Está en la página 1de 8

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas


Departamento Ingeniería Química Industrial

ELECTROQUÍMICA
NIVEL III (2018-2)

Práctica No.7 CORROSIÓN

Grupo: 3IM73
Equipo: 4
Sección: B
Horario: 09:00 a 11:00 a.m.
Nombre de los integrantes y firma

1. González Robles Paloma __________________


2. Martínez Sánchez Jair __________________
3. Muñoz Chagoya Guadalupe __________________
4. Ramírez Alpizar Alejandro __________________
5. Reyes Carmona David __________________

Profesora: Dra. Rosa de Guadalupe Gonzales Huerta


Dra. Laura Verónica Castro Sotelo

Fecha: 23 de Abril del 2018.


 OBJETIVOS:
Identificar y determinar las variables que intervienen en el fenómeno
de corrosión, así como reconocer los métodos adecuados para su
prevención mediante la construcción de sistemas que muestren
diferentes tipos de corrosión.
 OBJETIVOS PARTICULARES:
Reproducir diferentes tipos de corrosión.
Establecer la relación que hay entre el potencial de corrosión y la
capacidad de un sistema para generar corrosión.
Identificar a las variables que intervienen en el proceso de
la corrosión.
Explicar el comportamiento de diversos materiales metálicos (pares
galvánicos) en diferentes medios corrosivos.
 INTRODUCCIÓN:
En una celda electroquímica pueden tener lugar procesos
electroquímicos con el paso de una corriente eléctrica. Si la celda
electroquímica produce energía eléctrica, causada por el consumo de
energía química, se dice que tenemos una celda galvánica o pila. Si,
en cambio, la celda electroquímica consume corriente de una fuente
de corriente externa, almacenando como consecuencia energía
química, se dice que tenemos una celda electrolítica. Algunas celdas
galvánicas reciben nombres especiales. Una celda de corrosión es
una celda o pila galvánica en la cual las reacciones electroquímicas
que tienen lugar conducen a la corrosión. Las reacciones que tienen
lugar en las zonas anódicas y catódicas son las siguientes:
Ánodo: Me  Men++ ne-
Cátodo: 2H+ + 2e- H2

La acción de estas celdas a menudo conduce a un ataque localizado,


tal como picaduras o corrosión bajo tensión. La corrosión
electroquímica es un proceso espontáneo que denota siempre la
existencia de una zona anódica (la que sufre la corrosión), una zona
catódica y un electrolito, y es imprescindible la existencia de estos tres
elementos, además de una buena unión eléctrica entre ánodos y
cátodos, para que este tipo de corrosión pueda tener lugar. La
corrosión más frecuente siempre es de naturaleza electroquímica y
resulta de la formación sobre la superficie metálica de multitud de
zonas anódicas y catódicas; el electrolito es, en caso de no estar
sumergido o enterrado el metal, el agua condensada de la atmósfera,
para lo que la humedad relativa deberá ser del 70%
El proceso de disolución de un metal en un ácido es igualmente un
proceso electroquímico. La infinidad de burbujas que aparecen sobre
la superficie metálica revela la existencia de infinitos cátodos, mientras
que en los ánodos se va disolviendo el metal. A simple vista es
imposible distinguir entre una zona anódica y una catódica, dada la
naturaleza microscópica de las mismas (micropilas galvánicas). Al
cambiar continuamente de posición las zonas anódicas y catódicas,
llega un momento en que el metal se disuelve totalmente.
Ya que la corrosión de los metales en ambientes húmedos es de
naturaleza electroquímica, una aproximación lógica para intentar parar
la corrosión sería mediante métodos electroquímicos. Los métodos
electroquímicos para la protección contra la corrosión requieren de un
cambio en el potencial del metal para prevenir o al menos disminuir su
disolución. La protección catódica, en este sentido, es un tipo de
protección (electroquímico) contra la corrosión, en el cual el potencial
del electrodo del metal en cuestión se desplaza en la dirección
negativa. Los principios de la protección catódica pueden ilustrarse
mediante un diagrama termodinámico potencial - pH, como se muestra
en la figura siguiente, en el caso del hierro (Fe)

De acuerdo con el diagrama, hay un camino para prevenir la corrosión


mediante un cambio de potencial. Aplicando una corriente catódica, el
potencial del espécimen de acero se desplazará en la dirección
negativa, hacia la zona de inmunidad, en la cual el metal,
termodinámicamente, se encuentra estable (no se puede corroer).
Para lograr este desplazamiento del potencial en la dirección negativa,
el objeto que se corroe se une eléctricamente a un metal más negativo
en la serie electroquímica, un ánodo, formando una celda galvánica en
la que actuará como cátodo.
Para que el metal esté protegido catódicamente, el valor de su
potencial de electrodo tiene que quedar por debajo de su potencial de
corrosión en la solución mencionada. Su disolución será así prevenida
totalmente (protección catódica completa) o al menos disminuirá
(protección catódica incompleta). Como consecuencia de la corriente
que circule en la celda galvánica formada, en el metal protegido
catódicamente tendrá lugar el desprendimiento de hidrógeno o la
reducción de oxígeno.
Desde el punto de vista de la termodinámica, la protección catódica
se basa en la existencia de un potencial y de una zona de inmunidad,
en el correspondiente diagrama de estabilidad termodinámica o
diagrama potencial - pH, más conocido como diagrama de Pourbaix.
Si consideramos este diagrama para el caso del hierro (acero) figura
anterior, se puede observar en él que están perfectamente delimitadas
las zonas de corrosión, inmunidad y pasividad. Para poder pasar el
hierro a la zona de inmunidad hay que rebajar su potencial a un valor
de 0.62 V con respecto al electrodo de referencia de hidrógeno, que
equivale a -0.80 V con respecto al Ag/AgCl. Esta será, pues, otra
definición de la protección catódica. La densidad de corriente que será
necesario aplicar para conseguir rebajar el potencial de la estructura a
proteger (0.80 V) al valor señalado. Éste será un dato de gran valor
ya que influirá directamente en la economía del sistema
 DESARROLLO EXPERIMENTAL
1.- Celdas de electrodo diferente (influencia del pH)

Tomar un metal Montar el


como electrodo dispositivo como Cambiar el par del
de referencia y lo muestra la electrodo de
hacerlo par figura. referencia por Apuntar los datos
galvánico con otro metal y obtenidos en la
otro metal y Medir la tambien cambiar tabla .
sumergirlo en una diferencia de de solución
solución potencial que electrolítica.
electrolítica existe entre ellos.

2.- Celda de concentración y celda de temperatura

Celda de Celda de
concentración temperatura
Construir el dispositivo como en la imagen
con 2 hemiceldas de una solución de sulfato Se construye como la celda de concentración
de cobre con la misma concentración. pero se usará solución de sodio al 10% y con
electrodos de Fierro.

Colocar los 2 electrodos de cobre, el puente


salino y el multímetro
Se colocan los electrodos, el puente salino y
en una de las hemiceldas se coloca un
termómetro.

Medir el potencial de la celda.

La hemicelda con el termómetro se pone a


calentar en una parrila y con aumentos de 5°
Agregar a una de las soluciones 20 ml de C tomar el potencial hasta ebullicón.
solución de sulfato de cobre y a la otra 20 ml
de agua.

Agitar y medir nuevamente el potencial. Tabular los datos.


Repetir esto durante 3 veces para obtener
datos para gráfica.
3.- Protección catódica por ánodos de sacrificio.

En un cristalizador con ferroxilina colocar


separadamente un electrodo de Fe y de Zn.

Dejar pasar media hora y observar el


comportamiento de los materiales en este
medio y ver que zonas se tiñen de azul.

En otro cristalizador con ferroxilina se ponen en


contacto otros electrodos limpios. Dejar pasar
media hora y observar la coloración antes y
después de la media hora.
 CUESTIONARIO:

1. Explique con sus propias palabras que es corrosión.

2. ¿Cómo explica el comportamiento de la celda de concentración?

3. Explique la protección catódica usando el experimento de ánodo


de sacrificio.