Está en la página 1de 7

Antropología

La antropología (del griego ἄνθρωπος ánthrōpos, «hombre (humano)», y λόγος, logos,


«conocimiento») es la ciencia que estudia al ser humano de una forma integral. Para
abarcar la materia de su estudio, la antropología recurre a herramientas
y conocimientos producidos por las ciencias sociales y las ciencias naturales. La
aspiración de la disciplina antropológica es producir conocimiento sobre el ser humano en
diversas esferas, intentando abarcar tanto las estructuras sociales de la actualidad,
la evolución biológica de nuestra especie, el desarrollo y los modos de vida de pueblos que
han desaparecido y la diversidad de expresiones culturales y lingüísticas que caracterizan
a la humanidad.
La Antropología biológica o física es el campo de la Antropología que se especializa en el
estudio de los seres humanos desde el punto de vista evolutivo y adaptativo. Al adoptar una
postura evolucionista, los antropólogos físicos pretenden dar cuenta no solo de los grandes
cambios en los aspectos biológicos del ser humano —lo que se llama hominización—, sino en
los pequeños cambios que se observan entre poblaciones humanas. La diversidad física del ser
humano incluye cuestiones como la pigmentación de la piel, las formas de los cráneos, la talla
promedio de un grupo, tipo de cabello y otras cuestiones numerosas. Para abordar esta
diversidad, la Antropología física no solo echa mano de estudios propiamente anatómicos, sino
las interacciones entre los seres humanos y otrasespecies, animales y vegetales, el clima,
cuestiones relativas a la salud y la interacción entre distintas sociedades.8 El campo de la
Antropología biológica también es interés de otras ciencias con las que mantiene un diálogo,
por ejemplo, con la Primatología (estudio científico de los primates), la Demografía,
la Ecología o las ciencias de la salud. Cuenta entre sus especializaciones a la Paleo
antropología y la Antropología médica.

La Antropología social, cultural o Etnología estudia el comportamiento humano, la cultura, las


estructuras de las relaciones sociales. En la actualidad la antropología social se ha volcado al
estudio de Occidente y su cultura. Aunque para los antropólogos de los países centrales
(EE.UU., Gran Bretaña, Francia, etc.) éste es un enfoque nuevo, hay que señalar que esta
práctica es común en la antropología de muchos países latinoamericanos (como ejemplo, la
obra de Darcy Ribeiro sobre el Brasil, la de Bonfil y Gonzalo Aguirre Beltrán sobre México, etc.).
Dependiendo de si surge de la tradición anglosajona se conoce como antropología cultural y, si
parte de la escuela francesa, entonces se le denomina etnología. Quizá se haya distinguido de
la antropología social en tanto que su estudio es esencialmente dirigido al análisis de
la otredad (condición de ser otro) en tanto que el trabajo de la antropología social resulta
generalmente más inmediato. Uno de sus principales exponentes es Claude Lévi-Strauss, quien
propone un análisis del comportamiento del hombre basado en un enfoque estructural en el
que las reglas de comportamiento de todos los sujetos de una determinada cultura son
existentes en todos los sujetos a partir de una estructura invisible que ordena a la sociedad.

La Arqueología es una de las ciencias antropológicas con mayor difusión entre el público no
especializado. Se trata del estudio científico de los vestigios del pasado humano. Podría decirse
que este interés se ha encontrado en diversas épocas y lugares, aunque la Arqueología tiene
un antecedente muy claro en el coleccionismo de antigüedades en las sociedades
europeas.9 Para lograr sus propósitos, los arqueólogos indagan en depósitos de estos
materiales que son llamados yacimientos arqueológicos —o sitios arqueológicos, calcado del
inglés archaeological site— a los que se accede normalmente por excavaciones. A pesar de los
estereotipos sobre los arqueólogos —a los que se suele imaginar como una especie de Indiana
Jones10 — y los lugares comunes sobre lo que es la Arqueología, el método arqueológico no
comprende únicamente las técnicas de excavación. Ante todo se trata de interpretar los
hallazgos, tanto en relación con su contexto arqueológico como en relación a los
conocimientos ya comprobados, la historia del yacimiento y otros elementos.

La Antropología lingüística o Lingüística antropológica estudia los lenguajes humanos. Dado


que el lenguaje es una amplia parte constitutiva de la cultura, los antropólogos la consideran
como una disciplina separada. Los lingüistas se interesan en el desarrollo de las lenguas. Así
mismo, se ocupan en las diferencias de los lenguajes vivos, cómo se vinculan o difieren, y en
ciertos procesos que explican las migraciones y la difusión de la información. También se
preguntan sobre las formas en que el lenguaje se opone o refleja otros aspectos de la cultura.

Ramas y subramas

A su vez, cada una de estas cuatro ramas principales se subdivide en innumerables subramas
que muchas veces interactúan entre sí.

De la Antropología Cultural o Social (también conocida como antropología sociocultural), se


desprenden:

 Antropología Urbana: Hace referencia el estudio etnográfico y transcultural de la


urbanización global y de la vida en las ciudades. Es una subdisciplina enseñada en la
mayoría de las universidades del mundo.11 Las Áreas Metropolitanas se han
constituido en los lugares objeto de estudio de las investigaciones sobre temas como
la etnicidad, la pobreza, el espacio público, las clases y las variaciones subculturales.12

 Antropología del parentesco: esta rama se enfoca en las relaciones de parentesco,


entendido como un fenómeno social, y no como mero derivado de las relaciones
biológicas que se establecen entre un individuo, sus progenitores y los consanguíneos
de éstos; se trata de una de las especialidades más antiguas de la antropología, y de
hecho está relacionada con el quehacer de los primeros antropólogos evolucionistas
del siglo XIX.

 Antropología de la religión: Estudia los sistemas religiosos y de creencias.

 Antropología filosófica: es una rama de la filosofía alemana y no de la Antropología


científica que, principalmente, se ocupa de las incertidumbres de índole ontológica,
centrado su atención en el hombre, tomando en cuenta una variedad de aspectos de
la existencia humana, pasada y presente, combinando estos materiales diversos en un
abordaje íntegro del problema de la existencia humana. Además, se pregunta por la
naturaleza fundamental de su ser, se pregunta lo que diferencia al ser humano de
todos los demás seres, cómo se define a través de su existencia histórica, etc. Tales
interrogantes fundamentales de la antropología filosófica pueden ser condensadas en
una pregunta radical: ¿Qué es el ser humano?
 Además de: antropología económica, antropología política, aplicada, rural, urbana,
visual, todas las que deben entenderse como enfoques o puntos de partida diversos
para analizar los fenómenos sociales.

De la Antropología Física (también como antropología biológica), se desprenden:

 Antropología forense: Se encarga de la identificación de restos humanos


esqueletizados dado su amplia relación con la biología y variabilidad del esqueleto
humano. También puede determinar, en el caso de que hayan dejado marcas sobre los
huesos, las causas de la muerte, para tratar de reconstruir la mecánica de hechos y la
mecánica de lesiones, conjuntamente con el arqueólogo forense, el criminalista de
campo y médico forense, así como aportar, de ser posible, elementos sobre la
conducta del victimario por medio de indicios dejados en el lugar de los hechos y el
tratamiento perimortem y post mortem dado a la víctima.

 Paleo antropología: Se ocupa del estudio de la evolución humana y sus


antepasados fósiles u homínidos antiguos. A veces, también puede ser conocida
como paleontología humana.

 Antropología genética: Se la define como la aplicación de técnicas moleculares para


poder entender la evolución homínida, en particular la humana, relacionándolas con
otras criaturas no humanas.

Autores como Lorena Campo (2008: 38), consideran a la arqueología como rama que se
desprende de la antropología cultural. En todo caso, de la Arqueología se pueden citar las
siguientes subramas:

 Arqueo astronomía: Es el estudio de yacimientos arqueológicos relacionados con el


estudio de la astronomía por culturas antiguas. También estudia el grado de
conocimientos astronómicos poseído por los diferentes pueblos antiguos. Uno de los
aspectos de esta disciplina es el estudio del registro histórico de conocimientos
astronómicos anterior al desarrollo de la moderna astronomía.

 Arqueología subacuática: Sigue los preceptos de la arqueología terrestre pero se


dedica, a través de la técnicas de buceo, a desentrañar antiguas culturas cuyos restos
materiales que, por una u otra razón, se encuentran actualmente bajo el agua.

 Antropología evolucionista: es el estudio interdisciplinario de la evolución de


la fisiología humana y el comportamiento humano y la relación entre los homínidos y
los primates no homínidos. Se base la antropología evolucionista en la ciencias
naturales y las ciencias sociales.

DEFINICION DE ANTROPOLOGIA

La antropología es una ciencia comprensiva general que estudia al hombre en el pasado y en el


presente de cualquier cultura. Esta se divide en dos grandes campos: la antropología física, que
trata de la evolución biológica y la adaptación fisiológica de los seres humanos, y la
antropología social o cultural, que se ocupa de las personas viven en sociedad, es decir, las
formas de evolución de su lengua, cultura y costumbres.

ANTROPOLOGIA FISICA

La antropología física se ocupa principalmente de la evolución del hombre, la biología humana


y el estudio de otros primates, aplicando métodos de trabajo utilizados en
las ciencias naturales.

Evolución del Hombre

Una de las ramas de la antropología física tiene como objetivo reconstruir la línea evolutiva del
hombre. En la década de 1960 los paleo antropólogos Louis Seymour Bazett Leakey, su esposa
Mary Douglas Leakey y su hijo Richard Erskine Leakey encontraron una serie de fósiles en la
garganta de Olduvai, África oriental, que desencadenó una revisión profunda de la evolución
biológica de los seres humanos. Los restos fósiles desenterrados a finales de 1970 y 1980
proporcionaron después pruebas adicionales, en el sentido de que el género Homo coexistió
en África oriental con otras formas evolucionadas de hombre-simio conocidas como
australopitecinos hace más de 4 millones de años. Estos dos homínido son al parecer
descendientes de un fósil etíope, el Australopithecus afarensis, que tiene una antigüedad
datada entre 3 y 3,7 millones de años —la famosa Lucy, descubierta en 1974, es uno de los
fósiles encontrados.

Biología humana

Otra de las ramas importantes de la antropología física la constituye el estudio de los pueblos
contemporáneos y de sus diferentes rasgos biológicos.

Gran parte de los estudios y discusiones de antaño se centraron en la identificación, número y


características de las razas principales. A medida que se fueron desarrollando técnicas más
perfectas para medir el color de la piel y los ojos, la textura del cabello, el tipo sanguíneo, la
capacidad craneana y demás variables, la clasificación de las razas se hizo más compleja. Los
teóricos modernos mantienen que cualquier idea sobre las denominadas ‘razas puras’ o
arquetipos ancestrales es engañosa y errónea. Todos los seres humanos actuales son Homo
sapiens sapiens y descienden de los mismos orígenes universales y complejos.

Estudio de los primates

Debido a que los seres humanos son primates emparentados genéticamente con otros simios y
monos el estudio de la conducta, la dinámica de la población, los hábitos alimenticios y otras
cualidades de los mandriles, chimpancés, gorilas y primates análogos, constituye una
dimensión comparativa esencial de la antropología.

Antropología social y cultural

Gran parte de la investigación antropológica se basa en trabajos de campo llevados a cabo con
diferentes culturas. Entre 1900 y 1950, aproximadamente, estos estudios estaban orientados a
registrar cada uno de los diferentes estilos de vida antes de que determinadas culturas no
occidentales experimentaran la influencia de los procesos de modernización y
occidentalización. Los trabajos de campo que describen la producción de alimentos,
la organización social, la religión, la vestimenta, la cultura material, el lenguaje y demás
aspectos de las diversas culturas, engloban lo que hoy se conoce por etnografía.

Parentesco y organización social

Uno de los descubrimientos importantes de la antropología del siglo XIX ha sido que las
relaciones de parentesco constituyen el núcleo principal de la organización social en todas
las sociedades. En muchas de ellas, los grupos sociales más importantes comprenden clanes y
linajes. Cuando la pertenencia a dichas corporaciones de parentesco se asigna a las personas
sólo por la línea masculina, el sistema se denomina de descendencia patrilineal (véase
Patrilinaje). Antes del desarrollo del comercio y de la urbanización a gran escala, muchos
pueblos europeos estaban organizados desde el punto de vista económico y político
como grupos de filiación patrilineal.

El auge de las naciones-estado

El auge de las naciones-estados orígenes de las naciones-estado han sido objeto de grandes
controversias. En el antiguo Oriente Próximo, por ejemplo, las primeras ciudades-estado
aparecieron cuando el aumento de la población provocó una mayor demanda de alimentos,
facilitada por el desarrollo de cultivos de regadío para atenderla. Esto motivó la expansión
de sistemas militares que protegieran dichos recursos. En otros casos, la ubicación en rutas
comerciales estratégicas —por ejemplo, Tombuctú en la ruta sahariana del comercio de la
sal— favoreció la centralización militar y administrativa.

Desarrollo de los sistemas religiosos

Los sistemas religiosos de las sociedades cazadoras-recolectoras pueden ser muy complejos en
relación con el mundo sobrenatural, las fuerzas de la naturaleza y el comportamiento de los
espíritus y los dioses. Estas sociedades pequeñas, relativamente igualitarias, suelen carecer de
los recursos necesarios para mantener una clase sacerdotal. Sin embargo, todos
los grupos humanos, ya sean grandes o pequeños, poseen en un momento determinado de
su evolución algún tipo de especialización similar a los chamanes o curanderos, hombres o
mujeres de quienes se cree mantienen contacto directo con los seres y fuerzas sobrenaturales,
y que reciben poderes especiales para solucionar problemas como las enfermedades. El
chamán es muchas veces la única persona con un papel religioso especializado en este tipo de
sociedades.

Evolución de la cultura

Los esquemas más bien simples de evolucionismo cultural propuestos durante el siglo XIX han
sido objeto de discusiones elaboradas y modificadas a la luz de los nuevos datos arqueológicos
y etnológicos. Destacados antropólogos de principios del siglo XX, como el germano-
estadounidense Franz Boas y el estadounidense Alfred Louis Kroeber, adoptaron puntos de
vista bastante anti evolucionistas, ya que mantenían que los procesos culturales y sociales han
sido tan dispares en todo el mundo que es difícil discernir algún proceso o tendencia general.

METODOS DE INVESTIGACIÓN
Los métodos de investigación en antropología son tan variados como los distintos temas de
estudio.

Investigación arqueológica

Para los arqueólogos resulta fundamental establecer esquemas cronológicos a partir de los
restos y fósiles que descubren en sus excavaciones. Entre los modernos métodos de datación
arqueológicos, la técnica del carbono radiactivo tal vez sea la más utilizada. Este método se
basa en que las plantas y los animales vivos contienen unas proporciones fijas de una variedad
radiactiva del carbono, denominada carbono 14, que se va degradando a ritmo constante
hasta convertirse en carbono no radiactivo. La medición de los restos del radiocarbono
en madera carbonizada, restos de plantas, fibras de algodón, madera y otras sustancias,
permite determinar con bastante precisión edades de hasta 60.000 y 70.000 años de
antigüedad.

Investigación social y cultural.

En la antropología social y cultural, la investigación se ampara en la idea fundamental de


la observación participante dentro del seno de una comunidad o sistema social. El antropólogo
se introduce primero en la vida de la comunidad y, a través de los contactos y las
observaciones cotidianas, es aceptado por ella.

Esta primera fase de la investigación de campo requiere semanas, incluso meses, sobre todo si
hay que aprender la lengua local. Los primeros etnógrafos obtenían los datos a partir
de entrevistas en profundidad con algunos informantes clave, personas expertas en
la cultura y en el sistema social local. Estos datos se verificaban y cruzaban con los de otros
informantes y con las observaciones directas del propio trabajador de campo.

Ramas de la antropología

Además podemos distinguir otras ramas, que son parte de la antropología actual, por ejemplo:

 Antropología filosófica: es una rama de la filosofía, principalmente de orientación


alemana, la cual se ocupa de las incertidumbres de índole ontológica. La centralidad
de este estudio reside en la indagación sobre la existencia del hombre, en relación a
su pasado, presente y futuro.

 Antropología económica: Son puntos de vista del ser humano en relación a


los procesos sociales y efectos de la actividad económica capitalista. El mercado
moderno es el marco principal que se ha globalizado y condiciona al ser humano
presionándolo desde la exterioridad social.

 Antropología forense: Se especializa en los aspectos óseos humanos, en relación a la


ciencia biológica e histórica, comprendiendo el estado del esqueleto según las marcas
y las causas de su muerte. Trabaja en conjunto con especialistas en criminología y
médicos forenses.

 Antropología genética: Se destaca por el estudio técnico de la evolución humana, en


comparación con el resto de las especies, puntualizando en estudios moleculares.