Está en la página 1de 3

Recuperación primaria y secundaria de petróleo

Al hablar de recuperación primaria de petróleo se refiere a aprovechar al máximo


los mecanismos de producción que se encuentran en el yacimiento, recuperar el
petróleo económicamente.

Cuando se produce por flujo natural es más económico ya que la energía es


aportada por el mismo yacimiento.

Entre los mecanismos de producción mas comunes se pueden encontrar:

El empuje por gas en solución donde la fuerza propulsora es el gas disuelto en el


petróleo que tiende a escapar y expandirse por la disminución de presión, la
recuperación final suele ser inferior al 20%, es decir genera un factor de recobro
muy bajo y no es rentable producir mediante este mecanismo.

Empuje de una capa de gas cuando el gas acumulado sobre el petróleo e


inmediatamente debajo del techo de la trampa genera un empuje sobre el petróleo
hacia los pozos. La recuperación de un campo con capa de gas es del 40/50%.

Empuje hidráulico es la fuerza impulsora más eficiente para provocar la expulsión


del petróleo del yacimiento es el empuje del agua acumulada debajo del petróleo.
La recuperación en un yacimiento con este tipo de empuje explotado
racionalmente puede llegar al 60%, es el que me genera el factor de recobro más
alto para una recuperación primaria y el mas rentable.

Lo que se busca con la recuperación primaria es extraer la mayor cantidad de


petróleo sin la utilización de energías adicionales hasta que en el yacimiento la
presión empiece a declinar y se coloque por debajo del punto de burbuja.

Al declinar la presión en el yacimiento la producción de petróleo tiende a disminuir,


por eso es necesario de la ayuda de los métodos de levantamiento artificial como
los bombeo para la extracción del crudo.
Se debe seleccionar el método mas económico pero que sea efectivo en el
yacimiento. Existen diferentes tipos de bombeos entre los cuales están: el bombeo
mecánico, bombeo hidráulico, bombeo electro sumergible, bombeo de cavidad
progresiva y el método de levantamiento artificial por gas conocido como gas lift,
dichos métodos se van a utilizar de acuerdo al crudo que se encuentre en el
yacimiento.

Luego que el yacimiento se encuentre agotado, su producción es baja se busca


mejorar el factor de recobro, esto se logra presurizando el yacimiento para que su
producción aumente. A esto se le conoce como recuperación secundaria.

La recuperación secundaria comienza al añadirle energía adicional al yacimiento


para aumentar la presión como lo es el agua o el gas.

En la inyección de agua el petróleo es llevado a los pozos de producción por


medio de la presión ejercida por el agua, la inyección se puede realizar de dos
maneras:

Inyección periférica o externa: el agua se inyecta a través de pozos ubicados fuera


del lugar donde se ubica el crudo, en la periferia del yacimiento.
Inyección en arreglos o dispersa: el agua se inyecta en el lugar donde se
encuentra el crudo. Esto trae como consecuencia que los fluidos existentes en el
yacimiento sean desplazados hasta el pozo productor. Se le conoce con el nombre
de inyección interna. Es usado en yacimientos con poca inclinación y con un área
extensa.

En la inyección de gas, el gas se inyecta en el yacimiento con la finalidad de


aumentar la recuperación, disminuir la tasa de producción del crudo y para
conservar el gas que se utilizará para la venta, se puede realizar de dos manera:

Inyección de gas interna o dispersa: ocurre en el lugar donde se encuentra el


crudo, dicha inyección se utiliza en reservorios sin capa de gas inicial y donde no
hay tendencia a desplegarse una capa de gas secundaria.
Inyección de gas externa: ocurre en donde está la capa de gas, de tal manera que
el crudo es desplazado hacia abajo.

En la actualidad un 85% de la producción mundial de crudo se extrae por métodos


de recuperación primaria y secundaria, con un aproximado del 35% de recobro del
petróleo existente en el yacimiento. Como la tasa de recobro se considera baja, se
han implementado otros métodos y sistemas de recobro mejorado de petróleo que
se les conoce como recuperación terciaria.