal que se encuentra próximo.

Estadio IA El tumor mide hasta 2 cm y el cáncer no se ha extendido más allá de la mama;


no hay ganglios linfáticos afectados.
Estadio IB No hay tumor en la mama; en cambio, se observan en los ganglios linfáticos
pequeños grupos de células cancerígenas superiores a 0,2 mm, pero inferiores
a 2 mm o se observa un tumor en la mama inferior a 2 cm y pequeños grupos de
células cancerígenas superiores a 0,2 mm, pero inferiores a 2 mm en los
ganglios linfáticos.
Estadio IIA No hay ningún tumor en la mama, pero se detectan células cancerígenas en los
ganglios linfáticos axilares (debajo del brazo) o el tumor mide 2 centímetros o
menos y se ha propagado hacia los ganglios linfáticos axilares o el tumor mide
entre 2 y 5 centímetros y no se ha propagado hacia los ganglios linfáticos
axilares.
Estadio IIB El tumor mide entre 2 y 5 centímetros y se ha propagado hacia los ganglios
linfáticos axilares o el tumor mide más de 5 centímetros pero no se ha propagado
hacia los ganglios linfáticos axilares.
Estadio IIIA No se detecta ningún tumor en la mama. El cáncer se encuentra en los ganglios
linfáticos axilares que están adheridos entre sí o a otras estructuras, o se
encuentra en los ganglios linfáticos cercanos al esternón o el tumor es de
cualquier tamaño. El cáncer se ha propagado hacia los ganglios linfáticos
axilares, los cuales están adheridos entre sí o a otras estructuras, o se encuentra
en los ganglios linfáticos cercanos al esternón.
Estadio IIIB El tumor puede ser de cualquier tamaño y se ha propagado a la pared torácica
o a la piel de la mama Y puede que se haya propagado hacia los ganglios
linfáticos axilares que están aglutinados entre sí o adheridos a otras estructuras,
o el cáncer pudo haberse propagado hacia los ganglios linfáticos cercanos al
esternón. El cáncer de mama inflamatorio pertenece por lo menos al estadio IIIB.
Estadio IIIC Puede que no haya indicios de cáncer en la mama o un tumor puede ser de
cualquier tamaño y haberse propagado hacia la pared torácica o a la piel de la
mama y el cáncer se ha propagado hacia los ganglios linfáticos sobre o debajo
de la clavícula y el cáncer puede haberse propagado hacia los ganglios linfáticos
axilares o hacia los ganglios linfáticos cercanos al esternón.
Estadio IV El cáncer se ha propagado (metastatizado) hacia otras partes del cuerpo.
Causas del Cáncer de Mama
Al igual que en otros cánceres, como el osteosarcoma o los tumores cerebrales, la
causa o causas que provocan el cáncer de mama no se conocen. No obstante, los
especialistas han identificado los factores de riesgo que predisponen a desarrollar
la enfermedad:

 Edad: Es el principal factor de riesgo. A medida que la mujer se hace mayor


tiene más posibilidades de padecer cáncer de mama.
 Genética: Las mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama
tienen más riesgo. Éste se incrementa si el familiar es la madre, hermana o
hija.
 Factores reproductivos: Aquellos agentes que aumentan la exposición a
los estrógenos endógenos, como la aparición temprana de la primera regla,
la menopausia tardía o el uso de terapia hormonal sustitutiva después de la
menopausia aumentan el riesgo de cáncer de mama. No haber dado a luz
nunca también está relacionado con este cáncer.
 Cáncer de mama anterior: Aquellas pacientes que han tenido un cáncer de
mama invasivo tienen más riesgo de padecer un cáncer de mama
contralateral.
 Densidad mamaria: Si es alta, también se relaciona con este cáncer.
 Radiaciones ionizantes: La exposición a este tipo de radiaciones,
especialmente durante la pubertad, aumenta la posibilidad de tener cáncer
de mama.
 Obesidad.
 Consumo de alcohol.
Síntomas y Signos
Las mujeres con cáncer de mama pueden experimentar cambios o síntomas en las
mamas, pero muchas mujeres no presentan ninguno de estos signos o síntomas en
el momento del diagnóstico. Muchas veces, los signos o síntomas en las mamas
pueden estar causados por otra afección que no sea cáncer.

Los signos y los síntomas que se deben analizar con el médico incluyen:

 Un bulto que se palpa como un nudo firme o un engrosamiento de la mama


o debajo del brazo. Es importante palpar la misma zona de la otra mama para
asegurarse de que el cambio no sea parte del tejido mamario sano de esa
área.
 Cualquier cambio en el tamaño o la forma de la mama.
 Secreción del pezón que se produce de forma repentina, contiene sangre o
se produce solo en una mama.
 Cambios físicos, como pezón invertido hacia dentro o una llaga en la zona
del pezón.
 Irritación de la piel o cambios en esta, como rugosidades, hoyuelos,
escamosidad o pliegues nuevos.
 Mamas tibias, enrojecidas e hinchadas, con o sin erupción cutánea con
rugosidad que se asemeja a la piel de una naranja, llamada piel de naranja.
 Dolor en la mama; particularmente, dolor en la mama que no desaparece. El
dolor generalmente no es un síntoma de cáncer de mama, pero debe
comunicarse al médico.

Si le preocupan uno o más signos o síntomas de esta lista, hable con su médico. El
médico le preguntará desde cuándo y con qué frecuencia experimenta los síntomas,
entre otras preguntas. Esto es para ayudar a averiguar la causa del problema, es
decir, el diagnóstico.

Si se diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas es un aspecto importante de la


atención y del tratamiento del cáncer. Esto también puede recibir el nombre de
manejo de los síntomas, atención médica de apoyo o cuidados paliativos.
Asegúrese de hablar con su equipo de atención médica sobre los síntomas que
experimenta, incluidos cualquier síntoma nuevo o un cambio en los síntomas.
Tipos de Cáncer
No todos los bultos que aparecen en las mamas son un síntoma de cáncer. De
hecho, nueve de cada diez bultos son benignos. Estos bultos no cancerosos pueden
ser fibrosis o tumores de tejido conectivo y glandular, o bien, quistes o bolsas llenas
de líquido.

Los tumores benignos de mama (fibroadenomas) no constituyen un peligro para la


vida y suelen tener fácil tratamiento.

Los tumores específicos del seno son:

1. Carcinoma ductal

El carcinoma ductal in situ se localiza en los conductos mamarios o ductos a través


de los cuales la leche llega hasta el pezón. Si no se trata puede originar metástasis.
Por esto es muy importante detectar a tiempo su presencia, para evitar la progresión
hacia el cáncer. Esta detección sólo puede realizarse a través de pruebas
específicas, como una mamografía, puesto que el carcinoma in situ no suele
producir ningún síntoma. El carcinoma invasor es el más frecuente de los cánceres
de mama y supone aproximadamente el 80 por ciento de todos los que se producen.

2. Carcinoma lobulillar o lobular

El carcinoma lobular, también conocido como neoplasia lobular invasora, sigue el


mismo proceso de filtración que el carcinoma ductal invasor hacia el tejido adiposo,
pero desde los lobulillos.

3. Cáncer inflamatorio de mama

Se trata de un cáncer bastante agresivo que crece rápido. Se denomina inflamatorio


porque las células cancerosas bloquean los vasos linfáticos y esto se manifiesta en
la piel, que adquiere una apariencia gruesa y ahuecada, similar a la de una cáscara
de naranja.
4. Otros tipos

Otros tipos poco frecuentes de cáncer de mama son el mucinoso o coloide, en el


que las células cancerosas producen cierta mucosidad, y el medular, un tumor
infiltrante, pero con mejor pronóstico que otros cánceres invasores.

• Cáncer de Paget

Se propaga por la piel del pezón y de la aureola. En este tipo de cáncer, la piel del
pezón y de la aureola tiene una apariencia escamosa y rojiza, con ocasionales
pérdidas de sangre. La enfermedad de Paget puede estar asociada con un
carcinoma in situ o infiltrante.
Diagnostico
El proceso de diagnóstico del cáncer de mama comienza cuando existe la sospecha
por la exploración física o una mamografía de rutina. A partir de ese momento el
especialista puede realizar una serie de pruebas que confirmen el cáncer:

 Mamografías: Imágenes de rayos X que detectan zonas anómalas de la


mama. Estas pruebas no son fiables al cien por cien y pueden ofrecer
imágenes sospechosas que al final no son malignas o no detectar un tumor
maligno.
 Ecografía: Permite distinguir lesiones quísticas (rellenas de líquido) de
lesiones sólidas. Esta técnica suele completar a la mamografía.
 Resonancia magnética nuclear (RMN): Es una exploración radiológica que
utiliza la acción de un campo electromagnético para obtener imágenes. La
RMN se utiliza como prueba complementaria de las dos anteriores o para
analizar el cerebro o la médula espinal.

Si tras realizar estas pruebas la sospecha continúa, el siguiente paso que dará el
especialista será la confirmación del cáncer realizando una biopsia.

Anatomía patológica

Tal y como explican desde SEOM, el diagnóstico definitivo del cáncer lo establece
el especialista en anatomía patológica al observar las células malignas obtenidas
en la biopsia bajo el microscopio.

A partir de estas células será capaz de definir el tumor, evaluar el pronóstico y los
posibles tratamientos. Los factores que evalúa son:

• Tamaño tumoral: Cuanto mayor sea el tumor, mayor riesgo hay de que
vuelva a aparecer.
• Tipo histológico: Depende de las células de las que derive el tumor. El
carcinoma ductal es el más frecuente (80 por ciento de los casos), seguido
del carcinoma lobulillar.
• Grado histológico: Aporta información sobre la maduración
(crecimiento) de las células del tumor. Las más diferenciadas son las más
maduras, de grado I y menos agresivas; las menos diferenciadas son las
de grado III.
• Afectación ganglionar: El pronóstico de la enfermedad lo establece el
número de ganglios que se han visto afectados. Cuanto mayor es el
número de ganglios, mayor es el riesgo de recaída.

Desde SEOM insisten en que cuando se opera el cáncer de mama es importante


estudiar los ganglios linfáticos de la axila (el primer sitio donde se extiende el tumor).
Una opción para evaluar los ganglios es la técnica del ganglio centinela que permite
conservar la mayoría de los ganglios axilares.

• Receptores hormonales: El especialista analizará si las células


tumorales están en las hormonas estrógenos y progesterona.
• HER-2: Se trata del receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico
humano, una proteína que participa en el crecimiento de las células. El
HER-2 está presente en las células normales y en la mayoría de los
tumores. Sin embargo, en el 15-20 por ciento de los tumores de mama
se encuentra en concentraciones elevadas, propiciando que el tumor sea
más agresivo.
Tratamientos
El tratamiento del cáncer de mama se basa en múltiples factores y requiere la
colaboración de diferentes especialistas: cirujanos, oncólogos, etc.

En los estadios iniciales el tratamiento suele comenzar con cirugía y continuar con
radioterapia. En la actualidad, en algunos casos se ofrece la posibilidad de
comenzar antes con tratamiento neo adyuvante que puede facilitar la conservación
del seno.

La terapia que se aplique depende de muchos factores, entre los que se incluye el
estadio o etapa en que se encuentre el tumor, si hay o no metástasis, el tamaño del
cáncer y también de cómo sean las células cancerosas. Con la clasificación
realizada por los médicos se establecen el tamaño del tumor, los ganglios linfáticos
afectados y el grado de metástasis o propagación a otros órganos, si es que hay.
La más utilizada es el sistema TNM, creado por el Comité Conjunto Americano del
Cáncer. Cada letra alude a una característica que se define con un número:

 T (tamaño): Seguido de un número del 0 al 4. Se refiere al tamaño del tumor,


cuanto más grande es el cáncer, mayor es el número.
 N (nódulos): Del 0 al 3. Hace alusión a los ganglios linfáticos que se
encuentran afectados por las células cancerosas.
 M (metástasis): Seguida de un 0 o 1. Indica si el cáncer se ha extendido (1)
o no (0) a otros órganos.
Cirugía

La cirugía se utiliza con la intención de extirpar el tumor y analizar los ganglios de


la axila. Existen dos opciones de cirugía:

 Conservadora: El especialista retirará el tumor y una pequeña cantidad del


tejido sano que hay alrededor. Tal y como señalan desde SEOM, esta opción
permite conservar la mama aunque, por lo general, requiere que tras la
operación se administre radioterapia para eliminas las células tumorales que
queden en la mama. Esta opción se puede realizar dependiendo del tamaño
del tumor, de la mama y de los deseos del paciente.
 Mastectomía: El especialista extirpará toda la mama. En estas
circunstancias, las pacientes pueden reconstruirse la mama. Esta opción se
puede hacer al extirpar la mama o después de finalizar todos los
tratamientos. El momento adecuado depende de varios factores
relacionados con el tratamiento y las preferencias del paciente.

Biopsia del ganglio centinela

El ganglio centinela es el primer ganglio linfático donde es posible que el tumor se


disemine. Para localizarlo el especialista inyectará un tinte azul cerca del tumor que
fluirá a través de los vasos linfáticos hasta llegar a los ganglios.

El procedimiento que seguirá el profesional consiste en extirpar el primer ganglio


linfático que recibe la sustancia y comprobar si el tumor ha llegado. Si el tumor se
ha extendido al ganglio, tendrán que extirparse los ganglios linfáticos.

Esta técnica no está indicada en todas las circunstancias.

Radioterapia

La radioterapia se utiliza para impedir que las células tumorales crezcan y/o
destruirlas. Se puede utilizar como:
 Terapia adyuvante: Los especialistas pueden recomendarla como
tratamiento local para eliminar posibles células tumorales que permanecen
después de realizar la cirugía.
 Terapia paliativa: Para aliviar los síntomas de la afectación ósea o
ganglionar.
 Terapia sistémica: A diferencia de la cirugía o la radioterapia, la terapia
sistémica no actúa de forma local, este tratamiento afecta a todo el
organismo.

Se administra por vía oral o por vía intravenosa y se distribuye a todos los órganos.
El objetivo de este tratamiento es reducir el riesgo de recaída en la enfermedad y la
muerte.

Los tres tipos de terapias sistémicas más utilizados en la actualidad son la


quimioterapia, la hormonoterapia y las terapias dirigidas. La utilización de cada
opción depende del tipo de cáncer de mama y del riesgo de recaída del paciente.
Efectos secundarios del tratamiento
Algunos de los efectos secundarios de la terapia sistémica son:

 Náuseas y vómitos: Para evitarlos se pueden requerir medicamentos


antieméticos (contra los vómitos). El médico le indicará no sólo los que debe
tomar antes de la sesión de quimio, sino también los que tendrá que tomar
en su casa. Procure beber mucho líquido, pues es útil frente a las náuseas.
Irán remitiendo cuando pasen unos días tras recibir el tratamiento.
 Pérdida de cabello: A pesar de no ser un efecto grave es motivo de angustia
e insatisfacción para la mayoría de las pacientes, pues influye en la
percepción de su propia imagen. Generalmente, la caída del cabello
comienza a las dos o tres semanas del primer ciclo de terapia y remite al
finalizar el tratamiento. El pelo vuelve a crecer a su velocidad normal.
 Irritaciones en la boca: Con la quimioterapia son frecuentes las mucosistis
o irritaciones bucales. Es un trastorno más molesto que preocupante, pues
produce ardores en la boca. Para reducir esta alteración se recomienda
extremar la higiene bucal y emplear cepillos de dientes con cerdas suaves,
que no dañen las encías. También ayudan los enjuagues antisépticos.
 Anemia: Uno de los efectos secundarios más importantes en la
quimioterapia es la reducción de la cantidad de glóbulos rojos en sangre. La
anemia se manifiesta a través del cansancio, la debilidad y la palidez
extrema. En ocasiones puede requerir una transfusión de sangre. También
puede aparecer plaquetopenia o disminución excesiva de las plaquetas (las
células sanguíneas que coagulan la sangre en caso de heridas). Este efecto
produce un aumento de los hematomas (cardenales) o sangrado en encías
y nariz.
 Neutropenia: Es otro de los efectos más vigilados por los médicos debido a
la gravedad. Consiste en la reducción de los glóbulos blancos o leucocitos
(las células que defienden de la intrusión de elementos patógenos, como
virus o bacterias). La neutropenia favorece la aparición de infecciones
(fiebre, infección de orina, dolor de garganta, etc.).
Otros datos

Incidencia

Según los datos de SEOM, el cáncer de mama es el más frecuente en la mujer


española y supone el 29 por ciento de todos los cánceres.

La mortalidad de este tipo de cáncer ha descendido notablemente en los últimos


años debido a los avances en los programas de cribado y en los tratamientos. Pese
a esto, sigue siendo la primera causa de muerte por cáncer en España en las
mujeres.

La edad de máxima incidencia está por encima de los 50 años pero,


aproximadamente el 10 por ciento se diagnostica en mujeres menores de 40 años.

La supervivencia media del cáncer de mama tras cinco años el del 89,2 por ciento,
situándose en más del 98 por ciento en el estadio I y en el 24 por ciento en el estadio
III.
Cáncer de mama en hombres
Uno de cada 100 casos de cáncer de mama se produce en un varón. Pese a que la
frecuencia es menor que entre las mujeres, los hombres que sufren un cáncer de
mama suelen tener un peor pronóstico de la enfermedad. Esta diferencia no se debe
a que el tumor mamario en los hombres sea de un peor tipo, sino sencillamente a
que se diagnostica bastante más tarde que entre las mujeres, sobre todo por
desinformación.

El riesgo de que un hombre desarrolle cáncer de mama aumenta si lo ha padecido


alguien en su familia directa y también si ha sufrido el llamado síndrome de
Klinefelter, una alteración por la que no se produce testosterona.

Otros factores de riesgo son haber padecido enfermedades testiculares o sufrir


sobrepeso. Los tratamientos que recibe un varón afectado por este tumor son los
mismos que los aplicados a las mujeres.
Prevención

La autoexploración y las mamografías son las herramientas más útiles para


encontrar bultos sospechosos en las mamas. En general, la técnica de la
mamografía facilita la detección de pequeños bultos, difíciles de predecir mediante
la palpación del pecho. Este tipo de prueba debe repetirse anualmente a partir de
los 50 años, o de los 45 en el caso de que una persona tenga antecedentes
familiares de cáncer de mama de primer grado.
Recomendaciones

Existen pasos que toda persona puede seguir para mantener su cuerpo lo más sano
posible, como seguir una dieta balanceada, mantener un peso saludable, no fumar,
limitar el consumo de alcohol y ejercitarse de forma regular (aprende lo que puedes
hacer para manejar los factores de riesgo del cáncer de mama). Aunque pueden
tener algún impacto en el riesgo de padecer cáncer de mama, no pueden eliminar
el riesgo.
Conclusión

La medida más eficaz en la prevención del cáncer es la realización de un auto


examen de seno a tiempo y en los momentos adecuados. La mamografía es uno de
las técnicas más importantes para la enfermedad, que permite que las mujeres
mantengan un control acerca de su estado de salud y de la posibilidad de padecer
cáncer de mama.
Bibliografía
Anexos

Ilustración 1 Anatomía de las mama

Ilustración 2 Anatomía interior de la mama


Ilustración 3 ganglios linfáticos como se extrae
Ilustración 4 Pasos de autoexamen de seno